jueves, 4 de septiembre de 2008

EL COBRE ES EL PRIMER METAL BACTERICIDA


PERUANO 11 de septiembre de 2008

BENEFICIOS. SE ASEGURA QUE NO ES UN METAL MÁS
El cobre es el primer metal bactericida

Este mineral inhibe el proceso de reproducción de las bacterias
Debería estar en quirófanos, restaurantes y sistemas de aire
WILLIAM RÍOS ROSALES
wrios@editoraperu.com.pe

Si alguien nos preguntara si conocemos los usos que se le dan al cobre, podríamos responder que forma parte del mundo que nos rodea, pues está en nuestras casas y en los lugares donde trabajamos o estudiamos, en los medios que utilizamos para transportarnos, en artefactos sofisticados y artesanales, en las computadoras y las industrias, en pequeños adornos y en grandes estatuas. Además, los alambres de cobre transportan energía y transmiten información.

Sin embargo, pocos sabemos que el cobre tiene una propiedad antimicrobiana. Recientemente, la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos aprobó el registro de aleaciones de cobre antimicrobiano, afirmando que beneficia la salud pública.

Dichas aseveraciones reconocen que el cobre, latón y el bronce son capaces de destruir bacterias dañinas y potencialmente mortíferas. El cobre es el primer material de superficie sólida que recibe este tipo de registro de la EPA, el cual es respaldado por amplias pruebas de eficacia antimicróbicas.

Al ser consultado sobre este tema, el director regional de Procobre, Miguel Riquelme, nos comentó que su institución se dedicó al estudio de lo que se llama la muerte intrahospitalaria, un problema bastante común en todo el mundo, independientemente de si el país es desarrollado.

Al tratar de comprobar científicamente la propiedad del cobre, se inició un trabajo en 2004 con la EPA que demandó 4 años y una inversión aproximada de 10 millones de dólares. Se hicieron pruebas en diferentes hospitales de Europa (principalmente Alemania e Inglaterra), en Japón y en Estados Unidos.

Se desarrollaron diferentes pruebas para demostrar que realmente el cobre elimina las principales bacterias que producen la muerte por enfermedades intrahospitalarias. El cobre tiene básicamente una propiedad de iones, que mata las bacterias en menos de 120 minutos.
Según Riquelme, el material más usado en los hospitales (por un problema estético) es el acero inoxidable, pero éste mantiene las bacterias de forma permanente.

Proceso
El cobre actúa en el proceso de reproducción de las bacterias y las elimina al 100 por ciento, los demás materiales solo las neutralizan para que no sigan procreándose, lo que demuestra que realmente no las eliminan.

Sólo cinco bacterias explican el 80% de las enfermedades intrahospitalarias en el mundo. Ahora esto se convierte en un problema de salud pública y además de tipo económico.

En Estados Unidos cerca de 100 mil personas mueren al año por enfermedades intrahospitalarias, y se estima que anualmente el Gobierno destina entre 5 billones y 10 billones de dólares para combatir este problema.

El cobre –agrega Riquelme– deberá estar presente en quirófanos, restaurantes y sistemas de aire acondicionados. De hecho, ya se aplica en telas, cubiertas con óxido de cobre, para inhibir la proliferación de gérmenes.

Esta certificación del cobre como metal bactericida permitirá que se realicen gestiones en todos los hospitales del mundo para transformar las superficies de contacto, como camas, puertas, manillas e instrumental, entre otros.

Por lo tanto, se debe trabajar con los gobiernos, ministerios de Salud, para que empiecen a comprender esta propiedad del cobre y se incorporen normas en las nuevas construcciones de hospitales

Para Riquelme, esta tarea demandará entre 5 y 7 años en los países desarrollados y luego en los que están en vías de desarrollo, como en América Latina.
De manera preliminar, el ejecutivo estimó que sólo por este concepto se observará un aumento potencial de más cobre en el mundo, de aproximadamente medio millón de toneladas.

Se producen actualmente 18 millones de toneladas nuevas de cobre fino en el mundo y aproximadamente 4 millones de toneladas se obtienen del reciclaje. El consumo es de 72 millones de toneladas, pero sólo 18 toneladas de este total.
Para tener una idea de esta nueva demanda, un millón de toneladas de cobre son un poco menos de lo que produce el Perú en la actualidad.

Demanda
Lo importante para los productores mundiales de cobre es que exista un incremento de la demanda. “Dónde se utilice más este metal es lo relevante”, sostiene Riquelme.
En definitiva, Perú y Chile tienen un interés especial en este tipo de desarrollo, pero no precisamente orientado a la producción local. Lo fundamental es incentivar a que el mundo sepa de esta propiedad bactericida del cobre y que sea traducida como producto en el mercado.

En Chile se logró una respuesta positiva por Gobierno y la sociedad, porque saben que mientras haya una mayor producción mucho más se beneficiará el país. Esto se traducirá en una mayor cantidad de puestos laborales y en que las principales compañías de cobre que establecen en sus políticas corporativas el concepto de desarrollo sustentable y la responsabilidad social.

Datos
El cuerpo de un adulto tiene una concentración de 1.4 y 2 miligramos de cobre por cada kilo de peso del cuerpo.
El cobre, en cantidades muy pequeñas, tiene el poder de controlar una gran variedad de hongos, algas y microbios peligrosos.

Los productos de cobre para refregar ayudan a prevenir la contaminación cruzada de fuentes y cacerolas.
En el Medio Oriente, las cubiertas de mesas y contenedores para almacenar agua fueron fabricados en cobre durante siglos.
En la India es muy usual utilizar los llamados “raspadores de lengua” de cobre para controlar el mal aliento provocado por las bacterias.

Utilidad cotidiana
Por sus propiedades bactericidas:
Aire acondicionado
En los edificios modernos de hoy, la preocupación respecto de la exposición a microorganismos ha creado la demanda por mejorar las condiciones higiénicas de la Calefacción, Ventilación y Sistemas de Aire Condicionado (HVAC), de los cuales se cree proviene el 60% de todas las situaciones de “edificios enfermos”.

Al usar el cobre –en vez de materiales inertes biológicamente– en tubos intercambiadores de aire, filtros y ductos, ayuda al control efectivo del crecimiento de humus, bacterias, parásitos y hongos que se multiplican en estos componentes oscuros y húmedos de sistemas de HVAC.

Agricultura
El uso más extensivo del cobre se encuentra en la formulación de fungicidas. Su empleo comenzó por accidente en 1700, con el descubrimiento de que las semillas de grano puestas en remojo en sulfato de cobre inhibían el crecimiento de hongos que las alteraban. Poco después, macerar las semillas en soluciones de cobre se convirtió en una práctica común en el campo para controlar el olor de desperdicios podridos del trigo.
En la actualidad, debido a las aplicaciones de sulfato de cobre, esta enfermedad de las semillas ya no significa un problema económico.

El sulfato de cobre fue empleado, además, en los campos como desinfectante contra la putrefacción de las semillas almacenadas y la prevención de ciertas enfermedades animales, como la putrefacción de pies de vacunos y ovejas.
Herraduras de los caballos
Un problema que afecta a los equinos es la proliferación de hongos que corroen sus cascos y, por ende, su movilidad y vida útil.

Una investigación del INTA de la Universidad de Chile, y financiada por Procobre, reveló una nueva oportunidad para la industria cuprífera nacional, ya que los resultados preliminares muestran antecedentes favorables para remplazar el hierro por cobre en las herraduras de caballos.

Como el caballo está siempre parado sobre viruta o paja humedecida con sus propias emisiones orgánicas, sean fecales u orina, se favorece la putrefacción de los cascos por efecto de los microorganismos. Una herradura de cobre reacciona por sí sola y produce sales de cobre, que resultan muy útiles para inhibir la putrefacción del casco derivada de la acción de microorganismos, sean bacterias u hongos.

Superficies y pinturas
El cobre ha contado largamente con la aprobación de la industria de la biotecnología. Las paredes de cobre de incubadores resisten el crecimiento de microbios –particularmente de hongos– y la contaminación de líneas celulares sensibles de humanos y animales cuando están siendo cultivados en incubadores humidificados de laboratorio.

Productos de consumo
Los productos de consumo fabricados con cobre antimicrobiano han sido usados en ambientes de cocina durante años. Los productos específicos para aseo ayudan a prevenir la contaminación cruzada de platos y recipientes. Los lavaplatos hechos de cobre son muy comunes en muchas regiones, especialmente en Japón. En el Medio Oriente las cubiertas de las mesas han sido hechas de cobre durante siglos.
El cobre también se emplea por sus propiedades bactericidas en medicinas y productos higiénicos como agentes antiplacas bacterianas y pastas de dientes.

Vale la pena que se mencione un nuevo producto de cobre antimicrobiano de alta tecnología que previene el crecimiento de bacterias y algas en refrigeradoras de uso comercial y en sistemas de enfriamiento industriales. La presencia de algas y bacterias puede comprometer la calidad higiénica de los cubos de hielo, lo que es un problema común entre los hoteleros, dueños de restaurantes y en edificios donde se efectúan grandes convenciones.

Cañerías y griferías
Estudios científicos demuestran que las instalaciones sanitarias de cobre mantienen limpia el agua potable, ya que impiden el crecimiento de microbios y reducen la necesidad de tratamientos excesivamente agresivos para mantenerla limpia.
Los tubos de cobre de las instalaciones sanitarias liberan una pequeña cantidad de cobre durante el primer año. Después, la superficie interior del tubo forma una capa que retarda la liberación del metal.

Salmonicultura
Las jaulas con cobre para la salmonicultura tienen mayor duración y, al tener propiedades bactericidas, permiten usar menos antibióticos y otros químicos para el cuidado de los peces y limpieza de las mismas jaulas.

1 comentario:

victor Manuel Pérez Ovalle dijo...

buena info!!! hay que aprovechar al cobre, Peruanos interesados en negocios respecto a la explotacion del mismo mi correo es victor31288@gmail.com

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu