jueves, 29 de julio de 2010

INGRID BETANCOURT NO ESPERABA QUE LA LLAMARAN INGRATA POR PEDIR INDEMNIZACION


EL COMERCIO JULIO 29, 2010

Ingrid Betancourt no esperaba que la llamaran ingrata por pedir indemnización

En una entrevista en Francia, la ex rehén de las FARC explicó los motivos que la llevaron a pedir siete millones de dólares al Estado colombiano

(AP)
París (EFE). La ex rehén de las FARC Ingrid Betancourt, secuestrada durante seis años y medio por la guerrilla colombiana, asegura que no esperaba que la acusaran de ingratitud al solicitar una indemnización de cerca de siete millones de dólares al Estado colombiano por su secuestro.

En una entrevista publicada hoy por el periódico “Le Parisien”, Betancourt explica que lo que le llevó a pedir la millonaria suma -que dice habría dedicado a su Fundación- fue apoyar a sus antiguos compañeros de detención, a los que se siente “muy unida”.

Según Betancourt, sus antiguos compañeros de cautiverio querían que les acompañase con esa petición en un “proceso de conciliación” ante los organismos a cargo de la seguridad ciudadana en Colombia para lograr esa compensación económica que hubiera servido de referente para otros casos.

“El simple hecho de que se pudiera decir o pensar: “ataca a los que la salvaron”, me pareció insoportable. Preferí pararlo todo”, asegura la ex candidata a la presidencia de Colombia, cuyo rostro llena la portada de “Le Parisien”.

En dos páginas de entrevista, Betancourt responde a más de una docena de preguntas del periódico más leído en Francia, país que desempeñó un papel clave en la movilización para lograr la liberación de la ex rehén colombo-francesa, que se produjo gracias a una operación militar el 2 de julio de 2008.

SOBRE INDEMNIZACIÓN DE FRANCIA
La ex candidata presidencial también se refiere a la indemnización que dijo que le había propuesto el Estado francés y que rechazó, aunque la prensa gala ha publicado que fue ella la que solicitó dicha compensación económica.

“Desde que renuncié a cualquier reclamación en Colombia, no iba a aceptar indemnizaciones de Francia. No me parecía coherente. He vivido mal esa polémica. La he encontrado injusta e inútil”, declara en “Le Parisien”.

UNA NUEVA VIDA
En su nueva vida, confiesa Betancourt, le gusta pasar tiempo en familia, hacer deporte, escribir y dedicarse a actividades cotidianas que antes le parecían tediosas y que ahora disfruta, como hacer la compra.

Betancourt, excluye volver a la política y asegura que no piensa en ello “ni un segundo” pues su prioridad ahora pasa por ayudar “a los secuestrados, a sus familias y a los que de manera injusta están privados de libertad”, a través de la fundación que lleva su nombre.

Tras dieciocho meses de trabajo, acaba de terminar un libro, del que dice que no será “una respuesta ni un ajuste de cuentas”.

NO RESPONDE A CRÍTICOS
Prefiere mirar hacia adelante y no culpa a aquellos que la criticaron tras su liberación, como su ex colaboradora Clara Rojas, su ex marido Juan Carlos Lacompte o ex compañeros de secuestro como Keith Stansell, uno de los tres contratistas estadounidenses retenidos por las FARC entre 2003 y 2008, que la acusó de haber ayudado a los secuestradores a registrar al resto de prisioneros.

Culpa de ello a la “maquiavélica estrategia” elaborada por las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia (FARC), para quienes “era importante que hubiera división entre los prisioneros”, dice Betancourt, quien reconoce que hubo “momentos difíciles en la selva”.

En la entrevista, la ex rehén deja entrever que no tiene una relación muy cercana con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, un hombre con el que guarda un vínculo “imposible de deshacer” y al que no ve muy a menudo porque “desafortunadamente está muy ocupado”.

¿SUPERÓ EL SECUESTRO?
Preguntada sobre si ha superado completamente el secuestro, explica que todavía queda “camino por andar”.

“A veces vuelven las pesadillas. Vuelvo a verme en la jungla. Es doloroso. Las FARC me han declarado “objetivo militar”. De hecho, siempre estoy un poco en guardia. Por razones de seguridad, no puedo ir por todas partes tanto como me gustaría, especialmente en Colombia”, lamenta.
___________________________

EL COMERCIO JULIO 17, 2010

Ingrid Betancourt ahora rechaza indemnización propuesta por Francia

Luego de retirar su millonaria demanda al estado colombiano, la ex rehén de las FARC desistió de la compensación del estado francés por haber sido secuestrada

(Foto: Reuters)
París (EFE). La ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt , rehén de las FARC durante seis años y medio, anunció este sábado que rechaza la indemnización propuesta por el Estado francés por haber sido secuestrada.

Betancourt, de nacionalidad franco-colombiana, anunció mediante un comunicado que “renuncia a la oferta del Fondo de Garantía de Víctimas y agradece al Estado francés haber reconocido generosamente su derecho a una reparación”.

La decisión se conoció después de que el pasado 13 de julio Betancourt desistiera de una acción de conciliación contra el Estado colombiano, en la que aspiraba a un pago millonario como resarcimiento a su largo cautiverio, tras el aluvión de críticas recibidas.

“Habiendo renunciado a iniciar la petición de indemnización en Colombia, Ingrid Betancourt pretende actuar en consecuencia con Francia, que la apoyó durante los seis años de su secuestro y desde su liberación”, agregó el comunicado.

En dos peticiones de conciliación, presentadas el pasado 30 de junio, Betancourt aspiraba a obtener del Estado colombiano una indemnización de más de 6,8 millones de dólares.

Las solicitudes de conciliación extrajudicial fueron presentadas por sus abogados en nombre de la misma Betancourt, su madre Yolanda Pulecio, sus dos hijos y su hermana Astrid.

Las aspiraciones de la familia Betancourt fueron divulgadas el pasado 9 de julio por medios colombianos e inmediatamente se generó una oleada de críticas, incluso de otros ex rehenes.
____________________________

De: Guillermo Tejada Dapuetto [mailto:gtejadad@speedy.com.pe]
Enviado el: miércoles, 14 de julio de 2010 07:51 p.m.
Para: Guillermo Tejada Dapuetto
Asunto: Por qué la critican a la Sra. Betancourt?

Sr. Director:

Y no sé por qué motivo, razón o circunstancia la mayoría –seguramente- de los hermanos colombianos y uno que otro analista internacional se rasgan las vestiduras con la demanda que hace unos días presento la sra. Ingrid Betancourt al gobierno de su país de origen, y del cual fue candidata a la presidencia. Ahora la demanda ya no va pues ha sido retirada, pero me pregunto: ¿qué le veían de malo a que la sra.
Betancourt demandara al gobierno colombiano por su secuestro? No fue acaso una negligencia del servicio de inteligencia del país colocho que la ex candidata pasara años de años secuestrada, vejada, violada y hecho trizas gran parte de los años que vivió en cautiverio en manos de la FARC. O creen estos analistas de cuello y corbata que la sra. Betancourt se entregó para que le deshagan la vida?

Se ha hablado también que en el supuesto manejado que se le aceptara la demanda y la ganara, pues se crearía un precedente y, por lo tanto, se debería pagar a todos los que tuvieron la fatalidad de ser secuestrados y la felicidad de haber salido con vida de esa pesadilla.

Particularmente no veo nada malo que se pide una indemnización para tratar en “algo” recuperar lo irrecuperable, es decir años de vida que se fueron para nunca más volver. Esa indemnización le daría a está señora y a cualquiera otra persona una vejez digna o una terapia adecuada para olvidar la pesadilla vivida.

Por otro lado, este hecho es muy diferente a lo que está sucediendo en nuestro querido país, donde la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha obligado –y piensa seguir haciéndolo- a que se le pague miles de dólares a terroristas convictos y confesos. A razón de qué, me pregunto? Estos “animales” después de haber matado a sangre fría, secuestrado y asesinado a gente inocente, vejado a nuestras Fuerzas Amadas y Policiales, tienen la conciencia de reclamar indemnización y lo peor de todo es que el gobierno se las conceda. Si esto fue una equivocación y/o burrada de un gobierno anterior, pues existe en una democracia como la nuestra un Congreso de la República que bien puede cambiar las leyes en ese sentido. ¿Qué esperan para hacerlo? ¿Por qué critican y critican y no ponen manos a la obra para que esto cambie? Alguien nos puede explicar esto? Tal vez el tribuno de tribunos, Javier Valle Riestra, nos podría dar una respuesta limpia y digna de ser escuchada.

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
gtejadad@speedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.com
__________________________
SUPLEMENTO DOMINGO LA REPUBLICA JULIO 18,2010

¿Por qué critican a la Betancourt?

Señor Director:

No sé por qué motivo, razón o circunstancia la mayoría –seguramente– de los colombianos y uno que otro analista internacional se rasgan las vestiduras con la demanda que hace unos días presentó Ingrid Betancourt al gobierno de su país. Ahora la demanda ya no va pues ha sido retirada, pero me pregunto: ¿qué le veían de malo a que Betancourt demandara al gobierno colombiano por su secuestro? No fue acaso por una negligencia del servicio de inteligencia que la ex candidata presidencial pasó años secuestrada, vejada, violada y hecho trizas en manos de las FARC. ¿O creen estos analistas de cuello y corbata que Betancourt se entregó para que le deshagan  la vida? Personalmente, no veo nada malo en que se pida una indemnización para tratar en “algo” recuperar lo irrecuperable; es decir, años de vida que se fueron para nunca más volver. Esa indemnización le daría a esta señora y a cualquier otra persona una vejez digna o una terapia adecuada para olvidar la pesadilla vivida.  

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222 - gtejadad@speedy.com.pe

Ingrid Betancourt ha demostrado ser una mujer harto polémica y probablemente poco carismática, pero sí que tiene derecho a solicitar una reparación. Nos guste o no.
__________________________
__________________________
EL COMERCIO JULIO 13, 2010

Ingrid Betancourt retiró su millonaria demanda contra el Estado colombiano

La ex candidata presidencial exigía un pago de 6,84 millones de dólares “por los perjuicios ocasionados durante los años que permaneció secuestrada”

Bogotá (EFE). La ex rehén Íngrid Betancourt retiró la acción de conciliación en la que pedía una millonaria indemnización al Estado colombiano por los perjuicios causados durante los más de seis años que estuvo secuestrada por las FARC, informó hoy la Procuraduría.

Tras el aluvión de críticas recibidas, los abogados de Betancourt y de su familia se presentaron en la Procuraduría (Ministerio Público) para anunciar que la ex candidata presidencial “desiste” de la acción en la que reclamaba al Estado más de 6,8 millones de dólares.

El procurador delegado del caso, Gabriel Herrera Vergara, “dio por terminados los trámites conciliatorios” a petición de Betancourt, de nacionalidad colombofrancesa, y su familia, explicó en una comparecencia ante la prensa el procurador delegado para la Conciliación Administrativa, Isnardo Jaimes.

Betancourt y su familia habían presentado el pasado 30 de junio dos acciones de conciliación contra el Ministerio de Defensa para exigir el pago de 13.000 millones de pesos (unos 6,84 millones de dólares), por los perjuicios ocasionados durante los más de seis años que permaneció secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

SECUESTRADA EN EL 2002
La ex candidata presidencial fue secuestrada por las FARC el 23 de febrero del 2002 junto con su entonces compañera para la Vicepresidencia, Clara Rojas, cuando ambas se dirigían a dar un mitin en San Vicente del Caguán, en el departamento del Caquetá (sur).

Según Betancourt, hubo fallos de seguridad que propiciaron su secuestro, algo que han desmentido en los últimos días tanto altos mandos militares de la época como ex escoltas de la ex candidata, que afirman que ella conocía los riesgos de viajar a la zona donde fue secuestrada y decidió asumirlos.

Betancourt permaneció cautiva hasta el 2 de julio de 2008, cuando fue rescatada en la Operación Jaque junto con tres estadounidenses y 11 policías y militares colombianos.

Aunque la ex rehén aclaró el pasado domingo que no pretendía demandar al Estado y que la indemnización solicitada era meramente “simbólica”, las críticas le siguieron lloviendo especialmente en Colombia y en las redes sociales, donde la tildaron, entre otras cosas, de “ingrata”.
______________________
PERU 21 JULIO 12, 2010

Betancourt ya no demandará a Colombia

La ex candidata presidencial desistió de esta decisión. Dijo que millonaria compensación económica “fue mal presentada a la opinión pública”

La ex candidata presidencial Ingrid Betancourt aseguró este lunes que no demandará al Estado colombiano por 8,2 millones de dólares, debido a los daños y perjuicios causados durante los años que pasó secuestrada por las FARC, y lamentó el rechazo que ha recibido su intención de parte de diversos sectores colombianos en los últimos días.

En diálogo con la emisora colombiana Caracol Radio, la colombo-francesa dijo que lo que presentó el pasado 30 de junio ante la Procuraduría (Ministerio Público) fue una “solicitud de conciliación con el Estado”. “No es una demanda, es la posibilidad de sentarse con el Estado colombiano a exponerle a unos hechos, para determinar si hay o no lugar a una indemnización”, dijo la ex secuestrada.

Betancourt consideró que su “derecho a un proceso de reparación” fue malinterpretada por los medios de comunicación locales y los acusó de desinformar a la opinión pública “distorsionando los hechos”, lo que generó una lluvia de críticas en los últimos días.

En este sentido, explicó que su intención no es reclamar la millonaria indemnización ni “atacar” al gobierno del presidente Álvaro Uribe o las Fuerzas Armadas, a los que les agradeció por lograr su liberación.
__________________________

PERU 21 JULIO 11, 2010

Las críticas contra Betancourt no cesan

Diversos sectores colombianos cuestionaron que la ex candidata presidencial exija el pago de US$6,8 millones por su secuestro.

La ex prisionera de las FARC recibió críticas hasta de la Iglesia de su país. (USI)
Diversos sectores colombianos rechazaron la intención de ex candidata presidencial Ingrid Betancourt de exigir al Estado el pago de 6,8 millones de dólares por los daños y perjuicios causados durante el secuestro de las FARC.

El vicepresidente Francisco Santos consideró inexplicable la posición de la colombo-francesa y consideró que sus intenciones no tienen “base jurídica”. “Es un acto de ingratitud y de codicia. Ella participó en el campeonato mundial de faltas. Se produce, además, en momentos en que el país trata de pasar esta hoja”, dijo el funcionario.

Por su parte, el entonces comandante del Ejército en el año en que secuestraron a la política, el general en retiro Jorge Enrique Mora, calificó la medida jurídica de mercantilista y oportunista porque lo que “busca es ganar dinero con los impuestos de todos los colombianos”

El alto oficial recordó que Betancourt firmó un documento, en la víspera del secuestro, según el cual se hizo responsable de su suerte ante las advertencias que hicieron autoridades de dirigirse hacia el departamento de Caquetá (sur), donde el 23 de febrero de 2002 fue tomada como rehén junto con su compañera de fórmula presidencial, Clara Rojas.

Incluso representantes de la Iglesia Católica colombiana lamentaron el hecho. El cardenal Pedro Rubiano dijo que ella debería darle “gracias a Dios que está liberada en lugar de estar allá todavía” y reiteró que la demanda carece de sentido “porque no fue el gobierno el que la secuestró”.
__________________________

LA REPUBLICA JULIO 1O, 2010

Ex esposo de Betancourt sorprendido con demanda

Juan Carlos Lecompte aseguró que el hecho de que la ex candidata presidencial intente obtener dinero “demuestra quién es quién”.

Betancourt y Lecompte cuando aún eran esposos. (USI)
Juan Carlos Lecompte, ex esposo de Ingrid Betancourt, calificó de sorpresiva la determinación de quien fuera rehén de las FARC de demandar al estado colombiano por 6,8 millones de dólares, debido a los daños y perjuicios causados durante su secuestro de más de seis años. “Yo tengo la misma cara de sorpresa de todos los colombianos” aseguró a la agencia AP.

Lecompte recordó que en su libro Ingrid y yo: una libertad dulce y amarga, que salió al mercado hace dos meses, “pongo que ella salió (del cautiverio) un poco diferente, sobre todo con el tema de la plata”.

Observó que “ese tema (del dinero) en los secuestrados, después de permanecer tantos años sin nada, según me decía una psicóloga, se traduce en que ellos quieren tener y tener y tener y tener cosas. No sé si eso es lo que le pasa a ella”.

Para Lecompte, el hecho de que Betancourt intente obtener millones de dinero “demuestra quién es quién...Yo en el libro también cuento la influencia que tiene la mamá (Yolanda Pulecio) en ella”.
_________________________

EL COMERCIO JULIO 9, 2010

El abogado de Betancourt aclaró que no demandó al Gobierno Colombiano

Gabriel Devis también refutó la versión oficial sobre las circunstancias en que se produjo el secuestro de la ex candidata presidencial en febrero del 2002

(Reuters)
Bogotá (EFE). El abogado de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, quien junto a su familia presentaron una acción de conciliación contra el Ministerio de Defensa, aclaró hoy que no hay demandas contra nadie y refutó la versión de cómo fue el secuestro.

Gabriel Devis, el defensor de Betancourt, así lo señala en un comunicado dirigido “a los medios de comunicación y a la opinión pública”, en el que habla de la acción de conciliación, pero no proporciona cifra alguna como la difundida por el Ministerio de Defensa unas horas antes.

El secretario general del Ministerio, Luis Manuel Neira, confirmó hoy en un comunicado que el pasado 30 de junio se recibieron dos solicitudes de conciliación extrajudicial por parte de Betancourt, su madre Yolanda Pulecio, sus dos hijos y su hermana.

Las solicitudes, según Neira, exigen el pago de 13.000 millones de pesos (unos 6,84 millones de dólares) por los perjuicios ocasionados durante su secuestro de más de seis años.

LA ACLARACIÓN
Devis señala en el comunicado que “no se ha demandado a nadie, ni al gobierno colombiano, ni a las Fuerzas Armadas, ni a ninguna de las personas que participaron en la operación de liberación” de Betancourt.

Añade que refuta “totalmente las informaciones amañadas sobre las condiciones en las cuales se produjo el secuestro” y subraya que desde el inicio del trámite de conciliación “se me dieron instrucciones de no instaurar ninguna demanda contra el Estado colombiano”.

Para el defensor de Betancourt, rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante seis años y medio, “una conciliación es una manera de ayudar a reflexionar sobre los mecanismos de protección que brinda el Estado colombiano a sus ciudadanos víctimas del terrorismo”.

Devis ratifica “el profundo y permanente agradecimiento” de los Betancourt “con el gobierno colombiano, las Fuerzas Militares y todos aquellos que de una u otra forma, valientemente expusieron su vida por lograr su liberación y la de sus compañeros de cautiverio”.

En el sexto y último punto del comunicado el abogado Devis señala que “todo Estado de Derecho ampara a sus ciudadanos víctimas de terrorismo”.

Y puntualiza en que tiene la confianza en que “este debate permita adelantar una toma de conciencia de nuestra sociedad en torno a los daños morales que sufren las familias víctimas del secuestro y a la legitimidad de sus reparaciones”.

EL GOBIERNO “SORPRENDIDO”
El Ministerio de Defensa se declaró antes, “sorprendido y apesadumbrado” por la presentación de las solicitudes, “máxime por el esfuerzo y empeño de la fuerza pública en la planeación y ejecución de la operación Jaque”, por la que fue liberada Betancourt en julio del 2008.

La familia Betancourt sustenta esa acción de conciliación en que varios oficiales del Ejército el día de su secuestro, el 23 de febrero de 2002,* le garantizaron que no sucedería nada y que no corría peligro*.

Sin embargo, algunas declaraciones de este viernes como reacción a la conciliación presentada, entre ellas la del ex alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez, contradicen la versión de la misma ex candidata presidencial y de su familia.

Según Gómez, en declaraciones a emisoras, a la política se le advirtió del riesgo que corría al internarse por una carretera e incluso firmó una minuta sobre su responsabilidad.

Gómez precisó que se le pidió (a Betancourt) que se abstuviera de ir allá y ella tomó la decisión de ir, “llegó hasta el retén militar más avanzado y allí los militares le pidieron que no continuara y está firmado en la minuta, en el libro de la guardia de ese retén, que ella dice que continúa bajo su responsabilidad”.

El Ministerio de Defensa recordó también que Betancourt “desatendió las insistentes recomendaciones de la fuerza pública y otras autoridades de no proseguir en su intención de viajar al municipio de San Vicente del Caguán donde tenía un acto en desarrollo de su campaña política”.

El Gobierno colombiano, subrayó la cartera de Defensa en su comunicado, está seguro de que no existe “ningún elemento objetivo que permita deducir la responsabilidad del Estado en esos hechos”.

Junto a la entonces candidata a la jefatura de Estado por el Partido Oxígeno Verde, fue secuestrada también su compañera para la vicepresidencia, Clara Rojas, liberada seis meses antes, en enero de 2008.
__________________________

EL COMERCIO JULIO 9, 2010

Ingrid Betancourt y su familia analizan demandar al Estado colombiano

La ex candidata presidencial colombiana presentó una acción de conciliación contra el Ministerio de Defensa para exigir el pago de unos US$ 6.5 millones

(Foto: Reuters)
Bogotá (EFE) . La ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt y su familia presentaron una acción de conciliación contra el Ministerio de Defensa para exigir el pago de 12.500 millones de pesos (unos 6,5 millones de dólares) por los perjuicios ocasionados durante su secuestro de más de seis años.

La emisora Caracol Radio, citando fuentes oficiales, señaló hoy que la familia Betancourt presentó esa solicitud por 12.500 millones de pesos, que incluyen los daños causados a ella, a su madre Yolanda Pulecio y a sus dos hijos.

La familia Betancourt sustenta esa acción de conciliación en que varios oficiales del Ejército el día de su secuestro, el 23 de febrero de 2002, le garantizaron que no sucedería nada y que no corría peligro el día que fue secuestrada por las FARC en una carretera del sur de Colombia.

DEMANDA INESPERADA
Fuentes del Ministerio de Defensa señalaron a Caracol Radio que se recibió con sorpresa esa solicitud de la familia Betancourt.

Los procedimientos legales señalan que en caso de no existir una conciliación entre el Ministerio de Defensa y la familia Betancourt, tendrán que pasar a una demanda ante un juez.

La ex candidata presidencial fue secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 23 de febrero de 2002, junto a la entonces su compañera para la vicepresidencia, Clara Rojas.

Betancourt fue rescatada junto a otros 14 rehenes por el Ejército el 2 de julio de 2008, mientras que Rojas había sido puesta en libertad por las FARC el 10 de enero desde mismo año.
_________________________
EL COMERCIO MAYO 26, 2010

Ex esposo de la liberada Ingrid Betancourt publicó libro que le ayudó a reiniciar su vida

“Ingrid y Yo” es el nombre de la publicación de Juan Carlos Lecompte. Aquí narra el primer encuentro con Betancourt luego de que fuera rescatada de las FARC

Bogotá (AP).- . El que fuera esposo de la ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Ingrid Betancourt lanzó su libro “Ingrid y Yo”, un texto que considera una catarsis al proceso de su separación de la famosa cautiva y ex candidata presidencial.

“Después de todo lo que pasó (de la separación) yo quedé muy afectado y no sabía cómo reiniciar mi vida, escribí un poco para desahogarme, para hacer una catarsis o (...) un exorcismo y de golpe, cerrar un capítulo de mi vida”, explicó Juan Carlos Lecompte.

El libro, editado por Planeta y de 180 páginas, cuenta desde el primer encuentro de Lecompte con su entonces esposa cuando ella fue liberada después de permanecer más de seis años en poder de las FARC, hasta los esfuerzos que él hizo por su liberación.

Betancourt fue rescatada el 2 de julio de 2008, junto a tres estadounidenses y 11 uniformados colombianos, en una operación del Ejército. Fue secuestrada en febrero de 2002 en una zona del sur colombiano y mientras realizaba su campaña electoral a la Presidencia por el ya desaparecido grupo independiente Oxígeno Verde.

EL FRÍO REENCUENTRO
Casados desde 1997, Lecompte y Betancourt iniciaron su proceso de divorcio en enero de 2009, han dicho abogados de ambos. Lecompte narra el “frío y distante” saludo de Betancourt cuando se reencontraron en el aeropuerto militar de Bogotá, donde el grupo de rescatados por el Ejército fue trasladado.

“Durante el proceso (de escritura del texto) fue muy duro porque recordé pasajes que no entendí en ese momento y al poner todo en perspectiva, se entiende mejor la historia y, bueno, ya me siento bien, la verdad me sirvió muchísimo”, agregó Lecompte, arquitecto y publicista de 51 años.

El libro ya salió en enero en una versión en francés de la editorial Alphee con 25.000 ejemplares, dijo Lecompte. La publicación fue puesta en el mercado colombiano el pasado 22 de mayo.
____________________________
PERU 21 11 de Julio de 2008

"Adoré el cabezazo que metió Zidane"

PARÍS/QUITO (Agencias).- "Adoré el cabezazo de Zidane al italiano Marco Materazzi en la final del Mundial de Alemania", declaró la ex rehén colombo-francesa de las FARC, quien aseguró que "habría hecho algo parecido" de haber estado en lugar de 'Zizou'.

En una entrevista publicada en la revista París Match, Betancourt afirmó que "estaba disgustada con los que criticaron" al ex jugador de fútbol Zinedine Zidane, cuyo célebre cabezazo a Materrazi le costó la expulsión de una final que su equipo terminó perdiendo en los penales.

"Esa Copa del Mundo no dejó de dar problemas en el campamento" de la selva colombiana, donde estuvo secuestrada durante más de seis años, dijo Betancourt, pues "había los pro-Ingrid, o sea, los pro-franceses, y los partidarios de Italia", recordó.

De otro lado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijó que se sintió "dolido profundamente" por las declaraciones de Betancourt, quien expresó que aprobaba la incursión militar colombiana a territorio ecuatoriano para atacar un campamento rebelde.
____________________________

LA REPUBLICA JULIO 9, 2008

Ingrid Betancourt libre
‘‘Mi destino es la política’’

Confesiones de la ex rehén, Ingrid Betancourt. Las FARC, la paz, el secuestro y su futuro político. La ex candidata presidencial se refiere a estos días de libertad que vive junto a su familia. La entrevista es de Semana, revista de actualidad política de Colombia.

En paz. Afirma que seguirá en la política. Pero por ahora quiere estar con la familia. Siente que los suyos sufrieron mucho y debe estar al lado de ellos.

En la selva Ingrid Betancourt hizo mil veces el ejercicio de imaginar cómo sería su regreso a la libertad y ahora, cuando llegó ese momento, siente que su mente fue parca y limitada porque la realidad que la ha recibido supera con creces ese sueño. No solo encuentra una familia crecida y ansiosa de quererla, sino también un país político que muchas veces se preguntó cuál sería su camino.

En diálogo con SEMANA, Ingrid asegura que su destino es la política, expresa con contundencia que solo si liberan a los secuestrados las Farc podrían ganar algún espacio en el país y, aunque no se compromete con su candidatura presidencial, muestra un indiscutible talante de líder, ahora muy espiritual, que sueña con cambiar el mundo, comenzando por su país.

–Semana: ¿Cree en Colombia?

–Ingrid Betancourt: Yo creo en una Colombia democrática. Una Colombia capitalista porque creo que es la forma como un país puede prosperar, pero también creo que no se puede demorar más la inversión social. Colombia necesita alcanzar la igualdad porque esta es la debilidad frente a las Farc.

–Semana: ¿Por dónde empezar a combatir esa debilidad?

–I.B. : Las Farc tienen un recurso humano, una mano de obra de unos jóvenes que buscan una salida. No son jóvenes indigentes, son jóvenes que tienen sueños y que quieren estar dentro del consumismo, que quieren echarse loción, que quieren tener un reloj. Si nosotros los colombianos solo les podemos brindar esto a través de la coca o de delinquir, pues así lo harán. ¿Cómo no darle a la juventud otra opción para que no sean raspachines? El 90 por ciento de los guerrilleros de las Farc son raspachines que se cansan porque es un trabajo muy pesado, y la plata no les alcanza. Y llegan a las Farc para tener ropa nueva, botas y comida asegurada. Que se van a hacer respetar, y tener cositas, una radio, una mechera. En las Farc encuentran una carrera, buscan estabilidad, y si no los matan, buscan una especie de pensión, porque las Farc les buscan una finquita, con un cocal, unas vacas para que sean administradas por ellos. ¿Vamos a dejar que eso sea así para siempre?

–Semana: ¿Cómo son las Farc que conoció?

–I.B. : Es una organización militar con un leve barniz político y un trasfondo de narcotráfico absoluto y de dinero fácil. Con una estructura piramidal en la que los jefes tienen prebendas. Donde ser jefe significa tener computador, GPS, celular, es decir, juguetes. Incluso la posibilidad de tener a las niñas más bonitas, que siempre quieren estar con los jefes. Mire, durante todos estos años, yo habría podido ser conquistada por las Farc porque yo comparto la idea de la justicia social y bueno, yo habría podido decir: "Esta es una oportunidad para Colombia".

Pero no es esto lo que los mueve, solo tienen un pequeño barniz ideológico en ese tipo de actuación. Y creo que si las Farc sienten que por las armas pueden tomar el poder, van a seguir.

–Semana: ¿Y lo creen aún?

– I.B. : Esa es la pregunta. Han recibido golpes muy fuertes, como este rescate. Definitivamente es necesario mantener la presión militar, pero es muy importante ver lo que representan los gobiernos de Hugo Chávez o Rafael Correa, ellos son la ejemplificación de que se puede llegar al poder desde la izquierda sin las armas.

–Semana: ¿Ve un espacio para las Farc en la política colombiana?

–I.B. : Eso va a ser muy difícil. No tienen líderes carismáticos, no tienen propuestas concretas, no hay nada de revolucionario en sus planteamientos; por el contrario, son bastante retrógrados. Puede haber algo que seduzca a uno que otro, pero su cinismo no les permite conquistar el corazón de los colombianos. La vía política es difícil, pero hay que encontrar una fórmula.

–Semana: ¿Con estas liberaciones, Francia, Estados Unidos y otros países europeos seguirán ayudando?

– I.B. : El mundo tiene otra imagen ahora sobre Colombia con estos secuestros. Y este es un compromiso global, y lo que pasa aquí tiene consecuencias afuera. Nosotros podemos actuar para liberar a los secuestrados.

–Semana: ¿Será candidata presidencial?

– I.B. : No tengo respuesta, yo lo he estado pensando desde ayer porque me lo preguntan muchas veces. He llegado a la conclusión de que probablemente sí llegue a la política porque parece que es mi destino, pero no voy a hablar de eso. Yo estoy pensando en la grandeza y la generosidad de mis hijos y de mi familia y esa por ahora será mi prioridad.

–Semana: Luis Eladio Pérez contó sobre sus planes de gobierno, sobre una estrategia política que imaginaron seguir a la salida de su cautiverio...

–I.B. : Yo quiero por ahora trabajar con Luis Eladio en encontrar fórmulas para liberar a los secuestrados. Él ha hecho esfuerzos por hacer propuestas y yo quiero unirme a ese esfuerzo.

–Semana: ¿El presidente Uribe ha dicho que la única cuenta de cobro que quiere pasar es a las Farc para que hagan la paz? ¿ Hay chance?

– I.B. : Partamos de la base supuesta de que Uribe quiere hacer la paz: en primer lugar, creo que, como lo dijo Chávez, la lucha es obsoleta. Segundo, hay una coyuntura y con este operativo es claro que a las Farc se les acaba el tiempo. Las Farc deben tomar una decisión, este no es un golpe de sangre. La operatividad de las Farc está golpeada. Tenemos que salir de los secuestrados y tienen que acabar con esto sin demoras para ganar un poco de credibilidad. Y aquí quiero decir una cosa: los colombianos debemos cambiar de vocabulario. Porque las ofensas y los insultos nos alejan, pero es posible hacer acercamientos para la paz desde lo verbal. Es una manera de visualizar una forma de pactar una negociación de paz. Se debe contar con ese instrumento que es la palabra, el vocabulario: o se acercan a dialogar o se les derrota con grandeza.

–Semana: Cuando habla de cambiar el vocabulario, ¿se refiere a cambiar los términos que utilizan tanto las Farc como el uribismo frente al conflicto?

–I.B. : Es que hacia eso vamos. Los procesos van madurando y cambiar de estilo no significa cambiar de política. Los dados están echados y las Farc lo saben, su política es un fracaso, internacionalmente están por el suelo, van a tener que aceptar empezar a hablar o van a tener una derrota humillante.

–Semana: Lo que está viendo en sus hijos, en el país, ¿es como se lo imaginaba?

–I.B. : La realidad es mejor que el sueño. Uno no quiere allá hacerse ilusiones de nada, y de pronto llega y se encuentra con una realidad más luminosa. ¿Mis hijos? Bueno, son demasiado, siento que no soy digna de ellos. Que no tuve nada que ver en su formación, en su crecimiento. Que lo hicieron solos. La sensación más fuerte de la libertad es que ahora puedo tomar decisiones con ellos, sobre qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo.

–Semana: ¿Cómo han reaccionado sus sentidos al cambio de ambiente, de colores, sonidos, olores?

–I.B. :Me dolió mucho la piel cuando me bañé con agua caliente, llevaba más de seis años bañándome con agua fría. Sentí irritación en la piel, pero poco a poco me relajé y me gocé la ducha. Preferí ducharme, a dormir. No he querido dormir. Ayer tomé un poco de vino y el paladar parecía virgen, como si nunca lo hubiera tomado, y fue raro. También los perfumes me han impresionado, hace tanto no olía un perfume, que siento un poco de irritación en la garganta. Hay un olor que me produce pánico y que no quiero volver a oler nunca y era el que se levantaba de la tierra cuando debíamos armar un nuevo cambuche, ese olor me produce dolor.

–Semana: ¿Es distinta la Ingrid que se fue de la que regresa?

– I.B. : Hay dolores que uno no busca pero que son necesarios. Así como se hacen entrenamientos físicos para tener fuerza en los músculos, se puede hacer un entrenamiento espiritual. Y yo lo he tenido. Las reflexiones espirituales, creer en Dios, llevan a que uno aprenda a ser un mejor ser humano. La inmensa humillación y el sufrimiento como que pule el alma. Entonces uno agradece lo que se siente ahora.

–Semana: ¿Qué idea tiene del Polo Democrático?

–I.B. : Creo que está en construcción y es la esperanza para muchos en Colombia. Pero veo que hay un riesgo de no jugársela. En Colombia tenemos que tener posiciones sin grises. Y en el Polo hay dificultad en sus planteamientos ante las Farc como una opción política. No hay contundencia y es necesario que la haya.

–Semana: Usted es un personaje mundial. ¿Cuál cree que será la importancia de su mensaje?

–I.B. : No depende del mundo sino de nosotros, de cómo se conozca lo que estamos viviendo acá. Pero podemos entre todos empezar otra epopeya, la de alcanzar la paz.
___________________________
PERU 21 08 de Julio de 2008

OTROMUNDO
ARIEL SEGAL
Uribe juega ajedrez
Alvaro Uribe es una figura polémica cuando se mira bajo el lente de las ideologías.

Están aquellos que por considerarlo el único estadista de un continente que desde Canadá hasta el cono sur se encuentra huérfano de liderazgos serios y coherentes, son indiferentes a serios escándalos que han ocurrido durante su gestión, y no faltan quienes lo demonizan, ignorando sus grandes éxitos políticos y militares contra las crueles y violentas FARC, añorando los tiempos cuando los guerrilleros eran idealistas -si bien igual de criminales que hoy en día- y las revoluciones no eran solo los giros de discos rayados hablando mal de Bush para explicar todos los males de sus naciones y del mundo.

Dejando de lado las pasiones de los defensores a ultranza del neoliberalismo y de los obsesivos adoradores de tiranos, siempre y cuando tengan un discurso de izquierda, el presidente colombiano ha hecho muy bien el trabajo principal para el cual fue electo: debilitar a la guerrilla hasta el punto de reducir considerablemente su operatividad bélica; desnudar su naturaleza perversa y acabar con el mito de ser una supuesta alternativa para construir una nación más justa y pacífica; lograr que quienes las financian y apoyan se quiten las máscaras y queden al descubierto con propuestas de reconocerlas como fuerzas beligerantes y evocando minutos de silencio por sus "revolucionarios" caídos; desarmar a la mayor parte de los grupos paramilitares, y con todas las deficiencias, haber logrado que Colombia dé algunos modestos pasos en la mejora de sus condiciones de vida.

En la cruda y terca realidad latinoamericana, Uribe, que juega ajedrez cuando la mayoría de los jerarcas vecinos improvisan golpes de boxeo o juegan con cartas de póquer, ha demostrado, para gusto de sus admiradores y despecho de sus detractores, que es un líder eficiente, creativo, que sabe cuándo arriesgar y cuándo negociar, cuándo seguir la corriente y cuándo poner freno a quienes creen que puedan manipularlo, y los hechos van demostrando que su liderazgo no es mediático ni su popularidad un regalo del cielo ni de una tierra que expela oro negro o emisiones minerales. Ojalá que llueva más café, de la calidad del colombiano, en Latinoamérica.

N.R: Este artículo lo escribí en abril de 2008 y esperaba un momento oportuno para publicarlo. Solo agrego que con toda la admiración que le tengo al presidente Álvaro Uribe, no estoy de acuerdo con que opte por otra reelección presidencial puesto que parte esencial de la democracia es la alternabilidad en el poder.
________________________________

EL COMERCIO 10 de Julio de 2008

ENTREVISTA. JUAN CARLOS LECOMPTE
"Esperaba un fuerte abrazo de Ingrid"

Para todos fue evidente la frialdad con que Ingrid Betancourt recibió a su esposo apenas llegó a Bogotá tras su rescate. Ahora, mientras ella está en París, él sigue en Bogotá
Por María Isabel Rueda

Espero que esta entrevista lo libere de todas las conjeturas acerca de su relación con su esposa Ingrid después de su rescate. ¿Es cierto que lo bajaron del avión que la condujo a Francia?
Eso no es verdad. La determinación de que yo no iba a acompañarla a Francia la tomamos los dos en conjunto. Ella me había contado que quería estar con sus hijos, porque siente cierta culpabilidad de no haberlos visto crecer.
¿Culpabilidad por la forma como prácticamente se les entregó a las FARC?
No. Ella no siente culpabilidad por eso, porque una de sus primeras declaraciones fue que si pudiera volverlo a hacer, lo haría.

Pero en una declaración posterior corrigió, al admitir que con ello había sometido a su familia a un padecimiento muy grande...
Por eso. Lo repetiría si no fuera mamá ni hija ni esposa. Yo la conozco bien, y sabía que me iba a pedir un tiempo sola con sus hijos. Yo le respondí que interiormente me había preparado para eso durante todos estos años. Ella ha sufrido mucho, y ahora que está libre no se merece ninguna molestia y estuve perfectamente de acuerdo.

Usted, que fue muy activo estos seis años en la liberación de Ingrid, se encontró con diferencias que surgieron con Yolanda (la madre de Ingrid) y con Astrid (la hermana). ¿En qué consistieron?
Cada cual tiene sus métodos. Yo hice y dejé cosas que a la familia no le gustaban. Por ejemplo, lanzar las fotos de los niños (de Ingrid) desde el avión. Ella no recibió ninguna, pero cuando llegamos a la casa de mi suegra, le mostré fotos actuales de ellos antes de que los viera al otro día. Se emocionó muchísimo.
¿Sintió que lo maltrataron por esas diferencias en los primeros momentos del reencuentro con Ingrid?

Sí, ese día me maltrataron, pero me maltrataron más durante el secuestro. Y viéndolo bien, nunca tuve una buena relación ni con la mamá ni con la hermana. Durante el secuestro se armaron dos bandos en los últimos años: Yolanda y Astrid, y el otro, Fabrice (el ex esposo de Ingrid), los niños y yo.
¿Cómo soñó el encuentro?
Me siento muy feliz con su liberación. Pero debo admitir que yo esperaba otra cosa. Esperaba un fuerte abrazo, nada de besos ni nada de eso porque estábamos en público.

¿Y no hubo un fuerte abrazo?
No hubo un fuerte abrazo. Ahí me puse a un lado, con mucha dignidad. Jamás en la vida pública de Ingrid he sido protagonista. Mi papel siempre ha sido ayudarla, asesorarla, pero no en figurar a su lado. Hacía la tarea como publicista, luego me sentaba con ella y le mostraba lo que había hecho. Y aunque me 'friquió' (sorprendió) el impacto inicial, que el abrazo no era el que esperaba, estar ahí a un ladito no me humilló para nada.

Su único papel ahí fue cargarle la mochila...
Ella llevaba al hombro una mochila que se veía que le pesaba mucho, yo se la quité y la cargué todo el tiempo. Esa noche me dijo que me había traído un regalo, y del bolso sacó esta manilla que estaba metida entre una cantidad de plásticos. Ella misma me la puso.

¿Qué fue lo primero que se dijeron?
Yo tuve la oportunidad de hablar con ella por teléfono cuando estaba despegando de Tolemaida. Me dijo: "¡Por fin estoy libre, por fin se acabó esta pesadilla!". Mi sueño era un abrazo de tres o cuatro minutos. En la casa sí se lo di así de largo.
¿Alcanzó a tener en mente que cuando ella recuperara la libertad, podía suceder lo que pasó?

Sí. Pero el episodio del aeropuerto lo he tomado con beneficio de inventario. Ingrid, dos horas antes de su rescate, estaba amarrada a un palo. Excepto por su mamá y sus hijos, no se le puede pedir mucha claridad a sus sentimientos, porque ella debió llegar sumida en una nebulosa. En una gran confusión. Yo sí tenía la esperanza de que este fuera el año de su liberación por las otras que hubo. Pero calculé que sería por ahí en noviembre, diciembre. Ese era el mensaje que yo le enviaba a través del programa las "Voces del secuestro".

¿Usted le mandaba muchos mensajes?
No tantos como hubiera debido. Pero tengo mi conciencia tranquila, hice lo que yo pude hacer. Por ejemplo, fue idea mía la toma de la catedral por parte de los familiares de los secuestrados, la lanzada de las fotos de los niños, las seis foto-vallas de tamaño natural que mandé a París, a Bruselas, a Madrid... De pronto sí me faltó mandar mensajes más frecuentes, como lo hacía la mamá todos los días.
¿Considera injusto que se diga que a Ingrid la estaban esperando no uno sino dos maridos?
Uno es el papá de los hijos.

Al cual siempre se ha referido en términos muy cariñosos...
Sí, porque ellos tienen una relación como de hermanos. Ingrid me lo ha dicho toda la vida, y hacía mucho esfuerzo para que yo fuera amigo de Fabrice. Al principio fui un poco renuente, tal vez por celos, pero nos hicimos amigos después del secuestro. No hay que confundir amor con civilización. Fabrice es bacán. Pero por ahora el marido soy yo.

¿Siente alguna amargura por los comentarios que se hacen de su relación con Ingrid? Que si lo abrazó, que si no, que si lo besó, que si no, que si lo miró, que si no...
Ver a Ingrid feliz al lado de sus hijos es mi felicidad. Claro que hubiera preferido que hubiera sido un poco más cariñosa conmigo, no tan fría, pero es que un secuestro es una cosa muy complicada y uno no puede calcular el amor de esa manera. Además, quién sabe qué cosas oyó o le contaron de mí en su secuestro, como una supuesta relación que tuve con una mexicana.

¿Usted salía con una mexicana?
Fue un chisme que me inventaron. Y también me inventaron algo con una prima de ella. Chismes hay los que usted quiera. Y ella allá en la selva debió enterarse. Hasta donde yo oí, la mamá, que era su cordón umbilical, nunca me mencionó. Pero me han contado que a veces le decía a Ingrid que yo la había desilusionado, defraudado.
Usted también estuvo secuestrado todos estos años. ¿Fue una vida en interinidad?
Sí. Es que yo entré a formar parte y a trabajar casi a tiempo completo en una empresa que se llama "Familiares de Secuestrados", donde uno ejerce una labor muy ingrata y desagradecida. Se vuelve el leproso de las fiestas. Esa empresa cerró, se quebró, y yo me quedé sin empleo. Pero tengo una vida, tengo que trabajar, que producir. Yo cumplí en la espera y ahora voy a seguir mi vida.

¿Cree que esa interinidad de su vida acabó ya?
¡Uff! Ya terminó. Verla así feliz me hace feliz. Pero no hay felicidad completa, porque en este momento quisiera estar con ella. Anoche hablamos, y ella como si nada hubiera pasado. Estoy confundido, no sé qué pensar.

Hoy no están separados, pero tampoco están juntos. ¿Entonces, qué va a hacer ahora? ¿Se va a quedar esperándola?
Yo voy a rehacer mi vida. Quiero trabajar en lo que a mí me gusta que es la publicidad. Hay proyectos que están apareciendo, amigos que me quieren ayudar. Quedan otros secuestrados y ojalá yo pudiera seguir ayudando.

Usted está feliz porque ella está feliz. ¿Cuando piensa ser feliz por usted mismo?
Pues es una situación complicada en la que estoy. No debo descartar que se haya acabado todo con Ingrid. Puede pasar. No solo lo pienso ahora, sino desde antes. El amor por mí pudo habérsele acabado en la selva. ¿Y qué puedo hacer yo? Mientras ella se organiza, se pone al día, hay que darles tiempo a las cosas. Si ya la esperé seis años y medio...
¿Planea empezar a reconstruir su vida sentimental con alguien más?
No, no. Todavía no.

¿De quién depende la decisión de conservar ese matrimonio?
No solo Ingrid, yo también he madurado un secuestro. Voy a retomar mi vida, a ver qué proyectos hay de trabajo, y encarretarme en ello va a ser mi desfogue. Ella sabe dónde estoy el día en que quiera volver. Pero mientras tanto, y aunque eso no suceda, con Ingrid o sin Ingrid mi vida va a seguir de la manera más normal que pueda.
_____________________________
CORREO 10 de Julio de 2008

De rescates y orientaciones
Por: ANDRES BEDOYA UGARTECHE.

No suelo estar de acuerdo con lo que escribe Nelson Manrique –me jode la caviarada–, pero debo decir que tiene razón en su artículo La navaja de Occam y el rescate de Betancourt. A los miembros de las FARC se les puede adjetivar de cualquier cosa, excepto de pelotudos.

A mí también me parece que hay algo que no encaja en toda esta aventura y me hago algunas preguntas:
¿Cómo es que la Betancourt estuvo tan mal custodiada siendo uno de los rehenes más importantes? Si las FARC están tan diezmadas y a punto de perecer, ¿cómo es que poseen helicópteros de última generación? Porque según lo que cuentan, los terroristas en tierra pensaron que se trataba de “uno de los suyos” (o por lo menos eso declararon los militares que cranearon la operación). ¿Con tres soldaditos previamente entrenados durante un par de días en actuación y teatro se pudo engañar a terroristas fogueados en la selva durante años?

Dicen que no se efectuó ni un disparo. ¿Cómo –¡en nombre de lo más sagrado de la metagalaxia!– consiguieron que terroristas armados hasta los dientes entregaran sus armas a desconocidos y entraran como corderitos en un helicóptero anónimo? ¡Es decir! ¿También les hicieron el cuento de la cascada? Las Hermanitas de la Caridad son más feroces.

Hay algo que tampoco logro percibir. Teóricamente, ¿los rehenes rescatados fueron llevados directamente hacia un avión que luego los trasladó a Bogotá? ¿De dónde partió ese avión? ¿Hizo alguna parada previa en algún hospital o en algún hotel de cinco estrellas con spa incluido? Porque, la verdad sea dicha, en su primer contacto con la civilización después de más de un lustro, los prisioneros liberados parecían gozar de una salud envidiable, amén de excelentes trabajos de peluquería y cosmetología.

La selva colombiana debe ser el paraíso terrenal del que habla la Biblia. Betancourt, después de más de seis años de dormir encadenada y soportando insectos y bichos que le caminaban por la cara (ella misma lo ha declarado), y obligada a caminar cientos de kilómetros arrastrando esas mismas cadenas (*), no lucía ni siquiera la picadura de un zancudo. Y no hablemos de su bellísima dentadura. Si en más de seis años –a sus más de 45 de edad– no ha perdido ni un solo diente (o que por lo menos se le haya picado un poco), eso indica que las FARC deben tener toda una clínica odontológica en plena selva. La hermana de mi esposa viajó por dos días a Puerto Maldonado en plan turístico. Durante dos días fue el desayuno, almuerzo y cena de miríadas de insectos. Cuando volvió, parecía una leprosa de película bíblica. La Betancourt debería pasarnos el dato de los repelentes que utilizó en los últimos seis años.

No quiero desmerecer la labor del gobierno de Uribe y su ejército, pero... ¿Ni siquiera un buen bronceado solar en ninguno de los prisioneros? Alguno, por lo menos, debía cojear un poco. Nada. Salud perfecta. Con campamentos terroristas así... ¿quién necesita de EsSalud?

Bueno, y a otra cosa, mariposa: si un país necesita ser “orientado” por esa repugnante abominación con cerebro de protozoario llamada “evo”, ese país ya está perdido.
Hasta más vernos.
(*) Un militar colombiano exhibió las cadenas y candados utilizados en la Betancourt. ¡Es decir! Chillan chillan, recién saliditos de la ferretería. Ni una sola molécula de óxido, musgo, hongos u otras adherencias. Debe haber sido material importado.
______________________
LA RAZON JULIO 9, 2008

El Látigo del Rufus

¡Qué gran rescate presidente Uribe!
Ricardo Sánchez-Serra(*)

El impresionante rescate de Ingrid Betancourt y otros 14 secuestrados hay que analizarlo con detenimiento.
En primer lugar, el agradecimiento de Ingrid a Dios y a la Virgen, testimonio de su fe, esperanza y catolicismo militante.

En segundo lugar, su agradecimiento al presidente Alvaro Uribe, quien ha sido tratado con bastante mezquindad por muchos envidiosos fuera de su país. Si bien también la ex candidata presidencial agradeció a los mandatarios Correa y Chávez por sus fallidas intermediaciones, al mismo tiempo les demandó que respeten a la democracia colombiana y al presidente elegido por todos los colombianos.

Ante esto, Chávez se hizo de la “vista gorda”, criticó a los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al igual que su guía Fidel Castro (¡cómo cambian los tiempos!), y elogió a Uribe como hermano y que sería recibido con entusiasmo en Caracas. El que sí asimiló el golpe fue Ecuador, que se defendió afirmando que “la advertencia es innecesaria… el gobierno ecuatoriano tiene absolutamente claro que el presidente Uribe es el presidente legítimamente electo de Colombia”.

¡Es impresionante la manera que los detractores de Uribe se suben al carro!

En tercer lugar, resulta prácticamente maquiavélica la actitud de algunos medios de comunicación y de voces de ultratumba que intentaron minimizar la heroica “Operación Jaque”, atribuyendo a un pago de 20 millones de dólares u otras razones que no valen la pena mencionar cuando en verdad el crédito del rescate de los secuestrados corresponde totalmente al presidente Uribe y el Ejército colombiano, es decir, es “Made in Colombia”.

Por otro lado, hay que destacar las declaraciones del ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos. Ante una pregunta de un periodista peruano de Frecuencia Latina que pretendió hacerle declarar que la frontera peruano-colombiana era vulnerada continuamente por las FARC, Santos dijo que la cooperación de Perú era óptima y que esperaba que otros países limítrofes tuvieran la misma actitud. Estas palabras prácticamente pasaron desapercibidas para la prensa escrita, incluso peruana. Solo la escucharon quienes sintonizaron CNN, que trasmitió en vivo y en directo, de manera íntegra, las afirmaciones de Santos. Este elogio es al presidente Alan García y a su ministro de Defensa, por su política de fronteras.

No todo será color de rosa.

Me alegró hasta las lágrimas el rescate de Betancourt, me apena que haya sufrido tanto durante su penuria. Sus hijos saltearon el peldaño de amor de madre por más de 6 años. Hoy es un símbolo del secuestro, de fe y grandeza, que siendo opositora a Uribe le reconozca su libertad. Hasta seguramente ganará un premio internacional. Esto es lo emocional y lo justo.

Pero, no olvidemos que Betancourt no es la Madre Teresa de Calcuta, es política. Fue la senadora más votada. Renunció a su escaño -alegando que era un “nido de ratas”- para postular a la presidencia en las elecciones del 2002. Desobedeció la recomendación de las Fuerzas Armadas, que le advirtieron de no ingresar a San Vicente del Caguán, que era una zona con presencia de las FARC y en donde fue secuestrada. Incluso, de acuerdo con el testimonio de un policía que se fugó de las FARC, era una secuestrada contestataria que insultaba –y con razón- a sus captores.

En fin, era una política rebelde, en el mejor sentido de la palabra, y si bien puede convertirse en “la voz de los secuestrados”, no le puede pedir al mandatario colombiano que cambie de política o que varíe de lenguaje para con los terroristas. Gracias a la política de Uribe –que de un 80 por ciento de aprobación ha subido a 91.6%- ella fue rescatada. Como señaló el propio presidente Uribe: “Nuestra política de seguridad democrática… es un camino a la paz, a la paz total”. En este caso, la voz de Uribe es la más autorizada. Los hechos le dan la razón. La historia lo recordará.

*Periodista. Directivo de la Asociación de Prensa Extranjera
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/
_____________________________
PERU 21 08 de Julio de 2008

Betancourt le pide a Uribe que cambie vocabulario de odio

En su primera crítica a Álvaro Uribe, Ingrid Betancourt le pidió que cambie de discurso con las FARC.

Ex rehén confirmó que no participará en marcha del 20 de julio por temor a atentado.

PARÍS (Agencias).- Ingrid Betancourt señaló que no sólo las FARC debe cambiar, sino que también el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y Colombia deben "rectificar ese vocabulario radical, extremista y de odio, que hieren muy íntimamente al ser humano".
Liberada junto a otros catorce rehenes de las FARC el miércoles en una operación del Ejército colombiano, la ex candidata a la Presidencia de Colombia pidió a Uribe que de "al otro el espacio de respeto y tolerancia para que salve la cara y pueda en un momento dado aceptar hablar con aquel al que odia, el enemigo al que combate".

Asimismo, Betancourt confirmó que no participará el 20 de julio en la marcha por la paz y la liberación de los rehenes que quedan en manos de las FARC, convocada en Colombia.
"Mi familia tiene miedo. No iré. Hay que ser inteligente y quizás no es el momento de volver a Colombia", ya que las FARC han sufrido "un golpe terrible" y podrían tener ganas de vengarse", explicó Betancourt.

"No tengo ganas de convertirme en una especie de mártir, que mis hijos vengan a mi tumba. Quiero estar viva", argumentó Betancourt, de 46 años.
En una entrevista posterior en la televisión TV5, la ex rehén no excluyó aspirar de nuevo a la Presidencia de Colombia, al insistir en que quiere servir a su país.

SIGUEN CUESTIONAMIENTOS. De otro lado, un medio francés insiste que el rescate denominado 'Operación Jaque' que sirvió para liberar a 15 rehenes de las FARC, no fue una espectacular operación de rescate, sino el resultado de largas y complejas negociaciones.

Según el diario online francés MediaPart, las autoridades colombianas ofrecieron a algunos líderes de la guerrilla inmunidad y dinero para liberar a los cautivos, inclusive asilo en Venezuela o en Francia.
Con el fin de disipar estas versiones, el Gobierno colombiano informará hoy en una sesión especial del Consejo Permanente de la OEA en Washington, los detalles de la operación de rescate.
_____________________________
LA PRIMERA 07 de Julio de 2008

“Las FARC quedaron en el total ridículo”

Me alegra la libertad de Ingrid Betancourt pero me duele que sea una victoria de Uribe y la derecha.

Tomás Borge, embajador de Nicaragua en Perú y ex guerrillero del Frente Sandinista, se alegra de la liberación de Ingrid Betancourt, aunque lamenta que ello catapulte al mandatario colombiano Álvaro Uribe, “principal enemigo de la paz”.

- Luego de seis años, Ingrid Betancourt ha sido liberada. ¿Qué le suscita este hecho?
- Desde hace ya algún tiempo, para ser exacto el 6 de enero, en un artículo hablo de la importancia de liberar a todos los rehenes sin condiciones. Yo era de la opinión, previendo lo que ocurrió, que las FARC debían dar una lección a Uribe, a quien considero el enemigo principal de la paz. La paz significa su anulación política.

Respecto a Ingrid Betancourt, todos los acontecimientos últimos nos obligan a reflexionar: no debió haber sido retenida nunca. Primero, porque es civil, segundo mujer, y no era soldado enemigo. Además la retuvieron por años y con gran crueldad. Incluso ningún civil debió haber sido retenido. En la guerra se detiene a los militares.

- Así es, lo que está en cuestión es la política del secuestro. Una total falta de ética.
- Bueno, puede ser que en la contienda te veas obligado a retener a algún civil por algún rato.

- Claro, pero negociar la liberación de los civiles a cambio de dinero… ¿qué significa?
- ¿Viste? Así es. Porque se entendería un poco, sin entenderlo por completo, si fuese a cambio de otro prisionero.

- Yendo al operativo en sí. ¿Cree que estuvo solo a cargo de los colombianos?
- No, de ninguna manera. Te voy a decir algo. Primero, el operativo dejó en total ridículo a la Inteligencia de las FARC. Segundo, parece que se aprovecharon de la voluntad de las FARC de negociar. Tercero, era imposible que la Inteligencia y el Ejército colombianos tuvieran la capacidad de hacerlo. Lo hicieron los organismos de Inteligencia de Estados Unidos, ya confesos además. Han dicho que apoyaron ‘técnicamente’, significa que ellos lo hicieron.

- De todos modos, es un gran triunfo para Uribe.
- A mí me duelen varias cosas. Me alegra la libertad de Ingrid Betancourt, pero no me alegra la de los demás, al menos no en la misma medida. Me duele que haya significado una victoria para Uribe, una victoria para McCain, una victoria para los yanquis y para toda la derecha latinoamericana, que está jubilosa.

Por otra parte, fíjate, independientemente de la liberación de esta señora, tampoco me alegra su actitud política. Me alegra el hecho humanitario, que una mujer valiente como ella, sufrida… yo, que fui guerrillero y estuve varios años en las montañas, sé lo que significa estar metido allí, acribillado por los mosquitos, con frío, con hambre. Y eso que yo no era un rehén. Por suerte para todos, no era la mujer famélica y desnutrida que nos mostraban, sino que gozaba de buena salud. Y qué bueno.

- No es la actitud política que se esperaba de ella, dados sus antecedentes.
- Yo me había hecho la ilusión de que ella saldría en una actitud distinta, hablando de la necesidad de la paz, reconociendo los esfuerzos que se han hecho por su liberación, tanto del presidente de Francia como del presidente Chávez y también de todos los otros que nos hemos planteado su liberación. Todo el mundo lo hizo.

¡Pero al único que aparentemente le reconoce el esfuerzo y la gratitud es a aquel que no quería que saliera! Porque Uribe la consideraba una rival política según me confesó a mí su madre. Aparece como aliada de Uribe y no como su rival. No como partidaria de la paz sino de hacer la guerra para liquidar a los guerrilleros. Eso sí no me alegra, porque yo no podría ser hipócrita y decir solamente que estoy satisfecho.

- Respecto a los rehenes, ¿se abre la posibilidad de una negociación o, más bien, triunfan los duros?
- Yo pensaba que si los guerrilleros liberaban a los secuestrados se abría una perspectiva de la paz y que a las FARC la sustituyera un movimiento progresista que, incluso en mis fantasías políticas, pudiera encabezarlo la señora Betancourt. Ahora, la fortaleza de Uribe ha crecido, la de la derecha ha crecido. Y además es el espaldarazo a John McCain, que hace posible que gane la presidencia de los Estados Unidos para la mala suerte de todos los pueblos del mundo.

Aún así, pienso que hay un movimiento progresista fuerte en Colombia. No hay que subestimar al movimiento progresista donde están sectores liberales y de izquierda. Que ojalá pueda en algún momento no muy lejano constituir una alternativa política distinta a la de Uribe.

- ¿Es el fin de las FARC?
- Todo esto hace difícil el porvenir de las FARC, los obliga a seguir la lucha armada para felicidad de Uribe. El actual resultado les impide entrar a la paz. Uribe y las FARC seguirán siendo adversarios y la víctima será el pueblo colombiano.

De todas maneras, insisto que lo mejor para las FARC es liberar a los demás rehenes sin condiciones. Es un posible escape hacia la paz.

“Esa versión es tirada de los cabellos”
- Una radio suiza señaló el viernes que en realidad fue comprada la liberación de los rehenes en 20 millones de dólares. Porque Estados Unidos tenía mucho interés en la liberación de los tres ‘contratistas’, que eran en realidad agentes del FBI.

- No, eso es falso. Yo no tengo la menor duda de que hayan sido agentes del FBI o que esto se haya realizado en el marco de la visita de McCain. Lo que no creo es que las FARC o algún sector de la guerrilla haya negociado esto. Es un poco tirado de los cabellos.

Yo creo que había un operativo para liberarlos. Parece ser que el ejército colombiano capturó los helicópteros que iban a realizar el operativo y “se apoderaron del mandado”. Ingenuamente, los guerrilleros aceptaron.

Julio Altmann
Redacción
_____________________________
GATOENCERRADO JULIO 4, 2008

Ingrid: Rescate no fue montaje arreglado y no se pagó nada a arrestados de las FARC

Ingrid Betancourt descartó hoy que su liberación de las FARC fuera un montaje y que su impresión en todo momento es que sus secuestradores no recibieron ningún rescate a cambio y su arresto no tuvo nada de ficticio.

"Lo que viví fue una operación militar en la que las personas que participaron corrieron riesgos inmensos,” destacó Betancourt.

Además, reiteró que no le cabe en la cabeza que su liberación y la de otros catorce rehenes fuera una dramatización. "No creo que puedan engañarme fácilmente. No creo que lo que vi fuera una escenificación” porque la situación era “tan estresante” que los mismos implicados se resistían en principio a subirse al helicóptero camuflado del Ejército colombiano, contó.

Recordó en particular el momento en que su “carcelero,” el comandante Enrique de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “alias gafas,” fue reducido por los militares en el suelo del helicóptero una vez que estaba en vuelo y la cara que éste puso entonces.

"Sé muy bien lo que sentía cuando estaba en el suelo (...): tenía vergüenza, tenía miedo” y por eso mismo “no creo que quien haya podido recibir un rescate pueda poner esa cara,” precisó.

Preguntada por las informaciones sobre un rescate de 20 millones de dólares, empezó recordando que sus relaciones con el actual presidente colombiano, Álvaro Uribe, antes de su secuestro “nunca fueron fáciles” e incluso las calificó de “muy duras,” pero que lo que ha vivido no le parece ningún montaje.

"Había un grado de tensión tal (...) y era tan estresante (...) que teníamos la sensación de que caíamos en una trampa” y cuando los dos guerrilleros fueron reducidos “la alegría no era ficticia,” argumentó.

Sobre la liberación en sí, comentó que “fue un éxito porque era absurda” y eso hizo caer a los captores.

En su opinión lo realizado por el Ejército colombiano fue “el mejor de los mundos posibles” porque una operación por la fuerza "está condenada al fracaso,” de ahí que quisiera agradecer la movilización de los franceses y de su Gobierno porque sin ella "hubiéramos asistido a otro tipo de operación.”

No obstante, a continuación añadió que “Uribe ha sido extraordinario” porque en caso de fracasar todo el montaje puesto en marcha por la inteligencia militar, hubieran podido morir tanto los rehenes como los que rescataron y en ese caso las culpas se hubieran vuelto contra él.
_________________________
GATOENCERRADO JULIO 4, 2008

Gobierno colombiano defiende su ''estratagema'' de rescate ante rumores anónimos

Colombia dio a conocer el viernes un vídeo de la audaz operación militar en la que rescató sana y salva a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres estadounidenses, así como a 11 efectivos de las Fuerzas Armadas y que dejó en evidencia el engaño que sufrieron las FARC.

En la grabación realizada por el comando militar que ejecutó el rescate y que se hizo pasar como una organización humanitaria ficticia en misión para trasladar a los rehenes de un lugar a otro en la selva, se observa a los prisioneros esposados camino a abordar un helicóptero.

En las imágenes, editadas para proteger la identidad de los militares de inteligencia y bajo la mirada de los supuestos integrantes de la misión humanitaria, también aparece el helicóptero militar encubierto, pintado de blanco y rojo, pero sin ningún emblema de alguna organización internacional.

La grabación también muestra a varios guerrilleros armados con fusiles y vestidos con uniformes camuflados en medio de un cultivo de hoja de coca en donde aterrizó la nave para recoger a los rehenes y quienes se quedaron en tierra luego de que los prisioneros la abordaron con dos líderes rebeldes que tenían la responsabilidad de cuidarlos.

El vídeo se conoció horas después de que una radio suiza citara a una fuente anónima diciendo que la liberación fue el resultado de un millonario pago a algunos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que entregaran a los rehenes.

Pero, el Gobierno colombiano, a través de altos jefes militares, negó las versiones e insistió en que se trató de una operación militar conocida como estratagema.
_________________________
CORREO 04 de Julio de 2008

CARLOS ESPA
¡Duro Uribe, duro!

Se acerca el fin de las FARC. No es wishful thinking. Es comprobación de hechos. La organización terrorista se desmorona aceleradamente. El rescate de Ingrid Betancourt es un peldaño entre los muchos ya alcanzados en el camino hacia la paz en Colombia que es el camino hacia la derrota militar y política de las FARC y el desmantelamiento de una industria basada en los secuestros y el narcotráfico.

UNO: La línea de comando y control de las FARC está quebrada; sus comunicaciones desarticuladas; su logística severamente debilitada; sus filas infiltradas y desmoralizadas. La tecnología de inteligencia satelital puesta al servicio de Colombia impide que los raleados frentes terroristas puedan intentar siquiera recomponerse. En el último año, la organización criminal ha recibido golpe tras golpe. Su fundador Manuel Marulanda Tiro Fijo murió en marzo. Ese mismo mes, mediante bombardeo en territorio ecuatoriano, Colombia causó la muerte del segundo en comando: Raúl Reyes. Días después uno de sus jerarcas, Iván Ríos, moría a manos de su propio guardaespaldas.

DOS: Ya en setiembre pasado un bombardeo había terminado con la vida del Negro Acacio, comandante de las FARC quien controlaba el tráfico de drogas en el Guavire. Murió junto a 16 de sus secuaces. En octubre otro líder de la banda, el alias Martín Caballero, era eliminado y con él 18 terroristas más. A ello se agrega el rosario de capturas y deserciones entre las que figura la paradigmática Karina, comandante del Frente 47, quien renegó de su supuesta imagen de mujer inquebrantable y se entregó a las fuerzas del orden tras admitir que “las FARC están liquidadas”.

TRES: Sabemos que las FARC mantienen en su poder a 700 secuestrados a quienes someten a los más inhumanos maltratos y humillaciones. Pero el rescate de Betancourt junto a 3 estadounidenses y 11 colombianos arrebata a las FARC su mayor trofeo; con ella habían logrado conformar una suerte de coalición internacional de políticos e intelectuales a fin de intentar arrinconar mediáticamente a Uribe.

CUATRO: Durante años la madre de Ingrid Betancourt encabezó una tenaz campaña contra Uribe pues quería evitar que el mandatario prosiguiera con su política de rescatar militarmente a los secuestrados. Hoy madre e hija agradecen emocionadas al Presidente y al ejército colombiano. C’est la vie.

CINCO: En esta hora de victoria y regocijo democrático continental, hago sinceros votos para que el presidente Uribe no ceda a la tentación de buscar reelegirse. Hacerlo constituiría un gravísimo error. Por lo demás, qué mayor recompensa que pasar a la Historia como el pacificador que devuelve el poder y lo deposita en el altar de la democracia.
__________________________-
CORREO 04 de Julio de 2008

ISAAC BIGIO
Triunfo uribista

El rescate de Betancourt y de otros 14 rehenes potenciará a Uribe a nivel interno e internacional. El hecho de que haya logrado ello sin disparar un tiro puede presentar dicha acción como más inteligente que la que tuvo Fujimori cuando entró a la embajada nipona de Lima matando a todos los del MRTA.

Uribe debe estar sintiéndose el mandatario más popular de la región y tal vez de la historia de su país. Al igual que Fujimori, él querrá valerse de su triunfo para buscar ser reelecto, aunque ello, a la postre, podría conducir a su derrota.

Uribe indirectamente ha golpeado al “Polo” opositor y al resto de la izquierda continental, quienes querían que las FARC soltasen a sus capturados pero hubiesen preferido que, a cambio de ello, se consigan ciertas concesiones o que la guerrilla se pudiese ir legalizando manteniendo cierta autoridad.

La hazaña del principal aliado de Bush en la región fortalecerá a McCain y a las oposiciones venezolana y boliviana en los comicios venideros.

Empero, mientras que el alicaído MRTA nunca se recuperó de su derrota de 1997, las FARC, si bien golpeadas, aún tienen 44 años de historia y 10,000 hombres. LONDRES.
_____________________________
LA REPUBLICA 04 de Julio de 2008

Las FARC mantienen 2,800 rehenes civiles y militares
Mientras el mundo celebra el rescate, los familiares de quienes siguen en la selva hacen un llamado
para no olvidarlos.
Bogotá. SEMANA.

Marcha por la liberación. Foto de archivo de una marcha exigiendo la libertad de los rehenes de las FARC.

Este dos de julio terminó para quince secuestrados un largo camino que duró entre cinco y diez años. En quince familias hubo fiesta y en algunas poblaciones se celebró el regreso con vida de los rescatados, después de una efectiva operación del Ejército.
Pero casi 2,800 secuestrados, según cifras de País Libre, siguen en poder de las FARC.

De muchos no se conocen ni siquiera pruebas de supervivencia. Algunos de ellos fueron secuestrados junto con los que este miércoles fueron rescatados.
De la lista de canjeables (los que eventualmente harían parte de un intercambio humanitario), que inicialmente llegaba a los sesenta plagiados, ahora hay poco menos de la mitad; algunos fueron asesinados en cautiverio, otros liberados, muy pocos se fugaron y quince fueron rescatados.

LOS "CANJEABLES"
En total son 25 los canjeables, entre los que se cuentan tres civiles. Los oficiales de mayor graduación son: coronel de la policía Luis Mendieta, secuestrado hace 9 años y 8 meses. (Toma guerrillera en Mitú el primero de noviembre de 1998)
El mayor de la policía de Enrique Murillo, secuestrado hace nueve años y 8 meses (Toma guerrillera en Mitú). Mayor de la Policía Edgar Yesid Duarte, secuestrado hace nueve años y nueve meses (retén guerrillero en Ca-quetá el 14 de octubre de 1998)
El capitán de la policía William Donato Gómez (capturado en la toma guerrillera en Miraflores, Guaviare, el tres de marzo de 1998) y el capitán de la policía Guillermo Javier Solórzano, secuestrado el 4 de marzo de 2007.

El teniente de la policía Elkín Hernández, secuestrado hace nueve años y nueve meses.
Los civiles rehenes son: el ex congresista Tulio Lizcano, secuestrado hace ocho años. El ex gobernador del Meta Alan Jara, secuestrado hace siete años y el ex diputado del Valle Sigifredo López, secuestrado hace seis años y tres meses.

Desazón y pena del "Caminante por la paz"
En la familia del ‘Caminante por la paz’, que recorrió el país para pedir por la liberación de su hijo, el policía Pablo Moncayo, quien lleva más de diez años en manos de la guerrilla, se celebró con llanto los rescates. María Stella Cabrera, la madre de Moncayo, dijo que apelaría a su fe para que se hiciera el milagro en su casa de ver a su hijo en libertad: "En casa nos pusimos a llorar al verlos a todos. Era un llanto de alegría y de tristeza al mismo tiempo porque ahí podría estar mi hijo. Es una gran alegría pero no se puede olvidar a quienes quedan allá. Solo nos queda esperar y que Dios y la virgen se compadezcan para que se acabe esta pesadilla", dijo.

Margarita Hernández, vicepresidenta de Asfamipaz y hermana de Elkin Hernández, otro de los policías que permanecen en cautiverio, dijo: "Nos alegra por los que lograron rescatar pero esperamos que esto no sea un obstáculo para que se llegue a un intercambio humanitario. El intercambio sigue siendo lo más viable porque un rescate es una lotería en la que unas veces se gana y otras veces se pierde. Ojalá la guerrilla tampoco vaya a tomar represalias con los que se quedaron.
__________________________

CORREO 04 de Julio de 2008

“Por ellos seguí con ganas de salir de la selva”
:: BETANCOURT SE REÚNE CON SUS HIJOS Y HACE LLAMADO A CHÁVEZ Y CORREA A RESTABLECER VÍNCULOS CON URIBE

No aguantó más. Cuando el avión del gobierno francés aterrizó a las 08.15 horas sus ojos se humedecieron y apenas colocaron la escalinata se soltó del brazo de su madre, apresuró el paso y subió las gradas para hacerle el encuentro a Mélanie y Lorenzo Delloye. Se abrazaron fuertemente y lloraron con una emoción que visiblemente conmovió a muchos de los presentes en el aeropuerto Catam en Bogotá. Y es que después de seis años y cuatro meses, Ingrid Betancourt por fin volvía a ver y a tocar a sus adorados hijos, también colombo-franceses.

“Este encuentro es algo parecido al paraíso”. “Son mi orgullo y por ellos seguí con ganas de salir de la selva (...) La última vez que vi a Lorenzo era muy chiquitín. Estoy muy orgullosa de ellos; lucharon por estar conmigo, dieron una batalla hermosísima”, han sido las primeras palabras de la ex rehén, poco después de salir de la nave donde estuvo unos minutos con sus hijos a quienes “encontró igual, pero a la vez cambiados”.

“Cuando los vi lloré y los abracé. Les dije que estaban grandes y que me tenían que soportar porque iba a comportarme como un chicle y me los iba a comer a besos”, ha relatado.

En medio de la “orgía de besos y abrazos”, como ella misma lo ha calificado, también estuvieron presentes su hermana, Astrid, y su ex esposo Frabrice. Ellos llegaron acompañados del ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner, y de cinco médicos, entre ellos el médico jefe del Elíseo.

Lucharán por rehenes

En sus declaraciones a la prensa Ingrid y sus hijos dijeron que continuarán luchando por los rehenes que aún permanecen en cautiverio en plena jungla, en donde una cobija o un jabón es todo un lujo.

Su primogénita, Mélanie, de 22 años, ha recordado que sintió “mucha emoción cuando en enero pasado liberaron a cinco rehenes, entre ellos Clara Rojas –ex compañera de fórmula de Betancourt–, pero a la vez estaba triste por no poder tener a mi mamita conmigo. Ahora que estoy con ella, quiero luchar para que también a las demás familias les toque este momento”.

Ingrid ha anunciado, por su parte, que participará en la marcha que se realizará el próximo 20 de este mes, en la cual se pedirá la libertad de los cientos de rehenes, entre ellos 24 canjeables, que permanecen en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En ese sentido, ha instado a los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela, y Rafael Correa, de Ecuador, a restablecer los vínculos con el gobierno de Bogotá con el fin de buscar nuevas liberaciones unilaterales.

Invitó también a otros dirigentes políticos latinoamericanos en la solución al conflicto interno que vive su país. Y, en ese sentido, apeló a la “influencia” que varios presidentes latinoamericanos tendrían sobre los comandantes de la guerrilla para que ayuden a que los cambios que se quieren dar en Colombia los demos por la vía democrática, empujando a las FARC a que dejen el terrorismo y emprendan el camino de la negociación.

En cuanto a su posible retorno a la política, la ex candidata presidencial ha asegurado que sus decisiones pasadas habían hecho “mucho daño” a su familia y que, por lo tanto, “lo que venga quiero que sea una decisión de todos”, en referencia a su familia.

Presentan a los “carceleros”

Con la maldad en sus rostros y con un silencio que admite sus crímenes, los miembros de las FARC Gerardo Aguilar, alias Comandante César, y Alexander Farfán, Enrique Gafas, fueron presentados ayer ante la prensa por el Ejército de Colombia. Los “carceleros” –eran los encargados de custodiar al grupo de los ex 15 rehenes que fueron liberados el jueves en medio de la selva– ahora se enfrentan a la posibilidad de ser extraditados a Estados Unidos por sus delitos –rebelión, narcotráfico y secuestro– para que se “pudran en una cárcel”, afirmó el comandante del Ejército de Colombia, general Mario Montoya. Éste mostró las cadenas que colocaban a los cautivos y contó que César fue golpeado por resistirse a la detención.

Sileña Cisneros
scisneros@epensa.com.pe

BOGOTÁ | AGENCIAS.
_______________________
EXPRESO 04 de Julio de 2008

Celebremos

La alegría embarga al mundo libre y democrático tras el rescate de quince rehenes de las FARC, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres ciudadanos estadounidenses. Este es un nuevo episodio –aunque en momento especial signado por el continuo descalabro en que se debate ese grupo terrorista– de la larga guerra interna que Colombia libra contra las FARC desde la década del sesenta del siglo XX.

En este largo camino, el grupo subversivo demostró ser –al igual que el Mrta, su par en el Perú– un contingente genocida desprovisto del más mínimo respeto por la vida y la civilización. La denominada Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), reiteramos, al igual que sus siameses en el Perú, agrupa a sectores marxistas que escogieron la lucha armada como método para llegar al poder. Actúan como ente violador de los derechos humanos que ha hecho de la muerte y del secuestro un vil negocio cobrando rescates millonarios, al margen de usar a niños, hombres y mujeres cautivos como escudos en sus bases ante la ofensiva del gobierno de Bogotá.

La operación militar –denominada “Jaque”– brillantemente montada para liberar a un puñado de rehenes, de los casi mil que aún quedan por rescatar, ha sido un éxito. También pone de relieve la voluntad política del presidente Álvaro Uribe y de la democracia colombiana para no darle ventaja a quienes apuestan por quebrantar el estado de derecho, instituir un régimen comunista o socialista –que no será otra cosa que un cartel más del narcotráfico– o por establecer un comité revolucionario que sólo haría retroceder a la barbarie a un próspero país vecino y hermano como Colombia. Por eso, es significativo este rotundo triunfo de los colombianos que quieren vivir en paz y libertad. Pero la democracia es sabia y superior, pues la fractura terrorista colombiana le dará a las FARC la oportunidad de sentarse a buscar un rendimiento negociado.

Para nuestra tierra querida, a la que Colombia reconoce y saluda como la nación que más coopera con ella para evitar que las FARC se extienda tras la frontera común, para nuestro país, reiteramos, que ha vivido en carne propia el salvajismo del terrorismo y la genocida lucha armada, la liberación de Betancourt y catorce rehenes no sólo es motivo de celebración sino un hecho que compromete a la región para frenar todo tipo de subversión promovida por mesiánicos que piensan que con armas o ideologías negras van a construir una ‘patria nueva’. Ello sólo genera muerte y dolor.

No hay mejor camino hacia la justicia y el bienestar que el esfuerzo cotidiano para generar las condiciones que permitan el ingreso de capitales y el ejercicio de la iniciativa privada para promover el desarrollo. No hay fórmulas mágicas, la equidad no viene de teorías socialistas ni revoluciones bolivarianas, sino con la redistribución de la riqueza generada previamente por la inversión e innovación. Por eso, junto a las continuas derrotas de las FARC, también deben ser arriadas las banderas de todas las facciones políticas de izquierda que, en no pocas oportunidades, abiertamente han coqueteado con –y defendido al– terrorismo colombiano y peruano.
_________________________

GATOENCERRADO JULIO 3, 2008

Candidatura de Ingrid Betancourt al premio Príncipe de Asturias obtiene amplio respaldo

La candidatura de la liberada ex candidata presidencial de Colombia, Ingrid Betancourt, al premio Príncipe de Asturias de la Concordia, que se fallará el 10 de septiembre, cuenta ya con un amplio respaldo y apoyo, según informó la agencia Europa Press.

Quince galardonados con alguna de las categorías de los Premios Príncipe de Asturias transmitieron su apoyo a la candidatura una vez que se dio a conocer su nominación, de acuerdo a fuentes próximas a la Fundación Príncipe de Asturias.

Entre los apoyos que llegaron a la sede de la institución se encuentran los del padre Vicente Ferrer, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1998; Muhammad Yunus, Príncipe de Asturias de la Concordia 1998; Enrique Valentín Iglesias García, Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1982; Umbero Eco, Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2000, y Fernando Henrique Cardoso, Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

También han remitido su apoyo a la candidatura Anthony Giddens, Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2002; Mary Robinson, Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2006; Woody Allen, Príncipe de Asturias de las Artes 2002; Belisario Betancurt, Cooperación Internacional 1983.

De igual manera, figuran Václav Havel, Comunicación y Humanidades 1997; Javier Pérez de Cuéllar, Cooperación Internacional 1987; Mario Soares, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1995; Jacques Delors, Cooperación Internacional 1989; Simone Veil, Cooperación Internacional 2005 y Nicolás Castellanos, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1998.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar "la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, equipos de trabajo o instituciones en el ámbito internacional".
__________________________
GATOENCERRADO JULIO 3, 2008

Ingrid denuncia que las FARC la trataron peor que un animal

Ingrid Betancourt afirmó hoy que "no sabe" a qué se dedicará en el futuro, al día siguiente de haber sido liberada por el ejército colombiano tras más de seis años de cautiverio en poder de la guerrilla colombiana de las FARC, que la trató "como a un perro".

"No sé qué voy a hacer en el futuro", dijo Betancourt desde Bogotá al canal de televisión público francés France 2.

"Me había programado para cuatro años más en la selva. Esta libertad ha llegado de golpe. Todavía estoy anestesiada por el shock. Me cuesta reflexionar por mí misma", confesó la ex rehén, liberada junto a otros 14 rehenes, entre estos tres estadounidenses y 11 militares y policías colombianos en un operativo helitransportado del ejército colombiano.

Betancourt, que cuando fue secuestrada en febrero de 2002 era candidata ecologista a la presidencia de Colombia, explicó que: "lo ideal para mí sería tener el don de la ubicuidad, y estar al mismo tiempo en Colombia y en Francia", antes de subrayar que tomará sus decisiones en función de lo que necesiten sus hijos y sus allegados.

Betancourt reiteró su "compromiso absoluto" en la lucha por los rehenes que siguen en la selva en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La trataron como perro

Interrogada sobre las condiciones de detención, la ex rehén aseguró que fue tratada "como a un perro". "Ni siquiera era un tratamiento para un animal", afirmó, antes de sentenciar que "sólo había crueldad, arbitrariedad y maldad".

También contó que durante su cautiverio tenía "espasmos de odio" contra sus secuestradores. "Pero me decía que una vez libre, yo quería estar libre de todo, y en especial" del odio, explicó y dijo que esperaba que las FARC iban a "rectificar" su política.

"Es una organización que ya no representa nada en Colombia, que ya no tiene nada de respetable", afirmó.

Ingrid Betancourt volvió a hablar del deterioro de su estado de salud durante su detención e indicó que "por supuesto" había pensado en que una posibilidad era morir. "La muerte llega muy muy rápido en la selva", precisó, antes de indicar que sus secuestradores la habían privado, a menudo, de medicamentos.

Interrogada sobre su actual estado de salud, Ingrid Betancourt respondió: "estoy en plena forma. En la libertad no hay ningún cansancio".

"Me iré unos días con mis hijos para estar sola con ellos y simplemente encontrarme en familia en la mayor felicidad", concluyó.
______________________

AFP JULIO 3, 2008

Betancourt se reencontró con sus hijos Melanie y Lorenzo en Bogotá

La ex candidata presidencial no se contuvo y una vez abierta la puerta del avión subió apresurada las escalinatas y abrazó a sus hijos. No pudo contener las lágrimas.

La política colombo-francesa Ingrid Betancourt, liberada en la víspera por el Ejército colombiano tras seis años de secuestro a manos de las FARC, se abrazó esta mañana, emocionada, con sus hijos Melanie y Lorenzo que llegaron de Francia a las 08:26 horas locales. El esperado reencuentro tuvo lugar en un aeropuerto militar de Bogotá.

Betancourt no se contuvo y una vez abierta la puerta del avión subió apresurada las escalinatas y abrazó a sus hijos. No pudo contener las lágrimas. También abrazó a su ex esposo Fabrice Deloye y al canciller francés, Bernard Kouchner. Luego, ingresó al avión.

La nave que trajo a sus hijos, un airbus del gobierno francés, aterrizó en la base aérea de Catam, al oeste de Bogotá, a al promediar las 08:15 horas.

LA ESPERAN EN PARIS. Francia espera la llegada de Ingrid Betancourt este viernes. Asimismo, el gobierno galo descartó que haya participado en el operativo colombiano que permitió la liberación de la ex candidata presidencial.

Fuente: AFP
___________________________

Sus primeras palabras tras recobrar su libertad
Miércoles, 02 de Julio de 2008

Betancourt dice que su liberación es una señal de paz para Colombia

Tras ser rescatada, la ex rehén de la guerrilla colombiana de las FARC, la colombo-francesa Ingrid Betancourt llegó en una avión de la Fuerza Aérea Colombiana, a la base aérea del Catam, en Bogotá.

Al explicar la operación, relató: "Nos levantaron a las cinco de la mañana. Nos tuvieron esperando toda la mañana diciéndonos que no sabían lo que iba a pasar, que de pronto nos tendríamos que mover de sitio y una hora antes de que llegaran los helicópteros". Artículos Relacionados

La ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, rescatada hoy por el Ejército colombiano después de pasar más de seis años secuestrada por la guerrilla de las FARC, afirmó que su liberación y la de otros catorce cautivos es "una señal de paz para Colombia".

"Nos están demostrando que la paz sí es posible", dijo Betancourt en declaraciones a la emisora de las Fuerzas Militares colombianas, que fueron retransmitidas por distintas cadenas de radio del país.

Junto con Betancourt fueron rescatados hoy los estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, así como once policías y militares.

Betancourt, también de nacionalidad francesa, consideró que la operación militar que permitió el rescate de los secuestrados, "fue absolutamente impecable".

"Agradezco a Dios y a los soldados de Colombia", subrayó emocionada la política que permaneció secuestrada desde el 23 de febrero de 2002.

Asimismo, agradeció a las personas que hicieron el operativo, "a todos los soldados de Colombia", y señaló que al comienzo no sabían "lo que estaba pasando".

Según la dirigente política que permaneció más de seis años en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el comando que participó en esa misión les "sacó con grandeza" de la selva.

"Lo que hicieron fue sacarnos a nosotros sin un solo tiro, y creo que eso es una señal de paz para Colombia", insistió la ex candidata presidencial con la voz entrecortada.

Poco antes el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Freddy Padilla de León, también había destacado que en la llamada "operación Jaque" no hubo un solo disparo.

"Podemos lograr la paz si confiamos en nuestras Fuerzas Militares y yo quiero agradecer a cada soldado de Colombia, pues nos están demostrando que la paz sí es posible, con inteligencia, con prudencia, con sabiduría (...)", aseveró la colombo-francesa.

Betancourt también agradeció al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, por el operativo que permitió el rescate, y dijo: "Si ellos no hubieran tomado el riesgo que tomaron, probablemente, quién sabe cuántos años más (permaneceríamos) en ese calvario en que nos tenían viviendo".

Al explicar la operación, relató: "Nos levantaron a las cinco de la mañana. Nos tuvieron esperando toda la mañana diciéndonos que no sabían lo que iba a pasar, que de pronto nos tendríamos que mover de sitio y una hora antes de que llegaran los helicópteros".

"Todos albergábamos la esperanza de que fuera una comisión internacional que fuera a liberarnos", comentó Betancourt, en alusión al momento en que llegaron los aparatos.

Ya en el aire, en el helicóptero, el jefe del operativo dijo: "Somos del Ejército Nacional. Ustedes están libres (...), quiero compartir con ustedes esta emoción (...)", concluyó emocionada la ex candidata presidencial en sus primeras declaraciones

Terra Perú
_____________________

De: Guillermo Tejada [mailto:gtejada@mincetur.gob.pe]
Enviado el: Miércoles, 02 de Julio de 2008 02:16 p.m.
Asunto: ULTIMO MINUTO

RPP ACABA DE INFORMAR QUE INGRID BETANCOURT FUE LIBERADO, JUNTO CON 3 CIUDADANOS NORTEAMERICANOS Y 11 OFICIALES COLOMBIANOS. TODAS LAS PERSONAS SE ENCUENTRAN EN ESTOS MOMENTOS EN SAN JOSE DEL HUAVIARE, COLOMBIA.

FUENTE: RPP 2.15 P.M.

-----Mensaje original-----
De: Liliana Gallangos [mailto:lgallangos@mincetur.gob.pe]
Enviado el: Miércoles, 02 de Julio de 2008 02:29 p.m.
Para: 'Guillermo Tejada'
Asunto: RE: ULTIMO MINUTO

Que buena noticia Guillermo

-----Mensaje original-----
De: RPenyy@aladi.org [mailto:RPenyy@aladi.org]
Enviado el: Miércoles, 02 de Julio de 2008 02:56 p.m.
Para: Guillermo Tejada
Asunto: Re: ULTIMO MINUTO

GUILLERMO GRACIAS POR LA PRIMICIA, ME HA EMOCIONADO NOTABLEMENTE

cARIÑOS

UN BESITO A RAI
________________________________________
De: FLASH T NEWS 02-07-08 [mailto:ft060816@rcp.com.pe]
Enviado el: Miércoles, 02 de Julio de 2008 03:22 p.m.
Para: 03-A B C D Y E
Asunto: Rescatan a Ingrid Betancourt

IMPORTANTE:
Liberan a Ingrid Betancourt tras 6 años
de cautiverio

La ex candidata presidencial de Colombia, Ingrid Betancourt, fue liberada junto a otros 14 rehenes por las fuerzas de seguridad de Colombia. El anuncio fue hecho por el Ministro de Defensa de Colombia Juan Manuel Santos, quien precisó que la liberación se logró en una operación denominada Jaque a cargo de las fuerzas militares colombianas.
Como se sabe, Betancourt, estaba en poder de las FARC desde febrero del 2002.
Junto a la ex candidata presidencial, fueron liberados tres rehenes estadounidenses.
Si bien esta noticia no es relativa al sector turismo, cumplimos con mantener informados a nuestros lectores por ser ésta una noticia de interés general.

Ud. lo leyó y se enteró primero a través de T News
____________________________
GATOENCERRADO JULIO 2, 2008

Alan felicita a Uribe por éxito de rescate de Ingrid Betancourt y 14 rehenes

El Presidente peruano, Alan García Pérez, expresó su saludo a su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe, por el rescate de Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes, y dijo que esta operación demuestra que “frente a la violencia no hay negociación”, sino la acción democrática de un Estado.

Destacó, en ese sentido, la constancia democrática de dicho país, pese al “aprovechamiento internacional” y la “incomprensión mundial” que hubo frente a este problema.

“Creo que Colombia, a veces ante la incomprensión mundial y ante el aprovechamiento internacional de los problemas, nos demuestra lo que pueden la constancia, la disciplina y el uso democrático de los recursos que la ley da para enfrentar y desterrar la violencia como forma primitiva.”

El Mandatario peruano formuló estas expresiones en Palacio de Gobierno, donde presentó a los ganadores del Concurso Nacional de Proyectos “Invierte Perú”.

_____________________________

EL COMERCIO 03 de Julio de 2008

EL TRIUNFO DE LA DEMOCRACIA SOBRE EL TERRORISMO
El mensaje de Ingrid

Editorial. El Tiempo de Colombia
El impecable rescate de los 15 secuestrados en poder de las FARC es un hecho histórico que puede cambiar el curso del conflicto armado.

Colombia recordará siempre la imagen de Ingrid Betancourt, siete miembros del Ejército y cuatro de la Policía cuando bajaban ayer en Bogotá del avión de la Fuerza Aérea que los trajo a la libertad desde el Guaviare (los tres estadounidenses volaron directamente a su país). El impecable rescate de estos 15 secuestrados que llevaban largos años en manos de las FARC es, sin duda, la noticia más bienvenida en muchos muchos años, en este país tan sacudido por las malas nuevas. Es, además, una noticia de profundas implicaciones políticas, militares y humanitarias.

Esta liberación ha producido un inmenso júbilo nacional. Difícilmente habrá un colombiano que no se alegre hasta lo más íntimo al ver terminado el calvario de estos cautivos. Hubo pitos, trancones, aplausos y lágrimas de felicidad en sitios públicos y toda clase de reacciones desde todas las orillas políticas. Y también en el mundo. La estatura internacional que ganó Ingrid Betancourt durante sus casi seis años y medio de cautiverio puso el infame drama del secuestro en Colombia en el foco de todas las miradas. Su imagen, con el rostro alegre y la mirada limpia, dio la vuelta al mundo en completo contraste con esa otra fotografía en la que hace apenas unos meses aparecía vencida y demacrada.

Fue una "operación perfecta", según la calificó la propia Ingrid en las emotivas y lúcidas palabras que pronunció en el aeropuerto. Un "rescate de película", como bien lo llamó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien se anotó un éxito contundente. Sin disparar un solo tiro, "sin un rasguño", en palabras del general Freddy Padilla. Una operación como esta tiene pocos precedentes en los anales de la inteligencia universal, y el país está ávido por conocer cómo se logró tan admirable rescate.

Más allá de ello, esta puede ser también la noticia más importante de la guerra en Colombia en los últimos años. Más que las muertes de 'Reyes', de 'Ríos' e, incluso, de 'Tirofijo'. No es una exageración. El golpe para las FARC es aún más demoledor que esas muertes. Lograr infiltrarlas del modo en que lo proclaman las autoridades es una derrota aún más severa que la muerte de algunos de sus jefes, pues indicaría lo afectada que está una organización que se ha caracterizado por su carácter impenetrable y monolítico. Y les inflige un golpe moral sin precedentes.

Después de esto, no puede ser que las FARC no reaccionen. No solo porque el júbilo de la liberación debe mostrarles definitivamente que el país entero rechaza de manera unánime la práctica horrenda del secuestro. Sino porque, ante esta liberación, deben asumir que la ecuación de la guerra ha cambiado de manera irreversible. Es hora no solo de liberar a los demás rehenes --los 42 militares, pero también los cientos de secuestrados extorsivos que mantienen en su poder--, sino de entrar en un proceso definitivo de negociación de buena fe para poner fin al conflicto armado. ¿Tendrá el nuevo secretariado los elementos de juicio para avanzar hacia tales decisiones, o, como ha hecho antes, se empeñará en sostener una lucha que hasta Hugo Chávez le está pidiendo que abandone?

Otro elemento importante es el momento en que sobreviene esta liberación. El país está en medio de una delicada crisis institucional, con el enfrentamiento entre la Corte Suprema de Justicia y el presidente Uribe. Difícilmente podría aspirar el mandatario a contar con una carta triunfal de la magnitud que le ofrece haber logrado el retorno a la libertad, sanos y salvos, de Ingrid Betancourt, los estadounidenses y los once militares y policías. Con el indudable apoyo y el refuerzo a su altísima popularidad, es la oportunidad de oro para un gesto magnánimo de parte del presidente, que el país entero saludaría con entusiasmo, para desactivar el enfrentamiento con la Corte, que sin duda también entenderá el momento histórico que vive Colombia. Nadie cuestiona la legitimidad de su mandato --mucho menos después de los hechos de hoy--, lo cual vuelve innecesario pensar en un referendo que lo avale.

Tras tantos años de privaciones y sufrimientos, de rabia y dolor, bien habría podido Ingrid Betancourt estrenar su libertad con un discurso pugnaz y descalificador de la posición del Gobierno frente al secuestro. Más aún cuando todas las organizaciones que clamaban por su libertad exigían que no hubiera intervención militar. Pero Ingrid demostró un talante superior al enviar a los colombianos, y al mundo, un mensaje de reconciliación, en el que agradece al presidente Uribe y exalta la labor del Ejército, que "¡puede llevarnos a la paz!". Mensaje que traduce el espíritu de concordia y unidad que necesita el país.

"Last but not least", como dicen en inglés, es la suerte de los secuestrados que siguen en manos de las FARC (y del ELN, no hay que olvidarlo). Marleny Orjuela, de Asfamipaz, la asociación de familiares de varios de ellos, lo dijo con toda claridad, cuando pidió al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que Francia no los abandone. Colombia tampoco debe abandonarlos. Su liberación sigue pendiente. Ojalá Ingrid, como ella misma lo dijo, se abandere de su causa en Francia. La felicidad que experimentaron todos los colombianos con su rescate y el de sus 14 compañeros tiene una contrapartida dolorosa en la pena que continúan sobrellevando las familias de quienes aún no han recuperado a sus seres queridos.
__________________
CORREO JULIO 3, 2008

Uribe sigue en racha
Por: ALDO MARIATEGUI

Brillante la operación para liberar a Ingrid Betancourt, de la talla de nuestra “Chavín de Huántar”. Lo malo es que esto seguramente emborrachará al buen presidente Uribe y lo hará lanzarse a la aventura de una segunda reelección, que de hecho conseguirá, pero de la que dudo mucho que lo lleve a buen puerto. Eso sí, ya pronto saldrán las ONG de DDHH, los lacayos chavistas y la izquierda a buscarle algún defecto a la operación. A muchos de éstos les arderá esta nueva debacle de esa castrista mafia narcoterrorista llamada FARC. Es que la potente asistencia militar yanqui bajo el Plan Colombia –implementado por Clinton y expandido por Bush– no ha servido mucho para reducir el narcotráfico (la única solución a eso es legalizar las drogas), pero sí para diezmar a estas ratas.

Repaso la carrera de Ingrid para el lector. Hija de un ex ministro de la dictadura militar de Rojas Pinilla y una Miss Colombia, basó su carrera política en la lucha contra la corrupción, acosando incesantemente al polémico ex presidente Samper, al que incluso le dedicó un duro libro.

Integrante del Partido Liberal (a pesar de su engañoso nombre es de centroizquierda; poseía hasta hace poco una formidable maquinaria política, similar a la aprista en sus buenos tiempos), se alejó para fundar un partido raro, más para latitudes europeas, ecologista, al que denominó “Verde Oxígeno”. Obtuvo la votación más alta como senadora, pero a esto le siguió un largo declive en su popularidad, lo que la desesperó –porque Ingrid ama los flashes, es muy “figuretti”; es una mezcla de Anel Townsend y Yonhy Lescano– y la impulsó a hacer tontería tras tontería para llamar la atención, como huelgas de hambre en pleno hemiciclo u obsequiar viagras en la calle a los parroquianos.

Se lanzó como candidata presidencial besando demagógicamente a una estatua de Bolívar, pero no llegaba al 1% en los sondeos. Azorada, perdió todo tino para atraer publicidad y el 2002 se adentró en territorio de las FARC para visitar en una zona rural al único alcalde que tenía “Verde Oxígeno”, a pesar de las advertencias de los controles militares por donde pasó. El resto es conocido: un horrendo cautiverio y mucho sufrimiento familiar, acarreado por tamaña irresponsabilidad infantil. No midió las consecuencias de sus actos y vivió un infierno por ello.

-Otrosí digo: Para el historiador Antonio Zapata y otros nostálgicos de Salvador Allende, desentierro estas líneas de un Caretas antiguo (“Armas en América Latina”, edición 492, enero de 1974, pág. 9) para que vean que no sólo fue un racista protector de nazis y un inútil como gobernante, sino que también apoyó al armamentismo: “Allende tampoco se quedó corto: cuando Estados Unidos se negó a vender durante un tiempo a Chile aviones supersónicos F-5, contrató con Inglaterra la compra de 21 cazas Hawker-Hunter por el valor de US$9.6 millones. No fue la única adquisición bajo el régimen de Unidad Popular, que entre otras cosas dotó a Chile de un crucero con cohetes mar-mar y encargó a Inglaterra la construcción de dos fragatas ‘Leander’ armadas con misiles ‘Seacat’ y que llevan un helicóptero. En realidad, según un estudio último del Institute of Strategic Studies de Londres, Chile bajo Allende es el país que más gasto per cápita en armas tuvo en los últimos años”.
______________________
EXPRESO 03 de Julio de 2008

¡Extraordinario!
Luis García Miró Elguera

Un fenomenal éxito para el valiente y visionario presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y para las fuerzas armadas de ese país hermano. Ingrid Betancourt ha sido liberada junto a un grupo de 14 de los cerca de mil secuestrados que aún mantiene la terrorista Farc. Betancourt, ex senadora, ex diputada y ex candidata presidencial, fue secuestrada el 23 de febrero de 2002. Hasta ayer permaneció en un campamento de las Farc situado en la localidad selvática de Guaviare, a 400 kilómetros de Bogotá.

Tras paciente labor de inteligencia, un comando del Ejército de Colombia se infiltró en el Secretariado de la Farc e incluso en la propia cuadrilla a cargo de la “prisionera”. Ya adentro convencieron al Secretariado de la organización siniestra que era necesario trasladar a Betancourt a una localidad más cercana, donde operaba el comandante Farc alias Alfonso Cano. Para ello el Ejército colombiano habilitó un helicóptero M-19 (quiere decir que la Farc usa este sistema sofisticado de transporte) tripulado por los comandos del Ejército encargados de liberar a Ingrid Betancourt que se hicieron pasar como altos dirigentes de la Farc encomendados para trasladarla. Sin embargo el helicóptero enfiló a Bogotá donde, en medio de aplausos, descendió Betancourt acompañada por los 14 rehenes. Tras agradecer al Ejército de Colombia y al presidente Álvaro Uribe por la exitosísima estrategia de rescate, invocó a la Farc que se abstenga de asesinar a quienes estuvieron a cargo de su cautiverio, tras caer en la trampa tendida por las FF AA.

El terrorismo pues, no paga. Podrá ser todo lo exitoso que quiera durante un tiempo. Lo fue un cuarto de siglo en el caso de Sendero Luminoso y el Mrta en el Perú. Inclusive mayor tiempo en Colombia con las Farc y el ELN. Sin embargo, al final del día, de una manera u otra va a ser liquidado. Sucedió en 1992 cuando el Estado peruano capturó a toda la dirigencia genocida de Sendero y tiempo después a la del Mrta. Un triunfo histórico que la comunidad caviar se encargó de empañar bajo el sambenito de los derechos humanos. Y en mayo de este año la Farc entró en desgracia. Primero cayó Raúl Reyes, cuya computadora se convirtió en fuente de información privilegiada para acabar con la Farc (por más que le pese al impresentable Hugo Chávez y a su amigo, Rafael Correa). Luego se entregó Nelly Álvarez Moreno, alias Karina, asesina del padre del presidente Álvaro Uribe. Y a continuación, murió Manuel Marulanda 'Tirofijo'.

No obstante el sensacional operativo montado por el presidente Álvaro Uribe y sus fuerzas armadas –a quienes desde esta columna felicitamos por su coraje y decisión– no sería extraño que, al igual que en el caso peruano, ahora o más tarde las oenegés del caviarismo internacional acusen al Ejército de Colombia y al presidente Uribe de violar los derechos humanos de los terroristas de las Farc, y pidan que los sentencien por delitos de lesa humanidad cometidos contra los pobres farcistas. Claro, siguiendo el pensamiento caviar, siendo Uribe de derechas debe ser declarado genocida.
____________________
LA PRIMERA 03 de Julio de 2008

César Hildebrandt
Betancourt y McCain

Las últimas imágenes internacionales de Álvaro Uribe, el presidente de Colombia, procedieron de sus conversaciones con John McCain, el prisionero de guerra del Vietcong que hoy quiere llegar a la presidencia de los Estados Unidos para continuar el legado de George W. Bush.

Era rara esta visita de John McCain a Colombia, pero lo que era evidente es que ambos personajes querían decirle algo al mundo. Algo así como que “estamos juntos y creemos en lo mismo”. Y “lo mismo” es, fundamentalmente, el Plan Colombia, cuyo eje conceptual es una nueva alianza con los Estados Unidos y una apuesta por la subordinación continental a la primera potencia militar del mundo.

No tengo ninguna duda de que Uribe aceleró la visita de John McCain a Colombia para que fuera parte de una secuencia triunfal, terminada ayer con la histórica liberación de Ingrid Betancourt y los tres agentes de la CIA derribados por las FARC cuando hacían un vuelo de reconocimiento y barrido electrónico en una zona controlada por la guerrilla.

Pocas horas antes de la gran noticia de ayer, en la conferencia de prensa ofrecida en Cartagena de Indias, McCain, sintomáticamente, subrayó estas palabras: “Felicito al presidente Uribe por los progresos contra la insurgencia marxista de las FARC y espero que estos avances produzcan pronto la liberación de los rehenes, incluyendo a los tres ciudadanos norteamericanos cautivos”.

Está claro que McCain sabía lo que se venía en las horas siguientes. Y está claro que al reeleccionista Uribe le conviene un McCain y no un Obama en la Casa Blanca. Al impregnar a McCain con algo del brillo de la “Operación Jaque”, Uribe le da una mano a la causa republicana y recibe, a su vez, el espaldarazo de los duros de Washington, esos que confían en que podrán demoler a Obama en lo que falta de campaña.

El vocero de McCain dijo en Bogotá, apenas aterrizado, que “con este viaje el senador reconoce que Colombia es un gran aliado de los Estados Unidos y que, a diferencia de Obama, él sí conoce la problemática de América Latina”.

Todas estas circunstancias como que pretenden ensuciar la estupenda noticia del rescate de esa heroína de la resistencia llamada Ingrid Betancourt. Felizmente, por encima de Uribe y sus bizarros enroques de presidente auxiliado por los paras, está la sonrisa de Ingrid y la alegría mundial por habérnosla devuelto.

Qué decir de este personaje, por el que clamamos hace meses en esta misma página, sino que encarna el espíritu de la libertad. Y qué otra cosa se le puede desear a Ingrid Betancourt que no sea que recupere, en todo lo que pueda, estos siete años que le robaron los salvajes.

Sí, porque hay que ser salvaje para interpretar el marxismo secuestrando por años a civiles ajenos al enfrentamiento y a militares rendidos en acción, encadenándolos a árboles al anochecer, negándoles alimentación adecuada o asistencia médica, torturándolos psicológicamente con el fin de quitarles toda esperanza y negarles la última migaja de voluntad. Y sólo el comunismo de mosquito y prontuario puede pretender que “la doctrina” del rapto interminable le hace bien a una causa que pretende liberar a Colombia.

Las FARC ya no es que estén gravemente heridas. Las FARC agonizan. Y ni siquiera les espera la epopeya del combate final sino la lápida del ridículo –además de la deserción, la traición pagada y las cadenas logísticas y de mando rotas en mil pedazos–. Porque sólo puede calificarse de tragicómica la vulnerabilidad de sus altos mandos ante la grosera operación de inteligencia que les hizo creer en un traslado aéreo inexplicable promovido por una organización humanitaria inexistente. Las FARC empezaron como sucesoras de Gaitán y están terminando como las enanas en el circo de Macondo.

Le hace bien a Colombia que las FARC agonicen. Ya era tiempo de que el foquismo bandolero recibiera una lección de esta magnitud. Pero no le hace bien a Colombia que sea Álvaro Uribe, mayordomo de Washington, quien usufructúe la victoria. Porque Uribe no es que quiera ser el Fujimori colombiano. Ese papel le parece pequeño. Este señor tiene la aspiración de convertir a Colombia en el Israel latinoamericano. Y, claro, en esa hipótesis Venezuela será Irán, Ecuador será Siria, Nicaragua un Irak por invadir y Cuba, como siempre, el escondrijo imaginario de todos los Bin Laden que en el mundo han sido. Uribe usa a Chávez para engordar bajo la sombra norteamericana. Y usa a las FARC para montar un caudillismo de raíces asesinas.

La buena noticia es que Ingrid está libre. La mala es que Uribe podrá ahora sentirse más fuerte para arremeter en contra de la Corte Suprema. Y es que se juega la vida con esa investigación abierta sobre Yidis Medina, la congresista que, al cambiar su voto por el encanto de un soborno, posibilitó la reelección del presidente colombiano.

Ayer que escuchaba a Ingrid Betancourt alabar a Uribe de un modo tan intenso como extraño a su habitual talante, me preguntaba, en medio de la alegría indescriptible que compartía con millones de televidentes, si esta mujer excepcional no había sido liberada de las zarpas de las FARC para caer –espero que por poco tiempo– en el dulce cautiverio del uribismo armado.
________________________
LA REPUBLICA 03 de Julio de 2008

EDITORIAL
Ingrid por fin libre

Esta será, a no dudarlo, una de las buenas noticias del año y tal vez la mejor: un operativo exitoso de las FFAA colombianas en la selva sur del país hermano logró la liberación de Ingrid Betancourt, tres ingenieros norteamericanos y otros once rehenes de manos de sus custodios de las FARC. El operativo, que recibió el nombre de Jaque, se cumplió sin derramamiento de sangre y consiguió también, gracias a su efecto sorpresa, la rendición de los miembros de la guerrilla que se encontraban en el campamento capturado.

La reacción de alegría y profundo alivio que se registra en Colombia y en gran parte del mundo es compartida por todos quienes hemos seguido los seis años de injusto cautiverio de Ingrid Betancourt y los numerosos y fallidos intentos de rescatarla por parte de Francia y otros gobiernos europeos, los cuales planteaban una operación de canje de prisioneros de las FARC a cambio de los rehenes o simplemente la liberación de estos últimos por razones humanitarias.

El caso Betancourt cubrió primeras planas y suscitó atracción mundial, pero en verdad era apenas la parte visible de un iceberg que comprendía a otros 44 rehenes significativos para las FARC y varios cientos de secuestrados anónimos. Gente condenada a sobrevivir en condiciones atroces porque sus familias no habían podido cumplir las condiciones económicas exigidas por un movimiento guerrillero que ha convertido el narcotráfico y el secuestro en negocios que le sirven de sustento.
La liberación de Ingrid y sus compañeros de cautiverio es un golpe durísimo a las FARC, que pierden la posibilidad de seguir haciendo chantaje político en base a los rehenes, pero que además pasan por un momento de gran debilidad, marcado por las muertes de Marulanda y de Reyes, es decir, de quien fuera su líder máximo por 40 años y también de su posible sucesor. Estas ausencias y las numerosas bajas y deserciones registradas en sus filas han puesto a las FARC a la defensiva, y acaso influyan en su nuevo líder, Alfonso Cano, para iniciar una negociación en busca de paz.

Pero también este exitoso operativo traerá beneficios al presidente Álvaro Uribe, quien atraviesa por su peor momento político, enfrentado a la Corte Suprema de su país, la que ha cuestionado las condiciones de su reelección luego de comprobar y sancionar casos de soborno a parlamentarios que recibieron dinero para votar en favor del cambio en la Constitución que permitió la reelección inmediata del mandatario.

Habrá, pues, un realineamiento de fuerzas luego de este hecho decisivo que marca un antes y un después en la historia política colombiana, y que torna las miradas hacia Ingrid Betancourt, esa frágil mujer que vuelve a la vida libre después de seis años y que había ingresado a la política con el ánimo de traer la paz. Tal vez su rol no pueda darse por concluido, así como tampoco, ciertamente, la lucha por conseguir la liberación de los restantes rehenes, el cese de la violencia y las violaciones de los derechos humanos por la guerrilla y los agentes del Estado y la llegada de la paz a un país que ha sufrido demasiado.
____________________________
----Mensaje original-----
De: Ricardo sanchez-serra [mailto:ricardosanchezserra@gmail.com]
Enviado el: Lunes, 02 de Junio de 2008 07:30 p.m.


Para: correo@peruinforma.com; politica@peruinforma.com


Asunto: Democracia colombiana vence a los terroristas de las FARC

Publicado en el diario La Razón de Lima-Perú, el 2 de junio de 2008

El Látigo del Rufus
Democracia colombiana vence a los terroristas de las FARC
Ricardo Sánchez-Serra(*)

Tras la muerte del cabecilla terrorista Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo", se ciñe un manto sombrío sobre el futuro de la terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Sus principales cabecillas han ido cayendo uno a uno, sea por acción militar, ajustes de cuentas entre ellos o entregándose a las fuerzas armadas. Muerto el máximo mito, se acabó el misticismo, además que nunca los terroristas de las FARC estuvieron tan débiles como ahora tras 44 años de lucha inútil contra la democracia colombiana, que derivó de terrorismo marxista-leninista a narcoterrorismo y secuestros.
Y eso que las computadoras de "Raúl Reyes", que revelaron los contactos internacionales de los terroristas, sus aliados, su financiamiento económico, sus delictuosos planes y sus tontos útiles en la política colombiana, continúan develando sus más recónditos secretos, dándonos cada día sorprendentes informaciones.
El 26 de marzo, muerte de "Tirofijo", es un día de fiesta para la paz y la democracia de Colombia y para la paz mundial. Pero, al margen de toda festividad, se demuestra una vez más que la política de seguridad democrática del presidente Alvaro Uribe es efectiva.
Colombia es un ejemplo de que la democracia funciona para derrotar al terrorismo. El orden, la disciplina y la mano dura también son democráticos.
Tras el jolgorio por la muerte del cabecilla terrorista "Tirofijo", no se puede ocultar el sol con un dedo. Su muerte no fue casual, como tampoco fue la de "Raúl Reyes" y tantos otros terroristas de las FARC, fue el trabajo de inteligencia y de campo de las Fuerzas Armadas de Colombia y de la estrategia del presidente Uribe. Estos hechos no son aislados.
Desde que ingresó Uribe al gobierno se abatieron a más de 11 mil terroristas de las FARC y otros 15 mil se entregaron. Asimismo, murieron en combate más de 2 mil paramilitares y 35 mil se desmovilizaron. Igualmente, abatieron a 100 narcotraficantes, destruyeron más de un millón y medio de hectáreas de cultivos ilícitos como coca y amapola. Se redujo significativamente el número de secuestros, masacres y homicidios.
Y mencionemos de paso los índices económicos: crecimiento del PBI en 7.6 por ciento, bajó el desempleo de 15 al 11 por ciento, crecieron las exportaciones en 23 por ciento y aumentó la inversión en 21 por ciento.
Estos índices reflejan por qué a más de 5 años de gobierno, el presidente Uribe mantiene un 80 por ciento de aceptación ciudadana.
La guerra contra el terrorismo aún no ha terminado. Hay más de 700 secuestrados y el mandatario ha ofrecido recompensas hasta de cien millones de dólares para los que deserten y liberen a los secuestrados e igualmente, libertad condicional para los que se entreguen.
*Periodista. Directivo de la Asociación
de Prensa Extranjera.
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/


_____________________________

Publicado en el diario El Peruano, de Lima-Perú, el 4 de junio de 2008

PRESENCIA DEL ESTADO EN LA SELVA COLOMBIANA
Las familias guardabosques

Ricardo Sánchez-Serra. Periodista



El Gobierno colombiano ha desarrollado un ambicioso proyecto que combate el narcotráfico, protege la selva, previene el calentamiento global y lo más destacable: defiende a los campesinos, indígenas y otras poblaciones desplazadas por el flagelo narcoterrorista. Es el Plan de Familias Guardabosques, vigilada por las Naciones Unidas.Concebido por el presidente Álvaro Uribe dentro del plan Colombia, en el año 2002, resultó un instrumento eficaz para dar una solución integral al problema de los cultivos ilícitos, que convertía a su país en el primer productor mundial de coca y que, además, conllevaba complicaciones en el orden social, ambiental, económico y de seguridad. Cabe destacar que el 52 por ciento del territorio colombiano es selva. Los narcoterroristas destruyeron dos millones de hectáreas para plantar drogas ilícitas.

El Gobierno –en coordinación con las municipalidades– inscribe a las familias campesinas, indígenas o afrocolombianas, que firman un contrato o un convenio, y se comprometen a erradicar los cultivos ilícitos de los caseríos –de manera manual y voluntaria– y reemplazarlos por otros. Dichas familias, que deben ser representadas preferentemente por una mujer, además reciben una compensación económica bimestral cercana a 320 dólares, previa certificación del cumplimiento de sus deberes y obligaciones.Las familias guardabosques no sólo mejoran su calidad de vida, sino que se involucran en proyectos productivos, participan en ferias, comienzan a integrar las cadenas económicas y con apoyo del Estado se les busca mercados. Se convierten, asimismo, en guardianes del ecosistema, conservando el medio ambiente y capturando el dióxido de carbono, más aún ahora que con el calentamiento global pueden recibir subsidios de organismos de las Naciones Unidas. Son 70 mil las familias guardabosques inscritas y en pleno trabajo que mantienen libres de cultivos ilícitos 2 millones 500 mil hectáreas. Por su parte, el Estado, además de la compensación económica, les ayuda con programas de salud, créditos, asistencia técnico-ambiental y facilidades para adjudicarse la tierra con título de propiedad (ya se les otorgó más de 47 mil hectáreas de tierras) y con el incentivo ahorrado, puedan poner en marcha proyectos forestales, agroforestales y de servicios ambientales. En 2007 se erradicaron manualmente 66 mil hectáreas de cultivos ilícitos y se espera que en este año erradiquen más de 100 mil hectáreas, y que el programa sea integrado por 120 mil familias, contando con más apoyo de la cooperación internacional.Asimismo, debido al éxito del programa, las familias guardabosques tienen ahora interés en incursionar en el turismo ecológico, debido a que sus tierras están en zonas admirables con paisajes impresionantes y que les daría mayores satisfacciones económicas. Es un ejemplo plausible de imitar.
http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=PER&pagina=http://www.elperuano.com.peRicardo Sánchez-SerraPeriodista Profesional Colegiado

Premio Nacional de Periodismo de la Iglesia Católica 2007

Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu