lunes, 12 de octubre de 2009

CUPIDO 21: LA NENITA DE PAPA (O MAMA)


PERU 21 OCTUBRE 17, 2009

Cupido.21: La nenita de papá (o mamá)

Ellas padecen de “papitis’ cuando no superan el llamado complejo de Electra.

Por Catia Gutiérrez/@catitax en Twitter

Cuando Ramiro llega a la casa de su enamorada, nunca encuentra un buen recibimiento. Percibe que debe hacer más esfuerzos por ser ‘mejor’. Su compañera lo compara todo el tiempo con su padre. Quiere que la trate igual. Le exige que la complazca en todo. No puede dejar de ser la niña ‘mimada’ pese a que tiene 25 años. Ramiro aún no se da cuenta de que el problema no es él, sino ella. Su compañera sufre de ‘papitis’.

LA REINA. Según explica la psicóloga Shirley Zegarra, de la clínica San Pablo, cuando las niñas –hasta los seis años– no han superado el llamado complejo de Electra (fijación emocional a la figura paterna), en la adultez buscan a una pareja que tenga comportamientos parecidos o iguales que los del padre.

Entonces, añade la profesional, este tipo de mujeres quiere que las engrían y necesitan que las complazcan en todo lo que pidan. “La parte de niño de esa adulta no ha sido superada. Por eso buscan la misma sobreprotección que le da el padre”, afirma Zegarra.

Pero, ojo, no solo es fijación en el padre. En la gran mayoría de oportunidades, asevera Zegarra, la madre se convierte en el ente que engríe y protege en exceso a la mujer. Es decir, también hay una ‘mamitis’ por parte de ellas.

Estos casos suceden sobre todo en las niñas que han crecido sin un padre al lado, por lo que la madre se termina convirtiendo en su único sostén, al punto –dice la especialista– que la progenitora decide qué pareja es la ‘más conveniente’ para su ‘niña’.

“En ocasiones, madre e hija desarrollan una alianza en contra del enamorado de esta última. Desfogan en él su frustración por el padre y el esposo que las abandonó. Por eso, el yerno nunca será bienvenido en la casa de la pareja”, agrega la profesional.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu