jueves, 10 de julio de 2008

ANGEL URIBE: EL ANGELITO DE LA "U"


EL TROME JULIO 10, 2008

El Angelito de la 'U'
Por: Fernando 'Vocha' Dávila y José 'Huachano' Lara

Don Ángel Uribe fue siete veces campeón con la crema y ahora pone garra en su partido más difícil, pues sufre una penosa enfermedad.

Cuenta que Chale era un genio con la pelota y armaba broncas, Muñante paraba lleno de oro y cumplió su sueño de jugar contra Pelé y Di Stéfano. Pide al 'Ciego' Oblitas, al 'Trucha' Rojas y a 'JJ' Oré que lo llamen por teléfono.

La vida es un partido que dura más de 90 minutos y el rival, a veces, te mete un gol cuando mejor dominado lo tienes. Don Ángel Uribe, goleador y multicampeón con la camiseta crema, supo de vueltas olímpicas, integró el equipo merengue finalista de la Copa Libertadores en 1972 y hoy una mujer oscura, de negro, quiere cortarle las piernas y alejarlo de sus seres queridos. Pero el hombre está vivo, dispuesto a luchar, sabiendo que hoy es cuando más debe sacar a relucir su garra y tiene de hinchada a su familia. A la abnegada doña Hilda, su mujer que cada mañana le da un beso y le jura, a cada instante, que siempre estarán juntos.
El cáncer a la próstata y a los huesos hace daño hasta al más fuerte, pero él tiene calidad para ponerle el pecho a cualquier rival.

Don Ángel, un apretón de manos, ¿en los momentos duros se ve a los verdaderos varones?
Gracias, por venir a casa. Siempre digo que muchas personas te reconocen cuando ya no estás en este mundo, pero los verdaderos homenajes se dan en vida.

Usted fue un ganador y ahora es momento de dar pelea.
Lo que más me duele de todo este mal, es que no puedo comer mi pescado. Soy de Ancón y siempre consumí lo que nos da el mar, degustar un rico ceviche o un pescadito bien frito. Sin embargo, ahora estoy prohibido de comer alimentos preparados con aceite.

¿Se acuerda cómo llegó a Universitario?
Mi amigo Manuel Márquez, quien jugaba en la 'U' y era de Ancón, me llevó al club. Pero como era menor de edad, tenía que ir con el permiso de mi papá, a quien no lo conocía. Entonces, lo fui a buscar y cuando le conté que iba a jugar por el primer equipo de Universitario no me creyó, fue sarcástico y me respondió: 'seguro debe ser por el equipo de juveniles', por lo que le repliqué que iba a debutar contra el Vasco da Gama de Brasil. De esa manera conocí a mi padre, quien después ya me empezó a buscar más seguido. Son cosas de la vida real, que parecen sacadas de una película.

¿Quién fue el mejor compañero que tuvo a su lado?
Jugué junto a un genio como Roberto Chale. Cuando tenía la pelota en los pies, nos gustaba mirar lo que iba a hacer, pero sin ella, cuidábamos que no arme la bronca. Era un palomilla de primera y muy vivo. Se le prendía a cualquiera y después, los más antiguos, como 'Chumpi', yo y otros, teníamos que ponernos al frente para que no lo agarren en mancha.

¿Y también tuvo de los vanidosos?
Juan José Muñante. Un hombre que le encantaba el oro, hasta que lo destronó el golero Burela. Un día se apareció con cadenas y esclavas, entonces el 'Jet' pasó a segundo plano y rapidito lo bautizamos como 'Atahualpa', porque era un cholo que le sobraba el metal dorado.

¿Tuvo jale con las chicas?
Mira a su esposa Hilda, levanta su dedo índice, se lo pone en los labios y le hace la seña que no diga nada. Ella igual sonríe y se lanza a contar la anécdota. "Claro que venían, tocaban la puerta y parece que sabían que yo no estaba, porque justo aparecían cuando había salido. Pero mi suegra me llamaba y me presentaba: chicas, acá está la esposa de Ángel", culmina la esposa. El ex jugador sonríe con ganas, porque ya no habrá escenas de celos como seguro surgieron en ese momento. Ahora es una broma cómplice que ayuda a armar la entrevista a estos redactores.

Me dicen que pudo ser concuñado del 'Nene' Cubillas.
Claro. Él estaba muy enamorado de mi cuñada Martha, salían juntos, pero al final cuando quiso algo serio y formal, ella le contestó que no, porque no estaba preparada para casarse. Creo que nunca le terminó de gustar Teófilo. Él sufrió mucho, pero se alejó y después se casó. En cambio, ella nunca contrajo matrimonio y hasta ahora está sola. Pero han pasado tantos años y él siempre le manda una tarjeta por Navidad.

¿Alguna vez vio escaparse un compañero de la concentración?
Para nada, porque para eso estaba gente como José Fernández o Fernando Cuéllar, quienes de un manazo ponían en su sitio a los jugadores.

Pero dicen que Julio Aparicio entraba con todo y 'chelas'...
Nunca lo vi, pero sí te puedo asegurar que llegaba con un tufo que nos mareaba a todos, ja, ja, ja. En otras palabras, a veces, aparecía 'sazonado'.

Usted fue rival de un grande como Pelé, ¿verdad?
Así es, vino con el Santos a jugar contra la 'U' en el 65 por la Copa Libertadores y nos ganó 2-1 en el Nacional. Ese día lo vi de cerca y no me quedan dudas que fue el más grande de todos los tiempos. El único recuerdo que tengo con él es una foto. También me convocaron para jugar frente a la selección de España y me tomé una toma con Alfredo Di Stéfano.

Han pasado varios minutos que le hemos exigido a su memoria, quizá un poco sobreponiéndonos a las órdenes del doctor. Pero está cansado, aunque feliz y emotivo por los recuerdos que le han invadido su mente.

Mónica, su última hija y su señora, lo ayudan a ponerse la camiseta y son felices al verlo reír cuando posa para la foto. Él saca a relucir su habilidad y se da maña para mandar dos mensajes.

"Por favor, pon que el alcalde de Ancón, Guillermo Pozo, siempre me pone un carro para que me lleve al hospital 'Dos de Mayo' y reciba mi tratamiento de quimioterapia", pero añade, "me gustaría que 'Jota Jota' Oré me llame, también el 'Trucha' y Juan Carlos Oblitas', de repente no tienen mi teléfono. Aquí se los paso, 556-0046".

Lo dejamos tranquilo, con ganas de luchar, como lo viene haciendo hace un tiempo que la terrible enfermedad decidió atacarlo y retarlo a vivir.

Él pone fuerza y talento, nosotros tenemos que darle el grito de aliento, ser su mejor hinchada y no dejarlo solo.

Hay una cuenta bancaria en soles para apoyarlo, anote: 191-16616139-0-77 del Banco de Crédito (que está a nombre de su hija Mónica).

Apúntese en la gran cruzada. ¿O, acaso, no sabe que más felicidad hay en dar que en recibir?

El sucesor de 'Lolo'

Su historia en Universitario se inició en 1959, cuando el entonces técnico Arturo Fernández quedó deslumbrado con un habilidoso zurdo de 15 años que hacía diabluras con la pelota y lo hizo debutar a los cuatro días en un amistoso ante el poderoso Vasco da Gama. Ese mismo año, y ya con 16 cumplidos, el muchachito terminó con una racha de 10 años sin títulos de la 'U' y le dio el campeonato a los merengues con un gol ante Municipal.

'Angelito' nunca más se sacaría la crema y ganó siete campeonatos nacionales con su club (1959, 1960, 1964, 1966, 1967, 1969 y 1971), además del subcampeonato de la Libertadores de 1972.
Se retiró con solo 30 años, en 1973, y su talla de ídolo quedó confirmada cuando Universitario le hizo entrega del carné de socio honorario N° 002 (claro, el 001 le pertenece a 'Lolo' Fernández')

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

Don Alfredo di Stéfano, el mejor futbolista de todos los tiempos

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu