domingo, 13 de diciembre de 2009

KARLA CASOS: ¡NO SABES CUANTO EGO HAY EN LA TV!

SUPLEMENTO DOMINGO LA REPUBLICA DICIEMBRE 13, 2009

¡No sabes cuanto ego hay en la televisión!

Karla Casós confiesa estar aburrida de que la llamen la Angelina Jolie peruana. Ahora busca perfilar su imagen más allá de esa y de otras comparaciones. Aunque algunos lo duden, asegura ser autocrítica con sus trabajos. La televisión ya no la entusiasma. Allí hay demasiada vanidad y mala leche, dice. La modelo, ahora en la piel de una sexy empresaria, anuncia el lanzamiento de una línea de calzado que, junto a su revista KC, la acompañarán en esta lucha por mantenerse vigente en la complicada escena local.

Por Rafael Robles
Fotos Christian Salazar

A Karla Casós se le hace tan sencillo poner nervioso a un hombre. ¿Cuánta de esa sensualidad es innata y cuánta es fruto de su trajín ante cámaras y pasarelas? Empezó como modelo y actriz en Estados Unidos, país donde también estudió actuación durante un año en el New York Film Academy. Después vendría su publicitado parecido con la esposa de Brad Pitt, su fugaz y desafortunado paso en la conducción del programa “Enemigos íntimos” y su resurgimiento con la aparición de su revista KC. Hay que agregar los ofrecimientos parar actuar en películas peruanas (que rechazó porque contenían desnudos) y la producción de tres calendarios de infarto. “¿Qué te dijeron tus padres cuando sacaste el primero?”, le pregunto, a lo que ella responde: “Ah, olvídate, un escándalo total. Me dijeron: ‘¿Para eso te hemos mandado a Nueva York a estudiar?’. Igual no me arrepiento porque fue un calendario bastante sensual, bien producido”. Audaz, mandada, mujer sin miedos, llámela como quiera, ella es Karla Casós, y amenaza con seguir trepando peldaños en dos ámbitos que siempre se han llevado bien: el modelaje y el mundo empresarial.

–Del modelaje y la televisión has saltado al mundo empresarial: estás a punto de sacar una línea de calzado, tienes una revista con tus iniciales y comentas que todavía hay muchos proyectos por venir. ¿Cómo llegaste a esto?

–A raíz de la revista KC, que está dirigida a la mujer de una forma divertida, es que han salido varios proyectos y uno de estos es esta línea de zapatos. Se llama “Latina, by Karla Casós” y consiste en sandalias bastante divertidas y coloridas para el verano. Todo con el sello KC, todo va de la mano de la revista. Con respecto al futuro, recién estamos proponiéndonos un plan de trabajo para el próximo año. Cada cierto tiempo va a haber prelanzamientos de productos relacionados con KC. Se acabaron los calendarios porque ahora ya no me preocupo por 12 fotografías, sino por una revista de 70 páginas (risas).

–Dejando de lado lo empresarial, ¿qué tiene que hacer una modelo para sobrevivir en el Perú?

–Hay dos caminos. Uno, que es el más largo y demanda mucho trabajo, y el otro, que es el del escándalo. Son dos cosas que tengo bien claras desde que me inicié. Yo no comparto el segundo camino aunque se ha visto mil y una veces que sí funciona en el país. A mí eso no me atrae, no creo que sea correcto.

–¿Te refieres a alguna persona en particular? ¿Delly Madrid, tal vez?

–Me refiero a muchos escándalos de chicas que recién empiezan y que buscan aparecer de cualquier manera, pisoteando a quien sea para figurar. No hablo de ningún caso en específico.

–¿Y qué consejo le podrías dar a esas nuevas modelos?

–Que entiendan que el mundo artístico es muy amplio. Puedes ser modelo de pasarela, modelo televisiva o incluso puedes conducir un programa. Lo importante es saber qué es lo que quieres hacer e ir probando en el camino. También es bueno ser objetiva con una misma y analizar nuestras debilidades y fortalezas, pedir consejos y andar por ese camino.

–Hablando de comienzos, tú te hiciste famosa por parecerte a Angelina Jolie, ¿te llegó a incomodar tanta comparación con ella?

–Nunca me molestó ni tampoco me gustó. Soy una persona que sabe que lo mejor es que la gente comente mientras una espera callada. Nunca me esforcé por parecerme a Angelina Jolie. Sí me veo parecida en algunos ángulos, pero en otros no. Al comienzo me divirtió mucho, pero luego me aburrió. Creo que hoy por hoy me conocen más por Karla Casós. Angelina es solo mi chapa (risas).

–Uno de los trabajos que hiciste en Estados Unidos fue aparecer como bailarina en el video “Welcome to Miami” de Will Smith, ¿cómo fue el trato con él?

–Es un caballero. No intentó nada con nadie. Era un caballero en todo su esplendor, a diferencia de algunos artistas nacionales que se sienten avasallados por las mujeres y quieren sonreírles a todas.

–Aquí se suele pensar que las anfitrionas y las modelos son mujeres fáciles y tontas, ¿te preocupa eso?

–Entiendo a quienes creen eso porque hasta yo también pienso lo mismo, la mayoría de la gente que está en la televisión deja mucho que desear. Y te lo digo yo que las he conocido. Hay muy pocas personas inteligentes y ubicadas. Yo estoy en ese rubro (risas).

–¿Qué pasa? ¿Demasiada vanidad?

–¡No sabes cuánto ego hay en la televisión! “Yo soy la mejor, yo soy la reina, yo soy la más bella…”. Me da tanta lástima.
–¿Se te ha hecho complicado conseguir amigos en el mundo del espectáculo?

–Hay muchas personas fingidas que crean un personaje en cámaras. Eso debe ser complicado para ellos porque luego dudo que sepan quiénes son. Mis amistades pertenecen a otros grupos. Amistades sinceras no tengo en el espectáculo, pero sí me llevo bien con mucha gente. Enemistades seguramente hay, pero no se puede caer bien a todo el mundo. Yo creo que ya todos se han dado cuenta de que no voy a mentir por caerle bien a alguien o para quedar bien, ni tampoco voy a decir algo cuando pienso que no es la verdad. Esta es mi personalidad y me encanta ser así.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu