lunes, 21 de diciembre de 2009

"LUCECITA" SE DEFENDIO: "NO SE PUEDE MANTENER UN PROGRAMA SOLO CON PIERNAS BONITAS"


EL COMERCIO MAYO 20, 2010

'Lucecita' se defendió: "No se puede mantener un programa solo con piernas bonitas"

La colombiana exigió respeto a Karen. Le pidió que no la mencione en sus comentarios y aclaró que tiene un lugar en la TV gracias a su esfuerzo y dedicación

Tras haber sido eliminada del ‘reality’ “Amigos y rivales”, la colombiana Luz Marina Ceballos “Lucecita” volvió a referirse a Karen Dejo para pedirle que no la mencione en sus comentarios.

“Lo que exigí fue respeto. El término atorrante sonó fuerte, pero la llamé de esa forma (a Karen) porque ella tiene ese perfil. (...) Cuando alguien te provoca e insiste con el tema hay un momento en que vas a explotar”, señaló la animadora colombiana de TV.

Asimismo, “Lucecita” aclaró a Dejo que consiguió un lugar en la pantalla chica con esfuerzo y dedicación, y no por sus bonitas piernas. Solo con el físico -sostuvo- es imposible mantener un programa.

“No se puede mantener un programa con bonitas piernas. Hay muchas mujeres guapísimas… Que no me tenga en cuenta en sus comentarios”, remarcó.
__________________________
EL COMERCIO ENERO 31, 2010

Lo mejor de la comida colombiana según Lucecita

Colombia es conocida por su café y hermosas mujeres, pero también guarda en su cocina exquisitos platos que Luz Marina Zevallos, ‘Lucecita’, nos recomienda probar

Domingo 31 de enero de 2010 - 09:39 am
La ex conductora de La Noche del 11 indicó a elcomercio.pe que la bandeja paisa, típico de ciudades como Medellín y Pereyra, es una comida hecha en base a frijoles rojos, arroz blanco, huevo frito y chorizo, que no podemos perdernos.

“Otro plato que es muy bueno son los tamales de Tolima. Recuerdo que cuando iba a la casa de mi abuela siempre me comía eso”, añadió.

Dentro de sus recomendaciones, Lucecita incluye también el sancocho, que es una sopa con papa, yuca y carne de res; el viudo, caldo con pescado; y el ajiaco de Bogotá.

“HAGO UN BUEN ARROZ CON POLLO”
A pesar de sus raíces colombianas, lo que mejor cocina Luz Marina Zevallos es comida peruana y uno de los platos que mejor le sale es el arroz con pollo.

“Debo admitir que tengo muy buena sazón, sobre todo con la gastronomía peruana. Puedo hacer ají de gallina, carapulcra, papa a la huancaína y tallarines rojos”, dijo.

¿A DÓNDE IR?
Café Colombia. Avenida La Paz 646, interior 19, pasaje El Suche, Miraflores
_____________________________

EL COMERCIO DICIEMBRE 21, 2009

Irreconocible: el antes y el ahora de Lucecita

18:10 | La colombiana tenía el cabello negro y ensortijado, a lo Sara Manrique. La conductora de TV lucía totalmente distinta. Ella aseguró que solo tiene dos operaciones

El antes y el ahora de ‘Lucecita’. El programa de TV “Amor amor amor” mostró imágenes de Luz Marina Zevallos en su etapa de adolescente con el cabello ensortijado y negro. Totalmente irreconocible.

La colombiana con las piernas más deseadas, físicamente ha cambiado mucho. Sus fotos de cuando tenía 13 años no tienen punto de comparación con la mujer que es ahora. Y ante las suspicacias, la colombiana se adelantó a asegurar que solo se ha sometido a dos cambios físicos: una operación a la nariz y un aumento en el tamaño de sus senos.

De otro lado, Carlos Cacho no dudó en hacer comentarios sarcásticos sobre las fotografías de la animadora colombiana. “Estoy en shock”, dijo, para luego preguntar a la conductora detalles de su relación con su actual esposo y padre de sus hijos.

“Vine a Lima cuando tenía 16 años y me casé a los 19. Mi esposo es el primer y único hombre que he tenido”, refirió ‘Lucecita’, quien hace unos días viajó a su ciudad natal Pereira, donde protagonizó un emotivo encuentro con sus progenitores, a quienes no veía hace 14 años.

* El emotivo regreso de Lucecita a su tierra natal
15:29 | La animadora de televisión llegó a su tierra natal después de 14 años y se reencontró con su familia

La conocida animadora de televisión Lucecita, aprovechó estar por el momento fuera de la televisión para regresar a su natal Colombia después de 14 años.

Lucecita se reencontró con sus seres queridos del lugar donde pasó momentos de su infancia y tuvo un emotivo encuentro con su abuelita, la mujer que la crió desde que era una pequeña.

La colombiana, nacida en Pereira y cuyo nombre verdadero es Luz Marina Zevallos, se casó con un empresario arequipeño y tuvo a su cargo programas de TV como “La noche del 11”, así como haber animado distintos eventos.
__________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 28, 2009

Lucecita debutó en programa de mediodía

16:05 | Hoy arrancó el programa “Lucecita al mediodía”, el cual competirá con los programas de entretenimiento de Carlos Cacho y Laura Huarcayo

La colombiana Luz Marina Ceballos está feliz y tiene un buen motivo. Hoy debutó en su programa de entretenimiento “Lucecita al mediodía” y amenaza a la competencia.

“Hemos pasado un día espectacular, especial, momentos maravillosos en su compañía y espero que a partir de hoy nos sienta parte de su familia”, expresó la conductora al finalizar el programa de su debut.

El programa de Luz Marina, quien se inició animando “La noche del 11” con Joselito Carrera, competirá con su ex compañero que es co-animador de “Lima Limón” al lado de Laura Huarcayo. Lo hará también con el programa de Carlos Cacho, Sofía Franco y Jeanine Leal de “Amor, Amor, Amor”.

CRITICA A LOS PROGRAMAS DE LA COMPETENCIA
“Creo que se ha perdido un poco de objetividad por pensar solo en las cifras. En mi programa, la gente no se dormirá”, señaló a un diario local.

Además, la guapa “colocha” indicó que no hará todo por el rating y que es por ello que marcará la diferencia.
_______________________
PERU 21 AGOSTO 13, 2009

“En la cama yo tengo ciertos límites, no voy a extremos”

Pocas personas les deben tanto a sus piernas como Luz Marina Ceballos, 'Lucecita’, la bella colombiana que conduce D’ Boleto, un programa de entretenimiento en Canal 11. Hoy debuta como actriz en la obra Aventurera. Va en el teatro Julieta, los J y V, a las 8:15 p.m. Entradas: 20 soles.
Autor: Gonzalo Pajares Cruzado

"Yo no me creo ni me siento una diva. Me siento, eso sí, una mujer realizada. Por ejemplo, en lo familiar: estoy casada y tengo dos hijos maravillosos”, nos dice 'Lucecita’. Acaba de terminar el ensayo de la obra Aventurera, donde hace el papel de Divina, una artista 'divina’ con conflictos internos más grandes que su fama.

¿A qué edad vino de Colombia?
A los 16 años. Con quien ahora es mi esposo nos conocimos allá. Tuvimos un romance. Él regresó y me invitó a seguirlo al Perú. Renuncié a mis sueños y los vine a realizar acá. No premedité ser artista ni conductora de televisión. Allá era una chica más.

Ha sido precoz en el amor...
Creo que sí. Pero, a veces, esa precocidad nos trae cosas buenas. Hemos creado un complemento perfecto.

¿Cómo era en el colegio?
Una hiperactiva, una traviesa. Me gustaba hacerme la graciosa, hacía escándalo cuando salía la profesora: cantaba, me subía a los pupitres. Me gustaba ser el foco de atracción. Me metía a los reinados, gané el concurso de poesía.

¿A qué edad tuvo su primer novio?
A los 14. Era más un amigo, nos dimos uno que otro pico. Novio, novio, el que hoy es mi esposo.

¿Llegó virgen al matrimonio?
Por supuesto (ríe). Para algunos puede ser absurdo, pero en mi caso fue así. Ojo, yo no dije “tengo que llegar virgen al matrimonio”. Simplemente, las circunstancias se dieron así.

¿De dónde nace su poesía?
De una mezcla de emociones, inquietudes, de mis momentos de soledad, de reflexión. Simplemente, dejo que mi corazón fluya.

¿Me recitaría alguno de sus poemas?
“Hoy, en el manto frío/ cuando el silencio se hizo viento/ y penetra esta piel mía/ llena de soledad/ de angustia/ de recuerdos lejanos y esperanzas vagas/ que se destruyen...”. Es larguísimo. Tengo otro dedicado a mi esposo. Se llama Temor: “Temo al amor que viene y va como una ola vacilante en la perfilada playa./ Temo a los errores porque ellos solamente logran perturbar tu alma”. Quiero publicarlos.

¿Perdonaría una infidelidad?
(Piensa). Yo no soy tan tajante. La mayoría de mujeres dicen no. Sin embargo, muchas han perdonado infidelidades, pero no lo dicen. Ahora, no he tenido que perdonar nada porque no me he dado cuenta de ninguna.

¿La belleza ha sido su arma para convertirse en una figura mediática?
No, la belleza es relativa, es un complemento. Yo no me siento tan bella. Eso sí, siento que he nacido para el arte.

Sus piernas la han ayudado, ¿no?
No. Ellas me permiten avanzar (ríe)… y a paso seguro. Ahora, a quién no le gusta que la alaben por algo sobresaliente de su físico. Yo no salí a decir “tengo las mejores piernas”. La gente se da cuenta de que, además de mis bonitas piernas, yo tengo otras cualidades. Y las que no tengo, como cantar, las aprendo.

De pequeña le gustaban los animales. ¿Usted tiene un lado animal?
(Ríe). Creo que todos lo tenemos. ¿En el amor? También (ríe). Mmm… Soy bastante apasionada. Cuando uno está enamorado, pues, da todo de sí (ríe).

¿A qué extremos ha llegado?
No hago cosas tan excéntricas en la intimidad. Solo lo normal, todo lo que me hace feliz… sin ir a extremos. En la cama yo tengo ciertos límites.

¿Cuáles son?
(Ríe). ¿Mis límites? Se lo dejo a su imaginación (ríe). Nada anormal. Lo importante es que no se pierda la pasión.

Es cristiana, ¿es pecadora?
Uy, espero no pecar tan frecuentemente (se carcajea).

¿Qué detesta?
Las presiones. No me gusta que me digan qué hacer. Me jode que la gente hable sin fundamento, que no me conozca y hable de mí. Que critique mi físico no me importa, pero que critique mi forma de ser, sin conocerme, me jode.

'Lucecita’, ¿es feliz?
La felicidad no existe. Creo, eso sí, en su búsqueda.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu