sábado, 29 de octubre de 2011

TRAS SU QUINTO RECORRIDO, SEÑOR DE LOS MILAGROS REGRESO A LAS NAZARENAS


EL COMERCIO OCTUBRE 29, 2011

Tras su quinto recorrido, Señor de los Milagros regresó a las Nazarenas

La imagen del Cristo Moreno terminó después de las 2 a.m. su recorrido e ingresó al templo, ubicado en la avenida Tacna

En medio de bombardas y cánticos, la imagen del Señor de los Milagros finalizó su quinta salida, en la que visitó el hospital Arzobispo Loayza y recibió el homenaje de los jugadores de Universitario de Deportes, llegando al templo de Las Nazarenas, en la Av. Tacna.

La sagrada imagen permanecerá en la referida iglesia hasta el martes 1 de noviembre, cuando llevará a cabo su último recorrido del año.
_________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 28, 2011

La ‘U’ rindió emotivo homenaje al Señor de los Milagros

El ‘Puma’ Carranza, Galliquio, Rabanal y Ruidíaz, entre otros, saludaron al Cristo de Pachacamilla

Video: Universitario de Deportes (http://elcomercio.pe/deportes/1325034/noticia-u-rindio-emotivo-homenaje-al-senor-milagros)
En medio de aplausos y alabanzas, Universitario de Deportes rindió un emotivo homenaje al Señor de los Milagros.

El paso del Cristo de Pachacamilla por el cruce de los jirones Zepita y Cañete fue decorado con una alfombra de flores con los colores crema y granate.

Entre los asistentes al saludo estuvieron directivos, trabajadores, el ‘Puma’ Carranza, y diversos jugadores del plantel principal, como Jhon Galliquio, Jesús Rabanal, Raúl Ruidíaz y José Mendoza, quienes se mostraron emocionados por participar en el homenaje.
________________________
PERU 21 OCTUBRE 18, 2011

Tráfico caótico por Señor de los Milagros

Vehículos particulares y públicos se desviaron de la avenida Tacna por Vía de Evitamiento y Av. Abancay, debido al paso de la procesión.

Andas recibieron homenaje en Plaza de Armas. (Andina/Canal N)(http://peru21.pe/noticia/1319687/trafico-caotico-senor-milagros)
Desde temprano, el tráfico en el Centro de Lima se tornó caótico por la procesión del Señor de los Milagros, que hoy realiza su recorrido más largo del año. A las 06:00 horas salió de la iglesia de Las Nazarenas y esta noche tiene previsto llegar al templo Nuestra Señora de las Victorias, donde pernoctará.

En las primeras horas de hoy, los vehículos particulares y de transporte público no podían circular por la avenida Tacna y calles aledañas al templo nazareno. Por ello, los conductores debieron desviarse por la Vía de Evitamiento para ingresar a la ya sobrecargada avenida Abancay. Muchos llegaron tarde a sus trabajos por la congestión vehicular.

La Policía Nacional subrayó que las avenidas serán reabiertas conforme avance la procesión, que pasará por el jirón Conde de Superunda, Plaza de Armas, el jirón Junín, Barrios Altos; los jirones Huánuco y Puno, la avenida Grau, el jirón Cangallo, la avenida 28 de Julio y la Plaza Manco Cápac.

Antes del mediodía, la imagen religiosa recibió el homenaje del presidente Ollanta Humala en Palacio de Gobierno y de la alcaldesa capitalina, Susana Villarán. Después llegará al Arzobispado, el Congreso, el santuario de la Virgen del Carmen; así como los hospitales Dos de Mayo, Emergencias Pediátricas y Guillermo Almenara de Essalud.
________________________________

EL COMERCIO OCTUBRE 16, 2011

Limeños de todas las cepas: “La procesión y la fe no se acabarán nunca”

El culto al Señor de los Milagros tiene 360 años. José Vicente Soto Parra es el mayordomo de la hermandad y el encargado de mantenerlo en vigencia

Foto: Richard Hirano
JAVIER LIZARZABURU

El morado es potente. Es como una gran piscina en la que no queda otra que zambullirse. Ahí aletean magos y reyes, poetas y sabios, genios y santos. Morado es el color de la aflicción y la congoja, que aparece en la religión y en la poesía de Machado, como “las ascuas de un crepúsculo morado”. Es el color del poder absoluto, que solo los emperadores romanos podían usar. El color de la elegancia y la sabiduría, como había declarado Isabel I de Inglaterra. El color que da paz y ayuda a superar los miedos, sostienen los psicólogos. Pero también es el color de la magia, el misterio, la espiritualidad y el carácter sagrado de la existencia, aseguran los místicos.

Quién diría que cuando Sor Antonia Lucía del Espíritu Santo eligió ese color en el siglo XVII, estaba eligiendo uno que le calzaba a la perfección al Cristo Moreno. Más curioso aun que en una sociedad conservadora y excluyente, como era la sociedad colonial, terminara por imponerse no el Cristo de los blancos, que era el que salía en las procesiones del Corpus Christi, sino el Cristo de los esclavos negros, que había sido pintado por uno de ellos en 1651.

Lima es ese espacio de contradicciones donde todo parece posible. Y en ese proceso podemos ser capaces de producir algo tan sublime y tan inclusivo como este culto, cuyo magnetismo es tal que se ha esparcido por más de 200 ciudades alrededor del mundo. “Hasta en Suecia, donde los católicos son solo el 2% de la población, cada año sale la procesión”, dice don José Soto Parra, mayordomo de la Hermandad del Señor de los Milagros, una institución que existe para mantener viva esta fe que acaba de cumplir 360 años.

MODERNIZAR EL LEGADO
Don José es un hombre cortés y formal. Nos recibe en terno gris, con camisa blanca almidonada y corbata. Después para la foto se pone el hábito morado. Su ceño al principio es severo, pero al rato tengo la sensación de que la gomina del pelo se suelta, él se relaja, se descuelga un poco más en la silla y empieza a sonreír. No debe ser fácil estar a la cabeza de una institución tutelar del alma de la ciudad, y de 4.800 hermanos que aunque profesen la misma fe, todos sabemos lo difíciles que podemos ser, limeños y peruanos, para ponernos de acuerdo.

No debe ser fácil tampoco ser uno de los pocos mayordomos de origen afroperuano que ha tenido la hermandad. “Yo tengo de afro por los dos lados”, explica animado. “Mi padre era de Cañete y mi madre de Chincha, y siempre me he sentido orgulloso de esa herencia”. Por eso se siente a gusto en una institución que se precia de tratar a todos por igual, sin distinción de raza ni color. Es un cargo ad honórem que implica un trabajo diario y persistente, y en los tres períodos que ya lleva aquí (este año acaba de empezar el tercero) ha introducido cambios que buscaban modernizar la organización y hacerla más eficiente. Para lograr eso, dice, había que recuperar la disciplina y unificar a las cuadrillas.

No es ajeno a todo tipo de críticas, como que la hermandad es un ente cerrado. Pero para él es un tema de logística: hay 20 cuadrillas con 200 miembros cada una. No pueden crecer porque eso significaría no solo más horas de procesión, sino más días de paralizar la ciudad, y mantener el equilibrio entre una fe que se desborda y el funcionamiento de una urbe es otra tarea que no es fácil. Por eso en cada grupo de hermanos hay listas de espera de más de 40 personas. Solo se ingresa a la muerte o separación de uno de ellos.

EL FUTURO DE LA FE
Reconoce que antes las cosas no avanzaban todo lo bien que se quería. En cambio hoy, “si decimos que el Señor llega a las 12:31 a tal iglesia, estamos ahí a las 12:31, y no seis horas más tarde”, afirma con ese tono marcial que le impone a algunas de sus respuestas. Para lograr eso hay que hacer un trabajo de coordinación con las cuadrillas mismas, con los cuerpos de policía, de defensa civil, y con las personas y organizaciones que ofrecen homenajes a lo largo del recorrido. “Esto es lo mejor de la procesión para mí”, cuenta, pero todo hay que programarlo de manera minuciosa.

Junto a la disciplina está la continuidad, y para eso existe la hermandad infantil. Aquí forman a unos 3.000 niños, entre los 8 y los 15 años, que en su mayoría son hijos o sobrinos de hermanos cargadores. A ellos no solo se les entrena en cuestiones espirituales sino en las técnicas mismas de cómo llevar las andas –tienen una de tamaño infantil–. Y para don José este fervor está lejos de desaparecer. “De aquí a 30 años va a seguir habiendo procesión. Siempre habrá hermanos que van a continuar la tradición, porque la fe nunca muere. Por eso preparamos a esos jóvenes”, acota con precisión.

Él mismo no ha dejado de cargar un año desde que se convirtió en hermano, hace 25 años. Son jornadas extenuantes, que duran entre 18 y 20 horas, pero esto también está milimétricamente coordinado. Él, por ejemplo, carga 70 metros por día, que toman siete minutos. Es un minuto por cada 10 metros. De este modo, todos los hermanos pueden participar del acto. Él por lo general carga en la parte de atrás. “No me gusta usar mi posición de mayordomo para conseguir favores especiales e ir adelante”, explica. Don José es un hombre sencillo. “No me gusta figurar”.

Pero también es un hombre de fe. A pesar de que la información científica señala que en cualquier momento en Lima debería producirse un terremoto de grandes magnitudes, esto no le preocupa. “El Señor es el Señor de los Temblores. Él nos está protegiendo de esos terribles anuncios y esa es nuestra gran defensa”. Lo dice con una convicción que no deja lugar a dudas. Sospecho que ahí reside el poder y el magnetismo de este culto y su procesión, uno de los eventos más masivos del mundo católico. En la posibilidad de volcar en las calles nuestra inocencia, nuestra capacidad de creer en el milagro, y que este nos permita seguir viviendo. La procesión también es como una gran piscina, y no queda otra que zambullirse.
____________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 14, 2011

Antes de comprar un turrón de Doña Pepa, ten en cuenta estas recomendaciones

En esta época muchos lugares ofrecen el tradicional dulce, aunque muchas veces no respetan los estándares de higiene y calidad

En octubre se incrementa el número de locales y carretillas que venden el tradicional turrón de Doña Pepa. Al menos, los días de Procesión, las calles se abarrotan de vendedores y pregoneros. Sin embargo, muchos de estos comercios no suelen cumplir con los requisitos mínimos de salubridad y expenden el dulce en mal estado.

En vista de ello, la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) realizó algunas recomendaciones para tomar en cuenta al momento de adquirir un turrón.

En el caso de dulces envasados, hay que verificar la fecha de vencimiento, el registro sanitario y comprobar que este pertenezca al producto. En caso de dudas, Digesa ha puesto a disposición una pestaña en su página web donde se puede realizar este proceso.

Comprar los turrones en locales de garantía y confianza, de preferencia nunca en carretillas. Los insumos también nos pueden dar indicios sobre la frescura del producto. Las grajeas no deben de lucir descoloradas y la miel no debe tener un color tan intenso y oscuro.
________________________________

EL COMERCIO OCTUBRE 5, 2011

El turrón de Doña Pepa, una historia de dulzura vestida de morado

Octubre es el mes de la procesión pero también el mes de nuestro tradicional dulce. Te presentamos algunas historias sobre su origen

(Karen Zárate/Archivo El Comercio)
MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción Online

Octubre es sinónimo de Procesión, es Señor de los Milagros. Octubre se viste de morado, huele a sahumadoras y sabe a turrón, uno de los dulces peruanos más tradicionales, pero del cual hasta ahora no se sabe con precisión su origen o, mejor dicho, el apellido de su creadora.

El nombre completo es turrón de Doña Pepa, aunque no siempre se llamó así. Muchos historiadores han señalado que en el XIX el postre también era conocido como “turrón de miel” o “turrón del Señor de los Milagros”. La receta era una “adaptación peruanizada” del clásico turrón español o turrón de alba (una masa hecha de almendras, piñones, avellanas o nueces, todo esto mezclado con miel y azúcar).

El peruano es más harinoso, rectangular, hecha con manteca, azúcar, leche y anís, que se corta en palotes largos antes de hornearse. “Se acomodan en capas cruzadas bañadas en jarabe de chancaca aromatizada con frutas, y una vez armado, es recubierto con grageas y confites multicolores”, señala Aida Tam Fox en su libro “Vocabulario de la Cocina Limeña”.

ORIGEN
El nombre de “Doña Pepa” viene luego, aproximadamente en el siglo XX, quizá con motivos comerciales y a manera de reconocimiento. Se le rebautiza así por su creadora. Todos coinciden en que su nombre de pila era Josefa, aun que existe otra posible creadora. Ambas eran morenas, esclavas o cocineras, en la época virreinal.

UN MILAGRO
La historia más conocida es la de Josefa Marmanillo, una esclava del siglo XVIII, especialista en las artes culinarias, que empezó a sufrir de parálisis en los brazos. Al escuchar los rumores de los milagros del Cristo de Pachacamilla, decide viajar de su natal Cañete a Lima.

“Tanta fue su fe y devoción que se recuperó de los males que la atormentaban. En agradecimiento preparó este colorido dulce y lo ofreció a los feligreses en cada salida que hacia el Señor de los Milagros, haciéndose conocidos como los Turrones de Doña Pepa”, señala Marleny López, en su nota “Doña Pepa y su turrón” publicada en El Comercio.

EL DULCE GANADOR
Una segunda historia, también muy popular, habla de un concurso realizado por un virrey, buscando un dulce sabroso y nutritivo que pudiera conservarse por varios días sin perder su sabor. Marmanillo fue la ganadora de aquel evento por lo que su apodo ‘Doña Pepa’ quedó asociado al postre”.

La tercera hace referencia a “una cocinera morena, casada con un señor de apellido Cobos, antiguo empleado de la Beneficencia Pública. Su verdadero nombre habría sido Josefa y era especialista en preparar piqueos. Además tenía la habilidad para elaborar sango, ñaju y chicha. Josefa inmortalizó su nombre con unos originales turrones de harina de trigo, manteca, huevo y miel”, señala López.

NUESTROS DÍAS
Hoy, en pleno siglo XXI, el turrón de Doña Pepa dejó de ser exclusividad de octubre. Durante todo el año se prepara y se vende en muchas calles de Lima. Un ejemplo claro es la avenida Tacna, al lado de la iglesia Las Nazarenas, donde decenas de “pregoneras del siglo XXI” ofrecen muestras gratis de este tradicional dulce.

Más actuales son los comerciales de ‘Don Ramón’ y ‘Quico’ promocionando los turrones San José: “Suaveciiiitos”. Hoy hay creaciones de todo tipo, incluyendo ingredientes como la quinua o la kiwicha.

Inclusive, hace algunos años se batieron dos récords: un turrón de 161 metros de largo en 2008 y un año después otro de 307 metros elaborado por los alumnos del Instituto D`Galia.
___________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 2, 2O11

El Señor de los Milagros salió en su segundo recorrido por Lima

La procesión del Cristo Moreno va de regreso al templo de Las Nazarenas desde la Catedral de Lima

Luego de una misa oficiada en la Catedral de Lima, el Señor de Los Milagros inició su recorrido de vuelta rumbo al templo de Las Nazarenas, en el centro de Lima.

La misa fue oficiada por el monseñor Raúl Chao, Obispo Auxiliar de Lima, quien reemplazó al cardenal Juan Luis Cipriani, quien se encuentra de viaje.

El Cristo de Pachacamilla pasará por la Plaza de Armas para luego abordar los jirones Huallaga, Lampa y Miró Quesada hasta arribar al templo.

Durante el camino, el Señor de Los Milagros recibirá homenajes, incluyendo uno de esta casa editora.
____________________________

EL COMERCIO OCTUBRE 1, 2011

Señor de los Milagros ya recorre las calles de Lima ante rezo de fieles

La imagen del Cristo Moreno arribará esta noche a la Catedral de Lima y mañana iniciará su retorno al templo de Las Nazarenas

(Foto: Juan Ponce / Archivo El Comercio)
La imagen del Señor de los Milagros realiza su primer recorrido del año desde el mediodía de hoy, cuando salió del templo de Las Nazarenas en medio del aplauso, vivas y rezos de miles fieles.

De igual forma, tres campanadas del recinto religioso y sirenas de los vehículos de los policías y bomberos despidieron al anda del Cristo de Pachacamilla, que esta noche pernoctará en la Catedral de Lima.

Mañana, tras la misa que oficie el cardenal Juan Luis Cipriani, la imagen iniciará su retorno a las Nazarenas aproximadamente al mediodía y arribará probablemente pasada la medianoche.

Cabe recordar que, durante el recorrido, los fieles serán resguardados por 600 policías y 180 serenos de la Municipalidad de Lima. Asimismo, se cuenta con cámaras de vigilancia para prevenir delitos e identificar a personas que ya hayan cometido las faltas.

En distintas horas del día, cuatro jirones y dos avenidas del Centro Histórico quedaron restringidos, lo que ocasionó congestión vehicular.

¿Has ido alguna vez a la procesión del Señor de Los Milagros?

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu