lunes, 4 de mayo de 2009

CRISOL NO SE VA...

GATOENCERRADO, MAYO 5, 2009

Crisol no se va...

Las librerías Crisol de Perú no cerrarán porque son 100% peruanas, dijo hoy su gerente general, Jaime Carbajal, ante el anuncio del grupo español Prisa de cesar la actividad de la cadena de librerías para mejorar sus resultados económicos.

“Cualquier decisión que tome el grupo Prisa (Promotora de Informaciones S.A.) es totalmente independiente, porque los propietarios de Crisol somos 100% peruanos”, aseguró a Efe Carbajal, quien es también el principal accionista de las librerías Crisol de Perú.

El Grupo Santillana, propietario de parte de Prisa y de la cadena de librerías Crisol en España y otros países del mundo, más no es Perú, decidió a fines de abril cesar la actividad de la misma para centrarse en su principal negocio editorial, con el propósito de mejorar sus márgenes operativos y, por tanto, sus resultados económicos.

Carbajal acotó que las librerías Crisol de Perú registraron en el 2008 unos 25 millones de soles en ventas (unos 8,4 millones de dólares) en sus nueve tiendas, unos 16 millones de soles más (5,4 millones de dólares) que en el 2006, año en que fueron compradas por empresarios locales.

Crisol empezó a funcionar en España como marca en el año 1987 con el objetivo de desarrollar un negocio de venta de libros y otros artículos culturales.

Actualmente, Carbajal tiene el 66% de las acciones de las librerías Crisol de Perú y el ministro de Educación, José Antonio Chang, tiene el 34% restante.

Al comentar la decisión de Prisa, el empresario peruano dijo que no le sorprende, porque desde hace tiempo se cerraron las operaciones de Crisol en Argentina y Chile.

Carbajal aseguró que intentó comprar las librerías Crisol de España, pero los planes se frustraron, y está buscando financiación para que su cadena se expanda a Ecuador, Panamá y Colombia.

También subrayó que si bien la crisis financiera internacional afectará a su negocio, él y su socio analizan “formas innovadoras de marketing” para que su impacto no sea demasiado grave.
_________________________________
----- Original Message -----
From: Guillermo Tejada Dapuetto
To: "Undisclosed-Recipient:;"@pelxmtp2.terra.com.pe
Sent: Monday, August 01, 2005 10:47 PM
Subject: LIBRERIAS CRISOL CUMPLIO!!

Sr. Director:
Una conversación alturada el día de hoy llevó a solucionar este malentendido entre la librerias Crisol y un cliente de siempre. La empresa representada por el Sr. Wilmer Candiotti se comunicó a mi domicilio y quien suscribe le devolvió la llamada para en un conversación de mucho nivel se reconocieron errores, malhumores y se tranzó en un arreglo. La empresa me entregó hoy dos ejemplares del libro, es decir la versión completa y yo devolveré el ejemplar malogrado y agradeceré el gesto del Sr. Candiotti con un pequeño presente.

De esta manera damos por terminado este malentendido. Saludamos la actitud de los directivos de la prestigiosa Libreria Crisol y hacemos votos porque este comportamiento se convierta en una política de empresa para velar por los intereses de sus potenciales clientes y por la imagen bien ganada de esta casa de la cultura.
Sin otro particular y con la intención de que esta misiva tenga la repercusión necesaria, quedamos muy agradecidos con la gestión personalizada del Sr. Candiotti que actuó como todo un gerente operativo,

Atte,

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
___________________________
----- Original Message -----
From: Guillermo Tejada
To: Guillermo Tejada ; gtejadad@terra.com.pe
Sent: Monday, August 01, 2005 10:17 AM
Subject: EL MAL...TRATO DE LA LIBRERIA "CRISOL"

Sr. Director:

La práctica de la lectura cada vez se va haciendo menos "práctica" en nuestro Perú de hoy. Y si hablamos de los niños de esta generación, pues deben ser contados con los dedos de la mano los que continúan con este que ya se va convirtiendo en casi un mito. Y es que antiguamente la lectura era una tradición que se impartía en los más íntimos vínculos de la familia peruana. Y en eso jugaba un papel muy importante la casi mayoría de excelentes maestro que brindaban educación de primera en ese entonces.

Quien suscribe con mucho esfuerzo ha inculcado y seguirá inculcando en sus hijos principalmente la práctica de la lectura, la cual se consigue a través de la adquisición de algunos textos de primera calidad que aún subsisten a los años y otro tanto viene de la "inversión" mensual que se destina de nuestros magros ingresos a esta tradición familiar que mi madre y mi abuela inculcó con mucho cariño y dedicación. Producto de seguir llevando adelante - repito con mucho esfuerzo- esta tradición familiar me convertí en un asiduo visitante de diversas librerias de primera calidad y de un particular prestigio para adquirir mensualmente una cierta cantidad de libros que pasan de mano en mano en el calor del hogar.

La librería CRISOL del Centro Comercial Jockey Plaza se convirtió así en una de mis preferidas para adquirir casi 10 libros en los últimos tres meses, lo que me hizo pensar muy equivocadamente que me había hecho "caserito" de estos señorones, y me merecía por ende de un especial trato, pues no han tenido la menor consideración a este usual cliente que se ha visto maltratado con la última adquisición hecha en este centro de la cultura hace apenas unos días (el 23 de julio para ser más exactos). Este ingenuo cliente compró la novela infantil denominada Charlie y la Fábrica de Chocolate del autor Roald Dahl, y el producto en mención vino super fallado (ocho páginas en blanco), lo cual no fue advertido a tiempo, pues el producto vino sellado. Este es seguramente un caso entre mil en esta librería de prestigio A-1, pero la reacción y el trato dado a nuestro reclamo fue verdaderamente de un nivel de cantina. Primero nos indicaron de muy mala manera que ese era el único ejemplar que existía en la librería, segundo que debíamos regresar en unos días para "recordarles" el reclamo y por último que regresemos otro día.

Lo peor de todo es que todo esto nos generó un gasto extra en transporte, además del mal humor se haber sido casi expulsados de esta librería como si fueramos unos delincuentes. Lo cierto es que ya han pasado varios días, estos señorones no se han comunidado con nosotros, a pesar de tener nuestros datos, y lo que es peor es que estos sinverguenzas pretenden que nosotros nos traslademos nuevamente a hacer el respectivo cambio "cuando les llegue un siguiente ejemplar de este librito que no lo tienen en este momento".

Puede creer esto amigo lector? Puede creer también que todo este maltrato y falta de respeto al cliente fue hecho a una menor de edad, en este caso mi hija de 12 años, primera interesada en la lectura de este librito? Increible verdad? No hay duda de que este tipo de establecimientos si desean tener un nivel adecuado, pues definitivamente debe "invertir" en gente capacitada que sepa tener un adecuado trato con los clientes y saber reaccionar equilibradamente cuando se hace un reclamo justo y valedero.

Esperemos que los señorones de la Librería CRISOL, dirigidos por un tal Candiotti, sepan rectificar su error y procedan al cambio como corresponde. Nos envien el ejemplar bueno de este cuento infantil y hagan una evaluación de su personal para quitarles el mal humor. Ellos tienen una amplia serie de buenos libros al alcance de su mano, para relajarse y mirar hacia su interior; uno de los que les podría sugerir son la serie de libros de Deepak Chopra o David Fischman o de lo contrario la tradicioanl serie de José Ingenieros o por último el casi ya desaparecido Manual de Carreño. Si no lo tienen Sr. Candiotti, pues avíseme se los podría prestar...o mejor pensado alquilar!!!!!!!

GUILLERMO TEJADA DAPUETTO
DNI 07541222

----- Original Message -----
Sent: Thursday, August 30, 2007 4:32 PM
> > Felicitaciones por expresar el derecho de respeto al lector, sobre todo en> las librerías. Nada direcmos ahora acerca del trato cantinero a los> escritores que piblican libros distribuidos por esas mismas librerías.> > www.virginia-vidal.com> > --
Envío a través del sitio Red Voltaire (http://www.redvoltaire.net/) -->

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu