sábado, 13 de diciembre de 2008

MARIO TESTINO: "HE LUCHADO TODA MI VIDA POR LO QUE A MI ME PROVOCA SER"

PERU 21 DICIEMBRE 19, 2008

“He luchado toda mi vida por ser lo que a mí me provoca ser”

Convocado por la ONG Save the Children, el fotógrafo peruano Mario Testino prestó su ayuda a los damnificados por el terremoto del 15 de agosto de 2007. Estuvimos con él en Chincha, donde su ayuda ha hecho posible equipar y mejorar el puesto de salud El Salvador y un parque para niños.
Autor: José Gabriel Chueca

"En mi época, ser fotógrafo de modas no era una posibilidad. Los únicos que había encontrado eran Julio Menchelli y Coco Seoane, y ellos me fotografiaban a mí porque yo era loco de la moda", cuenta.

Estamos en Pueblo Nuevo, Chincha, en el puesto de salud El Salvador, el cual ha sido completado y repotenciado sustancialmente gracias a su ayuda, canalizada a través de la ONG Save the Children. Mario Testino lideró una campaña de ayuda a los damnificados del sur que logró reunir 150 mil dólares.

Usted pensaba en la moda.
Sí, pero nunca como profesión. Cuando le dije a mi papá que iba a ser fotógrafo, se preocupó porque él pensaba en ese tipo parado en la plaza haciendo fotos. Yo ya me había mudado a Londres y, para quedarme allá, me metí a una escuela de fotografía. Así saqué mi visa. Pero siempre me gustó la moda. Tengo una madre que es sumamente consciente y pendiente de la presencia.

¿La fotografía fue una sorpresa?
No fue tan fácil. Trabajé de mozo durante cuatro meses. Pero no era bueno porque tenía un poco de fobia a ensuciarme las manos. Me puse a hacer retratos para portafolios y así comencé.

Usted se ha enamorado de Londres. ¿Qué le dio la ciudad?
Primero, la tolerancia. Yo viví en Lima entre los 15 y los 19 años con terror de lo que la gente dijera cuando saliera de mi casa vestido como estaba vestido. Viéndolo ahora, un poco que los entiendo: me verían como un payaso. Pero, en Londres, ese payaso podía existir. Creo que es muy importante haber tenido padres como los míos, que nunca me criticaron y que siempre me impulsaron a ser yo porque, al final, uno nunca sabe qué cosa va a salir de ese yo.

¿Fue relevante su identidad limeña?
Soy sumamente limeño, y mi estética y mi visión del mundo vienen de cómo he sido educado: Lima y mis padres. En vez de luchar con esa identidad, como hace mucha gente –que, después de seis meses afuera, ya se olvidó del castellano–, yo me volví muy peruano. Quizá he sido engreído porque nunca me ha gustado tener que ser lo que la gente quiere que sea. He luchado toda mi vida por ser lo que a mí me provoca ser.

Usted salta del mundo de la moda al de la realeza, al del arte. Podría ser considerado frívolo.
Mi vida no me parece frívola. Le llevo un montón de felicidad a la gente. En todo caso, esa frivolidad es lo que ha permitido ayudar con esta posta (se refiere a la foto de la princesa Diana, cuya venta dio parte de los fondos). Es verdad, tengo la suerte de pasar de un país al otro, del rico al pobre, del famoso al desconocido, y me gusta todo. Veo Lima como a mi vida: como un caos armonioso.

La sensualidad es un eje de su obra.
No sé si será porque soy escorpión o sudamericano. Pienso que la sensualidad es algo muy latente en nosotros. No lo puedo controlar. Pasé mucho de mi adolescencia en Río de Janeiro. Fue mi Londres de entonces: podía ser como era. Es impresionante cómo Brasil puede aceptarse a sí mismo.

¿Sigue siendo juerguero?
Hay momentos de superjuerga y otros supercalmados. Tengo 54 años y el cuerpo no me da. Si me diera, saldría todos los días, como hice hasta los 35. Me encanta la noche y me parece que la noche es parte importante de mi trabajo. Pero me encanta el día también. Ese es mi problema: me encanta todo.

¿Qué motivo su libro Lima, Perú?
Yo colecciono arte y conocí a unas personas que me mostraron lo que hacían los artistas en el Perú. Y me di cuenta de que la estética que la gente llamaba Mario Testino es la estética peruana: una mezcla de chicha con elegante, con color y movimiento, locura y caos. Todo un pueblo hace este tipo de trabajo y quería mostrarlo. Es el libro que yo buscaba sobre Lima y no encontré. Además, estaba cansado de que la gente pensara que vivimos entre montañas, cuando estamos en la costa.

¿Cómo supo del terremoto en el sur?
(Esto fue compartido en conferencia de prensa) Yo salí del Perú el 14 de agosto, el día anterior. Estaba en Ibiza cuando me enteré de lo ocurrido. Pensé en mi madre y llamé, y supe que el sur había sido el más afectado. Después, Save the Children me contactó para recaudar fondos y acepté ayudar. Cuando era chico, veníamos seguido a Chincha, que ha crecido mucho desde entonces. Veo que tiene gente maravillosa que pudo superar esta tragedia y que está agradeciéndome a mí, cuando no soy a quién hay que agradecer. Creo que todos deberíamos ayudar siempre.

1 comentario:

Metro Press and Photo dijo...

Mi querido Mario: ¿Cómo te atreves a mencionar al ex-fotógrafo Julio Menchelli antes que a mi (quien sigue siendo y siempre será fotógrafo pero, no de modas). Somos influencia importantes en nuestras vidas ayer, ahora y por siempre. ¿De Menchelli, que sabes?

Un abrazo de quien siempre te quiso y querrá.

Coco Seoane

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu