sábado, 9 de agosto de 2008

ALCOHOL: EL ENEMIGO PUBLICO NUMERO UNO


LA REPUBLICA OCTUBRE 5, 2008

“Es difícil salir de este horror”

Llegan de diferentes lugares de la capital, de distintas clases sociales. Son blancos, negros, cholos, hombres, mujeres... a todos los une la cocaína y el alcohol.

Óscar Chumpitaz C.

Consumo . La 'liga' (cocaína') pasa de mano en mano de estos hombres que miden sus tristezas, alegrías, el dolor y sus recuerdos con buenas dosis de droga y licor.

La miseria y la máxima degradación humana tienen un nombre: las riberas del río Rímac. Es el mayor 'fumadero' de Lima y recibe a decenas de delincuentes y drogadictos al día. Quienes llegan por primera vez se mezclan con viejos consumidores de cocaína, marihuana o licor de 'mala muerte'. La adicción en ellos no diferencia entre 'clases sociales'. Una visita a esta zona –solo entre el puente Dueñas y la Av. Néstor Gambeta, Callao– es un viaje al infierno.

Abandonados, tambaleantes, desorientados y con un olor nauseabundo, encontramos a distintos grupos de gente de malvivir 'en plena sesión'. Toda una batería delincuencial que le explota a la ciudad en pleno rostro.

HOMBRES SIN LEY

Este paraje marginal y depauperado, parece sacado de una película de 'gángsters'.

La 'liga' pasa de mano en mano. La botella con 'caña' no se detiene, mientras el rostro de 'Pintao' se endurece y los ojos se le ponen vidriosos cuando mira la cámara de Virgilio Grajeda.

Pablo Cabrera –líder de una 'batería'– lo calma. "Tranquilo, esto lo arreglo yo", le dice. "Aquí es muy bravo, 'familia'. Por acá solo anda la gente que sabe cómo moverse en la zona, nadie puede pasar. Cuando usted se decide a entrar es porque está aburrido de la vida. Si no lo 'pelan' (asaltan), lo 'cosen' (apuñalan) y nadie vio nada, ¿entiende?", nos advierte.

Daniel se asoma desorbitado, con una botella de licor en la mano, y le indica a Pablo que el 'pucho' está disponible. Las penas, tristezas, alegrías, el dolor y los recuerdos suelen medirse en dosis.

DIFICIL SALIR DE HORROR

Miseria. Manuel es marino mercante, lleva 20 años consumiendo droga y alcohol. "Mi vida está destrozada", manifiesta.

El 'ramal'. Así es conocido este punto de encuentro de drogadictos. Está situado en la margen derecha del río.

Drama. Pablo Cabrera nos confiesa que un día encontró muerto a su padre en el río. Desde entonces busca a los asesinos. (1) una mujer 'atiende' a dos drogadictos en una ´covacha´ maloliente. "Quiero salir de esto y no puedo", dice 'Chabelo'.

Nadie diría que este lugar se encuentra a minutos del centro de Lima. El 'consumo' no para ni de día ni de noche. Da lo mismo que haga frío o calor.

Drogadictos, alcohólicos, asaltantes, homicidas, meretrices... asisten fieles a estos antros.

"Sé que nos estamos matando, pero es difícil salir de este horror", confiesa Pablo Cabrera, en el 'altar', frente al AH Nueva Esperanza, pasando el puente Faucett. Sus 'amigos' intentan caminar hacia nosotros, tambaleantes como zombies.

La historia se repite con 'Carlos', 'Chabelo' y 'Mestizo'. Y una conversación con ellos supone una inmersión en un drama humano.

La mayoría, sucios y desorientados, no tiene relación con la familia y carecen de un techo digno donde guarecerse.

"Cuando vienes y te reúnes con esta gente, no sabes a lo que te enfrentas. He visto casos muy duros, como el de un profesor que venía de vez en cuando a 'meterse su tiro' (drogarse). A los pocos meses, lo vi muy demacrado, hecho polvo. Había caído de lleno en la droga", confiesa 'Chabelo' en el 'altar'.

DESTRUÍ A MI FAMILIA

Allí el olor resulta hediondo y desagradable. Se mezclan el humo y el licor con la suciedad y la podredumbre.

"Creo que me iba bien en todos los aspectos de mi vida hasta que conocí la desgracia: la cocaína. Mi madre era alcohólica y mi padre se la pasaba todos los días pidiendo limosna en la calle. Un día salió a buscarme al río y no llegó, lo busqué y lo encontré muerto, lo habían matado. Hasta ahora no encuentro al asesino", nos revela un furioso Pablo Cabrera.

"Yo he llegado al extremo de robar a mi familia, a mis amigos, ya que la coca pasó a ser la única amiga de mi vida. Quiero salir de este infierno pero no puedo. La droga está destruyendo mi vida y la de mi familia", insiste.

CUANDO FUMO QUIERO MORIR

"Empecé con marihuana a los 16 años por curiosidad, pero recién a los 18 comencé a consumirla regularmente junto con cocaína. Ahora tengo 28 y la droga me quita las ganas de trabajar y de vivir. Cada 'paco', cada línea de cocaína me hunde más y más. Cuando fumo por varios días, quiero morir. Es así, esa es la realidad", nos cuenta Ignacio, un ex 'trailero' que fue despedido del trabajo luego de sufrir un accidente en Pacasmayo.

CREO QUE ESTOY LOCO

Tengo 40 años y llevo más de 20 conociendo las drogas y el alcohol. Cuando consumo una buena dosis de coca siento seres que salen de mi cuerpo e intentan matarme. A veces creo que estoy demente. Mi vida está destrozada y al borde de la locura", señala Manuel, ex marinero mercante.

SABÍA USTED QUE...

Puntos críticos. Solo entre el Puente Dueñas y la Av. Néstor Gambeta contamos 27 'fumaderos' en las dos riberas del río Rímac.

Agraviados. Muchos vecinos de Carmen de la Legua, Dulanto, Reynoso y otros barrios aledaños son víctimas de asaltos de esta gente del malvivir.

El misterio de ´La Gringa´

Quienes han tenido algún contacto con ella solo la conocen como 'La Gringa'. Esta misteriosa mujer de tez blanca y cabellos castaños vive en una 'covacha', cerca del puente Faucett. Dicen que se encuentra allí desde hace tres semanas y que habría perdido su empleo en una empresa grande del Callao. Intentamos dialogar con ella pero nos fue imposible. "Váyanse, no molesten", nos dice furiosa y amenazante. En su rostro sombrío se nota preocupación, desesperanza. Solo nos queda respetar su intimidad.

"Acá no sirve sólo la labor policial. Es un problema muy complejo que necesita mucho trabajo de los servicios sociales y de desintoxicación de estas personas, porque siempre habrá gente dispuesta a traficar y a ganar dinero a costa de la salud de los demás", explica un mando de la jefatura regional del Callao.

Mientras, la vida en la ribera del Rímac continúa ajena al ajetreo, al ruido y al tráfico de la ciudad, pese a que solo se halla a unos cuantos kilómetros del centro de la capital.
_____________________________
Periodismo.com OCTUBRE 3, 2008

Más de 2 millones de personas mueren anualmente por exceso en el consumo de alcohol

La OMS quiere debatir públicamente las mejore estrategias para reducir el alto consumo del alcohol. Vale recordar que, según los estudios epidemiológicos, año tras año, mueren 2 millones de personas mueren, en el mundo, por causas directamente relacionadas con el consumo de alcohol. Desde el 2002 el alcohol produjo en la región la muerte de una persona cada dos minutos.

La Organización Mundial de la Salud llamó a un debate público para encontrar los medios y estrategias más efectivas que logren reducir el alto consumo del alcohol. Vale recordar que, según los estudios epidemiológicos, año tras año, mueren 2 millones de personas mueren, en todo el mundo, por causas directamente relacionadas con este consumo.

Por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó una reunión internacional para debatir estrategias que combatan este fenómeno. Las discusiones, que se realizarán vía Internet, se extenderán hasta el fin de octubre.

El director de la OMS para Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental, Ala Alwan, indicó que "el consumo excesivo de alcohol es uno de los principales factores de muerte e incapacidad prematura en el mundo."

Agregó que "el debate está abierto a todas las partes interesadas: médicos, autoridades de salud, científicos, expertos y público en general. La intención es que todo el mundo tenga la oportunidad de expresar su punto de vista para diseñar estrategias efectivas que ayuden a reducir el abuso del alcohol."

Las opiniones formarán parte de una serie de reuniones en noviembre próximo entre representantes de la OMS, ejecutivos de la industria de las bebidas alcohólicas, líderes de ONG y profesionales de la salud.

ALGUNOS HECHOS
* 6.3 millones de personas tienen afecciones relacionadas con el uso y abuso de alcohol.
* El consumo de alcohol en el continente americano es aproximadamente un 40% mayor que el promedio mundial.
* El consumo promedio per cápita de alcohol en las Américas es de 8.7 litros, lo cual está muy por encima de la media global de 6.2 litros.
* Se estima que ya en el año 2002 el alcohol produjo en la región la muerte de una persona cada dos minutos.
____________________________
EXPRESO 19 de septiembre de 2008

Excesivo consumo de licor provoca diez enfermedades

Desde intoxicación aguda hasta cirrosis hepática terminal, advierte especialista.
¡Cuidado! Al menos diez enfermedades que afectan gravemente la parte física y mental del ser humano puede provocar el excesivo consumo de bebidas alcohólicas, desde la intoxicación del sistema nervioso central hasta la cirrosis hepática terminal, advirtió el jefe del Departamento de Adicciones del hospital Hermilio Valdizán, Jaime Jiménez.

El especialista detalló que el exceso de licor genera irritación de las mucosas gástricas, lo que puede devenir en una gastritis erosiva y crónica con sangrado y daños progresivos en el sistema digestivo. Además, el hígado –órgano que metaboliza el licor– ve dañadas sus células y se debilita, lo que se manifiesta con la aparición de gotas de grasa (hígado graso) y cirrosis que en algunos casos es terminal, al quedar incapacitado el hígado para metabolizar el alcohol.

“El efecto sobre el estómago se puede hacer crónico con la gastritis y los sangrados digestivos. Hasta se perfora la mucosa estomacal”, alertó al precisar que incluso pueden generarse várices de esófago porque el consumidor excesivo de alcohol vomita mucho. Cuando el hígado falla, comienza a hincharse y la circulación sanguínea se hace deficiente, se forman várices en el abdomen e inclusive hay una reducción de las hormonas masculinas y esterilidad, anotó. Con el tiempo, explicó Jiménez, también es posible sufrir daños neuronales y trastornos de memoria, lo que se traduce en vacíos que el alcohólico llena con mentiras e invenciones. Por lo general, concluyó, el bebedor adicto presenta problemas nutricionales porque el licor, si bien contiene calorías, carece de vitaminas y proteínas, por lo que el consumidor no siente deseos de comer y no se alimenta como debería.

El dato
La ebriedad tiene cuatro fases: “Loro” (exceso de locuacidad), “Mono” (hace bromas y payasadas), “Tigre” (es agresivo) y “Cerdo” (vomita, orina y se ensucia).
____________________________
LA REPUBLIA 04 de septiembre de 2008

Alcohol: el enemigo público número uno

Afecta a un millón y medio de peruanos de manera directa e impacta en la economía de 7 millones. Se inicia una campaña de prevención ante el inminente avance de esta enfermedad que no discrimina edad, sexo y menos condición social.
Luis Velásquez C.

¿Salud? Todo empieza con un brindis. Para muchos es el camino hacia una terrible pesadilla en la que se involucra a toda una familia.

A la distancia parece que llevaran su vida con normalidad, en la casa y en el trabajo. Aparentan estar sanos y cuando no, con una disculpa ingeniosa salen del paso. Al comienzo es una vez por semana, luego todos los días y al final… no quedan disculpas y el individuo, que a estas alturas ya no luce sano, sumerge a su familia en el problema.

Lo dramático es que no acepta que está mal ni que es parte de ese gigantesco grupo de personas enfermas. Un universo que por su tamaño no es comparable ni siquiera con la suma de todas las enfermedades juntas. Y, ojo, estamos hablando de males que afectan a miles, como la tuberculosis, el VIH-Sida y la hepatitis.

Digámoslo ya para no marearnos. Se trata del alcoholismo, enfermedad que según Devida y el Ministerio de Salud (Minsa) afecta en el país de manera directa a más de un millón y medio de individuos, entre los 15 y 70 años. Es decir, a una gran porción de la Población Económicamente Activa (PEA), lo que implica otros efectos negativos, como la pérdida de horas de trabajo y la reducción de ingresos a la economía familiar.

AFECTA A 7.5 MILLONES
Claro que muchos de los individuos que se hallan en este punto dirán que la cosa no es con ellos y negarán que tienen problemas con el alcohol, lo cual es típico en una persona enferma. Lo grave, sin embargo, es que negarán también que su familia paga las consecuencias.

"En promedio hablamos de casi 7.5 millones de peruanos que padecen (de manera directa o indirecta) los efectos nocivos del alcohol", anota Jaime Jiménez, asesor del Programa de Salud Mental, del Ministerio de Salud.
Estamos hablando, entonces, de una gran porción de la población, lo cual es una tragedia. "Es un tema que está pasando inadvertido, cuando debería preocuparnos a todos. Se trata de un problema de salud pública que es un tema prioritario en el Ministerio", sostiene por su parte el ministro Hernán Garrido-Lecca.

Las cifras parecen dar la razón al ministro de Salud y a Jiménez, pues según estimaciones de Devida y Cedro, por cada persona con problemas de ingesta desmedida de alcohol, al menos cinco miembros de su familia o entorno sufren los efectos negativos de su deterioro físico y mental y debacle económica.
Una campaña nacional

Es grave. El alcoholismo pasa inadvertido para muchos, pero en realidad se ha convertido en un grave problema de salud pública.

Por ello, según Garrido-Lecca, el Minsa está realizando una campaña nacional de información sobre los efectos nocivos del licor. "Es a través de módulos donde se informa y detecta casos incipientes de consumo desmedido de alcohol".
El psicólogo Jaime Jiménez, en tanto, sostiene que la estadística sobre personas que abusan del alcohol ha llegado a un pico histórico: millón y medio de afectados directos, por lo que llama la atención sobre el peligro que esto representa.
Para entender la gravedad de la situación y dejarnos de ideas equivocadas respecto a quiénes tienen problemas con el alcohol y quiénes no, Jiménez propone verla de la siguiente manera:

"Podemos decir que una persona empieza a tener problemas con el alcohol cuando el consumo de licor se convierte en parte de su vida (…) Cuando empieza a reemplazar las cosas importantes, como el trabajo y la familia, y más adelante, cuando pierde la capacidad de entender el daño que sufre y valorar su vida".

Visto así parece que pocos tienen este problema, pero si se repara en la frecuencia y cantidad con que se bebe, quizá muchos entenderían que es hora de buscar ayuda.
El siguiente ejemplo puede graficar mejor cómo se transforma una persona cuando bebe, y a partir de ahí ver si tiene problemas o no. Se trata de una comparación lúdica entre un individuo que bebe, con una serie de animales, a partir de la cantidad de alcohol que ingiere.

"Cuando una persona toma dos cervezas, se transforma en un ‘loro’, porque pierde timidez y habla más de la cuenta. Luego, cuando bebe cuatro cervezas, se transforma en un ‘mono’, porque es capaz de hacer toda clase de gracias frente a los demás", explica Jiménez.
Hecho un "tigre"

"La siguiente transformación viene con la sexta o sétima cerveza, cuando se convierte en ‘tigre’ y es capaz de agredir a las personas que lo rodean. Finalmente se convierte en ‘chancho’, cuando bebe diez o más cervezas". En este estado el individuo pierde la capacidad de cuidar su higiene y evitar el ridículo.
Pero no todas las personas responden igual ante una misma cantidad de alcohol, ni tienen la misma debilidad o fortaleza. "Eso se llama Síndrome de Tolerancia, que se presenta en las personas que beben continuamente", dice el experto.

EFECTOS COLATERALES
Una inquietud, ¿un alcohólico puede curarse? Jiménez dice que "muchos podrán tratarse y algunos tal vez controlarse, pero la mayoría recaerá en el vicio". Y el resultado será pacientes con cirrosis, miles de accidentes de tránsito y violencia familiar. "Sólo en 2007 hubo 329 accidentes fatales ocasionados por choferes borrachos".
Es una situación terrible que muchos pasan por alto, creyendo que unos tragos no hacen ningún daño. Ingenuos, deberían detenerse a pensar en los efectos que esto tendrá sobre su familia.
Ya lo sabe, la próxima vez que tome una cerveza, asegúrese de que sea solo una. Así alejará de su mesa a loro, mono, tigre y chancho.

Ahora empiezan a beber a los 12
1) Según el psicólogo Jaime Jiménez, la edad promedio en que los peruanos se inician en el consumo de alcohol es cada vez más baja. "Ahora se ve a niños de 12 años bebiendo al salir del colegio".
2) Un estudio de Cedro entre personas de 12 a 64 años, demostró que al menos un 80% de ellos admitió haber bebido alcohol.
3)Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el alcoholismo es una enfermedad de carácter físico, psíquico y social, y que además es progresiva y clínicamente incurable.
4) La OMS denomina alcohólico a aquella persona que presenta de manera crónica un desorden de la conducta, caracterizado por la dependencia del alcohol, que lo conduce a la ingestión compulsiva de licor, de modo que interfiere con su salud, relaciones personales y su capacidad para el trabajo.
_________________________

EXPRESO SETIEMBRE 4, 2008

Alcoholismo es el principal problema de salud mental

El psiquiatra Rafael Navarro Cueva, director del Centro de Rehabilitación de Ñaña, dependiente del Hospital Hermilio Valdizán, advierte que el alcoholismo es el principal problema de salud mental en el Perú, con 1’300,000 adictos reconocidos, pero que pueden llegar a los 2’000,000, seguido por la drogadicción, especialmente en los estratos medio y alto.

A su vez, advierte sobre el avance de la corrupción y la pérdida paulatina de los valores en nuestro país. Ex presidente de la Asociación Psiquiátrica Peruana y de la Asociación Psiquiátrica de América Latina (1990-1992), el experto dice que este negativo panorama sólo podría ser atacado si el Estado invirtiera fuertemente en mejorar los niveles de educación y salud en el Perú.
POR HUBERT CAM

–¿El Perú es el principal paciente de salud mental por los problemas éticos que sufre?
Nuestra cultura tiene determinadas características y sufre también de un fenómeno que se denomina corrupción. Esto tiene una historia larga y la cultura puede impregnarse de esas características, que quiere decir que la corrupción puede generalizarse ampliamente. La corrupción va más allá de robarle al Estado. Se traduce también en actitudes de las personas que asumen en la competencia social, por lo tanto se transgreden las normas, los principios éticos de la vida en sociedad.

–¿Hay alguna señal?
Los individuos tienen como señal, en la competencia social, obedecer una norma y en el Perú tenemos muchísimas normas, de todo tipo, somos campeones en hacer normas, pero cuando se presenta una norma, inmediatamente en el cerebro de la persona emerge la alternativa de poder burlarla. Cuando esto se da, obviamente, el refuerzo está en la “satisfacción”, entre comillas, que tiene la persona al burlar la norma, desde pasarse la luz roja hasta utilizar comportamientos como el “sobe” y el “raje”, dicho en jerga.

–¿Cómo serán los líderes de esa cultura?
Estos dos comportamientos son cruciales en la vida y competencia social. Entonces, una cultura que está basada en estas características, obviamente, también va a tener líderes inadecuados.

–¿Cómo puede graficarse la corrupción?
La corrupción es como un iceberg, sólo vemos la punta, que son los casos más sonados que observamos en los medios de difusión, pero la mayoría son los que están adentro de la masa de hielo, en todas partes, y, por lo tanto, sobre esos aspectos no se habla en este país.

–Después de este descarnado y dramático diagnóstico que hace del paciente Perú, ¿qué se puede hacer?
Es sumamente compleja la respuesta, pero obviamente se necesita, aparte de tiempo, que haya una voluntad de cambio; pero la voluntad de cambio ¿quién tiene que hacerla?, tiene que hacerla las autoridades, ¿no es cierto?, pero las autoridades han nacido en otro tiempo; entonces es muy difícil y probablemente todo debe comenzar o continuar a partir de personas que, entre comillas, se han “salvado” de esta corrupción generalizada.

–¿Cuándo deben comenzar esos cambios importantes?
Todos los países en desarrollo han pasado por estas etapas difíciles. En Estados Unidos, en los siglos XVIII y XIX, se cometían crímenes en las calles y todo el mundo andaba armado, y nosotros estamos casi como en esa época. Se habla de meritocracia, pero es absolutamente un término retórico que no sirve para nada. No hay la práctica en la meritocracia. Todos hemos experimentado tremendas consecuencias negativas, cuando hemos tratado de hacer cosas novedosas en nuestra vida en este país.

–¿A la meritocracia que usted reclama se impone el vulgar “tarjetazo”?
Por supuesto. Es lo predominante. Además, es compartido por la mayoría, porque si alguien busca un puesto, lo primero que pasa por su cabeza es: ¿quién me puede ayudar?; y lo peor, cuando uno hace algún reclamo realmente justo, con un peso racional, y uno desea hacer una gestión en un ministerio, sino hace el famoso “lobby”, no consigue absolutamente nada.

ADICCIONES EN EL PERÚ
–¿Cómo está el panorama de las adicciones en el país?
Lamentablemente, las últimas estadísticas nos dicen que las adicciones han aumentado a pesar del esfuerzo que se hace para la erradicación de los cultivos (de hojas de coca). Veo que los esfuerzos a nivel de prevención todavía son escasos y están circunscritos a la ayuda externa y de algunas instituciones.

–¿Hablemos, entonces, del alcoholismo?

El alcohol es la droga más dañina en el sentido general. Debemos tener en este momento, oficialmente, un millón 300 mil alcohólicos, declarados y censados, pero, al igual que el “iceberg”, las encuestas no llegan a todos los alcohólicos, porque están escondidos, dentro de la masa, por lo que podemos inferir que realmente estamos bordeando los dos millones de alcohólicos.

–¿Cómo se define un alcohólico?
Un alcohólico es una persona que necesita del alcohol para funcionar de alguna manera en el ambiente, porque si no tiene alcohol va a experimentar un síndrome de abstinencia severa, que pueda llevarlo en casos extremos a convulsiones y hasta la muerte.

–¿Se incluyen a los llamados “bebedores sociales”?
El bebedor social no es un alcohólico, es una forma de beber. Generalmente, bebe no como objetivo final, como es en el alcohólico. El bebedor social lo utiliza para que la relación interpersonal sea más fluida.

–¿Entonces, el alcoholismo causa mayor número de muertes?
El alcoholismo produce una mayor cantidad de muertes por efecto directo del alcohol o sus complicaciones. El alcohol ataca todo el organismo, no hay un órgano que se salve. Es una droga legal y está dominada por las grandes transnacionales.

NÚMERO DE DROGADICTOS
–¿No hay un número estimado de drogadictos?
En adictos de drogas ilegales tendríamos que hablar del tipo de droga. Probablemente, de los adictos a la cocaína no sobrepasan los 70,000 y si incluimos otras drogas ilegales serían 250,000, pero son aproximaciones y sólo las encuestas hechas por Devida nos dan unas aproximaciones más cercanas en el sentido de la prevalencia, es decir, el consumo alguna vez en la vida, por ejemplo, de cocaína que es, aproximadamente, 3.1%.

–¿Por estratos sociales la drogadicción tiene preferencias?
En relación a la pasta básica de cocaína, por ejemplo, siempre pensamos y las estadísticas mostraron que las clases más bajas eran las que consumían pasta, pero la realidad nos ha mostrado lo contrario. Los estudios han encontrado una buena cantidad de personas, un 40% y hasta 50% que son gente que tiene educación superior o secundaria completa.
–¿Ahora hay la moda de las pastillas en estratos medio y alto?

Están entrando las pastillas de todo tipo como el éxtasis. No vemos dependencia al éxtasis puro o sólo éxtasis. Esto se ve muchísimo en los bares de las playas y se producen intoxicaciones severísimas que llegan hasta la muerte.

–¿Qué hace el gobierno para afrontar este problema?

Básicamente, no me siento capacitado para representar al gobierno, pero lo que puedo reconocer que hay un trabajo, ciertas medidas, que se dan a nivel nacional a través de un programa encabezado por el Ministerio de Salud y hay también un acuerdo entre esta entidad y Devida. Tal vez uno de los aspectos más interesantes que debieran fortalecerse, es que la intervención en adicciones tiene que ser integral, tiene que comenzar en los puestos más pequeños de salud, de atención primaria.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu