martes, 6 de marzo de 2012

PILAR NORES LLAMO A LOS PERUANOS A HACER UN PAIS MENOS VIOLENTO

EL COMERCIO MARZO 6, 2012

Pilar Nores llamó a los peruanos a hacer un país menos violento

La ex primera dama fue condecorada por la Municipalidad de Miraflores gracias a su trabajo en promoción social

La Municipalidad de Miraflores condecoró a las mujeres más representativas del país en medio de las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer. En esta ceremonia estuvo la ex primera dama Pilar Nores, a quien le dieron la Medalla de honor en la categoría de Promoción social.

Nores aprovechó para motivar a los peruanos para hacer de esta sociedad más pacífica. “La violencia es el reflejo de las limitaciones de las personas para comunicarse y expresar sus sentimientos”, declaró la condecorada.

“Todos estamos comprometidos. En un país en donde el gobierno recibe tan solo el 15% del PBI, poco le podemos exigir si no le damos recursos. Cuando hablamos de temas de culturales, como es violencia y equidad de género, nos compromete a todos, sin dejarle el paquete al gobierno. Creo que en eso todos somos ciudadanos y con nuestra actitud y actividad diaria podemos hacer algo por el Perú para las mujeres”, dijo Pilar Nores al término de la ceremonia.
_________________________

EL COMERCIO JULIO 8, 2011

Pilar Nores justifica uso de vehículos del Estado para su ONG

Señaló que en la mudanza del Instituto Trabajo y Familia se usó camiones del Ejecutivo como parte de convenio interinstitucional

Esta mañana, la primera dama Pilar Nores dio sus descargos tras la difusión de una denuncia periodística acerca del uso de vehículos del Estado para la mudanza de la ONG Instituto Trabajo y Familia (ITF), que dirige.

“Todo parte de la ignorancia (…) El ITF solo trabaja con dinero donado, eso obliga a firmar convenios con todas las instituciones del Estado. Si alguno de los parlamentarios hubiera estado atento a lo que la señora Pilar hacía, hubiera visto que firmaba convenios con todos los presidentes regionales, con todos los ministros, implica que como instituto uno pone algunas actividades y otras las aporta el gobierno local, regional o nacional”, dijo esta mañana a RPP.

Añadió que se trató del traslado de muebles y demás al nuevo local de la ONG en cuestión, que ahora que acaba el gobierno de Alan García seguirá funcionando en la avenida Caminos del Inca, en el distrito de Surco. De hecho, precisó, el traslado de los escritorios y otros muebles obedece a ello y no a que venga apropiándose de esos bienes para su vivienda.

“El instituto paga la gasolina y el viático si es chofer y/o funcionario. El aporte (de la institución con que se tiene convenio) es de un camión”, precisó. Asimismo, aseguró que no es la Contraloría sino la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) la llamada a investigar en caso de haber irregularidades.
___________________________
EL COMERCIO AGOSTO 28, 2009

“Núcleos ejecutores serán el eje del desarrollo del país”

La esposa del presidente de la República defendió a los núcleos ejecutores y aseveró que éstos le darán mayor velocidad a las inversiones y que las comunidades le darán celeridad y responsabilidad al ser ellas las beneficiadas.

“Lo que debe importar es que el poblador reciba el beneficio que el Estado le quiere dar y cuyos fondos ya están presupuestados, nada más”, aseveró Pilar Nores de García, esposa del presidente Alan García, al comentar la avalancha de cuestionamientos contra los núcleos ejecutores, los cuales fueron propuestos por el Ejecutivo a fin de fortalecer las capacidades de los comuneros a nivel nacional para que participen en el desarrollo de sus proyectos de inversión. De esta manera,

Nores dijo tener mucha confianza en la labor de los núcleos ejecutores, ya que éstos representan el camino directo para la ejecución de las obras necesarias, sobre todo para la población excluida del país. “El mejor capacitado, no sólo para controlar los gastos, ejecución y eficiencia de las obras, es el mismo poblador que es el beneficiado y lo digo porque yo trabajo en forma conjunta con la gente que luego de ser capacitada realiza sus cocinas y letrinas mejoradas”, comentó a EXPRESO.
“Velocidad diferente”

Nores de García remarcó que los núcleos ejecutores le darán una velocidad mayor al ritmo de inversiones en comparación a la de un cotidiano burócrata “detrás del escritorio” que analiza las innumerables obras públicas como carreteras o una posta médica a nivel nacional.

“Si el burócrata detrás del escritorio tiene que ver el expediente de inversiones para el Amazonas a fin de mes, estoy segura que el alcalde de esa zona lo vería más rápido. Por eso digo que mientras más cerca se encuentre el Estado del beneficiario mayor será el rendimiento de la inversión que se ejecute”, añadió.

En otro momento, Nores dijo comprender que la lentitud en la que incurren los gobiernos regionales para la ejecución en proyectos de inversión se debe a que la transferencia de los recursos y la descentralización tienen pocos años de implementación en el país.

“Las regiones poco a poco están recibiendo las obligaciones y todavía no tienen las capacidades formadas. Hay que darles tiempo porque si bien todos quisiéramos ir más rápido hay que cuidar los fondos del Estado”, afirmó al tiempo de recordar que en muchas ocasiones el funcionario público tiene mucho temor a ser enjuiciado por algún problema en la aprobación de una obra. Sin embargo, reconoció que el Estado ha emitido una serie de normas para evitar excesos en los gastos públicos, las cuales a veces funcionan como “rejas” que retienen el desarrollo de los proyectos, por lo que sostuvo que la habilidad es poder abrirlas sin caer en ningún tipo de atropello sobre los fondos públicos.
paola plácido/fabiana sanchez

Un plan adecuado
Pilar Nores sostuvo que la implementación de los núcleos ejecutores se debe dar en el marco de un plan de desarrollo adecuado mediante el cual se podrían priorizar las obras a ejecutar en las comunidades.

“Sería óptimo que dentro del plan de desarrollo estuvieran los puntos a realizar por cada uno de los núcleos, como por ejemplo, el plan de regadío, el cerco perimétrico del colegio, entre otros y que una vez priorizados sean ejecutados”, afirmó.
_____________________
EL COMERCIO AGOSTO 8, 2009

García afirma que núcleos ejecutores "no son una triquiñuela de última hora"

14:01 | El presidente pidió a la población fiscalizar la ejecución de los proyectos. Entidades destinarán el 6% de su saldo de inversión.

El presidente Alan García aseguró que “los núcleos ejecutores no son un recurso electorero o una triquiñuela de última hora”, como han señalado diversas voces de la oposición política.

“Este es un paso importante que complementa otras medidas. Es tiempo de incorporar conceptos para mejorar la calidad de vida de todos los peruanos”, agregó durante la ceremonia que puso en marcha esta modalidad de inversión pública realizada en Palacio de Gobierno.

Según el decreto de urgencia suscrito esta mañana por el presidente García y los ministros de Transportes y de la Mujer y Desarrollo Social, a partir de hoy los municipios, gobiernos regionales y las entidades del Gobierno Central están obligadas a destinar en los próximos cinco meses el 6 por ciento de su saldo de inversión para obras de menor envergadura hasta por 350 mil soles.

Para ello, García invocó a las organzaciones sociales, vecinales y de base a presentar proyectos de inversión pública.

Según el presidente, esta medida se debe complementar con la supervisión de la población pues tiene la obligación de verificar que se cumplan con los proyectos.

García precisó que los núcleos ejecutores estarán conformados por un presidente, un secretario, un tesorero y un veedor nombrado por la institución encargada de dar el dinero.
___________________________
EL COMERCIO AGOSTO 6, 2009

GOBIERNO DA LUZ VERDE
Núcleos ejecutores se ponen en marcha

Todo parece indicar que el presidente de la República, Alan García, está decidido a que las propuestas que lanzó el último 28 de julio, durante su mensaje a la nación, se materialicen y no queden solo en palabras.

Ayer, al término de la sesión 200 del Consejo de Ministros en Palacio de Gobierno, el jefe del Gabinete Ministerial, Javier Velásquez Quesquén, y la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Nidia Vílchez, informaron a la prensa que el Poder Ejecutivo ha aprobado, a través de un decreto de urgencia, la formación y el funcionamiento de los núcleos ejecutores para desarrollar obras por un valor de hasta 100 unidades impositivas tributarias (S/.355 mil) en los tres niveles de gobierno: central, regional y municipal.

Vílchez indicó que los núcleos ejecutores estarán formados por 100 personas, y habrá un presidente, un secretario, un tesorero y un fiscal que será designado por el gobierno que financie la obra.

“Las obras a realizarse están enmarcadas dentro de la ley de los proyectos de inversión pública menores, con sus expedientes y perfiles. Además, cada núcleo ejecutor informará a la comunidad sobre la ejecución del gasto hasta la entrega final de la obra. De ese modo descartamos cualquier acto de corrupción”, recalcó la ministra de la Mujer y Desarrollo Social.

Asimismo, señaló que el Gobierno Central ha dispuesto S/.100 millones en el mes de julio con el fin de constituir 500 núcleos ejecutores; y recordó que hace tres días este firmó un convenio con el Gobierno Regional de Áncash para formar más. “Mañana [hoy] viajaré a Tacna para suscribir un acuerdo similar”.

Por su parte, Velásquez Quesquén sostuvo que el decreto de urgencia, mediante el cual se aprueba la formación y el funcionamiento de los núcleos ejecutores, es un complemento del proceso de descentralización que impulsa el Gobierno Central.

De igual modo, aseguró que el hecho de que el pueblo organizado realice sus pequeñas obras con presupuesto del Estado no debe causar temor, debido a que la Contraloría General de la República fiscalizará el gasto.

“Los núcleos ejecutores son un modelo exitoso, con bajo nivel de irregularidades, que permitirán mayor control social sin renunciar a los controles regulares que se aplican a los recursos del Estado”, explicó.

NO ES LA SOLUCIÓN
Otra es la percepción del congresista Juan Carlos Eguren (UN), quien opinó que los núcleos ejecutores no podrán cumplir su objetivo de acelerar la inversión pública.

“Actualmente, la construcción de obras de mediana y gran envergadura es la que está paralizada. Es allí en donde se debe hacer algo para acelerar la inversión pública. Los núcleos ejecutores solo se enfocan en las obras pequeñas, y la construcción de estas fluye sin ningún problema”, resaltó.

* COMENTARIO DEL EDITOR
Los núcleos de abajo y ¿los de arriba?
Por: Juan Paredes Castro

No sabemos cómo va a terminar su nuevo controvertido proyecto, pero el Gobierno quiere hacer de la inclusión social una realidad mostrable y medible.

En buena hora que sea así. Solo que el problema a resolver no se reduce al laboratorio de campo, sino que toca las fibras más sensibles de las cúpulas del poder interesadas en el tema.

Aparentemente cansado de esperar resultados tangibles, el Gobierno prefiere saltar hacia abajo, hacia la prueba de la capacidad de gestión de las comunidades locales, con todo lo que ello implica poner de lado las autonomías regionales y municipales, acostumbradas a administrar lo suyo, sin necesariamente rendir cuentas.

Su objetivo consistiría en sortear las instancias burocráticas regionales y municipales mediante la creación de núcleos ejecutores que responderían, por sí mismos, por las obras a realizar y por el dinero entregado. En otras palabras, el brazo gubernamental entraría a tallar directamente en las comunidades pobres, allí donde regiones y municipios supuestamente habrían fracasado y que, por eso mismo, carecerían de autoridad moral para oponerse radicalmente al cambio.

No queremos subestimar el voluntarismo y la responsabilidad de las comunidades locales que buscan dejar atrás sus problemas con la menor intermediación burocrática y gubernamental posible. Pero los núcleos ejecutores de abajo no darán pie con bola si los núcleos ejecutores de arriba (los encargados de establecer las reglas de juego políticas, legales y presupuestales) no empiezan por ponerse de acuerdo siquiera con el discurso presidencial del 28 de julio.

Podríamos estar ante la posibilidad de un gran acierto gubernamental o ante el más enrevesado riesgo de gestión comunal. Lo importante es que la claridad y coherencia en la esfera gubernamental —si la hay— se refleje en lo que se piensa hacer abajo, donde ya nadie va a tener tiempo para hacer preguntas ni enmendarle la plana a algún funcionario.

Hasta ahora el presidente García ha liderado casi solo la explicación del proyecto con una relativa capacidad de persuasión sobre los sectores interesados. ¿Logrará él mismo, de la mano con el Congreso, hacerlo aterrizar bien?
___________________________
EL COMERCIO AGOSTO 4, 2009

Flores Nano califica de “improvisado” el plan de aplicar los núcleos ejecutores

10:12 | La lideresa de Unidad Nacional sostiene que el planteamiento representa un reconocimiento del Ejecutivo de que no sabe cómo gastar los recursos.

La lideresa de Unidad Nacional (UN), Lourdes Flores, consideró que la propuesta de implementar los núcleos ejecutores es “improvisada y sacada de la manga” y representa un reconocimiento tácito del Gobierno de no saber administrar los recursos públicos.

“Así como está planteado el tema de los núcleos ejecutores, tiene un cierto tufillo electoral y es una medida que me parece improvisada o sacada de la manga ante el cansancio (del Gobierno) de no tener nada que hacer en materia del Estado”, indicó Flores en RPP.

En ese aspecto, Flores Nano manifestó que el Ejecutivo “debe seguir intentado con los gobiernos regionales y locales”.

“Este tema de los núcleos ejecutores es casi el reconocimiento de ‘que no puedo hacer nada y tampoco quiero hacer más esfuerzo’”, refirió al sostener que la función primordial del Estado es brindar servicios.

EL MENSAJE
En ese sentido, señaló que el mensaje del presidente Alan García ante el Congreso por Fiestas Patrias le dio la sensación “de estar al inicio del Gobierno” por las metas planteadas en el discurso.

Indicó que el reto propuesto por García en su mensaje de implantar el orden en el país resulta primordial en vista del último atentado narcoterrorista ocurrido en la localidad ayacuchana de San José de Secce, donde murieron tres policías y dos civiles.

Por su parte, la ex candidata presidencial reconoció que el corredor de autos e investigado por lavado de activos, César Cataño, le prestó automóviles durante la última campaña electoral.

La presidenta del Partido Popular Cristiano dijo que Cataño “le parece una persona correcta”, aunque dijo esperar que las investigaciones sigan su curso.
__________________________
LA REPUBLICA AGOSTO 3, 2009

De la “no reforma del Estado” a los Núcleos Ejecutores
Por Humberto Campodónico

Días antes de asumir el premierato, Javier Velásquez Quesquén dijo que había perdido la esperanza de que este gobierno pudiera realizar la reforma del Estado porque no se había comenzado a tiempo y como ahora ya estábamos en un año preelectoral “debatir una norma en ese contexto en el Congreso es una vía improbable” (Gestión, 20/7/09).

Sin embargo, en el mensaje del 28, Alan García dijo que la puesta en marcha de la inversión vía los Núcleos Ejecutores era “la verdadera reforma del Estado”. Es obvio que, en el primer caso, Velásquez habla de la reforma del Estado (que no va a haber) entendida como carrera pública, es decir, un verdadero servicio civil que ponga en primer lugar la meritocracia para los ascensos y la homologación de los sueldos.

Según García, la “reforma del Estado” significa cómo hacer para que se gaste más dinero. Nada más. En el artículo publicado ayer en El Comercio, su lógica queda clara: se han programado inversiones en el 2009 por S/. 26,638 millones, de los cuales se ejecutará un máximo de 80%, es decir 21,300 millones de soles. Por lo tanto, sobran 5,000 millones. De esos, los Núcleos Ejecutores podrían gastar S/. 950 millones en el primer año. Gastar, gastar, gastar, que el mundo se va a acabar.

Hay que dejar bien en claro que si los tres niveles de gobierno (central, regionales y municipalidades) logran invertir S/. 21,300 millones, esta cifra es superior en 59% a los S/. 13,360 millones invertidos en el 2008 (año en el que la inversión creció 58% con respecto al 2007). Lo que sucede es que a García parece interesarle poco ese excelente nivel de avance porque lo que quiere es que invierta más a como dé lugar para que a fin de año se pueda mostrar una cifra positiva de crecimiento.

Si ese servicio civil estuviera funcionando bien, no solo se podrían ejecutar los S/. 26,268 millones presupuestados, que equivalen a 4% del PBI, sino varios miles de millones más (cada 1% del PBI son 3,700 millones de soles). Recordemos que el nivel promedio de inversión pública en la Región es de 6.5 a 7% del PBI, lo que nos hace ver el retraso peruano debido a las políticas neoliberales orientadas a reducir al Estado a su mínima expresión.

Como no se quiere tomar el toro por las astas, surgen toda clase de paliativos, como “la selección de los primeros 32 gerentes públicos”. Se parte de la idea que reforma del Estado puede ser postergada sine die (en el fondo no se la considera “necesaria”) y que va a funcionar el sistema del “top down management” (administración vertical), que se “bypassea” a todos los empleados públicos, motivo por el cual estos gerentes son vistos como cuerpos extraños y, por tanto, son rechazados.

Dicho esto, no está mal que se busque una mayor –y siempre regulada– inversión. El problema es que se sigue pateando para adelante la puesta en marcha de un servicio civil que se respete, como los que hay en Colombia, Chile y Brasil. Ese es el problema de fondo porque esos servicios civiles son los que realizan el gasto y la inversión de manera permanente –con este gobierno y con los que vengan– y a ese Estado moderno debemos apuntar.

En cambio, los Núcleos Ejecutores forman parte de un programa de emergencia para la realización de pequeñas obras locales y barriales, siempre y cuando el Estado disponga de los recursos para hacerlo. Aquí hay que hacer hincapié en que los Núcleos van a entrar en conflicto constante con las municipalidades, cuando son estas las que, justamente, se debiera fortalecer.

Pero, ojo, no solo eso. Mal usados, los Núcleos Ejecutores pueden constituir una especie de aparato de inversión ad hoc, puesto al servicio del gobernante de turno. Eso fue lo que sucedió bajo Fujimori, cuando Foncodes, el Infes y Pronamachcs se convirtieron en instrumentos de refuerzo de la popularidad del caudillo neoliberal. La no reforma del Estado en esta etapa pre-electoral, como dice Velásquez, puede llevarnos directamente al “micropulismo” electoral –como lo dice Alberto Adrianzén en reciente artículo– que tanto le gusta al presidente.

* Déficit de credibilidad
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

Ese es el problema principal de Alan García.

El presidente Alan García continuó ayer su vocación periodística con un artículo publicado en El Comercio para defender los núcleos ejecutores de la descentralización popular (DP) pero sin abordar el problema de fondo: su poca credibilidad.

El artículo da “respuesta a las infaltables objeciones” hechas a la DP. A la crítica de que se manipulará políticamente, dice que el Apra controla pocos gobiernos regionales y locales. A quienes dicen que promoverá corrupción, responde que las irregularidades desde 1995 en Foncodes son pocas, y agrega la mañosería que usa el gobierno últimamente de que es una crítica ‘racista’. Por último, indica que la DP no afectará a gobiernos regionales y locales pues se hará a través de ellos.

Los expertos coinciden en que entregarle recursos públicos directamente a la población para ejecutar proyectos ha tenido buenos resultados en el Perú. Pero, como precisa el economista Miguel Prialé, ello requiere cuatro condiciones: 1) reglas claras de rendición de cuentas; 2) supervisión conjunta entre población y entidad pública; 3) compromisos viables para el mantenimiento y operación; 4) proyectos no complejos.

Dichas condiciones apuntan a un manejo técnico y no politizado. Por ello, la sospecha es legítima cuando se conoce que la DP estará a cargo de personas como Carlos Arana que, al margen de sus calificaciones profesionales, también se dedican a organizar mítines y a mover las masas en el Apra.

El problema se agrava por la desconfianza que proyecta el presidente García debido a la profunda imagen de corrupción que él dejó en su primer gobierno –acusaciones que enfrentó con la prescripción– y el récord lamentable en lucha anticorrupción en lo que va del segundo: fracasos de la ONA y del plan de Yehude Simon, defensa penosa de Tula Benites, ‘petroaudios’, o dedicarle solo cuatro líneas al tema en el último mensaje cuando la gente está harta de la corrupción y espera respuestas más articuladas que inventar un penal en la selva.

Quizá el presidente no tenga esto tan presente porque los congresistas que antes lo acusaron hoy juran ante él como ministros y se trompean por su honra; periodistas que antes lo criticaron, hoy son sus felpudos; empresarios que antes lo maldijeron, hoy vuelven a sus brazos; o porque ya ni el novelista quiere recordar lo que antes escribió contra él.

Pero el ciudadano de a pie, que fue generoso con García al darle una segunda oportunidad, pero no un cheque en blanco, sigue desconfiando de él. Por ello, en lugar de las caras disciplinadas de Velásquez Quesquén en la PCM o de Alva Castro en el Congreso, debería apoyarse en rostros independientes que compensen su déficit de credibilidad en la inmensa mayoría.
___________________________
EL COMERCIO AGOSTO 2, 2009

Alan García defiende los núcleos ejecutores

9:06 | En un artículo publicado en el diario El Comercio, el presidente destaca los beneficios de su propuesta y responde a las objeciones

Por Alan García Pérez, Presidente del Perú

La descentralización popular es un nuevo camino por el que los gobiernos regionales, los municipios y los ministerios podrán ejecutar parte del gasto público a través de los grupos organizados de la sociedad o núcleos ejecutores. Su objetivo es que el gasto y los beneficios del crecimiento lleguen directamente a la base más humilde y necesitada del país, garantizando su integración y solucionando los reclamos sociales.

Es un hecho que, a pesar de la descentralización regional y local y del esfuerzo del Gobierno por extender los servicios sociales, la capacidad de gasto del sector público no llega con velocidad a las áreas de mayor pobreza y esto demuestra que las instituciones y las leyes son aún insuficientes. Debemos adecuar las leyes a la realidad social.

Según los últimos datos, en este año 2009 el total de fondos para invertir sería de S/.26.638 millones. Pero de ese monto solo se ha invertido hasta el 31 de julio S/.7.087 millones, es decir el 26%. En los próximos cinco meses deberían invertirse S/.19.500 millones, lo que resulta casi imposible.

Frente a eso hay más de 30.000 pequeños proyectos reclamados por los caseríos y comunidades con un valor menor de S/.300.000 cada uno y cuya ejecución requiere poca tecnología. Sin embargo, por ser gasto público, requieren cumplir severas exigencias de inversión que demoran años y complicados trámites de licitación. Esto que naturalmente es necesario en las grandes y medianas obras, no tiene ningún sentido para construir en las comunidades campesinas una escuela de cuatro aulas, un cobertizo de ganado o un pequeño canal de riego que ellos saben hacer muy bien y que han hecho muchas veces.

¿Qué proponemos con la creación de los núcleos ejecutores?
Que el pueblo organizado de las comunidades campesinas, asentamientos humanos, comunidades nativas, grupos juveniles y rondas campesinas seleccione una obra, formule un perfil de ella, solicite el financiamiento a los municipios, gobiernos regionales o ministerios y la ejecute directamente. Cinco mil obras de S/.300.000 cada una significan S/.1.500 millones de gasto, lo que es apenas el 5% de todos los recursos que tiene el Estado para gastar.

¿Cómo se logrará esto?
Autorizando a las entidades asignantes que tienen presupuesto, los municipios, gobiernos regionales y ministerios, a financiar las obras de menor dimensión que trabajarán los núcleos ejecutores.

¿Qué es un núcleo ejecutor?
Es un equipo elegido por la comunidad, el caserío o el asentamiento humano, que se constituye para llevar a cabo la ejecución de la obra. En realidad esto ya existe hace mucho tiempo en nuestro país. Se creó para el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), también lo utilizó Pronamachcs en los comités conservacionistas, la Ley 29030 permite a las municipalidades gastar a través de comités de gestión. Además, las juntas de usuarios de riego que cobran el agua a nombre del Estado y que realizan directamente las obras de mantenimiento de los sistemas de riego son una especie de núcleos ejecutores. No es nada nuevo, pero hay que extender su ejemplo y utilizarlos mejor.

La comunidad constituye un núcleo con un presidente, un tesorero, un fiscal y un vocal, los cuales actúan ante las entidades asignantes, se acreditan ante el gobierno regional, municipal o un programa social. Presentan un proyecto para construir, por ejemplo, cobertizos, centros de acopio, pequeños reservorios, minipresas, viveros, conservación de suelos, aulas, postas, saneamiento y agua, y también, mantenimiento, reparación o apertura de trochas carrozables, etc.

El núcleo ejecutor de un asentamiento humano en la ciudad escoge muros de contención, escaleras, aulas de escuela, reparación de centros de salud, una obra saneamiento, etc. Una comunidad nativa puede escoger embarcaderos, reparación de caminos, comisarías, etc. Los núcleos de ejecución juvenil pueden encargarse de veredas, losas deportivas, tribunas y otras obras. Igualmente, las rondas campesinas, en temas agrarios, de caminos y de seguridad.

*¿Cuáles son las entidades asignantes y quién controla la ejecución y el gasto?*Son los gobiernos regionales, los municipios y algunos programas de los ministerios los que reciben los pedidos, acreditan los núcleos y también promueven obras para los grupos sociales. Estas entidades aprueban las condiciones y lineamientos de la inversión, asignan los recursos, abren una cuenta en el Banco de la Nación y hacen los depósitos de acuerdo con el cronograma de ejecución.

Por su parte, el núcleo ejecutor popular es responsable ante la comunidad que lo controla cercanamente, rinde cuentas ante las entidades asignantes y sus miembros son responsables civil y penalmente por el uso de los recursos.

La propuesta es que, para este año 2009, se asigne hasta un 5% de los fondos de inversión (es decir, 1.000 millones de los 19.000 millones de soles aún no gastados) y que el año 2010 se asigne hasta 8% de todo el presupuesto de inversión para que sea ejecutado a través de las organizaciones sociales acreditadas.

Respuesta a las infaltables objeciones
Se han formulado hasta tres críticas: la primera, que este es un intento de manipulación por el Partido Aprista y el Gobierno. Y eso es totalmente absurdo, porque de los 25 gobiernos regionales solo dos tienen filiación aprista y de los 1.900 gobiernos locales solo 250 están dirigidos por apristas. Además el Foncodes solo se encargará de ejecutar su propio presupuesto sin ninguna intervención en la acción de los gobiernos regionales y locales que trabajarán con sus propios núcleos ejecutores.

Se ha dicho también que esto sería un gran peligro de descontrol y riesgo de corrupción. Respondo que en la historia de Foncodes desde 1995, el grado de irregularidades detectadas en decenas de miles de obras ha sido menor al 1%. Es decir, que la obra hecha y vigilada directamente por el pueblo tiene menor nivel de riesgo o de corrupción que la obra hecha por la burocracia y, naturalmente, es mucho más veloz. Esta segunda observación me parece, además, provenir de un enorme prejuicio centralista y racial.

La tercera observación ha sido que, en vez de los núcleos ejecutores, debería agilizarse y facilitarse la inversión por los municipios y regiones. Pero, por Dios, para eso es exactamente que se autoriza que los municipios y regiones puedan gastar a través del pueblo organizado.

Finalmente, este no es un tema novedoso. Debe estudiarse el D.L. 26157, que creó los núcleos ejecutores hace 15 años, el D.S. 015-96, que les otorgó capacidad para contratar servicios técnicos, maquinaria o transporte de material y para intervenir en procesos administrativos, la Ley 29030 para los núcleos municipales y también los decretos de urgencia 028-2006 y 079-2009 expedidos por este gobierno, que permiten a las regiones y a los municipios, donde se explotan recursos petroleros, usar hasta el 5% del canon a través de los núcleos ejecutores de las comunidades nativas.

La descentralización popular incorpora la participación social en el esfuerzo descentralista, pero además reconoce y constituye la capacidad ejecutora del pueblo y de esta manera involucra en la acción a millones de peruanos que hoy son espectadores pasivos del crecimiento económico y de la ejecución de los gastos. Mi objetivo es que los recursos lleguen directamente a los más pobres y que estos sepan que la democracia también es suya. Sé que miles de comunidades campesinas y nativas, asentamientos humanos, ronderos y jóvenes apoyarán la descentralización popular.
___________________________
LA REPUBLICA AGOSTO 2, 2009

La era del hombre Arana
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

El rumbo del gobierno en los últimos dos años

La afirmación del presidente Alan García sobre la buena recepción que, “en términos generales”, tuvo su mensaje al Congreso es poco comprensible salvo que se refiera a comentarios de su equipo.

Por ejemplo, del premier Javier Velásquez Quesquén, quien sostiene que con el mensaje presidencial y el nuevo gabinete el gobierno ingresa a “una segunda etapa en la que se acercará más a la gente y se empujará mejor la descentralización”.

O la respuesta del congresista Jorge del Castillo al titular críptico y extraño de ‘¿Viraje al centro?’, sosteniendo que, tras cumplir ‘la primera etapa’ en la que se debía “generar confianza en la ejecución de políticas de estabilidad económica y jurídica”, ahora se ha dado “un golpe de timón” para “entrar más agresivamente a un proceso de redistribución”.

El gobierno ya se siente en el umbral del momento de ‘a gozar sabroso’ luego del supuesto sacrificio de los tres primeros años, es decir, el tiempo del reventón y de preparar el terreno para las elecciones regionales/municipales y presidenciales/congresales que están a la vuelta de la esquina.

Al gobierno se le nota agotado, lanzando fuegos artificiales con pólvora mojada como la renovación parcial del Congreso –cuyo fin central es distraer a la gente–; e improvisado, como fue obvio con la propuesta de la cárcel selvática para los corruptos que obligó al ministro Aurelio Pastor a realizar la función que mejor le sale: dar la cara ante un desaguisado.

Entre agotamiento e improvisación, el plato de fondo de la ‘segunda etapa’ es la ‘descentralización popular’ a través de ‘núcleos ejecutores’, que no son otra cosa que darle dinero directamente a la gente para que realice pequeñas obras.

La idea es buena, pero requiere de control eficiente y técnico para evitar que se vuelva carnaval preelectoral. Y es ahí, precisamente, donde se le ve el fustán a la verdadera intención de esta iniciativa presidencial, pues el sistema va a ser manejado por nada menos que el activista aprista especializado en organizar mítines políticos: Carlos Arana.

Ni corto ni perezoso, este jefe de Foncodes cercano a Agustín Mantilla –quien hace tres años anunció a los compañeros que solo había que esperar un poquito para el abordaje–, organizó el lanzamiento de la ‘descentralización popular’ en Palacio con cien dirigentes que inaugurarán el sistema. Quizá sean los comentarios de estos muchachones a lo que se refería el presidente por “buena recepción”.

Con la presencia en esta ‘segunda etapa’ de Velásquez Quesquén en la PCM, Luis Alva Castro en la presidencia del Congreso, y apristas de choque –como Pastor– en el gabinete, ha empezado la era del ‘hombre Arana’.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu