domingo, 25 de marzo de 2012

MARTHA HILDEBRANT DEFINE UNA PALABRA MUY ESCUCHADA EN ESTOS DIAS: "GOLLERIA"

EL COMERCIO MARZO 25, 2012

Martha Hildebrandt define una palabra muy escuchada en estos días: "Gollería"

La reconocida lingüista recuerda, entre otras cosas, que la forma más antigua de este término es “gulloría”

Gollería. En el Perú –y parece que también en Costa Rica– gollería es ‘ventaja de que goza, sin merecerlo, un funcionario o empleado público’. Gollería, golloría y gulloría son variantes de una antigua palabra castellana documentada con las acepciones de ‘manjar exquisito’, ‘cosa delicada que se puede pedir en ciertas circunstancias’ y ‘delicadeza, superficialidad’. La forma más antigua, gulloría, es de origen incierto; según Corominas se trataría de un probable derivado de gola ‘garganta’ con influencia fonética del verbo engullir.
_______________________
EL COMERCIO MARZO 4, 2012

Martha Hildebrandt define la palabra "carcamán"

La lingüista detalla el origen del término y sus variantes en su sección El habla culta

CARCAMÁN. En la lengua familiar del Perú y de otros países de América (Méjico, Argentina, Uruguay y tal vez algunos más), el sustantivo masculino carcamán se aplica a personas, de uno u otro sexo, generalmente de edad avanzada y con cierto grado de mala apariencia o decrepitud; con este sentido se prefiere en la Península la variante carcamal. Carcamán es también, en la Argentina y el Uruguay, el anciano o anciana de mal carácter. Carcamán, en cambio, se aplica en España a la persona de poco mérito, pero con pretensiones de grandeza.
___________________________
EL COMERCIO FEBRERO 12, 2012

¿Desde cuándo se dice "no tengo ni un cobre"? Martha Hildebrandt nos lo cuenta

La lingüista también rememora el modismo “estar hecho un anís”

Martha Hildebrandt
El habla culta

No tener ni un cobre. En muchos países de la América hispana, el Perú incluido, se documenta cobre con el sentido de ‘dinero’, que a su vez se debe a extensión de sentido de ‘moneda de ínfimo valor hecha de cobre’. En el Perú, cobre fue, hasta la segunda mitad del siglo XX, la denominación popular de monedas de ese metal con el valor de dos centavos (o céntimos) de sol (un gordo) y de un centavo de sol (un chico). Por lo tanto, el modismo no tener un cobre o no tener ni un cobre equivalente –todavía hoy– a ‘no tener ni un céntimo’, ‘no tener dinero’.

Estar hecho un anís. En el Perú, el Ecuador y Bolivia, el modismo estar hecho (o hecha) un anís tiene el sentido de ‘estar pulcramente vestido’, ‘estar acicalado’. El modismo puede aplicarse, excepcionalmente, a casas, habitaciones o ambientes pulcramente cuidados. Anís es una palabra de origen latino que pasó al castellano a través del catalán; en principio anís es el nombre de una planta oriental que se extendió por Europa antes del descubrimiento de América; el anís es muy apreciado por su olor y sabor en la cocina y repostería de todas partes.
________________________
EL COMERCIO ENERO 22, 2012

Las palabras "cojudez" y "movida" definidas por Martha Hildebrandt

La reconocida lingüista suma dos nuevas palabras a su sección “El habla culta“http://elcomercio.pe/tag/134803/el-habla-culta

Cojudez. En nuestra habla familiar equivale a minucia, tontería. Es derivado de cojudo, peruanismo semántico en el que se ha borrado la reminiscencia de cojón ‘testículo’: el femenino cojuda lo atestigua. El étimo común es cojón, que aparece íntegro en el derivado peninsular cojonudo ‘estupendo’, también sin connotación sexual. Cojudear significa ‘tomar el pelo’, ‘engañar’ y ‘perder el tiempo’. Acojudar-se es ‘perder ánimo o fuerza’: cierto alcalde tranquilizó una vez a Lima, temerosa ante la peste, diciendo que “en el Perú hasta los microbios se acojudan”.

Movida. En el Perú, y en gran parte de la América hispana, movida, en principio, forma femenina del participio adjetivado de mover, tiene varios sentidos figurados que parten de la terminología de juegos de mesa tales como el ajedrez. Pero, así como en esos juegos la movida es teóricamente limpia, en el uso figurado americano el término tiene un matiz semántico negativo, pues generalmente se refiere a maniobras ocultas o dolosas y a artimañas encaminadas a conseguir el poder político o la ventaja económica.
_____________________________

LA REPUBLICA ENERO 3, 2012

Martha Hildebrandt: Humala ya no me parece un 'cachaco mediocre'
"Humala no es un genio, pero puede ser práctico y fuerte", estimó

La excongresista Martha Hildebrandt aseguró que a diferencia de la campaña presidencial pasada, ella ahora ya no cree que Ollanta Humala sea "un cachaco mediocre", como alguna vez calificó a quien hoy es mandatario del país.

"Yo tenía la peor idea de Humala, una vez dije que él era un cachaco mediocre y ahora no creo que lo sea", dijo la linguista en Canal 2.

Según dijo, el jefe de Estado viene haciendo bastante bien las cosas y agregó que "si bien no es un genio, ni brillante, pero puede ser práctico y fuerte".

Para Hildebrandt Pérez Treviño, el jefe de Estado debe "ajustar" a los cajamarquinos (que protestan contra el proyecto minero Conga):

"Si Humala le da una buena ajustada a los cajamarquinos me vuelvo humalista. Están dejando que estos pobres diablos hagan lo que quieran en Cajamarca… hay que buscar la forma para una tacha o algo”, concluyó.
___________________________
EL COMERCIO DICIEMBRE 25, 2011

La palabra "templarse", definida por Marta Hildebrandt

La lingüista da más alcances de este término y también de “hincón”

Templarse. En el habla familiar peruana, templarse equivale a enamorarse y estar templado (o templada) a estar enamorado (o enamorada). Templar, del latín t?mperare “moderar”, “combinar lo frío con lo caliente”, se documenta en castellano desde el siglo XIV. Los usos figurados de templarse por enamorarse no son exclusivos de nuestro país, pues se registran igualmente en el habla coloquial de Bolivia y de Chile, país este en el cual se documentan los sustantivos temple y tiemple, como equivalentes del derivado peruano templadera “enamoramiento”.

Hincón. Como equivalente de “punzada” o “pinchazo” es de uso corriente en la lengua familiar del Perú y de otros países de América. Hincón se deriva del verbo hincar(se), del latín vulgar f?g?care, que viene, a su vez, del f?g?re “clavar”. En la lengua general, hincar es “introducir algo en otra cosa” y la forma pronominal hincarse equivale a “arrodillarse”; pero hincarse es en el Perú sinónimo de pincharse: “Me hinqué el dedo con una aguja”. Por otra parte, el participio sustantivado hincada y el aumentativo hincón equivalen, en América, al derivado general hincadura.?
___________________________

EL COMERCIO DICIEMBRE 4, 2011

"Chismosear" y "Mamarrachento" son definidos por Martha Hildebrandt

La lingüista explica el origen de ambas palabras y sus actuales significados

Chismosear, chismosería. Chisme es un término, de origen incierto, documentado en castellano, desde la época preclásica, con el sentido de ‘noticia, falsa o verdadera, que se rumorea’ y también el de ‘baratija’. El adjetivo chismoso se aplica a ‘quien es afecto a propalar chismes’; sobre él se han formado chismosear ‘contar chismes’ y chismosería referido a la acción respectiva, que se usan en el Perú y en otros países de América. Por otra parte, chismear –de uso general– ha desarrollado la acepción, que parece exclusivamente peruana, de ‘cureosear’, ‘husmear’.

Mamarrachento. El sustantivo mamarracho es un antiguo arabismo del castellano, documentado en la Península como moharrache desde el siglo XV y en su forma actual desde el XIX; el étimo árabe correspondiente tenía el significado de ‘lleno de gracia, donaire y picardía’. En la lengua general actual, el adjetivo derivado mamarrachero significa ‘ridículo’, ‘despreciable’ y mamarrachista designa a quien hace mamarrachos. Pero en el castellano del Perú, del Uruguay y, seguramente, también en el de otros países de América, el sinónimo preferido es mamarrachento.
_____________________________
EL COMERCIO DICIEMBRE 1, 2011

Marco Aurelio Denegri criticó nuevo libro de Martha Hildebrandt (http://elcomercio.pe/espectaculos/1341997/noticia-marco-aurelio-denegri-critico-nuevo-libro-martha-hildebrandt)

Sexólogo encuentra errores en “Mil palabras y frases peruanas”, la más reciente publicación de la lingüista. “No hay que creerse la última chupada del mango”, dijo

En la más reciente edición del programa la “Función de la palabra”, el sexólogo y sociólogo Marco Aurelio Denegri enumeró una serie de errores que, a su parecer, cometió la lingüista Martha Hilldebrandt en “Mil palabras y frases peruanas”, su más reciente publicación.

Denegri inició sus comentarios asegurando que el libro “está mal” desde el título. “Contraviene una prescripción académica según la cual se escribirán con letras los números que se puedan expresar con una sola palabra. Mil es una sola palabra (...) Esto no es solamente una impropiedad, sino una manifestación palmaria de mal gusto, de inelegancia. Sorprende en una lingüista tan distinguida”, fueron las palabras de Denegri.

Así también, Marco Aurelio corrige a Hildebrandt en el significado de la palabra “cojudez”, el origen de la expresión “Cuando las papas queman”#! , la forma correcta de escribir el anglicismo “blue jeans”, la aparición de la contracción “talvez”, entre otras acotaciones.

Marco Aurelio cerró su observación del libro asegurando: “Esta es una demostración de que no hay que creerse la última chupada del mango. La lingüista Martha Hildebrandt ha creído durante muchos años que ella es lo máximo en materia lingüística y eso no es cierto“.

¿Tú qué opinas?
______________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 27, 2011

El significado de "Torreja", explicado por Martha Hildebrandt

La lingüista también escribe sobre la palabra “Fraticida” en su columna El habla culta

Torreja. En nuestra habla familiar designa –sobre todo en el diminutivo torrejita– una tortilla pequeña que contiene un ingrediente tal como el atún, el plátano, alguna verdura, etc. Torreja viene del latín torrēre, verbo cuyo frecuentativo es tŏstare ‘tostar’; torreja se documenta en castellano desde el siglo XVI. En varios otros países de América torreja es más bien una rebanada de pan, embebida en huevo, leche y después frita. Un uso figurado peruano de torreja es el de persona poco atractiva.

Fraticida. En la lengua semiculta o descuidada es frecuente oír la pronunciación incorrecta *fraticida en vez de la correcta fratricida. Este latinismo designa a quien da muerte a su hermano; el sustantivo correspondiente fratricidio suele oírse también como *fraticidio. En ambos casos, el error se explica por la tendencia disimilatoria prevaleciente del castellano que rechaza la sucesión de dos sílabas que tienen como segundo elemento la misma consonante líquidar.
_____________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 6, 2011

El origen de la palabra "chicle", por Martha Hildebrandt

La lingüista también escribe en su columna El habla culta sobre el término “Prevenible”

Chicle. Según el DRAE (ed. 2001) es la “pastilla masticable aromatizada, que no se traga, de textura semejante a la goma”. Chicle viene del azteca tzictli, difundido junto con los famosos Chiclets Adams; el término Adams se refiere a Thomas Adams, quien conoció al general mejicano Santa Anna en su exilio neoyorquino. Santa Anna masticaba chicle, lo que despertó el instinto industrial y la ambición de Adams. Así empezó la difusión mundial del hábito. En el Perú chicle se usa con el sentido figurado de ‘pegajoso’ aplicado peyorativamente a personas.π

Prevenible. Este adjetivo se ha formado sobre el verbo prevenir, que tiene varias cercanas acepciones; entre ellas las de ‘disponer lo necesario para conseguir un fin’, ‘saber de un daño anticipadamente’, ‘evitar o impedir algo’, ‘advertir a alguien de algo’, ‘anticiparse a una dificultad u objeción’, ‘inducir a otro a presumir algún daño’. Aunque prevenir es muy antiguo en castellano, prevenible no aparece todavía en la edición del DRAE 2001. Pero el término será incluido en la 23.ª edición que está en preparación.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu