sábado, 10 de diciembre de 2011

CENSURA AL CONCIERTO DE SANTANA EN LIMA CUMPLE 40 AÑOS


EL COMERCIO DICIEMBRE 10, 2011

Censura al concierto de Santana en Lima cumple 40 años

Un día como hoy el gobierno de Velasco tomó una decisión que significó uno de los pasajes más negros de la música en el Perú

Afiche promocional del show de Carlos Santana en Lima, año 1971. (Internet)
CARLOS BATALLA

Si alguien revisa lo que era en 1971 el grupo Santana Blues Band, o sencillamente Santana , descubrirá que estaba en una etapa de máxima creatividad. Los veinteañeros se habían presentado en el mítico festival de Woodstock en 1969, y ese mismo año lanzaron el disco “Santana” con hits como “Soul Sacrifice”, “Jingo” o “Evil Ways”. En 1970 entregaron “Abraxas”, álbum que acentuaba la fusión del rock y los ritmos afrolatinos.

En 1971 ya tenían en sus manos “Santana III”, cuyos temas “Everybody’s Everything” y “Everything’s Coming Our Way” los convirtieron en ídolos del momento. Así, Carlos Santana y su gente llegaron al aeropuerto Jorge Chávez el miércoles 8 de diciembre. El 11 debían tocar en el estadio de San Marcos.

PRIMEROS PLEITOS
Días antes, en el estadio sanmarquino, una protesta de miembros de la Federación Universitaria de San Marcos (FUSM) repudiaba el espectáculo, que ya estaba confirmado. Las entradas estaban agotadas cuando los músicos pisaron tierra peruana. Los medios de prensa anunciaron que eran 5 millones de soles lo recaudado. Todo parecía bien, pero una mala señal fue que, para el jueves 9, la Prefectura de Lima aún no daba el permiso definitivo.

El prefecto, coronel Guido Benza, admitía que tenía la solicitud, pero que esperaba órdenes superiores del Ministerio del Interior. El comunicado de censura no se haría esperar. En tanto, el grupo en pleno tuvo que ir de ‘invitado’, ese mismo jueves, a las instalaciones de Seguridad del Estado de la Policía de Investigaciones del Perú (PIP).

Pero esa visita duró todo el día. Era obviamente una detención. Las versiones más alentadoras insinuaban que Santana tocaría ya no en San Marcos, sino en el Estadio Municipal de San Isidro.

La presión provenía por un lado del Gobierno y, por el otro, de los radicales de izquierda sanmarquinos, que atacaron las instalaciones de su propio estadio, quemaron un auto y abrieron los grifos de la cancha para inundarla. La universidad publicó, el viernes 10 en el diario El Comercio, un comunicado en el que responsabilizaba de los actos vandálicos a “un pequeño grupo de pseudodirigentes de la llamada FUSM”, y señalaba que la mayoría de sanmarquinos aprobaba el espectáculo.

LA CENSURA
Nunca se supo si los radicales de entonces y el gobierno militar confabularon concertadamente, pero lo cierto fue que el viernes 10 ya todo estaba consumado.

En las arengas de censura cundía una rara mezcla de nacionalismo y apelación a las ‘buenas costumbres’, y hasta el vals criollo fue argumento para oponerse a la música de Santana . Los jóvenes empresarios que se arriesgaron a traer a los músicos, los hermanos Jorge y Peter Koechlin, fueron detenidos también en la PIP, y nada pudieron hacer frente a un comunicado oficial del Ministerio del Interior que, repleto de autoritarismo, confirmaba que el viernes 10 toda la banda fue conducida desde la prefectura hacia el aeropuerto para que tomara el primer avión de regreso.

Carlos Santana no declaró nada y su paradero final sería Los Ángeles. El grupo recién recibió una explicación de los organizadores cuando estaban de paso por Miami. Los hermanos Koechlin informaron que perdieron 2’800.000 soles con la cancelación del concierto y remarcaron que la banda no había venido a hacer política, sino música.

El espectáculo tenía los permisos de la Municipalidad de Lima, el Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Cultura, pero de nada sirvió. El dinero fue devuelto a los fans a partir del martes 14. Algunos románticos no pidieron la devolución y prefirieron quedarse con la entrada de un concierto que no pudo ser.

Los peruanos debimos esperar hasta el 21 de julio de 1995 para ver tocar a Santana, pero no en el estadio de San Marcos, sino en el querido Estadio Nacional. Fue apoteósico.

MÁS DATOS
En 1971, Carlos Santana ya tenía tres álbumes editados: “Santana”, “Abraxas” y “Santana III” y un millón de copias vendidas entre todos ellos. En diciembre de ese año, trajo a Lima seis toneladas de instrumentos y vestuario en 91 cajas. Las entradas costaron 100 soles.
_____________________________

EL COMERCIO JULIO 29, 2010

Celebremos la vida

En las siguientes líneas, un pequeño homenaje a Carlos Santana y Mick Jagger, dos genios indiscutibles de la historia del rock que cumplieron años en el mes de julio.

Foto Mick Jagger - Reuters / Foto Carlos Santana - AP

Estas últimas semanas han sido realmente impactantes. El contexto utilizado diariamente por los medios de comunicación --con honrosas excepciones-- para destacar las noticias sobre acontecimientos realmente penosos, la mayoría relacionados con la violencia directa o indirecta, ha sido como un bombardeo constante. Estos medios se olvidan de un importante sector de nuestra población, cuya susceptibilidad es, a la par que su edad, de especial atención y cuidado. La niñez, el preciado tesoro que significa el futuro de un país, esta siendo dañado por este maltrato y pésimo enfoque de los acontecimientos mencionados. Es hora de levantar la mirada hacia ellos y cuidar la manera de presentar las noticias. Realmente es aterrador pensar que un niño de 8 ó 9 años cuya inteligencia comienza a desarrollarse y su capacidad de discernimiento funciona activamente en busca de comenzar a llenar los espacios ubicados en lo profundo de su psique, se encuentre al frente de tanta truculencia: accidentes, asesinatos, robos, etc.

Luego de compartir nuestra preocupación volvamos a lo nuestro, la música, y enfoquemos la noticia del espectáculo de manera diferente. En este post no recordaremos ninguna muerte sino todo lo contrario, el nacimiento de dos de los músicos más reconocidos y duraderos en la historia del rock: el señor Carlos Santana y “El Hombre de Hierro” Mick Jagger.

Carlos Santana, el primer homenajeado, acaba de hacer noticia anunciando un nuevo compromiso matrimonial. Santana nació el 20 de julio de 1947 en la ciudad de Autlán de Navarro, México, pero creció en Tijuana, de donde viajó a San Francisco, California (donde descubrió por primera vez el R&B y el blues). Allí conoció al tecladista Gregg Rolie, con quien formaron en octubre de 1966 The Santana Blues Band, grupo que incluyó a David Brown (bajo), Tom Fraser (segunda guitarra) y Rod Harper (batería). Tocaron intensamente en clubes y parques de San Francisco durante los siguientes dos años e hicieron su debut en el salón de baile Avalon, en una tocada que incluía a Junior Wells and The Sons of Champlin. Acortando su nombre al de Santana, y con algunos cambios de personal, el grupo comienza a incorporar la música latina basada en los orígenes de Santana a su ya establecido estilo blues. Los percusionistas Mike Caravello y el nicaragüense José ‘Chepito’ Areas son incluidos en la formación. Además, Fraser y Harper se van e ingresa como baterista Michael Shrieve. Como nota anecdótica, ‘Chepito’ y Shrieve también también han apagado velitas en el mes de julio. El resto de la historia de Santana es historia conocida y pertenece al Salón de la Fama del Rock and Roll… soplemos las 63 velitas y preparémonos para muchísimas más.

Ahora hablemos de otro personaje que no necesita mayor presentación y que en el último Mundial de Sudáfrica hizo noticia porque le dio mala suerte a todos los equipos que fue a alentar (Inglaterra, Estados Unidos, Brasil y Argentina), o sea, una suerte de pulpo Paul pero al revés. Bueno, bromas aparte, celebremos que Mick Jagger todavía se encuentra en la mejor de sus formas, lleno de vida, creatividad y ganas de seguir rockeando. Amigo personal del ex presidente Clinton y de muchos otros mandatarios y monarcas, Michael Phillip Jagger, líder de los míticos Rolling Stones, nació el 26 de julio de 1943 en Dartford, Kent, y comenzó sus inquietudes musicales en 1960 junto a su amigo de toda la vida Keith Richards, con quien había sido integrante de un coro que cantó “El Mesías” de Handel en la Abadía de Westminster en presencia de la reina Elizabeth I. Quiso el destino que ambos se reencontraran en un tren luego de haberse conocido en febrero de 1951, cuando estudiaban en una escuela primaria de Wilmington, Kent. La amistad se recicló cuando descubrieron su amor común hacia la música negra. El resto también es historia. Lo importante es que hay Jagger para rato. Feliz cumpleaños, Maestro
__________________________________
#16 | 21 diciembre 2009 | 02:52:54 PM
GUILLERMO TEJADA D.
cura de los mongos? cura de los pendejos? cura marca "Lugo" o el padrecito "Amaro"?....siempre es bueno aclararlo no? ahora cualquier gil de los panchos es cura, y son una sarta de pendejos....alli tienen grandes ejemplos Lanzaduri, el chiclayano Bambaren, que se maneja un 4 x 4 que fácilmente llega a Marte en ella. De dónde pecata mía?

PERU 21 DICIEMBRE 21, 2009

Santana dejará la música para ser cura

El genial guitarrista mexicano de 62 años dijo que a los 67 se alejará del ambiente artístico para servir a Dios.

Carlos Santana hizo un anuncio que sorprendió a propios y extraños. El legendario guitarrista mexicano de 62 años dejará la música para entregar su vida a Dios y ordenarse de cura.

Y es que Santana, desde hace algún tiempo se volcó a la religión, como una manera de sobrellevar los momentos difíciles que le tocó pasar, entre ellos su divorcio de Deborah, su mujer durante 34 años.

“Voy a dejar de tocar cuando tenga 67 años y trabajaré en lo que realmente quiero hacer, ser cura, como Little Richard. No es que esté harto de lo que hago pero creo que Dios me ha dado el don de la comunicación, incluso sin la guitarra entre las mano”, señaló, citado por el portal 10musica.com.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu