domingo, 17 de julio de 2011

DIA DEL POLLO A LA BRASA: CONOCE LA HISTORIA DE LA PRIMERA POLLERIA


EL COMERCIO JULIO 17, 2011

Día del Pollo a la brasa: conoce la historia de la primera pollería

El plato más consumido del Perú tiene un par de protagonistas suizos, responsables de que este platillo sea toda una sensación

(Foto: Jose Wolff / Flickr)
MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción Online

El rotombo debe ser uno de los inventos más importantes de la gastronomía peruana. Un horno especialmente creado para marear a un pollo sobre las brasas y conseguir ese sabor tan adictivo, que solo este plato puede tener.

A la mesa, el ave llega doradito y crocante, con una corte de papas, también crocantes y salpicadas de sal. Adicional a esto una multicolor ensalada acompaña el paseo hasta la mesa. Esa es la marca registrada de nuestro querido pollo. El plato más consumido del Perú, incluso más que el cebiche y el chifa.

La historia del pollo a la brasa se inicia hace más de 61 años. Exactamente en 1950, cuando la cocinera de Roger Schuler (el propietario de la primera pollería, La Granja Azul) cocinaba sobre las brasas de leña unos pollos bebe, que habían sido ensartados en una barra de fierro y que eran girados sobre el fuego.

Esta escena hizo que Schuler, suizo de nacimiento, le pidiera a su amigo Franz Ulrico (un experto en metal mecánica) la construcción de un horno con especiales características, capaz de hacer girar las barras con ocho pollos cada uno. De esta forma nació el rotombo.

Si bien no se le puede atribuir a la cocinera de Schuler el título de “creadora del pollo”, pues años atrás esta técnica era utilizada por otras cocineras, sí podemos decir de ella y el suizo que fueron capaces de idear una original receta.

Una vez listo el sabor y el rotombo, nace en la hacienda Santa Clara en Chaclacayo, La Granja Azul, reconocida como la primera pollería. Los pollos que ahí se vendían eran pequeños, de aproximadamente un kilo cada uno.

Según señala una historia “un letrero en plena carretera central de los años 50 decía ‘Coma todo el pollo a la brasa que quiera por 5 soles’”. Esta era una de las estrategias de marketing que utilizó el restaurante, la cual lo hizo popular entre las clases altas de Lima, donde la “aristocracia se permitía comer con las manos”.

El siguiente restaurante en abrir fue El Rancho, ubicado en la avenida Benavides. Los siguientes cinco años se abrirían no más de 10 nuevas pollerías en todo Lima. Para estos años, su consumo también se daba en las clases más populares.

Según un artículo publicado en Andina, “Roger Schuler se dedicó al negocio de los restaurantes y Franz Ulrich a la fabricación de hornos para la cocción del pollo. El horno ha evolucionado considerablemente a partir de la adaptación hecha por Ulrich, en la actualidad existen algunos que funcionan a leña, a carbón y a gas y el mayor fabricante es Heriberto Ruiz, quien trabajó junto a Franz Ulrich y se independizó el año 1965 para dar lugar a su propia empresa”.

* De exportación: el pollo a la brasa en distintas partes del mundo
China, Puerto Rico, España, Estados Unidos, Chile y México son algunos de los países que cuentan con restaurantes que ofrecen este plato nacional

(Foto: Félix Ingaruca / Archivo El Comercio)

Las sabrosas alas del pollo a la brasa peruano le han permitido cruzar las fronteras, y hasta el Pacífico y el Atlántico. Nuestro querido plato cuenta con restaurantes que se dedican a prepararlo en países como China, Puerto Rico, España, Estados Unidos, Chile y México.

En el continente Asiático, la historia hace unos dos años, cuando los hermanos Eduardo y Marco Vargas abrieron su primera pollería en Shangái, a la que bautizaron Brasa Chicken. El objetivo era convertir ese pequeño negocio en una cadena de restaurantes. Y así fue.

Los chinos quedaron maravillados con nuestra receta de pollo a la brasa, tanto así que en poco tiempo los Vargas abrieron dos locales más. “El primero fue un experimento para ver si funcionaba. Pero ya nadie duda que el pollo a la brasa al estilo peruano es un éxito en China”, dijo Eduardo Vargas en esa oportunidad.

En España, otra cadena de pollerías peruanas se proyecta. Nos referimos a Riko’s, del peruano Gary Llempen. La primera de las cuatro pollerías que ahora tiene la abrió en el 2006, en Barcelona.

“Nuestro pollo a la brasa es un producto que se vende solo gracias a su sabor y a su calidad”, dijo en una entrevista que dio a El Comercio en junio de este año.

REPARTIDO EN AMÉRICA
En esta parte del mundo ha sucedido lo mismo: existen pollerías peruanas repartidas en diversos países. Por ejemplo, en Puerto Rico está el Inca Chicken, donde la sazón y los ajíes peruanos se lucen.

Daniel Sorogastúa y su esposa Verónica Fernández están detrás de este local, donde también ofrecen el popular plato acompañado del arroz verde del arroz con pollo.

El pollo a la brasa también hace que muchos en Estados Unidos se chupen los dedos. Ahí la oferta es mucho más variada: En Nueva York está la pollería Pío Pío, El Chévere, Panchito’s y Pardo’s Chicken. Este último también cuenta con un local en México y en Santiago de Chile.

¿Vives en el extranjero? ¿A dónde vas cuando se te antoja y pollito a la brasa con papas fritas?
___________________________
EL COMERCIO JULIO 16, 2011

VIDEO: ¿Por qué a los peruanos nos gusta tanto el pollo a la brasa? (http://elcomercio.pe/gastronomia/878875/noticia-video-que-peruanos-nos-gusta-tanto-pollo-brasa)

Mañana se celebra el Día Nacional del Pollo a la Brasa, el tercer plato más emblemático de nuestra comida según los limeños

Se presenta humeante, dorado, jugoso… Imaginemos un pollo a la brasa recién preparado, ¿se te hace agua la boca?

Para muchos, el concepto de este popular plato no se limita al ave. El paquete completo incluye papas fritas, ensalada, cremas y, cómo no, ají. Y, generalmente, es algo que se come en familia o en mancha.

No podemos negar que el pollo a la brasa es uno de los protagonistas de nuestras costumbres culinarias, ¿pero te has puesto a pensar qué es lo que te gusta más de él o por qué? Justamente eso fue lo que salimos a preguntar a quienes encontramos en la Plaza de Armas.

¿Qué crees que es lo que lo hace tan rico? “La sazón, los condimentos, y las papas cuando salen crocantes”, respondió una joven. “Su sabor a carbón”, dijo una señora. “Es agradable por la condimentación”, agregó un señor que señaló que una de las ventajas es que la atención en las pollerías suele ser rápida.

Otra joven señaló que lo que lo hace tan atractivo es el aroma: “Huele rico y te da ganas de comértelo”. Y un señor dijo que comer pollo a la brasa es una buena oportunidad para compartir en familia, sobre todo en las tardes, cuando hace un poco de frío. “Es agradable sentirlo calientito”, agregó.

¿Y a ti por qué te gusta el pollo a la brasa?
______________________

EL COMERCIO JULIO 14, 2011

A poco de celebrar el Día del Pollo a la Brasa precio del ave sigue por las nubes

Mientras que en centros de acopio se vende a S/.5,40 el kilo, en mercados minoristas se expende de manera elevada entre S/. 7,00 y S/. 8,00

(Archivo El Comercio)
El incremento del precio del pollo no tiene cuándo acabar y es que si hace una semana se podía comprar un kilogramo a S/.6,50 en el mercado San José de Jesús María, hoy lo encontramos a 8 soles.

Asimismo, en el mercado de Balconcillo, en el distrito de La Victoria, se comprobó que el precio del ave está a S/.7,30 soles, según informó RPP.

Debido a ello, las madres de familia han optado por comprar pescado y los vendedores han tenido que ofrecer productos alternativos a la ave, pese a que este domingo se celebrará el Día del Pollo a la Brasa.

Al respecto, el viceministro de Agricultura, Francisco Palomino subrayó a la agencia Andina que no existe ninguna razón valedera, por cuanto no hay aumento en el precio internacional del maíz.

Consideró que mientras en los centros de acopio el pollo se expende a S/. 5,40 el kilogramo, en los mercados minoristas se vende de manera elevada entre S/. 7,00 y S/. 8,00.
___________________________

EL COMERCIO MAYO 8, 2011

Periódico chileno destaca el aporte de los peruanos al “clásico pollo asado”

Un artículo publicado en “La Nación” dice que la clave de nuestro pollo a la brasa es la manera en la que lo marinamos

(Foto: Rolly Reyna / Archivo El Comercio)
Nuestro querido pollo a la brasa ha logrado cruzar las fronteras, llegar a continentes lejanos y volverse el plato favorito de miles de paladares extranjeros. Quizás parte de la magia de este plato -que se disfruta más si se come con la mano- es que es algo que difícilmente podríamos preparar en casa. Si quieres comer un pollo a la brasa de verdad, tienes que ir a una pollería.

Los chilenos también aprecian las características de su sabor. Un artículo publicado hace pocos días en el diario “La Nación” destaca “el gran aporte peruano al clásico pollo asado”.

Hablando específicamente del Pardo’s Chicken, cadena que abrió su primer local en el vecino país del sur en enero del 2003, el artículo dice que “la gracia es el adobo que hace que la carne tierna y jugosa tenga mucho gusto”.

Además, dicen que la clave está en el aliño en el que el pollo se marina: “con especias diversas, pero con una significativa cantidad de ajo”. Esto, sumado al lento proceso de cocción, tiene como producto esa carne dorada, crocante por dentro y jugosa por dentro, que hace que cada vez más personas se chupen los dedos.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu