domingo, 5 de junio de 2011

DE SOTO A MVLL: "ADMITO DERROTA PERO INTELECTUALMENTE TENGO RAZON"

EL COMERCIO JUNIO 5, 2011

De Soto a MVLL: "Admito derrota pero intelectualmente tengo razón"

Para el reconocido economista, sería una excelente noticia que Humala “se dé cuenta que vivimos en una economía de mercado y competitiva”

(Frecuencia Latina)(http://elcomercio.pe/politica/771309/noticia-soto-sobre-mvll-admito-derrota-intelectualmente-tengo-razon)
El economista y asesor de la candidata presidencial Keiko Fujimori durante sus últimas semanas de campaña, Hernando de Soto, admitió haber mordido el polvo de la derrota a manos del Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, quien brindó su apoyo a Ollanta Humala en el último tramo de cara a los comicios celebrados hoy.

Aunque De Soto sostuvo que “intelectualmente tenía absoluta razón” al referirse a las razones por las cuales le otorgó su respaldo a Fujimori Higuchi, subrayó que buscará ganar en una próxima oportunidad.

“Efectivamente, en este caso Mario apuntó a ganador, y lo hizo por un pequeño porcentaje. Admito mi derrota en el campo de los números, pero intelectualmente tengo absoluta razón”, precisó.

De Soto indicó que de concretarse el, hasta ahora, virtual triunfo de Humala en las presidenciales, ”la bonanza que estaba llegando al Perú de los países del norte va a ir desapareciendo”.

Sin embargo, señaló que si el aún aspirante presidencial de Gana Perú sabe cómo enfrentar, por ejemplo, los actuales conflictos sociales que azotan al país, logrará la confianza del capitalismo interno y externo.

“No estoy en la cabeza de Ollanta pero prefiero a un Lula que a un Chávez. Si él representa a una izquierda moderna que quiera corregir las enormes injusticias del país, será una excelente noticia para el país. Lo ideal sería una Ollanta que se dé cuenta que en el mundo vivimos una economía de mercado y competitiva. Los peruanos somos menos de la mitad del 1% de la población mundial, hay que distribuir oportunidades, pero no nos podemos apartar de la economía de mercado”, detalló.
_________________________
EL COMERCIO MAYO 25, 2011

Hernando de Soto: “Vladimiro Montesinos es un gánster”

Por otro lado, dijo que a diferencia del escritor Mario Vargas Llosa, él no ve a personajes oscuros y autócratas alrededor de Keiko Fujimori

El economista Hernando de Soto sostuvo esta mañana que el ex asesor presidencial durante el decenio de Alberto Fujimori (1990-2000), Vladimiro Montesinos, es “un gánster que ha robado y que debe estar detrás de muchas de las fechorías que se hicieron dentro del contexto en que trabajaba en Inteligencia”.

En entrevista con “Primera noticia”, el también asesor de Fuerza 2011 señaló que detrás Montesinos Torres, quien se encuentra recluido en la Base Naval, había toda una columna de corrupción.

Además, indicó que a diferencia del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, él no ve personajes oscuros, autócratas o que él haya criticado durante el gobierno fujimorista alrededor de la candidata presidencial Keiko Fujimori.

De Soto resaltó que en el decenio de Fujimori se lograron “un montón de cosas”, entre ellas, combatir la hiperinflación, crear una estructura legal para hacer empresa, abrir la economía peruana a los mercados extranjeros y “liquidar a uno de los movimientos terroristas más feroces (Sendero Luminoso) en América Latina en tiempo récord”.

Sin embargo, criticó que se pudo hacer más y que faltó políticas de inclusión social, tema que será prioritario en un eventual gobierno de Fujimori Higuchi, según precisó el economista.

NO DESCARTÓ SER PRIMER MINISTRO
Al ser consultado sobre si aceptaría ser primer ministro de Keiko Fujimori, De Soto manifestó que “habría que ver en ese momento cuáles son las circunstancias y qué papel vamos a tener, porque no es fácil”.
________________________

EL COMERCIO MAYO 24, 2011

De Soto sobre MVLL: “Estoy seguro de que no ha leído el plan de Humala”

El popular economista que asesora a Fuerza 2011, rechazó el calificativo de “fujimontesinista” que le lanzó el Nobel de la Literatura

(Fotos: Archivo El Comercio)
El economista y asesor de Fuerza 2011, Hernando de Soto, sostuvo esta mañana que la negativa del Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, para llevar a cabo un debate entre ambos— en el que expliquen por qué apoyan a Keiko Fujimori y Ollanta Humala, respectivamente—solo significa que el escritor “se me está corriendo nuevamente”.

En entrevista con CPN Radio, señaló que el calificativo de “fujimontesinista” es un título gratuito que Vargas Llosa le da porque “todos saben que yo en enero de 1992 fue la primera persona en acusar, dentro del esquema del gobierno, a Vladimiro Montesinos de ser la base de la corrupción y el narcotráfico”.

Además, De Soto consideró que el autor de “El sueño del celta” no ha leído el programa de gobierno de Gana Perú y dijo que este documento no es solo un acto técnico, sino la plataforma por la cual un candidato hace una promesa y un compromiso. “Inclusive con las extracciones que ha hecho Humala a su plan, el documento sigue teniendo influencia chavista”, añadió.

“Él ha rechazado (el debate) con un insulto y su hijo con otro, por un lado tenemos un candidato que promete, una persona que lo avala, pero que no está dispuesto a defender su aval”, manifestó.

“NO VOY A DEBATIR CON ÁLVARO”
El economista dijo que no polemizará con Álvaro Vargas Llosa, hijo del Nobel, porque Humala no ha aceptado de él, un aval a su postulación, sino de Mario Vargas Llosa.

Reiteró que con Álvaro puede debatir uno de los jóvenes integrantes de su instituto y que ya tiene tres voluntarios dispuestos a hacerlo. “Si es necesario adopto a uno de ellos y listo”, agregó.

“El que avala a Humala es Mario, entonces la idea es que no se corra; no me gusta hablar con un sustituto o una pantalla (…) si una persona se esconde detrás de una pollera o detrás del hijo, que quede entonces claro que no tiene mucho que decir”, afirmó.
____________________________

PERU 21 MAYO 1, 2011

“Mario tiene una opinión, yo tengo una propuesta”

El economista Hernando de Soto alcanzará algunas propuestas a la candidata Keiko Fujimori y, aunque resulta casi imposible, dice que limitará su respaldo al aspecto técnico y no político.
Autor: Patricia Kadena

Se jacta de haber trabajado para Alberto Fujimori y de haber armado, de la A la Z, todo el proyecto que se desarrolló para el retorno del Perú a la democracia luego del golpe del 5 de abril, pero niega haber escrito y plagiado el discurso que el expresidente pronunció ante la OEA, en Bahamas.

¿Ya está en el equipo de Fujimori?
Keiko va a definir la relación este lunes. Ella nos ha convocado porque quiere recoger algunos de nuestros planteamientos sobre cómo combatir la pobreza. La idea es colaborar, no como parte del equipo, porque no soy parte del partido.

¿Estamos hablando de titulación? ¿Qué propuestas concretas hará?
Tres. Primero, que no existe la posibilidad de incluir sin trabajar con los excluidos. Segundo, que todos los excluidos sean incorporados a un orden legal y tengan los mismos derechos que una multinacional. Tercero, cómo el país tiene que afrontar la globalización. Eso implica cómo pueden tener ellos capacidad de participar en los tratados de libre comercio.

Pero Alan García lo llamó para hacer TLC hacia adentro, ¿qué pasó?
Él no me llamó para hacer el TLC hacia adentro, me llamó para aprobar el TLC. En la campaña (2006), García pone en duda el TLC y, cuando termina, me pregunta, qué hacemos. Sea cierto o no de que ya estaba convencido (del TLC) me lo atribuye a mí y me dice: Pasemos, señor De Soto, encárguese. Le dije que para hacerlo pasar (el tratado) se necesitaba hacer algo más. Le propongo que arme un TLC hacia adentro. ¿Tiene usted un plan? Sí, y yo me encargué de él.

Entonces, tuvo una activa participación en las negociaciones del TLC.
Yo dirigí las negociaciones (en Washington) en ese momento y tuve reuniones con los presidentes del Senado, diputados, etc. y, al final, con el jefe de los sindicatos. En el momento que le anuncio al presidente que los demócratas han bajado su resistencia y lo hemos pasado, veo que en el Perú comienza una serie de ataques al TLC interno; entonces dije, renuncio. La respuesta del Gobierno fue: Si tú renuncias, todos perdemos, porque tú acabas de terminar de negociarlo. Entonces lo que hay que hacer es desaparecer y no renunciar, y fue lo que hice. Lo que sí ocurrió después es que se firmó el TLC, yo tuve que salir de la fotografía, pero tampoco se hizo el TLC hacia adentro.

¿Volvió a hablar con el presidente?
No. Yo, en ese momento, comprendí que había sido utilizado. Pero está bien, no me estoy quejando. Estoy algo ofendido de no haber sido reconocido, pero eso es menor.

Si la población votó en contra del sistema, ¿cómo es que Keiko se presenta como la continuidad del sistema?
Lo que Keiko plantea es reformar las partes del sistema que no funcionan y quedarse con las que sí funcionan. La parte con la cual no hay que quedarse es aquella en la cual una buena parte de los peruanos no ha sido incluido.

Su participación tiene un lado técnico y otro político. ¿Podrá ayudar a Keiko a aumentar su caudal de votos?
Le voy a decir por qué mi intervención tiene que ser limitada a lo técnico. Si yo aparezco como peso político, voy a ser el pararrayos. Ningún periódico sabe cuál es el tenor de mi colaboración y ya han salido los ataques a granel.

Muchos no votarán por Keiko porque se niegan a legitimar todo lo que significó el gobierno de su padre, ¿usted no tiene ese conflicto?
No lo tengo por una razón sencilla. Keiko es Keiko, no es su papá. No sé cómo se puede decir que Keiko necesariamente va a ser autoritaria porque su papá lo era; eso quiere decir que el autoritarismo es genético, cosa que no es cierta. Si fuera cierto, qué hacemos con el papá, la mamá y el hermano de Humala.

No es tanto que la gente crea que ella vaya a hacer lo que hizo su padre, sino que representa lo que significó ese régimen.
Mire, del 90 al 93, he sido parte activa del gobierno de Fujimori. He pasado 187 reformas, pero renuncié a ese gobierno y lo critiqué ásperamente. Fui el primero en denunciar a la quinta columna, que yo identifiqué como Montesinos. El fujimorismo tiene varias facetas, y tiene una primera que fue muy buena.

Usted ayudó a Fujimori a salir del problema que significó el golpe del 5 de abril. Gustavo Gorriti recuerda el plagio del discurso que pronunció Fujimori ante la OEA y el hecho de que a usted pareciera no importarle mucho los valores democráticos.
Me minimiza diciendo que yo le escribí el discurso al presidente Fujimori. Yo armé todo el proyecto de A a Z. Cuando se da el golpe fui el primero o el segundo en sacar una crítica y, además, en definirlo como golpe de Estado. Pasa un mes y la popularidad del presidente sube a 90%, pero externamente la comunidad de estados americanos lo critica. Ahí me convoca Fujimori y me dice: Cómo me ayuda a salir de esto. Yo le dije: No voy a volver a trabajar para usted, pero puedo tratar de mediar entre usted y la comunidad de naciones americanas. Entonces, cuando Gorriti dice que yo escribí el discurso, me está atribuyendo el 2% de la tarea, yo hice el 100%, y lo hice como un antigolpista.

¿Y ese 2%, el discurso, fue copiado?
El discurso no lo escribo yo. Yo contrato a 15 personas de distintos países para que nos den insumos, entre ellos a un señor Coppedge. Él me escribe un pequeño párrafo que Alberto lo introduce en el discurso. Entonces, si insiste un poco más en esto, y después de las elecciones, el señor Gorriti no va a tener dónde proteger su nombre de periodista de investigación porque eso ha sido visto por centenares de abogados y firmado por Coppedge. Esa es una irresponsabilidad.

¿Está pensando en denunciarlo después de las elecciones?
No, porque a diferencia del señor Gorriti no estoy animado por odio contra nadie.

¿Para usted Fujimori fue dictador?
No le voy a contestar su pregunta directamente porque veo que la campaña está en si Keiko genéticamente está determinada por su papá y, por otro lado, si Humala es un títere o no de Chávez. Creo que ese debate ya ha sido desgastado. Si vamos a tratar de encontrar el vínculo genético de cada uno con su papá no vamos a tener una buena decisión.

Vargas Llosa ahora dice que va a votar por Humala. ¿Le parece coherente esa posición?
Me parece magnífico que tanto el señor Vargas Llosa, como otras personas, estén diciendo cómo van a votar. No tengo ninguna crítica. Pero la elección no está entre él y yo.

Son batallas paralelas, ¿no? Siempre han estado en trincheras opuestas.
Mientras él no me ataque, yo no respondo. Ahí no hay ninguna rivalidad. De lo que usted está hablando es que Mario tiene una opinión, y yo lo que tengo es una propuesta.

Vargas Llosa consiguió el Nobel, pero usted también ha estado voceado para el Nobel de Economía. ¿Aspira usted a ganar ese premio?
No aspiro porque no sé si eso se consigue por campaña o no. Sería simpatiquísimo ganarlo. Imagínese que lo gano. Sería el segundo premio Nobel peruano, no hay nada que hacer, no llegué primero.
__________________________

EL COMERCIO DICIEMBRE 4, 2010

De Soto: “Nadie sabe cuándo, pero (la economía) se va a desinflar de todas maneras”

El mundialmente reconocido economista peruano Hernando de Soto afirma que en el fondo de la crisis hay un problema de falta de verdad, que la salida será dura y que tarde o temprano golpeará

(Archivo El Comercio)
Por: L. Davelouis / A. Townsend K.

Hernando de Soto no goza de la simpatía de todo el mundo, pues acostumbra decirle lo que piensa a quien tenga enfrente, sea Bill Clinton o Muamar Gadafi. De Soto afirma que, en este momento, ni en Europa ni en EE.UU. existe la voluntad política para tomar la decisión de sincerar las cifras y restablecer el sistema de rendición de cuentas que dé fin a la crisis. También sostiene que desde el G-20 hasta los parlamentos nacionales solo se profundiza el problema empujándolo para más adelante.

¿Qué debemos esperar de lo que viene pasando con la crisis de Europa?
No se trata de una nueva crisis, es la misma que comienza a ser obvia a comienzos del 2007 y que, a mi juicio, es bastante sui géneris. De hecho, su permanencia en el tiempo responde a una serie de fallas fundamentales en los mecanismos por los cuales el mercado manda señales.

¿Señales…?
Así es. Además de los precios hay otros tipos de señales que nos informan determinadas cosas, como los balances de los bancos, las calificaciones de riesgo y los distintos registros de propiedad que indican no solo quién es dueño de qué sino quién ha hecho determinada transacción en qué momento, qué deudas tiene, etc. Todo un sistema de señales que creció a través del tiempo y que ha sido desarmado en los últimos 20 años. Por eso, hoy todo parece una sorpresa. Pero si estuviéramos informados, como antes, ya sabríamos que la relación entre la deuda y los activos de Portugal es insoportable y que tiene que colapsar en algún momento. Hemos sentido un alivio entre el 2009 y el 2010 por los programas de estímulo de los gobiernos que nos hacen sentir que el poder de compra no ha caído, pero no se ha eliminado lo más emblemático de la crisis: la deuda sigue impagable en Occidente, la desocupación sigue aumentando y el crédito bajando.

¿Pero, no ha sido también en parte el no querer ver?
Cierto, a nadie le gusta recibir malas noticias y todos los gobiernos prefieren que sea el siguiente el que enfrente una crisis de deuda como la que atravesamos. Pero, por ejemplo, buena parte de la deuda griega estaba escondida en instrumentos financieros negociados con Lehman Brothers que ocultaban la inminencia de la quiebra.

¿Y las empresas?
Eso es lo que nos agarra ahora. Antes nosotros decíamos, bueno, si hacen malos negocios quiebran, y eso no quiere decir que se van las fábricas, que se van los bancos, sino que vamos a cambiar de dueños y veremos aparecer nuevas caras. Donde estaba Bank of America aparecerá Carlos Slim y donde estaba Morgan Stanley va a aparecer un príncipe de Arabia Saudí.

Debieron salir del mercado…
Sí, pero ahora el mecanismo requerido para que el sector privado se salve a sí mismo mediante la ubicación de negocios de nicho o especializados ya no funciona porque nadie sabe realmente qué es lo que está comprando. Los mecanismos de información del mercado no permiten que el propio mercado se recicle y se recupere en uno o dos años. Entonces, el Estado se hace cargo y eso significa un electorado que pagará estas deudas con desempleo, tributación o devaluación.

Se protegió demasiado a unos pocos…
Efectivamente. En su reciente biografía el ex presidente de EE.UU. George W. Bush explicó que tomar el accionariado de los bancos para salvarlos resultó ser muy complicado, pues cuando fueron a buscar los activos tóxicos no pudieron encontrarlos. Tampoco podían valorarlos ni sabían cómo devolverlos al mercado. Entonces, inyectaron el dinero directamente al sistema y eso hizo la diferencia entre que paguen ellos o nosotros. Porque vamos a pagar todos con nuestros dólares devaluados y con la recesión que se nos viene y los mercados que se nos cierran. Esa fue la decisión antes que lidiar con quiebras en pleno proceso electoral, y bajo la presión de los que iban a ser ex banqueros, porque iban a perder sus bancos. Han podido ocurrir mil cosas pero lo importante aquí es que, en lugar de privatizar la pérdida, la socializaron.

¿Qué hay que hacer?
Sincerar las cifras y reconstruir el sistema de rendición de cuentas antes de que el problema sea más grande. Cuando comenzó esta crisis, se calculó que el costo de salvar todo lo que estaba en problemas rondaba el billón (millón de millones) de dólares. Hoy se calcula un costo de entre 30 y 60 billones de dólares. Pero, para resolver el problema, el Estado necesita información que hoy no tiene. Enron tenía 3.500 balances… ¿Quién desenreda eso? Y las firmas financieras no tienen incentivos para resolverlo, pues concentraron el 40% de todas las utilidades del 2009 en EE.UU. Además, como dijo el primer liberal de todos, Adam Smith, el dinero no es capital ni genera riqueza: el dinero y la banca son infraestructura, como el agua y el desagüe.

¿Y qué dicen ellos?
Me encontré con un banquero ex secretario del Tesoro de EE.UU., le pregunté qué es lo que estaban haciendo y me hizo el gesto de estar empujando un objeto pesado hacia adelante.

Lo están empujando…
Sí, hasta ahora, la iniciativa más audaz reconoce que hay un problema de sinceramiento y da plazos de 10 y 15 años. ¡Y no hay 10 o 15 años!

¿Y cuánto tiempo hay?
Creo que allá vamos. Estuvimos en una conferencia con Nassim Taleb, Joe Stiglitz, Raghuram Rajan y yo. Habíamos sido contratados por casas de inversión para que les diéramos nuestra visión de lo que venía. Ninguno de nosotros pudo decir cuándo se desinfla todo esto, al margen de que el Estado comience a hacer lo que debe. La respuesta de todos fue: “De uno a tres años” (risas). Era en tono de pregunta: “¿De uno a tres años?”. ¿Quizás mañana? Y es que nadie sabe pero, así no se intervenga, esto se va a desinflar porque ya no va a haber plata para seguir inyectando.

Es extraño que diga eso, la semana pasada, un banquero nos decía que Europa no iba a dejar de pagar deudas…
Y también es una cuestión de tiempo… no puede ser en cualquier momento. La semana pasada estuve en Italia donde recibí un premio junto con (Jean-Claude) Trichet (presidente del Banco Central Europeo) de manos de Mijaíl Gorbachov. Y yo le pregunté: ¿Oiga, señor, cómo ve el euro? Y Trichet me contestó: “Magnífico”. ¿Y qué más me va a decir? ¿Qué le va a decir un banquero a usted? Es como ir a un restaurante y esperar que el dueño le cuente de las personas que salieron con indigestión la semana anterior. No le van a contar. Porque, además, sabemos que la economía en gran parte es psicología.

¿Europa no va a pagar?
Definitivamente es una probabilidad. Yo conozco a varios gerentes de fortunas y ellos opinan que Europa caerá. Mientras más se demora la solución será peor. Van a desaparecer bancos porque no hay otra forma. Si alguien dijera: “Nosotros tenemos al Espíritu Santo de nuestro lado”, de repente, pero si no, las corridas van a ser tales que solo se va a salvar una minoría de bancos.

Esto está por acabarse…
Nos estamos acercando mucho al momento en el que hay que sincerar. Claro, cuando llevas mintiendo uno, dos, tres años, cada vez es más bravo salir de la mentira, pero hay que darse cuenta de que será más bravo aun salir en otros tres años. El problema es, ¿quién va a dar esa mala noticia?

El panorama es negro…
Lo que estamos diciendo es la cosa más impopular que hay. He estado con Nouriel Roubini, quien da malas noticias sutilmente. Pero les digo, de los grandes gerentes de banco que yo conozco, no hay uno que recomiende poner plata en un banco europeo.

¿Y cómo nos va a pegar esto?
Nos va a pegar porque estamos muy interconectados con el mundo. Pero sabemos que cuando ellos se caen, nosotros nos caemos menos porque nuestra demanda interna está creciendo. Por eso pedimos que empoderen a la selva y titulen a los informales. Al margen de que Sor Teresa lo aprobaría, es buena política económica.

¿Por quién va a votar?
No tengo la menor idea. Quiero escuchar a los candidatos y sus propuestas. Me interesa mucho qué va a decir [Pedro Pablo] Kuczynski, que me parece un candidato interesante.
_________________________________

EL COMERCIO NOVIEMBRE 29, 2010

Hernando de Soto sobre posible reconciliación con Vargas Llosa: "No tengo enemigos de por vida"

El reconocido economista dijo que a sus 69 años prefiere ser amigo que enemigo de la gente. Además, expresó sentirse orgulloso por premio Nobel al escritor, quien es su paisano y primo

El reconocido economista Hernando de Soto saludó hoy el Premio Nobel de Literatura 2010 obtenido por Mario Vargas Llosa, hecho por el que dijo sentirse orgulloso por partida triple: porque el escritor es peruano, arequipeño y primo suyo.

“(He recibido la noticia del premio a Vargas Llosa) muy bien, como peruano, además no se olvide que es arequipeño, es primo mío; por las tres razones estoy sumamente orgulloso. Es una excelente noticia para el Perú. Que estemos distanciados no quiere decir que haya dejado de ser peruano”, señaló en entrevista a Radio Programas.

Hay que recordar que tras la publicación del libro “El pez en el agua”, en el que Vargas Llosa lo menciona, De Soto lo insultó en una entrevista televisiva.

“LOS ENEMIGOS DUELEN”
Al ser consultado sobre la posibilidad de una reconciliación o acercamiento, el economista dijo no tener problemas en superar las diferencias, aunque refirió que se trata de un asunto personal. “Eso no sabría decirle”, dijo.

En todo caso dejó abierta esa posibilidad. “Ya tengo 69 años y prefiero ser amigo de la gente que enemigo. Ya sé que los enemigos duelen, y los amigos son más simpáticos. Por su puesto que sí (estoy dispuesto), pero es un asunto personal, yo no tengo problemas: yo no tengo enemigos de por vida”, añadió.
________________________________

EL COMERCIO ABRIL 22, 2010

Hernando de Soto cuestionó que el Gobierno "se despoje de su autoridad" en las mesas de diálogo

El prestigioso economista también advirtió que solo el 5% de los indígenas selváticos tienen títulos de propiedad y que su temor es justificado

El economista peruano, Hernando de Soto, saludó las mesas de diálogo que establece el Gobierno para solucionar los conflictos sociales; sin embargo, anotó que estas no están institucionalizadas y se caracterizan, entre otras cosas, porque son temporales y en ellas el gobierno discute de igual a igual con sectores informales.

“Veo dos factores. Uno es que cada vez que se producen (los conflictos sociales) entra el Estado a resolver, y me parece bien que lo haga, y pone estas mesas de negociación que son temporales. Otra característica es que el Gobierno se despoja de su autoridad para discutir de igual a igual y se supone que no debe ser así porque hay leyes y el Estado gobierna”, consideró el también presidente del Instituto Libertad y Democracia.

En ese sentido, señaló que queda la impresión de que hay dos instituciones y dos normas distintas. “Se intenta tranzar entre la norma formal y la norma informal”, subrayó en entrevista al programa “La Hora N”.

UNA CARENCIA
El economista también advirtió que el interés nacional e internacional en los recursos irá en aumento por lo que urge un régimen de propiedad que sea claro, a fin de evitar las disputas por la propiedad de los recursos naturales.

Mencionó que, por ejemplo, “solo el 5% de indígenas selváticos tienen títulos de propiedad”, lo que justifica “que se sientan inseguros” cada vez que se anuncia el ingreso de la inversión privada.

“No tienen la documentación apropiada que se les dio y prometió durante el gobierno militar (...) no tienen instrumentos legales para decidir sobre su propiedad”, agregó.

De Soto mencionó que hay una buena parte del Perú donde “no sabemos quién es propietario de qué” pues allí tenemos colonos y comunidades, y los sistemas de registro no son los mismos para todos.

“Con la llegada de capitales estamos conociendo un Perú que no conocíamos y que el Gobierno recién conoce en las mesas de diálogo”, mencionó.
__________________________
PERU 21 NOVIEMBRE 8, 2009

Hernando de Soto: "Cómo voy a tener fe en García"

El economista peruano más reconocido en el mundo ha vuelto al Perú para abordar el tema amazónico. Antes, claro, lanza un desafío a Alberto Pizango y se queja del presidente.

De Soto dice que García lo llamó para implementar la propuesta que hizo sobre el TLC hacia adentro. (Lucero del Castillo)
Por Emilio Camacho

Solo se considera Apu del Instituto Libertad y Democracia (ILD), pero igual se prepara para colaborar con las comunidades amazónicas en el tema de la propiedad. Hernando de Soto admite, sin embargo, que este esfuerzo podría no ser tomado en cuenta por el Gobierno.

Dicen que anda buscando ser el zar de la formalización en la selva, ¿eso es cierto?
No. Estamos, más bien, tratando de saber cuáles son los problemas que ocurren en esa parte del país, por los incidentes dramáticos de Bagua. Y no sólo eso, nos parece que hay muchas cosas por hacer que no se han hecho hasta la fecha. Nosotros hemos trabajado en formalización en 20 países, y en ninguno de ellos nos llaman zar de la formalización, pero si usted quiere hacerlo está bien.

Bueno, hay toda una puesta en escena alrededor de este tema. La presentación del documental sobre la amazonía, sus reuniones con líderes nativos, todo indica que está decidido a entrar activamente en el tema.
Cuando nosotros abordamos un problema, siempre entramos con un libro, y en este caso con una película. Es nuestra forma de proceder. Reunimos datos iniciales, eso produce una reacción al libro que presentamos, la reacción nos retroalimenta, y eso nos permite investigar mejor. Los mejores datos salen de la fricción. Es muy difícil que salga un buen estudio de gabinete, sin ser retado por los que asumen ideas distintas a las de uno.

¿Pero qué es lo que quiere personalmente? ¿Liderar el cambio sobre el tema de la propiedad en la amazonía?
Yo quiero contribuir. Una de las primeras cosas que descubrimos desde que empezamos a investigar el problema de la amazonía, es que ya hay líderes allí. Ya está decidido quien encabezará el cambio. Estas no son personas que necesitan ser rescatadas. Esta es su lucha. Nosotros solo queremos apoyar.

¿Cómo apoyar a la población amazónica sin confrontar antes con líderes como Alberto Pizango que no comparten su posición?
Efectivamente, el señor Pizango se ha referido a mí en varias ocasiones. La primera vez fue hace dos años, cuando escribieron una carta en respuesta al mensaje del Perro del Hortelano, en la que decían que el presidente García ya no parecía discípulo de Haya de la Torre, sino de Hernando de Soto. Luego hubo otro ataque, que venía desde Managua, en el que Pizango afirmaba que cualquier persona que tratara conmigo era un traidor. Hubo un tercer y cuarto ataque en el que terminan declarándome persona non grata.

¿Y qué va hacer?
Bueno, yo he estado tratando de ver cómo reacciono ante esto, sobretodo ante esta última declaración de persona non grata. Luego de hablar con mis colaborades, en el ILD hemos decidido declarar personas gratas a todos los dirigentes amazónicos, incluso al señor Pizango. Lo importante es el diálogo.

¿Eso es todo? Pensé que había decidido lanzarle el guante al señor Pizango y tener un debate con él.
Bueno, yo creo que es muy buena idea que haya una polémica, y por medio de su diario lo invito a debatir. Podemos hacer esto en el Perú. De lo contrario, yo podría ir a Managua (donde Pizango se encuentra con asilo político). La idea es examinar las distintas acusaciones que nos hace Pizango, no con el ánimo de responderle, sino para aprovechar el momento actual. En el mundo hay una enorme simpatía por las causas indígenas, y para cada problema deben haber 20 o 30 soluciones.

¿Y qué garantía hay de que sus conclusiones sobre el problema amazónico serán tomadas en cuenta por el Gobierno, si hasta ahora no se compromete con este asunto?
Mi experiencia en la vida, y soy algo mayor que usted, es que cuando uno hace planteamientos –y estos se discuten mucho, y de alguna forma u otra tienen alguna conclusión rescatable– eventualmente se implementan. Eso pasó hace 20 años, cuando el ILD propuso que era indispensable implementar el mecanismo del referéndum en el Perú. Fujimori lo puso en la Constitución en el 93, y ya ve usted que el presidente García ha propuesto uno para modificar las condiciones de elección de los congresistas. Mire, con relación a la selva, no tenemos ninguna seguridad de que las ideas que formulemos tengan un efecto mañana o pasado mañana, pero si son buenas en algún momento será implementadas.

¿Por este Gobierno?
No tengo la menor idea.

¿Su experiencia como asesor del Gobierno para el TLC interno le dejó buenos recuerdos?
Mire, si bien yo consideraba que el TLC era importante para el país, también pensaba que no todo el mundo estaba en las mismas condiciones de aprovechar este cambio comercial y por eso se planteó lo del TLC interno…

Eso lo sabemos. Lo que no se sabe es qué pasó con el informe que le entregó al presidente sobre el TLC interno.
A vaya, ¿usted sabía que yo le entregué un informe al Presidente?.

Es público.
Pues no sabía que fuera público. Lo que parece es que Perú.21 sabe estar siempre bien informado. Yo me había guardado esa noticia para no incomodar a nadie. Pero efectivamente, una vez que terminé de servir como representante del presidente para el tema del TLC con EEUU, yo le entregué un programa para hacer un TLC interno y para que pudiera dirigirse a los problemas de los más empobrecidos frente a la creciente globalización.

Y parece que el presidente encarpetó su trabajo.
No lo sé. Mi trabajo terminaba con entregarle el informe. De repente el presidente recibió el programa y no lo consideró interesante, inteligente o técnicamente consistente. En todo caso, lo que es obvio es que no vino la llamada para implementarlo.

¿Y si no le hizo caso con el TLC interno por qué cree que le hará caso con el informe que prepara sobre la selva?
Bueno, yo le puedo decir algunas cosas que el presidente sí ha recogido de nuestro trabajo…

A mí me parece que el presidente García lo seduce muy rápido.
A mí me parece que no. Por lo del TLC interno que usted me acaba de señalar, creo no lo seduje del todo.

Si el presidente no lo seduce, entonces usted le tiene mucha fe.
Cómo le voy a tener fe, si no vio el TLC interno. Ahora, él es el presidente, él fue elegido, él tiene la responsabilidad final. Yo solo soy un proyectista. En todo caso, hay esperanza de que nuestras propuestas salgan adelante porque el presidente sí tomó en consideración, en su primer gobierno, nuestra idea de cambiar el régimen de la propiedad en el Perú.

¿Qué piensa del manejo que el Gobierno tuvo de la crisis económica?
Yo creo que el Gobierno usó los instrumentos conocidos: subsidiar parte de la economía, bajar tasas de interés y dar mayor liquidez. Eso ha funcionado bastante bien en las áreas urbanas, pero no hay forma de que eso llegue a las zonas a las que estaba dirigido el TLC interno, que son las marginales.

¿La responsabilidad del Gobierno es no haber pensado en la informalidad?
Dentro de lo que es la economía tradicional, dentro lo que se podría llamar las armas bendecidas por los cardenales de la economía global, el Perú tiene puntos altos. De tal manera que la situación bancaria es más sólida que la de Estados Unidos y Suiza. La cuestión es que hay outsiders, entre los que estamos nosotros, que dicen que la falta de instituciones en los sectores pobres es de primera urgencia.

Esta semana presentó una nueva edición de El Otro Sendero. ¿Siente que ya está completo su libro?
¿Completo?

Se lo digo porque ya incluye como coautores a Enrique Ghersi y Mario Ghibellini.
(De Soto se para y trae una nueva edición de El Otro Sendero, señala los créditos). Algunos colegas míos, particularmente dos, dijeron que no habían sido debidamente reconocidos en una edición de El Otro Sendero de hace tres años…

…Claro, y presentaron una queja ante Indecopi.
Bueno, Indecopi determinó que Hernando de Soto es el titular de los derechos patrimoniales del libro, al haber organizado, dirigido y coordinado la obra bajo su nombre. Pero también indicó que los otros colaboradores debían ser reconocidos en el libro.Eso he hecho. He reconocido a todo el equipo, como lo hice en todas las otras ediciones.

Tiempo después de que tuvo su conocido desencuentro con Vargas Llosa, usted dijo que aquello fue un lío de arequipeños. Si eso fue así, ¿qué fue lo que pasó entre Ghersi, Ghibellini y usted?
No lo sé. Esto ocurre en todo el mundo de los escritos. Hasta ahora no se conoce cuál fue la contribución que tuvieron distintos ciudadanos ingleses en las obras de Shakespeare. Tampoco se sabe verdaderamente si Sócrates dijo todo lo que dijo, porque se lo escribieron Platón o Aristóteles…

¿No peca de vanidoso al compararse con Sócrates o Shakespeare?
Claro que lo sería, pero yo no me estoy comparando. No soy Sócrates, ni Shakespeare. Lo que soy es una persona que escribe en base a una investigación hecha por equipos. Yo empecé a escribir en los años 80, antes me había dedicado a la ingeniería, y no lo hice porque tuviera una buena pluma, sino porque tengo una capacidad bastante desarrollada para investigar y construir modelos que nos permiten ver lo que no es tangible.

¿Usted se reconoce como un tipo vanidoso?
Oiga, le voy a decir. Tengo varios enemigos, y algunas ex novias que dicen que sí, que soy vanidoso. Y dicen algunas otras cosas más.

¿Y usted no se reconoce como tal?
(Hace un largo silencio) No, no lo reconozco. Yo más bien ando, aunque no tanto como antes, con un cierto complejito de inferioridad.

Perdone, pero no se lo puedo creer.
Ahhh. Entonces, evidentemente, usted está del lado de mis ex novias.

Prefiero estar del lado de sus enemigos.
Bueno, pero sabe qué, esto que se ve como vanidad puede ser un rasgo familiar. Algunos de mis familiares, por la forma como se comportan, pueden ser calificados de sobrados. Pero no creo ser vanidoso, por el contrario, soy bastante cordial.

¿Y esto de poner en el prólogo de El Otro Sendero que usted le ganó la guerra intelectual a Sendero Luminoso no es pecar de vanidad o de soberbia?
Veamos, usted sabrá que el encabezamiento de los libros los hace la editorial, no los hace el autor.

Pero el prólogo es suyo. Y en este señala que el ILD tuvo una victoria intelectual sobre Sendero.
Bueno sí, el prólogo es mío. Pero antes de seguir, respóndame cuántos libros conoce usted que se dirigieron a Sendero y plantearon un programa en su contra. Cuénteme.

Yo reconozco el valor del libro, pero poner esa frase en blanco y negro es demasiado.
Yo no he hablado del valor, yo en ese prólogo, que es el de la edición internacional, trato de explicar por qué Sendero Luminoso nos bombardeó a nosotros y no a otra institución dedicada a la investigación. Nosotros los retamos y ellos respondieron con bombas.

¿Estaba tratando de poner el contexto?
Sí, el contexto.

¿Por eso también dice, en el prólogo, que su libro fue el best seller de todos los tiempos en el Perú?
Vayamos a los hechos. El Otro Sendero vendió 170 mil ejemplares. Y cuando el instituto hizo una investigación nos dimos cuenta que, para su tiempo, el libro era el de mayor venta en el país. Y cuando salió El Misterio del Capital, para que usted me acuse de mayor vanidad todavía, se vendieron 300 mil ejemplares. Es más, creo que sigue siendo el libro de mayor venta en el Perú. Esto responde a hechos concretos, dónde entra eso de vanidoso.

Hace poco declaró que había perdido el apetito por la política en el Perú. ¿Alguna vez se ha puesto ha pensar que quizá a los electores tampoco se les abrió el apetito para votar por usted?
(Muy serio) También, claro, por supuesto. Si se hubiera dado una reacción fenomenal a las cosas que yo hacía, por supuesto que yo hubiese seguido en política. No hay nada que indique que yo pueda ser una persona popular en el Perú. Usted lo acaba de decir, saque usted una encuesta mañana, quizá no llegue ni al 1%.
______________________________

PERU 21 SETIEMBRE 6, 2009

“He perdido el apetito por la política peruana”
Hernando de Soto es el economista peruano más reconocido en el mundo, pero su relación con el país es tirante. Tras 14 años, mira hacia el Perú, pero no piensa en política.

Nunca más. Intentó postular a la presidencia pero no consiguió suficientes firmas. Ha decidido no volver a intentarlo. (Rafael Cornejo)
Por Alejandra Costa

Asesor de Fujimori, candidato presidencial frustrado, colaborador de personalidades como el cantante Bono de U2, la ‘Dama de Hierro’ Margaret Tatcher y el primer ministro ruso, Vladimir Putin.

Hernando de Soto es muchas cosas pero, antes que nada, es un economista al que el mundo escucha y que ahora mira el Perú para ofrecer su perspectiva sobre el problema detrás de los lamentables hechos de Bagua: la incapacidad de los indígenas para negociar con la globalización que los arrolla debido a que no son propietarios de los terrenos en los que viven.

¿Hace cuánto tiempo que el Instituto Libertad y Democracia (ILD), que preside, no trabajaba sobre el Perú?
Hace 14 años, pero Bagua nos pareció un punto de quiebre porque no se veía esa violencia desde Sendero Luminoso. Vimos que era un fenómeno que, si bien partía de un sector minoritario de la población, su similitud con otros lugares del Perú como el VRAE nos lleva a pensar que hay una pradera que se podría incendiar otra vez.

¿Cuál es el trabajo que han hecho?
Cinco días después de los sucesos de Bagua ya teníamos tres equipos recorriendo la selva, que para setiembre habrán visitado 200 comunidades y el 70% de las etnias para ver qué instrumentos tienen los indígenas amazónicos para controlar su territorio y para administrar sus recursos. Filmamos todo y hemos hecho el documental que se ha presentado esta semana.

¿Y qué encontraron?
Los propios indígenas apus (líderes amazónicos) señalan que el problema es territorial. Para nosotros, el manejo del territorio significa soberanía o propiedad y lo que hemos visto es que en la selva hay tres tipos de propiedad: la de los nativos, la de los colonos y la de las empresas petroleras o mineras. El problema es que los títulos comunales que se les entregaron a los nativos hace 30 años que son muy débiles y ni siquiera siguen el mismo sistema de coordenadas que el resto del país y se superponen unos a otros. Mientras que los contratos del Estado Peruano con las compañías transnacionales están protegidos por la ley peruana, por tratados internacionales y les permite hacer lo que deseen con el terreno: venderlo, comprarlo, usarlo como garantía para conseguir financiamiento, emitir acciones. Los títulos comunales no les permiten a los nativos hacer nada de esto, pero igual, dentro de los territorios, hay propiedad individual que no está respaldada por documentos pero que ellos igual compran, venden y alquilan sus chacras. La globalización ya les llegó y lo que queremos documentar es cómo hacen el salto del siglo XVII al siglo XX.

¿Y cómo deberían darlo?
Hay que saber a qué se debe el salto. La globalización lo toca a uno. Lo que significa la globalización es la separación internacional del trabajo, que llega en distintos momentos a cada parte del país y, cuando llega, tumba gobiernos, tumba tradiciones y cada cual se adapta como puede. Frente a eso, no hay edificio que resista porque es de tal eficiencia, baja tanto los costos, que implica la reorganización de todo el mundo. Lo que estamos viendo nosotros es la llegada de la revolución industrial a la selva peruana en forma masiva.

A su pesar, ¿no?
Siempre es a nuestro pesar. Mi mamá, hasta el día que se murió, nunca se consoló de que no volvimos a vivir a Arequipa porque ya no era posible debido a la especialización de sus hijos y su marido. Pasa algo que también Marx había visto, que es la alienación: no importa si una multinacional está a 200 kilómetros de la comunidad, los nativos ven que alguien es mucho más próspero y se da un cierto choque de civilizaciones que hay que resolver. En este caso, los nativos ven que su territorio es más vulnerable que el del resto y por eso gritan.

Ellos desconfían del mercado.
Lo que pasa es que no tienen los instrumentos para pelearla en el mercado. El problema no es étnico, es económico. Cualquier recurso que se tenga está asentado sobre el territorio, entonces la forma como puede usar su territorio es crucial, viene el crédito, viene todo. Ellos se colocan en una posición de defensa contra la globalización porque no tienen cómo ir a su encuentro, no tienen las armas para protegerse ni para prosperar.

¿Cómo solucionarlo?
En la investigación hemos visto que ellos tienen un título distinto al del resto del país, títulos comunales que son los más débiles que hemos encontrado en el Perú. Además, solo el 15% de las 3 mil comunidades que se calcula que hay está registrado y tiene una demarcación clara de su territorio. Lo que tiene que hacer el Estado es darles un documento que utilice coordenadas universales para titular las 11 hectáreas de selva que están repartidas por esos títulos comunales y definir hasta dónde llega cada una. Va a ser más barato hacer ese trabajo que tener otra guerra interna.

¿Cómo redefiniría ese proceso las relaciones entre las comunidades y las empresas?
La minera tiene un título del Estado que le permite hacer lo que quiere con su terreno, en cambio, los indígenas peruanos, que probablemente tienen más territorio que todas las empresas juntas, lo único que sacan es yuca y están pobres. Lo que hemos hecho es llevar a la selva peruana a indígenas de Canadá y Alaska que han hecho el salto a formar empresas multimillonarias sin perder su identidad, porque han negociado con las compañías permitirles tener acceso al recurso del subsuelo pero con la condición de que les den un asiento en el directorio. La modernidad no está reñida con su cultura, así como aceptan usar un motor en lugar de remos para su canoas, deben aprender a usar los instrumentos de la globalización a su favor. Entender que formando empresas solo arriesgan el capital de la compañía y no todos sus recursos. Pero el Estado debe recuperar su confianza, porque han quedado muy golpeados.

Ningún político se acordaba de la selva hasta el ‘Baguazo’.
Ha sido un descuido de varios gobiernos. Los antropólogos, con la mejor intención, los han convencido de que son distintos, que necesitan una ley distinta, artículos constitucionales distintos y se ha dado una especie de racismo al revés. Además, como es el 1% del voto, los hemos ido dejando de lado.

¿Cómo vio la actitud de García? Tuvo un discurso muy confrontacional.
Cuando hay un acto de violencia, todo el mundo se agita y se vuelve emocional, pero no creo que García sea racista. Yo no le debo nada, exceptuando algunos dolores de cabeza por el TLC con EE.UU., pero debo decir que el Convenio 169 de la OIT que favorece a los indígenas fue adoptado por el Perú en su primer gobierno. Lo que ha pasado es que se han descuidado, hay una tendencia a ver a la gran empresa y se han olvidado que hay una gran parte que no va a alcanzar los beneficios del progreso económico si la escalera no se modifica.

Cambiando de tema, ¿cómo considera que ha manejado el gobierno de García la crisis financiera mundial?
He estado nueve meses afuera de los últimos doce meses, así que me queda más claro lo que ha pasado en el mundo. Respecto a la crisis, creo que no hemos tocado fondo, porque el problema básico nace de la incertidumbre que crea el hecho de que la mayor parte de activos de los países desarrollados están en instrumentos derivados, que son títulos de propiedad sobre activos que no se corresponden con la riqueza del mundo real. En lugar de inyectarles dinero para evitar que quiebren, hubiera preferido que Estados Unidos e Inglaterra nacionalicen los bancos para sanearlos de esos títulos tóxicos y que se recupere la transparencia. Pero no lo hicieron, así que la recesión va a regresar, pero no se sabe si será en forma de ‘W’, con una nueva caída profunda, o si el mundo dejará de crecer por 10 años. El tema es que el Perú solo tiene reservas para sobrevivir por los próximos dos años, así que se va tener que esforzarse por mantener la imagen de solidez que se ha ganado en el mundo para atraer los capitales, que buscarán los países más estables. Eso pasa por solucionar los conflictos sociales.

Y ahora, ¿está pensando en volver tentar una candidatura a la Presidencia?
Sigo viviendo acá, pero no veo ninguna razón para tener un proyecto político en el Perú. Asesoro a presidentes de 20 países y solo recibo elogios, en cambio aquí ya sé que me van a decir que soy un agente del imperialismo. Extraño el ají de gallina, pero he perdido el apetito por la política peruana. Yo diría que está descartado para siempre, pero igual queremos contribuir.
_____________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 4, 2009

"El problema de los nativos no es étnico sino económico"

El economista Hernando de Soto sostuvo que para las etnias amazónicas del Perú existe la posibilidad de adquirir experiencias para enfrentar con éxito la globalización. Indicó que pueden aprender de los indígenas de Alaska y Canadá.

Los indígenas amazónicos de Perú vulnerados en sus derechos pueden aprender de la experiencia de los nativos de Alaska y Canadá que han enfrentado con éxito a la globalización, señala un estudio del economista Hernando de Soto, investigador de la economía informal en África, Asia, Medio Oriente y América.

Indígenas de las etnias asháninka, awajun, boras, machiguengas, entre otras, se reunieron por primera vez con esquimales de Alaska y nativos de Canadá en encuentros promovidos en los últimos tres meses por el Instituto Libertad y Democracia (ILD), que dirige de Soto.

Estos encuentros e investigaciones sobre la realidad de las etnias amazónicas han sido recogidos en un documental denominado “El misterio del capital de los indígenas amazónicos”, que explora las posibilidades de las etnias de la Amazonía peruana para superar su situación de pobreza y olvido.

De Soto considera que el problema central de los indígenas peruanos es el principio de la territorialidad.

“Por eso trajimos indígenas de Canadá y Alaska que ya han solucionado ese problema de la tierra y ahora tienen empresas multimillonarias sin perder ellos su identidad”, señaló en rueda de prensa

La idea es que los nativos puedan aprender y seguir el ejemplo de sus pares de Alaska y Canadá, teniendo en cuentas que el problema no es étnico sino económico.

El documental muestra a esquimales en reuniones en distintas comunidades de la selva peruana en las que comparten experiencias e intercambian símbolos de sus culturas en señal de amistad.

Para de Soto este encuentro les permitiría a las nativos ver las posibilidades de acceder a mejores niveles de vida si encuentran facilidades para el reconocimiento de sus tierras por las autoridades.

El economista estimó que los indígenas amazónicos actualmente viven en medio del “temor generalizado a perder sus tierras”.

De acuerdo con su investigación, el gobierno sólo reconoce a unas 1.400 comunidades indígenas, pero en realidad éstas pueden sobrepasar las 3.000.

“Pero sus tierras están mal tituladas, el título que les dieron es malo, están huérfanos y su capacidad de defensa es cero”, afirmó.

“En cambio, los títulos de las empresas mineras y petroleras que llegan a sus territorios son “supertítulos”, respaldados por las leyes peruanas y por convenios internacionales firmados por Perú ante los cuales los títulos de los indígenas no son nada”, anotó.

Añadió que el convenio 169 de la OIT que habla sobre la defensa de los indígenas, así como una resolución de las Naciones Unidas en ese sentido, “no dicen nada y son solo documentos declarativos“.
________________________
De: gatoencerrado@yahoogroups.com en nombre de Jairo Doidao [doidao_jairo_2000@yahoo.com]
Enviado el: Martes, 28 de Noviembre de 2006 04:45 p.m.
Para: Jairo Doidao
Asunto: [GatoEncerrado] EL CHAPULIN Y EL TLC
Sr. Director:

Luego de que hace unos días los apristas y los
toledistas se echaran la culpa por la no concreción
del denominado ALC, y más conocido como TLC, tratado
de libre comercio con Estados Unidos, el primer
ministro Jorge del Castillo, acompañado por el
embajador Felipe Ortiz de Zevallos, Hernando de Soto y
la neoministra Mercedes Araoz, anunciaron a todo el
país que ya no insistirán en el tema, pues el panorama
en los EE.UU. ya no es el mismo, luego de las
elecciones congresales.

Lo que nadie entiende es como
se pudo haber perdido tremenda oportunidad de elevar a
nuestro país a una escala superior concretando una
negociación en la que todos ganan y, por ende, crece
el país. Desde la tibia posición en el ministerio
negociador, hasta el nuevo poder acumulado en
Relaciones Exteriores, pasando por un desmanejo total
de las negociaciones y los contactos internacionales
se fue perdiendo todo lo ganado por el equipo
presidido por Alfredo Ferrero.

Tendremos alguna otra
oportunidad de aqui a unos meses? Todo indica que no,
pues el tema se irá enfriando y pasará al olvido de
aqui a un par de meses. Ahora lo que se viene es
tremendo, de no aprobarse la ampliación del acuerdo de
preferencias -entiéndase ATPDEA- se perjudicarán
muchos empresarios, se caerán muchos negocios y se
perderá el 30% de nuestras exportaciones. A todo esto:

qué hacer? Apostar tal vez por los países asiáticos?
No tenemos suficiente mano de obra, ni producción. Por
otras negociaciones? Nada suplantará ese 30% y
entonces qué hacemos? LLamaremos tal vez al Chapulín
colorado? Vaya Usted a saber amigo lector...los
peruanos somos especialistas en meternos en camisas de
once varas.

Jairo da Silveira Doidao
CEP 41940-000
Salvador de Bahia
Brasil

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu