martes, 15 de febrero de 2011

SEAN PENN PIDIO AL MUNDO URGENTE AYUDA PARA LOS DAMNIFICADOS DE HAITI


EL COMERCIO FEBRERO 15, 2011

Sean Penn pidio al mundo urgente ayuda para los damnificados de Haití

El actor se instaló en este país tras el terremoto del 2010. Dirige una ciudad de tiendas de campaña que albergan a unas 55.000 personas

(EFE). El actor Sean Penn hizo un llamado para que el mundo que no se olvide de Haití, y recordó la urgente necesidad de ayuda que necesita aún la población de este país tras el terremoto ocurrido hace poco más de un año.

“Yo tenía tiempo, y tenía algunos de los recursos….”, dijo el ganador del Oscar al mejor actor en el 2001, en una sala de un moderno hotel junto al canal del Danubio, en el corazón de Viena.

Tras el terremoto del 12 de enero de 2010, Penn decidió ayudar y rápidamente se trasladó a Haiti, pero ya hace más de un año que sigue allí, donde dirige una ciudad de tiendas de campaña que sirven de hogar provisional a más de 55.000 personas.

Pero “no se trata de mí, sino de todos los que trabajan allí”, insistió el artista en nombre de la ONG J/P Haitian Relief Organization, cofundada por él mismo, y para la cual fue a recaudar fondos a Austria, en el marco de una gira que mañana lo llevará a Roma.

Advirtió de que los haitianos aún están sometidos a un “enorme trauma”, tras sufrir desde hace décadas, y subrayó la necesidad de escuchar a la población y a los jóvenes para adecuar la ayuda a lo que necesitan.

Para él, dijo, es importante no caer en clichés como “no les des un pescado sino que enséñalos a pescar”.

“Si no hay pescado en el jodido estanque, ya puedes enseñarles lo que quieras”, destacó.

COMPLICACIONES Y CRÍTICAS
Reconoció que sobre el terreno, su organización y otras de caridad y ayuda afrontan dificultades debido a la falta de coordinación y a la competencia entre sí para conseguir financiación.

Para Penn, esta situación “es una de las principales vergüenzas y errores en la comunidad de ayuda”.

“Ciertamente diría que la organización humanitaria más poderosa en el mundo” la constituyen los medios de comunicación, dijo el artista, para lamentar luego que la función de los medios en Haiti se ha vuelto “irrelevante” tras la presencia intensa en las dos primeras semanas después del devastador terremoto.
______________________________

EL COMERCIO JULIO 12, 2010

Haití sigue en ruinas: 1,5 millones de personas continúan en campamentos a seis meses del terremoto

Paul Garwood, portavoz de la OMS, señaló que el sistema sanitario estaba bajo intensa presión, aunque está logrando funcionar sin asistencia exterior

(Foto: Reuters)
Ginebra (DPA) . Al menos 1,5 millones de personas en Haití continúan atrapadas en campamentos provisionales seis meses después del devastador terremoto que sacudió el empobrecido país dejando más de 220.000 muertos, comunicó hoy Naciones Unidas en un informe de balance de la situación.

La respuesta inicial de las agencias humanitarias de la ONU fue hacer llegar ayudas a más de 3,5 millones de afectados por el sismo. Ahora en cambio están llevando a cabo programas de desarrollo a medio y largo plazo.

“Hemos apoyado la reconstrucción del país”, dijo la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Emilia Casella. “Ahora es el momento en el que seremos capaces de construir un Haití mejor para su pueblo”, declaró Casella a la prensa en Ginebra.

La ONU continuará proveyendo de productos de primera necesidad como agua y comida, mientras trata de potenciar las habilidades del gobierno para funcionar mejor que antes del 12 de enero.

Para aquellos en campos de desplazados abarrotados la vida ha sido dura y la inseguridad una preocupación mayor.

SISTEMA SANITARIO
Paul Garwood, portavoz de la Organización Mundial de la Salud, señaló que el sistema sanitario estaba bajo intensa presión, aunque está logrando funcionar sin asistencia exterior, y ha logrado evitar la propagación de epidemias en los últimos seis meses.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente advirtió a su vez contra la acumulación de basuras y desechos en las calles. Asimismo alertó de que aguas residuales estaban siendo vertidas a los ríos y también a aludió a una deforestación masiva.

*LA RECUPERACIÓN *
Funcionarios de la ONU señalaron, no obstante, que las inmensas cantidades de dinero recaudadas y el compromiso del gobierno para reconstruir el país, convirtiéndolo en un lugar mejor de lo que era antes, están creando las condiciones adecuadas para una completa recuperación de Haití.

Según la oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, más de 300.000 personas resultaron heridas en el terremoto, de las cuales al menos 4.000 fueron sometidas a amputaciones. Ocho hospitales se derrumbaron y 22 sufrieron daños materiales.
______________________________

EL COMERCIO MAYO 6, 2010

Periodista peruano que sobrevivió al terremoto de Haití abandonó hospital )http://elcomercio.pe/noticia/473412/periodista-luis-carazas-que-sobrevivio-al-terremoto-haiti-abandono-hospital)

Luis Carazas estuvo a punto de perder una pierna. Camina con muletas y su recuperación total será cuestión de tiempo

Luego de permanecer por más de tres meses en el hospital Arzobispo Loayza, donde logró superar una fractura a la cadera izquierda y síndrome de aplastamiento, que casi le cuestan la amputación de una pierna, fue dado de alta el periodista peruano Luis Carazas (38), una de las víctimas del terremoto en Haití.

Una de las especialistas que lo atendió, la médico Zarella Solís, detalló que Carazas camina por ahora con ayuda de un bastón, pero se espera que después de dos a tres meses de rehabilitación física se recupere totalmente.
______________________________

EL COMERCIO FEBRERO 2, 2010

Tragedia en Haití: Más de 200 mil muertos y un millón de niños huérfanos

El primer ministro de ese país precisó que el balance no incluye los cadáveres que aún permanecen bajo los escombros ni las víctimas enterradas por sus familiares

(Agencias). El gobierno de Haití situó hoy la cifra de muertos en el terremoto del 12 de enero por encima de los 200.000 y reconoció su incapacidad para manejar la situación, mientras las organizaciones humanitarias intentan llegar a una población que se siente abandonada.

El primer ministro de Haití, Jean Max Bellerrive, dio hoy el último balance de muertos, que no incluye los cadáveres que aún permanecen bajo los escombros ni las víctimas enterradas por sus familiares, en una sesión del Senado en la que el Gobierno nuevamente reconoció sus límites.

“El Gobierno, tal como está constituido ahora, no puede aportar resultados frente a esta situación”, dijo el jefe del Ejecutivo, al mencionar entre las alternativas la de formar un Ejecutivo de crisis o crear un Comité Nacional de Crisis.

UN MILLÓN DE NIÑOS SIN PADRES
El número de niños huérfanos tras el terremoto que devastó Haití se ha duplicado y alcanza actualmente el millón de afectados, según un informe de la Comisión Europea.

La cifra incluye también a niños que han perdido sólo a uno de sus padres, así como a otros separados en el mejor de los casos temporalmente de sus padres. Según datos preliminares, antes del sismo ya habían unos 380.000 menores huérfanos en el país caribeño.
_____________________________

PERU 21 ENERO 20, 2010

Haití: otro terremoto de 6 grados sacudió Puerto Príncipe

Fue fuerte y prolongado, y ha derrumbado edificios afectados por el devastador sismo de la semana pasada. Se desconoce si hay víctimas.

Un nuevo terremoto de 6.1 grados de magnitud sacudió esta mañana a Haití*, ocho días después de que Puerto Príncipe, capital del país caribeño, fuera arrasada por un devastador sismo de 7 grados, derrumbado edificios que ya estaban dañados.

Se registró a las 6:03 de la mañana (hora local), a 59 kilómetros al oeste de Puerte Príncipe y a una profundidad de 9,9 kilómetros, informó el Instituto Geológico de Estados Unidos. En la capital se sintió primero una leve vibración seguida por un fuerte remezón, que tuvo una regular duración.

Aún no se reportaron víctimas, pero sí el derrumbe de algunas edificaciones que resultaron dañados en el primer terremoto, que hasta el momento ha dejado al menos 75,000 muertos y la capital del país más pobre del hemisferio en ruinas, en medio de una situación caótica que podría derivar en una espiral de violencia incontrolable por la desesperación de la gente, debido a la demora en la entrega de la ayuda humanitaria.

El nuevo sismo podría complicar aún más el trabajo de los equipos de rescate internacionales que todavía intentan encontrar supervivientes entre las ruinas de la catástrofe.
__________________________

EL COMERCIO ENERO 20, 2010

RINCÓN DEL AUTOR
La tierra tiembla
Por: Abelardo Sánchez León

Si la vida nos da sorpresas, este 2010 las ha acumulado en un mes. El Caribe está todo alborotado con un terremoto feroz que se ensaña con uno de los países más pobres del planeta. ¿Por qué los desastres naturales golpean a los más pobres? Los haitianos son vistos como la cola del león entre todas aquellas islas, pues los cubanos miran por sobre el hombro a los puertorriqueños, los boricuas consideran poca cosa a los dominicanos y los bailarines del merengue creen que los de Haití viven en el mismísimo infierno: 80% de pobres, apiñados en viviendas precarias, en una tierra saqueada por el colonialismo, convertida en hueso y pellejo, diezmada por el sida.

Un poco más abajo, la eufórica Venezuela de Chávez se muere de sed, pues se ha quedado sin agua debido a una de las sequías más bravas no previstas en el almanaque. ¿Qué vale más en estos casos: el petróleo o el agua? Ecuador pasa por un percance similar y ha debido importar energía eléctrica de Colombia. Si continuamos el trazo en el mapa, veremos que el Perú, o sea nosotros, ha sido remecido por un temblor de los serios que no se ha sentido en Lima y, por lo tanto, casi no ha existido en el imaginario nacional. En la selva y en la sierra llueve a cántaros, incluso en Lima, y el clima está hecho un desastre, nos ha dejado sin playas y poco importa si están infectadas, contaminadas o sucias, pues el trajín para llegar hasta ellas es desgastador y el rey sol brilla por su ausencia.

Para colmo de males el torneo de fútbol nacional está de vacaciones y solamente nos queda prendernos a los partidos de las ligas europeas, tan rápidos, pero tan distantes de nuestra idiosincrasia dicharachera. O ver los partidos de vóley local, donde juega un equipo que los locutores llaman La Túpac, y que es nada menos que Túpac Amaru, descuartizado en su nombre, y otro que llaman La Vallejo y que no es otra cosa que César Vallejo, el de los poemas, César que algunos llaman Abraham, porque es César Abraham, pero para los locutores es simplemente La Vallejo. Y entre tanto desastre, Keiko sigue pintando su nombre, esta vez descaradamente en la Costa Verde, felizmente borrado por las autoridades de Barranco.
_________________________

EL COMERCIO ENERO 19, 2010

El peruano que sobrevivió en Haití: "Todos los que estaban conmigo murieron"

7:42 | El periodista Luis Carazas dijo que pese a que el país está devastado por el terremoto piensa regresar

Player Multimedia no disponible

(Andina / elcomercio.pe).- El periodista peruano Joseph Luis Carazas Neyra, quien apareció vivo tras el terremoto en Haití, relató que todos sus colegas del canal de televisión donde trabajaba fallecieron como consecuencia del devastador terremoto en el país caribeño, siendo él el único sobreviviente.

Carazas estuvo atrapado bajo los escombros durante 15 horas y fue rescatado por la misma gente de una comunidad de Puerto Príncipe, según informó previamente Carlos Malpica Coronado, médico del Ministerio de Salud que trabaja el hospital de campaña en Jimaní, en la frontera con Haití.

“En el momento del terremoto yo estaba en el canal de televisión donde trabajo (...) no hubo sobrevivientes. Todos los que estaban conmigo murieron”, manifestó en conversación telefónica con Canal N.

El camarógrafo peruano relató que el canal de televisión católico donde trabajaba quedó completamente destruído.

Del mismo modo, Joseph Luis Carazas Neyra narró que los propios ciudadanos de Haití lo rescataron con materiales improvisados, pero que luego pasaron entre dos o tres días para recibir atención médica.

“Los mismos haitianos me rescataron, la gente de la calle. Ellos amarraron un tubo, que fue con lo que hicieron una palanca para poder levantar el muro donde estaba el pie. Me sacaron entre cuatro o cinco”, relató.

“Luego me llevaron a un hospital que nunca encontré (...) luego de dos o tres días encontré el centro médico de la ONU y luego al equipo médico peruano que me operó”, agregó.

Carazas Neyra señaló que todavía no ha conversado personalmente con sus padres, pero se mostró confiado en hacerlo muy pronto para manifestarles que se encuentra bien.

Del mismo modo, refirió que sí piensa retornar Haití; no obstante, indicó que por el momento se encuentra concentrado en su recuperación.
________________________

LA REPUBLICA ENERO 17, 2010

¿Hay realmente algo que reconstruir?
Por Mirko Lauer

Solidaridad con Haití

El dios de los terremotos no ha podido escoger un peor lugar. Antes de la catástrofe Haití ya ocupaba un sitio destacado entre los Estados fallidos, y era considerado el único del hemisferio occidental. Casi no hay cifra de medición social en que el país no esté a la zaga, efecto de largos decenios de gobiernos dedicados a la rapiña.

Esta fue la primera sociedad que luchó con éxito por su libertad y contra el esclavismo en la región (1791), y el primer país en 200 años que los EEUU invadieron para restablecer una forma de democracia (1994). Pero una historia marcada por la superstición derrotó todo esfuerzo de sus mayorías por salir de la miseria.

Así, el sismo ha creado una complicada situación. Es indispensable aliviar el drama haitiano de estas horas, pero a la vez hay la clara conciencia de que los grupos dominantes carecen siquiera de la capacidad de volver a la horrible situación previa al terremoto, en que Haití ya traía de largo la traza de un campo de refugiados.

Las operaciones humanitarias no tienen entre sus objetivos un cambio de régimen (aunque Naomi Klein dice que en estos años muchas han aprovechado para entronizar un “capitalismo de catástrofe”), y esta no va a ser la excepción. Pero apuntalar al sistema que construyó esos edificios tembleques no deja de ser una tarea descorazonadora.

Quizás también sea una tarea imposible. Primeros informes dan a entender que las fuerzas combinadas de la represión, la corrupción y la ineficiencia ya han empezado a bloquear partes de la más elemental ayuda humanitaria. El camino de los recursos desde el aeropuerto a la población ya se está volviendo un oscuro laberinto.

Lamentable como es, el gobierno de René Préval va a ser sostenido por la ayuda humanitaria. Entre otras consideraciones porque Haití no ha visto nada menos malo que eso a la fecha. Fue reelegido y no mostraba deseos de aferrarse al cargo, quizás por la convicción de que el país no tiene nada mejor con qué reemplazarlo.

Este pareciera ser un caso en que una crisis se podría convertir en una oportunidad. Sin embargo los antecedentes no son muy prometedores. Como muestran, digamos, Pisco y Nueva Orleans, las ayudas alivian y parchan, pero muy rara vez crean una vida nueva o siquiera restablecen la anterior para los damnificados.

Aun así, el proceso de ayuda va a dar a los principales organismos y países de la solidaridad internacional una influencia en Haití que no se debe desaprovechar. Las propias mayorías haitianas tendrán mucho, por no decir todo, que decir en la concepción de la sociedad que venga después de las consecuencias inmediatas de este terremoto.
__________________________
EL COMERCIO ENERO 16, 2010

Indignante: Cónsul haitiano dijo que el terremoto en su país “es bueno” porque los hace conocidos

0:08 | Sin darse cuenta que era grabado, George Antoine también criticó a su propio pueblo.

Por Martín Tumay Soto

Mientras en Haití cientos de personas mueren entre los escombros y miles se encuentran graves por las heridas que les provocó el terremoto del martes pasado, el cónsul general haitiano en Sao Paulo, George Antoine, criticó a su propio pueblo y consideró que “la desgracia de allá es buena para que nosotros, aquí, seamos conocidos”.

Sin darse cuenta que era grabado y hablando con un funcionario de su país, también dijo: “El africano (la mayoría de la población haitiana desciende de África) en sí está maldito. Y todo lugar que tiene africanos está jodido”. George Antoine se preparaba para una entrevista con el canal SBT Brasil.

Tras ser informado que empezaba la grabación, el cónsul tomó en sus manos un rosario y dijo estar “conmovido ” con lo ocurrido en Haití.

“Este rosario lo usamos porque nos da una energía positiva que nos calma. Como yo estoy muy tenso y deprimido con lo ocurrido en Haití, tomamos varios rosarios todo el tiempo para calmarnos”, dijo.

Todas las declaraciones del cónsul fueron reproducidas por medios de comunicación de Brasil, Argentina y Chile, entre otros países.

PIDIÓ DISCULPAS
Horas después de conocidas sus palabras, George Antoine envió una carta a los medios brasileños en la que indicó que “la divulgación de una pequeña parte de la conversación condujo a una mala interpretación”. De acuerdo a la nota, “la dificultad del cónsul de utilizar el portugués, lo llevó a cometer un error de expresión”. El funcionario llevaría más de 30 años en Brasil.

En el texto también se afirma que “la intención (del cónsul) era hacer hincapié en que el trágico incidente en Haití ha hecho que el mundo vuelva sus ojos a los problemas de su pueblo. Incluso aquí, en Brasil, lo que permite una mayor ayuda humanitaria para la reconstrucción del país”.

Finalmente, en su carta el funcionario también pide disculpas a las personas que se hayan sentido ofendidas.
__________________________
EL COMERCIO ENERO 15, 2010

Catástrofe en Haití: Hasta ahora se han encontrado 50.000 muertos y 250.000 heridos

20:09 | Se trata de las primeras cifras aportadas por el Gobierno haitiano desde el devastador sismo.

Puerto Príncipe (EFE). Unas 50.000 personas murieron y 250.000 resultaron heridas en el terremoto de 7 grados que asoló Haití el martes pasado, informó hoy el ministro haitiano de Salud, Alex Larsen.

Según las primeras estimaciones de la Dirección de Protección Civil, entre 750.000 y un millón de personas quedaron sin vivienda, señaló Larsen en conferencia de prensa.

Se trata de las primeras cifras aportadas por el Gobierno haitiano desde el devastador sismo, que según organismos internacionales afectó a tres millones de personas, una tercera parte de la población del país más pobre de América.

El ministro indicó que el Gobierno ya estableció los ejes prioritarios de intervención frente a la tragedia: la salud pública, la ayuda humanitaria, los albergues provisionales, la logística para proveer agua y saneamiento, así como la reconstrucción.

Desde la Dirección Central de la Policía Judicial, Larsen destacó la importancia de retirar de las vías públicas los cadáveres en descomposición para evitar las epidemias.

Además, hizo un llamado a todo el personal médico, en particular a los miembros de la Salud Pública, para que vuelvan a sus lugares de trabajo para atender a los miles de heridos tras el movimiento telúrico.

Los lesionados en el terremoto del pasado martes en Haití están muriendo en los hospitales, que están completamente desbordados, por falta de auxilio, de medicamentos y hasta de comida, según constató Efe.

“Los que no se mueren por sus heridas, se mueren de hambre”, denunció hoy en declaraciones a Efe el director del Hospital General, Guy Laroche. “Aquí hace tres días que no llega ni un gramo de ayuda exterior”, recalcó.

“He visto morir a heridos que tenían que ser amputados, entre gritos desgarradores, sin poder hacer nada por no tener ni material de amputación ni sangre para transfusiones”, dijo Genevieve Reynold Savain, propietaria de la clínica privada CDTI, en el barrio de Sacré Coeur.

Pero el caso más trágico es el del Hospital General, público, el mayor de la capital, con 2.000 cadáveres en sus instalaciones y un número de heridos “que ya no puedo ni contar”, indicó Laroche.

* El periodista peruano desaparecido en Haití tras fatal terremoto está vivo
20:00 | Según el correo electrónico de una persona que trabaja con su hijo, Joseph Carazas “está bien” y “no tiene grandes problemas”. Su familia volvió a nacer

“Estos días han sido de pesadillas, pero ahora estoy como un chiquillo que se ha sacado la lotería”. Estas son las palabras de un padre que pensaba que su hijo había sido uno de los miles de muertos que ha dejado el terremoto de Haití.

Se trata del señor Luis Carazas, cuyo hijo, el periodista peruano Joseph Carazas Neyra, vive en Puerto Príncipe. No sabían nada de él luego del devastador sismo y, tal como confiesa, ya comenzaba a pensar que lo peor había pasado. “Todos aquí en Lima estábamos con esa posibilidad, de que había muerto”, indicó el señor Carazas en conversación con elcomercio.pe.

¿CÓMO SE ENTERÓ?
Don Luis indicó que hace unos minutos recibió un correo electrónico de uno de los sacerdotes que trabaja con su hijo en la radio y el canal de TV religiosos. “Querido Senor Luis, Lucho esta bien. No tiene grande problema”, es parte del breve mensaje electrónico que le llegó. Tal como dice ahora el señor Luis, “es un mensaje lacónico, pero muy reconfortante”.

Asimismo, don Luis dijo no creer que Joseph vuelva al Perú, toda vez que “él está casado y él ha escogido ese país para volcar sus esfuerzos, su vida y todo en lo que él se ha preparado porque quiere ayudar a los pobres”.

El terremoto de 7 grados en la escala de Richter que sacudió el martes Haití fue 35 veces más potente que la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima (Japón) al final de la II Guerra Mundial, aseguró Roger Searle, profesor de geofísica en la Universidad de Durham, en el Reino Unido.
__________________________
LA REPUBLICA ENERO 14, 2010

El terremoto de Haití fue 35 veces más potente que la bomba de Hiroshima

El terremoto de 7 grados en la escala de Richter que sacudió Haití el martes fue 35 veces más potente que la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima (Japón) al final de la II Guerra Mundial.

Así lo afirmó hoy Roger Searle, profesor de geofísica en la Universidad de Durham (Reino Unido), que comparó también la energía liberada por el terremoto en el país caribeño con la explosión de medio millón de toneladas de TNT.

No obstante, Searle señaló que, pese a la magnitud de este terremoto, "la energía liberada ha sido sólo una centésima parte de la del seísmo que azotó Banda Aceh (Indonesia) en 2004".

El geofísico explicó a Efe que, "aunque no es posible predecir cuándo se va a producir un terremoto, sí que se puede saber dónde va a tener lugar, ya que la mayoría se producen en los límites entre placas tectónicas".

"Allí donde se encuentran dos placas tectónicas se crea una compleja red de fallas que permite predecir cuál de ellas se va a mover primero, pero no cuándo se van a producir los movimientos", argumentó Searle.

Según el Servicio Geológico Británico, aunque hacía 250 años que no se producía un terremoto allí, "bajo Haití hay una red de fallas, que le hacían susceptible de sufrir un terremoto, aunque fuera imposible prever el momento", sostuvo el profesor de geofísica.

Searle puntualizó que cada año se producen en el mundo 50 terremotos de la misma magnitud que el de Haití, que no causan este grado de destrucción y muerte por ocurrir lejos de zonas densamente pobladas o en lugares próximos a placas tectónicas donde la construcción es más sólida, como Japón o California (EEUU).

De acuerdo con Searle, quedarse dentro de un edificio hasta que pase el terremoto o situarse debajo de una mesa o bajo el quicio de una puerta son algunos consejos a seguir ante un seísmo.

Para el experto en geofísica, la reconstrucción de infraestructuras como las carreteras, los suministros de agua y energía, el restablecimiento de las comunicaciones y la construcción de hospitales son algunos de los "grandes problemas" que tendrá que afrontar Haití, "en un contexto en el que serán habituales los corrimientos de tierra".

Según el experto, es probable que, además de las réplicas que se están sucediendo desde que se produjera el terremoto el martes, tenga lugar otro gran terremoto en la zona, "pero no podemos saber si será hoy o dentro de cientos de años". (EFE- Londres)
__________________________
EL COMERCIO ENERO 14, 2010

Peruano murió en el terremoto de Haití al querer salvar a su familia

13:01 | Se trata de Luis Eduardo Chanllío Quispe (43), a quien le cayó una pared encima. Su padre, que vive en Lima, ya inició la repatriación de los restos.

El ciudadano peruano Luis Eduardo Chanllío Quispe (43) figura entre las miles de víctimas que perecieron a consecuencia del terremoto que asoló Haití el pasado martes, según informó esta tarde el noticiero “90 Segundos” de Frecuencia Latina.

La cuñada de Luis Eduardo Chanllío informó a la emisora RPP que él vivía en Puerto Príncipe junto a su hermano, Arturo, quien sobrevivió al terremoto. Ambos trabajaban para las Naciones Unidas. De acuerdo con la ficha del Reniec, Luis Eduardo Chanllío nació en Barranco el 2 de enero 1967 y su residencia está fijada en Madrid.

La familiar del compatriota fallecido detalló que a Chanllío le cayó una pared cuando se encontraba en el cuarto piso de un edificio.

SU PADRE CONFIRMÓ LA MUERTE
En diálogo con elcomercio.pe, el padre del peruano fallecido confirmó la noticia y adelantó que ya inició los trámites para la repatriación, tanto él en Lima como sus otros dos hijos en Haití.

No obstante, pidió el apoyo del Gobierno del Perú para agilizar los procedimientos. “Nos imaginamos lo peor”, dijo.

Esta mañana, el embajador peruano en República Dominicana y Haití, Vicente Azula, indicó que no se conocían reportes de connacionales entre las víctimas. El diplomático aseveró que en la nación caribeña viven entre 30 y 50 ciudadanos peruanos, además de los más de 200 militares que forman parte del cuerpo de paz de las Naciones Unidas.

De acuerdo con información de “90 Segundos”, Luis Eduardo falleció aplastado por el derrumbe de su vivienda luego de tratar de salvar a su familia. Dos de sus hijos resultaron heridos en el terremoto pero se encuentran fuera de peligro.

* COMENTARIO DEL EDITOR
Doloroso espejo haitiano
Por: Juan Paredes Castro

Sin ánimo de ser catastróficos, los peruanos tenemos que mirarnos cada vez con mayor seriedad en el espejo de los desastres naturales, allí donde estos ocurran.

No hacerlo es esconder una realidad: la de la vulnerabilidad de nuestro territorio en el círculo sísmico del Pacífico.

Pero no solo se trata de la responsabilidad de despertar un elemental sentido de prevención, en materia de defensa civil, sino de cobrar conciencia de los efectos que trae consigo un terremoto en un país pequeño y tan pobre como Haití. Podría ocurrir también en una sobrepoblada y caótica capital como Lima.

Es más: ni toda la solidaridad ni todas las donaciones del mundo han podido devolverle la vida y el alma a las poblaciones de la costa de Sumatra en Indonesia, después de los terremotos y tsunamis del 2004 y 2006, como tampoco a las ciudades de Pisco, Ica y Chincha, en el Perú, afectadas por el terremoto de agosto del 2007. Y como Nueva Orleans, a orillas del Mississippi, no ha vuelto a ser lo que fue, con todo lo que el Gobierno Estadounidense invirtió en su reconstrucción, hay un rosario de ciudades grandes y pequeñas a las que las reconstrucciones les han hecho más daño que los propios desastres naturales en el instante de su devenir.

Tomemos nota de lo que acaba de pasar en Haití. Que sea un aviso oportuno de lo que debemos hacer mejor y más sistemáticamente en materia de defensa civil. Que el viaje del primer ministro Javier Velásquez a ese país sirva, además de materializar en persona la ayuda del Perú a los damnificados, para sacar una lección de prevención que llevada al Consejo de Ministros podría convertirse en una política sectorial jamás imaginada.

¿Qué haríamos con los casi diez mil inmuebles tugurizados en Lima y el Callao a la hora en que la tierra temblase más de la cuenta? ¿Qué más con tantas poblaciones levantadas a orillas de los ríos y quebradas cuando cualquier aluvión arremetiese? ¿Y qué nos haríamos con tantas leyes y reglamentaciones bobas en el momento en que tuviéramos sobre nuestras cabezas el desastre de turno?

Nos duele Haití. Pero igualmente nuestras retaguardias de prevención, que son muy frágiles.
__________________________
EL COMERCIO ENERO 13, 2010

Terremoto en Haití: militares peruanos están a salvo, confirmó el ministro Rey

0:05 | El Gobierno alista dos aviones con ayuda.

(Andina).- El ministro de Defensa, Rafael Rey, formuló esta noche un llamado a la “tranquilidad” a los familiares del personal de la Compañía Perú, emplazada actualmente en Haití, pues todo el personal destacado “se encuentra bien” de salud tras el terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter que sacudió al país caribeño.

“Queremos la absoluta tranquilidad de todos los familiares de nuestro personal destacado en Haití, todos están perfectamente; hubo un momento de incertidumbre pero todos están bien”, confirmó a la emisora radial RPP.

El titular de Defensa mencionó que los familiares deben guardar la calma, y sostuvo que si no logran comunicarse con sus parientes es por la dificultad que existe en estos momentos para el establecimiento de comunicaciones. “Sino se pueden comunicar, estén tranquilos, ellos están muy bien” destacó.

No obstante, informó que la sede donde se hospedaba la compañía peruana fue destruida por el violento movimiento telúrico, pero no se registraron heridos.

Consultado sobre la ayuda que podría brindar el Perú, el ministro señaló que se están preparando dos aeronaves de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) ante la posibilidad de prestar ayuda a Haití.

El ministro manifestó que el personal peruano destacado en dicho país se está organizando para prestar ayuda, dentro de sus posibilidades, a los damnificados de este terremoto.

Rafael Rey mencionó que en Haití se encuentran 212 personas destacadas entre oficiales y subalternos.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu