viernes, 7 de enero de 2011

"CHIQUITIN" ZEGARRA: "NO QUIERO ESTAR EN UNA OLIMPIADA, YO QUIERO GANARLA"


PERU 21 ENERO 7, 2011

“No quiero estar en una olimpiada, yo quiero ganarla”

“Cuando gané la Copa del Mundo estuve tranquilo, nada eufórico, pero cuando subí al podio y sonó el Himno Nacional me emocioné tanto que seguí cantando a pesar que la música había terminado”. Carlos Zegarra tiene al Perú en el corazón.
Autor: Gonzalo Pajares C.

“Llegué al judo de forma anecdótica, pues no me gustaba este deporte. Ya había hecho karate y Taekwondo, pero un verano mi abuela –quien por flaco y alto me puso 'Pajarito’ y así me llama hasta ahora– me matriculó en clases de aikido en el Peruano Japonés. Al judo lo veía como algo aburrido, rutinario, sin mucho movimiento. Tenía 15 años y medía 1.90 m: era muy grande y muy descoordinado. Un profesor me sugirió que hiciese judo, que no tenía que perder, que probase y si me gustaba, él me becaba. Probé y, desde entonces –era el año 2000–, no he dejado de practicarlo”. Carlos 'Pajarito’ Zegarra, quien acaba de ganar la Copa del Mundo de Judo en Samoa, nos habla de su ingreso a este arte marcial.

SER ROBUSTO Y ALTO, ¿LE OCASIONABA PROBLEMAS?
Sí, tenía problemas en los ligamentos, en la espalda, pero los ejercicios del judo me ayudaron a fortalecer los hombros, los codos, las piernas… es un deporte muy completo. Empecé a tomar más cuerpo, la fuerza la apliqué mejor y me hice más coordinado. Tanto me apasionó el judo que lo llevaba a todos los extremos y lugares: subía las escaleras en un solo pie, manejaba bicicleta usando técnicas del deporte; maquinaba mis nuevas técnicas con mis soldaditos de G.I. Joe, etcétera.

¿EL JUDO, COMO OTRAS ARTES MARCIALES, ES PARA LA DEFENSA ANTES QUE PARA LA AGRESIÓN?
El judo sirve para la defensa personal pero no es una técnica de defensa personal. Cuando uno practica un arte marcial, aprende a defenderse de inmediato. Lo que uno debe controlar es a quién aplicarle esos movimientos y en qué circunstancias, pues una llave puede ser fatal.

USTED ES UN HOMBRE GRANDE Y FUERTE. ¿CÓMO EVITA SER UNA PERSONA ABUSIVA?
(Ríe). En algún momento uno peca y, a veces, mientras se van aprendiendo técnicas, quiere aplicarlas, pero ayudan la serenidad y la personalidad: uno no debe convertirse en un arma homicida (ríe). Las artes marciales dan confianza. Yo nunca he sido un abusivo, pero como todos los jóvenes me he peleado en las calles y sí, pues, lamentablemente siempre he ganado (ríe). Y, aunque no lo crea, hay quienes me han buscado la bronca, sobre todo algunos pequeños, pues querían demostrar su valor peleándose conmigo.

¿CUÁNDO VIO AL JUDO COMO UNA CARRERA, COMO UNA OPCIÓN DE VIDA?
Yo no sabía cómo se movía este mundo. Por eso, así como Gastón visita restaurantes, yo visitaba academias de artes marciales y en todas me iba bien. Mi evolución fue bastante rápida; empecé a competir fuera, y allí muchos profesionales del judo me decían: “¿Qué haces en el Perú? Ven acá pronto, con nosotros. Y ponte las pilas ya, porque puedes llegar a donde te dé la gana”. Acá tenía problemas: son poquísimos los buenos entrenadores, la logística no es la mejor y, además, no tenía sparrings. Por eso me fui a Valladolid, donde vivo.

¿QUÉ POSICIÓN OCUPA HOY EN EL RANKING MUNDIAL?
Acabo de salir de una operación en la rodilla. Hace dos meses estaba en el puesto 151, ahora soy el 52, a fin de año espero estar dentro de los 20 primeros para poder estar en la siguiente olimpiada. Felizmente me apoya mucho mi entrenadora, María Martínez, mi futura esposa. Es la madre de mi hijo, quien tiene cuatro años. Dios mío, cuánto ha cambiado mi vida en este tiempo (risas).

¿TIENE CONDICIONES PARA SER CAMPEÓN OLÍMPICO?
Soy ambicioso: yo no quiero estar en una olimpiada, yo quiero ganarla. Mis objetivos son Londres y Río. Estoy seguro de que lo lograré si cuento con el apoyo que se me ha prometido. Si solo hubiera querido pelear, viviría en el Perú, haría Vale Todo y estaría tranquilo. Pero me dedico al judo porque lo he tomado como una responsabilidad, como una forma de vida. Y mire que, por falta de apoyo, estuve a punto de dejar el judo, felizmente ahora tengo el apoyo del IPD y de la empresa privada; tengo un padrinazgo y hay dos personas más que quieren apoyarme porque necesito viajar mucho y competir.

¿LE HA GANADO A LOS MEJORES JUDOKAS DEL MUNDO?
Empecé a competir tarde. Perdí mucho tiempo pidiendo apoyo y, cuando era Sub 20, solo fui a dos torneos internacionales, pero en los dos obtuve medallas de plata. Y sigo en esto porque, a pesar de que mi preparación no era la mejor ni la más profesional, cuando me tocó competir con los mejores –con los que tienen todo el apoyo del mundo y un gran presupuesto– siempre tuve la sensación de que estuve a punto de ganarles. Felizmente ahora tengo una entrenadora competente y el presupuesto para hacer todo el circuito mundial. Tengo 26 años… hasta los 34 años uno está en su esplendor.

VIVE EN ESPAÑA, SU FAMILIA ES ESPAÑOLA, ¿SEGUIRÁ COMPITIENDO POR EL PERÚ?
No tenga ninguna duda. Pertenezco a la Federación Gallega porque, para competir en Europa, necesito una licencia federativa, por eso me inscribí allí. Pero yo amo al Perú.

¿QUÉ SINTIÓ CUANDO EN NOVIEMBRE GANÓ LA COPA DEL MUNDO DE JUDO, EN SAMOA?
Había tomado todo con serenidad. Pero cuando tocaron el Himno Nacional, me emocioné tanto que seguí cantándolo cuando ya no sonaba la música. Estaba entusiasmado y ya no me quería bajar (risas).
___________________________________

PERU 21 NOVIEMBRE 16, 2010

‘Chiquito’ Zegarra toca la gloria en judo

El judoka nacional ganó la medalla de oro en la Copa del Mundo de Samoa.

Carlos Zegarra, con su 2.01 metros, venció en la final de la categoría + 100 de kilos. (USI)
Tan grande como su tamaño. El judoka nacional Carlos Zegarra consiguió el mayor éxito de su carrera al ganar la medalla de oro en la Copa del Mundo que se realizó en Apia, Samoa.

‘Chiquito’, de 2.01 metros, venció en la final de la categoría + 100 de kilos al australiano Jake Andrewartha, número uno de Oceanía, tras un impresionante ippon. “Ha sido una contienda difícil, pero mi entrenadora, María Martinez, supo llevar de manera brillante mis combates”, señaló.

El también nacional Juan Postigos (-60 kg.) logró la presea de plata al caer en la final ante el canadiense Sergio Pessoa.
__________________________________

LA REPUBLICA NOVIEMBRE 15, 2010

Judoka Carlos Zegarra ganó medalla de oro

El peruano Carlos “Chiquito” Zegarra (+100 kg) ganó la medalla de oro en la Copa del Mundo de judo, que se realizó en Apia, Samoa, al derrotar al australiano Jake Andrewartha en la final.

“Ha sido una pelea difícil porque aún sigo poniendo a punto mi rodilla, pero felizmente cuento con el apoyo incondicional de mi entrenadora, María Martínez, quien supo llevar de manera brillante mis combates.

El triunfo no solo es mío, sino de todos los que me apoyan y apuestan por mí y eso equivale a una y muchas medallas de oro. Les doy las gracias al IPD y al COP por estar siempre conmigo en las buenas y en las malas”, afirmó.

Zegarra llegó a la final tras vencer en cuartos de final a Nacanieli Takayawa de Islas Fiji y luego en la seminfinal a Michael Preditis de Estados Unidos.

“Chiquito” le dedicó su medalla a su padrino, el ex ministro Javier Reátegui. Sin duda, con su apoyo puedo llegar en buenas condiciones a la Copa del Mundo de Judo.
_______________________________

EL COMERCIO AGOSTO 25, 2010

Judoka peruana ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Singapur

Lesly Cano, en equipos mixtos de judo, fue una de las campeonas del torneo. Su triunfo no suma en el medallero para nuestro país

IPD
(Andina). La judoka peruana Lesly Cano conquistó hoy la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur.

Nuestra compatriota formó parte del equipo de siete judokas (4 varones y 3 damas) que representaron a la ciudad alemana de Essen. En el primer match vencieron por 4-3 a Munich, luego se impusieron en la segunda ronda 5-2 a Chiva, en semifinales derrotaron 5-2 a El Cairo y en la final ganaron 6-1 a Belgrado.

Cano tuvo como compañeros de equipo a Alex García de Cuba, Kairat Agivayev de Kazajistán, Miku Tashiro de Japón, Daryl Lokuku Ngambomo y el español Pedro Rivadulla.

El presidente del Comité Olímpico, José Quiñones felicito a la deportista por el gran desempeño en Singapur 2010.

“Gracias a Dios, nos ha tocado vivir una gran jornada del deporte peruano. Hoy el equipo de vóley ganó a Japón y con ello la medalla de bronce y pocas horas Lesly Cano ganó la presea de oro por equipos”, sostuvo Quiñones.

Este triunfo, al ser conseguido en equipos mixtos, no suma en el medallero para Perú.
___________________________
DEPORTE TOTAL EL COMERCIO 30 07 09

LA HISTORIA DEL JUDOKA GENE LEBELL
Una llave abre muchas puertas
Por: Mauricio Gil

Instrucciones para sofocar a un hombre. Primero, colócate detrás de la víctima. Luego, pon el antebrazo izquierdo en el cuello de tu rival, justo debajo del mentón, y haz presión. Al mismo tiempo y con el otro brazo sujeta la cabeza y tira hacia el lado opuesto. Así cortarás el flujo de sangre que entra y sale del cerebro y aniquilarás el oxígeno. Además, escucharás el crujido de las vértebras, mientras la persona cae inconsciente. Debes tener mucho cuidado para que la llave no sea mortal. Y un maestro para que sea efectiva. Justo como Gene Lebell, el “Padrino del Grappling”.

Quizá era inevitable que no se dedicara al contacto físico desde niño. Aileen Eaton, su madre y la primera mujer en entrar al Salón de la Fama Internacional del Boxeo, era la dueña del Olympic Auditorium de Los Ángeles. Más que un coliseo, era un santuario pugilístico. En aquel lugar entrenaron y pelearon Sugar Ray Robinson, Muhammad Alí, Joe Frazier y otros genios del cuadrilátero. Pero Lebell sería campeón en otro deporte. Los guantes no eran para él, pero las armas debían ser sus manos y la cercanía del cuerpo rival. Por eso, a los 6 años, Ed “Strangler” Lewis lo adoptó como su pupilo. El “Estrangulador” llegó a ser cuatro veces campeón mundial de lucha libre, tuvo 6.200 peleas en su carrera y le dio la posta a su alumno.

Lebell devolvería el ofrecimiento y a los 14 años participaría en su primer torneo de judo. Sin embargo, fue descalificado por sus técnicas ilegales. Recién cuando calmó sus movimientos fue bicampeón estadounidense de judo en 1955.

Luego sería el mejor en lucha libre, pero el título le duró 12 segundos: golpeó accidentalmente al árbitro con el cinturón del título de la WWF y fue descalificado. Otra vez, su ímpetu pudo más: aceptó una pelea contra el boxeador Milo Savage, quien menospreció las artes marciales. En el cuarto round le hizo su llave asfixiante y lo dejó inconsciente por 20 minutos.

Su impulso lo llevó a ser maestro. Fundó su propio dojo y se aleccionó en artes marciales mixtas. Empezó a ser requerido por actores de Hollywood. Le enseñó movimientos a George Reeves, el Superman de la década de los 50. Perfeccionó el karate de Chuck Norris. Incluso compartió conocimientos con Bruce Lee antes de su muerte. Lebell desmenuza sus encuentros con el actor y peleador chino en su biografía. Debido a su corpulencia, lo levantó en el aire. Lee amenazó con matarlo cuando lo pusiera en el piso. Justamente por eso, dijo que nunca lo bajaría.

Es que Lebell nunca da marcha atrás. Ya tiene 77 años y su cercanía al cine y televisión lo ha colado en la pantalla. Apareció en muchas películas y series: “El planeta de los simios”, “King Kong”, “Robocop” y “Día de la independencia” son solo las más conocidas. Hasta se atrevió a ser de la raza klingon en “Star Trek”.
Y ya no quiere retirarse: además de publicar otro libro, planea hacer su llave especial a la muerte misma. Quiere vivir 125 años.
________________________

15 de agosto de 2008, 02:17 Actualizada a las 04:19 (Hora GMT -3)

Carlos Zegarra fue eliminado en la repesca del judo

El judoka peruano Carlos Zegarra fue eliminado en la repesca del torneo de judo categoría más de 100 kilogramos, al perder por Ippon ante el representante de Líbano, Rudy Hachache, en su tercera presentación en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Para Zegarra fue muy difícil enfrentar a Hachache, quien lo sorprendió con un Ippon a la mitad de la contienda disputada en el coliseo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Beijing.

El peruano había llegado a esta instancia tras perder por Ippon ante el cubano Oscar Brayson en apenas 30 segundos de lucha.

Zegarra logró una victoria en su primera presentación al derrotar al argentino Sandro López. Prácticamente no tuvo ningún inconveniente para imponerse a su rival de turno, a quien superaba en contextura. Eso se notó al momento de la pelea.

El siguiente duelo del peruano fue ante el cubano, quien se había impuesto a Hachache.

Zegarra mide 2.02 metros y pesa 160 kilos. Su figura no pasó desapercibida entre los asistentes al gimnasio.

Terra
_________________________

TROME 06 de agosto de 2008

"Soy Chiquito, pero no paro en escándalos"
Por: Carlos Lara Porras

• El judoca Carlos Zegarra ya está en Pekín para participar en las Olimpiadas. Dice que por sus 160 kilos viaja en el piso del avión, mide más de 2 metros, sufre de colesterol, calza 50 y le encanta el chicharrón de calamar.
• Se gana la vida como seguridad para poder pagar sus viajes y representar al Perú. Fue guardaespaldas de Ricardo Montaner y 'Erreway'.
Carlos, por tu tamaño y peso, debe ser muy difícil que alguien te ponga una 'chapa'.
(risas) Me llaman 'Chiquito', pero lo tomo con cariño. Otros dicen que me asemejo a un oso polar. Aunque parezca mentira, de chico me llamaban 'Pajarito' porque era muy flaquito. De un momento a otro crecí y me incomodaba que la gente me mirara de otra manera, pero ya lo asumí y hoy estoy en la categoría 'Dinosaurio', ja, ja, ja.
Tienes el mismo apelativo de un futbolista...

Sí, pero yo soy 'Chiquito' bueno, el que no para en escándalos.
¿Y encuentras ropa para tus dos metros de altura?
Es un poco difícil. Más bien es complicado hallar zapatos, pues calzo 50. A pesar de eso, colecciono zapatillas que compro cada vez que voy de viaje.
¿Entras en el asiento del avión?

Es lo más incómodo, porque no entro. Y, claro, nunca puedo viajar en clase ejecutiva. A veces, me toca ir sentado en el suelo.
Antes de una competencia, ¿te relajas escuchando algo de música?
Sí, la música del momento, algo que sea fácil de cantar. También me gustan los videojuegos portátiles.

¿Y qué tal eres en el baile?
No bailo hace años. De vez en cuando, iba a las discotecas 'Tierra santa' y 'Señor Frogs', entre otras, pero pienso que estoy muy duro ahora. Soy consciente que, en alguna oportunidad, es bueno divertirse de esa manera. Me gusta todo tipo de música, pero no el reggaeton.

¿Duermes en cama de dos plazas o en una especial?
Evidentemente, no puede ser una cama flacucha. Además, a veces, llego cansado de entrenar y me tumbo suavemente. No me hago problemas con eso, sino pongo el colchón sobre el piso.
Como judoca debes tener buen físico, ¿puedes tener intimidad un día antes de la competencia?
No, es perjudicial. Nadie es de acero...

¿Tus 160 kilos de peso te han traído problemas de salud?
Sí, el colesterol y esas cosas, pero ya estoy a dieta. Quiero perder 15 kilos para la competencia en las Olimpiadas, por eso ya bajé cinco.
¿Tienes buen diente o llevas una dieta estricta?
No es estricta, pero tampoco desmesurada. Me cuido por salud, más que por estética. Del Perú, extraño el chicharrón de calamar.

¿Qué se siente participar en una Olimpiada?
Muchas ganas de pelear el 15 de agosto, día del debut. Siento mucha emoción y euforia. De chico, nunca imaginé ir a unos Juegos Olímpicos. Como muchas otras cosas, es un sueño reciente hecho realidad.
¿Sería demasiado pedirte la obtención de una medalla?
No creo que sea abusivo, siempre y cuando compartan el sueño conmigo y no como una obligación. Mis expectativas son hacer de mis combates lo mejor posible, meterme en esos cinco minutos infinitos y, sobre todo, disfrutar de cada pelea.
¿Es cierto que te bajaron del avión en Atenas 2004, porque destinaron el dinero a otras cosas?

Honestamente, no sé qué pasó. Me dijeron que cortaron el presupuesto, porque había que destinarlo a las canchas de grass artificial. A esas Olimpiadas fue gente de Latinoamérica, a la que yo le había ganado. Me sentí muy mal.
En buen cristiano, ¿en qué consiste el judo?
Es un deporte olímpico, no es un arte marcial. Consiste en llevar a tu oponente de espaldas, con una serie de técnicas. Muchos lo llaman 'el ajedrez físico', porque te pueden estrangular por una mala maniobra. Un combate dura cinco minutos, donde hay un tifón que es como el nocaut en el boxeo.

¿El IPD cubre tus gastos para tu preparación o pones de tu bolsillo?
No me permito hablar mal del IPD ni de nadie, pero creo que no llega adonde debe llegar. Yo pongo de la mía y, a veces, tengo que vender algo para terminar una gira representando al Perú. Detrás y delante de mí, hay muchos otros deportistas de todas las disciplinas que se juegan hasta la última gota de esfuerzo y creatividad para salir adelante.
¿Cómo financias tus participaciones en otros torneos?
Trabajando, pidiendo dinero prestado. Poniéndome en puertas de discotecas, dando seguridad o clases a niños, etc.

Ante tantas dificultades, ¿por qué decidiste seguir representando al Perú, si España y Alemania te pidieron que lo hicieras por ellos?
Evidentemente, España y Alemania valoran más a los deportistas, cada uno con sus carencias, pero sin comparación con las de Perú. Me fui de acá triste y enfadado, no quería representarlo más. La verdad es que los españoles me han tratado como a uno de sus atletas, con las deferencias del caso. Muchas veces, pienso que debería representar a quien me trata con tanto cariño, pero sigo haciéndolo por el Perú y ojalá pueda seguir así.

¿Cuántas horas al día entrenas?
Cinco horas al día, entre judo, pesas y técnicas. Paso muchas horas frente a la computadora viendo videos y, luego, los analizo con mi entrenadora y llegamos a una conclusión para llevarlos así al tatami (cancha de combate) y ponerlo en práctica.
He notado que entrenas con personas de menor peso.

Es que me permite moverme más rápido, aplicar las técnicas con más facilidad y, sobre todo, basarme más en lo técnico que en la fuerza.
¿No te asusta volverte a lesionarte el hombro, donde tienes dos clavos?
Al comienzo me atemorizó, ahora utilizo eso como incentivo para seguir adelante. Son heridas de guerra.

Para 'cuadrarte' hay que pensarlo tres veces.
Sí. Aunque una vez, cuando me dirigía a entrenar, iba a tomar un taxi, de pronto se paró un carro y bajaron varias personas. Me pusieron un revólver en la cabeza y me quitaron todo. Entre eso, mi uniforme de competencia, el único que tenía para competir en ese entonces.
Pero por tu contextura, fácil puedes ser guardaespaldas de algún ministro o presidente.

Ja, ja, ja. Te cuento que yo trabajaba en la empresa 'Vip's' y me tocó ser seguridad personal de Ricardo Montaner. Recuerdo que el día de su concierto me pidió que me bajase del escenario y, mientras cantaba, se subió a mi espalda y lo llevé en hombros a donde estaba la gente para darles la mano mientras seguía cantando, fue una experiencia extraordinaria. Con 'Erreway' me tocó poner mucha parte física, como correr detrás del carro.

¿Practicas otro deporte?
No de momento, pero me encanta la bicicleta 'street', el jiu-jitsu brasileño y la lucha libre, entre otros deportes de combate.
Esperamos que todo te vaya bien en las Olimpiadas, ¿alguna promesa a la afición?
Lo que hago es con mucha ilusión, me marché de mi casa para mejorar, y eso lo cumplo. Solo pido que sonrían sea cual fuese el resultado, porque tengo un futuro por delante. Invito a todos los peruanos a festejar conmigo este gran certamen deportivo
_______________________
PERU 21 01 de Agosto de 2008

“No es abusivo pedirme una medalla en Pekín”
Autor: Carlos Lara Porras

Mide 2.02 metros, pesa 150 kilos y calza 50. Carlos Zegarra es el gigante que representará al Perú en judo (categoría más de 100 kilos) en los Juegos Olímpicos de Pekín. De pequeño le decían 'Pajarito’, porque era muy flaco, pero de repente dio un salto y “alcancé la categoría dinosaurio”, dice entre risas.

¿De chico soñaste con asistir a unos Juegos Olímpicos?
Nunca lo imaginé. Es algo que se fue dando poco a poco en mi vida, como muchas otras cosas. Es un sueño reciente hecho realidad. Siento muchas ganas de pelear el día 15, mucha emoción, mucha euforia...

¿Sería abusivo pedirte una medalla?
No creo que sea abusivo pedirme una medalla, siempre y cuando compartan el sueño conmigo y no se vea como una obligación. Si todos apuntamos a un mismo lado, debemos avanzar uniformes. Quiero disfrutar de cada pelea y hacer las cosas lo mejor posible en esos cinco minutos infinitos.

En 2004 se te privó de asistir a Atenas. ¿Es cierto que te recortaron el apoyo para destinarlo a las canchas sintéticas que se pusieron?
No sé qué pasó, pero esa fue la explicación que me dieron, y de nada sirve quejarse. A esos Juegos Olímpicos fue gente de Latinoamérica a la cual yo le había ganado. Me sentí muy mal.

¿En qué consiste el judo?
Es un deporte olímpico y un arte marcial. Consiste en poner a tu oponente de espaldas con una serie de técnicas. Muchos lo llaman el ajedrez físico, pero te pueden estrangular con una mala maniobra. Un combate dura cinco minutos, aunque existe el ippon, que es como el nocaut en el boxeo.

¿El IPD te apoya lo suficiente?
No me permito hablar mal del IPD ni de nadie, pero creo que el apoyo no llega a donde tendría que llegar. A veces pongo de la mía y debo vender algo para terminar una gira que hago en representación del Perú. Yo me entrego con la ilusión de que algún día cambiará la forma de mirar a los deportistas.

¿Por qué entrenas en España?
Por muchas razones, pero entre ellas está el hecho de que en el Perú falta gente para poder entrenar, nivel competitivo, torneos importantes y una cultura deportiva. Aquí (España) estoy tranquilo. María Martínez, mi entrenadora, me ha ayudado a superar muchos de los miedos que tenía (sufrió una fractura en el hombro que lo llegó a intimidar un poco).

¿Cómo es tu rutina diaria?
Entreno unas cinco horas al día, entre judo, pesas y técnicas. Paso muchas horas viendo videos en la computadora y, luego, los analizo con mi entrenadora. Después pongo en práctica las conclusiones en el tatami.

¿Cierto que fuiste guardaespaldas?
Cuando trabajaba en Vip’s me tocó ser seguridad personal de Ricardo Montaner. Recuerdo que durante el concierto me pidió que me bajase del escenario y se trepó sobre mi espalda para que lo llevase en hombros hasta la gente. Fue una experiencia genial.

Debes de tener buen diente.
No llevo una dieta estricta, pero me cuido más por salud que por estética, porque una vez estuve con el colesterol alto.

¿Cómo haces para viajar en avión?
Es lo más incómodo del mundo. No entro en los asientos y, claro, nunca puedo viajar en clase ejecutiva. A veces me toca ir sentado en el suelo.
________________________
PERU 21 01 de Agosto de 2008

Posible emoción en Pekín 2008
Autor: Efraín Trelles

Para cuando sus ojos lean estas líneas será viernes y, si todo salió bien, un servidor estará llegando a Pekín, tras 23 horas y media de vuelo. Primero Nueva York, luego Washington y a volar directo, supongo que por el Polo Norte, hasta la capital del olimpismo mundial. Nada se compara a los Juegos Olímpicos. Cuando un atleta o una gimnasta cruzan el umbral de lo imaginable, es el mundo entero el que se estremece, no es únicamente su país. La admiración también se ha globalizado, y ese es, en el fondo, el mensaje explícito de Pekín 2008: “Un solo mundo, un solo sueño”.

Son más de 20 mil los atletas inscritos en la justa. De ellos, 13 son peruanos. Los 13 del Gallo. Pensar que a los Juegos de Berlín (1936) acudimos como la delegación más numerosa de América del Sur, opacando, con justicia, a Argentina y a Brasil. Ahora solamente 13. ¿Cuál puede ser la misión de un olímpico peruano? Ante todo, ir al evento a batir sus marcas, a ofrecer su mejor rendimiento personal precisamente bajo las luces de los Juegos. Parece poco pedir, pero entre el centenar de deportistas nacionales que participaron en Atlanta 96, Sydney 2000 y Atenas 2004, solo una persona, la nadadora Maritza Chiaway, rompió su récord personal. Por eso, ahora pedimos que mejoren sus registros o estén en el rango que los llevó a clasificar. Claro, dos de ese grupo aseguran que se saldrán del cuadro y agarrarán medalla. Un solo sueño, recuerden.

Y como ya estamos bien metiditos en el siglo XXI, es bueno recordar que el 30 por ciento de nuestra delegación la componen jóvenes peruanos, peruanísimos, nacidos en el exterior y criados en esa bienvenida extensión de peruanidad que son los migrantes. De ellos, Peter López, en el taekwondo, es el que más cerca está de un podio olímpico en China. Si ocurriese, estaremos allí para compartir esas emociones con ustedes.QUIE

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu