miércoles, 1 de diciembre de 2010

SANCIONAN A CASI 7 MIL "MALOS" PEATONES


PERU 21 DICIEMBRE 1, 2010

Sancionan a casi 7 mil ‘malos’ peatones

La Policía dio un nuevo balance en 15 días de vigencia de la norma. La falta más recurrente es cruzar la pista de modo intempestivo.

No utilizar los cruceros peatonales es una de las faltas más frecuentes. (USI)
Un total de 6,800 peatones que infringieron las normas de tránsito fueron sancionados por la División Policial de Tránsito en los primeros quince días de vigencia de la norma que busca evitar accidentes en la vía pública.

El jefe de esa dependencia policial, coronel José Alvarado, indicó que la infracción más recurrente hasta ahora es el cruce intempestivo por la calzada y no respetar las luces del semáforo ni las señales de tránsito.

El oficial precisó que en aquellos cruces de vías donde no exista señalización, semáforo o crucero peatonal, el peatón debe buscar las esquinas para cruzar la pista.

Alvarado remarcó que los operativos de fiscalización continuarán en toda la capital, tanto de día como de noche. El titular de la División Policial de Tránsito habló con la prensa tras participar en la destrucción de placas de rodaje fuera de circulación, en Chacra Ríos.
________________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 18, 2010

Van más de 2 mil 500 peatones multados y las excusas siguen

El jefe de la policía de tránsito, José Alvarado, indicó que las faltas más comunes son cruzar intempestivamente la calzada y cruzar imprudentemente

El hombre es un animal de costumbres, sin embargo hay algunos a los que aún les cuesta acostumbrarse al nuevo código de tránsito y por eso ya han sido multados.

Desde el lunes hasta hoy se han multado a unas 2 mil 600 peatones por no respetar las señales de tránsito, indicó a elcomercio.pe el jefe de la policía de tránsito, José Alvarado.

Alvarado indicó que las faltas más frecuentes son cruzar intempestivamente la calzada y cruzar imprudentemente. El jefe de la policía de tránsito resaltó que además se están realizando charlas de información.

“Estamos operando en determinados lugares, estamos dando educación vial en colegios y universidades porque no solo se trata de fiscalizar”.

¿BENEFICIOS PARA ALGUNOS?
Durante el enlace en vivo de elcomercio.pe, uno de los peatones multados indicó que no a todos los infractores se les multa, pese a que en el mismo punto hay más de un policía.

“Es que estaba apurada y ya tuve que cruzar por aquí”, dijo una mujer que también recibió una papeleta.
________________________________
LA REPUBLICA NOVIEMBRE 15, 2010

Imponen 220 papeletas a peatones imprudentes

De 7 a 9 de la mañana la Policía de Tránsito impuso un promedio de 220 papeletas a los peatones infractores de las normas de circulación vial durante operativos realizados en seis puntos estratégicos de la ciudad. Video / ¿Sabe usted porqué un policía de tránsito lo multaría?

Lo informó el jefe de la División de Tránsito de la VII Dirección Territorial Policial de Lima, coronel PNP José Alvarado, tras destacar que un total de 200 efectivos iniciaron este lunes operativos específicos contra transeúntes infractores que no utilizan los sitios de seguridad destinados para cruzar las calles y avenidas, como los pasos de cebra o peatonales.

Los efectivos se desplazaron en grupos operativos cubriendo zonas más transitadas de la capital, haciendo un total de 24 equipos para los turnos de mañana, tarde y noche.

En el cruce de las avenidas Alfonso Ugarte y Uruguay, se impusieron las primeras papeletas a peatones que cruzaron las calles en diagonal, dando la espalda a los vehículos y olvidando que el crucero peatonal es su zona segura. Sólo en esta intersección, según los primeros reportes, en dos horas se colocaron 27 sanciones a peatones imprudentes.

El grupo policial desarrolló el operativo en presencia del viceministro de Orden Interno, teniente general PNP Marco Miyashiro quien informó que con estos operativos se espera que haya una reacción positiva de la población y trate de cuidar su propia vida.

“No hay ningún otro objetivo más que preservar y garantizar la vida del peatón y evitar que se produzcan los accidentes de tránsito que tantas vidas fatales ha causado en nuestro país”, expresó.

Informó que inicialmente la División de Tránsito de la VII Dirtepol Lima, operará en 24 puntos estratégicos, de acuerdo a las jurisdicciones de cada una de las unidades de control de tránsito, de tal modo que cada jefe de unidad sea el responsable por sectores.

Los puntos donde continúan los operativos son zonas debidamente señalizadas, con marcas en las calzadas y semáforos con buen funcionamiento. En las zonas aún no bien señalizadas, la Policía va a ser flexible y razonable, indicó.

Recordó que las multas varían de acuerdo a la gravedad desde 18 nuevos soles hasta 108 nuevos soles, contempladas en 15 infracciones que van de muy graves, graves y leves.
________________________________

EL COMEERCIO NOVIEMBRE 15, 2010

Lo que debe saber acerca del nuevo código de tránsito y las multas a peatones

La primera multa se puede redimir, si se lleva un curso de educación vial. Además, si usted no paga una multa, podría aparecer en centrales de riesgo. Conozca estos detalles, de los que da cuenta la web del Ministerio de Transportes y Comunicaciones

¿Cómo se debe levantar una papeleta a un peatón?
El agente policial deberá abordar al transeúnte, informarle sobre su falta, pedirle un documento de identificación y entregarle al infractor copia de su multa, que estará firmada por ambos. En caso de que el peatón se rehúse a firmar, ello deberá constar en el documento.

¿Si no tengo ningún documento?
El policía pedirá sus datos al peatón y su huella digital, que constará como declaración jurada. En caso de comprobarse que se trata de datos falsos, se procederá a tomar acciones administrativas y penales. De ser analfabeto el peatón, se deberá consignar esta información en el documento.

¿Si el infractor es menor de edad?
Se le levantará una papeleta educativa, que deberá ser enviada a los padres o responsables del menor.

¿Se puede denunciar infracciones por vía electrónica?
Sí, por medio fílmico, fotográfico o similar y en un plazo de 48 horas posteriores a la infracción. Una vez identificado el infractor, se levantará la papeleta.

¿Se puede exonerar de pago la primera multa?
Sí, rindiendo un curso gratuito de educación vial dictado por los Consejos de Seguridad Vial, hasta antes de le ejecución coactiva. Además, dependiendo de los plazos, se puede pagar porcentajes mínimos de las multas (ver cuadro).

¿Y la segunda?
A través de trabajo comunitario, orientado a la promoción de la educación vial y mantenimiento de señales de tránsito. Este será supervisado por la municipalidad donde se realice el trabajo. Dependiendo de la infracción, los peatones deberán cumplir con distintos plazos de trabajo (ver cuadro)

¿Qué pasa si no pago una multa?
Las autoridades competentes podrán ingresar las multas impagas a las centrales financieras de riesgos.

¿Habrá alguna restricción para peatones con multas impagas?
Sí. No podrán tramitar su brevete de conducir ni recategorizarlo.

¿Cualquier policía puede imponer una multa?
No, solo los agentes de la Policía de Tránsito o de Carreteras.

¿El infractor puede entregar dinero al policía que le levante una multa?
No. Podría ser denunciado por intento de corrupción y recibir una pena carcelaria de entre 3 y 5 años; igual sanción recibiría un policía, de solicitar dinero al infractor.
_______________________________

EL COMERCIO NOVIEMBRE 14, 2010

Peatones infractores que intenten sobornar a policías podrían recibir hasta cinco años de cárcel

Así lo informó el ministro Enrique Cornejo, quien detalló que la primera sanción podrá ser canjeada por un curso de educación vial

(Archivo de El Comercio)
El ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, indicó que los peatones que intenten sobornar a los policías para impedir la aplicación de una sanción por haber violado el Código de Tránsito podrán ser sancionados hasta con una pena de cinco años de cárcel.

Según informó la agencia Andina, el funcionario refirió que, de acuerdo con las nuevas leyes de tránsito, los agentes del orden podrán denunciar penalmente a los ciudadanos que intenten corromperlos con dinero u otros favores.

“Está terminantemente prohibida la entrega de dinero, dádivas o la realización de favores. La pena privativa de la libertad (por intento de corrupción) es no menor de tres años ni mayor de cinco años”, señala el manual de escala de multas.

Dicho documento también advierte que el peatón tendrá las facultades para denunciar ante la Inspectoría General de la PNP y/o el Ministerio Público a los policías que intenten pedirles dinero para dejar sin efecto la imposición de la sanción.

“Seremos drásticos para hacer cumplir las normas pues estos actos no pueden permitirse. Todos tenemos que colaborar para reducir, al menos, a la mitad el número de accidentes de tránsito en las vías urbanas”, dijo Cornejo.

PRIMERA SANCIÓN PODRÁ SER CANJEADA
Además, el ministro informó que la primera sanción a peatones imprudentes podrá ser canjeada por un curso de educación vial.

En diálogo con Radio Programas, sostuvo que en caso de una segunda multa, lo que corresponderá será el cumplimiento de trabajos comunitarios. Sobre esto, indicó que los municipios están facultados para determinar las tareas sancionadoras.
_____________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 13, 2010

Control a peatones será mayor en horas punta y en vías más concurridas

El óvalo de Miraflores, y las avenidas Alfonso Ugarte, Canadá y Universitaria son algunos de los puntos mencionados

La imposición de sanciones a los peatones que infrinjan las normas de tránsito se realizará con mayor énfasis en horas punta y en las vías que concentren una mayor circulación de personas, para luego extender su aplicación a todas las vías del país.

Así lo anunció hoy el ministro de Transportes, Enrique Cornejo, al señalar que la norma será aplicada con rigor en la capital y en otras ciudades, como Arequipa, gracias a la intervención de los policías de Tránsito organizados en grupos operativos.

“Las sanciones se empezarán a aplicar desde las 00:00 horas del lunes 15 de noviembre. Se enfatizará en los lugares de mayor concentración de peatones y en horas punta”, señaló, durante una marcha de sensibilización sobre la seguridad vial hacia el Campo de Marte.

Por su parte, el jefe de la Policía de Tránsito, José Alvarado, precisó que se realizarán operativos de forma selectiva en las calles y zonas más transitadas de Lima, como en el óvalo de Miraflores, y las avenidas Alfonso Ugarte, Canadá y Universitaria.

Asimismo, reiteró que los efectivos de la Policía de Tránsito se encuentran preparados para imponer las sanciones a los peatones infractores, de acuerdo con la escala de multas establecidas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

“Tenemos algunas limitaciones de personal y tampoco podemos descuidar el orden en el tránsito vehicular. Por eso es que los operativos empezarán a realizar en las zonas previamente identificadas”, indicó a la Agencia Andina.

SOCIOS ESTRATÉGICOS
En otro momento, el titular del MTC señaló que los municipios distritales serán socios estratégicos del sector y de la Policía se Tránsito para promover el respeto a las normas y controlar el cumplimiento de la labor comunitaria que los peatones infractores prefieran realizar para redimir su falta, en vez de pagar la multa.

“Los municipios tienen que ser los grandes socios para que la aplicación de la norma sea un éxito porque ellos tiene que programar qué trabajos van a realizar los infractores y señalizar bien sus calles y avenidas”, consideró Cornejo.

En ese sentido, invocó a los alcaldes electos a enfatizar en la señalización de los paraderos, estacionamientos autorizados, avenidas y seguridad en las zonas de mayor siniestralidad cuando asuman el gobierno de sus distritos el próximo año.

EDUCACIÓN VIAL EN LOS COLEGIOS
De otro lado, Cornejo anunció que desde el próximo año se incluirán temas de seguridad vial y respeto a las normas de tránsito en los programas educativos y textos escolares de Primaria y Secundaria en todo el país.

“Si los jóvenes y niños cambian sus actitudes negativas respecto al cumplimiento de las normas de tránsito, estoy seguro que los adultos también cambiaremos”, manifestó, al destacar que cinco mil maestros fueron capacitados para impartir contenidos sobre seguridad vial.

La citada marcha de sensibilización partió minutos antes de las 10.00 horas desde la sede de la VII Dirección Territorial Policial (Dirtepol), en el centro de Lima, y contó con la intervención del el jefe de dicha unidad, Jorge Guerrero; y del viceministro de Orden Interno, Marco Miyashiro.
____________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 10, 2010

Conozca las faltas que deberá evitar para que no lo sancionen desde este lunes 15 de noviembre

La multa más alta es de S/.108 y será impuesta para los transeúntes que ocasionen accidentes de tránsito. La norma se pondrá en ejecución desde la próxima semana

El próximo lunes 15 de noviembre se empezará a ejecutar la norma que multa a aquellos peatones que transiten imprudentemente por las calles y avenidas. Esta sanción llegará hasta los S/.108 para quienes ocasionen accidentes.

Cruzar de manera intempestiva o temerariamente una avenida será sancionado con S/. 72 por tratarse de una falta grave. La solución es simple: los transeúntes deberán usar los puentes peatonales y las calzadas.

Otras de la faltas son el cruzar por delante de un vehículo detenido, no respetar el derecho de preferencia de los vehículos en emergencia o autos oficiales y alterar o mutilar las señales de tránsito, que igualmente tendrán el mismo coste.

Intentar detener un auto repentinamente, subir o bajar de los carros en movimiento, utilizar las señales de tránsito con fines publicitarios o por arrojar, depositar o abandonar objetos o sustancias que dificulten la circulación o constituyan peligro para los usuarios tendrá una multa de S/. 27.

En cuanto a infracciones leves, la pena será de S/. 18 por transitar cerca del sardinel o borde de la calzada, por sujetarse de algún elemento de una vehículo en circulación o por subir o bajar por el lado izquierdo de un vehículo.

Según Enrique Medri, Director de Protección de Carreteras de la Policía Nacional, si el peatón no paga la multa, “tendrá un problema mayor ya que no podrá acceder a los sistemas financieros para realizar algún crédito.”

Añadió también que por parte de la administración pública, al infractor omiso no se le permitirá sacar su licencia de conducir, y si la tiene, no se la revalidarán ni recategorizarán.
__________________________
PERU 21 NOVIEMBRE 10, 2010

Solo agentes de Tránsito pondrán multas

El jefe de esa unidad policial precisó que acciones contra los peatones imprudentes en Lima empezarán en la zonas con más accidentes.

Desde el 15 de noviembre, solo los efectivos de la Dirección de la Policía de Tránsito (Divpoltran) podrán aplicar las papeletas a los peatones que incumplan las normas viales, dijo el jefe de esa unidad policial, coronel José Alvarado.

Precisó que los policías responsables de la fiscalización seleccionarán en los próximos días en qué sectores de la capital comenzarán las acciones de control. “Vamos a incidir en los lugares donde suelen producirse accidentes con consecuencias fatales”, apuntó. Añadió que que el personal de las secciones dedicadas al tránsito en las comisarías también podrá imponer estas papeletas.

Sostuvo que en cuanto al cumplimiento de las normas de tránsito es importante que las vías estén debidamente señalizadas, lo cual es coordinado con los municipios y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

“Hay lugares que no tienen cruceros peatonales y en otros donde éstos se han borrado. Hay también semáforos malogrados o con deficiencia en sus luces, por lo que los alcaldes tienen que actuar en sus respectivas jurisdicciones”, señaló.

Alvarado remarcó que, en el caso de los peatones menores de edad que sean sorprendidos infringiendo las normas de tránsito, solo procede aplicar una papeleta educativa.
_________________________________

PERU 21 NOVIEMBRE 10, 2010

Desde este lunes multarán a peatones

La Policía de Tránsito asegura estar lista para sancionar a los transeúntes que infrinjan las normas viales. Aquí la escala de multas.

Las multas comprenden desde S/.18 hasta los S/.108. (USI)
La División de la Policía de Tránsito (Divpoltran) aseguró que se encuentra lista para aplicar desde el próximo lunes 15 de noviembre las sanciones a los peatones que infrinjan las normas viales, las cuales comprenden multas desde S/.18 hasta S/.108. El nuevo dispositivo regirá a nivel nacional.

El jefe de esa unidad policial, José Alvarado, indicó que el personal policial intervendrá a los peatones infractores de forma será similar a la que rige cuando un conductor incumple el reglamento de tránsito, es decir, el efectivo le pedirá identificarse y luego le impondrá la papeleta que corresponda, según la falta cometida.

Asimismo, precisó que desde mañana la Municipalidad de Lima entregará a la Policía de Tránsito los formatos de la papeleta. “Según la norma, habrá un proceso de notificación a los infractores y un plazo de siete días con un porcentaje determinado del monto total (de la multa), como ocurre con los conductores que infringen el Reglamento de Tránsito”, expresó Alvarado a América Televisión.

LAS INFRACCIONES. Según la escala de multas (ver aquí) fijadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), son consideradas faltas muy graves cruzar la calzada sin respetar las normas de tránsito, así como hacerlo de manera intempestiva o temeraria bajo los efectos del alcohol. Esta falta se multa con S/.108.

Otra falta es cruzar la pista sin utilizar los puentes peatonales o cruces subterráneos en vías de rápido acceso. Esta infracción se multa con S/.72. De otro lado, se multará subir o bajar intempestivamente a la calzada para intentar detener un vehículo. Esta falta considerada grave se sancionará con S/.27.

DATO
En caso el infractor fuera un menor de edad, se le impondrá una papeleta educativa.
_______________________________

EL COMERCIO NOVIEMBRE 1, 2O10

Parque automotor crecería en 106 mil unidades al término de este año

Los especialistas consultados por este Diario coinciden en que la reforma del transporte debería comenzar con el reordenamiento del sector público

(Foto: Archivo El Comercio)
Por Pamela Sandoval Del Águila

Ochenta años atrás, cuando fue concebida como una vía amplia y rápida para que los vecinos de Ate y La Molina pudieran llegar sin contratiempos hasta Magdalena, nadie imaginó que los seis carriles de la avenida Javier Prado se convertirían en escenario de peleas, bocinazos, demora y frustración para los no menos de 45.299 conductores que hoy la recorren a diario.

Nadie imaginó, tampoco, que esta arteria, cuya extensión abarca unas 135 cuadras en total, se vería inundada por buses, coasters y taxis que solo en el tramo que corresponde a San Isidro, según cifras del Centro de Investigación y Asesoría del Transporte (Cidatt), suman hasta 1.445 unidades en horas punta. Tal afluencia de vehículos compitiendo entre sí por avanzar y salir del atolladero hace que un viaje de 15 o 25 minutos por este tramo se prolongue hasta por 45 o 50 minutos.

“No se trata de un problema de la vía, ni del número de vehículos particulares. Se trata del mal uso que se les da a nuestras pistas, de los semáforos que no están sincronizados, de los taxis que se estacionan en doble fila esperando pasajeros, de las coasters que paran donde quieren”, observó Juan Tapia Grillo, director de ese organismo.

No obstante, para Luis Quispe Candia, de la ONG Luz Ámbar, y Miguel Ángel Torres, arquitecto especialista en infraestructura vial, sí se trata de un problema de cantidades, ya que a mayor número de vehículos en las calles más horas se perderán en embotellamientos por la falta de espacios para transitar y el excesivo número de unidades pequeñas para el transporte público de pasajeros.

“El 82% de limeños se moviliza en transporte público, pero no toma buses, sino taxis, que en Lima suman más de 200.000”, dijo Quispe.

A su turno, Torres agregó que si bien las avenidas más transitadas de la capital podrían soportar un aumento de la demanda, la infraestructura vial requiere más pasos a desnivel y una mejor señalización para ser más eficiente.

“En 1990 se propuso un diseño vial para la ciudad [Plan Metropolitano], que incluía un conjunto de anillos viales de desconcentración, que permitan recorrer la metrópoli sin pasar por el Centro Histórico. No se hicieron y ahora vemos las consecuencias”, opinó.

Y SIGUE CRECIENDO
Proyecciones realizadas por los especialistas hablan de unos 2’100.000 vehículos circulando en el Perú este año. De ellos, 1’200.000 estarían en Lima. Según la PNP, el incremento del 2007 al 2010 fue de 657.613 unidades (45,59%) .

De acuerdo con la Asociación de Representantes Automotrices del Perú (Araper), para fines de este año se habrán importado en total 100.000 vehículos nuevos, de los cuales el 78% se quedaría en la capital. Sucedería lo mismo con los 6.000 vehículos usados [la mayoría autos y station wagon] que entre noviembre y diciembre recibiría la ciudad. Se prevé que para el 2011 la importación crecerá 15%. El crecimiento con respecto al 2009 ha sido de 50%, y para el 2011 la proyección va en 15% más.

SOLUCIONES EN OTROS PAÍSES
“Si comparamos Lima con Buenos Aires, Bogotá o Santiago, veremos que hay menos carros aquí que allá, pero nuestra congestión es más grave y no la causa el vehículo particular”, señaló Tapia.

Agrega que en estos países se prohíbe el tránsito de vehículos con más de diez años de antigüedad, en el caso del transporte particular, y 35 años para el transporte público.

La circulación de vehículos por días también es una medida que se ejecuta con éxito en algunas ciudades de Latinoamérica, aunque por cuestiones de contaminación. En Ciudad de México, este sistema permite que, según el color asignado a las placas de los vehículos, estos se turnen para dejar de circular una vez a la semana.

En Santiago de Chile, este mismo sistema se aplica desde hace una década a los vehículos catalíticos [que consumen gasolina]. Y en Quito se restringe el tránsito por número de placas desde mayo último. La idea es retirar de circulación, de lunes a viernes y en horas punta, 80.000 de los 415.000 vehículos de la ciudad.

¿QUÉ HACER?
Aunque hay iniciativas para adaptar a nuestra realidad las medidas señaladas, los especialistas consultados por este Diario coinciden en que la reforma del transporte debería comenzar con el reordenamiento del sector público.

“El Metropolitano y el tren eléctrico serán útiles para este fin. Sin embargo, la red vial urbana no debe descuidarse. Hay muchas rutas sobrecargadas y otras que deberían ser habilitadas”, enfatizó Quispe.

Será una tarea ardua, pero indispensable para liberar a la ciudad del caos y de la congestión que dominan sus calles y avenidas.
______________________________

PERU 21 OCTUBRE 28, 2010

No hay retroceso en multas peatonales

El 15 de noviembre se comenzará a sancionar a transeúntes imprudentes. Los primeros días se aplicarán solo “papeletas educativas”.

Las multas a los peatones infractores pueden llegar hasta los 108 soles. (USI)
No hay marcha atrás. Indefectiblemente, desde este 15 de noviembre se comenzará a sancionar a los peatones que incumplan las normas de tránsito, indicó el ministro de Transportes, Enrique Cornejo.

El funcionario señaló que por ahora, con ayuda de los medios, se viene difundiendo las normas que todo peatón responsable debe observar y las multas que recibiría si no las cumple.

“Los primeros días se aplicarán solo papeletas educativas, para luego pasar a las sanciones pecuniarias”, dijo y recordó que las multas pueden llegar hasta los 108 soles. Añadió que si el infractor es un menor de edad, se le impondrá solo una papeleta educativa.

Agregó que coordinará con las autoridades locales a fin de concretar los servicios comunitarios que prestarían los peatones sancionados que quisieran redimir sus multas de esa manera.
______________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 20, 2010

Sota Nadal: "Hay que retirar 100 mil taxis de calles de Lima para aliviar problema del tráfico"

Presidente del Colegio de Arquitectos del Perú también planteó que en algunos tramos de la ciudad es viable la construcción de un metro; en otros, sería más funcional un tranvía

Pocos visualizaron que cuando Alberto Fujimori echó gente a la calle, y permitió la importación de vehículos usados, diez años después se produciría el colapso de Lima. Sao Paulo tiene 25 mil taxis. Lima tiene 150 mil y ocupan el 70% de las vías. Es la única ciudad donde los taxis hacen colas para recoger pasajeros. ¿Quién va a resolver este caos? No es fácil. Se deberían levantar 100 mil taxis, pero está el problema social. Son necesarias normas que tiendan a la formalización e impulsen procesos para que el mercado vaya mejorando la situación. Los bonos del chatarreo son una buena opción.

¿Igual es con las líneas de micros?
Eso es algo relativamente más fácil. Es una inversión mayor, hay empresarios informales detrás de ellos que podrían formalizarse.

¿Las propuestas escuchadas sobre transporte público y tránsito para Lima son realistas?
No quiero centrarme en ningún candidato. Creo, como dicen los especialistas, que el problema del transporte está por estudiarse en el Perú y en Lima. Un experto alemán proponía para Lima una línea de tranvía que se adapta bien a las estrechas calles de la ciudad. Es económico y se puede hacer en poco tiempo. Otros proponen el metro que también es una necesidad. En realidad, Lima requiere de un sistema mixto por el orden de inversión ya realizado. En algunos tramos puede hacerse metro, en otros, tranvías; también el tren y los corredores viales. Actualmente, para hacer excavaciones subterráneas, no se requiere destruir arriba y eso es fácil en Lima porque no tenemos alcantarillado y el suelo de Lima es bueno.

¿Que el metro sea caro es como para descartarlo?
Tenemos ya otras modalidades, por eso creo en un sistema mixto. Ahora bien, mucho más se pierde por no hacerlo que por hacerlo. Los usuarios del transporte público pierden un tiempo enorme. Este no es un asunto político. La parte política es definir una comisión técnica que plantee claramente un plan de transporte a 20, 30 años. Qué le podemos exigir a Lourdes Flores Nano, Susana Villarán, Humberto Lay, y los demás candidatos, si lo que les interesa, porque están en campaña, es decir lo más efectista en transporte, en seguridad. En los temas técnicos no pasan las ideologías, el metro de Moscú no es marxista leninista y el de París demócrata cristiano. De momento Callao, Lima y Huarochirí tiene su reglamentación para el transporte. Es una estupidez. ¡No se puede tomar taxis al Callao, no puedes entrar! Huarochirí daba o da licencias para micros.

¿Hacia dónde debe crecer Lima?
Ya está creciendo hacia el sur. Pero el Estado debería proteger la zona agrícola de Lurín y Pachacámac. Nuevamente, se requiere un plan de desarrollo urbano que estipule: esto siempre será área de cultivo, esto para edificaciones de tal altura, esto para baja densidad. Pero los alcaldes permiten la invasión de terrenos a sus posibles votantes.
__________________________
EL COMERCIO AGOSTO 27, 2010

¿Cuántas faltas peatonales se pueden cometer en 5 minutos? (http://elcomercio.pe/noticia/629846/cuantas-faltas-peatonales-se-pueden-cometer-minutos)

En el cruce del jirón Lampa y la avenida Nicolás de Piérola, la mayoría de personas cruza la calzada de manera intempestiva. Gran parte de ellos no respeta la luz roja del semáforo

Hace dos semanas el Ejecutivo modificó el Texto Único Ordenado del Reglamento Nacional de Tránsito y el Código de Tránsito, así como el Reglamento Nacional de Licencias de Conducir Vehículos Automotores y no Motorizados de Transporte Terrestre, el cual contiene un cuadro de tipificación, multas y medidas preventivas aplicables a las infracciones cometidas por los peatones.

En ese sentido, las personas que crucen la calzada de manera intempestiva, de forma temeraria, en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes, deberán pagar una multa de hasta 108 nuevos soles, equivalente al 3% de una Unidad Impositiva Tributaria.

LA PRUEBA
Por ello, elcomercio.pe decidió hacer una prueba sobre cuán conscientes eran los ciudadanos sobre este tema. Por un lapso de 5 minutos grabamos a los peatones en el cruce del jirón Lampa y avenida Nicolás de Piérola, en el Centro de Lima. Los resultados no son nada alentadores.

A los cinco segundos se registró la primera falta: un peatón cruzó la calzada en luz roja y sería sancionado con 72 nuevos soles.

Pero eso no fue todo, nuestra cámara grabó cómo varias personas, sin importarles su seguridad ni bienestar, cruzaban la pista de manera temeraria y en algunos casos esquivando los carros que se movilizaban en la zona.

RESULTADOS FINALES
Luego de cinco minutos se registraron 62 infracciones, de las cuales 60 consistieron en cruzar la calzada sin respetar la luz del semáforo (muy grave), y dos en transitar al borde del sardinel (leve).

En total, sumando todas las faltas cometidas por los peatones, en conjunto habrían tenido que pagar 4 mil 356 nuevos soles.
___________________________
EL COMERCIO AGOSTO 18, 2010

Editorial: Sanción a peatones debe ser parte de política integral

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha incorporado sanciones y multas a los peatones en el Código de Tránsito, lo que si bien llena un vacío clamoroso en la normativa general, debe ser implementado dentro de una política integral más amplia, compatible con la Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre y su reglamento.

Según preocupantes estadísticas de la Policía de Tránsito, el 40% de los accidentes fatales se debe a la imprudencia del peatón, pues en su mayoría los transeúntes no respetan las disposiciones viales. Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que el 78% de afectados en accidentes de tránsito son peatones.

Ante esta ingrata y riesgosa realidad, es correcto que se obligue a los peatones a asumir su responsabilidad primaria, lo que redundará directamente en la protección de su vida y en el ordenamiento del tránsito urbano. También que, para acabar con la imprudencia, temeridad e impunidad con que actúan muchos de ellos, se incluya ahora fuertes multas.

Empero, la amenaza adicional de reportar a los infractores que se nieguen a pagarlas a Infocorp (central de riesgo) y que, adicionalmente, no puedan tramitar su brevete o revalidarlo, es una medida polémica que debe ser reevaluada luego de un regular período de aplicación y, en todo caso, si se aplica esto al peatón, tendría que aplicarse también a los conductores reincidentes.

Es igualmente adecuado que se prevea un plazo de 90 días para orientar extensivamente a la ciudadanía sobre las nuevas multas, que van de 18 a 108 soles, y serán aplicadas por la Policía Nacional. Queda aquí pendiente una gran labor de acercamiento y coordinación de la PNP con las municipalidades provinciales y distritales para evitar excesos y garantizar el éxito del sistema, que incluye también trabajo comunitario para redimir las multas, algo que además puede promover la solidaridad y la identificación con la localidad.

Sin embargo, desde una perspectiva más amplia, el Gobierno tiene que promover una intensa campaña informativa, orientada a crear una cultura del peatón, que por un lado subraye las responsabilidades de estos y las sanciones a que se exponen, pero, de otro, debe dirigirse con el mismo énfasis a los conductores y transportistas para que respeten escrupulosamente los derechos del peatón.

Adicionalmente, tienen que abordarse con la misma prioridad cuestiones técnicas y de infraestructura, relacionadas con la instalación de semáforos, el pintado y repintado de los cruceros (cebras) peatonales y la reubicación de muchos paraderos de transporte urbano, para dejar libres las esquinas.

Finalmente, es mucho lo que pueden y deben hacer los padres de familia, así como las escuelas de nivel primario y secundario para inducir a los menores y adolescentes en esta nueva cultura del peatón responsable y ordenado, que respete el principio de autoridad y se atenga a pagar las consecuencias de sus errores. Esto redundará positivamente, en muchos sentidos, en la idiosincrasia de los peruanos y en el bienestar del país.
_______________________
PERU 21 AGOSTO 17, 2010

Multa para imprudentes

Infractores que no paguen la papeleta serán reportados en las centrales de riesgo.

Mano dura. Ayer fue publicado en El Peruano el decreto supremo que sanciona con multas de 18 a 108 soles a los peatones que incumplan las normas de tránsito.

Sin embargo, las penas no se aplicarán inmediatamente. El ministro de Transportes, Enrique Cornejo, señaló que inicialmente se hará una campaña educativa de tres meses. A partir del 15 de noviembre la PNP impondrá las papeletas. Las penas se aplicarán según el grado de la falta.

Los transeúntes decidirán si desembolsan el monto de la sanción o si realizan un curso de educación vial (solo en el caso de ser la primera vez que comete la infracción).

A partir de la segunda papeleta, si no desean pagar tendrán que hacer servicio comunitario de 10 horas por imprudencias graves, de 5 horas por infracciones graves y de 3 horas por faltas leves.

Cornejo enfatizó que los infractores que no paguen sus multas serán reportados a las centrales de riesgo y no podrán hacer trámites en el Ministerio de Transportes.
_____________________________

EL COMERCIO AGOSTO 7, 2010

Cómo ordenar el tráfico en Lima, una ciudad hecha para los autos

Rediseños son necesarios para cambiar la actitud de los peatones. En Lima no se pensó en el transeúnte cuando creció la urbe

(Archivo El Comercio)
Por: Bruno Rivas

Vea la hoja de ruta para convertir a Lima en una ciudad para peatones.

En menos de quince días, estará listo el nuevo reglamento que establecerá fuertes multas para los peatones que violen las normas de tránsito. Esta medida busca crear conciencia en los transeúntes, al tomar en cuenta que el 40% de los accidentes fatales ocurridos entre enero y junio de este año en Lima fueron causados por los que van a pie. Sin embargo, vale la pena preguntar si nuestra ciudad está diseñada para ellos y cuánto afecta este diseño en su conducta.

El Comercio consultó a una serie de especialistas en el tema de movilidad y espacio público, quienes coincidieron en señalar que Lima no es una ciudad amigable para los peatones y que es necesario tomar medidas para que estos se sientan más seguros.

CIUDAD PARA AUTOS
“Te voy a dar un ejemplo. Tenemos el caso del Hospital del Niño. Allí se ha construido un puente peatonal por el que tienen que subir mujeres con niños, ancianos, discapacitados. Todos ellos deben realizar ese esfuerzo porque es el auto el que tiene preferencia en Lima”, señaló a este Diario Pau Avellaneda, investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona. Avellaneda participó en el foro “Movilidad cotidiana: por una ciudad para todos”, organizado por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y el Instituto para la Ciudad en Movimiento.

Dicha situación es una tendencia en muchas ciudades latinoamericanas, según indica Rosanna Forray, doctora en urbanismo y catedrática de la Pontificia Universidad Católica de Chile. “Tanto en Lima como en Santiago de Chile, debido a la presión por el crecimiento de la ciudad que lleva a la construcción de carreteras, se ha privilegiado al automóvil sobre el peatón cuando debería ser al revés”, explicó.

Por su parte, Mariana Alegre Scorza, investigadora de la PUCP, afirma que esta situación provoca que en muchos casos los peatones se vean obligados a buscar soluciones individuales a los problemas que se les presentan al desplazarse por la ciudad.

CAMBIOS EN EL DISEÑO
Para Alegre, el principal problema que afronta Lima es del diseño; y sin él no se puede pensar en mejorar el problema de las malas prácticas de los peatones.

“No es justo que los peatones tengan que caminar cerca de 500 metros para cruzar una pista”, expuso Forray.

Según Avellaneda, es posible encontrar soluciones a través de rediseños que hagan que las vías sean más agradables para los transeúntes. “Hemos olvidado que las personas habitualmente nos desplazamos caminando y hay que pensar en la ciudad siguiendo esa lógica”, expuso.

Para Forray, una ciudad con más caminos para peatones termina repercutiendo en otros aspectos de la ciudad. “Incide en la salud y la sensación de seguridad de los transeúntes ya que evita el estrés de estar pensando en los autos que vienen”, concluyó.

MÁS DATOS
Las fallas de los transeúntes
Según estadísticas de la Policía de Tránsito, el 80% de los transeúntes en Lima no respeta las disposiciones de seguridad vial.

Entre los principales errores cometidos por peatones, destacan el no obedecer las señales viales, no esperar la luz verde del semáforo para cruzar, no usar los puentes peatonales y atravesar la pista sin usar el crucero peatonal.

El Centro para el Desarrollo Económico Social y Ambiental (Cepadesa) propone que el peatón que viole las normas de tránsito sea sancionado principalmente con trabajos comunitarios, pero que se le dé la posibilidad de canjearlos por el pago de una multa.

LAS FRASES
“La aplicación de multas no ataca la raíz del problema de los peatones”.
MARIANA ALEGRE SCORZA. INVESTIGADORA DE LA PUCP

“En las ciudades con más puentes peatonales hay más atropellos”.
PAU AVELLANEDA. INVESTIGADOR DE LA UAB

“En Europa y EE.UU. ahora se busca reducir las autopistas”
ROSANNA FORRAY. DOCTORA EN URBANISMO

* Editorial: Grave responsabilidad de peatones en caos vehicular
Según preocupantes estadísticas de la Policía de Tránsito, el 40% de los accidentes fatales se debe a la imprudencia del peatón, en gran parte porque el 80% de los transeúntes no respeta las disposiciones viales. Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que el 78% de afectados en accidentes de tránsito corresponde a peatones.

¿Qué significa esto? Pues que hay una arista del problema, más allá de la responsabilidad de los transportistas y conductores, sobre todo los choferes de combis, que exige mayor atención y acciones concretas por parte de las autoridades.

Por lo pronto, las propuestas del Código de Tránsito para enfatizar la responsabilidad de los peatones son letra muerta, por lo que el Congreso aprobó modificar la Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre, que incorpora sanciones más severas al peatón que incumple dicho código.

Se espera ahora la pronta implementación del reglamento respectivo para empezar a aplicar dichos cambios, lo que debe acompañarse por una intensa campaña a través de los medios de comunicación, coordinada por el MTC y las municipalidades provinciales.

Efectivamente, no solo se trata de aplicar multas. El problema es realmente muy complejo, pues implica educar al peatón para promover un cambio de mentalidad, que incluya el respeto a las reglas, el énfasis en la responsabilidad personal y el convencimiento de que está de por medio la vida misma.

¿Por qué los peatones no obedecen las señales viales, no esperan la luz verde del semáforo para cruzar, no usan los puentes peatonales y transitan temerariamente por la calzada a mitad de la calle? ¿Por qué suben o bajan de los vehículos en movimiento o por el lado izquierdo, y transitan cerca del sardinel o al borde de la calzada? ¿Lo hacen porque no valoran sus vidas o simplemente por la costumbre criolla de ignorar las normas de tránsito?

¿Acaso es una cuestión de idiosincrasia, pues la mayoría de peruanos no conoce sus derechos ni sus deberes y tampoco valora que sus prerrogativas y atribuciones terminan donde comienzan las de los demás?

La educación vial resulta, entonces, un tema sustancial, pero históricamente relegado en las políticas públicas, orientadas a ordenar el tránsito en Lima y el resto del país. Claro que no resolverá por sí solo el caos vehicular, pero sí ayudará mucho.

Corresponde a las autoridades locales, regionales y nacionales aplicar un enfoque integral del problema, que incluya desde el reordenamiento de las rutas del transporte de pasajeros hasta la ejecución de las obras necesarias en materia de planificación y viabilidad urbana, pasando por una mejor coordinación con la Policía Nacional.

Tenemos que empezar ya con la campaña de sensibilización y de sanción al peatón, para lo cual podría establecerse una alianza estratégica con el Ministerio de Educación, de modo que la capacitación se dé también a través de las escuelas.

Los transeúntes deben convertirse en parte activa de la solución del problema, y no en un obstáculo más en este caos, incómodo, inseguro y hasta criminal, del accidentado tránsito capitalino y nacional.
_______________________
EL TROME JULIO 15, 2010

LA COLUMNA DE LA SEÑO MARIA
Asaltos en carreteras

El Fotógrafo Gary critica la falta de efectivos policiales para hacerle frente a la delincuencia.

El fotógrafo Gary llegó por su rica chanfainita con arroz blanco, rocotito molido y un jugo de cocona heladito. “María, el cruel asesinato del presidente regional encargado de Áncash, José Luis Sánchez Milla, vuelve a poner en el tapete la gran inseguridad que hay en el país, sobre todo en las carreteras. Esta última víctima se dirigía en su camioneta, la noche del último lunes, de Chiclayo a Chimbote junto a tres personas, cuando en el kilómetro 573 de la vía Evitamiento, en La Libertad, reventó una de sus llantas. Se cree que los asaltantes pincharon el neumático con las llamadas “aletas de tiburón”, que son fierros y clavos puntiagudos que arrojan en la pista. Una vez que el vehículo se detuvo, cinco encapuchados armados salieron de los matorrales y los encañonaron.

Con insultos y amenazas les exigían que revelen en qué parte del vehículo llevaban el dinero, pero al no obtener respuesta, le dieron un balazo en la pierna a Sánchez Milla. Luego les robaron sus celulares, billeteras y huyeron en un Tico. Como esa ruta es alejada y poco transitada y les habían quitado sus celulares, no pudieron pedir ayuda y debieron esperar casi una hora hasta que pasó un auto del Serenazgo que llevó al herido al hospital, donde murió desangrado.

El tiro le había roto la arteria femoral. Son impresionantes las imágenes de la abundante sangre que perdió Sánchez Milla y que tiñó la tierra, a un costado del camino donde fue baleado. Al principio se creyó que fue un acto de venganza perpetrado por sicarios, pero la policía señala que se trató de un asalto sangriento.

Según informes de la policía, hay 3 mil agentes asignados para cuidar las principales vías del país. El jefe de la Policía de Carreteras, Bruno Debenedetti, asegura que ese número es suficiente, pues en lo que va del año han desarticulado a 147 bandas de asaltantes de carreteras. Sin embargo, los atracos continúan a diario con heridos, muertos y hasta mujeres violadas. Es obvio que ese número de efectivos no alcanza y tampoco existe una adecuada inteligencia, ni estrategia para prevenir.

Como si fuera poco, la policía no patrulla las vías como debe ser porque sus vehículos no tienen la suficiente gasolina. Por eso, antes de viajar, debemos rezar bastante para que Dios nos libre de los choques, volcaduras y asaltos. Así, ¿quién va a querer salir de paseo con la familia?”. Pucha, qué miedo. Tanta gente que viaja todos los días y está expuesta a tremendos peligros. Me voy, cuídense.
___________________________

EL COMERCIO JULIO 5, 2010

Al mes se roban 200 autos en Lima

Miraflores, Barranco, San Borja, San Isidro, San Miguel y Jesús María son los distritos más vulnerables. US$36 millones pagaron el año pasado las aseguradoras por robos totales de vehículos. Solo el 20% del parque automotor en el país, estimado en 1,5 millones de unidades, cuenta con un seguro

Descargue los PDF con la información sobre las zonas donde se roban más autos y el costo anual de robos totales de vehículos asegurados.

Por: Ricardo Serra Fuertes*

¡José Luis, dejé mi auto dos minutitos y al regresar, se habían robado la computadora!

-Qué problema, ahora vas a tener que buscarla en San Jacinto. Seguro que ahí la encuentras.

Casos como estos se pueden encontrar con frecuencia y también son los que alimentan la existencia del mercado de repuestos robados como San Jacinto (en El Agustino)o La 50 (en Independencia).

Pero, ¿qué tanto afecta el mercado de lo robado al mercado formal de partes de autos y repuestos? ¿Qué tanto afecta a las compañías de seguros?

“En el mercado peruano, el índice de robo de partes de autos es alto. Eso se debe a que todavía tenemos mercados que se dedican a la venta ilegal de estos productos, a diferencia de otros países, donde ese tema está bastante más controlado”, comentó Ivo Bravo, gerente de la División de Seguros Vehiculares de Pacífico Seguros.

EL ORIGEN
El mercado de accesorios robados existe desde hace muchos años, pero comenzó a crecer en la década de los 90 con el ingreso al país de vehículos usados que no cuentan con un respaldo de marca, indicaron diversos ejecutivos.

Así, los propietarios de vehículos de marcas sin representación oficial, al no encontrar en el mercado formal de partes originales la pieza o repuesto requerido (ante un robo, un choque o una avería en el motor), muchas veces recurren al mercado ilegal —que es “abastecido” por ladrones—, donde generalmente hallan lo que buscan y lo adquieren sin reparar en que se trata de un delito.

De esta manera se contribuye a expandir el mercado negro de accesorios, de la mano de un escaso o nulo control policial: Los delincuentes, al ver esta “necesidad no satisfecha”, encuentran a un público dispuesto a comprar partes robadas.

“Una parte de la demanda que atiende San Jacinto, cuyo tamaño no conocemos, está dirigida a vehículos que no tienen respaldo en el Perú, porque son automóviles de timón cambiado en su mayoría”, señaló Antonio Ranilla, jefe de Comercialización de Repuestos de Nissan Maquinarias.

No obstante, el mercado de partes robadas no es solo de las de vehículos sin representación, sino también de automóviles con muchos años de antigüedad que siguen circulando y cuyo representante de marca ya no abastece de repuestos.

Para estos vehículos así como para aquellos propietarios con bajo poder adquisitivo, existe el mercado formal de repuestos alternativos, de menor precio y, en muchos casos, de menor calidad que los repuestos originales.

“De allí se alimenta también el mercado de repuestos de segunda mano que proviene de los carros viejos que la gente remata y que son desarmados para vender sus partes para los vehículos más antiguos”, refirió Julio Camones, gerente de Servicio y Comercialización de Repuestos de Nissan Maquinarias.

CÓMO AFECTA
Bajo esta realidad, es evidente que las empresas formales, ya sea de repuestos originales o alternativos, se ven afectadas en alguna medida.

“Basándonos en estadísticas, prevemos cuántos autos van a tener choques, en función del parque que hay y de acuerdo a ello hacemos nuestras estimaciones de compra de repuestos. Hemos visto que, en la realidad, a lo largo del tiempo, no se están dando esos números. La explicación para ello tiene que ver con que hay un grupo de usuarios que compra otro tipo de repuestos. Eso tiene un impacto importante en las empresas”, señaló Edmundo Jiménez, gerente de Operaciones de SK Bergé Perú, representante de las marcas Alfa Romeo, Chery, Fiat, KIA y MG.

En ese sentido, Camones, de Nissan, manifestó que si los mercados de San Jacinto y La 50 desaparecieran, muchos de los clientes que acuden a estos migrarían al sector formal.

Además, sostuvo que cuando desaparezca el mercado de partes robadas, se abrirán oportunidades para inversionistas.

“En el negocio de repuestos, si no hubiera mercados negros, sería más atractivo para el formal. Quien tuviera dinero por invertir miraría el negocio de repuestos en general como algo más atractivo de no existir San Jacinto”, indicó Ranilla.

PRECIOS
Una eventual desaparición o disminución del mercado de lo robado, que podría lograrse con la acción policial y —según Camones— con la prohibición del ingreso al país de automóviles usados, sería beneficioso para el público.

“En el caso de partes de vehículos, la comercialización de este tipo de artículos (robados) promueve la delincuencia, evasión tributaria, sobrecostos de seguros, distorsiones de precios, entre otros. En cuanto a los precios, no se podría comparar el de un repuesto adquirido a través de una actividad delictiva o de manera informal con el de un repuesto que incorpora los costos de producción, logística, importación e impuestos”, señaló Toyota del Perú.

Una desaparición de San Jacinto o La 50 no generaría una disminución de precios de repuestos formales, pues se trata de mercados distintos.

“Como son robados, esos repuestos tienen que desaparecer rápido y por eso venden a precios muy subvaluados. En cambio, si el mercado formal bajara sus precios, no le haría nada al mercado negro, ni así los bajemos en 80%”, comentó Camones.

Cabe indicar que una empresa formal de repuestos originales aplica márgenes de ganancia de 25% en promedio, “y cada vez menos”, indicó Jiménez, de SK Bergé.

Dichos márgenes, dijo, tienden a bajar. Así, en repuestos de mantenimiento, se margina 10%, pues la competencia con las partes de autos del mercado formal alternativo es grande.

Si bien los precios de los repuestos no bajarían con la erradicación del mercado negro, sí lo harían en otros rubros.

“El hecho de que disminuya la cantidad de siniestros que se generan como consecuencia del robo de vehículos, haría que, efectivamente, haya un espacio para que las primas de seguros puedan bajar”, dijo Bravo, de Pacífico Seguros.

LO MÁS ROBADO
Según los ejecutivos entrevistados, los repuestos y partes de autos más robados son los de vehículos importados usados, por ejemplo, piezas como espejos, computadoras y equipos musicales, que son los de mayor “rentabilidad” para los delincuentes frente al riesgo que enfrentan.

Pero también hay otro rubro de repuestos más vendidos, esta vez no debido a robos, sino a colisiones. Así, los ejecutivos entrevistados mencionaron entre ellos los parachoques y otras partes de carrocería, radiadores y diversas partes dañadas por choques.

Según la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg), el robo de estos productos se ha incrementado en el país de manera alarmante en los últimos tres años.

El gremio de aseguradoras señaló que el robo de partes ha crecido debido a las siguientes razones:

- El parque automotor observa una tendencia creciente.

- El robo es de bajo riesgo y altamente rentable.

- Su precio en un distribuidor autorizado podría ser mayor entre un 50% y 100% de lo que ofrecen los mercados informales.

“Se requiere de una acción conjunta de la Policía Nacional del Perú, de los gobiernos locales, de la Fiscalía y de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria para combatir esta actividad ilegal. Existe un elemento más, que es fundamental y que puede intervenir activamente con el objetivo de combatir este tipo de delitos: el usuario. Los ciudadanos tenemos que fiscalizar y exigir que no reparen nuestros vehículos con repuestos de dudosa procedencia”, manifestó la Apeseg.

¿SON BUENOS?
Repuestos y repuestos
La competencia más cercana de los repuestos originales son los alternativos. Estos últimos existen en marcas distintas a las de los concesionarios de autos. En algunos casos son tan buenos o mejores (marcas como Bosch, Brembo, etc.) pero, en otros, la ventaja solo radica en el precio, mas no necesariamente en la calidad.

“Cuando por algún motivo el repuesto original es muy caro, ya sea porque el representante trabaja con márgenes altos o porque no es muy cuidadoso con mantener sus inventarios, el mercado de repuestos alternativos se incrementa”, señaló Edwin Derteano, vicepresidente de la Asociación Automotriz del Perú.

CONSEJOS
¿Qué hacer ante un robo?
Si su auto está asegurado y le roban una de sus partes, contáctese inmediatamente con su compañía de seguros o con su corredor de seguros.

Luego de haberse contactado y seguir todos los pasos ante el incidente, evalúe si le conviene pagar el deducible o adquirir por su cuenta las piezas sustraídas.

Si no tiene seguro, compare precios en tiendas y en Internet.
__________________________

EL COMERCIO JUNIO 28, 2010

Reordenamiento del transporte sigue pendiente: Lima tiene 20 años de retraso en su modernización

Aviación, Próceres y Universitaria son las avenidas más congestionadas

Lino Chipana (Archivo El Comercio)
Por: Katherine Subirana Abanto

Quien tiene la mala suerte de ser pasajero de uno de los 505 vehículos que circulan cada cinco minutos por la avenida Javier Prado en hora punta —según estadísticas de la ONG Luz Ámbar— sabe que el tiempo que demorará en transitar esta vía no depende del conductor, sino de la suerte. Y que, por más suerte que tenga, pasarán entre 45 minutos y una hora y cuarto, antes de que pueda salir del enlatado vehicular.

Al otro extremo de Lima, los choferes de las 99 líneas autorizadas a recorrer la Panamericana Norte deben luchar con cientos de vehículos de carga, colectivos y autos particulares para recorrerla en al menos hora y media. En otro punto de la ciudad, cualquiera de las 118 líneas autorizadas por la Gerencia de Transporte Urbano de la Municipalidad de Lima (GTU) a circular por la avenida Aviación demora poco más de una hora en recorrer esa vía, gracias a los desvíos y las restricciones que ahora se ejecutan por las obras del tren eléctrico.

Sumadas a estas, las avenidas Primavera (71 líneas autorizadas), Universitaria (195), Abancay (53) y Próceres de la Independencia (207) también tienen como común denominador una sobredosis de vehículos, bocinazos, estrés y contaminación.

RUTA METROPOLITANA
La solución para el exceso de vehículos de transporte público, el crecimiento exponencial del parque automotor y la imposibilidad de jubilar a los carros más antiguos está en manos de la GTU.

Consultado al respecto, Javier Baraybar, jefe de dicha gerencia, se excusó de brindar declaraciones acerca del trabajo realizado para mitigar el problema del tráfico, además de la construcción de Metropolitano. Sobre dicho corredor y los cambios de ruta que debe generar en los distritos por los que pase, se consultó a diversos municipios si hay coordinaciones en marcha. San Borja, Barranco, Chorrillos y Lince confirmaron que no había ninguna conversación al respecto.

REZAGO TOTAL
Marco Tulio Gutiérrez, especialista en temas municipales, dijo que si bien el Metropolitano y el tren eléctrico son positivos, la ciudad lleva más de 20 años de retraso en el tema del transporte.

Luis Quispe Candia, representante de la ONG Luz Ámbar, afirma que el trabajo de la actual administración municipal es muy lento. “La solución está en la eliminación de rutas y ofrecer alternativas de servicio público. Es decir, al Metropolitano y al tren eléctrico habría que añadir otras vías troncales”, señala. Y añade que se deberían establecer puentes (por ejemplo sobre el río Rímac), ampliar vías (como la avenida Javier Prado) y racionalizar el parque automotor.

URGE FORMALIZACIÓN
Claudia Bielich, socióloga de la Universidad Católica e investigadora de la problemática del transporte, dice que la racionalización de rutas debe venir acompañada de la formalización de las empresas de transporte. “Se les debe exigir tener personal en planilla y no reclutar unidades informalmente porque así el mercado se desboca. Es alta la informalidad con la que el concejo permite que trabajen”, puntualiza. La esperanza de solución está, una vez más, en la próxima gestión municipal.

Continúa espera por bono de chatarreo
Que los vehículos con más de 35 años de antigüedad bordeen los 49.000 delata la necesidad de que el Ejecutivo implemente rápidamente un tema pendiente desde el año 2007: el bono de chatarreo.

Si bien inicialmente el problema era el presupuesto, ahora se cuenta con US$192 millones para su aplicación. Sin embargo, según el ministro de Transportes, Enrique Cornejo, la demora se debe a la necesidad de reformular la dinámica para la aplicación del bono.

“De la forma en que estaba planteado, no ha tenido acogida con la empresa privada porque los empresarios estaban preocupados por la forma en la que se utilizarían los restos del vehículo, para evitar generar mercados negros. Estamos mejorando ese aspecto”, manifestó.

Lo que el ministro no precisó fue la fecha en la que se presentaría la propuesta. Una vez más, solo queda esperar.

CLAVES
1. En la década del 90, la oferta de transporte urbano abastecía solo al 40% de la población, aproximadamente.

2. Lima cerró la última década con una sobreoferta de casi 30%. Las combis y coaster son las principales causantes de esta saturación.

EL DATO
Altos costos
Un estudio realizado el 2009 por Pro Expansión, develó que el caos vehicular le cuesta a Lima US$6 mil millones al año.
______________________________

EL COMERCIO JUNIO 23, 2010

Congreso aprobó sanciones para peatones que infrinjan las reglas de tránsito

-Esta iniciativa del Ejecutivo busca disminuir los accidentes de tránsito provocados por no usar los puentes peatonales o no respetar los semáforos

No solo los conductores sino también los peatones, dadores y receptores de carga y en general todos los actores involucrados en el tránsito terrestre serán pasibles de sanciones económicas en caso infrinjan las reglas de tránsito.

Esta iniciativa fue presentada por el Ejecutivo y fue aprobada ayer por el pleno del Congreso con 81 votos a favor y tres abstenciones.

El presidente de la Comisión de Transportes, Juvenal Silva, señaló que con esta ley se espera que los peatones comiencen a “educarse” y comprendan que deben obedecer las normas de tránsito a fin de evitar accidentes.

También indicó que será el Ministerio de Transportes y Comunicaciones el encargado de establecer el monto de las multas para estos casos.

NO SOLO MULTAS
Hace unos días el titular del sector, Enrique Cornejo, recordó que actualmente las leyes no contemplan sanciones para los peatones que no utilizan los cruceros y puentes peatonales, que cruzan cuando el semáforo marca la luz verde para los vehículos, o que caminan en estado de ebriedad.

“El tema es educativo, pero también debe haber sanción. Como peatones cometemos muchas imprudencias, no usamos los puentes peatonales y arriesgamos innecesariamente nuestra vida. Cuando hay sanción, muchos lo piensan dos veces”, manifestó Cornejo, quien mencionó que además de multas se sancionará con trabajo social y educativo.
_________________________

EL COMERCIO MARZO 23, 2010

En el 2009 murieron más personas en nuestras pistas que en los terremotos de Ica y Chile juntos

La Defensoría del Pueblo reportó que 3.243 personas perdieron la vida en accidentes de tránsito, mientras que 48.395 resultaron heridas

Viaje a la muerte. Nueve muertos y 30 heridos dejó un choque frontal entre este ómnibus de la empresa Civa y otro de Expreso Huamanga.
Escalofriante. Ni el terremoto de Ica en el 2007 (513 muertos), ni el último ocurrido en Chile (799 muertos), han dejado tantas víctimas como los accidentes de tránsito reportados en nuestro país durante el año pasado. Así lo dio a conocer hoy el Primer Adjunto de la Defensoría del Pueblo, Eduardo Vega Luna.

Según el reporte titulado “La Defensoría del Pueblo y el Transporte Terrestre de Pasajeros”, aproximadamente 3.243 personas perdieron la vida, mientras que 48.395 resultaron heridas a consecuencia de estos accidentes en todo el territorio nacional.

“Reducir la cifra de muertes en las pistas y carreteras del país es un deber de todas las autoridades. Se han realizado esfuerzos, pero aún no se logra disminuir significativamente dichas cifras”, señaló Vega Luna durante su presentación en hotel capitalino.

El funcionario reiteró el compromiso de la Defensoría del Pueblo con relación a este importante tema y recordó que, por ejemplo, en su momento esta se opuso a la circulación de los letales buses–camión, así como a la importación de autos usados o a que se siga precarizando el sistema del seguro obligatorio de transporte.

“Con la vida y el dolor de las personas no se juega. No se puede permitir que algunas Asociaciones de Fondos contra Accidentes de Tránsito (Afocat) sigan operando sin la debida autorización y vendiendo falsos Certificados contra Accidentes. De esta forma se estafa a las personas, dejándolas en el total desamparo ante un accidente de tránsito”, enfatizó.

En ese sentido, dijo que urge designar al titular de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran), encargada de normar, supervisar, fiscalizar y sancionar las actividades de transporte.

ALGUNOS INTENTOS
Respecto al transporte interprovincial, Vega Luna reconoció los esfuerzos en formalizar a las empresas que dan este servicio mediante la exigencia de dispositivos para monitorear los ómnibus y que permiten controlar la velocidad y su ubicación ante la ocurrencia de asaltos.

También destacó la iniciativa del “amigo elegido” que busca desterrar la población la mala costumbre de conducir en estado de ebriedad.

La Defensoría aprovechó para invocar a la población a no aceptar viajar en condiciones inseguras, a que valore su vida e integridad y a que denuncie a los transportistas que excedan los límites de velocidad, que crucen la luz roja y que maltraten a los escolares.
________________________
PERU 21 FEBRERO 23, 2010

El sistema de transporte del Perú otra vez en entredicho tras la racha fatal

El experto Juan Dextre dice que el ‘ Plan Tolerancia Cero’ no tiene cómo controlar el comportamiento del conductor.

Tres accidentes, 50 muertos y 59 heridos, todo en menos de 24 horas. Así se puede resumir la última y más trágica de las rachas fatales registradas este año en las carreteras del país. Esto ha dejado claro, nuevamente, las serias deficiencias del sistema de transporte interprovincial de nuestro país.

Para Juan Carlos Dextre, coordinador del Área de Transporte de la Universidad Católica, el “Plan Tolerancia Cero’, del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), no tiene cómo controlar el comportamiento del conductor en las vías, razón por la cual ocurren accidentes cuando un vehículo adelanta a otro.

El especialista dijo que el sistema que utilizan las empresas de transporte interprovincial está fallando. “Todos los buses deben salir de terminales terrestres porque es la mejor manera de controlar su salida y revisar los horarios de descanso de los choferes y el estado de las unidades”, indicó.

En tanto, la televisión difundió esta mañana imágenes de los pasajeros del bus de la empresa Crisolito que partió de Lima a Chiclayo, horas antes del violento accidente en Trujillo, en el que perdieron la vida 38 personas, tras chocar frontalmente con otra unidad interprovincial de la empresa American express. Según las primeras investigaciones, el chofer de este último bus sería el responsable de la tragedia. Habría invadido el carril contrario.

DATO

En lo que va del año, 139 personas murieron en accidentes viales. En el 2009, perecieron 307 y 534 resultaron heridas en incidentes ocurridos en las carreteras del país.

* La muerte sobre ruedas
Autor: Fritz Du Bois

Cincuenta muertos en un solo día, y lo más escalofriante es que no nos sorprende. Nos hemos habituado a que la muerte circule libremente por nuestras carreteras con la complicidad de todos aquellos que no cumplen correctamente con su función.

Entre estos últimos tenemos a los encargados en las garitas, que dejan pasar ómnibus hasta con pasajeros parados, así como a los inspectores de 'Tolerancia Cero’, que hace tiempo se olvidaron del objetivo para el cual fue creado ese programa. También la Policía, que deja que terminales informales aparezcan cada día y que miles de choferes sin brevete o embriagados conduzcan con baja probabilidad de ser detectados. En general, la Policía nunca puso en marcha la campaña para limpiar a sus malos elementos y evitar que el endurecimiento de las sanciones de tránsito no se convierta únicamente en un aumento de la coima o tarifa para transar.

Asimismo, están todas las entidades involucradas en la lenta saga del esquema de revisiones técnicas que ha llevado a que, luego de más de siete años hablando de él, este aún no se encuentre ni siquiera cerca de ser bien implementado. ¿Cómo puede ser que un tema tan claro que opera eficientemente en el resto del planeta, en nuestro país solo sirva para que abogados se la pasen interpretando un inexplicable contrato?
Adicionalmente tenemos a los jueces 'influenciables’ que permiten la importación de decenas de miles de carros inservibles que fueron dados de baja y prohibidos de circular por inseguros en otras partes. Sin embargo, esos mismos autos chatarra sirven aquí perfectamente para que estafen al consumidor vendiéndoles gato por liebre sin contarles que están adquiriendo un vehículo que se transformará en un ataúd ni bien falle.

En realidad, en el tema del transporte terrestre, nadie sale bien parado, el fracaso es generalizado. Están en el paredón de la opinión pública desde el Ministerio de Transportes hasta las municipalidades, incluyendo a la Policía y al Poder Judicial. Ojalá que un día tan espantoso como el de ayer, en lugar de confirmar que nos hemos resignado a vivir con la muerte sobre ruedas en nuestras carreteras, vuelva a generar indignación. Solo exigiendo al ministro del sector que se convierta en un zar de la seguridad vial se podría esperar algún resultado. Mientras las obligaciones sigan distribuidas, nadie se va a responsabilizar.
_________________________
EL COMERCIO ENERO 4, 2010

RINCÓN DEL AUTOR
Eso somos
Por: Mariella Balbi

La Municipalidad de Lima emitió el domingo la Ordenanza 1338, que dizque reglamenta el caótico transporte público. La buscamos en “El Peruano”, diario oficial, mas no han actualizado su web, seguro respetan el día de guardar. No todos los medios escritos la consignan y quienes lo hacen enfatizan las sanciones que tendrán los transportistas, S/.720 por no recoger pasajeros, el mismo monto por detenerse para “cargar” víctimas. Otro tanto por ir con las puertas abiertas y ese tipo de detalles que jamás formalizarán la porquería de transporte público que soportamos los limeños.

Así las cosas, la norma debió salir el Día de los Inocentes porque muchas de sus disposiciones son una verdadera tomadura de pelo, tanto para los sacrificados usuarios del transporte público en Lima como para quienes transitan codo a codo con este y conviven, claxon a claxon, “cerrada a cerrada”, mentada a mentada de progenitora y aspiran todo el universo lingüístico y pasional que puede generar el caótico, además de perverso, tránsito limeño.

Solo un medio consigna las declaraciones del gerente de Transporte Urbano de la comuna limeña, quien afirma que para acceder a una nueva ruta la compañía debe ser dueña, como mínimo, del 90% de la flota requerida. También que las nuevas unidades solo podrán tener tres años de antigüedad. Pero eso es a futuro.

El funcionario municipal debería decirnos qué harán con el costoso presente que padecemos. Agrega, con candor o desconocimiento, que la Municipalidad de Lima ¡no quiere “evitar el ingreso de más empresas de transporte público ahora que está por funcionar el Metropolitano”! Plof, “zambomba”, scrash. ¿Dónde entrará tanto microbio? Tenemos tantas rutas como deseos con los que soñamos. Es un infierno y sin aire acondicionado además.

El presidente García elogia el mutismo del alcalde de Lima, quienes toman microbús o quienes vemos ¡20 “micros” en tan solo una cuadra! condenamos el silencio del burgomaestre. No sabemos si la 1338 fue coordinada o conversada con los aguerridos choferes. El clamor unánime de los limeños es que nos digan qué hará nuestro insonoro alcalde con unidades que cargan solo a 20 personas, qué pasará con la mayoría de micros que expulsan monóxido de carbono, vía altamente segura para un penoso cáncer al pulmón. El llamado Metropolitano parece ser la niña de los ojos del burgomaestre limeño, pero según estudios no absorberá ni absuelve más del 15% del transporte en Lima. Además demora los meses que la niña y la administración edilicia quieren. El sigilo del alcalde para atacar el macabro transporte público de la capital tiene solo un fin: no abrirse flancos políticos y no perder popularidad. ¿Es esa la función del alcalde de una capital con nueve millones de almas torturadas diariamente por el tránsito? Aunque sea unas palabritas serían positivas.
_________________________
EL COMERCIO ENERO 2, 2010

EDITORIAL
Accidentes: No más carreteras sangrientas

Las estadísticas confirman la gravedad de lo que diariamente nos duele y sobrecoge en forma de noticia: un reciente estudio del Centro de Investigación del Transporte Terrestre (Cidatt) indica que el Perú tiene el índice más alto de muertes por accidentes de tránsito en Latinoamérica.

Se señala un promedio de 30 decesos por cada 10 mil vehículos, lo que, comparado con otros países de la región, como Colombia con 24 muertos o Argentina con 5, resulta indignante y nos obliga a preguntarnos qué está pasando y a decir: ¡Basta ya!

Las cifras son aterradoras. Anualmente unos 3.500 peruanos pierden la vida en accidentes de tránsito y 50.000 sufren heridas que les pueden ocasionar una discapacidad permanente. Además, los accidentes generan daños económicos ascendentes a mil millones de dólares por lo menos.

No podemos seguir tolerando esta escandalosa proporción de accidentes sangrientos, que evidencian tanto desprecio por la vida humana y los derechos de los demás. En menos de una semana, por ejemplo, han muerto más de 70 personas en cinco siniestros en el interior del país, y por lo que se sabe, la mayoría de los vehículos de transporte público involucrados no tenían licencia ni SOAT. Es decir, circulaban en completa informalidad, sin orden ni control, lo que los convertía en bombas de tiempo.

¿Dónde quedó el plan Tolerancia Cero del Ministerio de Transportes? ¿Y qué podemos decir del nuevo código de tránsito, que apunta a hacer más severas las penas para los infractores? ¿Acaso esto funciona solo en Lima, mientras en el resto del país el relajo y la informalidad son la norma y no la excepción?

Como lo reiteramos aquí, no se trata solo de recordar que la combinación entre alcohol y manejo es tan peligrosa como mortal y deja saldos fatales, sobre todo en las celebraciones de fin de año. Igualmente, hay que reiterar que conducir bajo los efectos del alcohol o drogas es un delito penado con cárcel no menor de seis meses ni mayor a dos años y la pena se eleva a tres años si se trata de un vehículo de transporte público.

Sin embargo, para enfrentar tan grave problema no basta solo eso. Del otro lado deben redoblarse campañas como la del Amigo Elegido y otras que aún no calan debidamente en la conciencia de la mayoría de choferes y ciudadanos, como lo demuestran las cifras de tragedia.

En esto debe involucrarse también a los medios de comunicación, así como al sistema de educación, pública y privada, de modo que desde tierna edad los escolares aprendan la importancia de respetar el orden, la ley y la vida de los demás.

“Con palo o con zanahoria”, como dice el aforismo, el Perú no puede seguir siendo identificado como un país de conductores salvajes que tiñen de sangre las carreteras. Queda mucho trabajo por hacer para afirmar una tendencia de manejo seguro y responsable, lo que corresponde primariamente al Ministerio de Transportes y a la Policía Nacional, pero no solo a ellos.
____________________________

EL COMERCIO DICIEMBRE 31, 2009

Junín y Arequipa le siguen a Lima en número de accidentes de tránsito

7:11 | En la ciudad capital se registraron 1.118 heridos y 147 fallecidos en lo que va del año

(Andina).- Los departamentos de Junín, Arequipa y Puno, después de Lima, registran el mayor número de accidentes de tránsito durante este año, informó la División Policial de Protección de Carreteras.

El jefe del Departamento de Planeamiento Administrativo del Estado Mayor de la institución, comandante PNP David Meoño, señaló que en Junín se registraron 213 accidentes entre choques, despistes, volcaduras y atropellos que dejaron un saldo de 722 heridos y 97 fallecidos.

Mientras que en Arequipa hubo 210 accidentes con el saldo de 288 heridos y 88 fallecidos; y en Puno ocurrieron 149 accidentes con 539 heridos y 115 fallecidos.

Meoño dijo que el informe precisa que en Áncash se registraron 147 accidentes, 121 en Tacna, 95 en Piura, 79 en Chiclayo (Lambayeque), 55 en Trujillo (La Libertad) y 41 en Ica.

Otros 40 en el Cusco, 35 en Abancay (Apurímac), 32 en Bagua (Amazonas), 27 en Huánuco, 21 en Ucayali, 19 en Cajamarca, 18 en Ayacucho. Mientras que en Tarapoto (San Martín) e Iquitos (Loreto) se registraron cinco accidentes en cada uno.

El oficial de la Policía precisó que en Lima y sus provincias se registraron en total 619 accidentes que dejaron el saldo de 1.118 heridos y 147 fallecidos.
____________________________
LA REPUBLICA DICIEMBRE 26, 2009

¿Pasajeros de segunda?
Por: Mirko Lauer

La diferencia entre el interés de los medios por los peruanos varados en Madrid por Air Comet y el demostrado ante los 42 peruanos muertos en el bus desbarrancado en Santo Tomás, Cuzco, es un signo de los tiempos. No hay maldad en el trato diferencial, pero sí un cierto cansancio del alma frente a un pueblo que exige tanta compasión.

Existe un notable interés por lo que le sucede a los peruanos en el exterior, a los que quizás percibidos de alguna manera representándonos, o luchando por abrirse paso frente a barreras enormes, o capturando éxitos que aquí no estaban a la mano. En todos esos casos el sentimiento de solidaridad fluye fácil, incluso cuando el percance no es trágico.

En cambio las víctimas del transporte terrestre ya padecen el destino de su abundancia: se han convertido en números, mucho más que nombres. Cada accidente termina silenciado por el que viene detrás, y casi no hay espacio para hacerse cargo de la tragedia, no hablemos ya de una investigación en regla sobre hechos y responsabilidades.

La competencia por nuestra atención entre los dramas de la pobreza es enorme. Solo en este mes hemos tenido el bus de Santo Tomás, un accidente pirotécnico, una fosa común de 1983 con 25 niños y un huaico en Ayacucho. Todos con muertos, damnificados, perplejidades y también, cómo no, ofertas de ayuda.

Hay muchas acusaciones para explicar estos accidentes (aunque no siempre es la palabra adecuada). Pero quizás la clave para entenderlos es la frecuencia con que se producen. No hay policía con suficientes recursos para investigar accidentes que se van acumulando, literalmente, a gran velocidad.

El Estado central que tiene las llamadas islas de excelencia para mantener a las inversiones en fa en cambio no tiene igual capacidad para enfrentar los problemas que implican a grandes números de personas. El transporte terrestre es uno de ellos, y además ante él los gobiernos locales suelen ser la carabina de Ambrosio.

Quienes nos interesamos por este tema de los accidentes tenemos la sensación de estar escribiendo el mismo texto una y otra vez a lo largo de los años, esperando que algo en la opinión pública haga clic y ponga en marcha el proceso de solución. Tolerancia Cero no fue ese momento. La tragedia de Santo Tomás definitivamente no lo ha sido.

Quizás la parte más inquietante de esta situación es el ánimo resignado de los pasajeros o los deudos, las pocas veces que se ve a autoridades tomando partido por ellos frente al negocio del transporte, la evidente conspiración de silencio que rodea todo el asunto. No hay memoria disponible para estas víctimas.
_______________________________
EL COMERCIO DICIEMBRE 25, 2009

Cifra trágica: 307 muertos y 534 heridos dejan accidentes de carreteras en el 2009

8:12 | La caída de un bus a un abismo en el Cusco es el más lamentable al dejar 41 muertos y 26 heridos.

Pese a los esfuerzos de las autoridades por reducir el índice de accidentes de buses interprovinciales en las carreteras del país, en lo que va del año han fallecido 307 personas, mientras que 534 resultaron heridas.

Lamentablemente, a pocas horas de celebrarse la Navidad, el accidente ocurrido la mañana del jueves en el Cusco se ha convertido en el más trágico de lo que va del año con un saldo de 41 personas muertas y 26 heridos.

Se teme que esta cifra se incremente en las próximas horas debido a que muchos pasajeros se encuentran en grave estado. La lamentable lista de accidentes es la siguiente:

(07/01/2009)
Un ómnibus interprovincial de la empresa Las Brisas se salió de la pista, en el tramo La Oroya-Cerro de Pasco. Murieron 15 personas.

(10/01/2009)
Un ómnibus de la empresa de transportes Dr. Óptimo Serrano cayó a un abismo en el distrito de Querocoto (Cajamarca) con 63 pasajeros. 34 personas muerieron y 23 quedaron heridas.

(12/01/2009)
Un ómnibus de la empresa Civa chocó frontalmente contra una camioneta que trasladaba a personas en la carretera Cusco-Lima. Veinte personas resultaron heridas.

(25/01/2009)
El conductor de un ómnibus que iba de Lima a Satipo quiso ganarle el paso a una locomotora de Ferrovías Andina y chocó contra la máquina. Una persona muere y 30 quedan heridos.

(10/02/2009)
Un ómnibus de la empresa Frael (proveniente de Puno) chocó contra un camión y al invadir el carril contrario, se estrelló contra otro ómnibus. El impacto provocó la muerte de 21 personas y dejó 79 heridos.

(15/02/2009)
Seis personas que viajaban en una camioneta murió al impactar el vehículo contra un ómnibus interprovincial en la carretera Piura-Chulucanas.

(12/03/2009)
La volcadura de un ómnibus de la empresa La Perla del Alto Mayo a la altura del kilómetro 17 de la vía Corongo en la provincia de Corongo, dejó cuatro personas muertas y trece heridos.

(14/04/2009)
Un ómnibus de la empresa Costeño, que cubría la ruta entre Lima y Pisco, explotó al colisionar con la parte trasera de un camión cisterna en Cañete. Veinte personas murieron calcinadas.

(19/04/2009)
Un ómnibus interprovincial se volcó en el kilómetro 156 de la carretera Arequipa-Puno-Cusco dejando veinte heridos, tres de ellos en estado crítico.

(13/05/2009)
El ómnibus de la empresa Móvil Tours chocó contra un cerro y cae a un abismo de 200 metros, en la provincia de Huancabamba. 19 personas murieron y 28 quedaron heridas.

(02/06/2009)
El ómnibus interprovincial de pasajeros de la empresa Zbuss chocó contra un tráiler. Murieron 16 personas carbonizadas y otros 19 resultaron con heridas graves.

(02/07/2009)
Dos vehículos de transporte interprovincial que cubrían la ruta Arequipa-Puno en ambos sentidos colisionaron frontalmente. El resultado fue fatal: 27 personas murieron y 31 quedaron heridas.

(05/07/2009)
Seis muertos y catorce heridos dejó un accidente ocurrido en la carretera Ayacucho-Sucre. La combi se habría salido de la pista para evitar que le caigan las piedras.

(20/07/2009)
Ocho personas mueren y quince resultaron heridas luego de que un ómnibus de la Empresa de Transportes Unidos del Centro S.A. (Etucsa) chocara contra tres viviendas en la Carretera Central.

(01/08/2009)
Cuarenta y siete pasajeros resultaron heridos tras salirse de la pista un ómnibus y volcarse sobre el río Mantaro.

(23/08/2009)
La caída del ómnibus interprovincial de la empresa Expreso Unión Molina a un abismo de la carretera Ayacucho-Huancayo dejó 18 personas muertas y 26 heridos.

(24/08/2009)
La caída de un bus de la empresa Molina en el Mantaro cobró la vida de 17 peruanos y australianos.

(31/08/2009)
Recién casados murieron en un accidente automovilístico en la Carretera Central. El exceso de alcohol habría sido la causa.

(07/09/2009)
Ocho personas murieron y seis resultaron heridas cuando la combi en la que viajaban colisionó con la parte trasera de un camión en la carretera Azángaro-Juliaca.

(16/10/2009)
Cuatro muertos y treinta heridos dejó la caída de un ómnibus a un abismo de 25 metros. El hecho se produjo en el distrito de Platería, en la provincia de Puno.

(18/10/2009)
La volcadura de un ómnibus de la empresa de transportes Turismo Real en Juliaca dejó al menos 11 muertos y 29 heridos.

(30/10/2009)
Un auto que recorría la carretera Carhuamayo-Ulcumayo en la provincia de Junín cayó a un abismo de 150 metros, lo que ocasionó la muerte de cinco personas y dejó a otra herida.

(12/11/2009)
Cuatro muertos y al menos diez heridos dejó el choque entre un ómnibus y un camión producido a la altura del kilómetro 535 de la Carretera Panamericana Norte, en la provincia de Virú.

(26/11/2009)
Quince personas murieron y siete resultaron gravemente heridas tras el violento choque de un pequeño camión y un tráiler en el sector Pucchún, ubicado en el distrito de Mariscal Cáceres (provincia de Camaná).

(16/12/2009)
Cinco muertos y 24 heridos dejó un accidente de carretera a la altura del kilómetro 20 de la variante de Uchumayo, en Arequipa.

(17/12/2009)
El vuelco del ómnibus en el sector de Pampa Cañahuas en Arequipa deja 38 heridos.

(24/12/2009)
El bus de la empresa Guapo Lindo que se dirigía de Arequipa a Chumbivilcas cayó a un abismo de 300 metros. Hasta el cierre de esta nota, hay 41 muertos y 26 heridos.

Fuente: Archivo El Comercio
_____________________________
EL COMERCIO DICIEMBRE 25, 2009

Cifra trágica: 307 muertos y 534 heridos dejan accidentes de carreteras en el 2009

8:12 | La caída de un bus a un abismo en el Cusco es el más lamentable al dejar 41 muertos y 26 heridos.

Pese a los esfuerzos de las autoridades por reducir el índice de accidentes de buses interprovinciales en las carreteras del país, en lo que va del año han fallecido 307 personas, mientras que 534 resultaron heridas.

Lamentablemente, a pocas horas de celebrarse la Navidad, el accidente ocurrido la mañana del jueves en el Cusco se ha convertido en el más trágico de lo que va del año con un saldo de 41 personas muertas y 26 heridos.

Se teme que esta cifra se incremente en las próximas horas debido a que muchos pasajeros se encuentran en grave estado. La lamentable lista de accidentes es la siguiente:

(07/01/2009)
Un ómnibus interprovincial de la empresa Las Brisas se salió de la pista, en el tramo La Oroya-Cerro de Pasco. Murieron 15 personas.

(10/01/2009)
Un ómnibus de la empresa de transportes Dr. Óptimo Serrano cayó a un abismo en el distrito de Querocoto (Cajamarca) con 63 pasajeros. 34 personas muerieron y 23 quedaron heridas.

(12/01/2009)
Un ómnibus de la empresa Civa chocó frontalmente contra una camioneta que trasladaba a personas en la carretera Cusco-Lima. Veinte personas resultaron heridas.

(25/01/2009)
El conductor de un ómnibus que iba de Lima a Satipo quiso ganarle el paso a una locomotora de Ferrovías Andina y chocó contra la máquina. Una persona muere y 30 quedan heridos.

(10/02/2009)
Un ómnibus de la empresa Frael (proveniente de Puno) chocó contra un camión y al invadir el carril contrario, se estrelló contra otro ómnibus. El impacto provocó la muerte de 21 personas y dejó 79 heridos.

(15/02/2009)
Seis personas que viajaban en una camioneta murió al impactar el vehículo contra un ómnibus interprovincial en la carretera Piura-Chulucanas.

(12/03/2009)
La volcadura de un ómnibus de la empresa La Perla del Alto Mayo a la altura del kilómetro 17 de la vía Corongo en la provincia de Corongo, dejó cuatro personas muertas y trece heridos.

(14/04/2009)
Un ómnibus de la empresa Costeño, que cubría la ruta entre Lima y Pisco, explotó al colisionar con la parte trasera de un camión cisterna en Cañete. Veinte personas murieron calcinadas.

(19/04/2009)
Un ómnibus interprovincial se volcó en el kilómetro 156 de la carretera Arequipa-Puno-Cusco dejando veinte heridos, tres de ellos en estado crítico.

(13/05/2009)
El ómnibus de la empresa Móvil Tours chocó contra un cerro y cae a un abismo de 200 metros, en la provincia de Huancabamba. 19 personas murieron y 28 quedaron heridas.

(02/06/2009)
El ómnibus interprovincial de pasajeros de la empresa Zbuss chocó contra un tráiler. Murieron 16 personas carbonizadas y otros 19 resultaron con heridas graves.

(02/07/2009)
Dos vehículos de transporte interprovincial que cubrían la ruta Arequipa-Puno en ambos sentidos colisionaron frontalmente. El resultado fue fatal: 27 personas murieron y 31 quedaron heridas.

(05/07/2009)
Seis muertos y catorce heridos dejó un accidente ocurrido en la carretera Ayacucho-Sucre. La combi se habría salido de la pista para evitar que le caigan las piedras.

(20/07/2009)
Ocho personas mueren y quince resultaron heridas luego de que un ómnibus de la Empresa de Transportes Unidos del Centro S.A. (Etucsa) chocara contra tres viviendas en la Carretera Central.

(01/08/2009)
Cuarenta y siete pasajeros resultaron heridos tras salirse de la pista un ómnibus y volcarse sobre el río Mantaro.

(23/08/2009)
La caída del ómnibus interprovincial de la empresa Expreso Unión Molina a un abismo de la carretera Ayacucho-Huancayo dejó 18 personas muertas y 26 heridos.

(24/08/2009)
La caída de un bus de la empresa Molina en el Mantaro cobró la vida de 17 peruanos y australianos.

(31/08/2009)
Recién casados murieron en un accidente automovilístico en la Carretera Central. El exceso de alcohol habría sido la causa.

(07/09/2009)
Ocho personas murieron y seis resultaron heridas cuando la combi en la que viajaban colisionó con la parte trasera de un camión en la carretera Azángaro-Juliaca.

(16/10/2009)
Cuatro muertos y treinta heridos dejó la caída de un ómnibus a un abismo de 25 metros. El hecho se produjo en el distrito de Platería, en la provincia de Puno.

(18/10/2009)
La volcadura de un ómnibus de la empresa de transportes Turismo Real en Juliaca dejó al menos 11 muertos y 29 heridos.

(30/10/2009)
Un auto que recorría la carretera Carhuamayo-Ulcumayo en la provincia de Junín cayó a un abismo de 150 metros, lo que ocasionó la muerte de cinco personas y dejó a otra herida.

(12/11/2009)
Cuatro muertos y al menos diez heridos dejó el choque entre un ómnibus y un camión producido a la altura del kilómetro 535 de la Carretera Panamericana Norte, en la provincia de Virú.

(26/11/2009)
Quince personas murieron y siete resultaron gravemente heridas tras el violento choque de un pequeño camión y un tráiler en el sector Pucchún, ubicado en el distrito de Mariscal Cáceres (provincia de Camaná).

(16/12/2009)
Cinco muertos y 24 heridos dejó un accidente de carretera a la altura del kilómetro 20 de la variante de Uchumayo, en Arequipa.

(17/12/2009)
El vuelco del ómnibus en el sector de Pampa Cañahuas en Arequipa deja 38 heridos.

(24/12/2009)
El bus de la empresa Guapo Lindo que se dirigía de Arequipa a Chumbivilcas cayó a un abismo de 300 metros. Hasta el cierre de esta nota, hay 41 muertos y 26 heridos.

Fuente: Archivo El Comercio
_________________________
PERU 21 DICIEMBRE 3, 2009

'Tolerancia Cero' no habría reducido los accidentes viales

Un estudio señala que las autoridades son incapaces de dar información precisa sobre los siniestros.

Fabricio Escajadillo

Durante el 2009, la ONG Salud sin Límites elaboró un informe denominado ‘Programa de Investigación en Accidentes de Tránsito’, donde se determinó que no existen evidencias concretas que prueben que, a lo largo de los últimos tres años, el ‘Plan Tolerancia Cero’ haya reducido los siniestros en al menos tres ciudades del país: Lima, Huamanga y Pucallpa.

Ada Paca, miembro del equipo técnico que elaboró el reporte (avalado por el Instituto Nacional de Salud), señaló a Perú.21 que la autoridad responsable de emitir la información –el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC)– no es capaz de hacerlo de manera detallada, especificando zonas, causas, culpables y horarios.

DEFICIENTES. La experta indicó que este problema también lo sufren la Policía Nacional del Perú, el Ministerio de Salud, el Instituto de Medicina Legal, los gobiernos regionales y hasta los bomberos. Incluso, manifestó que acceder a cifras y detalles sobre accidentes durante los últimos 15 años es “prácticamente imposible”, ya que la data manejada por los responsables está incompleta y es poco clara.

El informe señaló que, de 2003 a 2008, por cada 100 mil peruanos, 163 – en promedio– fueron víctimas de accidentes. Y que el 70% de individuos en Lima y Pucallpa y el 100% en Huamanga resultaron insatisfechos con la atención que recibieron por ese tema en establecimientos de salud. Las causas: *maltratos, mucho tiempo de espera y falta de eq*uipos.

La experta afirmó que, en promedio, las ambulancias demoraron 30 minutos en llevar a los heridos a un hospital o posta. Además, el 37% de pacientes tuvo que poner de su propio dinero para ser atendido pues no contaba con seguro médico.
____________________________

PERU 21 NOVIEMBRE 28, 2009

En lo que va del año, 594 murieron en Lima por accidentes de tránsito

Se calcula que al año mueren 3,500 personas en el Perú por esta causa, y a nadie parece importarle.

Según cifras de Luz Ámbar, el 9.92% de decesos se produjo por exceso de velocidad y el 4.58% por imprudencia del peatón. (USI)
Daniel Casimiro Chávez estaba feliz. Había cumplido uno de sus sueños: casarse con el amor de su vida, Ana Ganto Román, madre de su pequeña de tres años, luego de 18 años de convivencia. Brindó, bailó y celebró hasta la madrugada del 31 de agosto. Cerca de las 5 de la mañana subió a su auto, junto con su pareja, para ir a su casa, ubicada en Huaycán, Ate.

Minutos más tarde perdió la vida en el kilómetro 10 de la Carretera Central. Chocó su auto contra un poste que se encontraba en la berma central. Su flamante esposa sufrió la fractura de sus dos piernas. Ana perdió a su compañero, y su niña, a su papá. Las muertes en las pistas de Lima son muy comunes. Hasta el momento, 594 personas han fallecido por accidentes de tránsito en la capital.

Esta situación nos ha concedido el triste privilegio de ser uno de los países con mayores víctimas mortales en Latinoamérica por esta clase de incidentes (21.5 por cada 100 mil habitantes). Eso sin contar que tenemos un parque automotor muy pequeño en comparación con nuestros vecinos. Por si fuera poco, la antigüedad de nuestros vehículos está por encima del promedio de la región: 17 años.

Pareciera que los choferes tienen carta blanca para hacer lo que les dé la gana. Lamentablemente, la autoridad no hace sentir su presencia o, simplemente, no asume su responsabilidad. “Se dan medidas paliativas. No se hacen cambios profundos. Solo se legisla para el momento”, asegura Luis Quispe Candia, gerente general de la ONG Luz Ámbar.

Para el especialista, “hay muchas autoridades que tienen la facultad de legislar en materia de transporte”. Por eso, considera que se debe crear una superintendencia que se encargue de emitir y hacer cumplir las normas. Por su parte, Raúl de Andrea, de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg), cree que se debe trabajar en la prevención. Esta es una labor que, en su opinión, se tiene que llevar a cabo en los colegios y en los centros superiores de estudios, donde se deben incluir cursos de educación vial.

También estima que se necesita crear una suerte de superintendencia, que se debe aplicar la ley con rigor y que se tiene que enviar a capacitación a los conductores que cometan infracciones. Paralelamente, se debe mejorar la infraestructura vial, la señalización y la semaforización, entre otros aspectos. Soluciones hay. Lo que falta es voluntad para concretarlas.
_______________________________

PERU 21 NOVIEMBRE 19, 2009

Cárcel para los que conduzcan ebrios, aun sin causar accidentes

Endurecen las penas en busca de frenar las muertes en las pistas.

De ahora en adelante, quienes conduzcan un vehículo en estado de ebriedad o bajo efectos de las drogas serán sancionados con penas entre seis meses y dos años de cárcel, incluso si es que no causan un accidente. En tanto, si el chofer en esas condiciones atropella y provoca la muerte de varias personas, la pena será de hasta ocho años de prisión e inhabilitación para conducir.

Así lo establece una ley del Congreso que modifica e incorpora artículos al Código Penal referidos a la conducción en estado de ebriedad o bajo efectos de drogas. La norma –publicada hoy en el diario oficial El Peruano– establece que la sanción se aplicará cuando la presencia de alcohol en la sangre supere los 0,5 gramos por litro en el caso de transporte particular, o mayor de 0,25 gramos en caso de transporte público de pasajeros, mercancías o carga en general.

La ley precisa también que los conductores que se resistan a la autoridad o la orden de realizarse un análisis de sangre o de otros fluidos corporales para determinar el nivel, porcentaje o ingesta de alcohol o drogas de cualquier naturaleza, serán sancionados con pena privativa de la libertad* no menor de seis meses ni mayor de cuatro años*.

La norma, además, establece que se podrá reducir prudencialmente las penas cuando el responsable del accidente tenga entre 18 y 21 años de edad o más de 65 años, salvo que haya incurrido en forma reiterada en este delito.

La ley señala que dentro del plazo de 30 días, contados a partir de su publicación, el Poder Ejecutivo adecuará el Texto Único Ordenado del Reglamento Nacional de Tránsito a las modificaciones efectuadas a la normatividad penal.
______________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 13, 2009

Tres mil mueren al día en el mundo a causa de los accidentes de tránsito

8:04 | Por cada muerte, entre 20 y 30 resultan discapacitadas. En total, 50 millones de personas llegan a sufrir algún tipo de traumatismo reveló, la Cruz Roja

Ginebra (EFE).. Los accidentes de tráfico provocan la muerte de más de 3.000 personas cada día y se han convertido en un problema que cuesta al mundo 65.000 millones de dólares anuales, reveló hoy la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR).

Esa cifra representa más que toda la ayuda destinada a los países menos desarrollados, recordó la organización en vísperas de la Primera Conferencia Mundial sobre Seguridad Vial que se celebrará la próxima semana en Moscú.

Además, por cada muerte entre 20 y 30 personas quedan discapacitadas, en muchos casos de manera permanente.

En términos anuales, el número de víctimas totaliza los 1,3 millones, mientras que otros 50 millones de personas sufren traumatismos.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), esos daños físicos son la principal causa de muerte entre los 15 y 29 años y la segunda entre los niños entre 5 y 14 años.

RECOMENDACIONES
La FICR señaló que en la Conferencia de Moscú intentará convencer a los gobiernos para que sancionen y hagan cumplir cabalmente las normas de tráfico.

Asimismo, defendió la necesidad de rebajar los límites de velocidad, establecer mayores restricciones en lo que respecta a consumir alcohol y conducir, y hacer obligatorio el uso del cinturón de seguridad y del casco en los países donde todavía no lo es.

Asimismo, recomendó la formación obligatoria en primeros auxilios para los conductores, clases de seguridad vial para los jóvenes y campañas nacionales para modificar el comportamiento de los usuarios de las vías de tránsito.

DATO
Accidentes de tránsito son la tercera causa de muerte en el Perú.
____________________
EL COMERCIO 24 08 09

FALTA DE CULTURA VIAL SE HACE EVIDENTE DE LA MANERA MÁS CRUEL
Rutas de la muerte en Lima
La Panamericana Sur es la vía con más accidentes fatales este año. San Juan de Lurigancho es el distrito más trágico en las pistas

Por: Luis Silva
El fallecimiento del periodista Álvaro Ugaz fue producto de un accidente de tránsito ocurrido la madrugada del 22 de marzo de este año en el kilómetro 26,5 de la Panamericana Sur. El hombre de prensa, que retornaba a Lima al volante de su camioneta 4×4, se estrelló contra la parte trasera de un remolque. Entró en coma, pero las fuerzas lo abandonaron para siempre un día después del choque, uno de los accidentes fatales más sonados de los 40 sucedidos este 2009 en la Panamericana Sur.
Entre el 1 de enero y el 21 de este mes, según datos policiales, esa vía, que atraviesa varios distritos playeros, registra el 9,93% del número total de accidentes con muertes de nuestra capital, que asciende a 403. La Panamericana Norte, la Carretera Central y la Vía de Evitamiento le siguen en fatalidad. En ese lapso, 415 personas perdieron la vida y otras 165 quedaron heridas en accidentes de tránsito en las pistas limeñas.

En un recorrido por la Panamericana Sur, El Comercio comprobó que esta vía rápida cuenta con señalización y que su pavimento se encuentra en buen estado. Además, hay puentes peatonales en puntos estratégicos. “Lo que sucede en la Panamericana Sur comprueba que la gran causa de las muertes en las pistas es la falta de cultura vial, tanto del conductor como del peatón y del pasajero. La cultura vial no es otra cosa que el uso racional de la vía y los medios de transporte”, señala Luis Quispe Candia, director de la ONG Luz Ámbar.
En años anteriores la Panamericana Norte era la arteria donde moría más gente en Lima, pero desde que se levantaron muros de concreto en la berma central para evitar que la gente cruce de forma irresponsable y pase por alto los puentes peatonales, esa estadística disminuyó.

Este Diario comprobó que hace falta mayor presencia policial en esa vía y mejorar el asfaltado en varios de sus tramos. Las diarias congestiones de camiones de carga, buses interprovinciales, coasters y autos particulares también confabulan contra la seguridad vial, especialmente entre Los Olivos y Puente Piedra.
En el caso de la Vía de Evitamiento, el tema pasa por la irresponsabilidad del peatón y del conductor. Al igual que en la Panamericana Sur, existen puentes peatonales, buen asfaltado y clara señalización.

JURISDICCIONES PROBLEMA
San Juan de Lurigancho es el distrito con mayor fatalidad en las pistas en lo que va del año. En esa jurisdicción se han registrado 36 accidentes fatales. Ahí la vía más peligrosa, también por irresponsabilidad, es la Av. Próceres de la Independencia, sumamente señalizada y ordenada.
La Carretera Central hace de Ate-Vitarte el segundo distrito más mortal de Lima en cuanto a accidentes de tránsito se refiere (30 en total). La alta carga de transporte particular y público forman una mezcla explosiva por lo angosta de la vía y los huecos en el pavimento.

Surco se ubica en el puesto 8 de este negro ránking distrital. Uno de los puntos más preocupantes es el cruce de las avenidas Caminos del Inca y Santiago de Surco.
El Comercio buscó la opinión de Javier Baráybar, gerente de Transporte Urbano de Lima, sobre este tema, pero el funcionario no contestó las llamadas.
El peatón, que en el nuevo Código de Tránsito no recibe sanción por sus faltas, es la segunda razón de accidentes fatales. Justamente, el atropello es el tipo de accidente mortal más común.

SEPA MÁS
1 La avenida Perú, en San Martín de Porres, es una arteria que presenta alta densidad comercial. Falta semaforización en varias de sus esquinas.
2 En un intento por impartir conocimientos de seguridad vial, la Gerencia de Transporte Urbano de la Municipalidad de Lima creó la página: www.gtu.munlima.gob.pe/construyendovalores

FOROWEB
¿Cómo evitar los accidentes de tránsito fatales?
La única forma de revertir esta situación es mejorar la educación pública en el Perú. Educar a los menores para que no sean imprudentes e inculcarles responsabilidad”.

RODRIGO M.
Lo primero que se debe hacer es identificar las carreteras que tienen mayor índice de accidentes, y mejorarlas, señalizarlas bien e incluirles un sistema de control con radar. Se debe eliminar los buses-camión”.
MARTÍN
La única solución que veo es la siguiente: sancionar a los propietarios de las empresas que dan un servicio deficiente en el transporte, con vehículos sin mantenimiento”.
GERMÁN
Se tiene que incluir en los colegios un curso con todo lo referido al tránsito y a la seguridad vial”.
MANU
__________________
PERÚ 21 12 11 08

El 60% de accidentes ocurre en la capital
Estudio indica que Alcaldía de Lima no ha hecho nada para frenar esta situación.

Lima tiene el triste privilegio de ser la ciudad que concentra la mayor cantidad de accidentes de tránsito en el Perú. El 59.9% de los siniestros ocurridos en 2007 en todo el país tuvo como escenario alguna pista de la capital.

Así lo revela un estudio elaborado por la Defensoría del Pueblo y denominado 'El transporte urbano en Lima Metropolitana: Un desafío para la defensa de la vida’, que fue presentado ayer en el Touring y Automóvil Club.

Según el informe, de los 79,972 siniestros ocurridos el año pasado, 47,941 se produjeron en la capital. El saldo fatal: 653 muertes.
Pese a esta alta cifra, nada se ha hecho para cambiar la situación. Así lo demuestra la cantidad de personas que han fallecido en los primeros seis meses de 2008 por la mencionada causa: 342.

Por eso, la defensora del Pueblo, Beatriz Merino, exhortó a la comuna metropolitana –encabezada por Luis Castañeda– a que adopte medidas urgentes para frenar los accidentes.

“La Municipalidad de Lima tiene que liderar los cambios. El sistema de transporte urbano actual es de pésima calidad. Es caótico, inseguro y, por qué no decirlo, inhumano”, subrayó.

Merino dijo que no existe un transporte público urbano que sea adecuadamente regulado, racional, ordenado y de calidad.

La respuesta de la Municipalidad de Lima no se hizo esperar. El regidor Ángel Delgado consideró que el informe de la Defensoría es injusto y mezquino porque no toma en cuenta los avances que se han hecho para reducir las muertes en las pistas. Indicó que se han hecho trabajos en los puntos más peligrosos para disminuir los accidentes y que la PNP –no la alcaldía– es la encargada del control del tránsito, el cual es cada vez más caótico.
______________________
LA REPÚBLICA 12 11 08

Defensora del Pueblo: Transporte en Lima es caótico, inseguro e inhumano

Funcionarios de alcaldía limeña dicen que informe no guarda ecuanimidad. Entre enero y junio se han registrado 342 muertes por accidente de tránsito. Defensoría pide adoptar medidas urgentes en llamados "Puntos Negros".
David Gavidia.

Bastó que se recordara a Jackeline Mariluz y Luis Guiordy, los dos niños que perdieron la vida al ser arrollados por un vehículo que se trasladaba a excesiva velocidad en el kilómetro 13.5 de la Carretera Central, para que la Defensora del Pueblo, Beatriz Merino, comentara que desde el 2006 se ha hecho poco o nada para revertir el peligro que representan la avenidas mortales de Lima, los llamados "Puntos Negros".

Es decir, el lugar donde se produjo la tragedia fue identificado hace dos años, cuando la Comisión de Transportes de Lima y Callao señaló a estas avenidas como peligrosas. "Hace dos años que todos saben cuáles son los puntos negros de la ciudad. Por eso hablo de una manera enérgica. Porque no es posible que permanezcamos indiferentes", dijo, indignada, Merino.

Fue lo que afirmó durante la presentación del informe defensorial Nº 137: "El transporte urbano en Lima Metropolitana: un desafío en defensa de la vida".
Luego, no faltaron los adjetivos al sistema de transporte urbano. Merino lo calificó de "caótico, inseguro y hasta inhumano". Para luego lamentar que la Municipalidad de Lima no tenga una participación activa en la educación en seguridad vial. Esto último, causó –horas más tarde– la molestia de varios funcionarios de la comuna capitalina.

Dentro del informe defensorial se explica que entre enero y junio de este año se ha registrado 342 víctima mortales. Siendo Lima el lugar en el que se produjo el 60% del total de accidentes de tránsito en el país.

LUGARES PELIGROSOS
La Panamericana Norte y Sur, la avenida Túpac Amaru y la Carretera Central son los lugares donde se registra el mayor número de accidentes. Las zonas periféricas y la población más pobre, para variar, son las más afectadas. Veamos: en los últimos cinco años –según el informe– más de 15 mil personas perdieron la vida y otras 200 mil resultaron heridas. Estas cifras no toman en cuenta las 3,900 personas que, según estimaciones del Banco Mundial, mueren por la contaminación del aire, que ya es superior a ciudades como México DF.

¿Cuáles son las causas de este problema? La inexistencia de un sistema de transporte público regulado, racional y ordenado, así como la falta de una política de promoción de la seguridad vial. Igual es peligroso que siga ausente en el currículo escolar.

PARA TOMAR EN CUENTA

Sin embargo, no todo fue un enérgico llamado de atención al concejo metropolitano. Las recomendaciones no faltaron. Por ello, le propuso definir la entrada en vigencia del servicio de transporte El Metropolitano, sus rutas complementarias, el Tren Eléctrico y el transporte no motorizado, de manera que estos inicien sus operaciones en forma sistémica, coordinada y en plazos razonables.
Asimismo, le pidió encabezar la tarea de sensibilizar y educar a la población de la ciudad en temas de seguridad vial, y a la "brevedad posible" adoptar medidas urgentes que reviertan la alta siniestralidad en los "Puntos Negros".

LO QUE DICE LA MUNICIPALIDAD
Estas recomendaciones generaron diferentes reacciones en la municipalidad limeña. Hasta tres funcionarios ediles salieron a responder la opinión defensorial. Primero, fue el teniente alcalde, Marco Parra, quien indicó que en 20 años no se había hecho nada por Lima y recién con esta gestión se iniciaron las obras. Luego, el regidor Ángel Delgado calificó el informe como "sesgado" y que la Defensoría del Pueblo no guardó ecuanimidad ni objetividad.

El gerente de Transporte Urbano, Javier Baraybar, enumeró las obras hechas en los llamados "Puntos Negros": by pass, puentes, señalización, educación vial, pese a tener –dijo– un déficit de 5 millones de dólares en inversión pública.
Esta reacción causó la molestia de la Defensoría. Merino recordó que "no hay institución intocable" y calificaron su labor como de colaboración crítica.

PRECISIONES
Atención. Entre los accidentes fatales ocurridos, se registra que el año pasado el 72% fueron atropellos con o sin fuga, el 18% fueron choques, 3% volcaduras y 3% choque y fuga.
Fatal. En los "Puntos Negros": en Pro (Los Olivos) ocurrieron 73 accidentes, en A. Mendiola con Carlos Izaguirre (Los Olivos) 97 accidentes.
Más. En Puente Nuevo (San Juan de Lurigancho) 79 accidentes. La cifra de víctimas se registra en la infografía.

REACCIONES
"En cinco años el transporte nos deja casi tantos heridos y muertos como en tiempos del terrorismo".
Beatriz Merino
Defensora del Pueblo
"En veinte años no se hizo nada por Lima. Nosotros estamos implementando obras como El Metropolitano".
Marco Parra
Tnte. alcalde de Lima
________________________

LA REPUBLICA 12 de agosto de 2008

"Hay empresarios que hacen dinero a costa de seguridad de los pasajeros"

VERÓNICA ZAVALA. Titular de Transportes y Comunicaciones se defiende de acusaciones por accidentes de tránsito en las carreteras, y señala las responsabilidades de los diferentes sectores.
Inés Flores.

Responde. Ministra Zavala dijo que los gobiernos regionales deben controlar las carreteras en su jurisdicción.

¿Qué siente ante las altas cifras de muertes por accidentes de tránsito en carreteras? Solo este año murieron 400 personas.
Primero dolor, luego indignación. Vemos que se toman medidas y control pero hay una irresponsabilidad... una falta de cuidado de la vida.

¿Considera que Ud. y su sector tienen alguna responsabilidad en ello?
El Ministerio de Transportes tiene una responsabilidad normativa y fiscalizadora en todo lo que es transporte de personas y mercadería, pero no maneja los buses, no es dueño de las empresas, no es el pasajero, ahí necesitamos el apoyo de todas las personas, de los pasajeros...
Según su diagnóstico, ¿por qué se producen estos accidentes?
El foco de raíz es la informalidad. Tenemos un sistema de transporte informal en el cual se cobran tarifas que esconden inseguridad.

Pero son los buses de empresas formales los que están ocasionando los accidentes de tránsito.
Esa es la raíz. Las empresas formales se han informalizado. Tenemos empresas formales con choferes que manejan 15 horas, que no comunican si tienen Soat, que están involucradas en temas de contrabando, que a sus choferes les pagan de manera tal que los obligan a correr. Eso no es formal.

Y no cree que la razón está más bien en la impunidad. ¿Por qué no cierran definitivamente las empresas y llevan a sus dueños a la cárcel?
Vamos a trabajar en mejorar el marco normativo, pero yo creo que en algunos casos hay responsabilidad penal. Cuando un empresario hace dinero a costa de la seguridad de la gente no estamos hablando de un tema administrativo. Nosotros denunciamos ante el Ministerio Público a 18 empresas por faltas al reglamento de tránsito y por generar muertes, y de ese total la Fiscalía ha denunciado a dos ante el Poder Judicial.

Se dice que el Plan Tolerancia Cero no funcionó. Este año he viajado varias veces por bus a Piura y ningún inspector subió a los vehículos para verificar si estaban en buenas condiciones.
Cuando se comenzó a trabajar este programa había choferes sin brevetes y vehículos sin luces. Creo que no estamos ahí más, pero ahora lo que vemos son choferes con problemas laborales. Desde hace meses hemos firmado convenios con el Ministerio de Trabajo para ver ese tema.

La Defensoría hizo conocer hace más de un año las deficiencias en la fiscalización de los buses y advirtió la falta de coordinación con las regiones . ¿Qué se hizo?
La Defensoría mencionó el número insuficiente de fiscalizadores. Se pasó de 18 a 400 fiscalizadores a nivel nacional. Más bien, demandó a los gobiernos regionales a participar en el control. El Ministerio ha capacitado a inspectores de gobiernos regionales, pero es importante que ellos participen.
En el Congreso quieren interpelarla porque, entre otras razones, aprobó tardíamente el plan de seguridad vial. ¿Qué dice?

Yo no sé si tardíamente o no. Este país ha vivido sin plan de seguridad vial por décadas y nosotros lo hemos aprobado hace ocho o diez meses. A partir de eso tenemos agendas que se están cumpliendo en diferentes sectores. Prefiero mil veces ser criticada por hacer.
¿Por qué no convoca a todos los empresarios para obligarlos a cumplir las normas?
Se les va a convocar y a conminarlos... . Hay empresas que buscan responsabilizar al ministro. El Ministerio puede tener fallas de fiscalización, pero no es el que maneja los buses.

Pero es la autoridad.
Los que están en falta son los empresarios. El Ministerio puede tener fallas de fiscalización y de regulación pero no es el que ha metido la falta. Hay una responsabilidad política, nadie le corre a eso, pero tenemos que partir que las empresas no están siendo absolutamente responsables.

"La mayoría de accidentes no son por fallas técnicas"
¿Quizás se esperaba que Ud. misma vaya, junto con delegados de otros sectores, a los terminales terrestres e impedir que salgan los vehículos que no están en buenas condiciones?

Hace más de un año empezamos con las denuncias penales a todas las empresas, presenté al Congreso un proyecto de ley para que se sancione penalmente a los dueños de las empresas e implementamos las revisiones técnicas, por eso la mayoría de accidentes no son por desperfecto de luces sino porque los choferes trabajan 15 horas seguidas.

¿Es responsabilidad del Ministerio de Trabajo?
Yo no voy a caer en decir esta y esta otra institución no ha trabajado.
Quizás esa cadena de silencios cómplices es lo que hace que se perpetúe el problema.
No son silencios cómplices. De lo que se trata es de sumar esfuerzos. Los gobiernos regionales deben controlar las carreteras en su jurisdicción; el Ministerio de Trabajo controle las jornadas laborales; que la Fiscalía acuse; que el Congreso saque las leyes; que la policía controle el respeto a las reglas de tránsito; y Transportes, controle brevetes, salida de buses...
__________________________
CORREO 18 de agosto de 2008

El Estado lerdo

La frecuencia de los accidentes del transporte público parece estar incrementándose. El gerente de una de las empresas involucradas en uno reciente ha reconocido públicamente las faltas imputables a los transportistas, pero ha señalado también notorias deficiencias por parte del Estado. Tiene razón.

El explosivo auge del transporte terrestre, producto del dinamismo de la economía, no ha sido acompasado por la construcción de suficiente infraestructura vial. Mientras que el sector privado galopa el Estado arrastra los pies, constituyéndose en lastre que frena el progreso.

¿Cuántos accidentes se hubieran evitado si existiera una autopista que separase el flujo vehicular en función al sentido del tránsito, entre Cañete e Ica y entre Huacho y Trujillo? ¿Cuántas familias habrían evitado el luto si existieran alternativas a la carretera central? Y pensar que la situación en la sierra es aun más preocupante.

La inoperancia estatal no se restringe al ámbito del transporte terrestre, cuyo dinamismo era previsible; frente a circunstancias inesperadas como el sismo de hace un año, por ejemplo, la incapacidad del Estado resulta también clamorosa. La reconstrucción (es un decir) del sur chico es un fracaso que puede comprobar cualquiera que visite la zona.

Podría responsabilizarse principalmente al gobierno sobre el que, en efecto, recae gran parte de la culpa. Después de todo, en épocas pasadas hubo gobernantes que dirigían sinfonías de máquinas en movimiento, como durante la vorágine emprendedora y constructiva de Belaunde. Hubo también circunstancias trágicas, como los desastres naturales del 83, o el terremoto de Nasca del 96, que los gobiernos correspondientes encararon con prontitud y eficacia. ¿Qué ha pasado ahora? ¿Acaso gobernar se ha convertido en juego? Podría argumentarse que la debilidad estructural del aparato estatal limita las posibilidades de quienes lo administran. Es cierto. Por eso mismo, resulta mortificante que cada vez que se pretende solucionar un problema se apele a los mismos procedimientos que ya demostraron su ineficacia en el pasado. Me refiero a la inefectiva receta de enfatizar la imposición de más normas y más burocracia, en vez de más obras.

Imaginar que un letrero de límite de velocidad o la amenaza de una multa pueda reemplazar a una doble vía es tan absurdo como pensar que para proteger el medio ambiente o la promoción de la cultura es menester crear más ministerios, vale decir más burocracia. El arraigo a esa arcaica vocación controlista es lo que perenniza al Estado lerdo.

Haría mejor el gobierno destinando más recursos a la infraestructura vial y a la reconstrucción del sur chico que incrementando el gasto corriente para satisfacer a quienes insisten en parasitar del Estado. Invertir en infraestructura sería mejor que inventar más barreras que a la larga todos incumplen, o que sortean apelando a la coima.

Rafael Belaunde
__________________________
EXPRESO 14 de agosto de 2008

Empresas abusan de choferes de ómnibus interprovinciales

Esa es una de las causas de los constantes accidentes carreteros con muertes en diversas zonas del país.

Al intensificar las inspecciones en las empresas de transporte, debido a los constantes accidentes con muertes en diversas zonas del país, se encontró que el 35 por ciento de ellas incumple las normas laborales y de descanso obligatorio de los conductores, reveló ayer el viceministro de Trabajo, Jorge Villasante.
“Hemos fortalecido nuestra presencia en ese sector. Además de las inspecciones conjuntas con personal de Tolerancia Cero, hacemos verificaciones respecto de la jornada laboral”, explicó el funcionario.

De esa manera, comentó que actualmente su despacho procesa la información recabada. “Nuestra labor confirmó que existe una prolongada jornada laboral porque hay choferes que manejan en jornadas extenuantes”, detalló. Villasante agregó que las empresas, mediante sus administraciones, tienen la obligación de establecer un rol de trabajo que les permita a los conductores tomar sus descansos respectivos, para que estén en óptimas condiciones para ponerse al frente de un ómnibus.

A las sanciones aplicadas hasta el momento –en coordinación con Tolerancia Cero y la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat)–, explicó, su sector también interpondría, en algunos casos, acciones penales si se comprueba que los pasajeros son expuestos al peligro. El viceministro de Trabajo sostuvo que del total de empresas fiscalizadas, aproximadamente el 35 por ciento incumple las normas establecidas. “Esta información la complementaremos con la que nos proporcione el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC)”, añadió.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), de otro lado, autorizó ayer a su procurador público, Juan Luján, iniciar, impulsar y culminar las acciones legales contra un grupo de presuntos responsables de adulteración, y uso irregular de brevetes. Así lo señala una resolución publicada en el diario El Peruano, en la que se indica que existen personas cuyos brevetes fueron retenidos por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por diversas faltas al Reglamento Nacional de Administración de Transportes (Renat).

El dato
Actualmente el Ministerio de Trabajo cuenta con 446 inspectores a nivel nacional y su labor se efectúa en un 50%, por denuncias y el otro 50%, por acciones propias de fiscalización.
__________________________
PERU 21 13 de agosto de 2008

Transporte de pasajeros: emergencia a la vista
Autor: Santiago Pedraglio

Hacer que el transporte público interprovincial sea más seguro exige el compromiso de sectores que deben vincularse ante una situación que no se puede calificar sino como emergencia: el gubernamental, que compromete sobre todo a Transportes, Interior y Trabajo, y a la administración de justicia; el empresarial; el de los trabajadores transportistas y el de los usuarios. La responsabilidad central recae en los ámbitos gubernamentales y en los empresarios del ramo, pero a todos les cabe una cuota que deben asumir.

Urge la mejora de la infraestructura y de las condiciones de control y fiscalización. Es inaudito, por ejemplo, que en Lima existan cerca de 250 terminales terrestres, según informa Lino de la Barrera, asesor de la ministra de Transportes. Este solo hecho obliga al ministerio a dispersar su control en lugar de concentrarlo. Es preciso romper la inercia y crear grandes terminales zonales. Si la red vial limeña dificulta el acceso a esos terminales, este un problema subsanable y menor si se le compara con las consecuencias de la falta de control.

El flujo de vehículos ha crecido con la economía. Un solo dato: del 2002 al 2008, los vehículos pesados de 3 a 7 ejes se han incrementado en cerca de 60%. La infraestructura vial, sin embargo, es similar a la de hace 50 años. Un ejemplo cercano: partiendo de Lima, ciudad capital del país, las autopistas de la costa tienen como máximo 130 kilómetros hacia el norte y hacia el sur.

Por lo visto, las normas para castigar a las empresas que violan normas de seguridad también han caducado. El Ministerio de Trabajo tiene una labor seria, y no vendría mal un sindicato de choferes que sea un factor de autocontrol y regulación. Todo esto sin olvidar que a los viajeros también les cabe alzar la voz, valorar la vida: se trata de derechos, pero también de responsabilidades.

Le toque a quien le toque construir y normar los terminales (empresarios, gobiernos subnacionales…); sean quienes sean los responsables de mejorar la infraestructura vial (Ministerio de Transportes, concesionarias...), y corresponda a quien corresponda tomar el toro por las astas en cuanto a las “fallas humanas” (trabajadores, empresarios, usuarios…), las evidencias de que es urgente coordinar y tomar decisiones drásticas no pueden estar más a la vista. “No nos toca a nosotros sino a la entidad equis” y expresiones similares deben trocarse por frases que traduzcan el empeño por coordinar y resolver, incluso cambiando la normatividad vigente.
__________________________
LA REPUBLICA 13 de agosto de 2008

COSAS DE LA TRIBU
Persígnate, brother

Mario Munive.

Se preguntan si la línea que escogieron para este viaje registra algún accidente reciente, piden –por si acaso– sentarse en la última fila, hacen una querendona llamada a los que quedaron en casa. Antes de partir inclinan la cabeza y se persignan. Rituales de rutina frente lo que les depara el camino. Así se viaja por las rutas del Perú. Nunca se había respirado tanta incertidumbre antes de subir a una de esas máquinas desangeladas. Motivos hay. Los vemos cada semana. Buses retorcidos triturando a sus pasajeros. Más allá el rostro adolorido de los sobrevivientes, la devastación de una mujer que ha perdido a un hijo. Asoma entonces nuestra nocturna dosis de estupor e impotencia.

Un gobierno que no es capaz de contener esta sangría no debería jactarse de su pretendida eficacia. En siete meses han muerto poco más de 500 en las carreteras. Casi el mismo número de los que perecieron en el terremoto que devastó Pisco. ¿Cuántos más deberán morir para despertar la adormecida sensibilidad del Estado?
Hace una punta de años, un despreocupado Charly García cantaba: 'No voy en tren, voy en avión'. La variante limeña de estos días deja el tren y el bus interprovincial por el avión rápido y seguro. Pero no todos tienen lo que cuesta un pasaje aéreo y no queda otro camino –para la mayoría de peruanos– que treparse a un bus y encomendarse a las once mil vírgenes.

EL COMERCIO 11 de agosto de 2008

MÁS VEHÍCULOS Y MENOS CONTROL
En Lima ocurre el 68% de accidentes de tránsito del país
Por Alberto Villar Campos

Madrugada del 29 de julio, Surquillo. Nueve personas resultan heridas por el choque entre una camioneta de la Policía Nacional y un taxi. Eduardo Cortez Félix (70), una de las víctimas, lleva la peor parte: pierde la pierna derecha. Tarde del sábado 2 de agosto, San Juan de Lurigancho. Ocho personas son arrolladas por un chofer que manejaba un vehículo tipo combi sin brevete y, tras ello, fuga. En el accidente muere la suboficial PNP Myluska Echarri Vallejo, quien tenía 42 años y dos hijos. El responsable es capturado en Chosica, un día después del incidente.

El párrafo anterior intenta fotografiar una realidad que golpea con frecuencia y siempre con la misma fuerza. Según las estadísticas oficiales, en los últimos cinco años, el departamento de Lima ha absorbido el 68,6% del total de accidentes de tránsito en el país. En ese mismo lapso, además, 3.830 personas han muerto por esta causa y 103.435 han quedado heridas, lo que representa el 16% y el 58,8%, respectivamente, del total nacional.
Cuando las cifras son así de contundentes, varias preguntas saltan a la vista: ¿Por qué los accidentes no disminuyen?, ¿quiénes son los responsables de que ello ocurra? y, sobre todo, ¿podrá hacerse algo para remediar esta situación?

CIUDAD SIN LICENCIA
Desde el año pasado, las diversas operaciones de control de alcoholemia y velocidad al conducir han permitido a la Policía de Tránsito reducir los índices de infracciones de este tipo en la ciudad. Sin embargo, otras han aumentado de manera sustancial y preocupante. Entre enero y junio de este año, por ejemplo, 7.794 personas fueron multadas por manejar sin licencia de conducir. El año pasado, en ese mismo lapso, la cifra fue de 4.338. El aumento representa un 80% respecto del 2007.

Para Juan Tapia Grillo, director del Centro de Investigación de Asesoría del Transporte Terrestre (Cidatt), la severidad de las sanciones policiales no se aplica a la lógica del chofer de Lima y del Callao. "Las infracciones tienen un sesgo económico y no correctivo", señala. Según un estudio elaborado por su entidad, entre el 2001 y el 2006, la aplicación de infracciones se duplicó en la capital, al igual que la cantidad de personas afectadas por accidentes de tránsito. Es decir, tanto la causa como el castigo crecieron de manera proporcional.

El especialista en transporte Luis Quispe Candia explica que, en el presente, la acción policial es insuficiente para frenar esta insostenible racha de accidentes. "Lima está desorganizada, al igual que su sistema de transporte. A esto se suma la falta de policías en las calles y el hecho de que estos hayan sido divididos por la distritalización policial", refiere. Agrega que ahora es necesario contar con un mejor equipamiento policial para controlar e identificar a los choferes infractores.

El coronel Carlos Vega, jefe de la Policía de Tránsito, señala, por su parte, que los dos mil policías con los que cuenta su entidad son suficientes para vigilar las calles. El mejoramiento de su institución --explica-- pasa por otro ángulo. "¿Qué hace un policía con equipo de última tecnología, si su actitud va a ser la de dormir o ser indiferente a lo que pasa cerca de él? Estamos trabajando para mejorar la calidad del policía, su actitud a la hora de trabajar", es su argumento.

¿SIRVEN LAS PAPELETAS?
El Reglamento Nacional de Tránsito ha sido modificado 15 veces desde su entrada en vigencia, en el 2001. La última se dio en junio de este año, y lo más resaltante de ella es la considerable atenuación de las sanciones. En la actualidad, por ejemplo, un agente de tránsito no puede retener el brevete de un conductor que cruza una intersección con la luz del semáforo en rojo.

Tanto Tapia como Freddy Sagástegui, funcionario de la Defensoría del Pueblo, coinciden en que estas modificaciones solo hacen que el peligro transite sin temor por las calles limeñas. "En otros países, si alguien se pasa una luz roja, le retienen no solo la licencia sino también el vehículo", señala Tapia. Sagástegui, por su parte, refiere que la tendencia mundial, en casos como los de Lima, donde la problemática de los accidentes no cesa, es que las multas sean cada vez más fuertes, de manera que el responsable de la infracción sienta que se afecta su economía.

¿En una capital cuyo parque automotor crece desaforadamente --Lima concentra el 65,5% del casi millón y medio de autos que hay actualmente en el país--, será posible ejercer un control eficaz con solo dos mil policías cuidando las calles? Con una realidad como esta, ¿la institución podrá vigilar adecuadamente las carreteras del país? Las cifras no mienten, y, mientras no disminuyan, nadie podrá cerrar los ojos ante esta dura realidad.

Las metas que no se han cumplido
Desde su creación, en 1996, el Consejo Nacional de Seguridad Vial (CNSV) ha ejecutado pocos de los objetivos por los que fue fundado. Formada por los ministerios de Transportes y Comunicaciones (MTC), Trabajo y Promoción del Empleo, Salud e Interior, la entidad planeó crear un sistema de información interconectado para administrar información de accidentes de tránsito proveniente de las dependencias de la Policía Nacional. Esto, sin embargo, no ha ocurrido.

Este factor alienta la informalidad en las vías limeñas, sobre todo en el transporte público, sostiene Juan Tapia Grillo, del Cidatt. "Los conductores cambian de empresa y, por la falta de información, sus infracciones muchas veces se pierden", añade.
El Ministerio de Transportes y Comunicaciones, a través del Plan Nacional de Seguridad Vial, que entró en vigencia el año pasado, proyectó reducir en 30% el nivel de accidentes de tránsito durante este gobierno. Las cifras no auguran buenos resultados.

MÁS DATOS
Según datos de la Policía Nacional, las vías donde ocurren más accidentes de tránsito fatales son la Panamericana Sur y Norte, la Carretera Central y la Vía de Evitamiento.

Según el Cidatt, el 78% de los vehículos de transporte público en Lima involucrados en accidentes viales tienen más de 10 años de antigüedad.
Asimismo, 4 de cada 10 de estos vehículos participan en accidentes fatales.
DEL CONSULTOR

Un problema que tiende a crecer*
Algunos especialistas consideran que el problema son los conductores del transporte público, otros piensan que es necesario elevar las multas o aumentar la cantidad de policías. En el primer caso, el sistema premia al conductor agresivo, debido a que puede ir más rápido, recoger más pasajeros y tener mayores ingresos.

Esto indica que necesitamos cambiar el sistema. El segundo y tercer caso están relacionados con la impunidad. A ningún conductor peruano, cuando está en Santiago de Chile, se le ocurriría pasarse un rojo, no respetar el derecho de paso del peatón, etc., pues, inmediatamente, recibiría una sanción, y podría ir preso si tratara de sobornar a un policía.

Por tanto, elevar las multas o la cantidad de policías no resolverá el problema, si la gente percibe que puede 'negociar' con el policía, o simplemente puede seguir conduciendo con 40 papeletas y 8 licencias de conducir.
* Juan Carlos Dextre. Ingeniero especialista en tránsito.
____________________________
EL COMERCIO 12 de agosto de 2008

PUNTO DE VISTA
Soluciones para el Perú
Por Carmen Rosa Graham. Administradora

En las últimas semanas todos hemos estado conmocionados por la cantidad de accidentes de unidades de transporte público en las carreteras; y haciendo gala del estilo peruano, muchos se la han pasado reclamándole a la ministra de Transportes y Comunicaciones que dé solución al problema, como si fuera la causante y la omnipotente autoridad para movilizar la responsabilidad empresarial, la normatividad de varios sectores, el eficiente trabajo de las instituciones públicas y la conciencia de los consumidores. Este, como la mayoría de los problemas en el Perú, requiere de la intervención de múltiples actores y del trabajo conjunto en dos dimensiones, de corrección y de prevención.

La lista de actores incluye a diversas entidades del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como a los empresarios y funcionarios de las compañías de transporte y a los usuarios de estos servicios. Con relación a los agentes estatales, se requiere trabajar una reglamentación, y se debe de verificar rigurosamente la importación, rediseño, instrumentos de control y años de manufactura de las unidades de transporte; e implementar un sistema de control integral en las carreteras y las empresas. Sería interesante saber cuántas visitas de entidades fiscalizadoras o revisoras han recibido en los últimos 2 o 3 años las empresas de transportes en el país.

Pero aquí el actor principal es el empresario de la compañía de transportes, pues para gestionar una empresa responsablemente no es imprescindible ser asediado por revisores. Es un principio básico el respetar a los clientes y colaboradores, más aun en un sector donde se pone en riesgo la vida de los mismos. Es inadmisible que no se tenga suficiente información sobre las capacidades de los conductores y los controles sobre sus horarios y condiciones de trabajo.

No menos importante es el consumidor o usuario del servicio, pues son los primeros que deben exigir óptimas condiciones. Hace unos días un pasajero comentó que encontró a unas personas bebiendo alcohol en una zona próxima a la sala de embarque de la compañía, y cuando subió al bus, se dio con la ingrata sorpresa de que el conductor era uno de aquellos; entonces pidió que lo cambiaran y no lo logró, luego exigió que le devuelvan su dinero y se lo negaron porque "había una lista de espera y era él quien no quería viajar". Finalmente, después de una larga discusión, obtuvo el reembolso; pero algo incomprensible es que comunicó el hecho a los demás pasajeros y nadie reclamó ni apoyó su gestión, pues todos querían partir cuanto antes. ¿Cómo respetarán al consumidor si este no se respeta?

Para contribuir a la corrección del problema y prevención de estos tristes hechos es relativamente sencillo trabajar con la información existente. Primero, relacionar los datos con los que se supone contamos, tales como importaciones, capital, ventas e impuestos, número de trabajadores y condiciones de contratación, unidades, rutas y accidentes, etc. Hallar una correlación entre estos no requiere de mayores fórmulas y da rápidamente la lista de empresas a revisar, pues estamos seguros que hay otras empresas muy bien administradas.

Los consumidores y potenciales clientes también requerimos información actualizada de las empresas de transporte, tales como número de unidades, antigüedad de las mismas, rutas que cubren, cantidad de accidentes que han causado sus vehículos, etc. Esta información podría estar en el portal electrónico de algún medio de comunicación o en el de alguna institución que apoye a los consumidores, para que pueda ser consultada antes de tomar decisiones de compra.

Tenemos mucho por hacer para lograr un sistema de transporte público interprovincial seguro. Queda claro que todos tenemos un trabajo por desarrollar para solucionar el problema y debemos hacerlo pronto, pues el Perú ofrece grandes oportunidades y bellos paisajes que no podemos desaprovechar.
____________________________
LA REPUBLICA 08 de agosto de 2008

Carreteras: no aumentaron en calidad ni en cantidad
Humberto Campodónico

El debate sobre las muertes en las carreteras ha dado lugar a múltiples explicaciones. Hay quienes critican el Plan Tolerancia Cero, otros acusan a los choferes por su conducta temeraria e imprudente. También se critica la inoperancia policial, el aumento de los buses informales, así como la necesidad de un mayor involucramiento de los ciudadanos para frenar este cáncer carretero.

Todos estos argumentos tienen una parte de la razón y urge una estrategia integral. Pero hay un tema clave sobre el cual se ha discutido poco: con el crecimiento económico ha aumentado el tráfico vial (la demanda) pero no ha aumentado la cantidad ni la calidad de las carreteras.

Según el INEI, el índice de flujo vehicular subió de 100 en el 2002 a 123 a mayo del 2008. Los vehículos pesados crecieron por encima del promedio, llegando a 128 en mayo del 2008. Dentro de esta categoría, los vehículos pesados de 3 a 7 ejes (donde se encuentran casi todos los ómnibus y camiones) tuvieron un aumento espectacular, llegando a 158 en mayo del 2008 (58% de aumento).

Sin embargo, la red vial nacional no ha aumentado en la misma proporción, lo que quiere decir que hay más vehículos circulando por las carreteras existentes. A esto se suma que las inversiones en mantenimiento están por debajo de lo requerido. Según José Luis Bonifaz, de la Universidad del Pacífico, se necesitarían US$ 187 millones anuales, pero solo se invierten US$ 69 millones, lo que nos da un déficit anual de 118 millones (Competitividad e Infraestructura y Servicios Terrestres).

Lo peor es que las carreteras se deterioran y el costo de reconstruirlas es muy superior al del mantenimiento no realizado. Además, se generan importantes sobrecostos para los usuarios, estimados en US$ 187 millones anuales para todas las carreteras del Perú (Universidad del Pacífico, Sobrecosto para los peruanos por falta de infraestructura).

La solución es obvia: se necesita mayor inversión en el sector. El estudio de la U. del Pacífico dice que una alternativa es que el Impuesto Selectivo al Consumo por Gasolina y Diésel 2 se aplique efectivamente al sector transportes en lugar de alimentar la Caja Fiscal. Sea lo que fuere, la inversión en infraestructura debe aumentar y no caer.

Otra alternativa incluye la participación privada, siempre y cuando se cambie la modalidad de los contratos. Un estudio de Lincoln Flor y Óscar Rojas (¿Existe regulación por incentivos en las concesiones viales?, Revista de la Competencia y Propiedad Intelectual), dice que en los contratos de concesión actuales, la tarifa para el privado es una indexación anual del peaje máximo en base a la inflación y el tipo de cambio.

O sea que se asume una productividad cero (0), a pesar de la demanda creciente que hemos visto. Así, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, con Telefónica (donde la ganancia de productividad se traslada al público vía rebaja de la tarifa), esto no pasa en las carreteras y todo el aumento de los ingresos queda en los bolsillos del concesionario.

Para terminar: no existen autopistas de dos vías en los tramos de mayor flujo, lo que evitaría accidentes. Lo peor: la concesión Pucusana – Ica estipula que la autopista a Pisco no estará antes del 2012 y solo llegará a Ica en el 2022. De su lado, la autopista Huacho-Pativilca no avanza porque el Estado no cumple con la necesaria expropiación de predios; mientras tanto, la concesionaria cobra sus peajes "religiosamente". Con esas carreteras, y sus trágicas muertes, ¿somos los mejores de América Latina? Por favor.

Nota: Por error, en el artículo "Alan escucha, la leche no se toca" (publicado el miércoles 6 de agosto), dijimos que el estudio "Las pérdidas en el camino" de Alcázar, López y Wachtenheim había sido elaborado por Apoyo y no por GRADE, como corresponde. Pedimos disculpas.

Todos los artículos del autor pueden ser leídos en: www.cristaldemira.com
____________________________

LA REPUBLICA 07 de agosto de 2008

Lo que debe responder Verónica Zavala
Congresistas elaboraron preguntas sobre racha de accidentes, seguridad y Tolerancia Cero.
Redacción La República.

En su laberinto. Zavala se jugará el cargo si sus respuestas no satisfacen al Congreso de la República.

La idea es escuchar a Verónica Zavala antes de decidir su futuro. Por ello optaron por la interpelación antes de exigir su renuncia al cargo de ministra. Aunque, claro, hay quienes creen que la hora de censurarla ha llegado.
¿La razón? La nueva racha de accidentes en las carreteras que mantiene en zozobra al país y que, según señalan congresistas como Yonhy Lescano, ha sobrepasado las capacidades de prevención y control de la titular del sector Transportes y Comunicaciones.

Otros, como María Sumire, José Maslucán, Alberto Escudero, Elizabeth León y Carlos Bruce, coinciden con este razonamiento. Por ello se apuraron en aprobar la moción de interpelación con la que llevarán a Zavala al Congreso.

EL CUESTIONARIO
En total son 35 los parlamentarios que estuvieron de acuerdo en citar a la ministra. Ellos redactaron la moción 5045 en la que se indican las 47 preguntas que deberá responder la funcionaria.
A continuación, algunas de ellas: 1) Si se tenía el informe de la Defensoría del Pueblo en el que se indica que en 2006 hubo 77 mil choques con un saldo de 3,481 muertos, por qué su despacho tardó nueve meses en aprobar el Plan Nacional de Seguridad Vial (abril del 2007).

2) ¿Qué porcentaje del presupuesto del sector se destina a la labor de control del servicio del transporte de pasajeros?
3) ¿Cuántos inspectores hubo antes del lanzamiento del Plan Tolerancia Cero y cuántos hay hoy?

4) ¿Cuántos inspectores de transporte hay en cada región?
5) ¿Cuántos vehículos se han sometido a las revisiones técnicas a cargo del MTC? 6) ¿Qué acciones tomó el MTC en atención a las recomendaciones planteadas por la Defensoría del Pueblo, en su informe 108, del 2006? 7) Cuál es el número de empresas formales de transporte interprovincial de pasajeros, su número de vehículos y detalle de rutas. 8) ¿Cómo explica que varios vehículos que pasaron el control de Tolerancia Cero no tenían autorización para seguir circulando? 9) ¿Cuál es la antigüedad promedio de los vehículos de transporte interprovincial? 10) ¿Cómo es verdad que el Consejo de Seguridad Vial es una entidad inoperativa, a solo dos años de su creación? 11) ¿Cómo es que siguen ocurriendo accidentes por falla humana si se supone que los controles evitan que los choferes conduzcan con exceso de horas de trabajo?

12) Que explique si los planes de Tolerancia Cero se llevan a cabo durante todo el día. 13 ) Cuáles son los puntos en los que existen controles Tolerancia Cero. 14) Cuántos equipos psicomáticos y sensométricos ha adquirido el MTC para sus tareas de control. 15) De cuánto es el presupuesto anual del Consejo de Seguridad Vial, etc, etc y etc.

LA REACCIÓN
"En lo que va del año la Policía ha reportado más de mil muertes por accidentes".
Octavio Salazar
Director de la Policía Nacional del Perú

Pleno decide interpelación

La moción aprobada ayer por un grupo de parlamentarios de distintas bancadas, con la que se promueve la interpelación de la ministra Verónica Zavala, será vista la siguiente semana en el Pleno del Congreso para su discusión y aprobación. De ser aprobada, será recién enviada al MTC, junto con un oficio en el que se fijará hora y fecha para la presentación de la ministra.

Según Yonhy Lescano, la moción de interpelación no solo cuenta con el apoyo de los parlamentarios que estamparon su firma en el documento, sino con "varios más, incluyendo del sector oficialista, quienes votarán por su aprobación en el próximo pleno".

Dijo que en opinión de un gran sector del Parlamento, Zavala Lombardi debe dar un paso al costado porque "ha demostrado que no es competente para el cargo".
En declaraciones a una estación de radio, Verónica Zavala dijo que en su sector existe una sensación de impotencia ante la multiplicación de accidentes de tránsito en las carreteras del país y admitió que el plan Tolerancia Cero no ha sido suficiente para evitarlos. Dijo también que el mencionado plan funciona, pero no puede ocuparse de todos los problemas que hay en el sector.
___________________________
PERU 21 07 de agosto de 2008

Los culpables de accidentes en las carreteras
Autor: Francisco Eguiguren

Escribo sobre este tema sin ser experto en la materia; simplemente lo hago porque, como muchos, estoy harto de que en nuestro país, en el siglo XXI y con una economía próspera que quiere modernizarse, sigamos teniendo todos los días un nuevo accidente de vehículos de transporte público en las carreteras que causan muertes o lesiones graves a miles de desprotegidos usuarios.

A falta de conocimientos técnicos sobre el tema, recurro a lo que he aprendido por el hábito de observar, por haber viajado bastante y por un poco de sentido común; ello permite apreciar las causas del problema a quien quiera verlo y hacer algo para resolverlo.

La principal causa de los accidentes de los vehículos de transporte público no es la antigüedad de la flota o lo difícil de nuestras carreteras por la accidentada geografía. El problema es esencialmente humano, y tiene que ver con la organización precaria de la mayoría de empresas de transporte, con la falta de capacidad y responsabilidad de la mayoría de choferes, con la pasividad o corrupción de muchas de las autoridades encargadas de controlar y sancionar su accionar.

En nuestro país hay miles de ómnibus y un sinnúmero de empresas de transporte; muchas actúan con total informalidad y la competencia origina una carrera de precios donde, para bajarlos y sobrevivir, se sacrifica la seguridad del servicio, el estado del vehículo y la calidad del personal. Tenemos todo tipo de costos y calidades, los menores para que puedan pagarlos los más pobres.

Pero los accidentes tampoco escapan a empresas formales. Muchos transportistas tienen un verdadero e impune prontuario de infracciones. Si se cumplieran estándares mínimos, la mayoría de estas empresas estarían impedidas de seguir operando. Es inaudito que los choferes no sean verdaderos profesionales del oficio, adecuadamente calificados y remunerados. Que la mayoría de desempleados opte por manejar una combi, un microbús, mototaxi o taxi; y ya sabemos cómo manejan, por falta de educación, responsabilidad y cerebro. Si gente así conduce un bus en la carretera, donde el riesgo y la velocidad aumentan, el desenlace fatal es previsible.

No puede ser que muchos choferes cobren por viaje, pues ello los hace excederse en el número de trayectos para ganar más. No puede ser que manejen a la velocidad que lo hacen. No puede ser que carreteras tan transitadas, como la Panamericana Norte y Sur o la Carretera Central, sigan teniendo, en la mayoría de su recorrido, vías sin separación y de solo un carril por lado, donde quien sobrepasa un vehículo tiene necesariamente que ocupar la vía opuesta.
________________________

EL COMERCIO 22 de julio de 2008

Torpezas ciudadanas

Rincón del autor. Las decisiones de las autoridades, municipales o no, se ejecutan con este contrapunto desastroso como telón de fondo. Será por ello que son tan abusivas
Por Mariella Balbi

La teoría, el urbanismo y la lógica indican que el estar bien o el bienestar de los habitantes es un mandamiento para quienes tienen a su cargo el manejo de las ciudades. Como se dice pomposamente, es el fin último. Constatar que esto no se cumple en Lima, y menos aún en provincias, es una verdad perogrullesca, pero indignante. Si nos situamos en el justo medio, al otro lado de la medalla tenemos a un ciudadano aplastado, inconsciente, comprensiblemente abúlico e indiferente. Las decisiones de las autoridades --municipales o no-- se ejecutan con este contrapunto desastroso como telón de fondo. Será por ello que son tan abusivas.

Un escenario particularmente calamitoso es el del tránsito en todas sus aristas. Ejemplos sobran. No conocemos quiénes son los iluminados (siempre hay un 'cerebrito' que propone y convence) que consideraron necesario e indispensable cerrar el cruce de la calle Asunción con la Av. Arequipa, o sea 'disolverlo'.

Asunción tiene solo una cuadra, se inicia en la Av. Santa Cruz, atraviesa la Arequipa (después del cruce con Aramburú) y se convierte en Gervasio Santillana. Cruza también la Av. Petit Thouars, pasa por el Hogar de la Madre y nos lleva (llevaba) derecho al zanjón. Poco importa si esta irresponsabilidad corresponde a la Municipalidad de Lima o a la de Miraflores, la tropelía y la estrechez de miras están ahí, con su cemento más.
Sabemos lo que sucederá, no hay que ser ni pitonisa, ni muy dotada, ni experta en nada. Como ya no se puede cruzar de frente la Av. Arequipa, ahora los carros tienen que doblar a la derecha y entrar nomás a esta 'híper' y 'súper' congestionada vía.

Se pasará al otro lado cogiendo un cruce que está ¡solo 100 metros más abajo de la calle Asunción! Del carril derecho tendrá que alinearse rápidamente al izquierdo, aunque se supone que es el de mayor velocidad. Luego ingresará nuevamente a la 'híper' y 'súper' congestionada Av. Arequipa, probablemente por el carril izquierdo, para pegarse a su derecha y tomar 'last but not least' Gervasio Santillana (una espeluznante vuelta en U), atravesar Petit Thouars y llegar a la entrada al zanjón. Uf, la congestión está asegurada.

Hasta una canica de vidrio mostraría el despelote que se viene. Más aun cuando el semáforo de Aramburú (y su continuación, Santa Cruz) con Arequipa es el infierno sin aire acondicionado, mal regulado e irrespetado, y esto desde hace un buen tiempo.

¿Alguna autoridad marisabidilla ha visto, aunque sea de reojo, la cantidad de combis (asesinas y no asesinas) que hay en la Av. Arequipa, particularmente en esta zona? En lugar de hacernos entrar a las dos vías de la Arequipa bien se pudo (se puede, de usar la cabeza) pintar un rectángulo amarillo (en gringo 'yellow box') en la pista de los cruces de las avenidas Arequipa y Petit Thouars con Santillana. Quien se quede en el medio, obstaculizando el paso, sea porque es 'achorado' o distraído, multa con él. Claro que se requeriría la presencia de un policía no maleable, de preferencia mujer.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu