martes, 14 de septiembre de 2010

¿SABES EXACTAMENTE QUE SON LOS ALIMENTOS TRANSGENICOS?

EL COMERCIO SETIEMBRE 14, 2010

¿Sabe exactamente qué son los alimentos transgénicos?

Los alimentos transformados genéticamente causan controversia. Es importante que las personas ejerzan su derecho a la información sobre los productos que consumen para poder elegir mejor

¿Sabe exactamente qué son estos componentes presentes en algunos de los alimentos que usted adquiere en el supermercado?

“Los alimentos transgénicos son aquellos que han sufrido modificación en su estructura genética. Se les ha agregado o quitado parte de la secuencia original, a fin de crear un organismo con características específicas, por lo general con más ventajas que su versión original. En este proceso, se puede incorporar genes de otra especie –de bacterias, virus, animales o plantas– en un alimento, creando así un alimento con una estructura genética distinta”, define el nutricionista Arnaldo Hurtado.

La extensión de los cultivos transgénicos y el incremento de su consumo han desatado polémica. “El tema es controversial. Por un lado muchos expertos consideran que los transgénicos pueden ser la solución al hambre y la pobreza, puesto que estos ‘supercultivos’ podrían eventualmente ser resistentes a todo y los alimentos podrían ser potenciados”.

No obstante, agrega el nutricionista, sus detractores advierten que los transgénicos pondrían en riesgo los cultivos tradicionales y podrían desaparecer algunas variedades exóticas o regionales, como el maíz gigante del Cusco. “A través de la polinización, los cultivos transgénicos pueden ‘contaminar’ con sus genes a las especies convencionales”, dice Hurtado.

Faviola Jiménez, directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición (R-PAN),recomienda que se indique en la etiqueta la presencia de estos componentes para que el comprador tome una decisión informada.

DEBEN INFORMAR
“El art. 37 del Código del Consumidor manda que cuando los alimentos sean transgénicos se informe en la etiqueta. Esto es resultado de muchos debates en los que un sector de los industriales consideraba que era irrelevante para las personas tener esta información. Si bien, al final primó el respeto a nuestro derecho, ahora oímos decir que colocar ese dato es costoso y el precio se trasladará a los consumidores, lo cual es inexacto”, dice Crisólogo Cáceres, presidente de Aspec

“El importador debería exigir a su proveedor que los alimentos vengan acompañados –a su costo– de la constancia expedida por la institución certificadora correspondiente”, finaliza.

LEA LA ETIQUETA
Actualmente se está investigando si los alimentos transgénicos causan riesgos como alergias en las personas, nuevas enfermedades producto de la combinación de virus y bacterias, el incremento de los residuos tóxicos en los alimentos, entre otros.

La única manera de saber si un alimento tiene componentes transgénicos es que el producto lo declare en su etiqueta. Por ello, es importante que el consumidor ejerza su derecho a la información.

La R-PAN indica que el consumidor latinoamericano es uno de los que menos se informa sobre el valor nutricional de los productos.

Puede acudir a un nutricionista para que lo guíe en temas nutricionales y resuelva sus dudas.
________________________________

LA REPUBLICA SETIEMBRE 25, 2009

En breve sale norma para uso de semillas transgénicas

Reglamento. Cultivo en el Perú empezaría en cinco años. También establecerá sanciones contra el uso no autorizado de semillas en los cultivos.

El Ministerio de Agricultura publicaría la próxima semana el Reglamento de Bioseguridad que regulará el ingreso y cultivo de semillas de organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos.

Así lo indicó el ministro Adolfo de Córdova, quien refirió que el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) ya les entregó sus respectivas recomendaciones.

Cultivo iniciará en cinco años

Al respecto el jefe del INIA, Juan Risi, refirió que el reglamento también establecerá sanciones para quienes hagan uso no autorizado de productos transgénicos.

Explicó que aún tomará cinco años antes de que se empiecen a cultivar semillas transgénicas en el Perú (el primer cultivo sería el maíz), pues las empresas interesadas deberán seguir un proceso de registro y ofrecer las garantías técnicas y capacidad de gestión correspondientes.
____________________________

LA REPUBLICA OCTUBRE 16, 2008

Minag evaluará uso de transgénicos

Nuevo ministro carlos leyton marca distancia de su antecesor. Señala que junto a otros ministerios, regulará el ingreso de semillas modificadas.

Nuevecito. Flamante ministro Carlos Leyton e Ismael Benavides en el Minag.

El Ministerio de Agricultura (Minag) evaluará en los próximos días las ventajas y desventajas que implican autorizar el ingreso al país de los organismos genéticamente modificados (OGM) o semillas transgénicas, informó ayer su nuevo titular, Carlos Leyton.

Señaló que si Perú sustenta su posición en el ecodesarrollo, tendría que mantenerse lo más lejos posible de los transgénicos para no contaminar al país. "El cambio de ministro no significa que se abrirán las puertas a los transgénicos o viceversa, pues creo que esa decisión es de carácter nacional y no solo de un ministerio", declaró.

Cabe recordar que para el ex titular del sector, Ismael Benavides, los transgénicos eran la solución para paliar la crisis alimentaria. Por su parte, el ministro del Ambiente, Antonio Brack, busca que el gobierno declare al Perú como un país libre de transgénicos para garantizar los recursos genéticos nativos.

Por otro lado, el ministro Leyton informó también que en los próximos días revisará el Decreto Legislativo 1064 que regula el aprovechamiento de las tierras de uso agrícola. "A veces algunos decretos tienen un enfoque plano, es decir, conciben al país como un todo y no con la biodiversidad que lo caracteriza", explicó el ministro.

EL DATO

Sierra exportadora. El ministro Leyton señaló que aún se estudia el futuro de este programa, debido a la significativa reducción de su presupuesto para el 2009. Sobre la posibilidad de que Sierra Exportadora sea absorbido por el Minag "sería peor, pues allí podría quedarse sin presupuesto", apuntó el ministro. El futuro cada vez es más sombrío para SIEX.
_________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 15, 2008

Presentarán proyecto para declarar al país libre de productos transgénicos

7:55 | Congresista Juana Huancahuari promueve propuesta legislativa en defensa de la salud

Con la intención de garantizar la salud de la población, la protección del medio ambiente y la agricultura ecológica, la legisladora humalista Juana Huancahuari anunció que presentará un proyecto de ley que declara al Perú como un país megadiverso, natural, orgánico y libre de productos transgénicos.

"Es necesario proteger la diversidad de especies, de recursos genéticos, de ecosistemas y de culturas del país, que permite ofrecer al mundo productos orgánicos y naturales sin modificación genética como los transgénicos", sostuvo la parlamentaria.

Huancahuari precisó que al presentar su proyecto se afirma también una política agraria nacional, pues el proyecto de ley que presentará derogaría automáticamente los decretos legislativos 1059, 1060 y 1080, los cuales dejan la puerta abierta a la entrada de transgénicos sin ningún tipo de control, según explicó.

Un transgénico (organismo modificado genéticamente, OMG) es un organismo vivo que ha sido creado artificialmente manipulando sus genes. Las técnicas de ingeniería genética consisten en aislar segmentos del ADN (el material genético) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el material hereditario de otro.

Huancahuari señaló que la eventual siembra de transgénicos en el Perú ocasionaría la liberación de estos organismos en el ambiente, la contaminación genética de los cultivos locales, la aparición de nuevas plagas y nuevas alergias, así como de plantas resistentes, lo que conlleva al incremento de uso de herbicidas, a la extinción de especies, la vulneración de ecosistemas, entre otros efectos adversos para la salud.

"Los efectos sobre el conjunto de seres vivos son irreversibles e imprevisibles", anotó.
______________________
EL COMERCIO OCTUBRE 3, 2008

DESACUERDOS ENTRE MINISTROS
Benavides y Antonio Brack enfrentados por transgénicos

Los ministros de Agricultura, Ismael Benavides, y del Ambiente, Antonio Brack, siguen discrepando sobre la liberación de semillas transgénicas. El primero defiende su ingreso al país y el segundo se opone.

DIFERENCIAS EN EL EJECUTIVO
Benavides a favor de transgénicos, mientras Brack se opone
Ministro del Ambiente había dicho que el Perú podía declararse país libre de transgénicos

La posible liberación de semillas transgénicas (organismos genéticamente modificados) en el país sigue siendo un tema de fuertes diferencias entre los ministerios de Agricultura y del Ambiente. El titular del primero, Ismael Benavides, afirmó ayer que el ingreso de los transgénicos al país es "una decisión inteligente y pensando en el futuro alimentario de los peruanos".

Sin embargo, el miércoles el ministro del Ambiente, Antonio Brack, adelantó que en enero próximo el Gobierno evaluará si declara al Perú un país libre de transgénicos, con el fin de promover los productos orgánicos.

De ese modo, se retomó la polémica pública que sostienen ambos ministros y que lleva tiempo sin que haya solución a la vista.

La agencia Andina recogió declaraciones del ministro Benavides, quien ayer sostuvo que los productos orgánicos son cultivos de poco volumen y destinados a un pequeño nicho.

Más bien sostuvo que en 30 años seremos 50 millones de peruanos que requerirán un mayor volumen de productos agrícolas. Para él la clave son los transgénicos porque mejorarán la productividad de los campos y reducirán futuras crisis de alimentos. Mencionó que bajo esa lógica China acaba de lanzar ocho semillas transgénicas a su mercado.

Al respecto, el economista y experto en temas agrícolas Eduardo Zegarra se mostró escéptico sobre si funcionaría un modelo de cultivos transgénicos en una agricultura establecida en el minifundio como la peruana.

"El ministro no puede trasladar mecánicamente el modelo de cultivos transgénicos de EE.UU., Canadá y Australia al Perú, porque ese tipo de cultivos son posibles en grandes extensiones de terrenos centrados en el maíz o la soya", apuntó.

Sostuvo que la agricultura orgánica no significará una mayor productividad, pero sí una mayor rentabilidad para el agricultor.

Por lo pronto, el reporte del Ministerio de Agricultura informó que en agosto la producción agrícola creció en 11,1% en comparación con el mismo mes del 2007. En tanto que la tasa de crecimiento de enero a agosto de este año fue de 5,6%.

De acuerdo con el mismo reporte, los productos de mayor producción en el pasado mes fueron el arroz cáscara (21,3%), papa (7,2%), tomate (16%), camote (71%) y la quinua (179,3%).

EL DATO
Producción de papa
Uno de los cultivos que mayor producción tuvo en estos meses fue la papa. En las regiones de Huancavelica hubo un crecimiento de 120.4%, en Ayacucho 46.4% y Junín 25.7%, según el Minag.
_____________________
Gestión 02 10 08

Brack: En enero se decidirá si es posible declarar a Perú como país libre de transgénicos

Evaluación: El tema todavía está en evaluación, pero existe una tendencia mayoritaria y consensuada de que el futuro del Perú está en todos los productos orgánicos, afirmó el ministro del Ambiente

En enero del próximo año el Gobierno peruano tomaría una decisión sobre la posibilidad de declarar al Perú como un país libre de transgénicos, con la finalidad de garantizar la conservación de los recursos genéticos nativos y dotar de mayor competitividad a la agricultura orgánica y a los productos naturales.

Así lo señaló el ministro del Ambiente, Antonio Brack, agregando que “el Ministerio de Agricultura, del Ambiente y organizaciones civiles aún estamos discutiendo el tema. Si bien hay varias tendencias, existe una que es prácticamente mayoritaria y consensuada, la que refiere que el futuro del Perú está en todos los productos orgánicos”.

En ese sentido, dijo que se revisará la legislación sobre los transgénicos, lo cual implica una coordinación entre el INIA, Digesa y el Viceministerio de Pesquería.

Brack insistió en que se debe tener en cuenta que el desarrollo biotecnológico del Perú tiene 10 mil años de experiencia en cultivo y mejora de especies.

“Esto ha hecho de nuestro territorio uno de los centros mundiales de recursos genéticos, algunos de ellos de enorme importancia como la papa, el maíz, camote, algodón, yuca, papaya, granos, tubérculos andinos y camélidos sudamericanos”, subrayó.

En este sentido, destacó las 91 especies de para silvestre, 55 razas de maíz y 1,500 variedades de camote, entre otros cultivos, los cuales correrían peligro con la importación de transgénicos.

Exportaciones

Precisó también que actualmente el Perú exporta US$ 160 millones en productos orgánicos (banano, café, cacao, etc.) cuya demanda del Japón ha aumentado en un 20% y de la Unión Europea en un 15%.

La semana pasada Brack propuso al Congreso evaluar la posibilidad de declarar al Perú como un país libre de transgénicos. Asimismo, aceptó la posibilidad de importar productos transgénicos de especies vegetales y animales que no sean nativos del Perú, siempre y cuando exista concordancia con las normas nacionales e internacionales vigentes.

La Comisión Agraria del Congreso de la República, plantearía que el cultivo de organismos genéticamente modificados (OGM) o alimentos transgénicos en el Perú sean autorizados solo para la exportación.

Peligro de tsunamis

El ministro del Ambiente, Antonio Brack, informó que el recorte presupuestal total de S/.14.21 millones que ha efectuado el MEF a su presupuesto afectará el buen funcionamiento del Instituto Geofísico del Perú. Este ente necesita S/.3 millones para implementar adecuadamente el sistema moderno de alerta de tsunami. Indicó que el 53% de población vive en la costa, y si no se tiene un sistema de alerta moderno de tsunamis podría haber un desastre.

Brack dijo que el presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso ha mostrado su apoyo al tema.

Brack también informó que viajará a Holanda, Alemania, Finlandia y Gran Bretaña del 11 al 21 de este mes a fin de buscar recursos para su portafolio. Por lo pronto, adelantó que es casi seguro que se concretarían 5 millones de euros.

“El Perú ha recibido del pasado un enorme legado de conocimientos tradicionales y recursos genéticos nativos, que es necesario conservar”. Antonio Brack.
______________________________
De: S. Barrio [mailto:sbarrio@avantari.com]
Enviado el: Miércoles, 03 de Septiembre de 2008 09:57 a.m.
Asunto: ¿Qué paradigma de ciencia representa?

Biotecnología Transgénica
¿Qué paradigma de ciencia representa?
S. Barrio Healey
Mucha de la confusión que emerge alrededor del tema de la Biotecnología se da en el contexto de la necesidad de ciencia y desarrollo: nos cautiva la idea de disponer la última tecnología. A la par, existe una sana y legítima reticencia con las trabas al desarrollo científico, ya traemos las experiencias de Galileo y Giordano Bruno, dos grandes de la historia que fueron inculpados por saber demasiado. Sobre nuestra modernidad la ciencia se posiciona en un elevado status y todo intento de obstruir el conocimiento se le califica como dogma, oscurantismo medieval y anti-progreso.

Existe el consenso unánime de que la ciencia trae desarrollo y prosperidad. Históricamente el hombre ha sido confrontado con grandes desafíos, y siendo abatido por hambrunas y plagas que han amenazado su supervivencia, con el uso de la ciencia ha forjado soluciones. Grandes hombres como Pasteur, Fleming y Zhang Zhong Jin, fueron impulsados por una íntima necesidad de aliviar el dolor, y su compasión los condujo por un camino de sorprendentes hallazgos científicos.

Los países desarrollados siempre han dedicado una porción de su riqueza a la investigación. La novedad es que el día de hoy son las corporaciones las que invierten en ciencia y tecnología, las corporaciones tienen mayor poder económico que los gobiernos y sus instituciones de investigación y las universidades. Pero a diferencia de estas últimas, las corporaciones realizan investigaciones científicas puntualmente orientadas a mejorar sus ventas e ingresos económicos. No siempre las motiva mejorar la calidad de vida del hombre, y su búsqueda no es necesariamente impulsada por un estudio objetivo de los principales problemas que aquejan a la humanidad.

El término “biotecnología transgénica” nos hace pensar en los irrefrenables progresos de la ciencia y la modernidad, tecnologías en las que deberíamos instruirnos. Pero si somos más indagadores y agudos, veremos que detrás de la llamada “biotecnología transgénica” se esconde una creación artificiosa de las corporaciones, que con audacia ha logrado entretejer un sistema de beneficio económico. Esto incluye:

a. Patentar semillas (algo audaz e inaudito que moralmente nadie imagino posible, pero es ahora una realidad)
b. Asegurar una venta enlazada de semillas con sus respectivos herbicidas, procreando semillas genéticamente manipuladas para resistir las sustancias agroquímicas que ellos mismos expenden.
c. Enjuiciar a los agricultores que accidentalmente absorban en sus campos de cultivo material genético patentado. ( sólo en EE.UU se han abierto más de 9000 juicios)
d. Organizar un sistema de dependencia que atrape a los agricultores y a las economías emergentes. Una práctica muy difundida es el incentivo de regalar semillas al agricultor para ir colonizando nuevas hectáreas de cultivo.
e. Apoderarse de las cadenas de producción de alimentos, monopolizando el mercado de ventas de semillas.
f. Confeccionar semillas estériles, (lo que anualmente asegura una nueva venta).
g. Debido al fenómeno de resistencia biológica, periódicamente se modifica el material genético, dejando obsoletas a las semillas previas. Por ejemplo, un año se vende el maíz BT813, al año siguiente el maíz BT830. Sus respectivos herbicidas también son renovados. Esto consolida la dependencia del agricultor.

h. Consolidar su posicionamiento en el mercado valiéndose de falsos e irresponsables argumentos. Se difunde un desvergonzado uso de sofismas, donde el rigor de la lógica y la razón se emplea para encubrir engaños. Tales como afirmar que los alimentos transgénicos son seguros e inocuos, que la humanidad padecerá de hambrunas por efecto de la sobrepoblación y la falta de alimentos, o que los transgénicos son una tecnología verde que reduce el uso de plaguicidas.

No se trata de ser obcecados e intransigentes, echando pestes contra la razón y la ciencia. Se trata de tener la lucidez suficiente para distinguir cuando es que estamos frente a una legítima ciencia. Una ciencia honesta busca la verdad, exhibe coherencia en sus planteamientos, y buscando desarrollo social llega a una propuesta plena de armonía en todas sus partes. La llamada biotecnología transgénica es una práctica que si bien aplica el conocimiento científico, sigue el camino de la ciencia hasta llegar a la aniquilación de la ciencia misma. Una ciencia que se vuelve contra sí misma porque no llega a madurar una propuesta viable para las necesidades del planeta y del hombre.

Se ha dicho que la biotecnología transgénica, si bien se viene usando con alevosía, bien empleada podría ser también una tecnología benefactora que nos ayude de múltiples maneras, como crear arroz dorado con extra beta caroteno, o arroz con ferritina y lisozima. Unánimemente nadie objeta una ciencia que traiga prosperidad al hombre. Si el oficio de las agroindustrias transgénicas fuera sembrar la felicidad, impedir la enfermedad en esta y otras vidas más allá, no tendríamos por que objetar, y si hacen los estudios de seguridad correspondientes quizá tengan su lugar en un lejano futuro. El hecho es que la abrumadora mayoría de las hectáreas sembradas de transgénicos no están hechas para mejorar la calidad del alimento.

El costo de producir una semilla transgénica oscila entre 10 y 100 millones de dólares y requiere entre 6 y 10 años de investigaciones. Es científico y filantrópico emplear la ciencia para buscar un arroz reforzado con beta caroteno. Si tanto les preocupa la salud, ¿por qué entonces no promueven el arroz integral, donde tenemos una significativa diferencia de nutrientes respecto al arroz blanco?

Pero seamos nuevamente científicos, en el Ande tenemos 2032 variedades diferentes de camote, que es una fuente inigualable de carotenos, en Asia se tiene el Gou Qi zi, (Lycium barbarum) una fruta muy popular consumida por todo el pueblo chino, es la única fruta que contiene el espectro completo de beta carotenos, y contiene una asombrosa concentración de antioxidantes. Si vamos a buscar beta carotenos con realismo tenemos que buscarlo en sus fuentes, donde lo encontramos en abundancia.

¿Qué lógica tiene sinuosamente forzar al arroz a producir algo que le es ajeno? ¿Si sembramos un campo de arroz, no será un poco rebuscado esperar cosechar zanahorias? Y aun si lo logramos será con un altísimo costo, pero en eficiencia de rendimiento nunca se podrá comparar con otras fuentes inocuas y baratas de beta carotenos. Para satisfacer las necesidades diarias de Vitamina A se requiere multiplicar por doce el consumo de arroz dorado, unos 3 kilos diarios, sin embargo los creadores de este arroz, fatigados después de cinco años de estudios, admiten que aún no saben cuánto del contenido vitamínico está disponible después de la cocción.

Nuevamente vemos que se trata de una tecnología que no busca ni llega a una solución al problema de falta de nutrientes. El encanto está en la posibilidad de patentar un grano de consumo masivo, y cuando miles de millones de comensales mastiquen al arroz, cada uno habrá abonado su cuota de regalías para los dueños de la patente.

Syngenta, quien tiene la patente de este arroz tiene la exclusividad para comercializarlo en países industrializados, mientras que en los países no industrializados el hecho de ofrecer un aureolado arroz “humanitario” les aceita el camino para internarse en un vasto mercado.

La realidad es que estas semillas reforzadas de nutrientes hasta ahora no se han obtenido y los intentos de producir arroz con ferritina y lisozima han sido desastrosos, con experimentos que además de ilegales, dejaron secuelas en los niños peruanos al punto que ahora se le han abierto un juicio a los responsables el estudio. Mientras esto sucede, leemos sus comunicados sobre el éxito de sus estudios y con entusiasmo anuncian la pronta llegada triunfal de su arroz pediátrico. El objetivo es lograr hacer leches de fórmula que puedan contener sustancias específicas y naturales de la leche materna, pero ésta es por múltiples razones, afectivas y nutricionales, irremplazable, y lo que urge en el mundo es promover la lactancia materna y no las leches sucedáneas, o leches transgénicas.

No faltan los proyectos de investigación necesarios para el desarrollo del agro nacional, pero pecaríamos de ingenuos si nos sometemos a este proyecto corporativo imaginando que nos enrumba hacia un moderno progreso tecnológico.

Naturalmente aspiramos crecimiento económico, siempre que sea un progreso del que todo el país se beneficie y no sólo un manojo de empresarios, y que no ponga en peligro la salud y el medio ambiente. La agricultura intensiva de agroquímicos es compatible con la agricultura orgánica, pero la agricultura transgénica es incompatible con la agricultura orgánica, porque la contamina de transgenes y le prohíbe la certificación orgánica. Siendo objetivos y realistas vemos que con la agricultura orgánica nunca en la historia se ha dado una mejor oportunidad para un auge de la agricultura, la economía nacional y el desarrollo de biotecnologías naturales. Veamos las cifras:

Exportación de productos orgánicos (incremento de ventas con respecto al año anterior)
Café 2008 (primer semestre), 93% de incremento de ventas con respecto al año anterior
Alcachofa 2006, 67% de incremento (72.8 Millones de $)
Palta 2006, 67% de incremento (38.8 millones de $)
2007, 346% de incremento
Tomate 2007, 60% de incremento (2.8 millones de $)
Uvas frescas 2008 (1er semestre), 99.3% de incremento (42.64 millones $)
Camu camu 2007, 238% de incremento (5 millones de $)
Sacha Inchi 2007, 373% de incremento (422,599 de $)

Las leyes de interdependencia que rigen la naturaleza nos dicen que lo que es bueno para la riqueza económica del país, lo es también para el medio ambiente, y por lo tanto lo es también para la salud. La verdad siempre es congruente en sus partes y es profundamente científica.
_____________________________

EXPRESO 21 de agosto de 2008

El desarrollo de los transgénicos será supervisado y controlado

La biotecnología es una herramienta poderosa para la agricultura, sin embargo se ha formado un gran debate en torno a ella, específicamente el ingreso de las semillas transgénicas a nuestro país. Juan Risi, jefe del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), explica los beneficios que tendrá la reglamentación.

–¿Cuál es la situación actual de los transgénicos en el Perú?
En estos momentos los transgénicos en nuestro país están como esos cruces de calles que no están señalizados. Si hay un choque o accidente no se podrá saber quién tuvo la culpa porque no está adecuadamente señalizado. En buen romance, si mañana siembran transgénicos en el Perú no se puede hacer nada, no se puede prohibir ni aprobar. –¿Hay algún caso específico?Un ejemplo claro es el caso de Bolivia, no tiene un reglamento y ya está sembrado entre 300 mil y 500 mil hectáreas de soya transgénica sin ninguna norma. Ellos no hacen mucho escándalo porque es bastante beneficioso para sus agricultores.–¿Cómo surge la controversia por los transgénicos?En 1999 se promulgó la Ley de Prevención de Riesgos para el uso de la biotecnología moderna, es decir todo lo que es transgénicos o modificaciones genéticas.

Esa Ley fue reglamentada en el 2002 y en ella se definió que la autoridad nacional sea el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y trabaje su reglamento. Se designó a tres autoridades: agricultura, pesca y salud, las que se encargaron de elaborar ese reglamento. –Se dice que el reglamento abrirá paso a discreción de las semillas transgénicas.Es totalmente falso. Este reglamento tiene tres acápites que echan por tierra esas versiones. Primero, se ha trabajado el registro de instituciones que puedan elaborar transgénicos, aspecto que permitirá vigilar el desarrollo de los mismos. Segundo, la aplicación de estas instituciones que puedan tener en las semillas para poder desarrollarlas en el país. Por último, la más importante, las sanciones, porque si se comprobara que alguien falsea información, tendrá una drástica pena. –En suma, ¿qué garantiza este reglamento?

Este reglamento garantizará que no entren semillas transgénicas sin control, además permitirá que instituciones adecuadamente acreditadas manejen el tema presentando un plan de trabajo adecuado y debidamente supervisado.

–Sus críticos afirman que no se consultó a otras instituciones calificadas en el tema. ¿Lo hicieron?Todo está en el reglamento, que no se lo puedo revelar ahora. En primer lugar se hizo en base de una consultoría que obra en el poder del Consejo Nacional del Ambiente (Conam), ahora Ministerio del Medio Ambiente. No es algo que se nos ocurrió, se siguió algunos lineamientos, se consultó a gente de universidades, pero entendemos que es un tema muy complejo que tiene que ser revisado por gente que entiende.
ERIKA LóPEZ SEVILLA

Tiempo de ingreso
–Una vez que se apruebe el reglamento, ¿cuánto tiempo le tomará a la compañía traer una semilla biomodificada?
Una vez que sí proceda no es inmediata su comercialización. Hay que iniciar las pruebas y estas tienen dos niveles. La primera prueba es a nivel de confinamiento, es decir en el laboratorio. La segunda es a un nivel de contención en áreas geográficas donde se evita todo contacto con otras plantas. Calculo que al menos pasarán cuatro años para que una semilla salga al mercado.

–¿Nos estamos alimentando con transgénicos?
No sé si directamente alimentos transgénicos, pero sí sus derivados. Y no se puede saber a ciencia cierta si plantamos semillas transgénicas porque no está reglamentada.
–¿Por qué dicen que estos alimentos contaminarán a otros?
Una planta trasngénica ha sido desarrollada para elevar la productividad del agro, entonces ¿qué cosa es contaminar? No tiene sentido.

–¿Cuál es el rol del Centro Nacional de Biotecnología Agropecuaria y Forestal?Es un proyecto que nos ayudará a establecer un marco de bioseguridad. Lo que pensamos es trabajar en el desarrollo y la explotación de la biotecnología, que nos permitirá en el mejor de los casos identificar genes que pueden ser favorables para nuestro cultivo que se podría patentar para el beneficio de los agricultores.© Siguen cayendo acciones de Fannie y Freddie.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu