martes, 7 de septiembre de 2010

JAVIER PEREZ DE CUELLAR DENUNCIA QUE DELINCUENTES TOMAN SU NOMBRE PARA PEDIR DONATIVOS


EL COMERCIO SETIEMBRE 7, 2010

Javier Pérez de Cuéllar denuncia que delincuentes toman su nombre para pedir donativos

Ex secretario general de la ONU declaró que desconocidos incluso imitan su voz a fin de engañar a personalidades y empresarios

(Archivo El Comercio)
Pérez de Cuéllar informó anoche -mediante comunicado público- que desconocidos vienen haciendo tomando su nombre a fin de pedir ayuda económica en beneficio del tratamiento médico de personas enfermas.

El ex secretario general de Naciones Unidas indicó que los delincuentes incluso imitan su voz para solicitar el dinero.

Según el documento, ayer lunes Pérez de Cuéllar recibió llamadas telefónicas del Presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, César Vega Vega, del presidente del directorio de la empresa Indesa y del director de una constructora brasileña; la semana pasada, fue Alberto Benavides de la Quintana quien lo llamó. Todos ellos declararon haber sido contactados telefónicamente por un estafador, que les pedía donativos en nombre de Javier Pérez de Cuéllar, incluso para algunos imitó la voz del diplomático.

Asimismo, Pérez de Cuéllar afirmó que los inescrupulosos se han acercado a reconocidas personalidades y empresarios para recaudar dinero en su nombre.
_________________________

EL COMERCIO ABRIL 28, 2010

Pérez de Cuéllar sobre escándalos de corrupción: "No quiero descender a dar comentarios de orden político"

En una ceremonia donde fue condecorado con la “Medalla de la Defensoría 2010”, el diplomático no quiso pronunciarse acerca de este tema, pues consideró “estar en una reunión de un nivel moral alto”

El ex secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, evitó referirse a los presuntos escándalos de corrupción que en los últimos días han cobrado vigencia debido a la difusión de audios que comprometen a altas autoridades del Gobierno.

Fue durante la condecoración que recibió el diplomático de parte de la Defensoría del Pueblo, entidad que le impuso la “Medalla de la Defensoría 2010”. Además de Pérez de Cuéllar, en el acto fue condecorada la activista por los derechos de los discapacitados Liliana Mayo.

“Estamos en una reunión de un nivel moral muy alto y no quisiera descender a comentarios de orden político interno. Pido respeto para esta reunión que es de carácter exclusivo ético”, manifestó el diplomático al solicitársele su opinión respecto de la forma cómo la corrupción había marcado el segundo gobierno del presidente Alan García.

No obstante, invocó a la unión nacional de todos los partidos políticos teniendo como firme objetivo la consecución de la paz y la justicia para el país.

“Debemos apuntar a que exista justicia distributiva sobre todo, que los peruanos puedan disfrutar de su propia riqueza”, sentenció.
_______________________
PERU 21 ABRIL 26, 2010

“Yo no tengo sino solo una patria, el Perú, siempre”

Los peruanos estamos orgullosos de Javier Pérez de Cuéllar, el diplomático limeño que fue secretario general de la ONU durante la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín. Mañana le será otorgada la medalla Defensoría del Pueblo, un justo reconocimiento a este peruano universal.
Autor: Gonzalo Pajares Cruzado

"De niño tenía muchas aficiones. Coleccionaba estampillas y monedas, me gustaba la música –criolla y clásica– y, sobre todo, la Literatura. Yo leía más de lo que exigían en el colegio. Desgraciadamente, no me dejaron tocar piano. Vivía con mis primos, y una de ellas lo tocaba. A mí no me dejaron porque mi abuela decía que el piano era para las niñas". Javier Pérez de Cuéllar, brillante diplomático peruano, nos revela sus otras vocaciones además de las Relaciones Internacionales.

¿Qué escritores lo impactaron?
La lista es inmensa en prosa y poesía: Ricardo Palma, el Inca Garcilaso, César Vallejo, Abraham Valdelomar, José María Eguren, Manuel González Prada.

¿Entrenó la mano?
Sí, sí. Pero nunca he querido publicar nada que no esté relacionado con mi profesión de abogado o especialista en Derecho Internacional.

¿Por cierto pudor?
Más que pudor, por cierto perfeccionismo. Conservo esos textos…

¿Alguna vez serán públicos?
Puede ser.

¿Escribió algo para alguna enamorada?
No sé si la enamorada habrá conservado estos textos (risas). Imagínese, si vive, debe ser más vieja… (risas), tan vieja como yo (risas).

Tiene el gusto por la perfección. ¿Se puede ser perfecto siendo abogado?
Claro. La abogacía es una disciplina. ¿Qué es un abogado? Un defensor de derechos. Todo derecho crea una obligación. El abogado tiene que estar allí y ver hasta qué punto el derecho es respetado, y las obligaciones, observadas. A la par de Derecho, también seguí Literatura, ambas en la PUCP. Cuando me gradué, en 1944, opté por la carrera diplomática y, por eso, no ejercí de abogado. Y, en enero de 1945, tuve mi primera misión diplomática en París.

Su definición del Derecho hace que este se vea simple, ¿dónde se complican las cosas?
Cuando una de las partes no cumple sus obligaciones o no ejerce sus derechos. El origen del derecho es la justicia, y su tarea es ayudar a que prevalezca.

Su vida está muy ligada a Francia...
De joven estudié francés y leí a escritores como Víctor Hugo, Flaubert, Proust, Maupassant. Por mi conocimiento del idioma escogí ir en misión diplomática a Francia. Ahora, también fui buen lector de las literaturas española e inglesa. Uno terminaba, desde el Perú, siendo más cosmopolita –en términos literarios– que los mismos europeos (risas).

Algunos hombres tienen una patria por nacimiento y otra por elección…
Yo no tengo sino solo una: el Perú, siempre.

¿El mundo hoy está mejor que antes?
Es difícil de saberlo. Cuando yo nací, el hombre era hasta más feliz porque tenía menos tentaciones que las que tiene ahora. La nueva tecnología discrimina sin quererlo. Por ejemplo, cuántos peruanos ignoran incluso una máquina de escribir, por no nombrar a la computadora. Yo prefiero hablar de zonas de cultura. Por ejemplo, hablemos de China, país que ha crecido mucho, pero que tiene grandes zonas no desarrolladas; lo mismo sucede en la India y en nuestro país, que tienen territorios a los que no ha llegado la cultura. En este aspecto, Europa y EE.UU. han sacado cierta ventaja.

Desde su experiencia, ¿los países ricos necesitan tener sometidos a los países pobres para seguir siendo ricos o en esto hay mucho de mito?
El problema es la educación. Los países desarrollados necesitan de los países no desarrollados; pero, muchas veces, estos países son indefensos y pobres por culpa de ellos mismos. No hay que resignarse, pues hacerlo –sobre todo en materia económica y política– es un grave error.

¿Qué sintió cuando perdió las elecciones en el 95?
Cuando uno se presenta a una elección debe estar preparado para ganar o perder. Yo sabía que mi rival tenía el poder en la mano y que mis oportunidades eran, qué, del 5%. Eso sí, no me pude quedar en el país, porque no hubiera podido resistir vivir en un lugar antidemocrático. Un gobierno no es democrático porque gana una elección: es democrático porque practica la democracia.
____________________________
EL COMERCIO ABRIL 25, 2010

Javier Pérez de Cuéllar: "En el Perú, el que tiene más plata gana las elecciones"

Ex secretario general de la ONU dijo que salió “un poco decepcionado y resentido” de la política

Siempre da que hablar. El ex secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Javier Pérez de Cuéllar, opinó que en el Perú gana las elecciones el que tiene mayor poder económico.

“En el Perú todo el tiempo se están comprando las elecciones. El que tiene más plata, más ayuda económica, es el que gana. Y ojalá en las próximas elecciones no sea así”, indicó Pérez de Cuéllar en una entrevista con La República.

El diplomático manifestó que “aún no está la situación del país madura para escoger serenamente cuál será el mejor candidato” y refirió que salió “un poco decepcionado y resentido” de su candidatura en las elecciones presidenciales en 1995.

Pérez de Cuéllar reiteró que no votaría por Keiko Fujimori+ “por una cuestión que le llamaría histórica”.

SIN ARREPENTIMIENTOS
Al preguntársele de qué se arrepiente, Pérez de Cuéllar contestó: “Tuve una decepción en política interna. Parece una falta de modestia, pero no tengo nada de que pueda arrepentirme, no solo de hechos sino de omisión”.

Finalmente, refirió que el presidente Alan García está haciendo un buen gobierno y hay que alentarlo.

“Tiene un verdadero empeño, casi una obsesión, de lograr que al Perú llegue la inversión privada que acelere nuestro desarrollo, y eso creo que es positivo”, indicó.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu