jueves, 12 de agosto de 2010

QUE ME CONVIENE: ¿DEBITO O CREDITO?

PERU 21 AGOSTO 12, 2010

Qué me conviene: ¿débito o crédito?

Las tarjetas se han convertido en un medio de pago frecuente. Sin embargo, por falta de información, su uso no siempre es el más adecuado.
Autor: Vanessa Cabanillas

Por ser más práctico y seguro, el dinero plástico es cada vez más usado por los consumidores. En el Perú, el sistema financiero ofrece actualmente dos tipos de estos medios de pago: tarjetas de crédito y tarjetas de débito.

“La principal diferencia entre ambas es que las primeras otorgan préstamos del banco que se pagan con intereses –además de comisiones–, mientras que las segundas usan el dinero de tu cuenta de ahorros”, explica Interbank a través de su cuenta de Facebook.
No ser consciente de esa diferencia puede llevar al portador de las tarjetas a darles un uso inadecuado, lo que podría desembocar en un endeudamiento innecesario e inclusive desmesurado.

Por ello, si se va a realizar una compra, es preferible el débito antes que el crédito. “El débito funciona como efectivo porque el pago es al contado y tiene un límite fijo. Cuando las usas estás empleando tu propio dinero, no te endeudas y tampoco pagas interés alguno. Es ideal para los gastos cotidianos”, recomienda Interbank.

NO A LA DEUDA INÚTIL. Al contrario, cuando se usan tarjetas de crédito, se asume un préstamo que debe ser devuelto incluyendo el pago de intereses, comisiones y demás cargos. “Mientras más te demores en pagar, mayor será el monto. Si no terminas de cancelar tu deuda, puedes tener grandes problemas y terminarías reportado en centrales de riesgo”, advierte.

Las deudas con dispositivos de crédito son recomendables solo si son urgentes y si superan los US$1,000 o su equivalente en nuevos soles.
_______________________

PERU 21 JULIO 21, 2010

Récord de consumo con tarjetas

El uso del dinero plástico bordeó los S/.10,000 millones hasta junio. En el mercado hay 6’142,245 tarjetas.
Autor: Vanessa Cabanillas

La crisis financiera no pudo con ellas y pese a que han sido satanizadas, debido a las altas tasas de interés que cobran los bancos, las tarjetas de crédito siguen siendo uno de los medios de pago favorito de los peruanos. Hasta junio de este año, los consumidores usaron sus tarjetas para hacer compras y pagos por un monto cercano a los S/.10,000 millones, informa la Asociación de Bancos (Asbanc). En el mercado existen más de seis millones de plásticos activos.

“La mejora en la situación económica ha contribuido a que el nivel de ocupación crezca, posibilitando que más peruanos tengan ingresos estables y se conviertan en tarjetahabientes”, explica Rolando Castellares, experto en temas bancarios.

La mayor competencia generada por la apertura de nuevas entidades financieras llevó a que los bancos empezaran a 'bancarizar’ (incorporar al sistema) a quienes antes no eran considerados sujetos de créditos, como los trabajadores independientes o los microempresarios informales, anota.

MENOR COSTO. Otro efecto del arribo de estas nuevas empresas al mercado ha sido la reducción del interés para todos los créditos.

“Actualmente, algunos bancos cobran tasas por debajo del 30%. Hace tres años, el costo de una tarjeta no era inferior al 50%”, manifiesta Castellares.

A la fecha, el interés promedio para los préstamos de consumo en soles es de 41.95%. Para créditos en dólares es de 21.73%, según información de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

El costo aún es alto, sin embargo, hay quienes manejan más de una tarjeta de crédito, lo cual es riesgoso, indica Castellares. “Eso no es bueno. Salvo que se tenga una emergencia, el uso se vuelve perjudicial cuando se empieza a sacar efectivo de una para pagar otra. Entonces, el usuario cae en un carrusel y no tiene cuándo terminar de pagar”, advierte.

USUARIOS RESPONSABLES. Asbanc precisa que, a diferencia de años anteriores, en lo que va de 2010 se está percibiendo una mayor responsabilidad de los consumidores en el uso de los productos financieros.

Aquella madurez en el cliente financiero a la que refiere el gremio bancario se reflejó en una encuesta reciente del sitio web Trabajando.com, la cual arrojó que el 39% de los trabajadores planeaba destinar su gratificación por Fiestas Patrias al pago de sus deudas.

No solo los usuarios se han vuelto más cautos. Un disposición de la SBS emitida el año pasado obliga a los bancos a aumentar sus provisiones si entregan a un consumidor más tarjetas de las que este pueda pagar. La medida los llevó a ser más rigurosos y desaparecieron del mercado cerca de medio millón entre abril y diciembre de 2009.

Si bien disminuyó el número, el dinero utilizado por el total de usuarios aumentó 8.86% entre junio de 2009 y el mismo mes de este año.

En enero de 2004, solo circulaban en el mercado tres millones de tarjetas de crédito que representaban un gasto que apenas llegaba a los S/.2,300 millones. Hoy, existen 6’142,245 y el consumo se ha cuadruplicado, según Asbanc.

A FAVOR DEL USUARIO. Debido a modificaciones en el Reglamento de Transparencia del Sistema Financiero y en la norma complementaria a la Ley de Protección al Consumidor, los bancos, cajas y financieras eliminaron, desde abril, 11 comisiones, consideradas innecesarias por la SBS. Se identificó que el costo que cobra una entidad por la administración de un préstamo ya está incluido en la tasa de interés.

No es el único cambio. A partir de agosto, los bancos deberán detallar en los estados de cuenta cuánto tiempo tomará cancelar toda la deuda si solo abona el pago mínimo cada mes.

De igual forma, en el caso de los préstamos revolventes, los primeros pagos que haga el cliente deberán destinarse a la cancelación de las deudas más caras, como la disposición de efectivo, que usualmente las entidades financieras dejan para el final, encareciendo el costo del crédito.

También deberán resaltar en su publicidad las Tasas de Costo Efectivo Anual (TCEA) y no las mensuales, para que el usuario tenga una real dimensión del costo de su préstamo.
_____________________________

LA PRIMERA JUNIO 9, 2010

Sorprendido

Nunca pensé que deshacerse o desafiliarse de una tarjeta de crédito fuera tan difícil y burocrático. El pasado 26 de abril cancelé mi tarjeta Scotiabank, a través de la compra de otra entidad bancaria y al cancelarla me dieron un código de cancelación (el No. 2010712662). Hasta allí todo iba muy bien. Pero la semana pasada me llegó un recibo con una cuenta “extra” por haberme pasado un (1) día en hacer la cancelación, lo cual equivalía a S/. 25, más gastos de mantenimiento e intereses a casi unos 56 soles. El mismo sábado 5 del presente procedí a cancelar por segunda vez la tarjeta pagando estos “extras”. Y ahora me resulta que tengo que apersonarme a alguna de las entidades bancarias de Scotia para “volver a cancelar la tarjeta”. Pero qué cosa más rara, inverosímil y burocrática. Un desatino total para con un cliente y un enredo que la verdad saca de quicio al más pintado.

Lo peor de todo es que la señorita que informa todos estos “avatares”, lo hace robóticamente y nos informa que si no cancelamos por “tercera vez” la tarjeta “seguirá produciendo extras”, los cuales tendré que amortizarlos hasta que no me acerque al servicio de cliente y les diga en la cara que ya no quiero contar con esta dinero plástico que haciendo gala a la hermosa canción de Rubén Blades, me ha resultado toda una melodía pegajosa.

Escribe: Guillermo Tejada D.
DNI 07541222

Respuesta: Haremos llegar su carta a quien corresponda. De otro lado, esperemos que la empresa preste atención a este caso.
_________________________

De: "gtejadad" gtejadad@speedy.com.pe
Fecha: Mon, 7 Jun 2010 09:41:42 -0500
Asunto: SCOTIA SUELTAME DE UNA VEZ POR FAVOR!!!!!!!!!!!!!!!!!
Sr. Director:

Nunca pensé que deshacerse o desafiliarse de una tarjeta de credito fuera tan difícil y burocrático. El pasado 26 de abril cancele mi tarjeta Scotiabank, a través de la compra de otra entidad bancaria y al cancelarla me dieron un código de cancelación (el No. 2010712662). hasta allí todo iba muy bien. Hasta que la semana pasada me llegó un recibo con una cuenta "extra" por haberme pasado un (1) día en hacer la cancelación, lo cuial equivalía a S/. 25, más gastos de mantenimiento e intereses a casi unos 56 soles. El mismo sábado 5 del presente procedí a cancelar por segunda vez la tarjeta pagando estos "extras". Y ahora me resulta que tengo que apersonarme a alguna de las entidades bancarias de Scotia para "volver a cancelar la tarjeta". Pero qué cosa mas rara, inverosimil y bucrocràtico. Una falta de trato total al cliente y un enredo de la madeja que la verdad saca de quicio al más pintado. Lo peor de tdo es que la señorita que informa todos estos "avatares" lo hace robóticamente y nos informa que si no cancelamos por "tercera vez" la tarjeta "seguira produciendo extras", los cuales tendré que amortizarlos hasta que no me acerque al servicio de cliente y les diga en la cara que ya no quiero contar con esta dinero plástico que haciendo gala a la hermosa canción de Rubén Blades me ha resultado toda una melodía pegajosa.

Guillermo Tejada Dapuettoç
DNI 07541222
gtejadad@speedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.com
________________________________
Hola monica hoy me llamaron del banco para asegurarme que mi tarjeta estaba ya cancelada....ojala sea cierto.
Abrazos
guillermo

-----Mensaje original-----
De: Monica Carloni [mailto:MCarloni@inkafarma.com.pe]
Enviado el: martes, 08 de junio de 2010 03:28 p.m.
Para: gtejadad@speedy.com.pe
Asunto: Desafiliciacion carta gestion

Hola Guillermo,

Acabo de leer tu carta en gestion y se me corto el almuerzo de la colera.
Te escribo porque estas a punto de nuevamente caer en las idas y vueltas
del scotiab.

Yo pase hace poco por el mismo proceso por eso la referencia.

Te han dicho que debes ir a una agencia y ahí hacer el procedimiento de
cancelacion. Eso obedientemente hice yo tambien. Me dieron un plazo y un
codigo. Llame en el plazo y no se habia procesado mi cancelacion, segun
dijeron, porque este tramite no se hace en una agencia sino por telefono.

Por supuesto q entre el tiempo transcurrido entre mi visita a la agencia y
mi llamada se generaron gastos, intereses, portes, etc que me quisieron
cobrar.

Tengo que agregar que en mi caso yo no contaba con el fisico de la tarjeta
desde hacia 3 anos porque nunca me la hicieron llegar.

Suerte!

Monica Carloni
__________________________________
__________________________________

PERU 21 MAYO 21, 2010

Uso del dinero plástico sigue creciendo

Abril fue el tercer mes seguido en que el consumo con tarjetas de crédito aumentó en el país, informó la Asociación de Bancos.

Las operaciones con tarjetas totalizaron S/.9,521 millones al cierre de abril. (USI)
El consumo con tarjetas de crédito de las entidades bancarias y financieras totalizó S/.9,521 millones al cierre de abril, creciendo por tercer mes consecutivo, informó la Asociación de Bancos (Asbanc).

Explicó que esta cifra estuvo S/.120 millones (1.28%) por encima de lo reportado en marzo pasado, y fue superior en 559 millones (6.23%) frente a abril del 2009. El incremento estuvo relacionado con la sólida recuperación que viene experimentando la economía, añadió Asbanc.

Así, el dinamismo del consumo privado durante el presente año producto de la mejora de la capacidad adquisitiva de las familias y de los mayores excedentes de liquidez por parte de las empresas se habría traducido en un aumento en la utilización de las tarjetas de crédito como medio de pago.

A diferencia de años anteriores, durante el presente año se viene percibiendo una mayor responsabilidad en el uso de productos financieros como el dinero plástico por parte de los consumidores.
_____________________________
De: Guillermo Tejada Dapuetto [mailto:gtejadad@speedy.com.pe]
Enviado el: lunes, 26 de abril de 2010 01:02 p.m.
Asunto: TE LAS REGALAN COMO FIGURITAS, PERO CUANDO QUIERES DESHACERTE DE ELLAS: ¡ES TODA UNA ODISEA!

Sr. Director:

Las entidades financieras hoy en día regalan las denominadas Tarjetas de Credito como figuritas a los incautos (como yo), que llegué a acumular hasta cinco de ellas. Sin que uno se de cuenta estas “figuritas” empezaron a hacer su trabajo y uno se empezó a verse “tragado” casi por completo entre deudas e innumerables intereses, comisiones, moras y demás que fueron –a su vez- debilitando esa difícil solidez económica que hoy no se encuentra fácilmente. Más aún cuando uno es un empleado público que recibe un sueldo menesteroso que no reconoce en nada el esfuerzo que uno le brinda al Estado, pues como lo dije y lo diré siempre habemos algunos empleados del Estado que sí merecemos un mejor trato salarial.

Regresando a lo de las figuritas bancarias –entiéndase tarjetas de crédito-, empecé a deshacerme de ellas y cuando lo lograba con alguna pues era un logro “parteril”….no me había imaginado cuan difícil era lograr deshacerse de alguna de ellas.

Una a una fueron cayendo (Citibank VISA Silver, Citibank Rewards, Diners Club Internacional), hasta que me quedé con dos las cuales con una deuda de casi 10 mil soles, decidí adquirirlas a través de otra agencia bancaria. Todo iba muy bien en cuanto a adquirir las deudas, pues la entidad escogida se encargo de todo el trámite en un trato A-1 hacia el cliente. El problema vino cuando uno tenía que cerciorarse si en realidad de había realizado la compra. En el banco Scotia se realizó la compra sin mayor problema, pero hasta el momento no me puedo deshacerme de la tarjeta pues debo realizarlo por banca telefónica, la misma que a pesar de laborar ocho horas diarias, hay que tener la suerte de una TINKA para que lo atiendan. Hoy me pase casi una hora intentando hacerlo y nada. Según los empleados de este banco: “Hay que insistir hasta tener suerte”. ¡Que tal Ostra no!? La otra entidad bancaria (la última) es el denominado primer banco del país, y claro el mas caro y descarado.

Esta tarjeta (American Express) del Banco de Crédito, me vino de trueque, pues cuando se fue del país el Banco español Santander, me dejaron esta “figurita” para mi maldición. El hecho es que se adquirió también la deuda de esta tarjeta, pero por haberlo hecho cinco días después del cierre de mes, pues me aplicaron un interés de casi 160 soles (un robo descarado desde mi modesto punto de vista), monto que cancelé ipso facto y cerrar de una vez por todas esta pesadilla.

Al igual que Scotia la cancelación de la cuenta tampoco de puede hacer personalmente, sino vía banca telefónica, lo cual tampoco he logrado todavía, pues este bendito servicio siempre para ocupado, hay una musiquita que te llega a desesperar y una grabación que cada cierto momento te indica que en breve te atenderán.

A ti amigo lector, si tienes alguna estima hacia quien suscribe pues recibe mi sugerencia sana y transparente: deshazte de estas figuritas en el mas breve plazo, pues puede ser tu perdición…..te lo digo con toda la experiencia de que me dejaron al borde del precipicio, con las manos alzadas en todo lo ancho para guardar un equilibrio esquivo y difícil de hallar, y si siguen en esa aventura, pues ¡Dios los coja confesados!

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
gtejadad@speedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.com
_______________________________
De: Fernando Otero Davis [mailto:f.oterodavis@master-c.net]
Enviado el: lunes, 26 de abril de 2010 04:07 p.m.
Para: Guillermo Tejada Dapuetto
Asunto: Re: TE LAS REGALAN COMO FIGURITAS, PERO CUANDO QUIERES DESHACERTE DE ELLAS: ¡ES TODA UNA ODISEA!

De acuerdo, todos los bancos son abusibos y prepotentes.
Que estes bien,o
Fernand
__________________________
__________________________
EL COMERCIO ABRIL 15, 2010

Cómo salir de las deudas tras abusar de las tarjetas de crédito

Testimonio de un usuario que esperaba “con inercia entusiasta que llegue fin de mes para pagar lo que podía de las cuotas de las siete tarjetas de crédito que tenía”

Por Luis Davelouis

Corría (¿o debería escribir volaba?) 1996 y las tarjetas de crédito se seguían colocando como pan caliente después de casi una década de sequía crediticia, en especial para el sector consumo
. Dos años antes, 1994, me había casado —sí, comencé joven— y había empezado a trabajar en la división de banca de inversión de un banco internacional.

Así, con un hijo de 2 años, una esposa, casa propia y un sueldo acorde con mis responsabilidades como “trader” de bolsa era el sujeto de crédito perfecto. O eso fue lo que eligieron pensar en el sistema financiero al obviar un detalle importantísimo: en efecto, a fines de 1994 tenía todo eso… y 23 años recién cumplidos.

PAÑALES Y COMIDA
Apenas entré a trabajar en el banco, me ofrecieron mi primera tarjeta de crédito con una línea igual a mi ingreso, y solo me preguntaron dos cosas: qué día quería pagar (el 17 o el 3 de cada mes) y si quería la facturación en dólares o en soles.

Le pregunté a un (hasta el día de hoy) gran amigo y compañero de trabajo qué hacer y me dijo: “Yo pienso que el dólar se va a devaluar en los próximos meses y que la apreciación consecuente del sol será mayor que la inflación… yo me endeudaría en dólares”. Entonces, hice lo que hubiera hecho el Superagente 86 y me endeudé en dólares ganando en soles.

Seis meses después de haber estrenado mi tarjeta roja y plateada (colores del banco) con la compra de un paquete de pañales, me ampliaron la línea de crédito —sin que yo lo pidiera, pues no hubiera sabido cómo— a tres veces mi sueldo de ese momento.

QUE EMPIECE LA JUERGA
Como en aquel capítulo de la teleserie “El ángel vengador”, en la que el protagonista gritaba: “¡Muchachos, ya llegamos, que empiece la juerga!”, fuimos muchísimos los que cometimos el peor y más común de los errores de quienes tienen acceso al crédito: olvidar que es un préstamo que se paga con altos intereses y no una extensión del poder adquisitivo.

En los siguientes años pagué todas mis cuentas con mis tarjetas. Almuerzos, lonches, cenas, desayunos, discotecas, muchísimos pañales, ropa, pelotas de tenis, cuerdas, membresías y otras obligaciones mensuales… todo, absolutamente todo lo pagaba con tarjetas de crédito. Incluso, prestaba dinero obtenido de la disposición en efectivo de la línea de mis tarjetas. Las amaba.

Para 1996, el año del auge, yo ya tenía cinco tarjetas y para 1998 tenía siete —conocí a alguien que llegó a diez— que sumaban una línea equivalente a 14 veces mi sueldo. Y es que las tarjetas producían en el tarjetahabiente (los vaqueros dicen cabezas de ganado, los banqueros tarjeta-habientes) una sensación de poder inusitado, inédito e ilimitado de comprar todo lo que nos diera la gana.

Y sí, dimos rienda suelta a nuestro voraz y aprendido instinto consumista y compramos todo lo que se nos antojó, pero sin conocer los precios que en realidad estábamos comprometiéndonos a pagar.

Personalmente, nunca me planteé siquiera fijarme en el costo real de lo que estaba comprando (precio más tasa de interés, más plazo del pago); jamás negocié ni pregunté por las tasas de interés regulares o moratorias, no tenía idea de que la disposición de efectivo de las tarjetas de crédito —en la práctica— estaba penada con una tasa de interés muchísimo mayor y que debía pagarse en una sola armada; ni de que pagar la cuota mínima equivalía casi a endeudarse para siempre y suicidarse financieramente. El mono de la metralleta armado hasta los dientes y apuntándose a sí mismo.

La situación era insostenible pero no importaba: si se acababa la línea de una tarjeta se podía pasar a la siguiente y luego a la siguiente o pedir una nueva en otro (o incluso al mismo) banco. Bastaba con tener una tarjeta de crédito o “con su DNI, en 10 minutos le entregamos su tarjeta con una línea de S/.1.000 y tiene 10% de descuento en su primera compra… eso sí, el descuento no es acumulable”, anunciaban en una tienda por departamentos.

Pero en un momento, el íntegro de mi sueldo no alcanzaba para pagar las cuotas de las siete tarjetas y empecé a vivir un carrusel, a ruletear las tarjetas. Pagaba la cuota mínima disponiendo de efectivo en otra. Peor, contrariamente a lo que me anticiparon, el dólar se había disparado producto de la crisis y mis cuotas estaban en dólares. Una bola de nieve de pesadilla.

CULPA NUESTRA
Todos, de acuerdo a nuestra propia (ir)responsabilidad, pagamos el precio. No existía cultura de crédito y un día, de la noche a la mañana, había una oferta inmensa de cosas que parecían al alcance de uno y su tarjeta. No había centrales de riesgo, los bancos no cruzaban información y la supervisión dejaba mucho que desear.

Yo tuve mucha suerte y ya no tengo tarjetas. Una liquidación muy generosa me permitió pagar de un golpe el íntegro de mi deuda y cancelar todas mis tarjetas que llegué a odiar. Algunos bancos cayeron y algunos amigos siguieron pagando por muchos años.
___________________________
Nota de Redacción.- Esto de la "grati" es un chiste de mal gusto para los empleados públicos.

EL COMERCIO DICIEMBRE 16, 2009

Pagaron la 'grati' y expertos recomiendan saldar deudas y ser cautos al gastar en regalos

8:15 | Sugieren cancelar las deudas cuyos intereses sean elevados. El ahorro será útil para los pagos del año. La crisis exige seguir el lema “pagar y guardar”.

Por Luis Davelouis L. / Katherine Subirana

Son tiempos difíciles para la economía mundial, qué duda cabe. Y el Perú no queda en Marte (por blindado y al margen de la crisis internacional que al presidente Alan García le gustaría decir que está). La crisis no se ha terminado y algunas de las debilidades estructurales que la ocasionaron persisten, generando riesgos que bien podrían afectar la economía peruana, como advierte Juan José Marthans, ex superintendente de Banca, Seguros y AFP.

En este contexto nos alcanzó diciembre y llegó la gratificación, dinero que solemos usar para consumir más de lo que acostumbramos durante el resto del año (incluido julio) pues, además del ambiente festivo que caracteriza estas épocas y de la idea de un año que acaba mientras empieza uno nuevo, llega el verano. Y en verano jamás recordamos que el invierno está a la vuelta de cinco fugaces meses. Como la cigarra de la fábula de Samaniego.

Eso es porque la gratificación es considerada como un ingreso extraordinario cuando en realidad se trata de parte de la remuneración anual, como sostiene el gerente de estudios económicos del Banco Continental BBVA, Hugo Perea. Además, “es muy difícil decirle a las personas qué hacer con su dinero. [...] Ello dependerá de sus prioridades y situación financiera personal”, puntualiza el economista. Aun así, intentaremos decirle en estas líneas qué es lo que sería recomendable que haga con su gratificación.

PAGAR Y GUARDAR
La gratificación, entonces, si es que usted no la considera dentro de su ingreso corriente, debería destinarla, en primer lugar y pensando en términos de pura lógica financiera, a pagar deudas con tasas altas o que le signifiquen un egreso mensual importante con relación a su ingreso. Lo mismo si está muy endeudado.

“En primer término se deberían pagar las deudas cuyas tasas de interés sean más altas que las que se ofrecen actualmente por los mismos productos en el mercado”, explica el director de la consultora Macroconsult, Élmer Cuba.

Eso de cajón. Si usted está pagando una deuda con una tasa de 60% y en el mercado hoy le pueden prestar a una tasa de 30%, pague la deuda de golpe, incluso si tiene que prestarse, pues le costará la mitad. La idea, sin embargo, no es endeudarse, sino todo lo contrario.

Marthans piensa que la economía internacional todavía enfrenta serias dificultades (fue de los pocos que atinó en señalar la escala de la crisis cuando esta estaba aún en ciernes) y, en ese sentido, recomienda que, después de pagar deudas caras, se debe ahorrar a como dé lugar.

“Es preferible, en esta coyuntura, preservar el consumo futuro que el presente dada la incertidumbre que hay respecto al devenir de la economía mundial. [...] Yo no veo que sea nada auspicioso”, afirma Marthans, ahora catedrático de Economía en la Universidad de Piura.

Entonces, pagar deudas y en segundo término ahorrar. ¿Y las compras de Navidad? Bueno, todos los consultados están de acuerdo en que se debe disfrutar del fruto del trabajo, pero pensando siempre en cuán sostenible es o en cuánto puedo afectar la economía propia (o, peor aun, la familiar).

Por eso, Hugo Perea recomienda distribuir la gratificación a lo largo del año, pensándola como lo que realmente es: parte del sueldo, pues así puede contar con ella e incluso endeudarse considerándola. No es muy difícil.

A SU SERVICIO
Para mayor información sobre cómo consumir, dónde ahorrar y con qué institución le resulta más barato endeudarse visite:

Página de la SBS
Tasas pasivas, activas por institución financiera. Acceda aquí y se sorprenderá.

“VisaNET”:www.visanet.com.pe/visa.htm
Compras por Internet

EN PUNTOS
1. Matrículas
Un número creciente de padres de familia está reservando la gratificación (o parte de ella) para pagar las matrículas escolares y universitarias en enero y febrero.

2. ¿Se acabó la crisis?
Existe el temor de que la excesiva inyección de dinero en los mercados del sudeste asiático esté generando la aparición de una burbuja en sus sectores inmobiliarios.

3. Otras alternativas
La inversión en certificados de oro u otros valores mobiliarios similares es una posibilidad si sus rentas son elevadas. En el último año, el oro rindió alrededor de 40%.

* La tradición se impone: aguinaldo es usado en la compra de regalos
8:34 | Las ventas en las tiendas no se verían afectadas por la crisis. las gratificaciones sin descuentos serían el aliciente

Un recorrido por las principales galerías y concurridos puntos de venta de la capital muestra, a primera vista, que no hay crisis que se resista a la Navidad. Los pasillos repletos de gente caminando con bolsas de distintas casas comerciales y las largas colas en las cajas así lo demuestran.

¿Será que la gratificación sin descuentos abonada esta semana a los trabajadores en planilla ha estimulado el consumismo? Parece que sí, tal como lo manifestaron clientes de diversos centros comerciales en un sondeo rápido hecho ayer por El Comercio. Y es que, según la mayoría de consumidores entrevistados, la diferencia entre Fiestas Patrias y Navidad es que en diciembre se tiene que comprar regalos “sí o sí”.

TENDENCIAS NAVIDEÑAS
Las grandes tiendas aumentan sus ofertas. Hay casas comerciales que atraen con tentadoras promociones (regalos extras o tarjetas raspa y gana), además de descuentos que van de 20% a 50%, la mayoría de los cuales son válidos solo con sus tarjetas de crédito, lo que incentiva el uso de dinero plástico.

Algunos vendedores, cuando se les preguntó sobre la afluencia de clientes y las ventas realizadas en comparación con el año pasado, respondieron: “Las ventas se mantienen similares a las de la anterior campaña navideña”.

También es cierto que los centros comerciales han aumentado en la capital, por lo que Rolando Arellano, director de Arellano Marketing, considera que la gente en realidad debe estar gastando más dinero.

Sin embargo, Arellano también cree que las compras que se verán afectadas serán las que implican grandes gastos a largo plazo. “En situaciones de incertidumbre, lo normal es que la gente no se embarque en compras de largo plazo, pues aunque ahora tenga más dinero, no sabe cómo va a reaccionar su economía en los próximos meses”, advierte.

Los expertos insisten en alertar que se debe ser cautos con el dinero recibido en la gratificación, aunque el consumismo navideño invite a otra cosa.

DIRECTO AL BOLSILLO
No se deje llevar por ese espíritu

*** Rolando Arellano, especialista en márketing, considera que en época navideña se realizan muchas compras por impulso, a causa de la presión social que obliga a regalar. *** Al respecto, la recomendación del especialista es hacer una lista de regalos de acuerdo con los ingresos de cada persona, y tratar de ceñirse al presupuesto en efectivo, y no abusar del dinero plástico.
_____________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 20, 2009

No hagas que tu Navidad sea dañina para tu tarjeta

9:23 | Los supuestos períodos de gracia al final son pagados por los usuarios. Antes de caer en una urgencia, mejor solicite un préstamo personal con tiempo

Por: Juan Vargas Sánchez

En febrero de este año, Paul descubrió que el peor regalo que recibió durante la Navidad pasada no fueron las medias guindas que le entregó la tía María ni la botella de vino barato del intercambio en la oficina, sino uno que él escogió por su cuenta: postergar el pago de su tarjeta de crédito durante 60 días.

La oferta parecía atractiva. Primero llegó una carta a su domicilio, luego vio los paneles en las avenidas y al final aparecieron los comerciales en la televisión: “Aproveche, compre ahora y no pague hasta febrero (marzo o abril)”. Era un caballo de Troya contra sus finanzas.

Lo que no le dijeron a Paul es que no hay lonche gratis y que lo que le ofrecían los administradores de su tarjeta de crédito no era una gracia sino que le estaban vendiendo un servicio.

Renzo Jiménez, experto en análisis de riesgo financiero, indica que la mayoría de gente que recibe una oferta de este tipo cree que el plazo extra que le están dando está exonerado de intereses y comisiones.

“Es publicidad engañosa. Las entidades financieras no brindan la información completa y las personas toman sus decisiones con esa limitación”, sostiene.

PAGANDO EL PATO
Un cálculo rápido realizado por este Diario encontró que si alguien quisiera comprar un producto valorizado en S/.1.000 postergando el pago de la primera cuota por 60 días, tendría que pagar al menos 6% más que si no hiciera la postergación.

Y si se tomara 90 días sin pagar, el costo final sería un 9,5% superior al pago normal.

Como se muestra en la infografía, si se usa una tarjeta de crédito para comprar el bien en cuotas durante un año, al final se terminará pagando S/.1.940, aplicando la tasa de costo efectivo anual (TCEA) que calcula la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP en base a la tasa de interés y todos los otros cobros que aplican las entidades financieras.

Sin embargo, cuando se decide postergar el primer pago durante 60 días el costo aumenta en S/.116 y si es por 90 días se tiene que asumir un costo extra de S/.180.

Como se dijo al principio, la oferta de las entidades financieras no es un premio, le están vendiendo un producto que cuesta más de S/.100 por cada S/.1.000 de consumo. Son cifras que hay que tener presentes antes de aceptar la oferta de las entidades financieras.

ALTERNATIVAS
Hay que ponerse en la situación: 24 de diciembre, no ha comprado el regalo para su madre y en el bolsillo usted no tiene un céntimo, pero sí su tarjeta de crédito.

Encima, usted sabe que no tendrá mucho dinero en enero, así que la oferta que ofrecen los administradores de su tarjeta de crédito le parecerá una salvación.

¿Hay otra alternativa que no sea recurrir al préstamo de algún amigo o familiar?

Pues sí, podría solicitar un crédito personal o de consumo. La tasa de interés es mucho más baja (en promedio, 48,48% de TCEA para créditos en moneda nacional —casi la mitad de lo que cobran en la tarjeta— y 62,98% en caso gane menos de S/.800) y por tanto las cuotas mensuales también lo serán.

El único problema es que el dinero no está disponible de un minuto al otro. Para solicitar un crédito hay que presentar fotocopias de las boletas de sueldo, recibos de servicios públicos, DNI y luego esperar entre 3 y 5 días cuando menos para que lo inviten a retirar el dinero.

Claro que si lo que tiene es una urgencia, pensar en un crédito tradicional no es una opción, pero ello no debería ser problema para quien tome sus precauciones y lo solicite con anticipación. Afortunadamente, falta más de un mes para la Navidad y usted, como todos, ya sabe que al final terminará queriendo comprarle un regalo hasta al perrito del vecino.

Antes de usar su tarjeta de crédito a última hora, gestione un préstamo con tiempo.

Eso sí, en caso de que lleguen las fiestas y el presupuesto comience a írsele de las manos, lo que de todas maneras debe evitar hacer es coger su tarjeta de crédito, acercarse a un cajero y retirar dinero.

En efecto, la disposición de efectivo es uno de los productos más caros que existen en el sistema financiero peruano. La TCEA promedio que cobran las entidades financieras es del 152,85%, es decir, que si usted retira S/.1.000, en un año terminaría pagando S/.2.529 aproximadamente. Grábeselo.

SEPA MÁS
Cuando se utiliza una tarjeta de crédito, lo mejor es pagar cada mes el total del consumo realizado.

Para ello, no espere la fecha de pago sino deposite el dinero en los días siguientes a la fecha de facturación. De esta manera no pagará intereses.

Evite pagar solo la cuota mínima. Los intereses que le aplicarán sobre el importe no pagado harán que su deuda crezca rápidamente.

Ante cualquier oferta que reciba para utilizar su tarjeta de crédito, pregunte en detalle las condiciones (interés, comisiones, portes, seguros, etc.)

Recuerde, las tarjetas de crédito cobran por todos los servicios que le ofrecen.
____________________________

PERU 21 OCTUBRE 4, 2009

‘Clonadores’ de tarjetas esperan unos meses para usar datos de sus víctimas

Según la división de Delitos de Alta Tecnología de la PNP, esta medida permite a los delincuentes evitar que los rastreen y capturen. El 70% de denuncias recibidas por esta dependencia están relacionadas a esta modalidad de hurto.

Para evitar este delito, la Policía recomienda no perder de vista nuestra tarjeta cuando es pasada por el lector de datos. (USI)
Los delincuentes que sustraen ilícitamente los datos personales de las tarjetas de crédito y débito de sus víctimas, ahora e*speran unos meses para hacer uso de estos*, pues así evitan ser rastreados fácilmente por la Policía, según informó el coronel Óscar Gonzales, jefe de la División de Delitos de Alta Tecnología (Divindat), de la PNP.

“Antes, la información de tarjetas “clonadas” era usada minutos después de cometido el hurto. Hoy la emplean en uno o dos meses después, porque así no será sencillo identificar la zona de contacto donde obtuvieron acceso a los datos”, señaló.

La modalidad de “clonación” se basa en robar información mediante la captura de datos ubicados en las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito y débito a través de un dispositivo portátil de fácil uso denominado pescador o skimmer.

Para cometer el delito, los delincuentes deslizan la tarjeta por este dispositivo que puede almacenar y grabar información de hasta 150 casos diferentes. Posteriormente, los datos son trasladados a una computadora desde donde pueden acceder a ellos.

El 70 por ciento de las denuncias recibidas por la Divindat durante el 2009 está relacionado con esta modalidad de hurto, aunque el titular de la entidad advierte que existe aún una cifra negra imposible de calcular debido a que los agraviados se resisten a denunciar el delito.

El coronel Gonzales recomendó a las personas si pagan sus servicios en un restaurante, estación de servicio (grifos), no perder de vista la tarjeta y de ser posible hacer que el lector de tarjetas llegue hasta ellos.
_______________________
PERU 21 OCTUBRE 1, 2009

Aumenta accionar delictivo de los clonadores de tarjetas

Policía capturó a cuatro bandas en setiembre. Ya van 17 grupos desbaratados en este año. Cómplices son mozos, cajeros y empleados infiltrados para captar información de clientes.
Autor: Miguel Sarria

El delito de clonación de tarjetas bancarias ya se ha convertido en un 'mal crónico’ en nuestro país. Se calcula que a diario se realizan 60 transacciones financieras fraudulentas con esta modalidad.

Según confirmó la Policía, este tipo de robo se ha extendido hasta los lugares más exclusivos de Lima, como restaurantes, centros comerciales, discotecas y tiendas selectas.

Reportes policiales dan cuenta de que el accionar de las bandas de clonadores ha tenido un incremento alarmante en los últimos meses. El coronel ”scar Gonzales, jefe de la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat), reveló que solo en setiembre han sido desarticuladas cuatro organizaciones de este tipo. En lo que va del año, ya son 17 las bandas desbaratadas solo en Lima.

INFILTRADOS. Las autoridades no han podido determinar el número de grupos delictivos que operan actualmente. Sin embargo, sí han logrado detectar la manera cómo cometen su delito. El coronel Gonzales aseguró a Perú.21 que estos sujetos 'trabajan’ con cómplices infiltrados dentro de los locales exclusivos y de negocios, como grifos y tiendas. Allí captan a sus víctimas.
Mozos, empleados y cajeros son 'colocados’ o 'ganados’ por la organización.

Su labor es pasar las tarjetas de los clientes por un aparato llamado skimmer (ver recuadro). Así captan toda la información de la banda magnética que se encuentra en la parte posterior del dispositivo plástico. Estos aparatos pueden medir desde cinco centímetros. Los delincuentes los esconden en la cintura, en los bolsillos, etc. Son imperceptibles.

Otro grupo se encarga de captar a los infiltrados y a terceros cuya labor es realizar las compras con los dispositivos clonados.

En tanto, los cabecillas procesan la información en computadoras de última generación. Su perfil no es el de un delincuente común: violento, drogadicto y con antecedentes penales. Por el contrario, suelen ser estudiantes universitarios, de buena familia y sin problemas previos con la ley. Aunque, de un tiempo a esta parte, se ha detectado la incursión de malhechores extranjeros, sobre todo colombianos, venezolanos y centroamericanos.

“Estos sujetos vienen con tecnología de punta. Aquí se unen a los delincuentes peruanos. Una vez que obtienen los datos de sus víctimas, fabrican otra tarjeta paralela. Inclusive, falsifican el DNI del titular para hacer compras o retirar dinero”, refiere Gonzales.

Ayer se informó sobre la detención de dos bandas. Una en San Isidro, en la exclusiva tienda Tommy Hilfiger, cuando realizaba compras por más de mil dólares en prendas de vestir, y otra en Comas, luego de adquirir muebles por un valor similar.

El coronel Gonzales reiteró que la otra modalidad empleada por la delincuencia para duplicar las tarjetas –la que consiste en colocar una máscara de plástico en los cajeros– también ha aumentado.
“Hay que estar muy atento al momento de retirar dinero. Si vemos algo raro en el cajero, hay que mover la estructura para ver si está fija”, recomendó el jefe de la Divindat.

MUCHO CUIDADO. Para Gabriel Prado, experto en temas de seguridad, el incremento del accionar de dichas organizaciones está directamente relacionado con la falta de seguridad de los bancos y de los usuarios.

“Es un tema que escapa de la Policía Nacional. Las entidades financieras deben velar por la integridad del cliente. Este también tiene la responsabilidad de cumplir los requisitos de seguridad. Muchas veces son víctimas de su propio descuido”, afirma Prado.
_____________________________

LA REPUBLICA SETIEMBRE 13, 2009

Y nunca dejas de pagar....

Cada día son más los reclamos por cobros indebidos que bancos y tiendas por departamento exigen a sus clientes. Muchos no entienden lo que están pagando porque no reciben la información adecuada o porque esta aparece encriptada en sus estados de cuenta. La Superintendencia de Banca y Seguros ha anunciado que los próximos cambios en el Reglamento de Transparencia del Sistema Financiero pondrán fin a este desorden que afecta al consumidor.

Por María Isabel Gonzales

A Denise Villanueva no le gusta ir por la vida arrastrando deudas. Siempre paga las cuentas de sus tarjetas de crédito diez días antes de la fecha de vencimiento. En mayo decidió viajar y lo primero que hizo, antes de hacer maletas, fue pagar el total de la deuda que tenía con Ripley. De vuelta a casa se llevó una desconcertante sorpresa. Debía cincuenta soles, según el estado de cuenta que dejaron bajo su puerta. El reporte no daba detalles del motivo del cobro. Denise pensó que debía ser un error y fue a reclamar a Ripley. La respuesta estuvo lejos de ser una disculpa. Según la funcionaria que la atendió, desde febrero del 2008 ella tenía un seguro contra robos de la empresa Cardif, cuyo pago se cargaba cada mes en su estado de cuenta.

“Entonces yo pedí que me mostraran el contrato que según ellos yo había firmado para tener ese seguro”, explica Denise. Ripley le mostró el contrato, pero la firma que allí aparecía no era la suya. Se quejó, aseguró que habían falsificado la firma. La empresa aceptó su reclamo y se comprometió a responder en 30 días. Mientras tanto los intereses seguían abultando una deuda que Denise no había generado. Por último tuvo que pagar S/. 88.60 a Ripley porque la respuesta al reclamo no llegaba y la empresa reclamaba su pago. Cardif reconoció las irregularidades del contrato y le devolvió S/. 224,00 a su tarjeta. Monto que no cubre los intereses y comisiones que Ripley cobró a Denise por el cargo de un seguro al que ella nunca se afilió.

La Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) se ha percatado de casos como el de Denise y ha anunciado cambios radicales en el Reglamento de Transparencia del Sistema Financiero. Entre las modificaciones más sustanciales se plantea allí que los bancos deberán eliminar de sus tarifas los cargos por: 1) evaluación crediticia, 2) las consultas realizadas a centrales de riesgo, 3) los reclamos declarados improcedentes, 4) la tramitación de un reclamo y 5) las constancias de no adeudo. Estos cambios reclamados por miles de consumidores serán una realidad a fines de este año.

Más información

Según Jorge Guillén, profesor de Economía y Finanzas de ESAN, el origen de la mayoría de reclamos a los bancos y a tiendas como Saga y Ripley es la escasa información que entregan a sus clientes.

• Para acabar con este manejo nada transparente de los créditos de consumo, la SBS demandará mayor precisión sobre las definiciones, procedencia y fin de las comisiones y gastos que se cobren en las tarjetas de crédito y en todo tipo de préstamos.

• Los bancos, además, ya no podrán cobrar penalidades o comisiones cuando el cliente desee pagar la totalidad de la deuda y cancelar su tarjeta de crédito o préstamo.

Guillén explica algunos cobros que a muchos resultan enojosos pero que tal parece son inevitables:

• Los portes se refieren al servicio delivery del estado de cuenta.

• Las comisiones son el mantenimiento de la línea de crédito, moras si las hubiera y cargos por disposición de efectivo.

• Los seguros se refieren a los que haya tomado el cliente opcionalmente y al de desgravamen que es obligatorio. Este último es un seguro que protege al banco en caso el cliente fallezca. La deuda es pagada por la aseguradora. Sin embargo cuando el banco no cumple con enviar a tiempo un estado de cuenta no se justifica el cobro. Ese es el caso de Hugo Bocanegra, un cliente del banco HSBC, a quien le compraron la deuda que mantenía con otros bancos y la consolidaron bajo una sola tarjeta de crédito en cuotas. No obstante nunca recibió su estado de cuenta a tiempo y aún así le cobraron portes, servicios y comisiones que sumaban alrededor de diez soles. Hugo asegura haber recibido solo un estado de cuenta desde enero de este año el cual vencía el 3 de agosto y llegó un día antes. Aunque el reglamento de la SBS no especifica plazos de llegada del estado de cuenta, a Hugo le cobran portes por un servicio que no es efectivo.

Guillén opina que la SBS debería regular el cobro de portes por entrega a domicilio del estado de cuenta, o en todo caso ampliar las opciones del cliente, y permitir que este revise sus cuotas únicamente por Internet.

Otros cobros

Hace un año Ripley le entregó una tarjeta de crédito a Eduardo del Solar, quien la guardó en casa y nunca la llegó a usar. El estado de cuenta que hoy tiene en sus manos le reporta un cobro de membresía por S/. 175.00. Eduardo se pregunta si debe pagarlo o no, pues resulta que en un programa radial escuchó a un representante de la SBS que aseguraba que no se debía pagar por membresía y con mucha más razón si no había usado la tarjeta. Pero en Ripley le dijeron que debía pagar y que lo máximo que podrían hacer era descontarle el 50% del importe.

Guillén explica que la membresía es un cargo que los bancos son libres de cobrar por utilizar una marca que ellos administran. “En Estados Unidos las membresías son opcionales. Es decir, no todas la tarjetas te la cobran, las que optan por hacerlo te ofrecen otros beneficios como menores tasas o programas de puntos. Todo se resuelve en el tipo de oferta que le das al cliente”, explica el especialista.

La SBS también prohibirá que los bancos cobren por revisar el historial crediticio de un cliente y por la emisión de cartas de no adeudo. Sobre el primer punto, Guillén dice que el banco sí incurre en un gasto al revisar esas bases de datos pues el administrador –Infocorp, Certicom– le cobra y en ese caso sí sería justificable la transferencia del gasto al cliente. Y sobre las constancias de no adeudo sí considera que es manejable por la entidad bancaria ya que su propia base de datos puede decirle si el cliente está al día en sus pagos. Otro tema que genera mucha confusión entre los usuarios es que los términos bancarios no están uniformizados. La SBS también será más estricta en este aspecto y la Asociación de Bancos del Perú, Asbanc, ha dicho que pronto utilizará una terminología común ante sus clientes. Guillén tiene una propuesta adicional: que las tasas de créditos y tarjetas sean más transparentes y justas pues muchas de ellas suman otros cargos con diferentes nomenclaturas. Y por último, pero no menos importante, es cuidar la relación con el cliente incluso cuando este quiere cancelar su deuda. Los bancos y tiendas por departamento suelen enredar al cliente en procesos engorrosos y burocráticos al enviarlos a la agencia principal, o darles el número de una central que difícilmente es contestada y que al final solo son obstáculos que terminan por colmar la paciencia de cualquier cristiano.

“Uno debería poder cancelar su tarjeta así esté fuera del país, por lo menos así es en Estados Unidos y otros países. ¿Por qué no puede ser así acá?”, reflexiona Guillén. Los cambios prometen mucho a los consumidores, quienes ya están hartos de ser prisioneros de sus tarjetas de crédito.

Datos

902 reclamos por cobros indebidos o falta de información en tarjetas de crédito se presentaron entre enero y julio de este año ante la Defensoría del Cliente Financiero.

13 soles es el costo máximo de portes y mantenimiento que cobran los bancos.

200 soles es el costo máximo por membresía en tarjetas de crédito.

¿Qué hacer con un reclamo?

• El usuario debe comunicarse con la entidad financiera, por los canales existentes, plataforma de atención, vía telefónica o por la web.
•En un plazo máximo de 30 días debe tener una respuesta.
•Si la respuesta no es satisfactoria para el usuario, tiene dos vías alternativas para insistir en su reclamo. Puede ir directamente al Defensor del Cliente Financiero (DCF) o al Indecopi.

No olvidar

A la firma del contrato con la entidad financiera, el usuario debe recibir información detallada de:

•Las tasas de interés. Verificar si esta varía según su uso (por compras, por disposición de efectivo, por moras, por comisiones, por gastos, por portes y por renovaciones). O si el interés se mantiene fijo en todos estos casos.
•Los tipos de seguros por desgravamen y contra fraude, sus coberturas y tasas de interés.
•La línea de crédito disponible, la fecha de corte, y la fecha límite para el pago.
•Las penalidades por atrasos y beneficios por realizar pagos anticipados.
•El usuario debe quedarse con una copia del contrato y de la hoja resumen debidamente firmados por el funcionario de la entidad financiera y por él mismo.

Con el nuevo reglamento…

• Los bancos y financieras deberán advertir al cliente que al amortizar el llamado “pago mínimo del mes” solo está cubriendo los intereses y que su deuda sigue pendiente de pago.

• Se deberá aceptar los prepagos, y se deberá informar al cliente de todos los cobros adicionales (como el ITF y otras comisiones) que se carguen a su cuenta.
__________________________
EL COMERCIO AGOSTO 9, 2009

Las tarjetas de crédito y sus extraños laberintos

9:20 | El Comercio visitó algunas agencias bancarias para ver qué tan fácil de entender era la información para obtener una tarjeta de crédito

Por: Ricardo Serra Fuertes

Recibí esta llamada en mi teléfono celular:

“- Buenos días, ¿con el señor Ricardo Serra?

- Sí, él habla.

- Lo llamamos de Scotiabank para ofrecerle una tarjeta de crédito aprobada…, con una tasa efectiva mensual de 0,89%.

- Gracias, ¿y cuál sería la tasa efectiva anual (TEA)?

- Sería de 11%...

- ¿Podría enviarme más datos a mi correo electrónico? La tasa de costo efectivo anual (TCEA, incluye la TEA, portes, mantenimiento, seguros, etc.), moratoria, comisiones, etc?

- No podemos enviar por correo electrónico. Pero puede recoger la hoja con las tarifas cuando le entreguen su tarjeta”.

Entonces, ¿dónde está la disponibilidad de la información financiera previa para que un cliente pueda elegir?

El presidente Alan García se refirió a los altos sobrecostos por las tarjetas de crédito, ante lo cual Asbanc respondió que cree en el sistema de libre mercado y que rechaza toda forma de control de precios.

“La tarjeta de crédito es un servicio que se ofrece. Quien quiere lo toma, quien no quiere, no”, dijo Óscar Rivera, presidente de Asbanc, y agregó que los bancos cumplen con publicar los precios (tasas de interés).

“Es como quien escoge un lomo saltado de S/.5 o de S/.60”, comentó.

Sin embargo, ¿qué pasaría si en el restaurante le dicen que el lomo saltado cuesta entre S/.20 y S/.30, dependiendo de quién sea el cliente o de si uno lo va a comer rápido o despacio, y que el plato en el que lo sirven lo dan por el 5% del valor resultante del lomo y los cubiertos los cobran por separado, y que además le cobrarán S/.3 por entregarle la cuenta?

Es obvio que finalmente es el consumidor quien debe elegir en base a la información que le den. Pero, ¿qué sucede si esa información no se entiende?

“Los bancos lo han hecho todo complejo”, dijo Miguel Ángel Martín, director de la maestría de Finanzas de la Universidad ESÁN.

Si bien en la web de la SBS figuran listas de las TCEA de algunas tarjetas (que vendría a ser el precio final), la comparación no siempre es fácil y hay tarjetas que no figuran en esa tabla.

UN PASEO POR LOS BANCOS
Visitamos algunas agencias bancarias para ver qué tan fácil de entender era la información.

En el BBVA Banco Continental de Jr. Cusco, al preguntar por la TCEA, la respuesta fue: “No, esa tasa no sale en el tarifario”.

Entonces, ¿cómo compara uno como cliente si en la web de la SBS no aparece el ejemplo para la tarjeta clásica en dólares?

Luego visitamos Scotiabank del jirón Carabaya, donde nos dieron una hoja en la que decía que la TEA estaba entre 25,05% y 42,41% para la MasterCard Oro. Pero, ¡con un rango no se puede comparar! El ejecutivo de ventas dijo: “El rango depende del número de meses”, pero bien claro decía en la hoja “36 meses”. ¿Entonces? ¿El rango es para 36 meses o depende del número de meses? Además, nunca vimos la tasa ofrecida por teléfono (11%), que está fuera del rango.

En Interbank del jirón de la Unión, al preguntar por la TCEA, nos entregaron 14 hojas. “Aquí están las fórmulas de cálculo para la TCEA”, dijeron.

En HSBC de Magdalena nos dieron una TEA de entre 25% y 35%, rango que depende del comportamiento crediticio del cliente.

“Es ilegal que a los clientes, a los que se ofrece un mismo tipo de tarjeta, se les ofrezca diferentes costos. Para eso un banco debería crear tarjetas diferenciadas”, opinó Martín.

En el Banco Financiero de la avenida Dos de Mayo (San Isidro) nos dijeron: “La TCEA no aplica para tarjetas de crédito” y en el Banco de Crédito de unos metros más allá indicaron: “La TCEA se da en créditos en efectivo, no en tarjetas de crédito”.

Entonces, ¿qué es lo que publica la SBS en su web?

Finalmente, cruzando la pista, fuimos al Banco Falabella, donde informaron que la TEA era de 79,38% y la TCEA, de 71,28%.

- ¡Pero la TCEA no puede ser menor que la TEA!, exclamé.

- Tiene razón… (luego de varios minutos y llamadas para averiguar el dato)... la TCEA es de 90,51%, dijeron en Falabella.

A ARREGLAR LAS COSAS
La SBS dice ser consciente de la necesidad de los usuarios de entender la información que se brinda en el sistema financiero, a fin de que tome la decisión más conveniente para su bienestar, para lo cual, en coordinación con el Ministerio de Educación, ha logrado que se incorporen los temas de cultura financiera en el currículo de los estudiantes de secundaria.

“La información que dan los bancos es compleja y no está estandarizada. ¿Qué sería más fácil? ¿Qué todos los clientes bancarios tengan que estudiar finanzas y volverse unos expertos? ¿O que los pocos bancos e instituciones que hay se las pongan fácil a todos los clientes?”, dijo Martín.

De otro lado, los bancos indicaron que los gastos de cobranza consisten en las llamadas y seguimiento que hacen cuando un cliente no ha pagado.

Bajo el mismo concepto, cuando un banco comete un error y un cliente se ve obligado a llamar e ir a las agencias, ¿el banco debería devolver al cliente el costo de esas llamadas y las horas-hombre perdidas al ir a reclamar? La respuesta se parece a un sí.
______________________
EL PERUANO 30 10 08

PAUTA. EL CRECIMIENTO SUELE EXIGIR CONSIDERABLES APORTES DE CAPITAL
Administre bien sus deudas
Puede ser útil endeudarse para mejorar o proteger el flujo de caja
Antes de tomar un préstamo planifique sus necesidades de capital

Para una empresa en crecimiento mantener un adecuado control de su deuda puede ser una manera muy eficaz de conducirse. Si bien algunos propietarios de pequeñas empresas se sienten orgullosos porque jamás han contraído deuda alguna, este enfoque no siempre es realista.

El crecimiento suele exigir considerables aportes de capital, y para obtenerlo puede ser necesario recurrir a préstamos bancarios o personales, una línea de crédito rotatorio, financiación por los proveedores o alguna otra clase de endeudamiento.
Para muchos propietarios de pequeñas empresas la pregunta es: ¿Cuándo se puede considerar que la deuda es excesiva? La respuesta a esta pregunta proviene de un análisis cuidadoso del flujo de caja y de las necesidades particulares de su empresa y de su ramo de actividad. Las orientaciones que siguen lo ayudarán a analizar si le conviene endeudar a su empresa.

En términos generales, puede ser conveniente endeudarse para mejorar o proteger el flujo de caja, o bien para financiar el crecimiento o la expansión. En estos casos, el costo originado por el préstamo puede ser menor que el de financiar estas acciones con los ingresos corrientes.
Entre los motivos para gestionar un préstamo figuran:
Aumentar el capital de trabajo, cuando usted necesita aumentar el plantel de empleados de su empresa o sus existencias.

Expansión hacia nuevos mercados. Cuando las empresas entran en mercados nuevos es frecuente que tengan que enfrentar un ciclo de cobros más largo, o bien que deban ofrecer términos más favorables a sus clientes. El dinero tomado en préstamo puede ayudar a superar este período.
Hacer compras de insumos de capital. Es posible que usted tenga que financiar la compra de equipos para ingresar a mercados nuevos o para incrementar la línea de productos.

Mejorar el flujo de caja. Si a usted le quedan menos de diez años para cancelar un préstamo de largo plazo en vigencia, el refinanciamiento puede mejorar el flujo de caja.
Construir una historia crediticia o relación con un prestamista. Si usted no ha tomado préstamos anteriormente, hacerlo lo puede ayudar a desarrollar un buen historial de devolución que facilitará su toma de fondos en el futuro.

Planificación
Antes de tomar un préstamo o cualquier otra clase de financiamiento por deuda, dedique tiempo a planificar sus necesidades de capital.
El peor momento para asumir deudas es en medio de una crisis. Una pérdida repentina de crédito de proveedores, la imposibilidad de pagar los sueldos u otras emergencias pueden obligarlo a endeudarse de modo inmediato, y esto puede ocurrir en condiciones sumamente desfavorables.

Un plan de capital le permitirá pronosticar sus necesidades de fondos, y así podrá determinar cuánto necesitará y para cuándo. Esto le brindará tiempo adicional para explorar todas las fuentes posibles para tomar fondos y negociar las condiciones más favorables.
______________________
El Comercio 10 10 08

PRUDENCIA EN EL MANEJO FINANCIERO PERSONAL
¡A consolidar las deudas!
Las tasas de interés podrían subir por la coyuntura internacional. Centralice sus deudas bancarias en una sola institución
Por Luis Davelouis Lengua

Vivir endeudado es casi una regla en una época en la que nos bombardean a diario con miles de mensajes que nos emplazan a consumir.
Y como sucede siempre, solo hay un pequeño grupo de personas que posee una gran capacidad de gasto: se llama sector socioeconómico A, el cual dispone en promedio del 60% de su sueldo para dedicarlo a lo que sea después de haber cubierto sus gastos fijos.

El resto consume en la medida de sus posibilidades y muchas veces se apoya en el crédito.
Tenemos frente a nosotros una crisis financiera de magnitudes inciertas y de consecuencias imprevisibles. La confianza, clave en cualquier sistema basado en la disponibilidad del crédito, ha sido duramente golpeada. Nadie quiere prestar porque nadie está seguro de que su contraparte podrá pagar. El prestar dinero es un negocio peligroso en estos días.

LAS COSAS EN EL PERÚ
Llegamos así al Perú y a su --según distintos especialistas-- sólido y bien regulado sistema financiero. El Banco Central de Reserva (BCR), la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) y la propia Asociación de Bancos (Asbanc) aseguran que no hay problemas de liquidez. La SBS reconoce que se ha desacelerado el otorgamiento de créditos para evaluar la situación actual y el perfil de sus clientes en algunos sectores en particular.

Sin embargo, algunos de los fenómenos que se vienen observando en el sistema financiero, aconsejan prudencia. El BCR está inyectando liquidez al sistema, aunque los bancos no están prestando porque no saben qué tasas establecer en un entorno internacional tan volátil. Los bancos, con eufemismo, le llaman reevaluación de los créditos. En este escenario, las tasas de interés podrían empezar a subir debido a una percepción bancaria de mayor riesgo y con esto se endurecerían las condiciones de otorgamiento del crédito.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN
La pregunta es, entonces, ¿qué se puede hacer para prepararse ante semejante y tan poco auspicioso escenario?
Para el gerente de tarjeta de crédito del BBVA, Samuel Sánchez, nunca es buen momento para estar muy endeudado, y con la actual situación, menos aún. De hecho, lo recomendable sería tener solo una tarjeta de crédito, que se debe escoger (en orden de importancia) por la tasa de interés, la línea de crédito y los beneficios adicionales que ofrezca (como millas, seguros, puntos para consumo u otros).
Sin embargo, opina que si se es realmente disciplinado y ordenado se puede tener más de una tarjeta sin que ello represente problemas potenciales. Pero no es la situación de la mayoría de limeños: en el mes de setiembre, el promedio de las personas tenía 2,5 tarjetas, e incluso se conoció el caso de una persona que poseía 11 tarjetas de crédito.

Y eso sí es un riesgo grande: el colapso del sistema en el Perú hacia finales de la década del 90 nos tomó por sorpresa: las personas financiaban sus gastos corrientes con las tarjetas. Ocurría que tenían varias tarjetas para poder pagar los montos mínimos de una con disposición en efectivo (a tasas de hasta 85%) de otra. Eso es lo que se llama 'carruselear' y en lo deviene es en la generación de una deuda que era varias veces más grande de lo que se puede pagar con cinco o seis sueldos íntegramente dedicados a ese fin.

Si bien hoy la situación es diferente (las tasas de morosidad son muy bajas y las provisiones cubren varias veces las colocaciones dudosas), hay quienes ya cayeron en el mencionado círculo vicioso y, cuando se generaliza, como dice el ex jefe de la SBS Juan José Marthans, puede generar una inestabilidad grave para el sistema y para las personas.

La alternativa es centralizar todas las deudas en una sola institución financiera, lo cual ayuda a ser más ordenado y permite obtener un mejor trato en la institución.
Además, sirve para consolidar las deudas de las tarjetas de crédito en una sola o, si por línea de crédito no puede hacerlo, puede reemplazar la deuda con un crédito personal. Estos son más baratos en términos de tasa y, por lo tanto, también más fáciles de pagar. Por último, asegúrese de estar endeudado en la moneda en que recibe su sueldo, porque no hay manera de prever lo que sucederá con el tipo de cambio en el median o largo plazo.

Por supuesto, esto último supone que elimine todas las tarjetas de crédito que pagará con dicho préstamo y que se quede solo con una para cualquier emergencia. De otro modo, podría caer en la tentación de volver a utilizar sus tarjetas y al final se quedaría con una deuda doble: la del préstamo para pagarlas inicialmente y la nueva, cuya utilización generará un costo. Ello sería, definitivamente, un mal negocio.

Los bancos pueden elevar las tasas
Las instituciones financieras están facultadas para realizar modificaciones en las condiciones de los créditos que otorgan de acuerdo con las condiciones del mercado, salvo que explícitamente y mediante contrato se niegue esta posibilidad.

Por ello, revise toda la documentación que reciba de su banco por aburrida o irrelevante que parezca. Lea cuidadosamente los contratos de las tarjetas de crédito (si ya los botó, pida que le alcancen una copia en el banco, es su obligación) y de cualquier otro préstamo que obtenga. Es muy probable que las tasas de interés suban y con ellas los costos del crédito. Guerra avisada no mata gente.
__________________________
El Comercio Dia_1 06 10 08

CONSUMO:: DATOS DEL CONSUMER PANEL 2008
Pago en efectivo es rey en el Perú
UNO DE CADA DOS CONSUMIDORES AHORRA Y USA ESOS FONDOS PARA ESTUDIOS O ARREGLOS DE LA CASA

En el Perú reina el pago en efectivo entre el promedio de los consumidores (el pago al crédito está instaurado solo en la clase alta), mientras que en América Latina la mitad de los hogares paga al crédito y compromete alrededor de 20% de sus ingresos para pagar cuotas. Esta fue una de las conclusiones del Consumer Panel 2008, elaborado por LatinPanel, con datos del primer semestre de este año.

"El caso peruano es un escenario totalmente distinto al del resto de Latinoamérica. En general, las capitales de los países están mucho más desarrolladas, pero veo que es cuestión de poco tiempo para que el Perú esté también con un desarrollo más fuerte del pago al crédito", dijo Sonia Bueno, CEO de LatinPanel Latinoamérica.
La ejecutiva explicó que la poca incidencia en el Perú del pago al crédito se debe a la tendencia que existe de realizar compras menores.

"El consumidor (peruano) está abierto para empezar a comprar más con tarjeta de crédito e ir a supermercados. Este desarrollo es una cuestión de tiempo", comentó la ejecutiva.

Agregó que el Perú pasó en el 2008 al lugar 14 desde el lugar 22 en términos de ser un país atractivo para la entrada de grandes cadenas de supermercados internacionales.
"Creo que es una cuestión de poco tiempo para que lleguen más supermercados", mencionó.

El estudio se hizo en 16 principales ciudades latinoamericanas, consultando a un total de 9.000 personas, 1.000 en el Perú.
Otra de las características de los peruanos que descubrió el estudio es que casi una de cada dos personas ahorra, incluyendo a las de la clase baja, mientras que en América Latina uno de cada tres hogares reserva dinero (aproximadamente el 10% de sus ingresos).

"En el tema del ahorro del consumidor peruano, ellos están ahorrando más que el promedio del consumidor latinoamericano. Los peruanos ahorran más para cosas que le dan más placer, como reformas de la casa, mientras que en países como México o Brasil ahorran para gastos imprevistos", agregó Bueno.

AMAS DE CASA
La investigación de LatinPanel detectó ciertas características en las compradoras peruanas que sobresalen frente al promedio de la región. Así, por ejemplo, el 90% de las compradoras peruanas son decididas, es decir, saben lo que quieren comprar.
"Las compradoras peruanas demostraron ser curiosas y sociables. Disfrutan más que el promedio latinoamericano en hacer compras y les gusta no solo las promociones de precios, sino también las muestras gratis, volúmenes extra y degustaciones", refirió Bueno.

Así, el estudio reveló que el 50% de las consumidoras peruanas es sociable, es decir, le gusta hablar con gente en los puntos de venta.
Además, el 54% planifica sus compras mediante la confección de listas; el 78% pasa tiempo recorriendo el negocio del punto de venta; el 68% son curiosas (leen la información de los productos); y el 53% disfruta al ir de compras.
Otra característica de las amas de casa peruanas es que una de cada dos procura usar detergentes que no desgasten el color de las prendas.

¿QUÉ BUSCAN?
Una tendencia que se está presentando es que los consumidores, en el Perú y en América Latina, están buscando cada vez más --cuando acuden a un supermercado-- productos en presentaciones de menor contenido y en envases prácticos.
En cuanto a alimentación, el Consumer Panel 2008 descubrió algo curioso: los peruanos buscan productos fáciles de preparar para no complicarse.
___________________________
PERUANO 16 de septiembre de 2008

PRECAUCIÓN. ACCESO AL CRÉDITO DEBE SER MODERADO PARA EVITAR PROBLEMAS FINANCIEROS
Cuidado con el sobreendeudamiento
Bancos y comercios ofrecen ventajas para ganar clientes
BCR tomó medidas para no repetir problemas de década pasada
VíCTOR LOZANO ALFARO
vlozano@editoraperu.com.pe

El crecimiento de la economía no solamente se ha visto reflejado en las cifras macroeconómicas, sino también en la evolución de la demanda interna, tanto así que muchas personas pudieron acceder a nuevos productos y servicios cuyas compras, por varios años, estuvieron postergadas.

Sin embargo, estas facilidades deben ser manejadas con cierta prudencia y razón, pues uno de los principales factores que influyó en el notable incremento del consumo en el país ha sido el mayor acceso a las líneas de crédito.
A inicios de la década pasada se pudo observar una situación similar, es decir, una gran apertura a las líneas de crédito que terminó por desvirtuar el sistema y ocasionó que muchas personas adquieran deudas que, en algunos casos, resultaron impagables.

¿Existe la posibilidad de que esta situación pueda repetirse? Para el catedrático del Centro de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Alejandro Indacochea, es posible que la economía atraviese nuevamente por esa situación.
“Junto con el crecimiento económico viene el crecimiento del crédito. Lo preocupante es que a veces el crédito se incrementa a un ritmo mucho mayor al de la capacidad de pago de la gente. Esperemos que no se presenten los mismos problemas de la década de 1990.”

Las entidades supervisoras del mercado financiero, vale decir la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) y el propio Banco Central de Reserva (BCR), han tomado las medidas necesarias para controlar el sobreendeudamiento, recuerda.
“Son medidas precautorias que permitieron dosificar el manejo del crédito. Sin embargo, pese a ellas siempre existe un riesgo latente que debemos vigilar.”

El poder de la tarjeta
Una de las armas utilizadas por bancos y casas comerciales para ganar nuevos clientes ha sido la tarjeta de crédito. En la actualidad, estas entidades ofrecen una serie de beneficios y ventajas para que las personas accedan a una línea crediticia, lo que también es un reflejo de la confianza que existe en el sistema por el desarrollo económico del país.

“En el mercado existe una gran oferta de tarjetas de crédito, incluso en muchos casos se ofrecen tasas de interés cero por compras a un determinado número de cuotas. Si bien esto puede ser considerado un beneficio, debe ser manejado con cautela por los usuarios para evitar problemas posteriores”, comenta Indacochea.

Exigencias
Por ello, agrega, las entidades emisoras y los organismos reguladores deben ser más exigentes con el cliente, es decir, solicitar mayores requisitos antes de otorgar una línea de crédito, evaluando su comportamiento financiero (riesgo crediticio) minuciosamente.
Ese fue precisamente uno de los problemas que afectó al sistema financiero en la década pasada, pues se expendían préstamos sin considerar el historial crediticio del cliente.

“Esa situación ha cambiado, pero no debemos bajar la guardia. Las entidades financieras deben saber que si se presenta un problema de este tipo que frene la marcha de la economía será de su exclusiva responsabilidad.”
Asimismo, afirma que el usuario también debe ser consciente de esta situación y solicitar la mayor información posible. “Existe un entusiasmo natural en la gente por acceder a nuevos productos y servicios y es comprensible. Pero ello también significa un llamado para que ese nivel de consumo se mantenga firme, con el menor riesgo posible y que no se convierta en una amenaza.”

Llamado a consumidores
Consciente de que el consumo podría escaparse de control si es que no se toman las previsiones del caso para evitar un sobreendeudamiento, la SBS hizo un llamado especial a los consumidores a fin de que se informen correctamente y eviten que su economía se afecte.

Por tal motivo, esta entidad trabaja en dos frentes claramente definidos. “El primero es una línea preventiva que establece mecanismos para que los consumidores se sientan protegidos y para que las empresas supervisadas tengan un marco normativo con criterios prudenciales”, afirma la intendente del departamento de Análisis de Productos y Servicios al Usuario de la SBS, Giovanna Prialé.

En segundo lugar, la funcionaria destaca el fomento de la cultura financiera, muy ligado a la transparencia de la información. “En esta línea hemos publicado información referente a los costos del crédito y contamos con una plataforma de atención al usuario y una línea telefónica para cualquier sugerencia o reclamo al respecto."

Las medidas
La tasa de interés promedio en moneda nacional de los créditos comerciales, dirigidos a las corporaciones y empresas grandes, medianas y pequeñas, aumentó influenciada por las alzas consecutivas en la tasa de referencia del Banco Central de Reserva (BCR).
La tasa de interés promedio ascendió a 10.46% a agosto, desde 10.11% que estaba al término de julio.
Según el BCR, el promedio diario de la tasa de interés corporativa a 90 días en moneda nacional aumentó de 6.91 a 7.07%. En tanto la tasa en dólares disminuyó de 6.91 a 6.86%.

Manejos
1 De acuerdo con la Asociación de Bancos (Asbanc), el monto utilizado con tarjetas de crédito que otorgan los bancos privados, a julio de este año alcanzó los 7,768 millones de nuevos soles; lo que significó un incremento de 930 millones de nuevos soles (13.61%) con respecto a lo registrado en diciembre de 2007.
2 No obstante, debido a las medidas tomadas por el Banco Central de Reserva (BCR) para disminuir las presiones inflacionarias vía disminución del otorgamiento de créditos, el crecimiento anual del monto utilizado con tarjetas de crédito ha venido disminuyendo.
3 Asimismo, Asbanc precisa que el nivel de morosidad de las tarjetas de crédito bancarias mostró oscilaciones con tendencia a la baja en los últimos 12 meses, reportando 3.38% a julio de 2008.
4 Este porcentaje fue mayor en 0.16 puntos porcentuales al observado en diciembre de 2007 e inferior en 0.67 puntos porcentuales al registrado en julio del mismo año.

Datos
A junio de este año, los créditos de consumo totalizaron S/. 15,220 millones, cifra que representó un aumento de S/. 2,161 millones (16.55%) en relación con lo colocado en diciembre de 2007 y de S/. 3,932 millones (34.83%) respecto a junio del mismo año.
En cuanto al nivel de morosidad bancaria en el sector de créditos de consumo, Asbanc reveló que éste se situó en 2.44% en junio de este año.
___________________________
LA REPUBLICA 27 de agosto de 2008

Bancos obligados a ser más rigurosos para entregar créditos de consumo
También con quienes quieren créditos hipotecarios y tarjetas.

De compras. Cada vez más gente recurre al uso del crédito de consumo.

Como una forma de desacelerar la expansión del crédito minorista, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) publicó el nuevo reglamento de administración de riesgo para evitar que quienes ya tienen deudas se sigan sobreendeudando.

Según Rolando Castellares, experto en temas bancarios, la norma está dirigida a todas las entidades del sistema financiero (bancos, cajas) que entreguen créditos a personas naturales (consumo, hipotecarios y vehiculares) y a pymes, debido a que "estos créditos están creciendo y generan riesgo".

De esta manera, la SBS exige que todas las instituciones financieras implementen un sistema más riguroso para lograr una adecuada política crediticia. "Deberán tener sistemas más sofisticados de administración de riesgo", dijo. La anterior norma solo pedía controles a la entrega de tarjetas de crédito.

Los bancos y cajas tienen tiempo hasta el 1 de enero para adaptar sus sistemas a la norma. De no ser así, les ampliarán las sanciones. Por ejemplo, si un banco es laxo al evaluar sus créditos será "castigado" con un incremento de 100% en sus provisiones (un depósito de reserva para ese crédito). Actualmente se aplica el 1% de provisiones para un crédito calificado como normal.

PRECISIÓN
Frenazo. La norma podría encarecer las tasas de interés de los créditos y la exigencia de mayores requisitos para la entrega de los mismos.
_____________________________
LA REPUBLICA 13 de agosto de 2008

Puede rechazar retiro de efectivo

Desde ayer nuevo reglamento para uso de tarjetas. Refuerzan la seguridad de las tarjetas de crédito contra robos, pérdidas o fraudes.
Omar Mariluz.

En línea. Los supermercados tienen sistemas para aceptar el pago con tarjeta en las compras de sus clientes.

Con la finalidad de dar mayor seguridad a los usuarios y menores costos, La Superintendencia de Banca, Seguros y AFPs (SBS) puso desde ayer en vigencia el nuevo reglamento para el uso de las tarjetas de crédito.
La seguridad es clave y ello lo tienen que interiorizar las empresas financieras que emiten el "plástico" y los propios usuarios.

Con el reglamento se imposibilita el uso fraudulento de dicho dispositivo de pago, y protege a los "tarjetahabientes" de cargos indebidos, extravíos, sustracción o robo de la tarjeta de crédito.
Por esto, según la norma, ahora el usuario podrá rechazar expresamente el uso de la disposición de dinero en efectivo, y en el caso que haya solicitado "cash", podrá optar por revertir esa opción.

La SBS dispuso que el titular de una línea de crédito debe estar informado de las condiciones y los excesos bajo los cuales opera el contrato.
También establece que el usuario podrá solicitar que no se le imprima el estado de cuenta y se lo envíen por Internet para que no se le cobre el cargo respectivo.

MEDIDA SALUDABLE
Jaime Delgado, presidente de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC), saludó la iniciativa de la Superintendencia, pero mencionó que aún se requiere implementar otras medidas que permita proteger a los usuarios.
"Es un gran avance, ya que actualmente existe una inducción de las entidades financieras para que más personas adquieran tarjetas de crédito, lo que genera sobreendeudamiento", manifestó Jaime Delgado, quien incidió en que hay mucha desinformación al momento de adquirir una tarjeta de crédito.

DATOS
Una foto. Aspec presentó, junto al Indecopi y la Asociación de Grifos, un proyecto ante la SBS para incorporar una foto en las tarjetas de crédito, como sucede en España, Inglaterra y Estados Unidos, con el fin de evitar suplantaciones, sin embargo la propuesta fue rechazada.
Acuerdos. Así también, Jaime Delgado informó que se reunieron con Asbanc y la SBS para llegar a acuerdos que favorezcan a los consumidores.
_____________________________
PERUANO 18 de julio de 2008

CONTROL. NO TODO LO QUE COMPRA VALE PRECISAMENTE LO QUE MARCA LA ETIQUETA
¿Sabe cuánto paga al usar su tarjeta de crédito?

- Crédito de consumo cobra relevancia en mercado nacional
- Modalidades como cuota mínima o la revolvente podrían perjudicarlo
VíCTOR LOZANO ALFARO
vlozano@editoraperu.com.pe

Las mejoras económicas que mostró el Perú en los últimos años impactó positivamente en el desarrollo del mercado financiero, tanto así que los niveles de confianza se incrementaron de manera significativa al punto que una gran parte de la población ya puede acceder a algún tipo de crédito, sobre todo de consumo.

Sin embargo, esta situación podría escaparse de control si no se toman las previsiones del caso para evitar un sobreendeudamiento, como ya ocurrió a principios de la década pasada.

Por tal motivo, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) hace un llamado especial a los consumidores a fin de que se informen correctamente sobre los beneficios, usos y desventajas del crédito y no recibir desagradables sorpresas que afecten su economía.

La intendente del departamento de Análisis de Productos y Servicios al Usuario de la SBS, Giovanna Prialé, dijo que esta entidad trabaja principalmente en dos líneas de acción.

“La primera es preventiva, tiene mecanismos para que los consumidores se sientan protegidos y las empresas supervisadas tengan una norma con criterios prudenciales.”
Agregó que la segunda línea es el fomento de la cultura financiera, muy ligado a la transparencia de la información.

Tasa de interés
Uno de los temas fundamentales, quizá el más importante, es el interés que se deberá pagar por utilizar un determinado monto crediticio. Las casas comerciales, que se convirtieron en las principales impulsoras del crédito de consumo, aplican la denominada Tasa de Costo Efectivo Anual, comúnmente conocida como TEA.
Según la SBS, la TEA es el precio real de un crédito, de la misma forma como la carta de un restaurante contiene el precio de un plato o la etiqueta en una tienda tiene el precio de una prenda de vestir.

La TEA incluye todo lo que se paga por un crédito. Es la Tasa Interna de Retorno (TIR), que iguala los flujos de pago de los clientes con el monto recibido en préstamo.

¿Cómo se calcula la TEA?
La TEA se calcula sobre la base de un cronograma de pagos y una cantidad inicial (o préstamo efectivo). Por lo tanto, se requiere conocer todos los componentes del cronograma y los valores de las distintas cuotas.

Así, para calcular una TEA se debe considerar el monto del crédito, el plazo de repago, las tasas de interés o costos en caso de créditos con distintas tasas, además de las comisiones y gastos aplicables.

No obstante, para el cálculo de la TEA en el caso de una tarjeta de crédito se deben considerar algunos aspectos, como la línea de crédito en sí, la modalidad revolvente, el período de gracia, entre otros.

El pago mínimo
En las tiendas comerciales, cuando se realiza un consumo bajo modalidad revolvente, se da la posibilidad al cliente de aplazar parte del pago para el futuro, renovando el crédito con las mismas condiciones en el siguiente período.

De no haber un pago mínimo, el cliente podría aplazar el cumplimiento del crédito indefinidamente o abonar cantidades insignificantes, lo que causaría un alza de la deuda por acumulación de intereses y comisiones, aún estando el crédito como vigente.
El pago mínimo es aquel que el cliente se compromete a efectuar, como mínimo, para mantener su línea de crédito en estado vigente; es decir, para indicar que el cliente sigue manteniendo capacidad de pago.

Este pago se forma sumando una fracción del capital, intereses, comisiones, gastos, así como todos los pagos obligatorios adicionales (tales como cuotas, moras y sobregiros).
Cuando un usuario de crédito realiza un pago mínimo o, en general, un pago menor al pago total, se generan los siguientes efectos:
En primer lugar, se cancela una fracción del capital y, dependiendo de la tarjeta, una fracción de los intereses, comisiones y gastos aplicables (y otros pagos obligatorios).

Los intereses son calculados sobre el total de la deuda al momento del cierre de facturación (en caso de línea revolvente). El resto de la deuda se financia por otro período.
En el siguiente período, nuevamente se cancelará una fracción del capital (ya no el capital original, sino el capital de la deuda al cierre del nuevo período, incluyendo cualquier otro pago o consumo).
_____________________________

LA REPUBLICA JULIO 10, 2008

“Trabajo únicamente para pagar deudas"

En los últimos 12 meses Indecopi recibió 2,544 reclamos por los servicios bancarios. Aspec exige mayor regulación.

Vanessa Ochoa.

Plástico. Todos ofrecen al cliente el pago de su compra con tarjeta.

Era una situación que ya no podía soportar. ¿Por qué trabajo solo para pagar deudas?, se preguntaba Alejandra cuando llegaba cada fin de mes. Y es que debía pagar solo por tarjetas de crédito casi S/. 1,000 y su ajustado presupuesto ya no da más.

"Tenía cinco tarjetas de crédito y mis cuotas llegaban a S/.250 algunos meses y en crédito revolvente pagaba S/. 40 pero la cuenta no bajaba", nos dice. ¿Cuál fue la salida para esta usuaria? Solicitó un préstamo a un banco para cancelar todas sus deudas pero sigue "amarrada" por dos años al sistema financiero.

MÁS QUEJAS

Como Alejandra muchos son los casos contra el sistema financiero, pues ¿quién no fue "bombardeado" con promociones o incluso le llegó a su domicilio, sin siquiera pedirlo, una tarjeta de crédito? "Hay casos en el que llega un documento al domicilio y el usuario lo firma creyendo que es la recepción cuando en verdad es la aceptación de la tarjeta", dice Jaime Delgado, presidente de la Asociación Peruana de Consumidores (ASPEC).

De las quejas que llegan a ASPEC, el 14% está vinculada por servicios bancarios y de seguros, eso al año equivale a unas 600 denuncias por publicidad engañosa, cobros indebidos, fraudes, entre otros.

A ello se añade las quejas que recibe el Indecopi. Durante el 2007 recibió 2,220 reclamos por los servicios bancarios y financieros mientras que el último reporte de junio 2007 a mayo 2008 muestra 2,544 reclamos, de los cuales 1,357 terminó en conciliación entre las partes.

En tanto el martes la Superintendencia de Banca, Seguros y AFPs (SBS) lanzó un nuevo esquema para comparar el costo efectivo de las tarjetas de crédito y que el cliente sepa cuál le conviene. Sin embargo, para Juan Francisco Rojas, especialista en temas de regulación, este sistema es "tímido y proteccionista" que solo busca favorecer a las entidades financieras.

"Si la SBS recomienda no realizar el pago mínimo entonces ¿por qué lo permite?, es mejor que el cliente sepa lo que verdaderamente debe pagar y que su deuda no crezca", afirma el experto.

LA CLAVE

Solo una. Además de los altos costos que implica tener una tarjeta de crédito, por lo que hay que revisar antes las tasas de interés, ASPEC recomienda tener como máximo una tarjeta.

Hay tráfico de datos de clientes

Otro de los casos recurrentes es cuando el usuario es llamado a su domicilio o a su trabajo, reiteradamente, por los ejecutivos de los bancos para ofrecerles una tarjeta de crédito. "Esto ocurre porque hay un tráfico de datos porque hay empleados que se pasan de empresa y llevan su base de datos", afirma Jaime Delgado de ASPEC. Ello debe ser controlado por el Indecopi.

"Indecopi debe establecer un sistema de registro, que por ahora está en proceso de implementación, para evitar este tipo de situaciones", sostuvo.

Juan Francisco Rojas afirma que el llamado crédito revolvente tiene que ver con el pago mínimo y que al final no le conviene al consumidor. "Si mi deuda es S/. 100 y pago S/. 10 los S/.90 se capitalizan, así que el crédito revolvente es un bonito eufemismo porque el consumidor de menor recurso se quedará en el sistema financiero", anotó.
__________________________
INVERTIA AGOSTO 31, 2008

Finanzas personales
Tarjetas de débito, sin complicaciones
Las tarjetas de débito son ideales para gastar únicamente el dinero con el que cuentas

* Decálogo del buen uso de la tarjeta de débito
LIMA.- Si tú eres de las personas que no te quieres endeudar y prefieres gastar únicamente el dinero con el que cuentas, la opción son las tarjetas de débito, pues manejar una de éstas tarjetas es mucho menos complicado que controlar el dinero, debido a que al liquidar con ella, evitas utilizar dinero en efectivo, lo que ahora resulta muy riesgoso; pero además te proporcionan un documento donde señalan la cantidad y la fecha en que dispusiste del dinero.
La diferencia entre este tipo de tarjetas y la tarjeta de crédito es que utilizas tú propio dinero y no pagas intereses, con la otra ventaja de que nunca te vas a exceder en tu presupuesto.

También existe la posibilidad de que si tú trabajas, tu sueldo lo depositen en una tarjeta de nómina, con la cual te proporcionarán una tarjeta de débito en la institución bancaria. Esto también tiene sus ventajas ya que normalmente no te cuesta el manejo de la cuenta, la cual es administrada por la institución bancaria.

Obtenerla es sencillo, solamente tienes que abrir una cuenta bancaria que puede o no incluir una chequera, Solo necesitas tu identificación oficial, comprobante de domicilio y realizar el depósito mínimo de apertura que marca el banco.

También existen algunas modalidades para la forma de manejar tu dinero; por ejemplo, puede ser una cuenta en moneda nacional con o sin intereses, lo que quiere decir que si ya trabajas y estás contratado por honorarios, te puede servir para tu control de gastos y el pago de impuestos.

Otra alternativa es abrir una cuenta de ahorros, con ella recibes tu tarjeta de débito, pero además puede generar intereses si mantienes una cantidad determinada mensual que te fija la institución.

Las operaciones que puedes realizar con la tarjeta de débito son:

- Disposición de efectivo

- Consulta de saldos

- Transferencias entre cuentas

- Cambio de Nip

- Pago de compras o consumos en establecimientos afiliados

- Disposición de efectivo en cajeros y ventanilla del banco

Al utilizar los cajeros automáticos recuerda que tienes la gran ventaja de evitar largas filas en las sucursales bancarias, pero hay que tomar en cuentas las advertencias respecto de seguridad que te dan en la propia institución bancaria para evitar cualquier problema posterior.

Generalmente cuando retiras dinero o consultas saldo del propio banco donde manejan tu cuenta, no te cobran comisiones, sin embargo es importante que cuando firmes te den una lista de todos los cargos que puedan realizar y los conceptos de los mismos.

Te damos estás últimas recomendaciones para el mejor uso de tu tarjeta:

- Firma tu tarjeta al momento de recibirla.

- Memoriza el NIP que te hayan asignado o elegido y no lo hagas del conocimiento de nadie mas para evitar su mal uso.

- Utiliza de preferencia los cajeros pertenecientes al banco que te otorgó tu tarjeta.

- No traigas contigo la tarjeta a menos que sepas que la vas a utilizar.

- Al realizar tus compras o consumos cuida que cuando hagan el cargo pasen solamente una vez la tarjeta por la terminal; si hubiesen cometido un error puedes exigir la cancelación a través de la misma Terminal.

- Reporta de inmediato en caso de robo o extravío.
_______________________________
PERUANO 27 de agosto de 2008

ALCANCES. NORMAS DEL TLC CON EE UU MODERNIZAN REGULACIÓN BANCARIA EN LÍNEA CON LA PRÁCTICA INTERNACIONAL
Afianzan sistema financiero

Ratifican además preferencia procesal a acreedores de buena fe
Medidas para ejecutar garantías generan mayor cultura de pago
MARIA AVALOS CISNEROS
mavalos@editoraperu.com.pe

Si bien los principales cambios a la legislación bancaria están regulados por los decretos legislativos 1028 y 1052, que propician el fortalecimiento patrimonial de las empresas, la mejor administración del riesgo y ampliar las operaciones de las entidades financieras no bancarias; existen otras disposiciones del paquete legal dictadas para implementar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos que indirectamente también repercuten en la actividad financiera, especialmente, para afianzar la cultura de pago, afirmó el experto Rolando Castellares.

¿Se fortalece el proceso de bancarización?
–Claro, el conjunto de estas normas, casi en su totalidad, resultan positivas para el sistema financiero. En principio, los decretos legislativos citados apuntan a tres objetivos. Primero, adecuar la legislación bancaria al TLC con EE UU, que tiene un capítulo sobre banca y finanzas. El Decreto Legislativo 1052 se refiere a las actividades que pueden realizar los representantes de empresas del sistema financiero del exterior. Segundo, actualizar esta legislación, pues algunos artículos estaban desfasados y requerían reajustes. Así, se amplían las operaciones que pueden realizar las cajas de ahorro y crédito, cajas rurales de crédito popular, Edpymes y financieras, eliminándose el régimen modular. Ahora son muy pocas las operaciones que las diferencian con un banco.

¿Se adecua también a los acuerdos de Basilea II?
–Es el tercer objetivo. Se busca adecuar la legislación bancaria a los estándares internacionales recomendados en Basilea II. Así, el Decreto Legislativo 1052 se refiere al patrimonio efectivo y solidez patrimonial de los bancos, y a la cobertura del riesgo operacional.

¿Qué otras normas sobre el TLC con EE UU tienen incidencia en el sistema financiero?
–Hay otras disposiciones con incidencia en la actividad bancaria. Por ejemplo, la Ley de Mype menciona que la banca administrará fondos de pensiones para los trabajadores de la microempresa. Se aprueba la notificación por correo electrónico para la ejecución de garantías. Los embargos ya no serán con toma de dicho ni con cédula de notificación sino por e-mail y los bancos deben tener un correo electrónico especial para ello.

Fin de las garantías sábanas
¿Se modifica el procedimiento para ejecutar garantías?
1 En efecto, se entiende que la garantía constituida como el crédito garantizado tiene que estar en un título ejecutivo. Me parece que esto podría ser el fin de las garantías sábanas, que tanto usan los bancos. Todo ello, en algunos casos, está pendiente de entrar en vigencia como las notificaciones electrónicas que será en diciembre.
2 En la Ley del Notariado también se observan cambios; en la Ley Concursal, se modifica la orden de prelación y se elimina los límites para los acreedores laborales y alimentistas, entre otros aspectos.

Principales cambios
l Los Decretos Legislativos 1028 y 1052 uniformizan las reglas de juego para el sistema financiero. Así, se promueve un alineamiento de nuestra regulación bancaria a los mejores estándares internacionales, recomendados por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Refuerzan la supervisión prudencial, al permitir requerir capital en anticipación de potenciales factores de riesgo, lo cual redundará en una mayor estabilidad del sistema financiero y una mayor protección de los ahorros del público.
En consecuencia, se modifican las causales de intervención y de régimen de vigilancia de las empresas del sistema financiero y de seguros. Además, se perfecciona la forma de calcular el patrimonio efectivo y se crean nuevos niveles de patrimonio.

Igualan las reglas de juego de los intermediarios financieros y de seguros con las de otros inversionistas institucionales. Permiten también a las instituciones microfinancieras que compitan en igualdad de condiciones con el resto de instituciones bancarias, facilitando su sostenibilidad en el tiempo y promoviendo la bancarización en el país.
Permiten captar depósitos a financieras; y, amplían las operaciones que pueden realizar las financieras, cajas rurales de ahorro y crédito, cajas rurales de crédito popular y Edpymes.

Recuperación de los créditos
¿Las normas mejoran el sistema de recuperación de acreencias?
Respecto a la recuperación de las acreencias, los cambios son adecuados.
Había personas que asumían un crédito y afectaban un bien de su propiedad en garantía, como una hipoteca o garantía inmobiliaria.

Ahora, si el acreedor tiene antes una hipoteca inscrita, quien alquile el bien hipotecado ya no podrá mantener ese derecho después del remate y, por lo tanto, podrá rematarse el inmueble.
Esto va a generar mayor cultura de pago y efectividad procesal para dar preferencia a los acreedores de buena fe.

Excesos en los créditos
El reglamento de tarjetas de crédito incide en el control del sobreendeudamiento, sin embargo ante una necesidad de exceso de línea, ¿cuáles son los criterios previstos?
–Por el lado de los bancos, la SBS ha señalado que en estos casos sean los propios bancos los que califiquen al cliente, de que tenga un sustento para incrementar la línea de crédito. Es decir, deben estar debidamente evaluados, y si los bancos justifican esa decisión de ampliarles la línea de crédito. Pero si no fuera posible justificarlo, significará que está gestionando mal y si la cartera de tarjeta de crédito empieza a subir, al banco inclusive le podrán prohibir que opere con este producto.

¿Falta un nuevo reglamento respecto al sobreendeudamiento?
–Está próximo a expedirse un reglamento, si no cumplen con el control al sobreendeudamiento significará que este sistema en los bancos no funciona bien y, en estos casos, se constituirán provisiones complementarias adicionales.
¿El reglamento de tarjetas de crédito rige ya totalmente?
–No, está en suspenso la aplicación del artículo 11, referido al sistema electrónico de control y monitoreo, cuyo plazo de vigencia es de 360 días.

En el tema de seguridad, ¿qué debemos tener presente?
–Incide mucho en el hecho de incluir dentro de las tarjetas, la identificación del titular, pero sobre todo obliga a las empresas bancarias a exigir a los establecimientos comerciales que aceptan estas tarjetas de crédito, que requieran al cliente o usuario de estos instrumentos a identificarse y a verificar que la firma en la orden de pago, corresponde a la firma de la tarjeta.
__________________________

EL COMERCIO 09 de Julio de 2008

LA SBS QUIERE PONER EN ALERTA A LOS USUARIOS
Pago mínimo en tarjetas de crédito no es conveniente
Superintendencia realiza campaña para evitar problemas en el uso del crédito
Por Luis Davelouis Lengua

Tener una tarjeta de crédito es una poderosa herramienta, pero también puede convertirse en un terrible dolor de cabeza si no es utilizada de manera responsable e informada. Esa es la idea principal que se desprende de la presentación de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

"Es común que las personas que acceden por primera vez a este producto lleven sus líneas de crédito al límite o muy cerca de él. Y es frecuente que solo paguen la cuota mínima o que realicen retiros en efectivo pensando que están haciendo un gran negocio, cuando no es así", afirmó el gerente de Productos y Servicios al Usuario de la SBS, Fernando Arrunátegui.

Tomemos el siguiente ejemplo: Un crédito de consumo a 12 meses otorgado mediante una tarjeta de crédito; de esta línea se ha utilizado solo S/.1.000 en una sola operación de compra. La tasa de interés efectiva es de 25%, con un pago mínimo de S/.20 (donde están incluidos parte de cada concepto) más portes (la comisión del banco por cobrarle) por S/.10 al mes. Si usted solo realizara el pago mínimo, tardaría tres años y dos meses en cancelar su deuda y, al final, habrá pagado S/.214,53 en intereses y S/.380 en comisiones. No es negocio.

Otro ejemplo: pagar con tarjeta un artículo por el que puede usar efectivo. Otro ejemplo: usted compra una chompa de S/.50 con tarjeta de crédito y cuando le llega el estado de cuenta a su casa, tiene usted una deuda de S/.65. ¿Por qué? El banco le cobra S/.10 por enviarle el estado de cuenta y S/.5 por la comisión. Está usted pagando alrededor de 30% más. Si paga con tarjeta, asegúrese de cancelar la deuda al banco antes de la fecha de corte (la fecha en la que el banco calcula el total de su deuda y que aparece en todos sus estados de cuenta), así no le cobrarán ni portes, ni comisiones, ni intereses.

SIN RESOLVER
La SBS lanzó ayer esta campaña de información que, a decir de los últimos sucesos, estaría llegando un poco tarde. Si bien las tasas de morosidad en el sistema financiero son de las más bajas de la región, es cierto que la velocidad de expansión del crédito --sobre todo de consumo-- y generalización de su uso ya preocupan a algunos especialistas e, incluso, a algunos bancos que empiezan a reconocer que "podría haber un problema si no se tiene cuidado".

Por ejemplo, no hay cifras exactas sobre el número de tarjetahabientes que pagan la cuota mínima y la información de las centrales de riesgo no es un buen referente: se puede ser un buen pagador (pagar el mínimo de cuatro tarjetas), pero ser incapaz de pagar el íntegro de la deuda y, para los bancos, se sigue siendo sujeto de crédito.

CLAVES
Los pagos mensuales para cubrir deudas de tarjetas de crédito no deben superar el 30% de sus ingresos, afirma la SBS.
De ahora en adelante se podrán negociar las condiciones de las tarjetas de crédito, pues existe una tabla referencial de tasas en la página web de la SBS.
El 70% de las tarjetas de crédito emitidas son de marca compartida o están asociadas a establecimientos comerciales.
_________________________

LA REPUBLICA JULIO 9, 2008

¿Cuánto le cuesta pagar con tarjeta?
La SBS lanza nuevo esquema para conocer las tasas de interés. Recomiendan al usuario evaluar, según sus ingresos, si le conviene la modalidad revolvente o por cuotas. Pero descarte pagar la cuota mínima.

Vanessa Ochoa.

Retail. La mayoría de establecimientos acepta el pago con tarjeta.

Si usted es una de las personas que acostumbran usar tarjeta de crédito para sus compras, incluso hasta para sus gastos mínimos, ¡cuidado!...podría estar ingresando en un círculo vicioso de nunca acabar.

Lo primero que debe saber antes de aceptar "dinero de plástico" es cuánto en verdad va a pagar mes a mes.

Para tal efecto, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFPs (SBS) lanzó al mercado un nuevo esquema con el cual podrá comparar el costo efectivo de las tarjetas de crédito y saber cuál le conviene.

Fernando Arrunátegui, gerente de productos y servicios al usuario de la SBS, sostiene que aunque es difícil medir la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA) de una tarjeta de crédito, este nuevo sistema permite al usuario comparar el precio real del crédito a través de un monto referencial (S/. 1,000).

Dicho sistema está vigente desde ayer en la página web de la SBS (www.sbs.gob.pe), donde se consigna información sobre tarjetas de crédito clásica bajo las modalidades de consumo revolvente, consumo por cuotas y de tarjetas de crédito asociadas a centros de consumo masivo (retail).

TASAS FLUCTUANTES

Y es aquí donde el usuario debe poner mayor atención. Lo primero es saber qué le conviene más, si la modalidad revolvente (crédito renovable en múltiples cuotas mes a mes, que genera un crédito sin fin) o la modalidad de cuotas (monto fijo establecido).

En este caso, la TCEA máxima bajo la modalidad revolvente en el sistema financiero fluctúa entre 42.74% y 203.79%. Mientras que la mínima va de 20.13% a 69.57%.

En el caso del consumo por cuotas, la TCEA va de 42.74% a 203.79% y la mínima de 38.35% a 202.30%.

Para la disposición en efectivo de una tarjeta clásica en modalidad revolvente la TCEA fluctúa entre 82.27% a 191.12%. Finalmente, para las tarjetas de crédito retail por consumo en cuota, la TCEA máxima va de 83.37% a 203.79%. (Ver infografía).

Entonces ¿qué elegir? Según Arrunátegui, depende mucho de los ingresos del usuario. "Si una persona tiene ingresos fijos puede planificar pagar en cuotas, pero si tiene recibos por honorarios y sus ingresos fluctúan le conviene más el revolvente, es decir, pagar el monto que uno escoge", dijo.

Aclaró que la modalidad revolvente extiende la cuota si uno vuelve a consumir.

CUIDADO CON "PAGO MÍNIMO"

Pero lo que mayormente ocurre es que al recibir su estado de cuenta los bancos plantean un pago mínimo. Sin embargo, ello no es nada provechoso para el usuario pero sí para la entidad bancaria, pues la deuda, pese a que se ponga a un plazo de 12 meses, con el pago mínimo puede llegar hasta en 83 meses.

"Cuando se realiza un pago mínimo, el cual es menor al total, se está cancelando una fracción del capital, una fracción de los intereses, comisiones y gastos aplicables, además que los intereses son calculados sobre el total de la deuda. El resto de la deuda se pasará para el siguiente periodo y seguirá amortizando montos escasos", sostuvo.

La SBS recomienda que el pago mínimo no es la forma pertinente para pagar una tarjeta de crédito.

Otro punto importante es que la deuda no debe pasar el 30% de sus ingresos, así le ofrezcan un crédito "barato".

DATOS

Tarjetas. En el mercado financiero peruano existen 5 millones 300 mil tarjetas, de las cuales el 70% son pertenecientes a crédito retail (centros comerciales, tiendas por departamento, autoservicios o supermercados).

Crecimiento. Al año, el uso de las tarjetas de crédito crece en 25%, cifra buena teniendo en cuenta que el índice de bancarización en el país es bajo, mientras que la tasa de morosidad es menor al 3 por ciento.

Lo que debe tener en cuenta

1) Siempre que pueda, pague más que el monto mínimo. Una deuda financiada a futuro puede exponerte en caso que las condiciones personales desmejoren.

2) No utilice la tarjeta de crédito para aquellos pagos menores que pudiera hacerlo en efectivo.

3) No saque tarjetas de crédito solo por "aprovechar las promociones" o porque necesita el dinero para financiar más gastos o pagar deudas atrasadas.

4) Mantenga su nivel de endeudamiento en un monto razonable. Llegar al límite de su línea de crédito por acumulación de gastos imprevistos no es un monto razonable como tampoco lo es no saber cuánto se debe ni el porqué.

5) No suba su nivel de deuda en forma significativa si sus ingresos no se elevaron.

6) No pida nuevas tarjetas para pagar deudas anteriores. Ello complicará su situación.
__________________________
PERU 21 07 de agosto de 2008

Cambian reglas de tarjetas

Sin embargo, se ha flexibilizado las sanciones a los clientes que reincidan en faltas.
Con el último estado de cuenta de sus tarjetas de crédito, los clientes de algunos bancos han recibido un encarte con información sobre las modificaciones a las cláusulas de sus contratos. Estos cambios son parte de las acciones que deben tomar las entidades financieras para adecuarse al nuevo Reglamento de Tarjetas de Crédito que entrará en plena vigencia el martes 12 de agosto.

Lo que deben saber los 5.7 millones de tarjetahabientes es que las principales modificaciones están destinadas a mejorar la seguridad en el manejo de este tipo de créditos y a reducir el riesgo de sobreendeudamiento, según indica el especialista en derecho bancario Rolando Castellares.

En primer lugar, los bancos estarán prohibidos de activar tarjetas de crédito sin que se haya firmado un contrato previo. Esto pone fin a la costumbre de algunas entidades de enviar tarjetas a personas que no las han solicitado.

Asimismo, los obliga a volver a hacer un análisis crediticio cada vez que un cliente renueve una tarjeta y a tener políticas de administración de riesgos para evitar que los usuarios se excedan en sus líneas de crédito.
Los bancos también deberán monitorear los patrones de consumo de sus clientes con el fin de detectar cualquier fraude rápidamente.

Más seguridad. Respecto a la seguridad, Castellares destaca que, ahora, los usuarios podrán bloquear la opción de retirar dinero con sus tarjetas de crédito (disposición de efectivo), para evitar mayores pérdidas si sufrieran un secuestro 'al paso’.

Además, de acuerdo con Castellares, el nuevo reglamento obliga a los bancos a entregar plásticos que no sean 'clonables’ y los fuerza a mantener fondos de contingencia o a contratar un seguro para proteger a los clientes frente a estos cobros indebidos.

El dispositivo también permite que el cliente le pida al banco que no le mande su estado de cuenta mensual si no tiene deudas o que deje de enviárselo después de cuatro meses sin pagar. “Esto evitará que las personas se endeuden sin hacer ningún consumo, ya que la entidad cobra portes por el envío y, luego, cobra intereses sobre esos portes”, señaló.
__________________________
PERUANO 24 de julio de 2008

VISIÓN. LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS DEBEN EVALUAR LAS OPORTUNIDADES QUE TIENEN EN EL MERCADO DE CAPITALES
Otras alternativas de financiamiento
En la actualidad existen varios fondos de inversión de apoyo a las pyme
Liquidez favorece la expansión de unidades productivas en el país

Hoy en día el mercado de capitales desempeña una función esencial en la movilización del ahorro y su asignación a inversiones productivas.
“Así, a medida que las políticas macroeconómicas se han vuelto más creíbles se ha registrado un aumento significativo en la demanda de los servicios financieros”, sostiene el estudio realizado por el Centro de Investigación Empresarial (CIE) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

El crecimiento sostenido de la producción ha mejorado las expectativas sobre el desempeño de la economía, lo que se refleja en un incremento acumulado de la inversión bruta privada de 90.4 por ciento para el quinquenio 2003-2007.

Además, están en cartera importantes proyectos de inversión privada en sectores como la minería, hidrocarburos, telecomunicaciones, industria, infraestructura y electricidad, entre otros, para el período 2008-2010 por 35,895 millones de dólares.
La reciente legislación promulgada por el Poder Ejecutivo para incentivar la formación de asociaciones público privadas ya tiene sus primeros frutos. Así, Proinversión anunció que entregará proyectos por 2,400 millones de dólares en los próximos 12 meses.

Expansión

Bajo estas condiciones –señala el CIE–, es indudable que muchas empresas están creciendo y, por consiguiente, están cambiando de estrategia para tener un mayor alcance nacional e inclusive, conquistar mercados internacionales.
“En toda etapa de desarrollo, en el ciclo de vida de un negocio, surge la necesidad de encontrar nuevas fuentes de financiamiento no sólo con el objetivo de aprovechar nuevas oportunidades de crecimiento sino también de consolidar posiciones en el mercado teniendo buenas perspectivas a largo plazo”, sostiene.

En este sentido, el mercado de capitales no sólo significa una oportunidad de obtener financiamiento más barato sino también de modernización. Hay que tener presente que las exigencias de transparencia que impone el mercado de valores obligan a las empresas a elevar la calidad de su gestión para cumplir estándares de nivel global.
Asimismo, las empresas que incursionan en el mercado de valores logran un mejor prestigio debido a que la percepción de su situación financiera y posicionamiento mejora.

“Pero, definitivamente, la principal ventaja de incursionar en esta plaza es acceder a mayores montos de financiamiento con costos menores”, detalló el CIE.
Fondos de inversión
Por otro lado, los fondos de inversión que son administrados por una Sociedad Administradora de Fondos de Inversión (SAFI) se consideran como una verdadera oportunidad para canalizar recursos desde los inversionistas hacia las pequeñas y medianas empresas (pyme), mediante el mercado de capitales.

Dichos fondos son patrimonios autónomos integrados por los aportes de personas naturales y jurídicas que se destinan a inversiones en activos reales y activos financieros.
En la actualidad, existen varios fondos de inversión de apoyo a las pyme. Un ejemplo de ello es Compass Group Safi, que opera con éxito en el descuento de letras, permitiendo que las empresas reduzcan su costo financiero de corto plazo y accedan a una fuente de crédito para capital de trabajo renovable.

Así, Compass Group ha llegado a más de 1,300 empresas, de las cuales el 99.5 por ciento son pequeñas empresas.
Con esta opción, una pequeña empresa puede proyectar un crecimiento de dos años, sabiendo que tendrá a su disposición una línea de crédito de capital de trabajo que se irá ampliando si la empresa cumple con sus compromisos de pago.

Fuente de recursos
¿Qué hacer para democratizar el mercado de capitales? La entrada de medianas empresas como Metalpren, Corporación Miski, Nissan Maquinarias y Exaltar S.A. se ha materializado únicamente por medio de instrumentos de corto plazo, lo cual refleja que un número reducido de empresas participa a través de la colocación de valores, mientras que la participación de las pequeñas y microempresas es nula.

De acuerdo con el CIE, este comportamiento es atribuible a la baja cultura de las medianas empresas en lo que respecta al mercado de capitales. Asimismo, existe la percepción de que la emisión de títulos es un proceso lento y burocrático.
Otro elemento que representa una restricción para el acceso de empresas al mercado de capitales son los costos de flotación por la emisión de valores, que sumado a las comisiones de entidades como la Bolsa de Valores de Lima, la Conasev y Cavali, incrementan el costo efectivo del endeudamiento.

De acuerdo con la CCL, en la medida que haya un mayor número de empresas que empleen este sistema de financiamiento alternativo, los costos de emisión pueden irse reduciendo por economías de escala y las empresas del segmento mediano podrían acceder sin mayores restricciones.

De interés: Algunos esfuerzos

1. La Conasev ha ejecutado el proyecto “Perú: Mejorando el acceso de la mediana y pequeña empresa al mercado de capitales” con The Financial Sector Reform and Strengthening Initiative, entidad que proporciona asistencia técnica en proyectos de desarrollo del sector financiero con recursos del FMI y del Banco Mundial.
2. Este proyecto consideró la implementación de un piloto de titulización de carteras de pequeñas y medianas empresas, otorgados por las cajas municipales de ahorro y crédito.

3. Además, evaluó la viabilidad de constituir fondos de inversión en (o titulización de) cuentas por cobrar a las pyme.
4. Como resultado de ello, en la actualidad se estructura un programa de bonos titulizados de tres cajas municipales (Sullana, Huancayo y Piura), con el respaldo en préstamos otorgados a pequeñas y medianas empresas.
5. Colocar dichos bonos en el mercado de capitales permitirá recaudar fondos, los cuales deberán ser destinados en un 80% para nuevos préstamos a pequeñas y medianas empresas.

Datos
- Se estima que un fondo de capital de riesgo que realice una inversión entre un millón y dos millones genera una comisión de 10,000 a 20,000 dólares (entre 1% y 2%), monto que es insuficiente para cubrir el costo de administración de una inversión.
- Por ello, se necesitan mayores montos de inversión que permitan rentabilizar a la administradora del fondo de inversión.
Algo más
Los fondos de inversión representan una alternativa adecuada, pero enfrentan restricciones que limitan su desarrollo solo a empresas medianas y grandes.
___________________________

De: Enrique Garrido-Lecca Risco [mailto:egarridolecca@mincetur.gob.pe]
Enviado el: Miércoles, 28 de Noviembre de 2007 01:47 p.m.
Para: Webmaster MINCETUR
Asunto: SKIMMER

Un SKIMMER es un lector portátil de tarjetas bancarias de debito usado para copiar la banda de una tarjeta de ATM (Automatic Teller Machine) legítima.

En el Perú estos aparatos son robados de la puerta de los cajeros automáticos, con los que ingenuamente los bancos pretendían que usáramos para abrir la puerta del cajero y lo único que consiguieron es dar estos aparatos a los poco sofisticados tecnológicamente, pero ingeniosos estafadores peruanos.
Pero también son obtenido de otros aparatos como los lectores de tarjetas Bonnus en grifos y Kentucky, etc

Pero obtener copia de la banda de tu tarjeta de debito no es suficiente, ellos deben también descubrir tu PIN (Personal Identification Number) que es la clave de 4 dígitos que se usa para validar tu operación y para ello tendrán que miraran el movimiento de tu mano sobre el teclado. Es importante anotar que por estadística simple los 4 dígitos dan lugar a 10,000 posibles combinaciones y como en los cajeros automáticos por seguridad, al tercer intento fallido de ingresar la clave se retendrá la tarjeta, no hay lugar a que el estafador intente adivinar este numero, por lo que inventara algún ingenioso cuento para ver tu PIN o tener un cómplice que mire mientras el te distrae.

Una vez que los estafadores tienen los datos de la banda de tu tarjeta y el PIN, pueden crear un duplicado de la misma y usarla para retirar dinero de las cuentas que tengas visibles en los cajeros automáticos o hacer compras, normalmente de electrodomésticos que son fáciles de revender.
Ultimamente en los establecimientos (grifos, restaurantes, etc) se están usando los lectores inalámbricos, que permiten que el aparato sea llevado hasta donde tu estas.

Solicitalo y si no existe trasládate hasta la propia lectora (ver foto). No pierdas de vista ni por un segundo tu tarjeta, una vez deslizada por la lectora pide inmediatamente su devolución incluso antes de ingresar el PIN y sobre todo nunca metas tu clave delante de ninguna persona, voltéate dando la espalda al empleado que espera o tapa con tu otra mano el teclado para que no puedan verte teclear tu PIN.

Un ultimo consejo, si en algún momento sospechas que te vieron teclear tu PIN (por ejemplo si antes de irte notas que alguien estaba tras de ti), ve a un cajero automático y cambia tu clave, mas vale prevenir que lamentar.
Saludos, Enrique GL

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu