domingo, 8 de agosto de 2010

HIJA DE LOLO FERNANDEZ: "A EL PODIA BORRARSELE CUALQUIER COSA, PERO NUNCA SU "U"

EL COMERCIO AGOSTO 8, 2010

Hija de Lolo Fernández: “A él podía borrársele cualquier cosa, pero nunca su ‘U’” (http://elcomercio.pe/noticia/620370/hija-lolo-fernandez-podia-borrarsele-cualquier-cosa-nunca-suu)

El Comercio visitó a Marina Fernández, la única hija de Lolo, en la semana del aniversario 86. Era el tiempo perfecto para recordar al ídolo máximo del club, y su ejemplo, y el mito, en estas horas difíciles

Foto: Rolly Reyna / Video: Miguel Villegas
Por: Miguel Villegas

He venido a visitar a Lolo Fernández. A mirarlo, a hablar con él, a contarle algunas cosas. Y Lolo está. Conserva intacta la sonrisa de travesura, el pelo sujetado por la redecilla, el porte de crack. Lima, 1940; Lolo posa con su hermano Arturo en el antiguo estadio de Santa Beatriz. Hualcará, 1934; el ídolo de la ‘U’ junto con Eduardo Astengo son imagen de una publicidad de leche fresca.

Lima, 1953; el “Cañonero” le ha marcado tres goles a Alianza el día de su retiro y dice adiós, pero no se va. Es el álbum familiar de Marina Fernández, la única heredera de Lolo que ha convertido su casa en un museo del ídolo.

“Hasta el día en que se fue, mi papito siempre se acordaba de su ‘U’”, dice, con el tono con que las abuelas te cuentan el final feliz. Pero es solo el inicio. General Garzón, cuadra 23, Jesús María. He venido a visitar a Lolo Fernández, el padre de esa patria que es Universitario de Deportes. Es el día previo al aniversario 86 del club más grande del país. Ha salido el sol en Lima. Es un día de fiesta, aunque los problemas institucionales quieran convertir a la ‘U’ en un club minúsculo. Marina Fernández Fernández mira las fotos del viejo querido y sueña con tiempos mejores.

EL MUSEO DE LOLO FERNÁNDEZ
Marina Fernández vive en una casa grande donde Lolo pasó sus últimos grandes días felices, cuando el Alzheimer quería hacerle foul y el máximo goleador en la historia del club (156 goles) lo gambeteaba. O mejor, lo agarraba a cañonazos. Allí llegaba con la enfermera asignada por la Maison de Santé, donde cuidaron a Lolo como si fuera el padre vuestro. Dice que Lolín, su hermano, el otro heredero, vive cerca, en Pueblo Libre, y que los años lo han golpeado. Por eso es tan importante esta nota: la señora Marina conserva intactos en la memoria pasajes de la biografía de Lolo. Es una envidiable testigo de eso que los hinchas de la ‘U’ hemos escuchado miles de veces. Millones. Y uno feliz.

¿Es cierto que su padre no aceptó el cheque en blanco de un equipo chileno porque se quiso quedar en la ‘U’?

Claro, hijo. Por eso me molesta cuando salen en la televisión a decir que no fue así. Qué saben ellos. Yo una vez le pregunté y me dijo: “¿Cómo iba a cambiar de club, cómo voy a olvidarme de mi ‘U’? A él lo emocionaba mucho cómo lo quería la gente, cómo lo reconocían en la calle. Eso era lo máximo para él. Cada aniversario del club, cuando mi papito estaba bien todavía, se iba a Odriozola a juntarse con sus amigos. O se iban a la casa de Plaza Unión a bailar música cubana, que trajo él de uno de sus viajes.

¿Y usted qué siente cuando chicos de 15 años que nunca lo vieron jugar le cantan en la tribuna popular?
Me alegra. Estoy segura de que él lo sabe y se contenta. A él podía borrársele cualquier cosa, pero nunca su ‘U’.

MEMORIAS DE UN ÍDOLO
En 1989, Lolo llegó a la Maison de Santé con la inocencia de quien va a pasar unas vacaciones. Pero tenía el mal de Alzheimer, una enfermedad que se parece mucho al virus maligno de una PC y lo borra todo con paciencia, pero también con agresividad.

Pronto iba a olvidar, por ejemplo, que fue campeón con la ‘U’ en seis ocasiones y goleador del equipo siete veces por torneos locales. O que era el futbolista que más veces festejó goles contra Alianza en la historia de los clásicos: 29. O justo él, que tenía piernas biónicas que tiraban abajo los arcos del viejo Nacional, se iba a olvidar de caminar. O que había un estadio en Breña que llevaba orgulloso su nombre. Y así. “A él podía borrársele cualquier cosa de la memoria, pero nunca su ‘U””.

La señora Marina tiene una anécdota de esos años, que resume el cariño de la gente por su viejo querido. Y de él por el club. Dice que una vez, cuando Lolo ya había pasado la barrera de los 70, se perdió en una de las visitas que los doctores le permitían a esta histórica casa de Jesús María. No recuerda cómo pero Lolo se perdió. “Lo encontró un hincha a unas cuadras de la casa y le preguntó un millón de cosas. Pero mi papito ya no entendía mucho. Pero cuando le dijo que era de la ‘U’”, él recordó de inmediato. Fue como una luz que lo ubicó. La ‘U’” le traía los mejores recuerdos, seguro. El hincha lo trajo a la casa, felizmente”. ¿Usted hubiese hecho lo mismo, cierto?

Marina Fernández es una dama coqueta que ahora me enseña las piernas y sugiere que la fotografíe. “Las heredé de él, así que son unas buenas piernas”, se ríe con nostalgia. Es muy parecida al viejo y por eso hay que agradecer a la genética. “También el apellido, y lo llevo con mucho orgullo”. Hace poco asistió a una ceremonia por el aniversario del club. Dice que no va mucho. De hecho, la institución no la protege. Pero de eso prefiere casi no opinar.

Cuando le pregunto si la directiva que pasó le negó la oportunidad de ser socia honoraria, título que merece largamente, cambia de tema. Pero es cierto. Hay hasta dos testigos. ¿La única hija de Lolo Fernández no tiene un lugar reservado, de honor, en el estadio Monumental? Marina no sabe ni opina. Retrocede la cinta por los años vividos, por los días de triunfo. “Esta es una camiseta de mi papito. Es de la selección de 1936. Mírala, está vieja, pero con esta jugó. Una tía le tejía la redecilla que usaba, pero no conservo ninguna. ¿Es de colección, no?”.

¿Es cierto que le tiene mucho cariño a Raúl Fernández? ¿Por el apellido y por cómo defiende a la ‘U’?
Sí, claro. Yo he hablado con Raulito y le he dicho que es como un hijo de mi papá, por el apellido. Yo siempre veo esa gigantografía que cuelgan los hinchas en norte, justo detrás de él. A la ‘U’ la cuidan dos Fernández. Si tú no salvas los goles, mi papito lo hará. Y nos reímos los dos.

¿Era muy amigo de Terry?
Claro. Toto siempre me decía que cuando le tocó debutar y falló un pase, mi papito le dijo: “Tranquilo, me equivoqué yo”.

Ese era Lolo. Abre la puerta Marina Fernández, la única hija que Lolo tuvo cuando era más que un futbolista de la ‘U’. Abre la puerta y también abre el libro: hablar con ella es un poco resolver algunos enigmas sobre el mito del ‘Cañonero’. Marina Fernández lo sabía todo. Porque ese era Lolo, y en esta semana de aniversario había que recordarlo. Ese era Lolo. Que dijo adiós, pero se quedó para siempre.
_________________________________
De: Dario Mejia [mailto:dariomejia999@yahoo.com.au]
Enviado el: Martes, 20 de Mayo de 2008 07:20 a.m.
Para: soyperuano@yahoogroups.com
CC: Lista de Música Criolla
Asunto: Re: [Soy Peruano] FELIZ CUMPLEAÑOS "LOLO FERNANDEZ" - 20 de mayo de 1913

Mi estimado tocayo,

Te hago llegar la misma polca, "Lolo Fernández", que Delia Vallejos grabó hace muchísimos años. La versión que adjunto la he comprimido para que no cause problemas en el correo de nadie.

La mitad más uno de los peruanos celebran el natalicio del más grande ídolo de Universitario de Deportes. Saludos.

Dario Mejia

----- Original Message -----
From: dario enriquez
To: soyperuano@yahoogroups.com
Sent: Tuesday, May 20, 2008 6:20 PM
Subject: [Soy Peruano] FELIZ CUMPLEAÑOS "LOLO FERNANDEZ" - 20 de mayo de 1913

FELIZ CUMPLEAÑOS
'LOLO FERNANDEZ'
20 DE MAYO de 1913
95 aniversario !!!
Rumbo al Centenario !!!

LOLO FERNANDEZ
Polka (D.R.)

En el fútbol hay un gran baluarteque coraje siempre demostrójugando en su puestocentro fowardnadie en el Perú lo superóEl, muy generoso, un caballero,nunca se cambió de su gran club,ídolo de todos los peruanos,ídolo el gran centro de la ULolo Fernández, toda mi vidayo te he admiradoporque tú has sido insuperableen el NacionalLolo Fernández es un modelo de futbolistapor su gran juego se ha hechoídolo popularen cuantas partes que le tocódefender la patriasiempre lo hiciste poniendotodo tu corazónLolo Fernández, Lolo Fernández,yo te dedico como homenajeesta mi canción

http://www.youtube.com/watch?v=ZrQb3BuQCMo&feature=related

Este es otra polka en homenaje a LOLO, la tarde que hizo CINCO goles al Racing de Avellaneda, en 1944

El Taita Lolo Fernández
Polka
Letra de Fernando Soria
Música de Alcides Carreño

Es un fenómeno Lolo,
catedrático y campeón,
ya lo ha dicho y lo repite
el mentado Salomón.

Las defensas se asustaron,
el golquíper se mareó
y Lolo marcando goles
a los del Plata asombró.

Toma Pasache,
pasa a Lolín,
corre Titina
con Baldovino.

Cabrea Huapaya,
driblea a Sued,
¡qué juramaya!
¿lo ha visto usted?

Allá va Lolo,
gran corazón,
esquiva a uno,
driblea a dos.

Y en las tribunas
con emoción,
la gente grita
y exclama ¡GOL!

Todos aclaman a Lolo,
el campeón de la patada,
que hizo bramar al Racing
y les metió la goleada.

El golquíper dijo: ché,
vaya tipo extraordinario,
ha metido cinco al hilo,
a eso le llaman rosario.

No sólo cuando patea,
Lolo escucha la ovación,
con la cabeza golea
y hace goles de tacón.

La fama de este muchacho,,
ha transmontado los Andes
y en la Argentina le dicen:
¡El Taita Lolo Fernández!

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu