jueves, 1 de julio de 2010

HAJIME: EL PRIMER "ROBOT-MESERO" DEL MUNDO SIRVE SUSHI EN BANGKOK

EL COMERCIO JULIO 1, 2010

Hajime: el primer "robot-mesero" del mundo sirve sushi en Bangkok

“No llega tarde, no se toma una pausa para fumar, y no pide una propina pese a que hace el trabajo de ocho personas por turno”, cuenta la maravillada dueña

Bangkok 1 jul (EFE). Los clientes de un nuevo restaurante de Bangkok alucinan con el primer “robot-mesero” del mundo, que sirve con precisión milimétrica platos de cocina japonesa y baila al son de música pop entre los aplausos de los comensales.

Vestido con un traje de guerrero samurái y con una pantalla en lugar de ojos, este particular servidor es el último grito en tecnología robótica aplicada con fines comerciales y quizás el futuro del negocio de la restauración, según su creadora.

“No llega tarde, no se toma una pausa para fumar, y no pide una propina pese a que hace el trabajo de ocho personas por turno”, asegura Lappassarada Thanapant, la dueña tailandesa de Hajime, un restaurante de cocina nipona que abrió sus puertas hace menos de dos meses en un moderno centro comercial de la ciudad.

Thanapant explica que la idea del robot le surgió hace seis años, cuando durante un viaje a Japón visitó por curiosidad una feria de robótica experimental y encargó a una empresa local un prototipo de robot con brazos denominado “Motoman”.

En cuanto le presentaron con el modelo idóneo, no dudó en pagar seis millones de bat (185.000 dólares) por cuatro “meseros” o “camareros” súper eficientes y rápidos.

“Son casi perfectos, no se pueden equivocar y la higiene es total porque no pueden tocar la comida o a los clientes”, señala la propietaria, que confía en recuperar su inversión en menos de dos años gracias a la popularidad del invento.

ASÍ TRABAJA
Cada mesa cuenta con una pantalla táctil en la que se piden los platos, según el típico sistema japonés de buffet motorizado y a un precio razonable: 449 bat (14 dólares) por el menú básico y 555 bat (17 dólares) por una degustación de carne y pescado importados.

En cuanto la comida está lista, el terminal avisa a los comensales de que el “mesero” está a punto de llegar, para que nadie se pierda el espectáculo.

LOS ASISTENTES
Dos de los robots son una versión más simple con un solo brazo, que se encargan de tomar los platos de la cocina y entregárselos a sus compañeros más avanzados, con dos miembros, cuerpo móvil y “uniforme”.

Éstos últimos toman el pedido y tras recorrer en un santiamén un raíl hasta la mesa correspondiente, despachan a través de una pequeña ventanilla que sólo se abre cuando están a punto de llegar y de la que luego se llevan los cuencos vacíos.

Thanapant confiesa que retirar los platos acabados es una de sus asignaturas pendientes, pues los camareros mecanizados detectan si el cliente ha terminado mediante un dispositivo óptico que a veces falla.

“De vez en cuando, alguien decide comer la carne pero no la verdura, o se deja algo que quería comerse luego, y el robot se lo lleva enseguida de vuelta”, indica.

Tampoco han perfeccionado un sistema para que sirvan las bebidas o pagar la cuenta, casi las únicas funciones que sigue realizando el personal humano, del que también depende colocar cada plato en el lugar correcto para que lo recojan sus compañeros de metal.

La dueña del restaurante reconoce que todavía están empezando y quedan por pulir ciertos detalles, aunque subraya que hasta el momento la acogida entre el público ha sido tan positiva que piensa incluso en abrir otro local en Bangkok, por supuesto también con robots.

Además y por si todo esto no fuera suficiente, cada hora llega el momento de la actuación.

En cuanto empieza a sonar por los altavoces una conocida melodía pop, los robots dejan de servir platos y durante unos minutos se ponen a “bailar”, moviendo sus brazos al ritmo de la música, dando vueltas como una peonza mientras recorren arriba y abajo el raíl entre los aplausos de los comensales.

“A los niños les encanta, muchas familias se quedan hasta la siguiente función para volver a ver el baile”, afirma con orgullo Thanapant. EFE
____________________
EL PERUANO 14 10 08

ROBOT. DANZA, HACE LA LIMPIEZA Y SE EMOCIONA
La danza de Mahru
Científicos coreanos presentan autómata que hace gestos
Puede ejecutar órdenes, y diferenciar rostros y objetos

[Seúl] A este robot sólo le falta hablar. Los científicos surcoreanos rebosaban de felicidad al anunciar ayer que concibieron a Mahru, un robot capaz de bailar, hacer la limpieza o lanzar fragancias de acuerdo con sus emociones.

Creado por el Instituto de Ciencias y de Tecnología, Mahru puede mover los labios, las cejas y las pupilas, hacer gestos o mover sus miembros superiores mientras camina.
"Mahru (...) fue perfeccionado como robot humanoide capaz de sustituir a los humanos para cumplir tareas", indicó en un comunicado el responsable del equipo, You Bum-Jae. "Esto abre la vía al uso comercial de los robots humanoides capaces de cumplir tareas domésticas", agregó.

Mahru está programado para reproducir diversos gestos humanos gracias a un sistema de captura de movimientos y puede también usar las manos para superar obstáculos. El equipo desar un variante, el Mahru-M, equipado con tores que le hacen posible diferenciar rostros y objetos. También puede ejecutar órdenes.

El futuro de la ciencia
"En un plazo aún lejano, el médico que te atenderá será un robot; quizá por el temor a un Frankenstein, el botón de tu operación o tu tratamiento lo apretará un humano, pero el diagnóstico y la propuesta de actuación la hará un sistema informático, un robot tenga o no patas", afirma Ramón Galán, catedrático de Automática de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) en una entrevista publicada por el diario La Vanguardia de España.

Otros avances
Piel. En Japón y EE UU han desarrollado trabajos para perfeccionar la piel del robot. Las hay muy sensibles a la temperatura y el tacto.
Ojos. Los investigadores trabajan en conseguir que el robot aprenda a través de la visión.
Nariz. Se han desarrollado aplicaciones concretas como localización de drogas, de explosivos, emanación de gases.
Habla. Se ha conseguido que algunos robots reconozcan la voz, aunque todavía existen errores.
Esqueleto. Existen multitud de prototipos, humanoides y no humanoides, aunque los primeros presentan problemas de movimiento.
__________________________
EXPRESO 09 de octubre de 2008

Presentan en Japón a la primera "Niña robot"

El androide, que tiene la apariencia de una joven de cinco años, fue creado por ingenieros de la Universidad de Osaka. El objetivo de su fabricación es acompañar a las personas mayores de edad y a los discapacitados con deficiencias motoras.

LA SILICONA UTILIZADA EN EL ANDROIDE ES MUY PARECIDA A LA PIEL HUMANA.

Un equipo de ingenieros japoneses de la Universidad de Osaka presentó públicamente el primer robot con la apariencia de una nena de cinco años. Se trata de Repliee R-1 (algo así como "replicante R-1", en castellano).

La androide, como en verdad se denominan los robots que en apariencia replican a los seres humanos, es un prototipo basado en el modelo de una nena japonesa. Fue fabricado con el objeto de acompañar a las personas mayores de edad y a los discapacitados con deficiencias motoras.

Para que la apariencia del androide fuera lo más parecido a una nena de esa edad, los diseñadores nipones elegieron un tipo de silicona que por su color, textura y flexibilidad es, a la vista, muy parecida a la piel humana.

Repliee R-1 tiene nueve sensores de fibra óptica distribuidos en la cabeza (cinco en los ojos, uno en la boca y tres en el cuello). Los motores que admiten que se mueva están incrustados debajo de la piel de silicona.

Los sensores del tacto utilizados en Repliee R-1 son sensores de fuerza táctil. El mecanismo se parece al del tacto humano porque los sensores son capaces de detectar fuerza táctil y correlativamente generar movimientos en la androide y la deformación de la piel (porque se arruga).

El video de Repliee R-1, motivó entre los cibernautas opiniones polémicas en torno a la "la horrorocidad" o no, de la imagen de una pequeña nena de silicona que mueve los ojos, la boca y habla.

"La apariencia del robot es esencialmente una de sus funciones; no obstante, el efecto de la apariencia debe ser evaluado independientemente", explican sus desarrolladores, los japoneses Takashi Minato, Michihiro Shimada, Hiroshi Ishiguro, graduados de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Osaka, y Shoji Itakura, graduado de la Escuela de Letras de la Universidad de Kyoto.

"En el futuro, vamos a desarrollar un robót con la misma cantidad de posibilidades de movimiento que un ser humano, con sensores táctiles, sensores ópticos y auditivos cubriendo todo el cuerpo", prometen los cuatro investigadores japoneses en el informe: "Desarrollo de de un androide robót para el estudio de la interacción entre seres humanos y robots".

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu