viernes, 18 de junio de 2010

SE APROBO DICTAMEN DE LEY QUE DECLARA MORATORIA DE 15 AÑOS AL INGRESO DE PRODUCTOS TRANSGENICOS AL PAIS

De: Ever Mamani Paja [mailto:emamani@congreso.gob.pe]
Enviado el: jueves, 17 de junio de 2010 18:08
Para: mediosprensa-l@congreso.gob.pe; radioprovincias-l@congreso.gob.pe
Asunto: PRODUCTOS TRANSGÉNICOS

EN LA COMISIÓN DE PUEBLOS ANDINOS DEL CONGRESO

SE APROBÓ DICTAMEN DE LEY QUE DECLARA UNA MORATORIA
DE 15 AÑOS AL INGRESO DE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS AL PAÍS

La Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso Nacional de la República aprobó el día de hoy la modificación de los artículos 2° y 5° del Dictamen recaído en los proyectos de ley 2902/2008-CR, 3060/2008-CR, 3025/2008-CR y 3599/2009-CR, que propone declarar una Moratoria al Ingreso de Organismos Vivos Modificados (transgénicos), al territorio nacional por un periodo de quince años.

“Este es un paso importante ya que esta ley reconoce y valora la biodiversidad de productos autóctonos de nuestros pueblos indígenas, brindando una alternativa de desarrollo a las zonas más pobres de nuestro país”, puntualizó la parlamentaria, Elizabeth León Minaya, Presidenta de la Comisión.

Cabe resaltar que esta ley plantea dilatar el ingreso de productos transgénicos, con el fin de realizar un ordenamiento territorial que garantice la conservación de los centros de origen y diversidad de nuestros productos nativos, para eliminar riesgos de contaminación genética. Durante este periodo de moratoria, el Ministerio de Ambiente en coordinación con CONCYTEC, fortalecerán las investigaciones científicas que ayuden a tomar las decisiones más adecuadas en cuanto al ingreso y manejo de estos organismos vivos modificados.

La Congresista León Minaya, saludó el apoyo recibido por las diferentes bancadas que conforman la Comisión, por tratarse de un tema transcendental para el país, en la medida de preservar nuestra diversidad genética que ha servido de impulso para el éxito de nuestra gastronomía peruana. Dada la importancia del tema, la Presidenta de la Comisión solicitará agendar su debate en el Pleno la próxima semana, antes de terminar la presente legislatura.
_____________________________

EL COMERCIO JUNIO 1, 2O10

Demandan que el porcentaje de grasa trans figure en las etiquetas

El ex presidente de Aspec lamentó que se eliminara colocar la fecha de elaboración de los productos

(Foto: astro1991/ Flickr)
La obligación de registrar el porcentaje específico de grasa trans (asociada a enfermedades coronarias) en la etiqueta de los alimentos no fue incorporada en el dictamen del código de protección y defensa del consumidor que se discute en una comisión parlamentaria.

El ex presidente de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) Jaime Delgado mencionó que la propuesta del Poder Ejecutivo sobre el código especificaba el registro del porcentaje de este tipo de grasa. Sin embargo, la Comisión de Defensa al Consumidor del Congreso consideró que solo figure en líneas generales si el producto contiene la grasa trans.

Delgado argumentó que fijar un porcentaje desincentiva el uso de esta grasa en los alimentos. También lamentó que no se considerara un artículo sobre “información indispensable” que incluía la fecha de elaboración del producto.

“Por ejemplo, en un panetón puede aparecer la fecha de vencimiento, pero al no aparecer la fecha de producción, no sabemos cuán fresco puede resultar. También se dejó de lado la obligación de consignar el porcentaje de los principales ingredientes porque eso transparenta la información en el mercado”, apuntó.

Por último, manifestó que tampoco se tomó en cuenta el tema de la denominación de los alimentos y esta ausencia puede inducir a error a los consumidores sobre la verdadera naturaleza del producto. “El decir leche de soya en un producto cuando eso no es leche es un caso común”, dijo.

Consultada sobre las grasas trans, la asesoría de la Comisión de Defensa al Consumidor, que preside la legisladora Alda Lazo, mencionó que la Digesa les comunicó que ya existe una legislación sectorial en que se exige el registro de los volúmenes (no porcentaje) en el etiquetado.

En cuanto a la información indispensable y la denominación de los alimentos, la fuente de la comisión parlamentaria refirió que el proyecto del Ejecutivo no considera esos temas y ningún otro congresista lo planteó en el momento de la discusión la semana pasada. Señaló que ambos puntos se consignaron en el anteproyecto del Ejecutivo, elaborado en su momento por Walter Gutiérrez.

A la fecha esta comisión aprobó el título preliminar y los artículos del 1 al 44 del dictamen del código. Para hoy tienen programado continuar el debate.
____________________________
EL COMERCIO FEBRERO 14, 2010

Editorial: Cerrar puertas a transgénicos por la salud y el ambiente

Desde El Comercio sostenemos que la única política posible que el país puede y debe adoptar es rechazar frontalmente el consumo y cultivo de alimentos que son incompatibles con el banco de recursos genéticos nativos que posee el Perú

La inacción del Gobierno en el tema de los transgénicos es apabullante. No hace ni deja hacer. La sociedad civil, cada vez más organizada y sensible en torno al tema, exige que se prohíba el ingreso al país de estos alimentos genéticamente modificados o que, al menos, los productos que los contengan sean etiquetados para distinguirlos. Así los consumidores estarían adecuadamente informados, lo cual es su derecho. Mientras tanto, el Ejecutivo insiste en reglamentar la Ley 27104 o de Prevención de Riesgos Derivados del Uso de la Biotecnología, que no ha tenido el amplio debate que el tema ameritaba.

Lo cierto es que los alimentos modificados han ingresado al Perú. Forman parte de la dieta de los peruanos, aunque la mayoría no sepa lo que está consumiendo, pues el Congreso no debate el proyecto de ley 2601 para etiquetar esos productos. Datos de especialistas agrarios indican, además, que semillas de maíz modificado ya se están usando en el norte chico.

El Gobierno no sabe no opina, aunque lo peor sería que entre gallos y medianoche apruebe una norma que oficialice el libre consumo de estas sustancias e instaure en el país una nueva amenaza para la salud de los consumidores, el ambiente y la biodiversidad.

Países europeos (Francia, Grecia, Austria, Hungría, Luxemburgo y Alemania) han prohibido como medida de precaución el cultivo del maíz Mon 810 de la transnacional Monsanto. Estas naciones valoran las investigaciones sobre cultivos de maíz y soya transgénicos, comercializadas en Estados Unidos desde hace 13 años, y que revelan cómo no han elevado el rendimiento de la producción.

En cambio, en América Latina, continente rico en recursos naturales, no hay grandes avances para cerrar las puertas a esos productos. El año pasado Greenpeace denunció al presidente mexicano, Felipe Calderón, por permitir la siembra experimental de maíz transgénico e infringir la legislación ambiental de ese país. Al parecer, la presión pública habría generado un cambio en las políticas de salud para hacer frente a problemas vinculados, como la obesidad, alergias, entre otros. Greenpeace también señala que al menos 60% de los productos de soya comercializados mundialmente (margarinas, aceites y leche) son elaborados con soya transgénica.

En nuestro país, en tanto, preocupa que el ministro de Agricultura, Adolfo de Córdova, niegue que se está investigando la presencia de cultivos ilegales de alimentos no orgánicos en el país, pese a que el año pasado el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) precisó todo lo contrario. Incluso ese organismo anunció que había tomado muestras de maíz amarillo duro en Barranca para evaluar si eran modificadas. Finalmente se halló que 14 de un total de 42 eran transgénicos. Correspondía que el ministro diera a conocer estos resultados con total transparencia, pero ha preferido negar de manera rotunda incluso la realización misma de esos estudios, lo cual evidentemente genera escepticismo sobre lo que se puede estar ocultando.

También ha olvidado que existe un grupo técnico sobre biodiversidad biológica y que algunos de sus miembros han informado a nuestro Diario que solicitarán la participación con voz y voto del Ministerio del Ambiente. Como se sabe, este portafolio está en contra de los transgénicos. Debe considerarse además que autoridades, como el Gobierno Regional de Huánuco, exigen que su territorio quede libre de transgénicos.

Desde El Comercio sostenemos que la única política posible que el país puede y debe adoptar es rechazar frontalmente el consumo y cultivo de alimentos que son incompatibles con el banco de recursos genéticos nativos que posee el Perú. El Perú como territorio libre de transgénicos poseería una ventaja comparativa en el creciente mercado de los cultivos orgánicos y daría garantías para la seguridad alimentaria y la salud pública.
_______________________
EL COMERCIO FEBRERO 13, 2010

Cada vez hay más alimentos transgénicos en el Perú y nadie sabe cuáles son

Lo que hay son verdades a medias, legislación incompleta, riesgos insospechados, silencio y desinformación

Por Juan Carlos Cuadros

El debate sobre los alimentos transgénicos o modificados genéticamente es interminable y los argumentos a favor y en contra se cruzan de un lado a otro.

Pero el tema es más serio de lo que uno imagina, más aun si estos alimentos ya son parte de la dieta de los peruanos: salchichas, fécula de maíz, soya, margarina, harina, aceite, leche entera en polvo, cereales, etc. Y están en su mesa sin que usted se dé cuenta y nadie se lo advierta. No hay ley que regule su etiquetado, no hay nadie que dé cuenta de ello.

“Tal parece que vendieron la piel del zorro sin cazarlo. Es decir, alguien dice garantizar nuestra seguridad alimenticia sin demostrarla al 100%. Ni siquiera la Ley 27104 o Ley de Prevención de Riesgos Derivados del Uso de la Biotecnología, aprobada sin mayor debate, puede aplicarse a nuestro favor”, asegura Ymelda Montoro, bióloga y coordinadora de la Unidad de Incidencia Política de la Red de Acción en Agricultura Alternativa (RAAA).

“Esta dispuso que los organismos sectoriales —Pesquería, Salud y Agricultura— determinarían el procedimiento para el registro de transgénicos, pero nadie puede hacer nada, y menos sancionar su incumplimiento, si no hay reglamentos”, puntualizó.

PRÓXIMA REUNIÓN
Montoro dijo que en diez días se reunirá el Grupo Técnico sobre Biodiversidad Biológica y, en ella, algunos de sus integrantes, pedirán incluir al Ministerio del Ambiente en este colectivo para que tenga voto en sus decisiones.

En tanto los congresistas se resisten a debatir el proyecto de ley 2601 sobre etiquetado de productos transgénicos. Los peruanos tenemos derecho a saber qué comemos.

EN PUNTOS
Artículo 10, Ley 27104: “El Estado, a través de sus organismos competentes, evaluará los impactos negativos a la salud humana, al ambiente y a la diversidad biológica…”.

Decreto Supremo 007-2005-SA: “El rótulo o etiqueta de los sucedáneos debe estar en idioma español y consignar la composición y análisis del producto [...], así como la declaración si contiene algún ingrediente transgénico o grasa trans”.

Art. 15. Ley de Protección al Consumidor: Los proveedores están obligados a consignar en forma veraz la información sobre los servicios y productos que ofrece.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu