domingo, 27 de junio de 2010

CONOZCA A PACHO HURTADO, EL DOBLE DEL LEGENDARIO HECTOR LAVOE

EL COMERCIO JUNIO 27, 2010

Conozca a Pacho Hurtado, el doble del legendario Héctor Lavoe

“El cantante de los cantantes” falleció hace 17 años pero hay un músico peruano que le entrega un poco de vida cada viernes por la noche

Pedro Canelo

El día de su suerte, Pacho Hurtado estaba sentado en una mesa de un disco-bar de Miraflores. Era una noche de verano del 2003 pero él se sentía muy fresco bajo la gracia de un vaso de whisky que bailaba junto a él. Bajo la sombra de sus lentes redondos y ahumados, Pacho miraba el show de la banda Sonido Latino hasta que Hugo Abele, mánager del grupo e hijo del hombre que trajo a Héctor Lavoe a Lima en 1987, se le acercó para pedirle escribir la mejor de las primicias en un periódico de ayer. Pacho Hurtado era Héctor (y viceversa). Desde ese encuentro, Hurtado y Abele caminan abrazados hacia los escenarios para ofrecer lo mejor del repertorio.

Este martes se cumplen 17 años de la muerte del cantante de los cantantes, pero Pacho Hurtado se ha entregado a la dulce condena de entregarle un poco de vida a lo que muerto está. “A la gente le he concedido el deseo de ver envejecer a su ídolo. Ese soy yo, Lavoe después de los 50”, dice Hurtado, mientras enciende uno de sus cientos de DVD con música del Jibarito de Ponce. Son las diez de la noche del último viernes de junio y la pantalla de 20 pulgadas se ha convertido en un espejo animado. El músico chalaco sube el volumen y comienza a interpretar ““Ausencia”:http://www.youtube.com/watch?v=ZG_WPfOiHYY” a dúo con Lavoe. Las voces, por idénticas, se pierden en un solo canto. Falta una hora para el concierto pero sus amigos de la orquesta ya le han dicho que el local está lleno. Que todos quieren verlo llegar. “No importa tu ausencia, te sigo esperando”.

SU MEJOR RETRATO
Él también es un cantante, pero sobre todo es un humano cualquiera. Jorge Hurtado Riofrío (Pacho) es un comunicador y artista plástico que comenzó con su homenaje itinerante hace casi siete años. El rey de la puntualidad no quiso llegar temprano. “Hay que generar expectativa”, decía Lavoe. Desde que Hurtado cantó en una fiesta familiar “Qué lío” hasta su primera presentación en el Jazz Zone de Miraflores pasaron casi 30 años. En los seis años que estudió en la Escuela de Bellas Artes, Pacho Hurtado aprendió a dibujar rostros con la precisión de un creador divino. Cuando lo encontró en un disco-bar de Miraflores, Hugo Abele lo invitó a hacer su mejor retrato: Héctor Lavoe de un solo trazo.

TE QUIERO DE GRATIS
La primera vez que Pacho Hurtado escuchó a Héctor Lavoe no sabía que se parecía tanto a él. “Era la época en la que los discos llegaban por el puerto del Callao. Yo soy de Santa Marina”, recuerda. Recién cuando el hermano de su actual esposa llegó de Nueva York y le contó que había llevado en taxi a la mejor voz salsera de todos los tiempos supo que él era Héctor. “Es igualito”, comentó en voz baja el cuñado. El cabello semiondulado y las bolsas en los ojos inocultables a pesar de los lentes opacos, redondos y enormes. A finales de los años sesenta fueron pequeños conciertos en su barrio, tres décadas después Pacho Hurtado se presentó en locales de Nueva York junto a la Orquesta de la Gente, que había pasado casi 20 años sin tocar canciones de Lavoe. En uno de los conciertos se apareció una ex novia de Lavoe. Cuando Hurtado terminó de cantar tuvieron que sacar a la mujer del salón. Estaba ebria y llorando.

A Héctor Lavoe se lo llevaron al cielo vestido con un traje idéntico al que usa Pacho Hurtado esta noche. Un saco blanco, una rosa roja y un rosario en la mano. “Todo tiene su final, un día esto se acaba”, canta inspirado con la voz, con Lavoe. Hugo Abele le ha pedido muchas veces que no renuncie, pero Hurtado quiere irse porque nada dura para siempre. “Pero no puedo, el personaje me ha atrapado. Es un tema espiritual”, dice y comienza sus oraciones a las siete potencias africanas. El presentador del Jazz Zone ya lo anunció.

ÚLTIMOS MOMENTOS
El 28 de junio de 1993, Héctor Juan Pérez Martínez (Lavoe) se había despertado de muy buen humor. Sus amigos subieron una caja de cerveza al cuarto de hospital. En la radio sonaba “Amores como el nuestro” de Jerry Rivera y Lavoe después de cantarla sentenció: “Me gusta este chamaquito”. Dicen los amigos del “hombre que respiraba bajo el agua” que junto con las cervezas se llevaron otras sustancias al cuarto. Héctor Lavoe estaba hinchado, usaba pañales desechables y parecía que tenía 70 años. Al día siguiente, sufrió un infarto y en el hospital Saint Claire de Manhattan se fue como el campeón mundial que dio su vida por llegar. Han pasado 17 años y Pacho Hurtado pide permiso para cantarlo. La gente lo mira con un ojo abierto para verlo y el otro cerrado para resucitar a Lavoe. Suena “El cantante”. Otra vez la tierra va a temblar.
_____________________________


De: gtejadad [mailto:gtejadad@terra.com.pe]
Enviado el: Miércoles, 28 de Mayo de 2008 02:49 p.m.
Para: gtejadad
Asunto: ¡QUE CULPA TUVO EL GRAN HECTOR LAVOE!?

Sr. Director:
Me parece una medida exagerada y fuera de todo contexto el hecho de que la Policía Nacional haya borrado (tapado) uno de los símbolos emblemáticos de la Provincia Constitucional del Callao, ubicado en el jirón Loreto. Nos referimos al rostro del cantante de los cantantes, Héctor Lavoe, la voz. Si bien es cierto, estas calles del Callao, junto con Pedro Ruiz y los jirones Ancash, Lord Cochrane, Villar, Marco Polo y Salom, hcieron noticia con la intevención de la DINOES y el Escuadron de Emergencia, producto de la violencia de los últimos dos meses entre pandillas y grupos del mal, estas gráficas que, por supuesto, estaban muy bien hechas y que eran un jale hasta de turistas, qué culpa tienen? Es más estas pintas eran cuidadas por los mismos vecinos y fueron varias las veces que ví con mis propios ojos a muchos de ellos limpiandolas del polvo o pasando alguna esponja para cuidar hasta el mínimo detalle.

No es posible que por culpa de algunos desadaptados y gente de mal vivir, se tengan que destruir símbolos que de solo verlos nos iluminan el dìa y nos dan más ganas de vivir. Cuál será la explicación del denominado Escuadron Verde para haber destrozado tan magnifica obra?, no solo por lo bien hecha -como lo afirmo antes- sino por lo que el cantante de los cantantes representa para esta gente, por los mensajes de su música y por lo que significó en vida con un final tan trágico que no se lo deseamos ni a nuestro peor enemigo. Esperemos que esto se rectifique, aunque sabemos que casi será un imposible este pedido.

GUILLERMO TEJADA DAPUETTO
DNI 07541222
http://www.guillermotejadadapuetto.blogspot.com

-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com]
En nombre de Guillermo Tejada Dapuetto
Enviado el: Miércoles, 28 de Mayo de 2008 10:15 p.m.
Para: gtejadad@terra.com.pe">gtejadad@terra.com.pe
Asunto: Valetodo - ¡QUE CULPA TUVO EL GRAN HECTOR LAVOE!?
De: Manuel Valencia [mailto:manuelvalencia@mvvasociados.com]
Enviado el: Jueves, 29 de Mayo de 2008 03:29 p.m.
Para: 'Guillermo Tejada'
Asunto: RE: TREMENDA EXPERIENCIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Alucinante lo que pasó con los murales de Héctor. Pero que se puede esperar de la PNP cuando recibe tamaña orden. Pero lo que ellos desconocen es que Lavoe existe más allá de sus álbumes, murales, tatuales y más. Y eso no se borra.
Saludos,
Manuel.

-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com]
En nombre de Carlos Javier Leon Ugarte
Enviado el: Miércoles, 28 de Mayo de 2008 03:05 p.m.
Para: valetodo@yahoogroups.com; gtejadad
Asunto: RE: Valetodo - ¡QUE CULPA TUVO EL GRAN HECTOR LAVOE!?

Completamente de acuerdo, Hector Lavoe representa el sentir de la alegría y el pensar festivo de la salsa y de la popularidad de dicho distrito. Es un ícono de nuestra cultura urbana. Creo que “el flaco” debió quedarse en los murales.

Carlos Javier León Ugarte
Comunicaciones e imagen
3116400 / Anexo (2)5077
96340827 / RPM *293177
cleonu@atentoperu.com.pe

----Mensaje original-----
De: CIRO SILVA PAREDES [mailto:ligausuariosperu@yahoo.es]
Enviado el: Miércoles, 28 de Mayo de 2008 04:37 p.m.
Asunto: RV: RE: Valetodo - ¡QUE CULPA TUVO EL GRAN HECTOR LAVOE!?
LIMA, 28 DE MAYO DEL 2008
ESTIMADO GUILLERMO

AHORA SOLO FALTA QUE SE SALGA LA MAR BRAVA DEL CALLAO Y QUE EL GRAN BAILARIN DE ALEX KOURI ANUNCIE UNA GRAN MOVILIZACION POR HECTOR LAVOE,
Y ALLI SI VAMOS A VER A LA POLICIA CORRIENDOSE DE LOS CHALACOS....QUE TAL METIDA DE PATA...EN INTERNET YA ESTAN PITEANDO POR HECTOR LAVOE...EMPEZO EL INCONCIENTE COLECTIVO
YO...SOY EL CANTANTE¡¡¡¡¡¡¡¡

CIRO SILVA PAREDES989-634-753
___________________
Cosas de la tribu

Furia chalaca
Mario Munive.

El megaoperativo policial del último viernes en las zonas más movidas de El Callao no ha logrado capturas masivas ni trascendentes, tampoco es significativo el número de armas requisadas o la cantidad de droga incautada, pero queda la sensación entre no pocos chalacos de que fue un primer intento por recuperar decenas de barrios y calles asediadas por criminales y pandilleros.

Se ha enviado un mensaje que alivia a la población, pero que sobre todo es una advertencia para los delincuentes: no habrá más reductos inexpugnables. Allí quizás lo más rescatable del atarantador despliegue policial. Dicho esto, me temo que sin un plan de prevención del delito que involucre a los vecinos, a sus autoridades e instituciones, la represión no será suficiente para mitigar la violencia en el Callao. Una reciente investigación de Gino Costa atribuye justamente a este énfasis en lo policial y en lo punitivo el fracaso de las estrategias de seguridad pública (conocidas como ‘mano dura’ y ‘supermano dura’) en El Salvador, Honduras y Guatemala.
Mientras no se entienda que la violencia urbana tiene raíces sociales y no se ataque las causas que la generan (altas tasas de desempleo juvenil, precariedad económica, abandono familiar, drogadicción, alcoholismo, ausencia de cultura ciudadana), estaremos condenados a ver cómo caen e inmediatamente se clonan nuevos y más peligrosos especímenes de los Malditos de Castilla o los Feroces de Loreto.
______________________
TROME 29 de Mayo de 2008

'La salsa no es violencia'
Por Ana Briceño

Pacho Hurtado y periodista Eloy Jáuregui rechazan decisión de borrar imagen de Lavoe en el Callao.
Aunque se ensañen con su imagen, tapándola con pintura, no podrán arrancarlo de los corazones de millones de salseros en el Callao. El rechazo de los chalacos a la decisión de la policía de borrar la pintura de Héctor Lavoe en un muro, es compartido por varias figuras del arte y la cultura en general, como el cantante Pacho Hurtado, 'doble de Lavoe' y el cronista Eloy Jáuregui, quienes calificaron la medida como extrema porque desilusiona a los jóvenes talentosos.
"Me sorprende mucho que la policía haya tomado esta medida y no estoy de acuerdo. La salsa no es violencia y el arte no se puede reprimir. Lamentablemente hay personas que hacen pinturas de sujetos envueltos en actos delictivos, pero la policía debería controlar eso", expresó Pacho, quien pidió un alto a la violencia en el Callao. "Somos alegres, artistas y salseros, y me apena que por la culpa de unos desadaptados toda la gente del Callao sea mal vista", deploró.
A su vez, el periodista Eloy Jáuregui señaló que la policía no puede tumbarse a un ícono popular como Héctor Lavoe bajo el pretexto de que simboliza la violencia, pues hay otros factores que no se toman en cuenta.
'Alma popular'"La cultura del grafiti es lo más auténtico del alma popular de los jóvenes y la policía, con afán torpe y espíritu cavernario, ha comenzado a despintar el único rasgo de identidad que tienen los muchachos, como arma de libertad, cuando quieren expresar sus emociones. Quitar la imagen de Lavoe es una medida intolerante y fascista", declaró. Eloy Jáuregui agregó que las autoridades 'no entienden el alma popular'.
__________________
TROME 29 de Mayo de 2008

PICO TV
Y no podrán borrarlo!

· Las calles ya no son las mismas en el Callao. Ni las esquinas. El martes en la mañana, el propio general PNP Bruno Debenedetti, el bigotón máxima autoridad policial del primer puerto, llegó con un pelotón del Escuadrón Verde, la Dinoes y el Escuadrón de Emergencia, hasta el temido jirón Loreto 1126. Muchos se escondieron, otros pensaban que dirigiría la gran captura de alguno de los lugartenientes de 'Demi' Nole. Pero no, los policías sacaron de sus camiones portatropas decenas de galones de pintura, brochas gordas y rodillos. Y se fueron sin asco, de frente, contra el mítico mural del gran Héctor Lavoe. Los vecinos rugieron. Una cosa es que borraran las pintas que incitan a la violencia y ensalzan a las pandillas, pero otra que pusieran en el mismo saco al gran ídolo del pueblo. Ya bastante sufren los pobladores del Callao, honrados y trabajadores, para que también borren de un brochazo a un músico querido por el pueblo, el gran Héctor, hijo predilecto del primer puerto. Como no podía ser de otra manera, la gente salsera de corazón, como el inmenso gordo Hugo Abele, saltó hasta el techo. Hugo fue el responsable de que Héctor Lavoe cantara en la Feria del Hogar . Él lo cuidó, lo llevó a su casa y guarda los más gratos recuerdos del ídolo. Ahora ha resucitado al maestro, mediante un exorcismo, reencarnándolo en el cantante de la orquesta de Hugo, Pacho Hurtado. El espectáculo que presenta Hugo con Pacho Hurtado ya es legendario y en los distintos locales de Lima, como el 'Jazz Zone' y, desde ahora, en 'La Ley'. "Búho, estoy con el bravo de Agustín Pérez Aldave. Nos acabamos de enterar de semejante atropello. ¿Con qué derecho vinculan a Héctor con la delincuencia chalaca? El puertorriqueño siempre fue un trabajador y nunca hampón. En Italia, a los mafiosos les gustaba Luciano Pavarotti, ¿acaso la policía confiscaba las fotos del tenor? ¿Qué culpa tiene Héctor Lavoe de que a 'Pedrito' o 'Pucho' les guste la salsa? Abele tiene razón ¿Por qué el presidente regional, quien donó la pintura, ahora no protesta y se queda callado? ¿Será que está nervioso por el escándalo del peaje de Convial? Apago el televisor.
_______________
LA REPUBLICA 04 de Junio de 2008

Concurso de graffitis en honor a ‘Héctor'
Jóvenes del Callao buscan reivindicar este arte popular.
A pulso. Artistas de la calle le rindieron homenaje al cantante de los cantantes.

Los jóvenes artistas del Callao decidieron quitar el estigma de que los graffitis siempre están asociados a la delincuencia juvenil y con la colaboración del gobierno regional del Callao participarán en el concurso en homenaje a los 15 años de la muerte del cantante portorriqueño Héctor Lavoe. Ayer, un grupo de artistas dio inicio a esta competencia regional en el Callao.

La cita fue en el cruce de las avenidas Faucett y Tomás Valle, frente al aeropuerto Jorge Chávez. Hasta allí llegaron jóvenes como Luis Lozada (conocido como Dear) del grupo Pawam Crew. Él y sus compañeros realizaron un mural con la figura del salsero. El trabajo llevaba el nombre de una de sus canciones: "El rey de la puntualidad".
El vicepresidente regional, Víctor Albrecht, anunció que los participantes podrán inscribirse hasta esta semana. Se espera que concursen 150 jóvenes del Callao.
Se entregarán premios de cinco, tres y dos mil nuevos soles a los que ocupen el primer, segundo y tercer puesto, respectivamente.
Los grafiteros esperan promover su arte. La nota musical ayer la puso Víctor Muro.
_______________________
EL COMERCIO 30 de Junio de 2008

Un filósofo busca graffitis

LECTURAS. El catedrático italiano Roberto Pujia investiga desde hace años la semántica del graffiti. Tiempo atrás, la ciudad de Roma lo convocó para analizar las repercusiones de esta expresión callejera. Durante su visita a Lima, no eludió un recorrido para leer nuestras calles
Por David Hidalgo Vega

Vestido así, de impecable traje azul y anteojos de estudioso frugal, el profesor Roberto Pujia contrasta con la pared como una pieza de ajedrez sobre un rompecabezas. Su tranquila silueta de filósofo se recorta sobre una palabra escrita en letras grandes y gruesas, de trazo tridimensional, rodeada de figuras que asemejan olas marinas y chispazos de colores lisérgicos. "Tiene una tendencia iconográfica. Hay una transición de la firma simple a la figura. El graffiti comienza siempre en un nombre", dice el estudioso. El muro que la soporta está en una esquina cercana al límite de La Victoria y San Isidro, un distrito populoso frente a otro exclusivo, dos mundos que se miran y no se tocan. De algún modo es una marca territorial. Pujia, un académico italiano abocado a la interpretación de pintas callejeras, lo ha comprobado ya en Roma: una ciudad también se define por las firmas de sus paredes.

Esta mañana, el profesor visitante, que viene de leer muros en zonas agitadas de su país, participa de un breve recorrido por sectores pintarrajeados de Lima. El muro a sus espaldas, una primera parada, le indica más. "Hay una competencia de grafiteros. Se ve en el uso del color, por ejemplo", dice. Trazos opacos han cedido a la estridencia de figuras recientes. Para el profesor queda clara una pugna por demostrar que alguien es más bravo que otro. "Todo grafitero quiere ocupar el área antes que los demás. Es para decir: yo vine primero, este es mi reino", comenta. El poder de los mensajes tácitos es un atributo de estas caligrafías urbanas.

ROMA PINTADA
Pujia lee los muros de acuerdo con lo que denomina una "semántica del graffiti". "Esto va más allá del significado de las palabras. Se trata de usar categorías del análisis del lenguaje que están conectadas con el pensamiento práctico. Es decir, establecer una relación entre lo que se dice o lo que se escribe con el efecto producido por eso que se dice o se escribe", refiere. Una firma en la pared puede hacer que un transeúnte cambie de vereda o que evite entrar a un barrio ajeno. "El graffiti busca tener un efecto y en ese sentido puede ser considerado un acto lingüístico. Más que una palabra, supone acción".

Las calles de su ciudad han sido su block de notas para llegar a estas conclusiones. En el 2004 Pujia fue convocado por las autoridades romanas junto a otros académicos para que hicieran un estudio de lo que ya era un problema social: los grafiteros no se limitaban a intervenir paredes ajenas, sino que habían atacado monumentos de hasta dos mil años de antigüedad. "La idea era tener un mejor conocimiento del fenómeno para poder manejarlo", comenta. En el grupo de investigadores había antropólogos, historiadores del arte, psicólogos y filósofos del lenguaje. El análisis de los trazos se completó con una serie de entrevistas a exponentes del graffiti que accedieron a conversar bajo reserva. "Parecíamos agentes secretos", bromea Pujia.

El resultado fue concluyente: no existe solución al problema, más allá de posibles experiencias concertadas. Las autoridades romanas, por ejemplo, han destinado paredes específicas al albedrío de estos calígrafos del spray. Otra alternativa ha sido dar cabida al llamado graffiti electrónico, una modalidad que emplea proyectores y una especie de rayo láser para pintar los muros sin afectarlos. En ambos casos, sin embargo, no se ha doblegado la esencia rebelde de esta práctica. En la página web del Graffiti Research Lab, puede verse una exposición en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en la que los grafiteros se burlan de los asistentes. Y los miembros de este culto tienen como ídolo al misterioso Bansky, un tipo que trabaja en secreto y ha llegado a pintar paisajes en el polémico muro colocado por Israel en Cisjordania. Hace tiempo que esto dejó de verse como el pasatiempo de muchachos desadaptados. "La gente piensa que los grafiteros son pobres, pero durante la investigación conocí a un cirujano francés que viaja por todo el mundo y después de sus reuniones se va a pintar graffitis", comenta Pujia.

Una segunda parada lo pone en las primeras cuadras del jirón Cotabambas, en el Centro de Lima, donde coexisten las firmas más simples, conocidas como 'tags' (etiquetas, en inglés), con retratos de asombrosa belleza. "Esto ya es pintura mural", dice Pujia al ver un rostro de mujer con ojos proféticos. "Es un paso natural, aunque algunos grafiteros no son conscientes de eso", explica. El catedrático piensa que por eso su condición de arte no está definida. "Es un tema que debe ser establecido por los historiadores. Uno puede tener motivación, pero la motivación por sí sola no produce arte".

Él prefiere asumirlo como un lenguaje. La expresión más efectiva de la calle. Una tercera parada lo pone en la avenida Arenales, donde dos largas fachadas han sido cubiertas de muñecos y otros juguetes. "La primera necesidad del autor es ser reconocido", dice Pujia. La segunda tal vez sea sobrecoger. Las imágenes despiertan una sensación de serenidad. Algunos espontáneos incluso han colado mensajes amorosos. Es un espacio ganado al gris. Un territorio liberado en la ciudad.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu