miércoles, 26 de mayo de 2010

"QUIERO HACER OTRAS COSAS, PERO SALGO A ESCENA Y LA GENTE SE RIE"


PERU 21 MAYO 29, 2010

“Quiero hacer otras cosas, pero salgo a escena y la gente se ríe”

Ricky Tosso es un actor que, después de 30 años, vuelve a hacer teatro infantil en El enfermo imaginario, la obra de Moliere que, en versión para pequeños, se presenta los fines de semana en el teatro La Plaza ISIL de Larcomar. En esta charla nos habla de su larga trayectoria actoral.

Llevar el mismo nombre de mi padre fue una gran responsabilidad. Lo único que me dejó como herencia fue su apellido. Y este apellido había que cuidarlo”. Ricky Tosso recuerda a su padre, Ricardo, quien fue uno de los grandes actores peruanos de la segunda mitad del siglo XX.

Y también le dejó un oficio...

Más que un oficio, es una profesión. Tengo 50 años, 40 de actor y 32 ganándome la vida con esto. Eso sí, bien vividos. Nunca he hecho otra cosa, no sé hacer nada más. Estudié hasta sexto ciclo de Arquitectura, pero paraba más en las clases de teatro.

Y en los momentos malos no se dijo ¿por qué no terminé Arquitectura?

Jamás. El teatro es uno de los grandes amores de mi vida…

¿Qué lo hace especial?

Es la madre de las artes escénicas, es la vida, es el contacto con el público. Es verdad que el aplauso es el alimento del artista, pero hice obras que, si solo fuera por el aplauso, me habría cagado de hambre (ríe). Pero también hay obras que me llenan de ego.

¿Es un ególatra?

Soy vanidoso. Muchos dicen que no lo son… mentira, si uno no fuera ególatra o vanidoso, no haría teatro, arte...

¿De qué presume, entonces?

Yo siempre me he creído el mejor actor del mundo… y eso es bueno. Uno sale al escenario creyendo eso, y solo así es capaz de dar todo. Definitivamente, no soy el mejor actor del mundo; de lo contrario, estaría trabajando afuera (ríe). Creo que soy un actor correcto.

¿Qué le genera creerse el mejor actor y comprobar que no lo es?

Nada, porque cada vez que salgo al escenario sigo creyendo que soy el mejor del mundo (risas).

Lo hemos visto crecer en la tele...

A lo alto y a lo ancho (ríe). Yo llegué al teatro en pañales… de tela (ríe). Mi madre se hizo actriz por mi padre, pero se retiró… muy sabia. Aunque eran muy 'coca-colas’, muy locos, pero, bueno, eran mis viejos, ¿no?

¿Usted también es 'coca-cola’?

No, soy un poco más cuerdo. Aunque para subir a un escenario hay que estar un poco loco y, allí, hacer lo que uno no hace en la calle. Yo soy un tipo serio que hace comedia. Mi viejo decía que no somos seres de este mundo.

¿No le ha jodido tener siempre su vida expuesta?

No. Si hubiera existido Magaly o la prensa de hoy en mi época de chibolo, estaría muerto, lleno de ampays. ¿Qué hice? Hay cosas que no se cuentan, los caballeros tenemos mala memoria (risas). No bebo, no soy juerguero, no me he metido drogas; soy casero, un tipo muy aburrido. Pero hago reuniones en mi casa y cocino –sobre todo pastas, por una cuestión de sangre–, y eso me gusta: ver comer a la gente y hacer que se sienta bien.

¿Cómo se lleva con la popularidad?

Bien. Yo vivo del público, de la popularidad. Cuando uno se cruza con alguien y te pide una foto, un autógrafo, siempre hay que estar sonriente pues, gracias a la gente, uno tiene trabajo.

Se dice serio: en la tele es el bufón…

Es mi catarsis. Yo gozo en escena, soy el hombre más feliz del mundo y, encima, me pagan. ¿Qué más puedo pedir?

Es, también, director y productor. ¿Cómo es en estas tareas?

Muy tranquilo. Normalmente no grito; si lo hago es para ahorcar a alguien (risas). Si te grito, mejor vete porque te puedo matar. Pero no llego a esos extremos, prefiero conversar.
¿Le gusta el término 'teatro comercial’? Le llaman así a lo que hace...

Todo teatro que cobra una entrada es 'comercial’. No sé quién hizo la división entre 'teatro cultural’ y 'teatro comercial’. A veces uno va a una obra, no la entiende, y la llama 'cultural’. Para mí, el teatro es uno solo.

Entonces, ¿obras como Agosto y alguna de las que usted hizo en Teatro desde el teatro son iguales?

Sí, porque ambas son teatro. Todo lo que sube a un escenario, le guste o no, es cultura; le guste o no, es teatro.

¿Incluso lo que hace Álex Otiniano?

Todo. Pero hay que cuidarlo. No hay que excederse: no a las cosas raras. Un escenario, como el papel, aguanta todo.

¿Cómo cuida la calidad de sus obras?

Yo busco que sea un teatro que lo pueda ver y disfrutar todo el mundo. En televisión hay tanta rapidez que, a veces, no se puede cuidar la calidad. En Teatro desde el teatro nunca tuvimos una escenografía mala, nunca dijimos una lisura, nunca pusimos una grosería… que haya una chica en ropa interior no significa que eso sea grosero. Nuestras obras eran pícaras, pero no picantes. De acá a unos 15 años, lo que hacíamos va a ser teatro infantil.

Acostumbrados a verlo como bufón, nos olvidamos de que era un gran actor. Lo demostró en Muero por Muriel…

Sí, pues. Es que a uno lo ponen con una marquesina que dice 'payaso’, y no es así. Antes de ser cómico, tuve diez años de estudio y de montaje de obras clásicas.

¿No es su culpa que se le vea así?, ¿no siente que desperdició su talento?

Le explico. Empecé en el humor en los años 80, época donde no había trabajo, el país era un desastre. Yo tenía 20 años, ¿qué podía hacer?

Y se encasilló…

Me encasillaron. Yo quería hacer otras cosas, pero no me llamaban. Tenía que seguir trabajando.

Y, ya con su dinero, como productor, ¿por qué no se arriesgó?

Porque tuve miedo. Me encantaría hacer Enrique VIII, estoy en la edad para hacerlo, pero salgo al escenario y la gente se ríe. Hay una responsabilidad doble: el público y yo.
_______________________________

PERU 21 NOVIEMBRE 27, 2009

Ricky Tosso vuelve al Canal 2 con un programa femenino

El actor formará parte de Hombres trabajando para ellas, que saldrá al aire el próximo año.

El programa de Ricky Tosso irá de Lunes a Viernes a las 10 de la mañana. (USI)
Después de tanta espera, el actor Ricky Tosso firmó contrato, por un año, con Frecuencia Latina para realizar un programa de corte femenino llamado Hombres trabajando para ellas, el cual saldrá al aire el próximo año.

“Este espacio está hecho para las amas de casa, pero lo curioso es que los conductores somos varones; en total, cuatro. Ahora nos llamarán los “utilísimos’”, comentó Tosso, quien aseguró que dará una competencia sana.

“El horario es de lunes a viernes, a partir de las 10 de la mañana hasta las 12:30 p.m. Si continúa Que vivan las mujeres (de Red Global) será bueno porque nos esforzaremos más para captar televidentes. Siempre es buena la competencia sana”, manifestó el actor.

Por su parte, el productor de dicho programa, Christian Andrade, señaló que espera que Teatro desde el Teatro vuelva a la pantalla chica. “Frecuencia Latina está interesada en el proyecto de teatro, y esperemos que lo aprueben”, indicó.
__________________________
TROME 12 de Junio de 2008

Ricky Tosso se ríe de la muerte
Por Óscar Torres

• Vive con un solo riñón y tiene cáncer, pero toma su enfermedad con humor.
• Dice no le robó la mujer a nadie y convocaría al 'Puma' Carranza para 'Teatro desde el teatro'.

Si el doctor le comunica a usted: 'Señor, tiene cáncer'. ¿Cómo reaccionaría? Ricky Tosso no dudó en responder: '¿Nada más?'. Más allá de ser exitoso con su 'Teatro desde el teatro', el entrañable 'detectiloco' también es un ser humano con coraje. Trome conversó con él y descubrió a un hombre sensible, amable y luchador, que vive con un solo riñón, sonriéndole al trabajo y a la vida.
Ricky, sé que no eres de muchas palabras después que se baja el telón, pero gracias por la deferencia. ¿A quién le dedicas cada función?

A Dios, yo no tomo alcohol antes de salir. Antes de pisar el escenario gritamos el clásico: 'Mierda'. Siempre le digo al elenco que nos tenemos que divertir, jugar, porque si no lo hacemos, nunca lo hará el público.
¿Es verdad que cuando fuiste al doctor y éste te comunicó que padecías de cáncer renal le respondiste: '¿Nada más?'?

Sí, 'nada más'. O sea no era tan importante, para mí lo fundamental era vivir bien, tranquilo, sin problemas y hacer que la gente que te rodea viva igual. Ahora me cuido, por ejemplo, bajé 30 kilos y me siento bien. Además, dejé de beber los 6 litros de gaseosa que tomaba a diario.
Otro se derrumbaría.

Sí, otro se derrumbaría, pero yo no, porque no me da miedo la muerte. La tengo muy clara, si me llega la muerte, bienvenida. Y lo tomé con humor. Esta es una enseñanza para la gente que pierde las esperanzas rápidamente.
¿Cómo fue tomarlo con humor?
Cuando el doctor me dijo que tenía cáncer, y le respondí lo que te conté, pasaron unos minutos y le volví a preguntar: '¿Me dijo capricornio?'. El médico se reía y comentó: 'Este loco de mierda'.

Después de que pasó la adrenalina, en frío, ¿qué hablaste con el doctor?
Le pregunté: '¿Qué opción hay?'. 'Operación', me respondió. 'Ok, ¿mañana puede ser?'. No sabes si te vas a quedar ahí o no. Los primeros diez segundos que me comunicaron la noticia pensé qué les puedo dejar a mi mamá y a mi hijo. Me sacaron un riñón y ahora me dicen parrillada incompleta, 'porque me falta un riñón', (sonríe).
¿Nunca pensaste en quitarte la vida?

Nunca, la depresión para este tipo de enfermedades es pésima.
¿Tú y tu padre, el gran actor Ricardo Tosso, eran grandes amigos?
Sí, claro, lo que pasa es que si yo no hacía función cuando a él lo estaban velando, mi viejo se levantaba del cajón. El show debe continuar. Mi papá me decía: 'Uno puede faltar al teatro con la partida de defunción, no hay otra forma'.
¿Qué no te gusta ver televisión?
No me gusta el fútbol, además va contra mi negocio. Cuando hay un partido de gran expectativa, nadie va al teatro.
¿Ya no eres hincha de la 'U'?

Uno puede cambiar de sexo, de religión, de partido de fútbol, pero de equipo de fútbol, nunca. Soy hincha de la 'U' por mi papá y mi familia. Ahí empecé, yo no sé si sigue jugando Chumpitaz o Chale. No estoy enterado de quién juega. Hubo un gran fútbol que en vez de evolucionar, involucionó. Es patético lo que pasa con la selección.
¿Votaste por Alan García?

Claro, yo soy aprista de toda la vida. Mi papá fue aprista. Hasta ahora el presidente va bien.
¿Por qué en casi todas las emisiones de 'Teatro desde el teatro', tú tienes que chapar a la actriz más linda?
Es un 'pico', y se ha convertido en un código del programa, como las miradas al público o el sonido. Son recursos que uno usa y funcionan.
¿A qué futbolista te gustaría convocar para actuar en 'Teatro desde el teatro'?
¿Ah.? El 'Puma' me parece muy gracioso, además mira, desde que entra el 'Puma' y diga dos palabras, suficiente.

Marcelo Oxenford alguna vez me comentó: 'El gordo Ricky apenas pisa el escenario la gente lo ve y se mata de risa'. ¿Qué piensas?
Sí, eso es una bendición de Dios, aparte que uno con los años ha impuesto un sello. Yo soy un comediante, y ni bien entro hago un gestito, tú sabes que la gente se va a reír. Eso te lo dan los años y lo tenían Lola y también Pepe Vilar. En junio estoy cumpliendo 38 años como actor.

Tienes 48 años de edad, ¿estás solo o enamorado?
Estoy enamorado. No hemos hablado del tema, pero me quiero casar y tener hijos.
Tu ex pareja, la actriz Ebelyn Ortiz, te acusó de deberle dinero.
Es su manera de pensar, no es la mía. Yo jamás hablaría de una mujer, y menos de alguien que fue mi pareja. Es un respeto. Ella a veces habla mal de mí, y está bien. Prefiero no hablar de eso.
¿Te fue bien en el amor?

Sí, sí, la verdad que soy feo y gordo, pero por lo menos tengo labia y soy simpático, algo me tenía que dar Dios, ja, ja, ja.
Respetas la chamba de Magaly, sin embargo, en su programa, se deslizó que tú le habrías quitado la mujer a otro actor, quien era tu amigo. ¿Cómo fue esa historia?
Eso salió en su revista y después ella lo dijo en la televisión. Eso no fue así. Ella, mi pareja actual, termina con él. No me acuerdo las fechas, pero digo febrero y yo termino con Evelyn en abril. Luego empiezo con ella en agosto. No hay correlación. Es verdad que éramos amigos y salíamos en grupo, pero yo hablé con Nicolás (el actor).

¿Hasta los cuántos años piensas vivir?
Desde que me dio cáncer, no sé cuánto tiempo puedo quedarme. Yo soy enfermo de cáncer y lo seré hasta el día que me muera.
¿Eres católico?
No. Yo soy cristiano desde el año 79. Yo soy un afortunado porque la gente en la calle me tiene cariño.

En 'Muero por Muriel' haces un papel estupendo, ¿por qué los críticos hablan de una revelación si eres un actor con oficio?
Es que la gente me conoce como cómico y te ponen un cartel luminoso que dice: 'Payaso'. Yo soy actor, por eso lloro. Hice un buen trabajo en 'Muero por Muriel', me dio el premio 'Luces' al mejor actor de cine con mi primera película y estoy tranquilo.

Conversé con Ernesto Pimentel y me contó que en su lápida le gustaría que le escriban: 'Ernesto Pimentel, la Chola Chabuca', ¿en tu caso qué sería?
Sería 'Ricky Tosso, actor'. La primera razón de mi vida es mi hijo, después mi carrera. Mi pareja es parte de mi vida porque no tengo más familia.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu