viernes, 2 de abril de 2010

DAVID FISHMAN: "ME DUELE QUE ALGUIEN TOME UN LIBRO Y NO LO ENTIENDA"


PERU 21 ABRIL 14, 2010

“Me duele que alguien tome un libro y no lo entienda”

Con siete libros en su haber –y 350 mil volúmenes vendidos–, David Fischman se ha convertido en uno de nuestros mayores expertos en temas de liderazgo. Mañana, a las 7:30 p.m., en la Torre Interbank, presenta La alta rentabilidad de la felicidad (UPC), su última y feliz entrega editorial.
Autor: Gonzalo Pajares C.

"De pequeño vivía en Marte. Bajaba a la Tierra de vez en cuando, pero estaba en Marte. Y, claro, quien está en Marte no tiene buenas notas, no por mal alumno, ni por flojo, ni por malos hábitos, sino por distraído. Yo necesitaba más cariño de mis padres; por eso tendía a volar para compensar la realidad, que era muy dolorosa. En el colegio fui bastante distraído. En la universidad ya aterricé y estudié; me la tomé muy en serio”. David Fischman, especialista en temas de liderazgo, nos habla de su 'marciana’ niñez.

¿Lo llevaron al psicólogo?
En esa época, ir al psicólogo no era usual. Pero mi madre, antes de morir, me confesó: “Yo pensaba que eras brutito, hijito” (risas). Mis padres creían que yo no era muy inteligente.

Las personas insatisfechas con la realidad tienden hacia el arte...
Yo no. Soy una persona hipersensible y pude haberme ido hacia las artes, pero, para protegerme, puse una especie de coraza a mi hipersensibilidad y, por ende, fui hacia la Ingeniería y el mundo empresarial. Sin embargo, creo que esas 'voladas’ me han permitido escribir pues amplié mi imaginación.

¿Qué horizontes amplió afuera?
En América Latina, en todos los estratos sociales, los padres son sobreprotectores. En EE.UU. aprendí a ser independiente. Me costó pero, después de que me adapté, la pasé muy bien.

Luego fue hacia las empresas...
Hice mi posgrado, regresé al Perú y me empleé un par de años. Pero soy un emprendedor, no estaba hecho para trabajar en una empresa. Entonces, creamos Cybertec. Nos fue muy bien porque fuimos los primeros (risas).

¿Por qué tiene la vocación de transmitirle sus experiencias a la gente?
Después de terminar mi maestría, pasé por una crisis emocional, de pareja. Me di cuenta de que tenía un problema. Entonces, me metí a un proceso profundo –ya van 14 años– de psicoanálisis para quitarme todos los traumas inconscientes de mi niñez. Una vez que pasé del infierno a la tranquilidad, me dio ganas de compartir lo aprendido. Yo puedo ayudar a las personas a solucionar sus problemas, me nace hacer mejores seres humanos. Simultáneamente, empecé a meditar. Y, finalmente, como siempre fui un mal alumno en el colegio, me dije: “Si voy a escribir, tiene que ser fácil y simple para la gente”. Los premios literarios no me interesan. Me interesa que la gente se divierta aprendiendo lo que yo pueda enseñarle.

¿Por qué es un hombre práctico?
Porque sufrí demasiado aprendiendo. En el colegio me dijeron: “Bruto de porquería, incapaz”. Yo quiero evitar que las personas pasen por esto. Me duele que alguien tome un libro y no lo entienda. Hay personas que no leen y han cogido mi libro y me han dicho que les encantó. Quiero ser un autor para ellos.

Su objetivo no es solo que lean el libro sino motivarlos a hacer algo, ¿no?
Así es. En La alta rentabilidad de la felicidad pongo un cuaderno donde uno debe desarrollar –durante ocho semanas– una serie de ejercicios que aumentan, probadamente, la felicidad.

¿Por qué hay que ser feliz?
A nivel personal: si eres más feliz, eres más longevo; la gente más feliz vive, en promedio, diez años más. Segundo, se es más saludable. La gente más feliz se enferma menos. Tercero, la gente más feliz tiene mejor desempeño laboral. Además, ser más feliz es un excelente 'imán’ para el dinero: a más felicidad, más dinero. A nivel empresarial: las empresas deben invertir en la felicidad de su gente porque, a mejor clima laboral, mejor productividad. Los más felices evalúan mejor el clima laboral, lo cual tiene lógica: quien es más feliz no les da tanta importancia a las cosas negativas. La persona más feliz es más agradecida, más servicial, tiene más sentido del humor y es más creativa. Por todo esto, la felicidad es tremendamente rentable.

Usted me habla de personas que ya son felices. ¿Cómo llegar a ser feliz?
Uno es más feliz teniendo pensamientos positivos, siendo más optimista. Uno no debe dejarse llevarse por el sesgo humano de la 'negatividad’. Hay que ser agradecido. Hay que ayudar y servir, hacer algo por el otro de forma desinteresada. También ayuda reírse más, cultivar relaciones familiares y sociales, donde uno puede amar y ser amado. La gente que uno quiere está afuera, porque nadie puede ser feliz solo. La felicidad está en tener claro nuestro propósito en la vida.
____________________________
EXPRESO 25 de agosto de 2008

Un intraemprendedor entre nosotros

Siempre dicen: “Yo lo hago”, destaca especialista de DBM Rogeiro Chér.
Trabajar con una persona que siempre dice “yo lo hago”, podría resultar para algunos algo incómodo. Pero antes de criticar, tómese un tiempo y lea el siguiente artículo, porque frente a sus ojos puede estar una persona emprendedora.

Para el coordinador del Centro de Emprendedores de DBM de Brasil, Rogeiro Chér, antes de enumerar las características principales de un ser emprendedor, primero se debe conocer que la palabra deriva de la voz francesa “Entrepreneur” y se divide en tres partes: entre de entrar, pre que significa antes; y neur por el centro nervioso.

“A partir de esto, se diría que intraemprendedor (emprendedor dentro de una empresa) es la persona que en todo momento viabiliza una oportunidad antes que todos, está innovando, pero va más allá, pone en práctica esas ideas sin importarle, que en muchos casos, tenga que romper las normas de su organización”, explicó Rogeiro Chér.
Tiene una disposición para el desafío de transformar un concepto y una idea en un negocio y en una realidad; en pocas palabras genera utilidades para la empresa.
Para el especialista brasileño los emprendedores son aquellos seres que nunca concordarán con las frases empresariales (léase gerenciales) “siempre hemos actuado de esta manera”, “esto no va a funcionar si cambiamos nuestros el estilo de trabajo”, entre otras más que muchos hemos escuchado.

Características
Las principales características de un ser intraemprendedor es que asume la responsabilidad por todos los aspectos del negocio que quieren iniciar, por eso siempre dice “yo lo hago”. Incluso, tiene la capacidad de tomar decisiones rápidas y cuando es necesario, pensar en cambios radicales de planes. Nunca se pregunta si las ideas funcionarán, sino su interrogación básica es cómo hacer funcionar las ideas.
Este tipo de personas no respetan la línea formal (organigrama) de su empresa, postura que podría generar dificultades entre los funcionarios. Sólo apunta a concretar sus proyectos.

Ahora, los directivos se preguntarán cuánto de remuneración debe percibir un ejecutivo emprendedor. Según Rogeiro Chér, estas personas no trabajan fundamentalmente por el dinero, no se debe entender que no cobran, sino que para ellos el dinero es la medida del éxito en sus realizaciones.
TAKESHI CHACÓN

El dato
Una persona innovadora es necesariamente creativa, pero no inteligente. Para Chér, la inteligencia es sólo la capacidad de reconocer patrones de conducta como pintar un árbol verde y marrón sin salirse del contorno de la figura. La creatividad es romper esas actitudes aprehendidas desde pequeños, por eso criticó que la educación en nuestra región sea tan parametrada que elimina toda creatividad en las personas.
________________________
PERUANO 18 de agosto de 2008

AMENAZA. UNO DE SUS PRINCIPALES EFECTOS ES QUE MATA LA CREATIVIDAD
Aprenda a manejar el estrés
Es conveniente dejar de obsesionarnos con la idea de hacerlo todo
El propósito de la vida es disfrutar cada paso que se dé

El estrés es ese vivir en un estado de emergencia constante. Cuando estamos estresados generalmente vamos muy de prisa y pensamos que en ese estado podemos lograr más cosas que estando relajados.

¿Qué hace el estrés por nosotros? Nos obstaculiza porque nos impide pensar con claridad. Mata nuestra creatividad, la cual fluye de manera natural cuando estamos tranquilos. Nos intoxica, nos enferma, nos ocasiona infartos, úlceras gástricas y nos puede causar la muerte.

¿Por qué existe entonces? Es una descarga de adrenalina que nos pone en estado de alerta ante una situación de peligro. La adrenalina que es liberada origina que hagamos cosas que en otro estado de ánimo no lograríamos, como correr grandes velocidades por un período mayor de tiempo o ver incrementada nuestra fuerza para luchar.

La adrenalina nos hace más fuertes para salir de un peligro, pero cuando lo pasamos sentimos un cansancio muy fuerte que compensa el exceso de energía utilizada.
Exigir la perfección en las personas que nos rodean y en nuestras circunstancias son las que nos hacen perder la paz mental. No se trata de volvernos mediocres y conformistas, sino más bien no dejar un pedazo de hígado en cada contratiempo con el que nos enfrentemos.

La mala noticia es que contratiempos no vamos a dejar de tener y si nos apegamos a que las cosas tienen siempre que ser como nosotros queremos vamos a ser totalmente infelices.

Pasos para eliminarlo
Una de las cosas que hace que vivamos neuróticos es el hecho de enfocar nuestra atención en lo que no tenemos o en lo que nos molesta. Si hacemos una lista de cosas que nos molestan y las que nos faltan, vamos a vivir eternamente amargados.
No debemos nunca dejar de hacer nuestro mejor esfuerzo, sino más bien dejar de vivir pendientes de lo que siempre está mal en nuestra vida y en la de los demás. Debemos dejar de encapricharnos porque las cosas sean de un modo diferente a como son, podemos buscar siempre mejorarlas, pero no permitir que lo que no es como queremos nos afecte.

Otra de las razones por las que permanecemos en constante estado de tensión es porque pensamos que si no vivimos apurados, extremadamente ocupados, nos volveremos flojos y apáticos, y no solo eso, dejaremos de luchar por nuestros objetivos.
En realidad es al revés. Si nosotros dejamos de vivir en medio del pánico y nos empezamos a relajar, en ese momento podemos volvernos creativos y motivados.
Fuente: http://www.esmas.com/negocios/ bolsadetrabajo/303025.html

Pensamientos
No nos damos cuenta, pero muchas veces nuestros pensamientos se salen totalmente de control, haciendo que eso afecte nuestro estado de ánimo. Nos despertamos a media noche con la presión de todas las cosas que hay que hacer al día siguiente, y esa misma preocupación no nos permite seguir durmiendo, pero tampoco nos levantamos a anotar los pendientes para asegurarnos que no se nos olviden.

Cuando recordamos algún incidente desagradable, debemos procurar no darle tantas vueltas en la cabeza, es mejor olvidarlo. Estar “masticando” pensamientos negativos es el camino seguro para ponernos de mal humor.
____________________________________
EL COMERCIO 06 de agosto de 2008

PUNTO DE VISTA
El poder de una buena historia
Por David Fischman. IngenieroUPC

La semana pasada salí de vacaciones con mi familia. Después de largas horas de viaje y conexiones, llegamos cansados y hambrientos al hotel de una importante cadena. Pero en la recepción nos informaron que la habitación que habíamos reservado y pagado la habían vendido. Nos mandaron en un taxi a otro hotel de la misma cadena, pero este también estaba sobrevendido y quería cobrarnos más de lo pactado originalmente. Después de una hora de reclamar cortésmente, obtuvimos una tarifa razonable.

Como era tarde, los restaurantes estaban cerrados, así que pedimos comida en la habitación. Una amable señorita tomó el pedido, asegurándome que en media hora sería atendido. Pasado el tiempo, llamé y me tranquilizaron diciendo que mi pedido ya salía. Una hora después, insistí y me dijeron que estaba casi en camino. Era casi medianoche cuando me dejaron en línea 10 minutos para decirme que no podían preparar mi orden porque la cocina había cerrado. Mis hijos se acostaron con el estómago vacío y yo estaba furioso con el hotel.

Al día siguiente llamé al administrador para contarle mi historia con decepción y frustración, y le dije que habían perdido un cliente de por vida. Tuve muchas disculpas telefónicas y, a partir de ese momento, mi experiencia cambió en el hotel. Aparentemente, el gerente contó mi historia a todo el personal. De ser un cliente incógnito pasé a ser un ser humano agraviado que falló en alimentar a sus hijos. Nos mandaron regalos a la habitación y nos trataron con una amabilidad sorprendente. Nunca pagamos por comidas adicionales, la cuenta venía pagada de cortesía. Al final de mi estadía lograron recuperarme como cliente, y hasta hicimos planes para regresar en el futuro.

¿Qué creen que tendría mayor influencia, impacto y recordación entre los empleados del hotel, un curso teórico de servicio al cliente o una historia narrada dramáticamente? Según los investigadores Paterson y Grenny, las historias tienen un enorme poder para influenciar a las personas hacia cambios positivos. Presentan una situación donde se observa la causa y el efecto, generando emociones que pueden cambiar nuestras creencias. Numerosos estudios demuestran, además, que las personas aprenden y retienen más cuando el contenido se cuenta en una buena historia. Pero hay algunos requisitos para que las historias tengan más impacto:

1. Deben ser contadas con detalle y pasión para estimular la imaginación y generar emociones en los participantes. Los seres humanos tenemos neuronas espejo que nos hacen sentir lo que sienten terceras personas. Cuando la historia se cuenta con dramatismo, nos zambullimos en las emociones de los protagonistas. Es como si la historia nos ocurriera a nosotros.

2. La historia debe transmitir esperanza o alguna emoción positiva al final. Cuando solo se queda en el problema o la tragedia no es tan impactante y se retiene menos que cuando ofrece una alternativa positiva.

3. Las historias reales --y aún mejor si son nuestras propias experiencias de vida-- tienen más poder de influir que aquellas que escuchamos de terceros, vimos en la web o leímos del folclor de los pueblos. Cuando es nuestra propia experiencia convertida en una historia, la gente confía más y está más dispuesta a escuchar y cambiar.

Si desea generar un cambio en su organización, ya sea lograr mayor calidad, mejorar el servicio al cliente o mejorar el trabajo en equipo, encuentre una buena historia en su empresa y cuéntela como hizo el gerente del hotel. Una buena historia puede cambiar el mundo.
________________________
EL COMERCIO 25 de junio de 2008

PUNTO DE VISTA
La magia de fluir
Por David Fischman. Ingeniero UPC

¿Alguna vez ha realizado alguna actividad retadora en el trabajo o en la vida, tan concentrado e inmerso en la tarea, y disfrutando tanto, que las horas pasaban volando? La mayoría de personas ha experimentado esta sensación a la que el doctor Mihaly Csikszentmihalyi (MC) llamó 'flow' (fluir). MC realizó una extraordinaria investigación sobre la felicidad; en ella, entregó beepers a miles de personas para registrar su nivel de felicidad y satisfacción en diferentes momentos del día. Encontró que las personas más satisfechas eran aquellas que en sus actividades experimentaban la sensación de fluir.

Para fluir se requieren varias condiciones:
1. Tener un reto de acuerdo con nuestros talentos y habilidades. 2. La actividad debe tener una meta clara y reglas definidas. 3. Tener la posibilidad de ser retroalimentado en nuestro avance hacia la meta. 4. Poder estar concentrados en la actividad. 5. Poder sentirse en control. 6. Tener la capacidad de estar tan inmerso en la actividad que nuestro ego desaparece.

Por ejemplo, cuando juego tenis mi meta es ganarle a mi oponente. Tengo claras las reglas y soy retroalimentado por mi puntaje. Tengo talento para los deportes, los disfruto y tengo un nivel determinado en el tenis. Dependiendo del nivel de mi oponente me será fácil o difícil lograr el fluir. Si juega mucho peor que yo, no tengo un buen reto y me aburro; si juega mucho mejor que yo, mi reto es demasiado grande para mis talentos y habilidades, dejo de estar en control y genero estrés. Solo cuando juego con una persona cercana a mi nivel de tenis es que genero un reto manejable que me ayuda a entrar en la sensación de fluir.

La sensación de fluir no solo ocurre en los deportes, sino en todas las actividades de la vida que cumplan las condiciones mencionadas, sobre todo en el trabajo. Quienes tienen el talento estratégico y analítico, logran fluir en sesiones de plan estratégico. Otros, con talento emprendedor alcanzan fluir cuando desarrollan nuevos proyectos, donde el reto está a la altura de sus capacidades.

La sensación de satisfacción y realización de fluir puede ser adictiva. Es uno de los motivos por los cuales existen las personas 'trabajólicas'. Si bien el fluir se puede conseguir en todos los ámbitos de la vida, la mayoría lo consigue en la oficina. En el estudio mencionado anteriormente, el 54% de las personas reportó estar en un estado de fluir en el trabajo, mientras que solo el 18% lo estaba en actividades de descanso. Posiblemente el problema sea la televisión. La mayoría de personas pasa demasiadas horas en su casa frente al televisor, que no genera el estado de fluir.

Una de las conclusiones más importantes de este estudio para nuestras vidas es saber que tenemos que aspirar cada vez a retos más importantes a medida que nuestros talentos se desarrollan más. Una tribu indígena canadiense vivía en una región rica en recursos y tenía una vida prospera, pero cada 25 o 30 años los ancianos exigían que la tribu se mudara a un nuevo lugar. Ellos sentían que todo ya era demasiado previsible y que, sin reto, la vida no tenía significado. Al mudarse, enfrentaban a la tribu a un nuevo reto que les otorgaba un nuevo significado en la vida. Los ancianos de la tribu, sin definirlo formalmente, buscaban que su gente experimentara el fluir.
Y usted, ¿siente el fluir? Si la respuesta es no, encuentre un reto nuevo que se acerque a su nivel de talentos y habilidades, y encuentre la felicidad del fluir en la vida.
_________________________
EL COMERCIO 11 de Junio de 2008

PUNTO DE VISTA
Lo que nadie quiere
Por David Fischman. Ingeniero UPC

¿Qué es eso que nadie quiere pero todos lo necesitan? ¿Qué es eso que tenerlo te apena y mortifica, pero no tenerlo te puede perjudicar? La respuesta a esta adivinanza es: el error. Piense en un error importante en su vida, quizás algo que no debió hacer o que dejó de hacer y trajo consecuencias negativas. Recuerde la situación. ¿Cómo se sintió? Cuando recordamos errores nos vienen sensaciones negativas. A nadie le gusta cometer errores. Sin embargo, el error puede ser nuestro mejor aliado si sabemos aprovecharlo.

Para algunos, el error es como el sonido que pasa por un amplificador y suena demasiado fuerte, retumbando en su parte emocional. Si de niños tuvimos padres exigentes que nos maltrataban cada vez que cometíamos un error, con cada error en el presente reviviremos el dolor de nuestro pasado. Estas personas que reciben el error amplificado, gracias a su pasado, muchas veces se ponen tapones en los oídos para no escucharlo.
Pero el error es nuestro mejor aliado. Si somos capaces de tolerar la frustración de cometer errores, si no buscamos culpables que nos 'liberen' de toda responsabilidad, estos errores nos traerán los siguientes beneficios:

-- Es una inyección de humildad: Cuando nuestra vida marcha a la perfección y tenemos éxitos laborales que la gente admira y alaba, podemos caer en la soberbia de pensar que somos infalibles. Como nos va bien, esperamos que a todos les vaya igual de bien. Nos volvemos intolerantes y un poco arrogantes. Los errores nos recuerdan que somos humanos, que no somos perfectos, que tenemos mucho por aprender y que debemos ser tolerantes con los demás.

-- Nos permite aprender: El error es nuestro mejor maestro. Nos enseña una lección si sabemos escucharla. Solo reflexionando sobre el error podemos mejorar y no repetirlo en el futuro.
-- Mejora nuestro carácter: El error nos enseña paciencia, a superar obstáculos, pone a prueba nuestra persistencia y tesón. Nos hace resistentes a las frustraciones y nos da resiliencia.
-- Nos ayuda a entender nuestro pasado: Si errar duele demasiado es que estamos reviviendo momentos tristes de nuestro pasado. El error nos puede ayudar a identificar aquellos traumas que debemos superar.

Una forma de ayudarnos a aprovechar el error y no quedarnos en el círculo vicioso de la culpa y frustración es hacernos las siguientes preguntas: ¿Qué le recomendaría a la persona que hubiese cometido el mismo error? Si usted tomara distancia y viera el problema, ¿qué vería diferente? Ambas preguntas pretenden sacarnos a nosotros mismos de la cercanía del problema y tomar perspectiva para poder aprender. Si tomamos distancia, podemos ver el verdadero alcance del problema, que muchas veces nos es tan grave como inicialmente pensamos.

Ralph Waldo Emerson escribió el siguiente mensaje a su hija cuando ella decía que la perseguían mentalmente sus errores: "Acaba cada día y termina con él. Tú has hecho todo lo que podías. Algunas preocupaciones te perseguirán y se tratarán de meter en tu nuevo día, pero termínalas lo más pronto que puedas. Mañana es un nuevo día y nunca debes vencerte ante las invitaciones del pasado a morar en su dolor. No debes perder un momento del mañana en los remordimientos del ayer". Sigamos el consejo de Emerson: dejemos el tormento de los errores y descubramos su potencialidad. Aprendemos a ser mejores personas a partir de la sabiduría que los errores nos traen.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu