viernes, 5 de febrero de 2010

NICOLASA: "OJALA QUE MI ULTIMA CENA SEA UN HOMBRE JOVEN"


EL COMERCIO FEBRERO 5, 2010

Nicolasa: "Ojalá que mi última cena sea un hombre joven"

Su comida peruana favorita, lo que nunca le falta en la refrigeradora y las frutas que le traen recuerdos. Nicolasa no se guarda nada cuando contesta nuestro test gastronómico

¡Qué muñeca!. Diviértase leyendo las respuestas del test gastronómico que le hicimos a la ocurrente y guapa Nicolasa. (Foto: Nancy Chappell)
No es tirado de los pelos afirmar que ella es uno de los personajes más populares y queridos de TV Perú. Nicolasa -a quien Ángel Calvo le da vida- es la guapa señora que coanima el programa Hola Perú.

Elcomercio.pe conversó con Nicolasa, quien contestó nuestro test gastronómico. Entre risas, ella confesó cuál es su plato favorito, cuál es la relación entre los sabores del helado y el buen sexo y cuál sería su última cena.

¿Qué sabores te recuerdan a tu infancia?
El mango porque en la chacra en la que vivíamos en la selva había mucho mango, y la lúcuma porque la abuela siempre hacía jugo de lúcuma.

Por las mañanas, ¿qué es lo primero que sueles llevarte a la boca?
El jugo de cuatro limones para mantener el colesterol quieto.

¿Qué cosa no comerías aunque te paguen?
No comería carne de cura porque los jíbaros no saben cocinar muy bien (risas).

Cuando se trata de cocinar, ¿qué plato te sale mejor?, ¿cuál es tu especialidad?
El chupe de camarones. El truquito es freír todas las caparazones y las patitas, licuar todo y ese juguito que sale es el que le da el sabor.

¿Qué otra cosa haces mientras cocinas?
Pongo furrusca colombiana, así se le llama en Colombia a las piezas populares.

¿Tienes algún placer culposo o algo raro para los demás pero que a ti te encanta comer?
Me gusta la sopa de muimuy. A todo el mundo le parece horrible, pero para mí es riquísima.

¿Tienes algún antojo que no puedes dejar de satisfacer?
Te cuento, hay unas lentejitas que en vez de estar rellenas de chocolate, tienen mantequilla de maní. Esa es mi debilidad.

¿Con qué ha sido tu mayor atracón?
Ha sido con patacón y cecina. Eso fue el año pasado en Iquitos. ¡Casi me muero!

Para que un helado de dos bolas sea perfecto, ¿de qué sabores debe ser?
Para los helados, la mejor mezcla es vainilla con chocolate, y para el sexo también.

Según la ocasión, ¿qué trago es el que siempre te acompaña?
Cuando estoy con los amigos, pisco sour; en una fiesta, aguardiente colombiano; con la familia, también aguardiente colombiano (risas). En la playa, me gusta el bloody mary, me siento menos culpable. En las discotecas generalmente no tomo, prefiero una limonada frozen porque si me emborracho pierdo los papeles.

¿De qué color es tu cocina y qué representa ese espacio en tu casa?
Es blanca y estoy ahí lo indispensable, más paro en el cuarto. Ahí chateo, veo Internet, televisión, escucho música y leo.

¿Qué cosa nunca falta en tu refrigerador?
Queso parmesano. Es bendito, a cualquier cosa que te haya quedado feo échale queso parmesano y se soluciona el problema.

¿Para conquistar a alguien, qué le cocinarías?
Le haría lomito en su jugo porque la carne te pone espídico.

¿Cuáles crees que son los ingredientes necesarios para una cena romántica exitosa?
Primero, velas. Segundo, champiñones con salsa bechamel, bechame… bechame mucho. Luego, puede ser carne o pescado. Y de postre, un tres leches.

¿Con qué personaje de la ficción te gustaría compartir una comida?
Con Anthony Hopkins porque tiene cara de loco y esos son los más apasionados.

Cuando has viajado a algún lugar dentro o fuera del Perú, ¿qué es lo más rico y lo más extraño que has probado?
Lo más rico, la carne llanera en Colombia. Y lo más extraño… Hace muchos años comí salpicón de ranas en Puno. ¡Es buenazo! Sales brincando del restaurante.

Para ti, ¿cuál es el plato bandera de la gastronomía peruana?
Uno que la gente no cree, pero que debería ser: la carapulcra porque está hecha bajo el sistema de la conservación de la papa a través del frío, que es mucho más antiguo que los Incas. Además, es absolutamente moderno y en los matrimonios populares nunca falta, te llena la barriga, es económico y delicioso.

¿Cuál sería tu última cena?
No sé. Ojalá que sea un hombre joven (risas). No, mi última cena tiene que ser algo hecho a base de mero, que me parece uno de los pescados más deliciosos del mundo, más rico que el lenguado.

Si pudieras reencarnarte en un ingrediente, ¿cuál sería?
En la nuez moscada. Primero porque dura un montón y no hace daño. Segundo, las cosas que se hacen con nuez moscada no se pueden preparar si es que no la lleva. Y por último, porque te comes una pepa ¡y te loqueas!
_________________________

EL COMERCIO 08 de Julio de 2008

"Soy una abuela relajada"

PALABRAS MAYORES. Dice que ha sido amiga de Mercedes Cabello, Teresa González de Fanning y de Clorinda Matto de Turner; que Ricardo Palma la criticaba porque decía que no era intelectual y que Gonzales Prada también se burlaba de ella y de sus amigas. Nicolasa tiene 98 años y triunfa en pantalla
Por Milagros Leiva

Uno parece enloquecer cuando la entrevista. Nicolasa se mueve tan rápido, reacciona con tanta velocidad, que parece estar viva. Su creador, su 'hijo' Ángel Calvo, casi desaparece cuando esta abuela declara. Se llama Nicolasa porque Ángel siempre quiso ponerle este nombre a una de sus hijas, pero no le dejaron. La ficción le permitió cumplir su deseo con la muñeca que antes de la pantalla era en el teatro la abuela de la Caperucita Roja.

¿Me das permiso para preguntarte de todo?
De todo, sobre todo de sexo, porque aquí no me dejan hablar de eso.
¿No te dejan en el canal?
No. Lo que pasa es que es la envidia, yo tengo una vida sexual activa y debe ser por eso que me temen.

¿Por qué no presentas a tu esposo Tomás?
Es que a él no le gusta la farándula. Además yo coqueteo con los artistas y mejor que se quede en casa.
¿Es celoso?
No, él sabe que todo lo que hago aquí es puro show. Sabe que estoy cumpliendo un papel.
¿Si no tuvieras esposo, con quien te gustaría salir?
Con Dionisio Romero.

Ajá, te gusta la plata
Soy interesada y Dionisio lo sabe.
¿Cómo es tu espíritu?
Complicado.
¿Cuándo naciste?
En 1910, tengo 98 años. Yo tenía 21 años cuando salía con Sánchez Cerro, él era coquetón
Pero también muy autoritario
Sí, pues, él tenía una pistola muy grande, una Magnum 44 y en Colombia esa pistola se llama Sánchez Cerro, por su reputación.

¿Es verdad que tienes DNI?
Sí, soy la única muñeca que tiene el reconocimiento del Reniec. Si me cae una demanda no se la pueden aplicar a mi hijo porque yo también soy ciudadana.
¿Te molesta la palabra títere?
A mí no, los políticos la detestan.
¿Es verdad que te propusieron postular al Congreso?
Sí, yo iba a postular con mi hijo, íbamos a ser una dupla porque creo que a la política tiene que llegar gente honesta, pero luego lo pensé bien y decidí no hacerlo.

¿El Apra te pasó la voz?
Noooo.
Qué raro, como siempre hablas bien del presidente García.
Yo hablo bien de Alan García porque a mí me gustan los cholos grandes. Además, a Víctor Raúl le tengo un respeto extraordinario. Hay cosas de su gobierno que me gustan, por ejemplo las carreteras que eran el sueño de Belaunde, también me parece bien que todos los contratados vayan a tener seguro.

¿Cómo estás de salud?
Estoy bien, pero tengo incontinencia urinaria. No lo tomo en serio porque si lo haces terminas tirándote por la ventana. La edad tiene problemas, pero yo sigo siendo activa, fértil. Igual me cuido porque tengo un romance con el gerente de televisión del canal.
¿Con el gerente?
Sí, estoy saliendo con Roberto Winsberg, hemos hecho clic. Por si acaso el gerente es separado y queremos tener una hija.

Pero ya no puedes, pues.
No, en eso estamos.
Tomás leerá esta entrevista
Sí, pues, mejor que se entere. Nosotros también nos enamoramos en una fiesta del canal, cantando esa canción tonta: "Que levante la mano quien no sufrió por amor".

¿Te gusta el Grupo 5?
Me gusta el 4.
¿Entonces, quién te gusta?
Me gusta Bartola. Cómo canta esa mujer, es extraordinaria. Me gusta cuando canta tangos. Yo soy una abuela relajada y siempre salgo. Este fin de semana me voy al Jazz Zone, quizá vaya con el gerente.
¿Qué piensas de tu hijo Ángel?
Que es un zonzo, a veces no quiere hacer cosas y felizmente ya dejó de fumar. También le he dicho que él se haga famoso, que él salga en la tele, pero no quiere.

¿Crees que los adultos mayores son bien tratados en el Perú?
No. Creo que la gente no termina de aprender a respetar la sabiduría. Los jóvenes son insolentes porque piensan que nunca llegarán a viejos y cuando lo hacen es demasiado tarde. No hay una cultura de respeto. De la vejez me encanta la sabiduría y lamento que no haya trasplante de cuerpo. Con todo lo que sé y en un cuerpo de veinte yo haría maravillas.
¿La televisión te ha mareado?
No, porque sé que es un accidente. Yo no me preparé para la pantalla, y cuando se acabe, se acabó. Para el teatro sí estoy preparada.

¿Viste la liberación de Ingrid Betancourt?
Lloré a mares y sigo llorando, porque felizmente Ingrid ha tenido mucha prensa y mucha ayuda de algunos países, pero hay más personas secuestradas, hay demasiada gente que quizá no sea importante políticamente, pero sí es valiosa como ser humano y el asunto es que no olvidemos. Hay que seguir pendiente de los que permanecen secuestrados.

¿Cuánto duele que un país como el tuyo se desangre durante tanto tiempo?
Duele mucho. Y pensar que todo comenzó como una protesta porque habían subido los fertilizantes y terminó en más de cincuenta años de terrorismo, que ha traído tanto dolor y muerte. Tantos muertos y secuestrados. Duele porque se van amigos, parientes, ilusiones, sueños. A pesar de la violencia y de toda la sangre, la justicia social no llega, las necesidades básicas insatisfechas siguen igual, es triste todo eso. Toda la sangre que se ha derramado no ha servido para que los gobernantes solucionen la raíz del problema; solo se han puesto paños tibios y no se hacen los cambios estructurales para que no suceda lo que sigue pasando.

¿Perdiste gente amiga?
Sí, amigos muy queridos de uno y otro bando. Aquí, en el Perú, también me pasó, de uno y otro bando se fueron en los años del terror. Y duele, claro que duele. La violencia no es el camino, las armas no llevan a ninguna parte.

¿Te gusta el presidente Uribe?
No es de mi afecto, pero lo que acaba de pasar ha levantado sus bonos y me hace creer en la democracia. Uribe no me gusta porque estuvo muy ligado a los movimientos paramilitares y yo perdí a muchos amigos por culpa de ellos. El rescate ha sido impecable, pero no borra lo que ha hecho como político.

Me pareció increíble el encuentro de Ingrid con su madre...
Si alguien tiene que ganarse el premio de madre latinoamericana es Yolanda Pulecio: viajó país por país sin descanso, nunca se cansó de hablarle a su hija, todos los días por la radio. No se cansó de luchar. Yolanda negoció con todo el mundo con tal de salvar a su hija y allí se la entregaron, sana, salva. Me causó una alegría tremenda y yo estoy convencida de que si Ingrid postula, puede llegar a ganar.
¿Votarías por ella?
Claro que voto. Yo iba a votar por ella cuando era candidata. Es una persona aguerrida, peleona, me gusta mucho su entrega.

Siempre apoyas campañas que tengan que ver con la mujer...
Todo lo que tenga que ver con mujeres y niños es mi plataforma. Cuando el hombre se comporta mal y pega a una mujer me enervo. Eso no se hace. ¿Sabes por qué pegan a los niños? Porque son chicos, lo mismo pasa con las mujeres, por su fragilidad abusan. Cuando una mujer dice no, simplemente es no, pero a veces estos hombres salvajes no entienden.

¿Para qué sirve el éxito?
Para nada, pues cuando se acaba el programa mi hijo me mete en la mochila y sigue haciendo su vida como antes.
¿Qué no te gusta de ti?
Que soy pechiplana. He hablado con mi cirujano para ponerme siliconas, pero tengo miedo. Antes yo tenía mis cositas, igual no se me ve mal. Tampoco me gusta ser desconfiada, nos han engañado tanto que pienso dos veces. ¿Te imaginas a Carlos Manrique preso por lo mismo? No se pasen.

¿Le diste plata a Manrique?
No, yo solo dejo mi plata en el banco. No me gusta arriesgar y me da mucha cólera que existan casinos. ¿Sabes cuánta gente mayor se vuelve adicta con las maquinitas? Da cólera. Encima los casinos les ponen taxis a las señoras. Propician el vicio y luego dicen ser buena gente porque recogen a las señoras. Eso están haciendo y nadie lo controla. Es inmoral.
¿Tienes vicios?
No, antes mi hijo fumaba y yo a veces fumaba, pero lo dejó a lo bestia y ahora nos sentimos bien. Ya pasó año y medio y no volveré a caer.

¿Es verdad que cuando tu hijo quedó huérfano no le gustaba que lo ayudaran?
Es verdad, cuando se murió su padre, él tenía 12 años y no dejó que lo ayudaran de puro orgulloso que es. Nunca recibió un centavo y se puso a trabajar: comenzó en un supermercado trapeando, ha sido ayudante de carnicero, fotógrafo, locutor, chofer de ambulancia, ha hecho de todo y yo me siento orgullosa de cómo ha salido adelante.
¿Quién te regaló tus aretes?
Hans, un chico que era peluquero. Venía siempre al programa, pero le dio cáncer hepático y se murió hace tres años y medio. Desde entonces no me los quito. Son zircones.

¿Qué te gusta de las mujeres modernas?
Que son independientes, me gustan las mujeres de hoy: bravas, aguerridas. Sé que algunos hombres temen a la mujer actual, pero a mí me encanta que brillen. No se sienten menos porque no lo son.
¿Cuál ha sido tu mejor decisión?
Trabajar solo en lo que me divierte. No hago nada por obligación, antes prefiero morir de hambre.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu