miércoles, 23 de diciembre de 2009

ALREDEDOR DE 225 MIL NIÑOS HAITIANOS SON ESCLAVOS DOMESTICOS

EL COMERCIO DICIEMBRE 23, 2009

Alrededor de 225 mil niños haitianos son esclavos domésticos

19:40 | Muchos son enviados por sus padres que no tienen cómo cuidarlos. La mayoría son niñas y sufren abusos sexuales, psicológicos y físicos

Puerto Príncipe (AP). La extrema pobreza ha llevado a la esclavitud al menos a 225.000 niños que trabajan como sirvientes hogareños sin sueldo en las ciudades haitianas, indicó un informe el martes.

El texto de la Fundación Panamericana de Desarrollo dice además que algunos de esos menores -en su mayoría niñas- sufren abusos sexuales, psicológicos y físicos, y viven en condiciones extremadamente difíciles.

El informe recomienda al gobierno haitiano y a los donantes internacionales a que concentren sus esfuerzos en educar a los pobres y ampliar servicios sociales como los albergues para niñas, las cuales representan aproximadamente dos terceras partes de la población de niños que realizan labores domésticas.

SON ENVIADOS POR SUS PADRES
La penosa situación de los niños sirvientes, conocidos como “restavek” -un término creole que significa “vive con”-, es ampliamente conocida y una fuente de gran vergüenza en esta nación caribeña fundada por una rebelión de esclavos hace más de 200 años.

Los investigadores dicen que la práctica es tan común que casi la mitad de los 257 niños entrevistados en el barrio capitalino de Cité Soleil eran esclavos domésticos.

La mayoría son enviados por sus padres, que no pueden pagar por su cuidado, a familias que están ligeramente en mejor situación. El estudio encontró que 11% de las familias que tienen un restavek han enviado a sus propios hijos a otras viviendas para que trabajen como sirvientes.

ESCLAVITUD EN AUMENTO
A pesar de la creciente atención al problema, los investigadores dicen que sus fuentes no conocían de ningún juicio en casos de tráfico de niños ni en los de su uso como esclavos domésticos en esta empobrecida nación de más de nueve millones de habitantes.

Glenn Smucker, uno de los autores del informe y antropólogo cultural conocido por sus extensos trabajos en Haití, dijo que piensa que el número de restavek está aumentando proporcionalmente en Puerto Príncipe a medida que más personas emigran a esta ciudad buscando escapar de la pobreza rural.

Los investigadores estudiaron al azar más de 1.400 viviendas en cinco áreas urbanas haitianas a finales del 2007 y principios del 2008, con fondos de la Agencia para el Desarrollo Internacional, perteneciente a Estados Unidos.

Las cifras de restaveks más usadas previamente provinieron de un sondeo de la Unicef en el 2002, que estimó había unos 172.000.
________________________________
COMERCIO 30 de octubre de 2008

COMENTARIO DEL EDITOR
Esclavos en el siglo XXI
Por Virginia Rosas. Editora de Mundo

Si usted es de los que pensaba que la esclavitud había quedado abolida en el siglo XIX, pues se equivoca: doce millones de personas, entre ellas una gran cantidad de niños, son traficadas como mercancía, obligadas a trabajar sin remuneración alguna, a prostituirse y a vivir a merced de sus patrones, sin ningún derecho.
Una joven nigerina, Adidjatou Mai Kouraou, que ha pasado la mitad de su vida esclavizada --desde que fue vendida a los 12 años a un comerciante que la revendió a un terrateniente de Níger--, con su valentía para enfrentar al Gobierno de su país ha puesto en relieve el drama de estos millones de anónimos, reducidos a la condición de pertenencia ante la indiferencia absoluta de sus propios gobiernos. Adidjatou le ha ganado un juicio a Níger por no haberla socorrido cuando en plena pubertad fue vendida, violada y esclavizada.

Adidjatou es un símbolo, porque osó alzarse contra la tradición de su país que, a pesar de tener un código penal que castiga la esclavitud con penas de hasta 30 años de cárcel, se hace de la vista gorda ante esos crímenes en aras del respeto a las costumbres ancestrales que determinan que ciertas castas (en este caso los tuareg) sean destinadas a la esclavitud.

El destino de la tuareg Adidjatou parecía signado por la fatalidad: todos sus antepasados fueron esclavos y a su madre le pareció natural venderla por 500 dólares. Pero los tribunales de la Comunidad Económica de los Estados Africanos Occidentales --a los que acudió la joven porque en su país solo encontró injusticia-- decidieron condenar a Níger por no cumplir su propia legislación, y con eso sentaron jurisprudencia en ese país de 12 millones de habitantes, donde se calcula que hay todavía 43 mil esclavos.

Pero el fenómeno de la esclavitud no se circunscribe al continente africano. La ONG Anti-Slavery International señala que la trata de seres humanos y la esclavitud se practica desde Europa Oriental hasta América Latina en diversas formas y modalidades. En una gran proporción las víctimas son mujeres o menores de edad.
Muy cerca de aquí, en Argentina, se puso en vigor hace seis meses una ley que castiga la trata de personas. Y, según estadísticas del Ministerio de Justicia publicadas el lunes pasado, en ese lapso fueron rescatadas de la esclavitud sexual 110 mujeres. La mitad eran niñas o adolescentes. Entre ellas dos hermanitas de 11 y 14 años, entregadas por su propia madre a un proxeneta.

El Perú tampoco escapa a estas prácticas. La organización Internacional para las Migraciones (OIM) denuncia que cada año miles de peruanos son engañados con promesas de trabajo para convertirlos en esclavos sexuales. La única manera de impedirlo es denunciando a los criminales.
____________________________

LA RAZON 01 de Julio de 2008

Les pegaba y quemaba en EEUU
Condenan a empresaria por esclavizar empleadas

Una mujer adinerada de Nueva York fue sentenciada ayer a 11 años de prisión y a pagar 25 mil dólares por mantener a dos empleadas de Indonesia como esclavas.
Varsha Sabhani, de 46 años y dueña de una lucrativa empresa de perfumes, trajo a los Estados Unidos a dos muchachas identificadas como Samirah y Enung, prometiéndoles un pago de 200 dólares al mes por labores de casa.

Con la ayuda de su marido, Mahender Sabhani, la adinerada mujer forzaba a sus empleadas a dormir sobre alfombras en el piso de la cocina, les pegaba con escobas, las quemaba con agua caliente y las hacía comer ajíes picantes.
“Muchos en este país pueden pensar en estas mujeres como simple empleadas domésticas, estamos aquí para decirle a todo el mundo que ellas también son nuestras madres, nuestras hermanas y abuelas, son seres humanos que pertenecen a la familia de Dios”, señaló.

Las mujeres fueron descubiertas cuando una salió del apartamento y entró a un negocio de donas vestida con trapos. Al ser abordada por la Policía, la empleada doméstica explicó a los agentes su situación.
______________________
EXPRESO 26 de Junio de 2008

Esclavos" en planta de etanol
Grupo COSAN es el tercer productor de bíocombustiles
EFE. Agencia

Esclavos del etanol. Los obreros trabajan en condiciones infames.

Un grupo especial de combate al trabajo esclavo en Brasil denunció las "condiciones degradantes" en que se encuentran peones de haciendas del grupo Cosan, el mayor productor de etanol de caña del mundo.
El Grupo Móvil de Fiscalización del Trabajo Esclavo realizó una operación en el interior del estado de Sao Paulo y constató varias irregularidades. "Las peores condiciones de trabajo registradas este año de 2008 en los cultivos de caña fueron constatadas en la zona de Piracicaba, donde domina el Grupo Cosan", afirmó la Procuraduría.

Cosan está formada por capitales brasileños e internacionales y el 32% de sus acciones se cotizan en la bolsa de valores de Sao Paulo, en el segmento de Nuevos Mercados, de empresas que se supone mantienen la mayor transparencia y responsabilidad social.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu