viernes, 6 de noviembre de 2009

RECOMPENSA CON RESULTADOS: DARAN 75 MIL SOLES A CUATRO PERSONAS QUE FACILITARON CAPTURA DE TERRORISTA

LA REPUBLICA DICIEMBRE 6, 2009

Narcopoder
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

La presión de un negocio de US$ 1,100 millones anuales.

Ya no debiera haber duda de que el crecimiento del narcotráfico es una de las amenazas más importantes para la gobernabilidad en el Perú y de que no se están aplicando las acciones requeridas para detenerlo.

Una nueva oportunidad para constatarlo fue el reciente foro ‘Reforma del Estado para construir una visión de futuro’ organizado por la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad Católica, dirigida por Henry Pease, en un debate sobre el replanteo de prioridades frente al peligro del narcotráfico.

El último par de décadas trajo en el Perú un fuerte crecimiento económico gracias a un buen manejo de la macroeconomía, pero esto no ha tenido un correlato similar en el avance de las áreas sociales ni en la eficiencia y solidez del aparato estatal.

Por ejemplo, la seguridad. Que se haya estado discutido que, por razones de seguridad, la definición del campeonato nacional entre Alianza Lima y la ‘U’ se podría jugar en Matute y Ate pero a puerta cerrada, o en Miami, refleja que tenemos un ‘problemilla’ complejo por resolver en seguridad pública.

Una diferencia clave entre los países que saltaron del subdesarrollo a la primera liga mundial –Singapur, Nueva Zelanda, Taiwán, Irlanda, etc.– y los que básicamente crecen –como el Perú y otras naciones latinoamericanas– radica en la existencia de un sistema político que funciona bien para la misión fundamental de procesar con eficiencia las demandas sociales y que cuenta con un Estado capaz de brindar una oferta básica de servicios públicos en educación, salud, seguridad o justicia.

Eso no existe en el Perú pues el sistema político ha colapsado –con la evidencia de los partidos como momias–, mientras el Estado sigue siendo una calamidad que ni siquiera puede reconstruir el sur chico post terremoto.

Asimismo, ese Estado es frágil y vulnerable frente a intereses particulares que buscan orientar las decisiones públicas a su favor. El ‘interés particular’ más fuerte es hoy el del narcotráfico, una de las industrias más dinámicas y exitosas que le deja a las ‘firmas’ nacionales alrededor de US$ 1,100 millones anuales.

¿Se imaginan todo lo que se puede hacer con ese dinero? Si esa cosa tan rara llamada Alas Peruanas pudo, con mucho menos, poner a bailar a su ritmo a congresistas, jueces, ministros o periodistas, ¿qué no podrá hacer un negocio tan grande como el narcotráfico? Por ello, se debe respaldar la invocación hecha por el presidente de Devida, Rómulo Pizarro, para evitar la infiltración del narcotráfico en la política.

¿Alguien duda de que en las elecciones del 2010-2011, el narcotráfico querrá meter más congresistas de los que ya debe tener en su planilla? Un Estado frágil es una invitación para la infiltración fácil. Impedirlo es un desafío clave de la próxima elección.
_____________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 9, 2009

Recompensa con resultados: darán 75 mil soles a cuatro personas que facilitaron captura de terrorista

17:54 | Gobierno informó también que una comunidad campesina o indígena recibirá un millón de soles por dar datos sobre la ubicación “Artemio” y “José”.

El Gobierno entregará hoy a cuatro ciudadanos una recompensa de 75 mil soles a cada uno por contribuir a la captura de un mando importante de Sendero Luminoso (SL), en una nueva ofensiva para acabar con el terrorismo .

En diálogo con elcomercio.pe, Erasmo Reyna, presidente de la Comisión Calificadora del Otorgamiento de Recompensas, señaló que la entrega del dinero será efectiva hoy y que un caso aun se encuentra en revisión.

“Estas cuatro personas han contribuido con la captura de un mando logístico, de un mando medio”, expresó Reyna.

El funcionario explicó que el paquete económico es de S/. 300 mil y no de S/.500 mil, como establecería el sistema de recompensa actual, debido a que la información fue proporcionada antes del cambio del marco legal.

¿IDENTIDAD DESCONOCIDA?
Al ser consultado sobre la identidad del subversivo, Reyna evitó dar su nombre aunque dijo que sería dado a conocer en los próximos días, en el marco de las “grandes novedades” que anunció el primer ministro Javier Velásquez Quesquén en la zona del Valle de los Ríos Apurímac y Ene.

Los cuidadanos recompensados no recibirán vivienda y seguridad “en la medida que no sea necesario”, declaró Reyna.

NUEVO DISPOSITIVO
Por otro lado, Reyna, quien se desempeñó anteriormente como viceministro de Justicia, indicó que su despacho ha agregado la norma sobre recompensas un punto que indica que las comunidades indígenas o campesinas recibirán en su conjunto un millón de soles en caso ayuden a capturar los cabecillas terroristas Víctor Quispe Palomino “José” (VRAE) y José Flores León “Artemio” (Huallaga).

El Gobierno elevó la recompensa de S/.500 mil a un millón de soles por “José” y “Artemio”, los principales mandos de SL.
____________________________

LA REPUBLICA NOVIEMBRE 8, 2009

"Grupo terrorista en el Vrae aumentó su poder de fuego"

Según expertos en lucha antiterroriasta Gral. PNP (R) Marcos Miyashiro. Según ex miembro del GEIN que capturó a Guzmán, Sendero está provisto de considerable armamento. Dice que el grupo de “José” ha cambiado de estrategia en la zona.

Doris Aguirre.

La derrota de Sendero Luminoso en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) no será pronto “y podría costar muchas vidas más” porque la organización terrorista que encabeza Víctor Quispe Palomino, “Camarada José”, tiene dominio de la zona desde hace veinte años y está provisto de considerable armamento. Este es el análisis de un experto, el ex jefe de la policía antiterrorista, general PNP (r) Marcos Miyashiro Arashiro, uno de los hombres clave del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que consiguió la captura de Abimael Guzmán Reynoso y de buena parte de la cúpula militar senderista, en 1992.

“El grupo terrorista del VRAE ha aumentado considerablemente sus acciones y ha demostrado que cada vez más mejora su poder de fuego”, explicó Miyashiro, actual asesor del despacho del Ministerio del Interior. “Eso explica por qué se atreven a atacar directamente a las bases militares instaladas en el VRAE. El derribamiento del helicóptero (en Sinaycocha) tampoco fue un acto fortuito sino que fue el resultado de un plan”.

Sendero con otro lenguaje

Miyashiro sostiene que la agrupación de Sendero Luminoso que está en el VRAE no es la misma que inició la lucha armada en 1980, y que la gran diferencia es que el “Camarada José” se ha vinculado con la población, a la que no ataca ni asesina.

“Para la población del VRAE, que mayoritariamente se dedica al narcotráfico o a actividades conexas, Sendero es su guardián. Por eso no colaboran con nosotros, porque buscamos acabar con ese guardián. Van a preferir proteger al guardián que les garantiza participación en la economía del narcotráfico”, explicó Miyashiro. “Además, Sendero ya no ataca a la población sino solamente a las fuerzas del orden. Sendero capta a la población que se dedica al narcotráfico y Sendero también se dedica al mismo negocio. Si esto no es un pacto, ¿cómo se llama?”.

De allí que el veterano oficial antiterrorista cree que la detención de Víctor Quispe Palomino será un proceso largo. “Nosotros demoramos 10 años para agarrar a Abimael Guzmán, periodo en el que mataron a unas 10 mil o 12 mil personas. Y para detener a ‘José’ quizás tendrán que pasar otros 10 años más y también habrá muchos muertos, si queremos tener resultados, pero guardo esperanzas en que la situación mejore”, arguyó Miyashiro.

Deficiencias de inteligencia

Al evaluar la situación de las operaciones en el VRAE, el ex jefe de la Dincote consideró que hay una grave deficiencia de inteligencia, que es fundamental en el combate a organizaciones terroristas.

La República le preguntó a Miyashiro por qué en el VRAE no había coordinación entre la Policía Nacional y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA).

“Pregúnteselo a los militares”, contestó. “Pero creo que debería haber coordinación para que se afinen los mecanismos de inteligencia en la zona de operatividad”. ¿Y por qué la policía no toma el control del VRAE como lo hace en el Huallaga?, le cuestionamos.

“Porque el VRAE no es para la policía sino para los militares que tienen muchos más recursos”, argumentó Miyashiro. El ex jefe policial antiterrorista concluyó, luego de analizar las últimas acciones senderistas, que el propósito de los subversivos es conseguir más armamento para mejorar su potencial.

“Sus necesidades de armamento son cada vez más grandes. Se abastece de dos formas. La primera, mediante el contrabando. Y, la segunda, robando al personal caído durante sus acciones armadas. Como el primer canal está fallando, han aumentado los ataques. Ese es el caso del atentado a la comisaría de San José de Secce. El objetivo era capturar todo el armamento posible. No lo consiguieron, pero nos causaron bajas”.

Miyahsiro llamó la atención sobre el hecho de que el CCFFAA, a pesar de que mantiene bajo su control el VRAE, hasta el momento no ha registrado ninguna detención importante. “En efecto, no se ha visto ninguna detención en el VRAE. Es algo que merece una explicación”, dijo.

Identifican a otros mandos terroristas

Expertos en la lucha contrasubervisa de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior (DIGIMIN) consiguieron identificar a varios de los mandos terroristas que aparecieron en el reportaje al (c) “José” en el programa “Punto Final”.

Entre los principales subversivos claramente identificados se encuentra la “Camarada Olga”, a quien se le atribuye el mando de una de las columnas más importantes de la organización.

Aparentemente, “Olga”, de vieja militancia senderista, dirigió el ataque a la base de la Diroes en San José de Secce, Huanta. La acción fue ejecutada con el “Camarada Beto”, el 3 de agosto del 2009.

También ha sido reconocido el “Camarada Omar”. A este se le conoce como mando militar. Segun inteligencia, habría participado junto con el “Camarada Guillermo” en el último ataque a una base militar en el Vizcatán. Le siguen “Óscar” “Fernando”, ”Rafo”, “Leonardo”, “ Rafael” y “Roberto”, todos mandos militares.

Miyashiro considera que entre “Artemio”, cabecilla del Huallaga,y “José no hay enfrentamientos sino un nivel de coordinación. La República, edición impresa.
_____________________________
EL COMERCIO NOVIEMBRE 7, 2009

NUEVA ESTRATEGIA EN EL VRAE
Sube recompensa por la captura de narcoterroristas

Incremento va de 500 mil a un millón de soles por detención de “José” y “Artemio”. Primer ministro dice que reciente ataque es reacción a la estrategia antiterrorista. Jefe del plan VRAE anunció becas universitarias a los mejores alumnos. Uno de los soldados heridos en el VRAE está grave. Hay tres en observación

En lo que parece formar parte de una firme ofensiva contra el narcoterrorismo, el Gobierno oficializó el incremento de las recompensas para aquellos ciudadanos que brinden datos que permitan la captura o entrega de mandos terroristas o cuya información ayude significativamente al avance de la lucha contra el terrorismo.

Ayer se publicó en “El Peruano” el Decreto Supremo 071-2009, que modifica el D.S. 033-2009, el cual estableció el Sistema de Beneficio de Recompensas, a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros.

La norma establece, entre otros puntos, que los ministerios de Defensa y del Interior aplicarán la escala del beneficio de recompensas hasta por un monto de S/.10 millones, como parte de sus presupuestos institucionales. También señala que una comisión formada por representantes de esos ministerios, del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, la PCM y la Policía Nacional evaluará los casos que se presenten.

Además, la información y documentación que se entregue tendrá carácter secreto. Quien viole esta disposición será sujeto de una denuncia civil, administrativa o penal.

Según el presidente de la Comisión Calificadora del Otorgamiento de Recompensas, Erasmo Reyna, entre las principales novedades que trae este nuevo decreto con respecto al anterior, aprobado en mayo de este año, es el incremento del monto de las recompensas. El incentivo por la captura de los cabecillas terroristas Víctor Quispe Palomino “José” (VRAE) y José Flores León “Artemio” (Huallaga) se incrementa de S/.500 mil a un millón de soles. La recompensa por la captura de mandos logísticos aumenta de S/.300 mil a S/.500 mil y se añade una nueva recompensa de S/.100 mil por facilitar la captura o entrega de cualquier miembro de una organización terrorista o por brindar información que permita incursionar en puestos senderistas.

Reyna señaló que las recompensas ahora no solo se podrán cobrar en forma individual, sino de manera colectiva.

El funcionario explicó que hasta el momento se ha logrado la captura de un importante mando terrorista, gracias a este sistema de recompensas. El ciudadano que brindó la información para su detención recibirá en los próximos días la suma de S/.300 mil. Además, la comisión que preside evalúa un segundo caso.

Esta iniciativa irá acompañada por una intensa campaña publicitaria en las zonas del Huallaga y el VRAE, principalmente a través de la radio, para difundir los beneficios del sistema de recompensas.

MEDIDA NO DEBE SER AISLADA
El especialista en narcotráfico y terrorismo Rubén Vargas consideró positiva esta campaña lanzada por el Gobierno. “El sistema de recompensas puede funcionar. Puede resultar una medida efectiva, pero siempre y cuando forme parte de una estrategia integral cuyo objetivo principal sea la captura de los cabecillas senderistas”, opinó. Recordó que en el 2002 y el 2004 se desarrolló con éxito una medida similar.

DATOS
0800-19800
Es la línea gratuita para quienes deseen brindar información sobre los terroristas. También pueden escribir a recompensa@mininter.gob.pe.

13
Mandos terroristas que realizan labores logísticas, además de los 2 cabecillas de las principales facciones senderistas, han sido plenamente identificados por las autoridades. Por cada uno de ellos el Gobierno ofrece una recompensa de S/.500 mil.

* EDITORIAL
VRAE: debe reforzarse la estrategia antiterrorista

Debemos ser claros: entendemos la complejidad de la lucha contra los violentos grupos terroristas asentados en la agreste zona del VRAE, pero causa indignación que, de modo recurrente, recibamos noticias de soldados asesinados y heridos a manos de los subversivos. En lo que va del año son ya 22 los militares caídos en la zona.

Más aun, llama la atención que los últimos ataques terroristas hayan sido dirigidos no a patrullas sino contra las mismas bases antisubversivas, lo que revela soberbia, insolencia y desafío contra el Estado de derecho y las fuerzas militares y policiales que lo defienden y representan.

La solución pasa por revisar con celeridad la estrategia antiterrorista, determinar lo que está fallando, y trazar metas y plazos con un enfoque multidisciplinario y a la vez coherente e integral.

Como lo hemos sostenido, esto demanda un comando unificado que organice y planifique la lucha antisubversiva al más alto nivel, e incluya el ámbito militar pero también el político y el social.

En cuanto a lo primero, lo más apremiante es reforzar las bases contrasubversivas, tanto en número de efectivos como con armamento y naves especialmente acondicionadas para la zona. Todo ello sin descuidar los sistemas de inteligencia y de comunicaciones, para estar en capacidad de repeler cualquier ataque e identificar las guaridas senderistas, planificar las labores de interdicción y ganarle la guerra psicológica y efectiva a los terroristas.

Un aspecto que no puede descuidarse es la perversa confabulación entre los terroristas de Sendero Luminoso con las mafias de narcotraficantes, a los que sirven como mercenarios a cambio de financiamiento. Así, con armas sofisticadas, poder económico y sin ningún escrúpulo pueden amedrentar autoridades, comprar conciencias y captar cocaleros ilegales, a los que convierten en cómplices de su nefasta actividad criminal.

Se torna imprescindible romper esta asociación delictiva, lo que demanda reorientar y reforzar los programas de erradicación y sustitución de cultivos, así como impulsar la mayor presencia del Estado en tan extensas zonas con proyectos de salud, educación y seguridad. A mediano plazo, urge también relanzar los programas de infraestructura, con carreteras, puertos y terminales aéreos que aseguren la conexión transversal con los principales focos de desarrollo, para poder colocar su producción agrícola e interactuar con el resto de la nación, como es su derecho.

El jefe del Gabinete, Javier Velásquez Quesquén, ha dicho que “tenemos una estrategia bien afinada pero lamentablemente no la podemos hacer pública”. Quizá en el plano militar se explicaría este secretismo, pero en el resto de ámbitos involucrados en el grave problema subversivo seguimos a la espera de explicaciones y redefiniciones que deben ser públicas y transparentes.

Lo que la ciudadanía espera y exige son metas claras y resultados concretos. Y, por supuesto, que se garantice la presencia estatal en todo el territorio nacional, así como también la vida y el desempeño profesional de quienes defienden heroicamente la patria en tan difíciles circunstancias.

* COMENTARIO DEL EDITOR
Estrategia versus estrategia
Por: Juan Paredes Castro

Sería una locura que las Fuerzas Armadas y policiales no tuvieran una estrategia frente al narcoterrorismo.

Buena, mala o regular, queremos creer que la tienen. Secreta, reservada o pública, también; dependiendo, claro está, de qué objetivos se manejan y en qué circunstancias.

El problema de que el enfrentamiento contra el narcoterrorismo parezca carente de estrategia obedece quizás a que las piezas que la componen, en los terrenos político, militar y social, presentan desconexiones y una marcada falta de afinamiento de los sistemas de inteligencia y comunicación.

En efecto, si casi todo el tiempo los incidentes en el VRAE terminan siendo difundidos por la prensa, lo lógico sería que la oficina de información del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas fuera más allá de los comunicados oficiales. Es decir: hacia la desclasificación rápida de información que sirva a la prensa para verificar y contextualizar hechos y situaciones que de otra manera se tornan complejos e incomprensibles.

No es raro que la prensa conozca in situ, y con más precisión que las propias fuentes militares y policiales, detalles de hechos que tardan demasiado en ser reportados oficial y públicamente.

Otro factor a tomar en cuenta es que la estrategia narcoterrorista no es única ni estática. Está cambiando permanentemente. Hasta la estrategia de la vieja guardia senderista cambia de piel todo el tiempo. Cuando se propuso ganar la guerra legal ¿acaso no la ganó, logrando la revisión de casi todos los procesos judiciales? Cuando ahora se propone ganar la guerra del camuflaje democrático, buscando infiltrarse en las organizaciones políticas, ¿qué se trae entre manos?

A la hora de hablar de estrategia narcoterrorista no pensemos, pues, solamente en el VRAE. Tengamos una mirada integral y alineada en todas sus direcciones. El general Contreras no puede estar atento al flanco derecho, cuando el general Guibovich lo hace en dirección del izquierdo. Y lo que diga o deje de decir el ministro de Defensa, Rafael Rey, tiene que guardar coherencia con las declaraciones del primer ministro Javier Velásquez, y viceversa.

Finalmente la cuestión es esta: hay Estado o no hay Estado frente al narcoterrorismo.
____________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 31, 2009

Ya no se podrá utilizar kerosene en el VRAE desde mañana

8:25 | Decreto supremo prohibe la compra y venta del combustible en las zonas aledañas para impedir las actividades del narcotráfico

Por: Norka Peralta Liñán

El kerosene es indispensable en la extracción del alcaloide de la hoja de coca, por lo que este año, a través del Decreto Supremo 065-2009-EM, dado el 10 de setiembre, se prohibió la venta de este combustible en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Sin embargo, los narcotraficantes encontraron una salida a la norma y optaron por adquirir el kerosene en las ciudades ayacuchanas de Huamanga y Huanta, que ya no forman parte del valle cocalero. Luego ingresaban el combustible al VRAE aduciendo que su uso era doméstico.

Pero estudios hechos en la zona por el Ministerio de Energía y Minas determinaron que más de 25 mil personas en situación de pobreza usan leña en sus cocinas. Según un informe publicado por este Diario, solo 648 familias utilizan el kerosene para labores domésticas.

Pese al ínfimo uso doméstico, la Dirección Nacional Antidrogas de la Policía Nacional ha decomisado en lo que va del año en el VRAE más de 230 mil galones de kerosene.

Por ello, para evitar que los narcotraficantes siguieran sacándole la vuelta a la ley, ayer se prohibió todo tipo de uso y actividades con kerosene en el VRAE.

El Decreto Supremo 029-2009-Produce, publicado ayer en el diario oficial “El Peruano”, establece que a partir de mañana queda prohibido en los distritos del VRAE “la comercialización, envasado, reenvasado, transporte, almacenamiento, distribución, transformación, utilización, prestación de servicios, posesión y todo tipo de uso y actividades con kerosene”.

ENTREGA O DECOMISO
La norma establece también que las Unidades Antidrogas de la Policía Nacional en Cusco, Huancavelica, Ayacucho y Junín deberán cancelar los certificados de usuario de las personas naturales o jurídicas que realizan actividades con el mencionado combustible. Dichos usuarios deberán devolver a la policía sus certificados de uso en los próximos diez días hábiles y entregar el stock de kerosene que aún posean. En caso de incumplimiento, la policía procederá al decomiso.

El decreto supremo faculta, además, a las direcciones regionales de producción en Cusco, Junín, Ayacucho y Huancavelica a cancelar las inscripciones en el Registro Único para el Control de Insumos Químicos y Productos Fiscalizados a los usuarios de kerosene con domicilio en el VRAE.

Fuentes de la Policía Nacional señalaron que una medida similar se dará próximamente en el Alto Huallaga.

REACCIONES
HUGO GONZALES REGIÓN CUSCO
La Dirección Regional de Energía y Minas del Cusco fiscalizará el cumplimiento de la norma en Echarate, Lares y La Convención. Tenemos la logística y el personal para prohibir el uso del kerosene”.

MARCO FERNÁNDEZ. REGIÓN JUNÍN
Los 15 comerciantes mayoristas que venden kerosene en la región Junín han sido notificados desde el mes de junio para que tomen las previsiones del caso. La policía antidrogas se encargará del decomiso”.

FERNANDO VARGAS. REGIÓN HUANCAVELICA
El control del uso del kerosene en las zonas de Huancavelica que pertenecen al VRAE está en manos de las autoridades a cargo del Plan VRAE. En el resto de la región, el consumo de kerosene va en descenso”.

PRORROGAN ESTADO DE EMERGENCIA
Una vez más se ha prorrogado el estado de emergencia en diversos distritos y provincias que forman parte del valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE). El Decreto Supremo 068-2009-PCM, publicado ayer en el diario oficial “El Peruano”, establece una prorroga de 60 días, a partir del próximo 10 de noviembre, en la provincia de Satipo (Junín), Huanta y La Mar (Ayacucho), Tayacaja (Huancavelica); en los distritos cusqueños de Kimbiri, Pichari y Vilcabamba; así como en los distritos de Andamarca, Comas, Santo Domingo de Acobamba y Parihuanca, en Junín.

La declaratoria de emergencia se prorroga porque en esas zonas persiste la presencia del narcotráfico y de los grupos terroristas.

La Resolución Suprema 476-2009 del Ministerio de Defensa, publicada también ayer, dispone que en los lugares señalados anteriormente las Fuerzas Armadas asuman el control del orden interno durante el tiempo que dure el estado de emergencia.
____________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 18, 2009

Recompensa por terroristas: El precio de los cabecillas del terror

9:44 | Se presentó el sistema de beneficios económicos para quienes revelen el paradero de los mandos senderistas. ¿Quiénes son los más buscados?

Por: Gerardo Caballero

La mortífera crueldad de las hordas senderistas en el VRAE ha puesto un alto precio a la libertad del terrorista que las comanda: el Gobierno pagará S/.1 millón a quien brinde la “información veraz y oportuna” que permita capturar a Víctor Quispe Palomino o “José”.

Revelar el paradero de los mandos logísticos de “José” también es un negocio rentable. Las recompensas por delatar a Jorge Quispe Palomino (“Raúl” o “Marino) y Leonardo Huamaní Loayza (“Alipio” o “Moisés”) son de S/.500 mil.

Todos ellos son los principales responsables de las bajas que el Ejército Peruano sufre de tanto en tanto en el valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).

PONEN PRECIOS
El miércoles último, representantes de los ministerios del Interior y de Defensa, de la Policía Nacional del Perú, del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y de la Presidencia del Consejo de Ministros se reunieron para dar los puntos finales al Sistema de Beneficio de Recompensas. Se trata de una de las apuestas más fuertes del Gobierno por combatir el terrorismo. ¿Dará resultado?

El subversivo Félix Victoriano Mejía Ascensio (“Mono”), el cuarto en jerarquía en Sendero Luminoso en el Huallaga, fue capturado por la policía el 9 de agosto último sin un solo disparo. Un informante clave había revelado el paradero de “Mono”. Sin embargo, el sistema de recompensas puede parecer a veces una hoja de doble filo.

Ludver Fasabi Saldaña tuvo una muerte que parecía extraída de tiempos borrados de las memorias peruanas. Dos días después de la captura de “Mono”, una columna de Sendero Luminoso ingresó a la comunidad de Yanajanca (Tingo María) con rifles en mano y sin cuidarse de ser vistos. Los terroristas buscaron la vivienda de Fasabi, ingresaron en ella, sacaron a rastras al confundido agricultor y acabaron con su vida de un balazo en la cabeza.

Lo acusaban de haber revelado la ubicación de un campamento de “Artemio” (cabecilla de Sendero en el Valle del Huallaga) que había sido intervenido por la policía tres semanas antes. También se interpretó el crimen como una represalia por la captura de Felix Mejía Ascencio.

EL QUE VENDA A “ARTEMIO”
Lo cierto es que la caída de “Mono” debilitó las filas senderistas en el Huallaga, y que el informante que permitió su captura, cuya identidad es secreta, recibirá una recompensa de S/.300 mil. Las autoridades policiales esperan seguir el hilo de esta madeja para llegar hasta el mismo “Artemio”.

Actualmente, este terrorista es identificado como José Flores León y dirige a los senderistas del Valle del Huallaga. La comisión del Poder Ejecutivo que se reunió el miércoles decidió ofrecer por él (al igual que por “José”) una recompensa de S/.1 millón.

Sus hombres más cercanos también tienen un precio. La recompensa por “Rubén” (cuyo nombre no se conoce aún), Yoli Tolentino Condezo (“Walter”) y Édgar Nicanor Mejía Ascencio (“Michael” o “Izula”) es de S/.500 mil por cada uno. Todo es cuestión de tiempo. Y de dinero.

EL “PREMIO” POR CAPTURAR A “FELICIANO”
El mayor Carlos Monge es el oficial de la policía responsable de la captura del terrorista Óscar Ramírez Durand (“Feliciano”). Pero aquel 14 de julio de 1999 comenzaron las desgracias. El régimen fujimorista le atribuyó los créditos de la operación al Ejército y al Servicio de Inteligencia Nacional, y envió a Monge a Bolivia para evitar que denunciara el hecho.

Sin embargo, tres informes de la inspectoría general de la policía reivindican a Monge. El último de ellos, fechado el 31 de diciembre del 2008, señala que la policía “está obligada y debe ascender” a Monge al grado de comandante por acción distinguida.

Sin embargo, con resolución del 30 de diciembre del 2008, Monge fue invitado al retiro. ¿Y la recompensa de US$ 20 mil que se ofrecía por “Feliciano”? “A los policías que capturamos a Feliciano, nunca nos entregaron la recompensa. Al contrario, al menos yo, solo he sido víctima de abuso tras abuso”, dice Monge.

LA MILLONARIA RECOMPENSA DEL SIGLO
La recompensa por la captura del máximo cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, es la más alta que se ha pagado por un delincuente terrorista: US$1 millón.

Quien se erigió como el máximo artífice de esa operación fue el jefe de la Dirección Nacional Contra el Terrorismo (Dincote, en esa época), Antonio Ketín Vidal Herrera. Su premio por aquella operación del 12 de setiembre de 1999 fue el ascenso a general.

El millón de dólares fue repartido entre cerca de 40 oficiales y suboficiales. De esa suma, Ketín Vidal recibió US$ 40 mil, los cuales —según se informó en esa época— donó a los niños huérfanos.

Sin embargo, hay versiones que señalan que el verdadero autor de la captura fue el coronel Benedicto Jiménez. Lejos de recibir alguna recompensa, Jiménez no fue ascendido durante el régimen fujimorista. “Lo aburrieron y él mismo pidió su pase a retiro”, cuenta un ex oficial de la policía.

SEPA MÁS
El nuevo sistema de recompensa
1. El 29 de mayo de este año, el Gobierno creó el Sistema de Beneficio de Recompensas, con el objetivo de capturar mandos terroristas.

2. El sistema está a cargo de una comisión calificadora. Es esta comisión la que se reunió el miércoles último para establecer los montos de los beneficios.

3. Al crearse el sistema, se señaló que la recompensa máxima por un mando político o militar sería de S/.500 mil, y por un mando logístico o de compañía de S/.300 mil.

4. Sin embargo, a inicios de setiembre, el Ejecutivo elevó estos topes a S/.1 millón en el primer caso y a S/.500 mil en el segundo. En este momento, hay ubicados 13 mandos logísticos por los que se pagarán S/. 500 mil.
___________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 4, 2009

El Otro Sendero
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

El vicealmirante no tiene quién le escriba (las cartas)

Por tener una magnífica impresión de la calidad de la Escuela Naval –pues varias veces he sido profesor de oficiales de alta graduación de la Marina de Guerra–, me sorprende la carta tan mal escrita y peor estructurada del vicepresidente Luis Giampietri enviada al director de La República. Pero peor aún es su motivo, el cual podría ser incapacidad de interpretación básica de un texto sencillo.

Giampietri me acusa de adjudicarle “subliminalmente” los delitos de amenazar de muerte al presidente de la CVR Salomón Lerner Febres y de envenenar a sus perros. Pero cualquiera que leyó mi columna “Senderistas de derecha” (http://www.larepublica.pe/claro-y-directo/26/9/2009) se dará cuenta de su error. Ahí hasta se indica: “No estoy sugiriendo, en modo alguno, que el vicepresidente Luis Giampietri o los ministros Rafael Rey o Aurelio Pastor estén detrás de la amenaza a Lerner”.

Y luego señalé mi tesis: “Pero sí creo que sus propuestas (de personas como Giampietri o Rey) en temas como derechos humanos, museo de la memoria o justicia militar, y la forma como las plantean y algunos medios se las difunden, pueden estar siendo malinterpretadas por grupos que ven en esas arengas una invitación para hacer justicia con sus propias manos”.

Antes que por un abogado, la carta de Giampietri parece escrita por algún chuponeador de Business Track. Si, como insinúa, quiere querellarme, que sepa que estoy seguro de que –salvo que él use argumentos extralegales– la justicia me dará la razón pues su pretensión carece de viabilidad jurídica.

Si lo hace, debería tener la decencia de no escudarse en la inmunidad parlamentaria para usarla como impunidad, pues, por ser congresista, yo no puedo demandarlo por difamación pues él me imputa un delito que no he cometido y me llama “dependiente de los ONGs”, algo falso que debería probar. Mi participación gratuita en el Consejo Directivo de Ipys responde a mi libertad de asociación que él no puede coactar.

Pero los periodistas debemos debatir con ideas y no acariciando el Código Penal. Mi planteamiento de fondo, en el que me ratifico plenamente, es que la prédica política de personas como Giampietri o Rey puede ser malinterpretada y usada como gasolina por grupos como el que amenazó a Lerner.

El de Giampietri, en cambio, con más mala leche que ignorancia, es una apuesta a fondo por la intolerancia, prepotencia, autoritarismo e impunidad camuflados de patrioterismo barato, además de constituir una amenaza a la libertad de expresión, todo lo cual se refleja en esta carta que La República publica en su integridad –como réplica y no como rectificación que no corresponde– y que pinta de cuerpo entero a quien sustenta una posición que es inaceptable en un régimen democrático como el actual.
___________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 1, 2009

Conozca los apodos de varios de los narcotraficantes más peligrosos del mundo

18:12 | De intimidantes a ridículos, los sobrenombres de los capos de los cárteles mexicanos van desde Tony Tormenta hasta La Barbie o Winnie Pooh

México (Reuters). Parecen sacados de una serie televisiva y en muchos casos hasta provocan sonrisas, pero Tony Tormenta, El Hummer, La Barbie, Winnie Pooh o El Erótico son algunos de los apodos de los narcotraficantes más peligrosos y sanguinarios del mundo.

Para los sobrenombres en la cultura de la droga mexicana, todo vale: Pueden aludir a características físicas, a las maneras que tiene el sujeto de matar, al apellido, a los lugares donde operan, a sus estudios, o incluso a los autos que usan, entre otras cosas.

Jaime “El Hummer” González Durán, de mirada amenazadora y anchas mandíbulas, se ganó su apodo cuando con amenazas de muerte prohibió a todo el bajo mundo de la ciudad fronteriza de Reynosa adquirir una camioneta Hummer como la que tenía.

“El Hummer” dirigía gran parte de las operaciones del cártel del Golfo antes de caer tras las rejas, pero la historia de su apodo no fue olvidada, contó a Reuters un policía federal de Reynosa, ubicada frente a la ciudad texana de McAllen.

ES UN SIGNO DE DISTINCIÓN Y PARA ESCALAR DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN
Los apodos son la marca registrada de cada integrante de los cárteles mexicanos y todos, desde líderes hasta sicarios de menor nivel, deben tener uno para distinguirse de la manada. Y eso los ayuda a escalar dentro de las organizaciones, cuya violencia para conquistar las rutas de tráfico se ha convertido en el mayor dolor de cabeza de seguridad de México.

“Ni tu jefe narco ni nadie te va a recordar si no aceptas apodos (...); funcionas ahí dentro si tienes un apodo”, explicó un mando medio de la policía federal capitalina, que pidió el anonimato.

Hay sobrenombres que meten más miedo como “El Verdugo”, un apodo que carga el principal líder del poderoso cártel del Golfo, Heriberto Lazcano Lazcano, también conocido como “El Lazca”.

A esa organización pertenece “Tony Tormenta”, Ezequiel Cárdenas Guillén, hermano del histórico jefe de la organización, Osiel Cárdenas Guillén. Osiel fue condenado a cadena perpetua en una cárcel estadounidense y se ganó el apodo “el Mataamigos” porque supuestamente haber mandado a asesinar a su socio Salvador “Chava” Gómez para escalar en el cártel.

APODO DE MUÑECA
La lucha entre los cárteles rivales por el control del lucrativo tráfico de drogas hacia Estados Unidos ha dejado un saldo de 14.000 muertos desde que el presidente mexicano Felipe Calderón lanzó en diciembre del 2006 una campaña contra ellos desplegando decenas de miles de soldados y policías.

Las ejecuciones y las decapitaciones entre bandas rivales son cosa de todos los días, sobre todo en el norte de México.

Uno de los narcotraficantes más sanguinarios es Edgar Valdez Villarreal, del cártel de los Beltrán Leyva. Su apodo va a contramano de la crueldad que se le atribuye: “la Barbie”. Al narcotraficante más buscado de México, Joaquín Guzmán, se lo conoce como “El Chapo”, como le dicen en el norte mexicano a las personas de baja estatura. Guzmán mide unos 1,55 metros.

“Los apodos buscan establecer un sistema de pertenencia y de prestigio y también buscan una ofensiva mediática. Pero además sirven a los agentes de investigación para seguir la trayectoria de los personajes”, dijo Pedro de la Cruz, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Puede que no todos los apodos gusten a sus portadores, y que hasta en algunos casos suenen ridículos, pero definitivamente se han convertido en una poderosa carta de presentación, según la policía.

“¿Crees que a la Barbie le gusta que le digan así? Pero le quedó ese apodo porque es muy güero (rubio) y terminó aceptándolo y ahora hasta es un símbolo de poder. Tampoco creo que al Chapo le guste que le digan así. Simplemente le quedó”, dijo el policía de la Ciudad de México.

Solo unos pocos saben en qué circunstancias Oscar Guerrero Silva recibió el sobrenombre de “Winnie Pooh”, por qué a Alberto Espinoza Barrón lo conocen como “La Fresa” y a Germán Torres Jiménez como “El Tatanka”, o cómo se ganó Gustavo González Castro su apodo “El Erótico”.

Víctor Clark, presidente del Centro Binacional de Derechos Humanos en Tijuana y estudioso del narcotráfico en esa ciudad fronteriza, dijo que ha visto variar el tipo de apodos en esa zona con el pasar de las décadas desde sobrenombre más formales hasta algunos más intimidantes.

“Las actuales generaciones de narcos son más agresivos y violentos”, sostuvo. Y sus apodos lo reflejan. Basta ver el caso del violento sicario José Filiberto “La Perra” Parra, o el de Santiago Meza López, conocido como “El Pozolero” porque disolvió en ácido los cuerpos de 300 enemigos. El pozole es un guisado mexicano.
___________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 24, 2009

EEUU no considera a senderistas del VRAE como narcotraficantes

Diferencias. En su “lista negra” de narcos solo están terroristas del Alto Huallaga. Aeronaves UH1H Huey II norteamericanas solo pueden participar en operaciones contra “Artemio” porque oficialmente es considerado narco.

Ángel Páez.
Unidad de Investigación.

El gobierno de los Estados Unidos destina 24 helicópteros UH1H Huey II a la Policía Nacional como parte de su contribución a la lucha antidrogas. Las aeronaves son destinadas a operaciones contra el narcotráfico, las que incluyen golpes a la organización senderista que encabeza Filomeno Cerrón Cardoso, el “camarada Artemio”, en el valle del Alto Huallaga. Después del ataque terrorista al helicóptero Mi-17 de la Fuerza Aérea en Sinaycocha, el pasado 2 de setiembre, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) exploró la posibilidad de que al menos las cinco aeronaves Huey que se encuentran en la base de Palmapampa, en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), participaran en el rescate de los efectivos que quedaron varados en Sinaycocha. Pero las autoridades norteamericanas comunicaron que estaba prohibido que las aeronaves intervinieran en acciones contrasubversivas. Los militares peruanos fueron informados que la agrupación de “Artemio” estaba en la “lista negra” de narcotraficantes, pero no así la organización de Víctor Quispe Palomino, “camarada José”, líder senderista del VRAE.

Una gran diferencia

Los altos mandos recibieron la noticia con sorpresa porque está suficientemente acreditado que tanto los senderistas del Alto Huallaga como los del VRAE financian sus actividades con fondos del narcotráfico y participan activamente en la producción de cocaína.

En el año 2003, el gobierno de Estados Unidos incorporó al grupo de “Artemio” en la “lista negra” denominada Consolidado de Organizaciones de Objetivo Prioritario (CPOT, por sus siglas en inglés), que elabora la Fuerza Conjunta Contra el Crimen Organizado del Narcotráfico (OCDEFT, por sus siglas en inglés). En el CPOT aparecen las organizaciones de narcotraficantes y de lavado de dinero relacionadas con el tráfico de estupefacientes hacia los Estados Unidos. Por esta razón, Washington contribuye decididamente, con fondos y logística, en el combate a “Artemio” debido a su condición de narcotraficante.

Fuentes estadounidenses confirmaron que los 25 helicópteros UH1H Huey II no están autorizados a intervenir en operaciones contra el aparato terrorista del “camarada José” en el VRAE, porque la agrupación de este cabecilla no está en la “lista negra” del CPOT. Dijeron que el convenio de cooperación suscrito entre los gobiernos de Estados Unidos y el Perú indica expresamente que la ayuda se destinará solo a la destrucción de organizaciones del narcotráfico.

Si bien en la administración gubernamental estadounidense existe abundante información sobre la participación de la agrupación de Víctor Quispe en actividades del narcotráfico en el VRAE, y se conoce perfectamente en esta zona cocalera se produce la mayor parte de la cocaína que se destina al mercado norteamericano, todavía no se inicia el proceso para designar a los senderistas de esa zona en la lista del CPOT, indicaron las fuentes. Mientras tanto, ni una sola aeronave Huey debe ser usada en operaciones contra la mafia del “camarada José”.

La Fuerza Conjunta Contra el Crimen Organizado del Narcotráfico (OCDEFT), que se encarga de la elaboración del CPOT, es un conglomerado de los organismos que son parte de la lucha contra el narcotráfico, como la Administración de Lucha Antidrogas (DEA), el Buró Federal de Investigación (FBI), la Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG), el Servicio Doméstico de Recaudación, el Buró de Fuerzas de Inmigración y Aduanas (BICE), y el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), por citar algunas.

Las fuentes militares peruanas consideraron que las autoridades gubernamentales estadounidenses deben incluir en el más breve plazo a los terroristas del VRAE en el CPOT para consolidar esfuerzos. Empero, las fuentes norteamericanas dijeron que también es importante que el Estado peruano culmine el proceso de recuperación de control del VRAE, para garantizar la seguridad en la zona de los que participen en el combate al narcotráfico.

Claves

La lista. El CPOT incluye a organizaciones terroristas vinculadas con el tráfico de drogas como las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC), Hezbolá, ETA, el Movimiento Islámico de Uzbekistán, el Partido de Trabajadores de Kurdistán, Al Qaeda, entre otras.

SEÑAL. En el Reporte sobre la Estrategia de Control de Narcóticos del 2009, Washington ya consigna los ataques del grupo senderista del VRAE.
__________________________

EL COMERCIO SETIEMBRE 16, 2009

El narcotráfico controla Santa Rosa de Mishollo, el caserío de Nancy Obregón

7:22 | En el poblado ubicado en Tocache se produce clorhidrato de cocaína que sale por trochas hacia Pataz. Policía y fiscalía temen ingresar para realizar operaciones antidrogas

En el libro “Hablan los diablos: Amazonía, coca y narcotráfico en el Perú”, publicado en el 2005, aparece una entrevista a la hoy congresista Nancy Obregón —en ese entonces aún era dirigente cocalera—, en la que habla de la vida cotidiana en Santa Rosa de Mishollo, caserío ubicado en el distrito de La Pólvora, (provincia de Tocache, en San Martín). Allí vivía.

“Es pequeño, pero igual tiene su Plaza de Armas y un colegio [...] La gente es muy respetuosa y también muy valiente”. Obregón lo describe como un pueblo amigable, casi acogedor.

Ahora viajar hasta Santa Rosa de Mishollo es como meterse a la boca del lobo. Una periodista de este Diario intentó ayer llegar por sus propios medios hasta esta localidad donde, el pasado 28 de abril, una turba liderada por la propia Obregón interrumpió una operación de la Policía Antidrogas, cuyo objetivo era destruir dos laboratorios clandestinos de droga y decomisar insumos químicos. No lo consiguió.

“A esa zona no podemos ir, pues nuestras vidas correrían peligro”, reveló un policía de Tocache. Cuando los efectivos se movilizan a la zona lo hacen en grupos grandes y, como las operaciones antidrogas se realizan casi siempre por tierra, la exposición al peligro aumenta. Que lo diga un policía es escalofriante.

Lo mismo sucede en las oficinas del Ministerio Público en Tocache. Basta que se haga una pregunta respecto al caso que involucra a Obregón para que los rostros cambien. Gilder Zapata, adjunto de la Fiscalía Mixta Provincial de Tocache, no quiso siquiera declarar al respecto.

TERRENO INEXPUGNABLE
El viaje a Tocache desde la ciudad de Tarapoto dura 7 horas a través de una pésima carretera. Además, los vehículos deben cruzar el río Huallaga en frágiles embarcaciones pues los puentes que había en el lugar ya no existen. En todo el camino no hay presencia policial; solo unos ronderos permanecen apostados un kilómetro antes de llegar a Tocache.

Santa Rosa de Mishollo se ubica a una hora de distancia desde Tocache. En ese caserío se siembran unas 365 hectáreas de coca, según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd). En la zona no hay oficinas de Enaco por lo que no es difícil adivinar el destino de la hoja. Incluso se sabe que allí se procesa droga y esta sale por trochas hacia Pataz y luego a la costa.

El precio que pagan los narcotraficantes por la coca les confiere además el dominio de la zona. En la fallida operación del pasado abril, la Policía Antidrogas de Tocache supo, por trabajos previos de inteligencia (y mediante el apoyo de informantes), que dos narcos que operan en la zona —“Flavio” y “Santos” son sus alias— habían acopiado 190 arrobas de hoja de coca en Mishollo. Los policías hallaron, además, kerosene, óxido de calcio y otros insumos.

COMO EN SU CHACRA
Así las cosas, son muchas las precauciones que deben tomar los policías para ingresar a esta zona. Y no solo ellos: el pasado 9 de agosto un grupo de pobladores de Mishollo retuvo por varias horas a una comitiva que llegó al caserío para dar una charla sobre proyectos de sembríos de cacao, uno de los cultivos alternativos que se proponen para la región.

Entre los afectados estuvieron Alfredo Rivera, director de la Oficina de Proyectos y Servicios de Naciones Unidas, y el alcalde de Tocache, David Bazán. Ellos y sus equipos de seguridad debieron huir del clima hostil en el que se vieron envueltos.

En las notas de inteligencia que maneja el Frente Policial Huallaga, al mando del general Luis Valencia, se señala como instigadores a los profesores Eutilio Saldaña Vásquez y Raúl Medrano Vilcapoma. En la lista figuran también Juan Carrillo López y Fabio Chávez Peralta, cuñado y esposo de Nancy Obregón, respectivamente. Chávez Peralta es un policía en retiro.

La participación de Obregón y su entorno en estos incidentes tiene más de una interpretación. Desde que asumió como congresista, los cocaleros del Alto Huallaga fueron retirándole su apoyo, acusándola de no cumplir sus promesas. Su presencia en Mishollo el día de la fallida operación policial puede entenderse como un acto desesperado por recuperar ese soporte que la llevó hasta su escaño y con el cual Tocache era —literalmente— su chacra.
_______________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 13, 2009

Seis pilotos de la FAP que sobrevuelan VRAE cuentan cómo viven en la zona
8:48 | Dentro de una semana, cualquiera de ellos podría estar patrullando la zona de conflicto a bordo de un helicóptero MI-17

Por: Renato Cisneros

Son seis los pilotos FAP que me reciben esta mañana de miércoles, en una sala del Grupo Aéreo N°3, en el Callao. Aunque me ofrecen un saludo seco y parco, hay amabilidad en su hermetismo. No dan sus nombres, pero sí sus apelativos. Mayor “Zepellin”. Mayor “Lince”. Comandante “Barbasco”. Capitán “Marrajo”. Mayor “Raptor” y Mayor “Látigo”.

Por sus primeras respuestas, capto rápidamente que estoy ante lo más granado de la aviación militar. Estos seis hombres participan activamente en las operaciones de Junín, Ayacucho y Huancavelica desde hace dos años. Los seis fueron compañeros de los mayores FAP que murieron el pasado 2 de setiembre en la emboscada narcoterrorista de Sinaycocha. Los seis conocen de cerca la hostilidad senderista y han vivido por lo menos una emergencia. Dentro de una semana, cualquiera de ellos podría estar patrullando la zona de conflicto a bordo de un helicóptero MI-17. Saben perfectamente que su próximo vuelo bien podría ser el último. Y lo saben también sus esposas, que zozobran de angustia cada uno de los largos quince días que ellos permanecen fuera de Lima, en ese distante y boscoso reino de la incertidumbre que es el VRAE.

1. El mayor “Zeppelin” —que escogió su apelativo por los dirigibles del mismo nombre— dice que percibe mucha indiferencia en algunas personas que no tienen ni idea de cómo es ni dónde está el lugar en donde ellos combaten. “La gente no sabe. A veces uno piensa para quién está peleando. Yo mismo me motivo y sé que peleo por mi familia, mi institución, mi patria”, dice, con un leve fastidio que alguna vez fue rabia.

“Zeppelin” tiene 37 años, nació en Lima, tiene dos hijos (16 y 14) y, como todos, ha quedado muy conmovido por la crueldad con que los terroristas liquidaron a sus compañeros Ángel Vejarano (“Benji”, “Cautivo”), Jorge Sánchez Pérez (“Alcatraz”) y Carlos Caicedo (“Cacique”). Los dos primeros fueron prácticamente incinerados junto con la nave derribada, mientras que a Caicedo lo remataron con un disparo en el cráneo. “Sí tengo pica, bastante pica por la manera en que han muerto mis tres compañeros. Sí me dan ganas de ir”, confiesa.

Luego del ataque del 2 de setiembre, apenas llegó a su casa, su hijo de 14 —que alguna vez jugó fulbito con “Cautivo” y “Alcatraz”— lo abrazó con más fuerza que de costumbre. “No quiero perderte”, le dijo al oído.

2. El mayor “Lince” es de Chiclayo. Tiene 33 años y dos hijos chiquitos. Cuando habla de su profesión el entusiasmo lo traiciona. “Es un orgullo combatir. Nunca tengo dudas de ir al VRAE. Ir no está en tela de juicio”, dice.

Sus únicas dudas aparecen cuando tiene que hablar de trabajo con su esposa: “Le digo que me voy a Ayacucho o Junín, pero nunca hablo de mis tareas específicas. Antes ella sabía que me iba al VRAE, pero no sabía la magnitud del tema. Ahora, con lo que ha ocurrido, ya no quiere que vaya”. “Lince” cuenta que fue con ella al velorio de “Alcatraz” en Chiclayo, y que eso hizo que su esposa entienda mejor la naturaleza de su oficio. “Mi esposa —que es sobrina de un FAP— se compenetra conmigo. Y a pesar de la angustia, ella espera que haga las cosas como debo y que regrese”.

3. “Barbasco” es de Tarapoto. Tiene 38. Es comandante. Su apelativo denomina a una planta de la selva que se usa en la pesca artesanal. Él fue instructor de “Alcatraz” y de “Cautivo”. Cuando le pregunto si esas muertes le han infundido alguna duda, su respuesta es automática. “Desde que ingresé a la Fuerza Aérea me preparé para la guerra. Esta es la oportunidad que tengo de ejecutar todo lo que he aprendido en los 16 años que llevo en la institución. Toda la vida he esperado este momento”.

Cada vez que empieza una misión, “Barbasco” se desconecta del mundo exterior, de su entorno familiar y de sus sentimientos. “Solo me concentro, segundo a segundo, en lo que voy a hacer en el helicóptero: arrancar, despegar, descender, entrar al ataque, salir del ataque, retornar”.

4. En Chiclayo, “marrajo” significa malcriado. El capitán “Marrajo” eligió ese apelativo por su abuela, que lo llamaba así cada vez que cometía alguna palomillada. Ahora tiene 33 años y una expresión en la que se confunden la alta satisfacción de ser piloto y la hondísima pena por los amigos que no están. “La pérdida inesperada de alguien que es como tu hermano causa un gran dolor. Ha podido ser cualquiera de nosotros”, dice “Marrajo”, con la autoridad de quien ha visto venir la muerte desde el cielo.

El 28 de febrero de este año, en una de las tramposas colinas del VRAE, el helicóptero que piloteaba soportó el fuego senderista. En la cabina cayeron quince balazos, solo uno logró impactar en uno de los tripulantes. Era la primera vez que resultaba herido un técnico de la Fuerza Aérea. “Dios y la Virgen estuvieron con nosotros. Desde ese día cada vez que entro a la cabina, me encomiendo y trato de enfocarme en la misión que vamos a cumplir. En ese momento no pienso en mi familia”, asegura “Marrajo”, que la próxima semana no estará sentado en el mullido sillón desde el que me habla, sino en la silla de combate de un MI-17.

5. El Mayor “Raptor” nació en Ayacucho hace 33 años. Sus hijos tienen 7 y 3. Él está a cargo de una nave Bell 212, que cumple la función de una ambulancia aérea. En su última operación, la unidad que manejó salió con 14 forados de bala y un técnico herido. Me dice que a raíz de los ataques de Sinaycocha, ya no puede ocultarle a su esposa la dramática realidad de los pilotos. “Antes yo le decía a ella que no pasaba nada en el VRAE, que estaba tranquilazo. Pero ahora que los medios han mostrado todo, solo me queda decirle que hemos tenido mala suerte y que estas cosas ocurren una vez a las quinientas. En el fondo yo sé que hay un riesgo real”, dice. Cada vez que él y su esposa se despiden, repiten lo mismo: “Cuídate. Te recontraamo”.

6. Desde setiembre del 2008 el Mayor “Látigo” (35) está demandado. Entró en un Bell 212 a auxiliar a dos heridos de una patrulla del Ejército que había sido emboscada. Entró con su máquina y cumplió con brindar el apoyo. Hubo cuatro muertos en el bando enemigo y días después denuncias de los familiares ante organismos de derechos humanos. Desde entonces ha recibido varias citaciones. “Por entrar a sacar un herido salgo enjuiciado”, dice “Látigo”, con cansada ironía.

La valentía de estos seis pilotos (y de los más de 30 que hay en la zona de emergencia) no solo se demuestra en el aire. También se nota aquí, cuando te hablan a la cara; cuando notas cómo su convicción desplaza poco a poco a la tristeza; y cuando te juran —con una seguridad a prueba de municiones— que ellos van a ganarle al terrorismo. No por la anónima heroicidad que eso supone, sino por el noble patriotismo que los obsesiona y que se sintetiza en esa estremecedora frase que para ellos es un emblema y compromiso: “Tu vida por la mía”.

SEPA MÁS
Las comidas
El monto del “rancho” ha subido de S/. 3, 20 a S/. 6,20. Opinan que la comida no es buena ni pésima, pero sería mejor si hubiese una partida adicional del 50% para el VRAE. “Somos buenos pobres, pero es importante que el personal tenga buena alimentación”, dijeron.

ASÍ LO DIJERON
Los MI-17
“Es el mejor helicóptero ahorita para entrar a esa zona y para esas misiones. Es el más adecuado e idóneo”.
COMANDANTE “BARBASCO”

*Cámaras infrarrojas*“Lo que nos falta es más tecnología. Más información satelital. Y cámaras infrarrojas FLIR, que permiten ver en la oscuridad y detectan el calor del cuerpo del objetivo. Son maravillosas. El enemigo no te puede ver. Se pueden hacer operaciones de precisión muy eficaces”.
MAYOR “RAPTOR”

Tres armas juntas
“La convivencia con el Ejército y la Marina es excelente. Es una de las pocas veces en la historia de la FF.AA. en que operamos de manera conjunta bajo un solo jefe “.
COMANDANTE “MATRA”

* El Gobierno no actúa con decisión en lucha contra narcoterrorismo
8:59 | Falta de decisión política y de acción conjunta. Esa es la crítica que se le hace a la timorata estrategia del Gobierno para lidiar con la subversión en el VRAE

Así opinó el General FAP Juan Morante Bardelli, ex viceministro de Defensa entre los años 2003 y 2006, y que participó de la firma del convenio de colaboración con Rusia para la reparación de helicópteros. “La decisión de combatir al terrorismo es tibia. Primero tiene que haber una política de Estado, pero aquí faltan decisiones reales, solo hay decisiones mediáticas”, subrayó.

Respecto de los helicópteros empleados en el VRAE (MI-17), Morante Bardelli afirma que son buenos, pero advierte que los MI-25 no están siendo utilizados. “Los han descuidado en el tiempo y no los han podido poner operativos. Lamentablemente, nunca hubo decisión para llevar a cabo el convenio de octubre del 2003, con el que, además de la reparación, se obtuvo 250 millones de dólares que Rusia nos daba. En el 2006 solo se mandaron a reparar 13 helicópteros (7 de la FAP y 6 MI-17 del Ejército). Las bondades del convenio no se han aprovechado”, señaló.

¿HAY ESTRATEGIA?
El general EP Daniel Mora, presidente del Consejo Nacional de Inteligencia entre 2003 y 2004, destacó que no hay una relación coherente entre lo que se necesita hacer en el VRAE y los recursos con que se cuenta.

“No sabemos cuál es la estrategia militar del Gobierno. Cuando uno diseña una estrategia, contempla medios para alcanzar un objetivo. Si los medios no se proporcionan, la estrategia no va a funcionar. Hoy no se nota que los recursos que requiere la estrategia estén a disposición de las Fuerzas Armadas”.

Para el general Mora, es imprescindible que haya más coordinación con la policía. “Debe haber un comando unificado, con la integración de un general de la policía. La policía no tiene que subordinarse a las FF.AA., sino actuar de modo conjunto. Yo no sé de qué quiere ser protagonista la policía cuando es el país el que está en juego”, finalizó.

EL DATO
Cabinas no se blindan
Para la FAP, el derribo de la nave en Sinaycocha no fue por falta de blindaje. “Dispararon a las ventanas, y la cabina del MI 17 no puede blindarse”.

* Fabían Nobak: "La pobreza en el VRAE llega al 79%"
8:30 | El especialista opina que antes de promover la erradicación de la hoja de coca, el Estado debería tener más presencia en esas zonas

Por: Mariella Balbi

¿El Gobierno está perdiendo los reflejos frente al narcotráfico?
Si bien ha tenido éxitos, como en San Martín y Ucayali (donde se implementaron programas de erradicación y de desarrollo alternativo), el Gobierno no ha invertido los recursos suficientes para luchar contra el narcotráfico. Sin embargo, con la prohibición de la venta de kerosene (insumo usado para elaborar la droga) en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) desde el miércoles pasado, entre otras medidas, se ve una respuesta a los cuestionamientos que viene expresando la prensa y la opinión pública.

¿La prohibición definitiva de la venta de kerosene es fundamental para el VRAE?
Ya el Decreto 045, publicado hace unos meses, estableció esta prohibición, pero de forma gradual. Ahora es total. Lamentablemente, en la norma reciente no figura la fiscalización. ¿Cómo se controla que verdaderamente no se venda kerosene? Falta complementarla. El Decreto 045 establecía controles interesantes: que todo transporte de combustible tuviera GPS, para que sean fáciles de localizar por la policía, el Ministerio de la Producción y la Sunat. Se trata de vigilar al medio de transporte, además, se debe colocar un precinto electrónico a la entrada y salida del compartimento de combustible. Pero para esto aún no hay un calendario de cumplimiento. Hay que tomar en cuenta que en Colombia el kerosene ha sido reemplazado por la gasolina. La norma también debería prever el control de este combustible. Para eso hay que establecer una línea de base y saber cuánto se consume en el VRAE.

¿En el VRAE se produce actualmente la mayor producción de hoja de coca y de droga?
Sí, en 1999 había 8.100 hectáreas de cultivo (de hoja de coca), en el 2009 se duplica, son 16.719. Representan el 53% del total de hoja de coca y el 60% de la cocaína producida en el país. El VRAE tiene la mayor productividad de hoja de coca del Perú, son cuatro toneladas métricas por hectárea, y se cosecha entre cuatro y seis veces al año.

Semejante producción de droga es un desastre para la ecología…
Sí, por culpa del narcotráfico se han deforestado dos millones y medio de hectáreas de bosque. Es un atentado a la ecología.

¿Cuáles son las cifras socioeco- nómicas para el VRAE?
El 79% de la población es pobre y el 50% está en pobreza extrema.

¿Llega el programa Juntos?
Parcialmente. Revertir la pobreza en el VRAE tomará tiempo. Solo el 14% de la población tiene agua potable y solo el 9,8% red pública y saneamiento. Y la desnutrición infantil llega al 43%.

¿Y el tema de la pobreza?
Según el INEI, hay 370.000 personas en un radio de 12.000 km2. Están 50% por debajo del promedio nacional de pobreza, con eso le digo todo. Por eso el plan VRAE tiene un aspecto de desarrollo. El plan es bueno

¿Y cuál es el problema?
Hay una mala gestión del plan, pero en sí no es malo. (El ex primer ministro) Yehude Simon planteó ajustes adecuados, por ejemplo, el asfaltado de la carretera Quinua-San Francisco

¿Por qué no se concretiza?
El Ministerio de Economía debe entender que en el VRAE hay un conflicto. Las fuerzas del orden se están batiendo contra el terrorismo. No es posible que en esa zona estemos exigiendo el SNIP.

¿Plantea eliminar el SNIP para el VRAE?
En algunos temas sí. No puede ser que el control de insumos químicos se pare por el SNIP. En el 2008 la Sunat lo licitó y nadie se presentó. En el 2009 el MEF se da cuenta de que tiene que pasar por el SNIP y lo deriva al Ministerio de la Producción. Este convocó a gente para elaborar el SNIP y nadie se ha presentado. Pasan los meses y no tenemos el software.

¿En el Gobierno no hay nadie que esté alerta y diga lo que ocurre?
Hay dos problemas centrales: de gestión, de agilidad en los procesos, y de comprender que en esos 12.000 km2 la situación no es igual a San Isidro o Miraflores. Hay un conflicto y se juegan vidas. Además falta liderazgo: El plan VRAE solo puede caminar si la institución que lo dirige tiene fuerza y autoridad sobre los ministerios, como la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM)

Pero ahora lo maneja la PCM
Antes no fue así, ahora la PCM tiene que liderar verdaderamente el plan VRAE.

¿Por qué no piensa en una autoridad autónoma para el VRAE?
Cada vez que se nombra una autoridad con rango ministerial, nadie la reconoce.

¿La PCM puede hacer tantas cosas?, porque ya lidera la lucha contra la pobreza.
Creo que sí. Alguien tiene que liderar el plan VRAE, si no es el primer ministro ¿quién?

¿Tienen las FF.AA. un problema de gestión militar, entienden la situación del VRAE, sus acciones son las adecuadas?
Están bien capacitadas y lo hacen bien, en un combate siempre hay bajas, no sabemos cuántas son las Sendero. Es necesario un comando único, y aunque está en el papel, en la práctica lo que vemos es un divorcio entre lo que hace la policía y las FF.AA. Se pierde eficiencia por una serie de recelos entre ambas instituciones. Siempre se dice que están superados, pero no es así, existen y están latentes. Constantemente vemos roces y eso debe corregirse.

Pero se manda un helicóptero inapropiado al VRAE, falta equipamiento…
Estamos tardando demasiado en adquirir equipos para la lucha contra Sendero. Los helicópteros que tenemos son de origen ruso y fueron repotenciados, los MI-17. Son cuatro, derribaron uno.

¿Comprar más helicópteros y que sean adecuados le hace un forado a la caja fiscal?
Personalmente no veo impedimento. Además, el Estado tiene que invertir. El presupuesto de Devida para combatir el narcotráfico en el 2007 fue de 10 millones de soles, el 2008 fue de 35 millones y para el 2010 se programa 93 millones de soles. ¿Con 30 millones de dólares podemos luchar contra el narcotráfico? Lo mismo ocurre en el VRAE. Se deben fortalecer las bases antisubversivas, el ministro de Defensa ha reconocido que muchas no están en buenas condiciones. Es necesario instalar más comisarías, se han ofrecido tres nuevas, y más bases antidrogas. También se requieren garitas, mayor inteligencia y articular a los comités de autodefensa.

El ministro de Economía señaló que Defensa ha ejecutado el 55% de su presupuesto, ¿el SNIP es el responsable?
No solo es un tema del SNIP, sino de no generar trabas burocráticas. El MEF aún no aprueba el presupuesto para el plan rápido (PIR) de Devida en el 2009. No sabemos si en el VRAE ya se ejecutó todo el presupuesto. Las cifras no son claras, deberíamos saber cuánto dinero fresco se está invirtiendo en el VRAE. Además, la cooperación internacional para la lucha antidrogas se está reduciendo. En materia de erradicación la cooperación estadounidense bajó a 37%. Es que a EE.UU. llega cada vez menos cocaína peruana.

¿Cuánto cuesta un MI-17?
Valen unos 4 millones de dólares, son de transporte y se requieren el doble de los que tenemos. Parece que hay discrepancias en las FF.AA. sobre si blindarlos o no porque pierden maniobrabilidad.

¿Y qué cantidad de dinero mueve el narcotráfico en Perú?
Según Devida, se lavan 5.720 millones de dólares. Del 100% del PBI el narcotráfico tiene una participación del 6,6%. Cada año se movilizan 22 millones de dólares solo para elaborar la cocaína.

¿Somos un narcoestado?
Para nada, sería una irresponsabilidad afirmar algo así.

Pero superamos a Colombia en producción de hoja de coca
Es preocupante, sí. Son 12 regiones involucradas en el narcotráfico, pero no hemos llegado a la situación de crisis de Colombia y las FARC no pueden ser comparadas con Sendero. Estas tienen miles de combatientes bien armados y Sendero cuenta con 300 personas armadas y 300 de apoyo.

* EDITORIAL
No bajar la guardia ante infiltración senderista

El ex jefe de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote, hoy Dircote) general PNP Ketín Vidal ha hecho un severo y preocupante diagnóstico sobre el accionar senderista en los últimos años, a partir de lo cual ha lanzado alertas y sugerencias que no podemos desoír.

En entrevista exclusiva con El Comercio, al cumplirse 17 años de la captura del cabecilla senderista Abimael Guzmán, el gestor de la histórica operación que marcó la caída del movimiento terrorista, ha sido claro y enfático en sus opiniones al calificar como fracasada la política antiterrorista del gobierno, no solo del actual sino también de los anteriores.

Con conocimiento de causa, Vidal ha dicho que las facciones senderistas asentadas en el Huallaga y el VRAE actúan muchas veces coludidas con el narcotráfico al que protegen. Pero no solo allí. Asimismo, acota, han logrado infiltrarse en áreas urbanas de Huancayo y Lima, donde realizan labores de agitación y propaganda en colegios y universidades.

¿Qué significa esto? Pues que la política estatal contra estas nuevas facetas del terrorismo no está funcionando y se está permitiendo que esta lacra, más peligrosa cuando actúa en simbiosis con el narcotráfico, opere con alevosía e impunidad. Es más, ha acotado que “si no se desarticula la facción que viene actuando en el VRAE, el grupo puede seguir creciendo” y, de permitirse ello, sí podría constituir un riesgo para el Estado a mediano plazo.

Y es que si bien la caída del genocida Guzmán fue un duro golpe al terror, es evidente que este movimiento ideologizado no fue erradicado en su totalidad. Vidal ha puntualizado graves errores de apreciación y de gestión en la política antiterrorista, que no fue continuada ni mejorada. Así, por inexplicables razones, durante el régimen fujimorista se desactivaron los grupos policiales especializados , a lo que se suman errores políticos y tácticos que han permitido la liberación de algunos mandos terroristas y la acción desestabilizadora de grupos que los apoyan.

¿Qué hacer? Desde el punto de vista estratégico y “en las actuales circunstancias en que el combate es directo y la guerra es militar”, Vidal plantea crear un comando unificado dirigido por un militar o un policía de prestigio, así como la reingeniería de los servicios de inteligencia con personal motivado. Ello implica también, claro está, la repotenciación de naves y armamento, y un entrenamiento especial como se hizo en el pasado.

Pero eso no es suficiente. Como lo hemos remarcado desde El Comercio, la política contra el terrorismo (y el narcoterrorismo en las zonas selváticas) debe ser replanteada con una perspectiva integral. Si bien el aspecto operativo-militar es absolutamente necesario para enfrentar a grupos bien armados en una zona agreste y difícil, del otro lado están las políticas de erradicación de cultivo, de más presencia del Estado, de control de insumos químicos y contra el lavado de activos, que no pueden descuidarse.

Junto a ello, hay un ámbito que necesita ser urgentemente reconsiderado y retomado y que no corresponde solo al Gobierno. Como bien dice Vidal, “fue un error pensar que se había derrotado totalmente a Sendero”, descuido que explica el rebrote de la agitación propagandística, semilla de la violencia y del crimen.

Ante eso, la sociedad civil tiene que hacer un mea culpa, principalmente los partidos políticos que, por estar enfrascados en luchas intestinas por el poder dentro y fuera de su entorno, han dejado de lado la batalla de las ideas en defensa de la democracia, el orden y la paz, dentro del Estado de derecho. Y si a ello sumamos la mayor presencia del narcotráfico en algunos cuadros políticos, pues la situación se torna sombría.

La misma reflexión deben hacer los gremios y sindicatos (principalmente el Sutep) y las federaciones de estudiantes que han permitido el retorno o continuación de la infiltración terrorista.

Es hora de deslindes terminantes. Tras las cobardes emboscadas en el VRAE, que costaron la vida de valerosos militares, ayer hubo en Lima una concurrida marcha por la paz. Se trata de una saludable señal, a la espera de reacciones concretas del Gobierno y de los partidos políticos. Tal respuesta no puede ser fruto de la improvisación, sino de una profunda reflexión y de un plan que involucre a todos los actores y abarque todos los ámbitos para cortar de raíz, esta vez sí, al enemigo terrorista que amenaza con volver. Demostremos que hemos aprendido la lección.
________________________

PERU 21 SETIEMBRE 10, 2009

"Prohibir el kerosene es cortarle los vasos sanguíneos al narcotráfico"

Róger Rumrill, experto en temas de Amazonía y narcotráfico, consideró necesario que el Gobierno disponga que, en adelante, sea la Dirección Antidrogas la que certifique y autorice el uso de otros insumos químicos en el VRAE.

El experto en temas de Amazonía y narcotráfico, Róger Rumrill, consideró que la prohibición de venta de kerosene en el valle del río Apurímac y Ene (VRAE) golpeará al narcotráfico, porque es como “cortarle los vasos sanguíneos”.

Explicó que el ingreso masivo de ese combustible a la zona del VRAE es vital para el narcotráfico, pues ello le permite elaborar clorhidrato y pasta básica de cocaína, a partir de la hoja de coca.

“Y la prohibición del querosene y el control del ingreso de otros insumos químicos hacia el VRAE, será como cortarle los vasos sanguíneos al narcotráfico y afectar severamente su actividad criminal”, dijo el experto a agencia Andina.

También consideró necesario que el Gobierno disponga que, en adelante, sea la Dirección Antidrogas la que certifique y autorice el uso de otros insumos químicos en el VRAE, que pudieran ser utilizados en la elaboración de estupefacientes.

Anotó que el control de los insumos químicos debe darse en toda la cadena y no solamente focalizarse en un eslabón, por lo que debe supervisarse desde la importación, llegada al puerto, traslado, distribución y venta, en las zonas productoras de coca. “Solo entonces la medida puede ser eficaz”, subrayó.

Rumrill advirtió que el ingreso de insumos químicos para el narcotráfico y el lavado de dinero son “dos factores que impiden realizar una lucha eficaz contra el narcotráfico y, consecuentemente, contra el terrorismo”.

Alertó que en el país hay un proceso de expansión de lavado de activos que es necesario controlar para combatir efectivamente al narcotráfico.

En tanto, el Ejecutivo publicó el decreto en el que se establece que, desde mañana, viernes, queda absolutamente prohibida la venta de kerosene y de diesel Nº1, dos elementos continuamente utilizados en al elaboración de estupefacientes en el VRAE, tal como lo anunció ayer el premier Javier Velásquez.
______________________

EL COMERCIO SETIEMBRE 9, 2009

Gobierno anuncia aumento de la recompensa para capturar a terroristas

16:53 | El primer ministro dijo que se pagará hasta un millón de soles a informantes. Gabinete colocó más restricciones a insumos

El Gobierno anunció la presentación de un proyecto de ley que permite el aumento de la recompensa por información que lleve a la captura de mandos terroristas de 500 mil a un millón de soles, informó el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén.

“Hoy la recompensa que se pagará por los mandos políticos será de hasta un millón de nuevos soles, y por los mandos logísticos hasta 500 mil nuevos soles”, declaró Velásquez Quesquén a periodistas tras la sesión del Consejo de Ministros.

El jefe del Gabinete Ministerial detalló que la iniciativa será remitida con prontitud al Congreso y conversará con las demás bancadas con el objetivo de aprobarla con celeridad.

El planteamiento se da después del último atentado narcoterrorista en San Antonio de Carrizales, en Junín, donde murieron tres soldados.

MÁS RESTRICCIONES

Por su parte, el Consejo de Ministros también aprobó la prohibición de la venta de querosene en el VRAE, estableciendo, además, que la Dirección Antidrogas de la Policía, con sede en Lima, autorice el ingreso y uso de otros insumos químicos en dicha zona.

El ministro del Interior, Octavio Salazar, manifestó que la medida busca que los insumos mencionados no sean usados para la elaboración de la droga.

Salazar también indicó que el Ejecutivo acordó proponer que personas de las Fuerzas Armadas y policiales caídas en acción, reciban una compensación de 55 mil soles.
__________________________

En el VRAE. Alimentación para los soldados no es buena en la zona de combate. (USI)

PERU 21 SETIEMBRE 9, 2009

Alimentos para tropas del VRAE tienen registros de salud vencidos

Firma colombiana elegida sustenta experiencia con facturas de otros productos. Cuando ganó licitación, proveedora estaba suspendida en Registro de Proveedores.

Por Daniel Yovera

A partir de octubre, los soldados que combaten a las huestes del llamado ‘camarada José’ en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) comerán alimentos de guerra que no fueron cuidadosamente seleccionados por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA).

Sucede que los oficiales encargados del proceso para elegir al proveedor de las llamadas “raciones de combate” –alimentos especiales preparados con alto cuidado y tecnología– no repararon en ciertos problemas que habría contenido la propuesta de la empresa ganadora, la colombiana Prolac Ltda.

Según se desprende de los documentos presentados por esta firma en el proceso de adjudicación de menor cuantía para proveer de 250,000 raciones al CCFFAA, en agosto pasado –por S/.980,000–, algunos de los productos que ofertó a la entidad militar tenían registros sanitarios vencidos.

Es el caso de la cocoa, del refresco en polvo y de nada menos que el desinfectante de agua. Es más, según ha denunciado el empresario peruano Néstor Zegarra, representante de una firma norteamericana de raciones de combate, hay otros alimentos ofrecidos por los colombianos que n*i siquiera contaban con registros sanitarios*, y otros que el CCFFAA no había solicitado en sus bases. Zegarra, que también participó en el proceso de adjudicación, ha denunciado estas presuntas irregularidades ante la Contraloría.

MÁS “JOYAS’. Antes de ganar el concurso de menor cuantía, la empresa Prolac había ganado la licitación que el mismo CCFFAA organizó dos meses antes para adquirir dichas raciones de combate. Pero los competidores de la firma colombiana denunciaron irregularidades, y al Comando Conjunto no le quedó otra que anular el proceso. Por eso organizó uno nuevo (esta vez, de menor cuantía), y allí también ganó Prolac.

Lo que los competidores de Prolac probablemente no sabían es que el 15 de junio pasado, cuando el CCFFAA la declaró ganadora de la licitación, la inscripción de esta compañía en el Registro Nacional de Proveedores se encontraba suspendida, tal como consta en el área de consultas virtuales del Consejo Superior de Contrataciones y Adquisiciones del Estado (Consucode, hoy OSCE).

Este ‘detalle’ era motivo suficiente para que el CCFFAA descartase de plano la propuesta de la empresa. Sin embargo, la calificó y, posteriormente, la declaró ganadora del proceso con un puntaje perfecto.

Después, Prolac regularizó esa situación y, de ese modo, participó en la última convocatoria. Pero nuevamente presentó documentos que debieron haber pasado por una mejor lupa en el Comando Conjunto. Es que, para sustentar su experiencia como proveedor de “raciones de combate”, adjuntó facturas que registraban ventas al Ejército colombiano de grandes cantidades de café (147 toneladas), pastelitos de naranja, sobres de tamal –producto que no pedían las bases en el Perú– y atún con verduras.

Fuentes militares consultadas por Perú.21 aseguran que esos no son alimentos que conforman una “ración de combate adecuada”. De ser así, ¿entonces por qué el CCFFAA le dio calificación sobresaliente?

EXPLICACIONES. Perú.21 le pidió al CCFFAA su versión sobre los puntos abordados en esta nota, pero no hubo respuesta. Hizo lo propio con la representante de Prolac en el Perú, Tania Pinto Saldaña, quien refirió escuetamente que las denuncias “son falsas” y advirtió que tomaría “medidas legales”.

Por su parte, desde Colombia, la representante de Prolac, Mary Valencia Rojas, dijo a Perú.21 que su empresa cuenta con experiencia y prestigio en el rubro, y que desconoce los detalles de los cuestionamientos a su compañía, pero descartó que la propuesta presentada aquí haya contenido irregularidades.

Las evidencias, empero, exigen que la Contraloría actúe pronto pues, si hay tropas que ponen el pecho en el VRAE, deben hacerlo en las mejores condiciones posibles.
___________________________
GATOENCERRADO SETIEMBRE 9, 2009

Columnas Bizantinas
Por: Juan Carlos Valdivia
columnasbizantinas@validivia.com.pe

El día que vencimos

La discusión sobre qué es lo que realmente sucede en el VRAE -terrorismo o narcotráfico- y la indefinición que el Estado mantiene, voluntaria o equivocadamente, sobre el tema, están en la base de lo que la opinión pública considera una estrategia errada para enfrentar el problema.

Esa urgencia de definir al enemigo, y no etiquetarlo de acuerdo con la oportunidad, es lo que hace que no se entienda qué hace el Ejército combatiendo en un lugar y qué hace la Policía luchando en otro.

El gobierno debe definir las cosas con claridad: estamos enfrentando un nivel distinto de narcotráfico, que ya no sólo produce hoja de coca, sino que la procesa, la transforma en cocaína y la saca del país, para lo que ha contratado a grupos armados en el VRAE a fin de impedir el ingreso del Estado a esos territorios.

En las guerras, el manejo de la información no es importante tan sólo para efectos noticiosos. Lo es también para efectos de generar identidades y definir estrategias.

La guerra contra la subversión la ganamos todos los peruanos, y el próximo 12 de setiembre debería ser una fecha de celebración de ese triunfo. Hoy enfrentamos una guerra distinta, con un enemigo distinto. No hay una ideología ni un afán por transformar la sociedad, sino tan sólo discursos tras los cuales esconden su vil negocio; no hay una nueva espada de la revolución mundial, sino tan sólo un empleador o quizás el jefe de una mafia.

Los peruanos debemos celebrar la fecha de la captura de Abimael Guzmán como el día en que vencimos al terrorismo. Reconocer a nuestros héroes y a todos los que hicieron posible esa victoria. Esa celebración será también el anuncio de que los peruanos venceremos también a este nuevo enemigo, por más armas que el poder económico le permita comprar.

El 12 de setiembre debe ser reconocido como el día en que los peruanos recuperamos nuestro destino, en que hicimos al Perú nuevamente viable. El día en que nos unimos para derrotar a nuestros enemigos.
__________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 8, 2009

"El problema del VRAE no se resuelve con bombas"

7:50 | El presidente del Consejo de Ministros afirmó que en el pasado hubo un abandono del Estado en la zona dominada por el narcoterrorismo

El presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, afirmó que el problema del narcoterrorismo en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) “no se resuelve con bombas”.

“Este problema no se resuelve con bombas, sino este problema se resuelve llevando justicia social”, refirió Velásquez Quesquén en ATV.

El primer vicepresidente Luis Giampietri adoptó una postura más belicista y planteó que el VRAE sea declarado como una zona de combate , pero su propuesta fue rechazada por el propio Velásquez Quesquén y el presidente Alan García.

El jefe del gabinete ministerial manifestó que el Gobierno viene teniendo “una fuerte presencia social” en el VRAE ante el abandono del Estado que hubo en el pasado, en una tácita crítica a mandatos anteriores, especialmente el de Alejandro Toledo.

“La estrategia es flexible, la estrategia no es dogmática”, indicó el titular de la PCM.

Velásquez Quesquén manifestó que el Ejecutivo ha adoptado medidas que van “a permitir a asfixiar al narcotráfico”, como el controlar el ingreso de insumos químicos en la zona.

Descartó que la reacción gubernamental obedezca al último atentado narcoterrorista en la localidad San Antonio de Carrizales, en la región Junín, donde murieron tres soldados.
_________________________
PERU 21 SETIEMBRE 8, 2009

Presidente deja sin piso propuesta de Giampietri

Dice que declarar estado de sitio sería presentar al Perú como el Líbano o como Irak.

El presidente Alan García le puso punto final al debate iniciado luego de que el vicepresidente Luis Giampietri propusiera declarar “zona de combate” al Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) y trasladar a la población civil de la zona para que no “estorbe” las operaciones militares que se realizan en este lugar.

Al concluir una reunión de trabajo en el Ministerio de Transportes, el mandatario desestimó declarar el estado de sitio en el VRAE, régimen de excepción que –según el presidente– sería el más parecido al concepto de zona de combate propuesto por Giampietri.

“Hacer eso sería mostrar al Perú como si estuviera en la situación de Líbano de 1980 o de Irak de los últimos años. Eso no es así. Les haríamos un inmenso favor a los que matan a uno para aterrorizar a 100 mil. No creo que llegue el momento de declarar algo así”, manifestó.

ESTRATEGIA. De otro lado, reveló que en la última reunión del Consejo de Defensa Nacional, realizada el domingo en Palacio de Gobierno, se adoptaron varias medidas que involucran cambios en la estrategia de despliegue territorial que utilizan las tropas destacadas en el VRAE, así como en el trabajo de inteligencia presencial y electrónica.

Además, dijo que se realizarán compras “no exorbitantes” para mejorar el equipo de los militares. De hecho, precisó que las necesidades básicas son fusiles, sistemas de comunicación y equipos de visores infrarrojos para helicópteros.

Como cuarto punto, García anunció que se adoptó la “decisión definitiva” de impedir el ingreso de solventes químicos y de kerosene al VRAE.

DESAFÍO. Ante las críticas de quienes afirman que el cambio de planes en el VRAE demuestra que el Gobierno nunca ha tenido una estrategia para la zona, el jefe de Estado respondió que se trata de cuestionamientos formulados por personas que no conocen del tema. Es más, bastante envalentonado, desafió a la oposición a que le presente una “receta milagrosa” para el VRAE. “Si alguien tiene esa receta, lo pongo en el Ministerio de Defensa”, expresó.

Finalmente, le enmendó la plana al secretario ejecutivo del Plan VRAE, Fernán Valer, quien el domingo pidió mayor presencia de funcionarios del Ejecutivo en la zona. “Allí cometió un error mi amigo Valer. El país está descentralizado. Los gobiernos regionales también tienen a su cargo el desarrollo del país”, declaró.

Por su parte, Valer se sumó a las críticas a Giampietri. “Es una barbaridad la propuesta, risible y anecdótica”, dijo.

* Un nuevo Sendero
Autor: Fritz Du Bois

Luego del fracaso en la política aplicada en el VRAE en los últimos años y de la tragedia del 'Baguazo’, es fundamental que el Gobierno replantee su enfoque. Tanto el abandono real como el aislamiento en que se encuentran muchas áreas y comunidades del país han creado un vacío que, en el caso del VRAE, lo está llenando Sendero, mientras grupos radicales –con el engañoso ofrecimiento de una fantasiosa autonomía– están liderando a la población nativa.

En ambos casos, la respuesta del Estado ha sido inadecuada, con planes gaseosos o inútiles instituciones dirigidas por burócratas que solo buscan justificar el ingreso a la planilla estatal de 'compañeros’ desempleados. El resultado no puede haber sido más desastroso.

Es por ello que propuestas como la de Hernando de Soto, de ayudar a las comunidades nativas a titular sus tierras y formar corporaciones a fin de que lleguen al mercado en forma ordenada, beneficiándose de la globalización sin tener que perder su identidad, son el tipo de iniciativas innovadoras que el Gobierno debería apoyar en lugar de desperdiciar el dinero de los contribuyentes en las planillas de los Conapas o Indepas que nunca han aportado. Por otro lado, dirigir las comunidades hacia el sendero del mercado le va cerrando el paso al movimiento altamente ideologizado que los tiene dominados.

Asimismo, en el VRAE, en lugar de crear aún más burocracia, se debería recurrir a la imaginación para mejorar la calidad de vida de la población. Rafael Rey ha tenido un primer acierto al plantear introducir en la zona el programa Sierra Productiva, que adecua tecnologías modernas a la agricultura andina, lo cual haría que la producción sea más competitiva y les permitiría, de esa manera, sustituir la coca por otros cultivos rentables.

Incluso si a esa iniciativa se le sumara un programa de caminos rurales, cuyo mantenimiento podría estar a cargo de los propios habitantes en empresas comunales, ya se estaría transitando por el sendero adecuado. Solo con el acceso al mercado gracias a un camino transitable, las familias campesinas logran aumentar en 35% su nivel de ingreso.

Finalmente, echarle la culpa a la falta de recursos es la típica excusa del burócrata desmotivado y desganado. Llevar las comunidades nativas y el VRAE al mercado es una tarea demasiado importante como para dejarla en manos de improvisados encargados cuyo único mérito es el de ser partidarios.
__________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 7, 2009

Alan García desestima que el VRAE sea declarado como zona de combate

13:36 | El mandatario consideró que de aplicar dicha propuesta daría una mala señal del Perú: nos asemejaría a Líbano e Iraq en tiempos de guerra

El presidente Alan García desestimó que el Gobierno vaya a declarar al Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) como zona de combate, tal como lo planteó el vicepresidente Luis Giampietri, al calificarla de una medida “extrema”.

“Todavía no ha llegado el momento y no creo que llegará de declarar estados de sitio, que son medidas últimas extremas, en caso de una invasión externa o de guerra civil”, expresó el mandatario.

García Pérez sostuvo que si su mandato adopta una medida de ese tipo, se daría una mala imagen en el extranjero, puesto que asemejaría al Perú con lo que sucedió con el Líbano e Iraq en tiempos de guerra.

El gobernante, quien calificó la propuesta de Giampietri de “interesante”, expresó que los integrantes del Consejo de Defensa Nacional concluyeron que es importante guardar la calma y “no saltar a algo que traiga mayores problemas”.

“Declarar un estado de sitio significa (…) mostrar al Perú ante el mundo como si estuviera en la situación de Líbano de 1980 o la situación de Iraq del año 2000 (*), cuando fue invadido y cuando ha tenido cientos de miles de muertos”, dijo.

En ese sentido, refirió que el Perú le haría “un inmenso favor” a los terroristas “dando saltos desesperados y al vacío”.

El jefe de Estado reiteró su respaldo a las Fuerzas Armadas y llamó al país a mantener la calma y la serenidad.

MEDIDAS EFECTIVAS
Asimismo, recalcó que los terroristas sacan ventaja porque “nuestra democracia les concede muchas garantías” y el conocimiento de una “geografía endiablada”.

Sin embargo, recalcó que su mandato ha tomado las medidas necesarias para reducir el número de víctimas, diciendo que el costo de vidas es inevitable en este tipo de conflictos. Lamentó, al respecto, la falta de atención que le prestó el anterior Gobierno al tema.

(*) NdR. Iraq fue invadido por Estados Unidos y sus aliados en marzo del 2003

* El ministro Rey promete mejorar la situación de combatientes en el VRAE
0:05 | El titular de Defensa afirmó que la estrategia militar contra las huestes narcoterroristas es positiva

(Andina / elcomercio.com.pe).- El ministro de Defensa, Rafael Rey, prometió que se va a mejorar sustancialmente y en el más corto plazo, las condiciones en las que combaten los militares al terrorismo, en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Tras reconocer que muchas veces los militares sufren diversas carencias, precisó que existe una base modelo, en lo que respecta a las condiciones en las que opera el personal, por lo que la meta es equiparar las demás bases a este mismo nivel.

“Las condiciones van a mejorar sustancialmente, van a cambiar muchas cosas. (...) hay una base modelo y se van a poner las demás bases a esa misma altura”, refirió en diálogo con el programa “Cuarto poder”.

Rey agregó que la estrategia que se viene aplicando en el VRAE es positiva, pero esta es dinámica y se va modificando de acuerdo a lo que se encuentra en el campo.

En ese sentido, indicó que ahora se busca reducir las bases físicas que se encuentran más alejadas y expuestas a posibles ataques de los terroristas, para dar paso a operaciones móviles específicas, pero que estas operaciones tienen siempre riesgo de que se produzcan bajas.

No obstante, descartó que las fuerzas del orden vayan a retirarse de la zona, pero sí indicó que se van a recomponer diversos aspectos para tener un accionar más eficiente.

El titular de Defensa aclaró que no puede ofrecer detalles de las próximas acciones, plazos o adquisiciones a tomarse, debido a que la lucha contra el terrorismo requiere el mantener estos aspectos en reserva.

Con respecto a la posibilidad de que se erradique a la población civil del VRAE para convertirla en una zona de combate, indicó que este es un planteamiento que definitivamente no se va tomar en cuenta.

* ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS OBLIGAN A REPLANTEAMIENTO URGENTE
Ministro de Defensa anuncia cambio de estrategia en el VRAE
Rafael Rey dice que reforzará trabajo de inteligencia y que repotenciará Sierra Productiva. Unos 200 comandos militares no pudieron controlar Sinaycocha y se retiran de la zona. Restos de los miembros de la FAP recibieron homenaje en el Grupo Aéreo N° 8, en la capital

El ministro de Defensa, Rafael Rey, anunció ayer que su despacho llevará adelante “cambios” en la estrategia que se aplica en la lucha contra el narcoterrorismo en la zona del valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE). Sin embargo, consideró ilógico revelarlos. Al respecto, El Comercio entrevistó a dos especialistas para que expliquen cuáles —según ellos— serían estos “cambios”.

RAFAEL REY
Ministro de Defensa
“Se va a asignar recursos para la compra de equipos”
“Se va a asignar recursos para la compra de equipos que permitan continuar el combate contra el narcoterrorismo. Se adoptarán medidas extraordinarias para acelerar la elaboración del trabajo de inteligencia y elevar su nivel de eficacia. Estamos evaluando implementar el programa Sierra Productiva en el VRAE. La estrategia es positiva, pero siempre cambia”.

Agregó que le preocupan las malas condiciones en que se encuentran las bases antisubversivas. “Pero hay una base modelo y vamos a poner las demás, por lo menos, a la misma altura. Lamentablemente, casi todos los problemas pasan por el tema económico. Hay quienes piden aplicar en el VRAE la estrategia que se lleva a cabo en el valle del Huallaga. Pero son cosas distintas; el VRAE estaba abandonado durante años”.

RUBÉN VARGAS
Especialista en temas de narcotráfico
“El real enemigo en esa zona es el narcotráfico”
“Las Fuerzas Armadas (FF.AA.) tienen que dejar de caminar a tientas en el VRAE. Es indispensable que un equipo de inteligencia realice un trabajo que permita a los soldados conocer la zona tan bien como la conocen sus enemigos. También considero un gran error haber utilizado como carne de cañón a jóvenes militares sin experiencia. Al VRAE solo deben entrar fuerzas especiales. Por último, es hora de empezar a preocuparse por la estrategia global y no solo militar. El real enemigo en esa zona es el narcotráfico; así que la Policía Nacional debe empezar a cumplir su papel. Los insumos químicos, a pesar de los múltiples puntos de control, siguen llegando en cantidades industriales al VRAE. La corrupción allí es evidente; así que me parece necesaria una evaluación del personal policial que controla las vías terrestres, y del personal militar que vigila las vías fluviales”.

ANA MARÍA TAMAYO
Especialista en temas militares
“Es momento de integrar las diversas estrategias”
“En el VRAE los terroristas están siendo financiados por el narcotráfico; así que venciendo a los primeros no vamos a acabar con la violencia en esa zona. Es momento de integrar las diversas estrategias que se quieren aplicar para de ese modo tener un plan que conjugue el esfuerzo de todos los sectores. Sobre todo, es importantísimo que haya un diálogo entre la PNP y las FF.AA. Los altos mandos de ambas instituciones deben compartir información de inteligencia”.

* JUNÍN. CONSECUENCIAS DE UNA FALTA DE MEDIOS DE COMBATE
Tropas buscan otros frentes de ataque
Militares recibieron la orden de retirarse de Sinaycocha, zona del último incidente. No lograron capturar a terroristas, que aún permanecen en área que conocen

Por: Raúl Mayo / Vanessa Romo

Los cinco helicópteros que operan en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) donde se combate el narcoterrorismo a diario, y que constituyen el poderío aéreo militar en esta zona, ingresaron con fuerza desde el 2 de setiembre debido a la emboscada en Sinaycocha, en el distrito de Santo Domingo de Acobamba, Junín.

Sin embargo, cuatro días después del ataque subversivo y tras rescatar con éxito a los heridos y fallecidos en este atentado, ningún miembro ni máquina militar rondaban el lugar ayer. Los cerca de 200 oficiales y soldados que llegaron a este lugar para patrullajes y que —según se reportaba— andaban tras los pasos del mando senderista Jorge Quispe Palomino “Raúl”, recibieron la orden de retirarse de Sinaycocha y regresar a sus bases, con lo que se concluyó una operación que tuvo un debut y despedida el fatídico miércoles pasado.

“Las labores terminaron aquí y las tropas regresaron a sus emplazamientos”, indicó escuetamente un alto mando militar a El Comercio. De esta forma, las naves fueron enviadas a sus bases ubicadas a lo largo del VRAE y a la principal en Pichari, Cusco. Asimismo, las tropas procedentes de Pucallpa y Lima se replegaron a sus centros de operación.

La fuente comentó, además, que las acciones se empezarían a realizar en otros frentes y ya no en Sinaycocha por el peligro que se corría en la zona, sobre todo en el tema de la planificación. En el mencionado sector, estas labores estuvieron a cargo del general EP Ricardo Moncada Novoa, jefe de la Región Militar del VRAE, desde la base de Pichari.

OPERACIÓN FINAL
Según se informó, los narcoterroristas habrían escapado a las montañas de esta alta zona de Junín, donde se alcanzan los 3.500 m.s.n.m. Entre ellos se encontraría “Raúl”, con lo que los avances para su captura regresarían a cero ante el retiro militar de este lugar.

Sin embargo, antes de este retroceso, el viernes 4 y el sábado 5 hubo bombardeos en esta área desde los helicópteros. Ante esto, las columnas subversivas se dispersaron para hacer más difícil su ubicación. Fuentes militares señalaron que tras la escapatoria por las montañas, estos se estarían reagrupando.

Uno de los capitanes que resultó herido en el rescate a la patrulla en Sinaycocha el último miércoles, José Avellaneda Díaz, detalló a este Diario las condiciones del trabajo en general en el VRAE y lo que significaba para las Fuerzas Armadas ingresar a esta zona.

“Desde este año se realizan trabajos con inteligencia puntual. Nosotros no nos dedicamos a perseguir”, señaló desde su descanso temporal en el Hospital Militar de Lima. “No podemos perseguir a un enemigo que nos lleva 20 años de ventaja en conocimiento del terreno. Pero si ahora se ven más bajas de nuestro lado es porque estamos operando bastante”, agrega el oficial. “El caso de Vizcatán, donde solo podía entrar Sendero Luminoso, es un ejemplo claro”, indica. Desde el 30 de agosto del 2008 las FF.AA. recuperaron, además de Vizcatán, las zonas de Mazángaro, Unión Mantaro y Sanabamba, donde existen ahora bases contrasubversivas. “Han ingresado más de once mil soldados este año, y la cantidad de muertos solo llega al 0,6%”, añade.

Mientras Avellaneda narra la situación en la zona, dice que las labores deben continuar con escasos recursos. “Nos comparan con Colombia, que tiene 200 helicópteros para actuar. Nosotros solo tenemos 5”, dice.

LAS CONSECUENCIAS CIVILES
El referido ataque aéreo militar no solo afectó a los senderistas. Unas treinta familias de la comunidad de Hatun Chilche, sector de Alto Carrizales, tuvieron que evacuar rápidamente el lugar sin poder llevar ninguna pertenencia consigo. Estos pobladores fueron advertidos por el Ejército antes de efectuar el bombardeo en la zona, y se refugiaron el distrito de Huachocolpa.

Hasta esta zona también llegaron los campesinos que evacuaron de los caseríos Libertad, Ranrapata y Mariposa, ubicados en esta área. Tras el ataque, los moradores no saben si retornar o no por el peligro que representa la zona, indicaron autoridades locales.

Un grupo de pobladores afectados, encabezados por el teniente gobernador de Alto Carrizales, Fernando Espinoza, y los campesinos Miguel Velano y Víctor Vílchez, denunció el hecho ante la gobernación del distrito de Pangoa.

Esta información fue confirmada por la oficina de la Defensoría del Pueblo en Satipo al comisionado para la Paz y Desarrollo en la Selva Central.

LA CIFRA
3
Fusiles fueron dejados en el helicóptero de la FAP atacado el pasado miércoles, cuando su tripulación intentaba rescatar a la patrulla emboscada en Sinaycocha. Ante su desaparición el Ejército piensa que fueron tomados por los terroristas.
______________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 6, 2009

Cúpula histórica de Sendero Luminoso considera mercenarios a narcoterroristas

15:42 | Elena Iparraguirre, esposa de Abimael Guzmán, escribió una carta en la que ratifica que la “guerra popular” culminó en 1992, con la captura de sus dirigentes

(EFE). Los líderes históricos de Sendero Luminoso (SL), quienes hoy están encarcelados, calificaron de “mercenarios que actúan guiados por intereses personales” a los remanentes terroristas que aún operan al interior del país.

En una nota mecanografiada y una carta escrita de puño y letra por la número dos de SL, Elena Iparraguirre, quien cumple cadena perpetua en una cárcel de Lima, la cúpula senderista ratifica que la autodenominada “guerra popular” emprendida por Sendero culminó en 1992, con la captura de la cúpula dirigente.

Entre esta figuraba Iparraguirre y su pareja sentimental, el número uno e ideólogo del grupo terrorista, Abimael Guzmán, para quienes Sendero Luminoso terminó en 1992 y hoy ya no existe.

“Nunca, en mis 40 años de mi vida de partido, conocí ni vi a esos supuestos dirigentes (de los remanentes), que son mercenarios, porque luchan por su interés personal de caudillos en contra del pueblo”, afirma Iparraguirre en su misiva.

Los remanentes del grupo terrorista, que operan en el Valle del río Apurímac y Ene (VRAE) en alianza con el narcotráfico, son señalados como responsables de dos ataques que esta semana dejaron en la región Junín a tres militares muertos y otros ocho heridos.

En los últimos once meses, y según información publicada ayer por el diario El Comercio, los enfrentamientos con narcoterroristas se han saldado con 38 militares, diez policías y cuatro civiles muertos.

“EJÉRCITO PRIVADO”
El jefe de la lucha antidroga en Perú, el presidente ejecutivo de la estatal Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Rómulo Pizarro, también calificó a estos remanentes terroristas como “ejército privado” del narcotráfico.

“De alguna manera son financiados por estos para poder sacar parte de la producción de la cocaína hacia las costas peruanas y luego a otros países demandantes”, explicó Pizarro.

Sin embargo, la nota de la cúpula de Sendero culpa de las muertes de militares y civiles al Estado Peruano, al que acusa de no haber querido “una solución política” a la guerra interna y de haber adoptado “una opción militar”.

La llamada “solución política” planteada por el grupo subversivo aboga por una “amnistía general” que alcance a los terroristas de Sendero, pero también a los militares procesados por crímenes contra los derechos humanos, incluidos los actos del grupo militar encubierto Colina, por los que fue sentenciado el ex presidente peruano Alberto Fujimori a 25 años de cárcel.

Tanto la carta de Iparraguirre como el documento de los cabecillas senderistas critican la decisión del órgano penitenciario de negar la petición de la número dos de Sendero para encontrarse con Guzmán, quien también cumple una condena a cadena perpetua.

“Mi petición de visita familiar no se trata de un pedido de visita íntima, sino de un simple reencuentro familiar, otorgado a todas las internas e internos del país”, precisó Iparraguirre.

Sendero Luminoso ha sido señalado por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) como el responsable de más de la mitad de las 70.000 víctimas mortales que dejó la guerra interna que se desarrolló en Perú entre 1980 y 2000.

* Senderistas calcinaron cuerpos de dos militares caídos tras ataque en VRAE
22:30 | El tercero de los cadáveres tiene la cabeza destrozada, determinó necropsia de ley. Según fuentes militares, subversivos incendiaron el helicóptero derribado

Fuentes del Ministerio Público en Huancayo explicaron que de los tres cuerpos de los fallecidos en el último ataque narcoterrorista en el VRAE, dos de ellos -el del piloto y copiloto- se encuentran calcinados. El tercero lo han hallado con la cabeza destrozada.

Según fuentes militares los cuerpos terminaron carbonizados luego que los senderistas incendiaran el helicóptero derribado. Los médicos legistas realizaron la necropsia de ley e indicaron que los cadáveres presentaban laceraciones diversas.

Según informó Ricardo León, periodista de El Comercio en la zona, señaló que los restos mortales de los oficiales de la FAP han sido trasladados al Cuartel 9 de diciembre en Huancayo y allí serán velados en privado. Mañana trasladarán a Lima los cuerpos de los militares caídos en combate.

En la víspera, patrullas de las Fuerzas Armadas rescataron a ocho efectivos militares que resultaron heridos en Accobamba, Junín, durante el enfrentamiento con los remanentes terroristas aliados con el narcotráfico.

* EDITORIAL
Necesarias reflexiones sobre el problema del VRAE

Los dramáticos sucesos de Santo Domingo de Acobamba, donde un helicóptero MI-17 de la FAP fue derribado por narcoterroristas que utilizaban armas de largo alcance, y que costó la vida de tres valerosos miembros de la Fuerza Aérea y dejó cinco heridos de la FAP y el Ejército, quienes realizaban la muy riesgosa misión de evacuar a camaradas de armas heridos, deben movernos a prudentes reflexiones.

En asuntos como este, que atañen a la defensa de la democracia, el orden público y la seguridad nacional, los medios de comunicación debemos hacer un claro deslinde entre lo que es el periodismo como la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios.

Cabe recordar, en primer término, que la zona conocida como VRAE comprende las regiones de Ayacucho, Huancavelica, Junín y Cusco, en esta última los distritos de Pichari y Kibiri, de la provincia de La Convención. Se trata de un área muy extensa, cuya geografía se caracteriza por tener zonas sumamente abruptas, donde resaltan Vizcatán y el escenario del último enfrentamiento: Santo Domingo de Acobamba.

Durante más de veinte años se dejó que remanentes terroristas se coludieran con narcotraficantes convirtiendo esa zona en una región donde el narcotráfico aún actúa libremente y sirve de fuente de sólidos ingresos económicos a los delincuentes que habían fundado su centro de actividades en dicho lugar.

En agosto del 2008, con el Plan Excelencia 777, el Gobierno dispuso que las Fuerzas Armadas entraran en acción para desalojar a los narcoterroristas de su “santuario”. Ya era un paso importante atender un problema encapsulado que seguía creciendo lenta pero muy dañinamente. Poco tiempo después, se pudo comprobar que, lamentablemente, el apoyo logístico era escaso y las operaciones se frustraban o no completaban su objetivo por la carencia de ranchos de combate, baterías de radio, vehículos, etc., elementos fundamentales para las patrullas involucradas en misiones.

Por otra parte, cada vez se dejó sentir con más fuerza un bajo apoyo político y social y algunas ONG —no generalizamos— iniciaron una verdadera acción judicial demoledora contra las FF.AA. A esta altura de los acontecimientos, se llegó a la conclusión de que era muy importante el apoyo de fuego aéreo cercano (bombardeo) en acción conjunta con las patrullas ubicadas en Vizcatán para, así, neutralizar la acción terrorista y no exponer de un modo tan peligroso la vida de las fuerzas del orden.

Obviamente, esos bombardeos hubieran podido ocasionar daños colaterales que habrían sido explotados por los encubiertos defensores de los narcoterroristas. Por esta razón, es acertada la propuesta para que Vizcatán y otros puntos del VRAE sean declarados zona de combate, lo cual requiere decisiones en el Poder Legislativo que deben ser respaldadas.

Se desconoce o pretende desconocer que la inmensa mayoría de personas que viven en la zona del VRAE, de una u otra manera, está vinculada con el narcotráfico y es muy difícil lograr una adhesión a las Fuerzas Armadas o policiales. Hasta los comités de autodefensa, que cumplieron un rol muy importante en la lucha contra el terrorismo en los años ochenta del siglo pasado, están ahora mayoritariamente vinculados con alguna fase del narcotráfico.

¿Qué se debe hacer? Creemos que debe haber una mayor inversión presupuestal en el VRAE en obras de acción social (postas médicas, escuelas, hospitales, etc.) y las FF.AA. deben ser dotadas de mayor tecnología y equipamiento de última generación para garantizar un triunfo más rápido y menos costoso en vidas humanas. Luego, debemos remarcar que, pese al reciente contraste, los narcoterroristas no están ganando esta lucha. No pueden aplicar la doctrina de Mao Tse Tung, vale decir, golpear y desaparecer. Ellos están “enganchados”, como se dice en argot castrense, y las fuerzas del orden los obligan a moverse en un ámbito circunscrito.

Finalmente, no es el momento de reproches a las FF.AA. ni ataques personales y arteros al ministro de Defensa. Es repugnante que periodistas y políticos pretendan obtener ventajas de la muerte de nuestros bravos hombres de armas. El Perú requiere una férrea unión ciudadana y la confianza en sus FF.AA y policiales, cuya moral permanece alta y cuya preparación, patriotismo y sacrificio merecen nuestra gratitud y respeto.
_________________________
LA REPUBLICA SETIEMBRE 6, 2009

Pescadores en VRAE revuelto
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

¿Está en marcha un proyecto autoritario en el país?

El fracaso del plan VRAE estaría siendo usado por algunos ‘pescadores’ que quieren ganarse algo en este río revuelto con el fin de aprovechar la circunstancia a favor del avance de un proyecto autoritario en el país.

El problema de fondo en esto es el antiguo y constante crecimiento del narcotráfico en el Perú, el cual tiene una alianza en el VRAE con lo que queda de Sendero Luminoso, cuyos terroristas se alquilan como guachimanes de los capos de la droga.

Esto ocurre, además, cuando hay indicios de que el crecimiento del narcotráfico está infiltrando a todos los partidos políticos y a no pocas oficinas de gobierno de todo nivel.

Pero el enemigo principal es el narcotráfico aunque el que tenga más rebote mediático sea Sendero, como anotó ayer Santiago Pedraglio en Perú.21, quien señala que aun si las FF.AA. destruyeran el saldo del terrorismo, el problema persistiría y con posibilidad de seguir creciendo, con todo lo que eso implica, hasta la dimensión que tiene en México o Colombia.

La presencia del narcotráfico en los medios se ha hecho más notoria porque el gobierno lanzó un ataque en el VRAE que está fracasando con estridencia: 52 muertes en menos de un año y ningún avance efectivo contra el narcoterrorismo lo revela.

Ante el obvio fracaso del plan VRAE, algunos en el gobierno están teniendo reacciones que son bastante insólitas e injustificadas pero que se podrían entender por un objetivo vinculado al fortalecimiento de un proyecto autoritario en el país.

El ministro de Defensa, Rafael Rey, aprovecha las muertes en el VRAE para lanzarse absurdamente contra ONG y la CVR, como apuntó Carlín ayer en este diario, mientras el periodista Mario Ghibellini se pregunta “¿qué culpa tiene la CVR de que lancen una patrulla a las 5 a.m. en plena lluvia y sin apoyo aéreo?”.

Lo que está en marcha, con el pretexto del VRAE, es el esfuerzo de algunos por un proyecto que incluye ataques a ONG y la CVR; limitar la libertad de expresión con censuras como la de Radio La Voz de Bagua Grande; limpiar los juicios por violación de derechos humanos –como Putis– con el pretexto de la lucha contra Sendero; recrudecimiento del racismo; o ataques a funcionarios como la Fiscal de la Nación, quien le ha sugerido a Giampietri, con acierto, que controle sus emociones. Ojo: Gladys Echaíz fue la que desnudó a Business Track.

En esa agenda, como se ve, están varios de los puntos que con frecuencia llevan a coincidir al fujimorismo con un sector del Apra. Y si hubiera que hacer el álbum de la intersección de esa confluencia, sería imposible dejar de lado las figuritas con los rostros de Giampietri y Rey.
__________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 5, 2009

Ejército recupera cuerpos de policías que murieron tras ataque en el VRAE

17:08 | Serán trasladados a Huancayo para que se les hagan las autopsias y se espera que los cadáveres de los efectivos lleguen hoy a Lima

Rescatistas lograron recuperar los cuerpos de tres militares fallecidos durante un ataque narcoterrorista en la zona del VRAE, según informó el Ministerio de Defensa.

Los cuerpos de las víctimas serán trasladados a Huancayo para que se les hagan las autopsias, se informó. Además, se espera que los cadáveres de los efectivos lleguen hoy a Lima.

En la víspera, patrullas de las Fuerzas Armadas rescataron a ocho efectivos militares que resultaron heridos en Accobamba, Junín, durante el enfrentamiento con los remanentes terroristas aliados con el narcotráfico.
______________________
LA REPUBLICA SETIEMBRE 5, 2009

Ejército recupera Sinaycocha

En el VRAE. El ejecutivo debate bombardeo de zona crítica con aviones A-37 “Dragonfly”. Hoy se ejecutará segunda fase del plan de rescate para recuperar los cuerpos de los mayores FAP Vejarano y Sánchez y del técnico Caicedo.

Ángel Páez.

La totalidad de la patrulla que lideraba el mayor EP Miguel Bocanegra Burgue y los heridos del helicóptero Mi-17 de la FAP derribado por los narcoterroristas fueron rescatados de la zona de Sinaycocha por efectivos de la Compañía Especial de Comandos Pachacútec Nº 31 que llegaron hasta la “Zona de la Muerte” en dos aeronaves, una de la FAP y la otra del Ejército.

Los francotiradores senderistas desplegados en las partes altas hostilizaron a las aeronaves, pero los pilotos consiguieron burlar el fuego y penetrar hasta el punto cercano donde se encontraban el mayor Bocanegra y sus hombres, entre los cuales había tres heridos.

La operación se registró entre las 10 y 11 de la mañana y culminó en su primera fase cuando todo el personal que estaba en Sinaycocha fue sacado del lugar.

En el área crítica solamente quedaron los cadáveres de los mayores FAP Ángel Vejarano Pacheco y Jorge Lenin Sánchez, piloto y copiloto, respectivamente, así como el del técnico FAP Carlos Caicedo Castro. Por mal tiempo, no fue posible retirarlos. Hoy se intentará la ejecución de la segunda fase de rescate. Según fuentes de la FAP los cazabombarderos A-37 ya estaban listos para actuar desde ayer con sus respectivas dotaciones de explosivos.

Inmediatamente de evacuado el personal militar, tropas de la compañía Pachacútec se desplegaron en el ámbito de Sinaycocha y recuperaron el control. No se registraron enfrentamiento con senderistas.

BOMBARDEO EN DISCUSIÓN

De acuerdo con fuentes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el Ejército y la FAP, estaba planeado para hoy que, luego del rescate del personal militar de Sinaycocha, cuatro aeronaves de fabricación estadounidense A-37 Dragonfly, pertenecientes al Grupo Aéreo Nº 7, con sede en Piura, lanzarían bombas sobre la “Zona de la Muerte”.

Sin embargo, debido a que las tropas de la compañía Pachacútec ya tomaron posesión del ámbito, se descartaría la intervención de los A-37. Pero el debate sobre la posibilidad del bombardeo de zonas del VRAE infestadas por narcoterroristas continúa en el Ejecutivo. No se trata de una decisión militar sino política. Precisamente, las patrullas que partieron de Jauja con dirección a Sinaycocha originalmente recibieron como misión impedir que durante el eventual bombardeo de los “Dragonfly” los narcoterroristas fuguen. Las tropas contaban con un plan de cerco para aniquilar a la columna senderista que perpetró el derribamiento del helicóptero Mi-17 de la FAP. Tanto en el Ejecutivo como en el CCFFAA se discute intensamente la participación de los bombarderos A-37 en el VRAE, debido al riesgo de afectar a pobladores de la zona. En todo caso, se declararía “zona de guerra” el área antes de la incursión de los “Dragonfly”.

Fuentes militares indicaron que con el despliegue de tropas en la “Zona de la Muerte” no será necesario el bombardeo masivo del área, pero señalaron que hay otros territorios en los que es necesario fuego aéreo disuasivo. Pero indicaron que hay un costo humano y político que debe tomarse en cuenta antes de emprender dicha decisión, para evitar procesos judiciales contra los miembros de las Fuerzas Armadas.

Helicópteros FAP no tienen blindaje

El 27 de mayo de 2009, el jefe del Comando Conjunto, general EP Francisco Contreras, suscribió con la compañía peruana “Protemax” un contrato para blindar cuatro helicópteros Mi-17 que operan en el VRAE, dos del Ejército y dos de la FAP. Se fijó el costo del servicio en US$ 709 mil 240.

Desde esa fecha, solo dos aeronaves del Ejército fueron blindadas. La FAP ha interpuesto cuestionamientos técnicos al servicio porque el peso añadido al helicóptero afectaría a su performance, como se ha registrado en el caso de las máquinas del Ejército,según fuentes de la institución.

La FAP también ha puesto reparos a la falta de experiencia de la firma “Protemax” en el sector Defensa, ya que su especialidad es la protección de vehículos, y porque esta compañía no cuenta con la licencia del diseñador de los helicópteros Mi-17 para blindar dichas aeronaves. Pero la más importante objeción de la FAP es que el blindaje no incluiría la cabina del piloto. Por eso la nave atacada en Sinaycocha recibió los impactos en la cabina.

* Policías sin dientes
Por Mirko Lauer

Luego de 170 años los policías ingleses empezaron a portar armas de fuego en el 2001. En la era del hooligan armado y el crimen violento esa orgullosa tradición se había vuelto un imposible. La policía peruana siempre ha portado armas de fuego, pero con límites legales para su uso en disturbios civiles.

Las sucesivas muertes de policías en confrontaciones con multitudes que protestan han presentado la imagen de una policía indefensa. Esta situación viene propiciando una escalada de violencia en las protestas. En medio de estas la policía teme producir víctimas, por las consecuencias judiciales y profesionales, pero muchas veces la protesta no.

Quienes protestan aquí en su inmensa mayoría no son hooligans ni gente fuera de la ley. Pero cuando los ánimos se caldean el efecto puede ser parecido. Los 23 policías muertos en Bagua son un caso en que la protesta pacífica puede matar. Tres policías muertos por invasores del bosque seco de Pomac, Lambayeque, el año pasado es otro.

El proyecto en el Congreso que propone el derecho de la policía a responder con las armas cuando su vida esté amenazada ha sido llamado “antiprotesta”. No será el caso si solo se aplica a aquellas situaciones en que una multitud (o algunos dentro de ella, ahora que se ha vuelto habitual reclutar matones) amenaza la vida de los policías.

Cuando hace un año el ardor regionalista de una multitud de moqueguanos tomó en rehenes a un grupo de policías (acaba de darse un remake de esto en Pasco) el público criticó su debilidad. Pero no es posible tener una policía eficaz, y en esa medida serena y respetuosa de los derechos de la gente en la calle, si esa policía carece de dientes.

Lo que permite y da su sentido a la protesta son los derechos ciudadanos de los participantes, no una situación inerme, y en esa medida temerosa y desidiosa de la policía. Si los policías sienten que cada vez que enfrentan una turba están yendo al matadero, es cuestión de tiempo para que se produzca un problema de disciplina en la institución.

Algo similar sucede en el caso de la delincuencia. En privado los oficiales de la policía lamentan que frenar hampones violentos no solo se ha vuelto físicamente riesgoso, sino además judicialmente peligroso. No son tan raros los casos en que el policía que arrestó o contuvo termina llevando la peor parte en la historia.

No descartemos que el proyecto existente sea perfectible. Pero eso no puede ser argumento para que las cosas sigan como están en un panorama de violencia creciente en las calles, y que crecerá más si se percibe a sí misma impune. Una buena manera de no enviar policías a matar es no enviarlos tampoco a morir, y menos gratuitamente.

* ¿Plan Napalm en versión light?
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

Contra la propuesta ‘zona de combate’ en el VRAE

Cuando el gobierno ha tenido la sensatez de anunciar el replanteo de la estrategia en el VRAE, debe cuidarse de los insensatos que, cual espontáneos, ya se han lanzado al ruedo: desde los hueleguisos graciosos con planes propios de jefe del serenazgo de distrito con poca plata; hasta los que se suponen expertos pero cuyas propuestas son tan descabelladas que parecen caballos de Troya.

El ministro de Defensa ha reconocido errores en el plan VRAE, los cuales son bastante evidentes porque, hasta el momento, lo único que se ve son ataúdes con cadáveres de nuestros soldados y policías, pero ningún avance efectivo contra el narcoterrorismo. Rafael Rey todavía no ha indicado el cambio que se hará pero sí ha dicho, con acierto, que habrá una mejora sustantiva en los equipos que emplean las fuerzas del orden.

El gobierno tiene por delante, por tanto, el desafío de qué hacer en el VRAE. No es la primera vez que, ante la tragedia de los muertos, se anuncia el cambio de estrategia, por lo que ahora debiera actuar con más cuidado y menos improvisación.

Fuera de las recomendaciones patéticamente graciosas de aventureros con pose de Indiana Jones, a los que no se les debe prestar ninguna atención, la iniciativa más notoria hasta el momento es la expuesta –con cara que sabe del asunto– por el vicepresidente Luis Giampietri: “Declarar (el VRAE) como zona de combate, ¿qué hacen civiles metidos ahí? Estorban y dificultan el trabajo, y dan pie a que las ONG denuncien a los oficiales de violación de derechos humanos”.

Dos personas que conocen el terreno, y a las que les pregunté en estos días sobre el tema, el presidente de Huancavelica Federico Salas y el periodista ayacuchano Pedro Yaranga, se ríen de la iniciativa de Giampietri.

Ambos coinciden en que, en lugar de expulsar a la población –una versión light del plan napalm que algunos alientan–, lo que se necesita es mayor presencia del estado con servicios públicos indispensables hoy inexistentes, lo cual es perfectamente compatible con una acción militar rigurosa, bien pensada y correctamente equipada.

La lucha contra el terrorismo en el Perú enseñó que no se puede tener éxito sin respaldo de la población. Por ello, es sensato que el premier Javier Velásquez haya descartado la propuesta del vicealmirante Giampietri.

El gobierno del presidente Alan García tiene por delante la gran oportunidad de ganar prestigio si logra darle golpes duros al narcoterrorismo en el par de años que le queda. Ojalá no la pierda, como ha ocurrido hasta ahora.
________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 5, 2009

Han muerto 52 en menos de un año por los ataques narcoterroristas en la zona del VRAE

1:23 | Entre las víctimas figuran 38 militares, 10 policías y 4 civiles. Ayer llegaron a Lima los ochos heridos de los dos últimos choques en la zona de conflicto. Aún falta rescatar cadáveres que yacen en Acobamba

Hace once meses, el soldado Noé Condori se coló entre los tantos nombres que aparecen cada vez con más frecuencia en las listas de caídos en labores de patrullaje del Ejército. El 8 de octubre del año pasado se encontraba en trabajo de rutina en la zona de Vizcatán cuando fue emboscado junto a sus compañeros por un grupo de subversivos. Solo hacía unos meses había cumplido 21 años.

Es casi un año de ese fatídico día. Sin embargo, la única que recuerda esa fecha es su familia. El nombre de Noé flota en un hoyo negro junto a otros 47 apellidos de miembros de las fuerzas del orden que fueron aclamados como héroes en las voces de las autoridades de turno, pero que son ignorados en la práctica.

Después del soldado Condori, en estos once meses han muerto por ataques del narcotráfico otros 34 integrantes del Ejército, tres de las Fuerza Aérea, uno de la Marina, diez de la policía y cuatro civiles que, a diferencia de los antes mencionados, no planearon entregarlo todo, hasta la vida, por la seguridad de una gran masa de extraños, de peruanos, pero extraños al fin. Sin embargo murieron, y sus decesos elevan un marcador que pareciera darle la ventaja al enemigo.

Cincuenta y dos nombres, repetidos uno tras otro, parecen anestesiar las implicancias reales de esta masacre a los que velan por nuestra paz. Sin embargo, al conocer sus edades y ver sus rostros con. Las entidades de las que provenían y los grados que alcanzaron ya quedan en un segundo plano en esta lista. Dar la vida debe ser requisito suficiente para alcanzar el reconocimiento eterno.

Ayer llegaron a Lima ocho efectivos heridos en los dos últimos ataques narcoterroristas en el VRAE mientras que los restos mortales de los tres militares caídos en la zona aún no han sido rescatados.
_______________________
PERU 21 SETIEMBRE 5, 2009

Evitar las pesadillas
Autor: Fritz Du Bois

El repentino aumento de atentados terroristas ya no está siendo percibido como algo lejano que no debe perturbarnos, sino, al contrario, el nivel de indignación y preocupación que ha generado en la población indica que esta lo siente muy cercano. Incluso la posibilidad, por más remota que sea, de que estemos ante un resurgimiento de Sendero ha irrumpido violentamente en nuestras casas recordándonos la pesadilla de hace no muchos años. Creo que el temor ciudadano va a ir en aumento, y el Gobierno cometería un gravísimo error al tratar de ignorarlo.

Así que se debería reformular el llamado Plan VRAE, que es evidentemente inadecuado. Sin embargo, este programa, que busca el desarrollo en la zona, es una apuesta de largo plazo, por lo que antes de presentar otro plan gaseoso es preferible tomarse el tiempo para elaborar un proyecto que sea completo, concreto y coherente. Igualmente, que esté financiado y que cuente con una gerencia eficiente.

Por otro lado, lo que sí es urgente es una estrategia militar ya que se requiere necesariamente recuperar el control del territorio para poner en marcha cualquier plan. Además, Sendero está en una tendencia ascendente y ha incrementando su armamento, por lo que darle un golpe antes de que se expanda demasiado es fundamental.

Si bien el argumento de la falta de recursos siempre es esgrimido, el hecho es que el presupuesto de defensa para el próximo año es 42% más alto que el que heredó este gobierno, así que el contribuyente ya ha aportado; lo que falta es que dé resultados. Incluso, de los 5,382 millones de soles propuestos para ese sector, solo el 5% va destinado a la lucha contra la subversión.

Claramente, es necesaria una reformulación, y algunas demandas militares deberían ser prioritarias. Se requiere helicópteros blindados y artillados. De los 18 MI-25 que tenemos, solo 3 están operativos. Mientras estos no puedan utilizarse, el riesgo de que ocurra otra desgracia como la del miércoles pasado es permanente.

Asimismo, tampoco descartaría de plano la propuesta del vicepresidente sobre el estatus de la zona. Más bien, sugeriría que el premier, en lugar de estar preocupado por las ONG, se reúna con la fiscal de la Nación y con la defensora del Pueblo para evaluar cómo implementar algún esquema con veedores o una instancia similar que permita que las tropas en la zona puedan actuar con un poco más de tranquilidad.
_________________________
EXPRESO sábado 5 de setiembre de 2009

Columna: PLANTEAMIENTOS Página 6
Peligrosa escalada terrorista

Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO

Un nuevo ataque terrorista se produjo el día 2 de este mes en la localidad de Sinaycocha, en el distrito de Santo Domingo de Acobamba, región Junín, zona situada al noroeste del Valle de los Ríos Apurímac y ENE (VRAE), vinculada al narcotráfico y de permanente flujo terrorista. En este atentado, cuando un helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea intentaba aterrizar para trasladar a soldados heridos en una emboscada producida la noche anterior, elementos terroristas dispararon ráfagas con ametralladoras tipo MAG o PKM que impactaron el rotor, afectando su estabilidad y ocasionando su caída a tierra, falleciendo los dos oficiales que lo piloteaban y un técnico, quedando además 8 heridos. No se pudo rescatar los cuerpos de los fallecidos ni a los heridos debido a que el otro helicóptero protector (sombrilla) debió abandonar el área para evitar los disparos. El día 4 se ha logrado rescatar y evacuar los 8 soldados heridos, faltando recuperar los 3 cuerpos de los caídos en combate.

Es importante resaltar que el ataque a los helicópteros es un objetivo principal de los terroristas, ya que en el área de operaciones representan el medio más importante para el transporte de personal, traslado de equipos, munición y racionamiento, así como protección en los patrullajes. Los terroristas han efectuado varios atentados a estos helicópteros, impactándolos y afectando su fuselaje. Inclusive el 29 de abril atentaron contra el MI-17 en el que volaba el general Contreras, Jefe del Comando Conjunto de las FF AA. Con respecto a los helicópteros MI-25 blindados del Ejército, se desconoce porque no los usan.

Hace 10 años, un helicóptero similar fue emboscado en San Martín de Pangoa, Satipo –entre el caserío de Alto Anapati y la base militar de Llanco–, donde los terroristas se llevaron ametralladoras PKM, las mismas que pueden haber sido usadas en este último ataque. Cabe señalar que en abril pasado se aprobó la asignación de S/. 3’300,000 para el blindaje de 4 helicópteros MI-17, además de US$ 384,000 para adquirir 240 chalecos antibalas para los efectivos que realizan las patrullas, pero se desconoce el avance del proceso administrativo.

Este ataque terrorista enluta nuevamente a familiares de valerosos efectivos caídos, pero además preocupa a todos los peruanos por la peligrosa escalada terrorista en proporción, frecuencia, cantidad de elementos y capacidad de potencia. Los terroristas han aumentado desde el 2006 de 220 a 600. Desde el 2001 ya suman más de 80 muertos entre militares, policías y pobladores, y solo en los últimos 5 meses, en 13 atentados, se registraron 24 muertos y decenas de heridos. Además, a pesar de grandes esfuerzos, no se logran capturas de importantes cabecillas como la de “Feliciano” en 1999 y “Raúl” el 2003.

Coincido con lo manifestado por el ministro de Defensa el día 3 en el Congreso: que el terrorismo se ha revelado contra la sociedad, y cuando ataca a las fuerzas del orden lo hace contra todos los peruanos, y por actuar en nuestra defensa, debemos respaldarlas y apoyarlas por “justicia, lógica y gratitud”.

En este panorama la pregunta sería: ¿De que nos sirve tener más de US$ 32,000 millones de Reservas Internacionales Netas (RIN) si hay una peligrosa escalada narcoterrorista que podría desestabilizar la gobernabilidad y afectar el destino de nuestra Nación? Por tratarse de una grave problemática, el gobierno debería asignar recursos de estas reservas para enfrentar adecuadamente la lucha en el campo militar, así como para el desarrollo de esta conflictiva zona.
__________________________

EL COMERCIO SETIEMBRE 4, 2009

Llegaron a Lima los soldados heridos durante ataque narcoterrorista en el VRAE

14:15 | Llegaron al Grupo Aéreo número 8 a bordo de un avión Antonov de la Fuerza Aérea del Perú. Fueron trasladados al Hospital Militar Central.

Los efectivos llegaron a Lima provenientes del aeropuerto Francisco Carlé de Jauja, a donde previamente llegaron, luego de ser rescatados de la zona del ataque ocurrido el último miércoles.

A través de un comunicado, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas dijo que en el VRAE, las operaciones y acciones militares para evacuar a todo el personal herido se iniciaron ayer, jueves, principalmente con el abastecimiento de víveres, medicinas, abrigo y agua.

Recién hoy a las 11:10 a.m., mediante operaciones aéreas que incluyeron inserción de personal, se logró evacuar al personal militar que resultó herido en los enfrentamientos en la localidad de Sinaycocha, distrito de Santo Domingo de Acombamba, Junín.

Los heridos evacuados fueron identificados como teniente coronel EP Erick Pasquel Alfaro (fractura de clavícula), Capitán EP José Avellaneda Díaz (contusiones leves), técnico 1 FAP Clementino Orihuela Curilla (contusiones leves), Suboficial 1 FAP Walter Veja Osorio (contusiones leves), Suboficial 3 FAP Arturo Muñoz Guevara (contusiones leves), Sargento 1 Pablo Castro Castillo (herida de bala en pierna derecha), Cabo Carlos Benito Sucaray (herida de bala en hombro derecho) y Cabo Josvel Paucar Sunaval (herida de bala en el pie derecho)

Todos ellos se encuentran en condición estable y ya fueron trasladados al Hospital Militar Central de Lima.

* Fuego de narcoterroristas impide que el Ejército rescate a 8 militares heridos en el VRAE
8:09 | Previamente hubo dos intentos fallidos de rescate. Heridos serían evacuados hoy.

Luego de dos intentos fallidos por llegar al sector de Sinaycocha, del distrito de Santo Domingo de Acobamba, en Huancayo (Junín), una patrulla de 50 hombres que había partido de la base contrasubversiva de Huachocolpa llegó la tarde de ayer por tierra al lugar donde se encuentran los miembros de la patrulla emboscada.

De inmediato reforzaron la seguridad de la zona para proteger a los heridos, cuya cifra oficial aumentó a ocho, incluidos los cinco que se encontraban en el helicóptero M-17, derribado el miércoles al intentar rescatar a una patrulla de 30 agentes que había quedado atrapada luego de los enfrentamientos con los narcoterroristas. Para hoy se espera evacuar a los heridos y trasladar los cadáveres.

De otro lado, un comunicado del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas precisó que fueron tres y no dos los militares que murieron al caer el helicóptero, tal como indicó el miércoles el ministro de Defensa, Rafael Rey.

A las muertes del mayor FAP Ángel Michael Bejarano Pacheco (piloto) y el mayor Jorge Lenin Sánchez Pérez (copiloto) se sumó ayer la del técnico FAP de tercera Carlos Arturo Caicedo Castro, quien era mecánico armero. Aún no queda claro si este último falleció junto a sus compañeros o si murió horas después.

Se informó que por la mañana y la tarde de ayer varios helicópteros trataron de aterrizar en la zona en conflicto, pero fueron interceptados por los narcoterroristas escondidos en los alrededores, los cuales desataron una intensa balacera cada vez que un helicóptero intentaba aproximarse para aterrizar.

La incertidumbre generó un intenso movimiento de tropas en las bases de Pichari (en Cusco) y Mazamari (en Satipo, Junín), desde donde partieron las aeronaves.

Mientras tanto, los aviones dispuestos para el traslado de las víctimas permanecen en el aeropuerto Francisco Carle, de la ciudad de Jauja.

El presidente Alan García se refirió anoche, y en términos muy duros, al caso de los militares asesinados por los terroristas. Exigió, por ello, parar esta racha que convierte a los delincuentes en héroes y a los subversivos en víctimas. “¿Qué derecho tienen aquellos que solo ponen su saliva para criticar? ¡Hasta cuando no vamos a entender! ¿Qué pasa en el Perú?, se preguntó el mandatario.

LA CIFRA
100
Comandos militares, aproximadamente, han sido enviados a la zona ante eventuales enfrentamientos.

* RINCÓN DEL AUTOR
Recuperar las rondas
Por: Jaime de Althaus Guarderas

Lo positivo fue que el Gobierno tomara la decisión política de enfrentar a las columnas narcosenderistas del VRAE, luego de más de una década de inacción durante la cual esas columnas se fortalecieron y convirtieron en la fuerza armada del narcotráfico. Lo negativo fue que esta decisión no contara con todos los elementos necesarios para que esa ofensiva pudiese ser exitosa.

Sorprendió, desde el comienzo, el escaso número de helicópteros, pero más aun que no fueran blindados. Hasta ahora no se entiende bien por qué no se usan en esta guerra los cuatro MI25 —blindados y artillados— que tiene la FAP operativos. Tampoco se dispondría hasta ahora de instrumentos de inteligencia satelital, aérea y electrónica, indispensables para ubicar las columnas y efectuar ataques quirúrgicos.

Y la inteligencia táctica —humana— es muy débil. Las rondas campesinas, resentidas con el Estado Peruano por ausencia de reconocimiento a sus campañas heroicas contra Sendero Luminoso, y hasta señaladas por supuesta violación de derechos humanos en algunos casos, dejaron hace mucho tiempo de estar articuladas al sistema de defensa y de inteligencia, y más bien juegan para el narcosenderismo o eventualmente para los bloqueos antisistema.

Debe recordarse que Sendero solo pudo ser derrotado cuando las Fuerzas Armadas se aliaron con las comunidades. Ahora, sin el apoyo campesino, ya vemos lo que está pasando. Pero no se trata, esta vez, de movilizar a los comités de autodefensa para la guerra, sino para el desarrollo, para su incorporación productiva al mercado. Hay que recuperar a estas rondas, comenzando por las de las partes altas del VRAE, de la sierra contigua a ese extenso valle, que es de donde salen los brazos para la cosecha de la coca y para el transporte de la droga. En esta ocasión, en lugar de darles armas, habría que proporcionarles instrumentos tecnológicos para que puedan salir de la pobreza, conectarse al mercado y romper la dependencia de la economía de la coca (y celulares para que avisen cuando vean algo sospechoso). Lo que, de otro lado, sería la mejor reparación colectiva e individual imaginable.

Los dirigentes de las rondas son líderes naturales. Ellos podrían, convenientemente capacitados, liderar la modernización tecnológica en sus comunidades. Las condiciones para la inclusión exitosa en el mercado nacional e internacional están dadas: Se está construyendo o asfaltando carreteras, las telecomunicaciones están penetrando y, de otro lado, se necesita ampliar el mercado interno para compensar en alguna medida la relativa depresión del mercado externo. Es el momento.
______________________
LA REPUBLICA SETIEMBRE 4, 2009

La lucha por la iniciativa en el Vrae
Por: Mirko Lauer

La cercanía de Colombia y Perú se apoya en un hecho clave: ambos países alojan una combinación de producción/exportación de drogas con movimientos armados particularmente dura de eliminar. No son los únicos. A otra escala, Afganistán vive un caso parecido en torno al opio (89% de la producción mundial).

La comparación con Colombia hasta ahora ha tendido a considerar los órdenes de magnitud de la amenaza y su horizonte histórico para llegar a la conclusión de que son escenarios potencialmente vinculables, pero diferentes. Pero han empezado a perfilarse algunos preocupantes parecidos nuevos, que es preciso tomar en cuenta.

Hoy ya no solo compartimos la combinación drogas-grupos armados, sino otra de igual importancia que liga centros de producción con rutas de exportación a centros internacionales. Esta integración vertical le permite al negocio operar con inédita eficacia en las zonas remotas y atrasadas, en lo que es una política de expansión más comercial que militar.

El factor decisivo en la confrontación es la necesidad de proteger la capacidad de producir y transportar la droga. En esto el narcotráfico no desea manejar un ejército si no lo necesita, y cuando lo necesita no busca uno más grande de lo necesario. El objetivo central es la contención de los esfuerzos antidrogas.

En un país tan importante para el negocio como Bolivia no ha sido necesario ir a la defensa armada, ni siquiera cuando se impuso una política de coca cero, pues se percibió que siempre hubo otra salida. Evo Morales ciertamente ha hecho esfuerzos por contener el cultivo, pero ha impedido el establecimiento de una política más agresiva.

Cuando aparece el empleo de grupos armados, los narcos y los Estados entran a un punto de no retorno. La lección colombiana es que esa guerra es larga y complicada, y no se resuelve exclusivamente con capturas o destrucción de laboratorios. Lo mismo piensa, casi tres decenios después del inicio del problema, Washington.

Hoy, con las emboscadas a soldados en alza, está claro que las fuerzas del Estado peruano, y no solo las armadas, deben preparar la estrategia de un conflicto prolongado, y descartar la idea de una victoria rápida, como a menudo la reclaman la opinión pública y los medios. Nada más peligroso que estrategias vinculadas a intereses políticos inmediatos.

Una estrategia así podría comenzar por un intento de definir qué es exactamente una victoria. Por años el narcotráfico ha manejado los tiempos de esta guerra, decidiendo las treguas y las ofensivas, así como los escenarios de la confrontación. Esta guerra debe ser repensada más allá de la suma de los incidentes.

* La lucha contra el narcoterroperiodismo
La mal enfocada mira del ministro Rey en el VRAE
Por: Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

La presentación de ayer del ministro Rafael Rey en el Congreso –en su parte pública, al menos– sobre la situación del combate contra el narcoterrorismo, a propósito de la muerte lamentable de tres miembros de la Fuerza Aérea en el VRAE, proyectó la sensación de que la mira de su estrategia está mal enfocada, y de que está confundiendo al enemigo o viendo fantasmas donde no los hay.

Como ya es rutina en un gobierno especializado en tirarle el bulto de sus errores a supuestas deficiencias de comunicación o a la mala fe de quienes lo critican, Rey dio la impresión, ayer en el hemiciclo, de estar reaccionando con exageración por lo que informan los medios o por los comentarios de los que él llama –despectivamente– ‘opinólogos’ o ‘criticólogos’, es decir, todos los que discrepan con él o no lo llenan de elogios.

Con talante innecesariamente peleón, Rey hizo ayer comentarios que me parecen errados y sin sentido. Por ejemplo, ¿a quién quiere convencer de que los narcoterroristas son gente desalmada y muy perjudicial para el país, cuando la mayoría de la población –y de medios– comparte ese sentimiento?

¿A quién quiere convencer Rey de que los integrantes de las fuerzas armadas y policiales son peruanos valiosos que luchan en desigualdad de condiciones, con equipamiento insuficiente y en condiciones penosas –lo cual es responsabilidad de su gobierno–, si eso ya lo sabemos todos?

La gente –y los medios– están de acuerdo en la preocupación por el narcoterrorismo y unidos en la concepción de quiénes son los ‘malos’ y los ‘buenos’ en esta guerra. Pero cuando Rey lanza planteamientos de esa índole pareciera que quiere deslizar la idea de que sus críticos están a favor del narcoterrorismo o que no valoran el despliegue de las fuerzas del orden.

Y, cuando Rey hace eso, pareciera que su intención sería usar la lucha contra el narcoterrorismo como biombo para el avance de la alternativa ‘vale todo’ en esta lucha –incluyendo obviar la relevancia de los derechos humanos de todos–, o de querer enjuagar responsabilidades por delitos pasados como la masacre de Putis. Hay que estar alerta a todos los que –como el fujimorismo– quieren aprovechar el río revuelto del narcoterrorismo para meter el caballo de Troya del autoritarismo.

El ministro debe preocuparse menos de los medios o de pensar en el titular periodístico ‘correcto’ de mañana, y más de lo que realmente está ocurriendo en el VRAE, donde es evidente, a la luz de los resultados, que la estrategia del gobierno tiene que ser replanteada y que no se puede enviar a pelear a las fuerzas armadas y policiales sin el equipamiento requerido.
__________________
LA RAZON 04 09 09

Al pan, pan...

Uri Ben Schmuel
uribs@larazon.com.pe

Rafael Rey habló ayer de manera magistral en el Congreso. Hace mucho tiempo que no escuchábamos a un ministro –de éste o de anteriores gobiernos– enfocar de manera tan clara y contundente el tema de la lucha antiterrorista. Como debe ser. Al pan, pan y al vino, vino. Sin artificios ni medias vueltas. Sin irse por las ramas. Rescatamos algunos aspectos de la intervención del titular de Defensa que nos impactaron especialmente:

- Los atentados perpetrados por los grupos narcoterroristas en el VRAE deben ser considerados como crímenes de lesa humanidad, mientras que las acciones de las Fuerzas Armadas, incluyendo algunos excesos, no pueden ser calificados como tales.
- Los militares merecen el respaldo y el apoyo de todo el país, debido a que arriesgan su vida por cumplir con su deber y, muchas veces, van hacia el sacrificio con tal de defender a toda la sociedad peruana de la lacra de la subversión.

- Los tres oficiales de la FAP que murieron cuando iban a rescatar a los heridos del último enfrentamiento entre militares y terroristas se ofrecieron como voluntarios para realizar esa misión aun cuando sabían que sus vidas estarían en riesgo.

- Al VRAE no se va a jugar canicas sino a pelear. Y cuando se pelea, lamentablemente se producen bajas. Para que no las hubiera habría que retirarse y dejar la zona en manos de Sendero.
Pero Rey también nos ha mostrado –como anota con acierto Jorge Morelli en la aguda “Media Columna” que distribuye por Internet– que esta guerra se está perdiendo en el frente judicial.

“Todos los oficiales y soldados de las patrullas que tienen enfrentamientos con muertos o heridos son sistemáticamente denunciados por asesinato agravado o lesiones, o citados por los fiscales a declarar fuera de la zona de combate. Las consecuencias en la organización y la moral de las tropas son devastadoras. Los soldados se sienten con razón abandonados por aquellos a quienes protegen”, apunta Morelli y coincidimos totalmente con esta apreciación.

A dichas observaciones debemos añadir otras ya consignadas aquí en reiteradas ocasiones. Una es la persecución mediática orquestada por las ONG que hacen de quinta columna de SL con el cuento de los derechos humanos. Otra, la falta de recursos económicos, debido a la insensibilidad y estrechez de miras del tecnócrata que se sienta en el MEF (y para colmo, el Congreso arrastra los pies en el tema del canon a las FF AA y prefiere ocuparse en aumentar el número de curules o en condecorar a cantantes).

De modo que la guerra en el VRAE deben librarla tropas desmoralizadas, con las manos atadas por un sistema judicial y una argolla mediática que le hacen el juego al terrorismo, sin logística adecuada por culpa del ministro Carranza y en medio de la indiferencia de la mayoría de los políticos. ¡Cómo debe festejar Abimael desde su celda esta conducta suicida!
____________________
EXPRESO 04 09 09

Editorial
Lesa humanidad

La Fuerza Aérea del Perú (FAP) entregó a dos de sus oficiales y a un técnico a la larga lista de héroes de la lucha contra el terrorismo. Honor y gloria a estos valientes que mediante el sacrificio de sus propias vidas intentan dejarnos un país mejor. Pero hay políticos que pagan mal esta inmolación. Ollanta Humala, por ejemplo, quien en España dijo –ante un grupo de compatriotas residentes en ese país– que Sendero Luminoso y el MRTA ya no existen y que tampoco representan un peligro para el Perú.

Pero los hechos contradicen a esta clase de temeridades, toda vez que resulta obvio que los senderistas actúan en pared con quien fuere. Ahora el turno es de los narcos y los rezagos emerretistas que contactan con las FARC. Y todo con la finalidad exclusiva de reanudar más delante su lucha armada para conquistar el poder de la nación peruana. Hace varios años alertamos que el cierre de decenas de bases contrasubversivas sería una equivocada decisión, en vista de que atentaría contra la seguridad nacional. Lamentablemente tuvimos un gobierno como el de Alejandro Toledo, obsecuente y concesivo con el pedido de venganza de las ONG izquierdistas de derechos humanos contra las fuerzas armadas de la patria. Igual advertimos sobre la cobarde y extraña excarcelación de centenares de terroristas, gracias a sus abogados del IDL, Aprodeh y demás ONG agrupados en la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDH), cuyos directivos inclusive fueron designados funcionarios del Estado e integraron la denominada “comisión de indultos”.

Entonces, de las consecuencias ante tan malas decisiones hoy todos somos testigos. Se repite el capítulo terrorífico donde aparecen más muertes de uniformados que enlutan a familias enteras, dejando niños menores de edad sin padre y viudas sumidas en el dolor y la tragedia. Bajo estas penosas circunstancias, debemos decirle al país que el último miércoles 2 de setiembre se ha cometido una violación atroz de los derechos humanos, en realidad se ha perpetrado un acto de lesa humanidad, acontecimiento sobre el cual callarán las ONG políticas, pues lo que han hecho los terroristas ha sido disparar a una nave de auxilio que intentaba recoger soldados heridos y trasladarlos para prestarles asistencia médica.

Pero si las cosas hubieran sido al revés, ya tendríamos en este momento al mundo ensordecido por el sonoro coro de las ONG políticas, denunciando la violación de los derechos humanos de terroristas heridos.

Ahora bien, frente al silencio de esa turba que, por ejemplo, impulsó y conformó la CVR, cabe la pregunta: ¿no significa acaso esa indiferencia una negación de los derechos humanos de los soldados peruanos, y con mayor razón si están con heridas de bala requiriendo atención médica urgente pero que ese auxilio fue impedido por el ataque senderista a una aeronave que buscaba ese fin humanitario? De modo que la condena –y el combate– a los terroristas en el VRAE tiene que ser total. Y pese a esta verdad monumental, tenemos que deplorar que hay ingenuos que aún no tienen la visión suficiente como para darse cuenta que la lucha contra la barbarie terrorista no ha terminado, y que menos se puede seguir alentando la construcción de un “museo de la memoria” que ensalzará inclusive a los verdugos de los buenos peruanos que murieron a consecuencia de las balas y la dinamita senderista o emerretista.
___________________
CORREO 04 09 09

Aldo Mariátegui
LA COLUMNA DEL DIRECTOR
¿Sendero ya no es un peligro?

LIMA | - ¿No decían Alan y Humala que Sendero ya no era un peligro? Cuando tienes un tumor en el cuerpo, no puedes cantar victoria aunque lo hayas reducido drásticamente. Puede volver a crecer explosivamente y acabar con tu vida. Tienes que acabarlo. Lo mismo sucede con Sendero, que ya lleva 40 uniformados muertos en lo que va del año.

Hace no mucho propuse que se bombardee con el barato y eficiente napalm los perímetros de las bases del Ejército en el VRAE para evitar estos seguros tiros al blanco que hacen los senderistas durante sus asedios, y muchos casi me comparan con Hitler. Pues vean hoy los resultados: helicópteros tumbados, muertes lamentables de militares y heridos bloqueados. Se debe entender que esto no es un picnic sino una guerra con un enemigo implacable. Es casi imposible detener a esos francotiradores parapetados en la espesura, por más que los helicópteros de apoyo preventivamente "rocíen" de balas el cerco para despejarlo.

Lo efectivo en estos casos es detectar al emisor del fuego, calcular sus coordenadas, trazar su posible área máxima de movimientos de escape y luego bombardearlo desde el aire o cañonearlo desde tierra con artillería (otra alternativa es la defoliación, pero eso afecta demasiado al medio ambiente). No necesitas estudiar en West Point, Saint Cyr o Sandhurst para planear algo tan sencillo, pero tal parece que o nuestro Ejército prefiere usar guantes blancos en lugar de unos de box o simplemente no tiene la capacidad para realizar operaciones tan primarias, así que cualquier pichiruchi con una "cerda" (ametralladora mediana de pelotón) o lanzacohetes RPG puede repeler la llegada de helicópteros de apoyo a una base. Es que la verdad nuestro Ejército está en una situación operativa penosa y bandas de "patas en el suelo" como Sendero ahora lo pueden poner en jaque. Tiemblo de sólo pensar en lo que sucedería en una guerra convencional con un enemigo tipo el ejército chileno. ¡Hasta la tendríamos difícil con los haitianos!

- Cualquier tontona ONG extranjera instaura un "premio mundial" desde Europa o EE.UU. y nuestras cabezas coloniales "progres" alucinan que es el Oscar o el Premio Nobel... Es como que Correo invente el galardón a "la ONG más sinvergüenza del planeta" y lo reparta; la misma validez...

Aparte de que el premio de marras fue para el columnista y no para esta Casa Editora, sabemos ya que fue un "muñeco armado" entre alguna ONG local y éstos de "Survival", que habían estado agitando a los nativos en Bagua.

Además, a "Survival" le convenía seguir moviendo su "exitoso" tema peruano (hasta inventaron una masacre indígena) para justificar seguir sangrando allá a sus donantes.

Claro, los enemigos locales como Lauer, AAR y el atorrante retrasado mental de atrás del pasquín chavista nos quieren atribuir las opiniones de un columnista como la línea editorial. Con ese criterio estúpido, entonces también somos de Patria Roja por las colaboraciones del ex senador Breña... En todo caso, se trató de una frase en sentido figurado que fue manipulada como literal. Y la "China Tudela" dice cosas más duras aún que "La Ortiga", pero bien que es celebrada por los "progres" como si fuera un fenómeno cultural. ¡Hasta le hacen obras de teatro! ¿Por qué Lauer o AAR (que fue quien comenzó la bronca cuando tiempo atrás me llamó "hijo de Putin" como feo insulto escondido en el título de un artículo suyo) no aducen también que es la línea editorial de Caretas?

Mucha hipocresía... Y ya sabemos que preparan otro "muñeco". Que venga nomás. Contestaremos como sabemos cuando nos buscan. Las nucleares ya están listas y va a ser entretenido.
______________________
LA PRIMERA 04 09 09

Un Rey desnudo

Escuchar a Rafael Rey nos conduce a un dilema dramático: ¿es un bobo con ideas de fascista o es un fascista que habla como un bobo?

¿Es un católico salido de las páginas de Maurras, un hijo de Le Pen, un sobrino de Plas Piñar, un remedo de Luis A. Flores, una reencarnación de Esparza Zañartu?

¿Qué es Rafael Rey, en suma? ¿Un fujimorista vitalicio al servicio del hombre que Fujimori persiguió por varias azoteas de Surco? ¿Un glóbulo blanco siempre atento a las infecciones del progresismo? ¿Un testa de Giampietri?

Es todas esas cosas pero es, sobre todo, un cruzado que ve Jerusalenes donde hay gente que no piensa como él y ve a Saladino cuando el que está hablándole es Yonhy Lescano nomás.

Como su obituario político se ha encargado de hacérnoslo saber, el señor Rey fue un sodálite emergente que daba la vida por Mario Vargas Llosa y por las libertades del neoliberalismo.

Cuando Vargas Llosa perdió y Fujimori fue como la neblina de Lima –cubriéndolo todo y haciendo más espectrales a los peruanos- a Rafael Rey se le presentó una de esas disyuntivas fuertes que deciden la vida: o seguía siendo él mismo y tendría que pasar su desierto y su ostracismo, o se volvía un transformer y pasaba de Volkswagen libertario a Tico fujimorista (con olor a sobaco incluido).

Todos sabemos lo que pasó con este amarillo patito. No sólo fue Tico sino que a ratos mutó a moto de farmacia, a tractor chino, a bulldozer de plástico. Todo con tal de defender al chino mandarín que lo tuvo entre sus juguetes preferidos.

Ahora, en su enésima transformación, es ministro de Defensa del gobierno de García, del mismo García a quien Rey acusó, con su firma de congresista en un dictamen oficial, de ladrón.

Y ayer este señorito se presentó al Congreso donde Mulder hace de girondino y el Apra arrasa. Y habló un montón de minutos sin referirse al tema para el que había sido convocado. Yo me tomé el trabajo de escucharlo y de hacer apuntes. Y lo que escuché me dejó estupefacto. Se resume en las siguientes parrafadas:

a) “Nos matan militares en el Vrae porque los militares están en el Vrae. ¿Quieren que nos retiremos”?;

b) “No seamos derrotistas, no estamos perdiendo esta guerra, aunque debo admitir que, tras el rescate de los heridos que hasta ahora no hemos podido rescatar, tenemos que replantear algunas estrategias”;

c) “¿Por qué nos recuerdan las estadísticas de las muertes? ¿Qué objeto tiene? ¿Y por qué cuando nos matan a algún efectivo los titulares de los medios no levantan la noticia diciendo “Otro atentado terrorista se ha consumado en contra de la sociedad?”;

d) “Las Fuerzas Armadas son la sociedad, el brazo armado legal de todos nosotros. ¿Qué justifica que las ONG que dicen defender los derechos humanos sigan persiguiendo a los militares?”

Y así por el estilo.

Lo que debería hacer Rey después de tan patética exhibición es ir donde Cipriani y confesarse.

Porque ayer ha querido, para agravio de las Fuerzas Armadas, mezclar a asesinos con héroes, a canallas con defensores del país, a Putis con el honor legendario del ejército de Bolognesi. Y todo para no tener que explicar su carácter de usurpador.

Sí, porque haber nombrado a Rey como ministro de Defensa no es un error: es un crimen. Su “patriotismo” histérico, su “militarismo” fanático, su desapego a la ley, lo llevarán, al margen de las intenciones que pueda tener, a cometer error tras error.

El problema es que esos errores ya no son los del Ministerio de la Producción. Esos errores cuestan vidas. César Hildebrandt, Columnista
______________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 3, 2009

El Ejecutivo replanteará estrategia de lucha antisubversiva en el VRAE

0:07 | El ministro de Defensa, Rafael Rey, reconoció que se han cometido errores en el accionar de las Fuerzas Armadas

(Andina).- El ministro de Defensa, Rafael Rey, anunció que se va a replantear una parte de la estrategia que se aplica para la zona comprendida por los Valles de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), acelerando la adquisición de medios tecnológicos para las Fuerzas Armadas que operan en el lugar.

Rey formuló estas apreciaciones en el curso de su presentación ante el pleno del Congreso de la República, en donde se refirió a los recientes ataques narcoterroristas perpetrados contra efectivos de las Fuerzas Armadas.

“Nadie dice que no haya errores y por supuesto después de concluir el rescate de los nuestros (los caídos en el último ataque narcoterrorista), vamos con humildad a hacer un replanteo de la estrategia, de alguna parte de la misma”, indicó.

En ese sentido precisó que se va a acelerar también la adquisición de una serie medios tecnológicos, aún cuando ello pueda significar que se distraigan recursos asignados para otros objetivos.

Al respecto el ministro afirmó que dichos atentados son delitos de “lesa humanidad”, y advirtió de igual manera que los peruanos tienen un solo enemigo común que es el terrorismo, actualmente aliado con el narcotráfico.

En estos momentos el ministro Rey se reúne en sesión reservada con la representación nacional para informar sobre las acciones de inteligencia que se vienen aplicando en la zona.

En el curso de su exposición ante la representación nacional el titular de Defensa indicó que todos los peruanos debemos entender que a la zona del VRAE no se entra a encontrar diversión.

“Por el contrario se ingresa a sufrir, a luchar y a exponer la vida por nosotros”, aclaró.

Tras indicar que no se debe caer en comentarios derrotistas, cuestionó que muchos de los defensores de la patria que operan en las zonas de emergencia, enfrenten a la fecha denuncias por delitos de homicidio, por el solo hecho de haber repelido ataques.

En ese sentido aclaró que el común denominador obliga a que muchos militares y policías que luchan en el VRAE solo salgan de la zona muertos o denunciados.

Respecto a las estadísticas que se han presentado en las últimas horas con relación al número de efectivos muertos en dicha zona, precisó que éstas pueden ser elaboradas precisamente porque el Estado es transparente.

Pero advirtió que los enfrentamientos con los narcoterroristas también les genera bajas a ellos, sin embargo no se sabe exactamente la cantidad de muertos que tienen a la fecha, en la medida que constantemente recogen a sus muertos.

“Todas nuestras patrullas que han salido en el VRAE en misión operativa han causado siquiera una víctima que hayamos ofrecido a la fiscalía, pero tanto sus integrantes como sus jefes inmediatos están acusados por homicidio”, lamentó.

En ese sentido recordó el caso de los 80 policías de Puno que han pasado cuatro años enfrentando un proceso judicial por la muerte de un estudiante universitario, registrada durante una manifestación en Puno.

LOS PROBLEMAS EN EL VRAE
Respecto a los problemas por los que atraviesan los efectivos militares que operan en el VRAE, Rey sostuvo que a diferencia del Huallaga ésta es una zona agreste, en la cual no se ha conseguido todavía llegar con la adecuada comodidad a las bases antisubversivas.

Al respecto aclaró que se ha pretendido crear una enemistad entre la PNP y las FF.AA. diciendo que en el Huallaga la policía tiene éxito y en el VRAE los militares fracasan.

“En el Huallaga hay carreteras, se ha trabajado desde hace nueve años, hay presencia del Estado y en el VRAE no”, indicó.

Precisó que durante el gobierno anterior se abandonó el VRAE y se desactivaron bases antisubversivas. “Muchos opinólogos y criticó logos dicen que falta inteligencia, en efecto, pero eso requiere tiempo para tener inteligencia efectiva, experimentada y se está haciendo”, enfatizó.

Dijo además que se está avanzando en la adquisición de mejor equipamiento pero todavía hace falta mucho más. “Los terroristas tienen las que le quitaron en distintos momentos a las policías y a los militares pero también las adquieren del narcotráfico”, dijo.

Respecto al narcotráfico indicó que no puede entender como ministro de Defensa que no se haya implementado a la fecha un sistema de escáner (para el control de droga), ni se haya concretado todavía la adquisición del software para detección de insumos químicos, similar al que se usa en Colombia.

En ese sentido dijo que el Parlamento liberó a la Sunat para que pudiera adquirir dicho software en forma directa, pero aclaró que dicha superintendencia prefirió hacer una licitación pública.
______________________
PERU 21 SETIEMBRE 3, 2009

Van casi 40 militares caídos en 16 meses

Las Fuerzas Armadas son el objetivo de los remanentes de Sendero. Jaime Antezana indicó que los narcoterroristas buscan controlar las rutas de transporte de droga. Ayer, subversivos derribaron un helicóptero que iba en rescate de heridos y mataron a dos oficiales de la FAP.

Mientras varios personajes de la clase política siguen minimizando el accionar de los remanentes terroristas en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) al servicio del narcotráfico, los ataques a los militares, con pérdidas de vidas, se siguen sucediendo. Según el especialista en temas de narcotráfico Jaime Antezana, estos se han incrementado desde abril del año pasado, cuando los terroristas se trazaron el objetivo de controlar las rutas de la droga en dicha zona, ahora mediante acciones contra las bases militares.

Solo para enfatizar la diferencia, se puede indicar que entre 2003 y marzo de 2008 se produjeron 12 ataques senderistas, principalmente contra objetivos policiales (en ese periodo fallecieron 20 policías y cinco militares). Pero, entre abril de 2008 y setiembre de este año, es decir, en 16 meses, se han producido 15 ataques o emboscadas, una cifra mayor que la registrada en los cinco años anteriores.

En este último periodo, los militares caídos en esas acciones ya son casi 40. Cabe recordar que en marzo del año pasado se instaló el Comando Especial de las Fuerzas Armadas en el VRAE, pero no se ha podido revertir el número de atentados.

DETRÁS DE LAS FF.AA. Antezana señala que lo que está en disputa entre el narcosenderismo y el Ejército es el control de la zona, y el principal objetivo de los terroristas es consolidar su presencia, extender el control de rutas de droga en el extremo norte del VRAE, las rutas de salida por Huancavelica y Satipo y acercarse a Huancayo (Junín).

El especialista aclaró que no es cierto que las FF.AA. estén detrás de los remanentes, sino al revés; prueba de ello han sido los recientes acontecimientos. Antezana añadió que, por más que Defensa haya dicho que hubo muertos del lado de los narcoterroristas, no ha mostrado pruebas.

“Los últimos ataques han sido a unidades militares. El mensaje que quieren dar es que son capaces de dar golpes al más alto nivel”, remarcó Antezana, tras advertir que las FF.AA. actúan muchas veces en desventaja debido a la falta de recursos.

FRASES
El problema que tenemos ahora no es ni la décima ni la centésima parte de lo que en los años 80 se tenía (…) Tampoco hay que presentar (las acciones terroristas) como si fueran una amenaza contra la democracia total.
Alan García
6/8/2009

Sendero Luminoso no representa ningún tipo de amenaza ni riesgo (para el país).
Octavio Salazar
5/8/2009

Sendero no representa un peligro para el país (…) Ni siquiera pueden tomar una comisaría.
Ollanta Humala
4/8/2009
________________________
LA REPUBLICA SETIEMBRE 3, 2009

Que pase el Rey
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe

Más cabeza fría para una situación cada vez más caliente.

Después de unas ‘vacaciones’ fuera del gabinete, y de una absurdamente fugaz pascana en la embajada peruana en Roma, Rafael Rey volvió a ponerse un fajín ministerial –esta vez en Defensa– con un aire prudente y menos conflictivo que el que ya se le conoce pero, para quizá no defraudar a su hinchada, acaba de volver a su faceta de fosforito intolerante, que seguramente fue para eso que Alan García lo volvió a reclutar.

Rey es, creo yo, un buen tipo, inteligente, con vocación de servicio público y, no obstante sus numerosos cambios de camiseta, consecuente con sus ideas. Su problema, creo yo, que por momentos lo vuelve insoportable, es que se cree el único dueño de la verdad y que, para defenderla, exhibe esa intolerancia inaceptable que, lamentablemente, persiste en la política peruana entre los extremistas de derecha (como él) y de izquierda (como muchos).

Lo ha vuelto a demostrar en estos días con declaraciones a los medios y un artículo publicado ayer –los perros del hortelano del presidente García parecen himnos a la concordia a su lado– con aire de trompeadera en lugar de vocación de convocatoria para sumar esfuerzos en temas cruciales del sector que lidera, como un plan VRAE que hace agua y que, penosamente, sigue cobrando vidas de nuestros soldados en lugar de retrocesos del narcoterrorismo.

Rey arremete contra todos con los que discrepa, una lista que se sigue ampliando y que va desde las ONG de derechos humanos –a las que acusa artera y absurdamente de favorecer al terrorismo–; generales como Roberto Chiabra por sus sólidas críticas al plan VRAE; y hasta el Ministerio Público por el pedido de información no satisfecho por el Ministerio de Defensa sobre la matanza de Putis.

“La fiscalía no tiene ningún afán de procesar a los militares; solo busca la verdad, no imputar hechos por imputar, ni denunciar por denunciar”, ha dicho la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz. Sin embargo, Rey cree que esos pedidos distraen la labor militar en el VRAE y le bajan la moral al ejército, lo que –en el fondo– significa el retorno –como si alguna vez se hubiera ido– de la filosofía ‘vale todo’ cuyo mayor exponente en el gobierno –pero no el único– es el vicepresidente Luis Giampietri.

Esto es un error pues la misma intolerancia que Rey le reclama a algunas entidades públicas y privadas es la que él expone con mucha frecuencia, y es lo que debería cambiar con el fin de, en lugar de estar haciendo articulillos picapleiteros, preparar documentos de política sobre un sector complejo como Defensa, que aún no domina, y en el que las cosas no están caminando bien, lo que está costando muchas vidas de valientes policías y militares.
_______________________

EL COMERCIO SETIEMBRE 1, 2009

Son 72 los distritos en todo el país que se dedican al cultivo de la hoja de coca

7:06 | El Monzón cuenta con el 14,4% de los sembríos ilegales de todo el país. La rentabilidad de la actividad ha disminuido en estas zonas según estudio

El habitual estudio de las diez cuencas que anidan el 100% de los cultivos de hojas de coca en el país ha progresado en un informe realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd), en el que se detallan la cantidad de sembríos por distritos. Es así que se ha determinado que en 72 de ellos se cultiva esta planta y donde, por ende, domina el comercio ilegal y el narcotráfico.

El principal lugar de sembrío es el Monzón, ubicado en la provincia de Huamalíes, en Huánuco. Esta zona, cuyo alcalde es Iburcio Morales, agrupa 8.054 hectáreas de hoja de coca, lo que representa el 14,4% del total cultivado en el país y el 45% de la cuenca del Alto Huallaga. Esta cuenca suma 17.840 hectáreas de cocales, la mayor cantidad a escala nacional.

Según el documento, las localidades que siguen, aunque con menos participación, son Yanatile en el Cusco, con 7,2% y Sivia en Ayacucho con 6,8%. “Realizamos este estudio pormenorizado para localizar mejor la cooperación internacional y brindar una asistencia técnica localizada”, explica Flavio Mirella, representante de la Onudd en el Perú.

Asimismo, se ha determinado que 3,3% de la población nacional vive en estos distritos afectados. Además, ocho de estas localidades agrupan el 50% de la superficie de coca cultivada en el país.

NEGOCIO POCO RENTABLE
Según el mismo estudio, los ingresos familiares mensuales en los distritos identificados como cocaleros son menores al promedio nacional. “Incluso la plantación de una hectárea adicional de hoja de coca representaría S/.10 más en la renta mensual”, detalló Carlos Resa, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid a cargo de esta investigación.

El crecimiento del ingreso mensual en las poblaciones que no cuentan con esta producción ha sido de 30,9% en dos años, lograron un monto de S/.374,1 en el 2007. Mientras tanto, en la zonas cocaleras este solo ha subido en un 6,5%, y obtuvo S/.213,7 mensuales.

Asimismo, en el informe se resaltan los casos positivos donde plantaciones de coca fueron sustituidos por cultivos alternativos. En la cuenca de La Convención y Lares, donde se redujeron los cultivos en algunos distritos, las ganancias de estos incrementaron en un 36,6% del 2005 al 2007.

Con respecto a empresas que sustituyeron el negocio de la coca por actividades legales, el estudio destaca el caso de la cooperativa Oro Verde, ubicada en Lamas, San Martín. Esta exportó café de calidad y logró una renta de US$2 millones en el 2008

“La idea de que la coca puede generar riquezas se contrasta con que la plantación de estas no contribuye al desarrollo económico de sus habitantes, al menos en sus ingresos legales”, advirtió Resa.

“Queremos exponer que donde ha habido una concentración importante de esfuerzos del Estado y una cooperación coordinada, además de un involucramiento de la sociedad para erradicar la ilegalidad se ha logrado un cambio positivo”, señaló Mirella.
____________________________
EL COMERCIO AGOSTO 31, 2009

EDITORIAL
Agenda pendiente en lucha contra el narcoterrorismo

Luego de la última emboscada perpetrada por facciones senderistas en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), nuevamente ha quedado en evidencia la urgencia de reorientar la lucha contra el terrorismo y su socio el narcotráfico desde una perspectiva integral.

Pasar a ofensiva implica actuar en el ámbito de la estrategia policial militar, así como en el desarrollo de políticas sociales con plazos perentorios que permitan desarticular a quienes pretenden jaquear el Estado de derecho, imponer el terror como antaño y mellar la autoridad de las Fuerzas Armadas y policiales, que en los últimos años han perdido decenas de miembros.

Los diagnósticos son claros: de un lado, el narcoterrorismo controla el VRAE, sin que hasta el momento se haya logrado poner coto a la estructura que muestran a pesar de que desde el 2006 las Fuerzas Armadas iniciaron allí operaciones antiterroristas. De otro lado, según “El mapa del narcotráfico en el Perú”, elaborado por el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, el 98% de la producción de la hoja de coca en las regiones de la sierra y la selva tiene fines ilegales.

Por eso, si en algo coinciden los expertos, no solo es en que estamos repitiendo la fórmula terror-pobreza y que el narcotráfico es la mayor amenaza a la seguridad en el Perú, sino que existen múltiples salidas que no se están aplicando, mientras el ilegal comercio de la droga sigue dominando la economía y la producción agrícola de Ayacucho, Huánuco y también del Cusco, región que cuenta con la mayor cantidad de hectáreas de hoja de coca ilícitas en el país.

Como recomienda el estudio de la PUCP, hay que potenciar los programas de desarrollo alternativo, como las plantaciones de palmito, y replicar el caso de San Martín, departamento que ha reducido sus hectáreas de coca a 1,6%. Pero si algo demuestra esa experiencia es que también se requieren labores de interdicción permanentes para eliminar las pozas de maceración y controlar de insumos químicos, así como erradicar de manera sostenida los cultivos ilícitos.

Evidentemente, estas medidas no se podrán aplicar si previamente no se asegura una estrategia de seguridad que recaía tanto en la Policía Nacional como en las Fuerzas Armadas, para que trabajen codo a codo, la primera responsable en la lucha contra el narcotráfico y la segunda en el combate contra los grupos terroristas.

Esto implica, pues, que el Ejecutivo, a través de sus ministerios, cumplan sus responsabilidades de manera sostenida, empezando por canalizar los recursos que estos programas demandan. Por el momento, resulta realmente preocupante que, como ha confirmado Devida, el aporte del Estado no se haya incrementado y peor que la cooperación internacional se haya reducido entre el 2007 y el 2009 en un 37%, no solo por la crisis internacional sino por la evidente falta de resultados en la lucha contra el narcoterrorismo.

El problema, sin duda, no solo se resuelve con dinero. Se necesita inteligencia, conducción, estrategia y una enorme voluntad política que debe respaldarse en el reciente compromiso adoptado por el presidente García en la cumbre presidencial extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).
______________________
EL COMERCIO AGOSTO 28, 2009

El 93% de la hoja de coca en el Perú va destinada al narcotráfico

7:29 | Estudio de la Universidad Católica muestra este panorama. San Martín es la región con más éxito en la erradicación

Por Vanessa Romo Espinoza

La realidad de la compra y venta ilegal de la hoja de coca es aun más nefasta cuando se observa en cifras. En las regiones de la sierra y selva del país donde el terror y la pobreza extrema dominan las tierras, el 98% de esta producción tiene fines ilegales. Se estima que de esta cifra, como mínimo, el 93% vaya al narcotráfico y el resto para el chacchado. Como resultado de este ilegal comercio, el 70% del valor bruto de producción agraria de Ayacucho proviene de estas arcas. Una región que respira y se mantiene sobre todo por esta actividad.

Pero esta conflictiva zona que pertenece al valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) no es la única que registra este panorama. En Huánuco, tras el descenso de cultivos de hoja de coca desde 1992, que tuvo su punto más bajo en el 2000, el incremento ha sido sostenido hasta el 2008. En esta zona, de las 17.976 hectáreas de dicho cultivo, solo 262 se usan para cosechas legales. Es decir, el 98,5% de la hoja de coca en esta región tiene un destino ilegal. Esto también se ve reflejado en su PBI agrario, al que esta actividad aporta el 47%.

Otro caso crítico es el de Cusco, zona que cuenta con la mayor cantidad de hectáreas de hoja de coca no lícitas en el país. Por ende, su producción también es alta e igualmente ilegal. Cerca del 70% de esta va al narcotráfico y constituye el 28% del PBI agrario de la región.

Estas cifras son parte del diagnóstico que la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP ) realizó a través de su Instituto de Estudios Internacionales (IDEI) y que presentó ayer en el libro “El mapa del narcotráfico en el Perú”.

Fabián Novak, director de este instituto, indicó que el narcotráfico es actualmente la mayor amenaza a la seguridad de nuestro país. Detalló además algunos números preocupantes que, según recomienda, deben ser puestos en la agenda de cualquier táctica antidrogas en el país.

Novak resaltó el caso exitoso de San Martín, departamento que redujo en 15 años sus hectáreas de hoja de coca al 1,6%. “Estudiando los pasos seguidos en esta región se pudo determinar tres pilares para una estrategia eficaz: ejecutar programas de desarrollo alternativo, como las plantaciones de palmito; realizar labores de interdicción como la eliminación de pozas de maceración y el control de insumos químicos; y, por último, llevar adelante una política eficaz y sostenida de erradicación de los cultivos ilícitos”, subrayó.

En la mesa de presentación de la publicación también estuvieron presentes Juan Paredes Castro, editor central de Política de este Diario; Rómulo Pizarro, presidente ejecutivo de Devida; y Alejandro Vassilaqui, director ejecutivo de Cedro.

Paredes Castro señaló que las recomendaciones de este libro deben ir dentro de la agenda política concreta. “Somos un país sobrediagnosticado, pero esta publicación necesita ser tomada en cuenta por un nivel ejecutivo”, afirmó.

LA GUERRA ECONÓMICA
La cooperación que sustenta económicamente esta lucha también se ha visto afectada en los últimos años. En el estudio de la PUCP se señala que del 2007 al 2009, se ha reducido el apoyo internacional en un 37%. “Este ingreso es de aproximadamente US$70 millones”, señaló Pizarro. Los índices bajos de resultados y la crisis económica serían las causas de este descenso.

Sin embargo, el aporte del Estado tampoco se ha incrementado. Según Pizarro, sería de US$80 millones. “Necesitamos hacer nuestro mayor esfuerzo para aumentar esta cifra”, dijo.

Vassilaqui se refirió, además, a las labores de prevención, ya que el consumo de la cocaína continúa en aumento. “Son 61.344 consumidores de esta droga,. En Huánuco ha aumentado el consumo en escolares en 134%”, señaló. “Nuestros niños son parte de la cadena productiva de la coca. Hay que empezar a interesarnos por ellos”, añadió.
_____________________
LA REPUBLICA 17 08 09

Perú: primer productor de coca el 2011

Según proyecciones de expertos Jaime Antezana y Jaime García. Cocales se desplazarían de Colombia al Perú debido a la intensa erradicación implementada por las autoridades de ese país.

Miguel Gutiérrez R.

Nuestro país pasaría a ser el principal productor de cultivos de hoja de coca dentro de dos años si se mantiene un crecimiento constante desde el 2005.

Desde esa fecha, la extensión de los cultivos de coca crece anualmente de cuatro a cinco por ciento. La superficie de cocales pasó de 53 mil 700 a 56 mil hectáreas el 2008, y para este año todo parece indicar que ese ritmo de crecimiento se mantendrá pese al programa de erradicación realizado en el valle del Huallaga.

La situación es totalmente opuesta en el vecino país del norte, donde la superficie de cocales se ha reducido el 2008 un 18 por ciento, según cifras reportadas por el Sistema Integrado de monitoreo de cultivos ilícitos de la ONU (SIMCI).

Los Grupos Móviles de Erradicación que trabajan conjuntamente con el Ejército y la policía colombianos dentro del llamado Plan Colombia, lograron reducir de 99 mil a 80 mil 953 hectáreas.

Un segundo efecto globo

Para los observadores del fenómeno del narcotráfico, como Jaime Antezana y Jaime García Díaz, de ConsultAndes, la agresiva erradicación emprendida por las autoridades de ese país puede configurar el desplazamiento de cocales de Colombia hacia nuestro país.

Un parecido efecto se dio en 1995, pero esa vez fue hacia Colombia, luego de que las autoridades peruanas con apoyo del gobierno estadounidense quebraran el puente aéreo entre ambos países.

“Según nuestras propias proyecciones, si sigue el nivel de reducción de los cultivos de coca en Colombia se produciría un ‘efecto globo’ por segunda vez, el cual provocaría que la superficie de cocales en nuestro país crezca un diez por ciento. De ser así, el año 2011 o 2012 el Perú pasaría muy probablemente a ser el primer productor de coca mundial, como sucedió en los años 80”, advirtió Jaime García.

Agregó que la meta del gobierno peruano es erradicar anualmente 10 mil hectáreas, lo cual es insuficiente si se tiene en cuenta los cultivos que surgen en otras zonas.

Nuevas áreas cocaleras

Jaime Antezana indicó por su parte que el sistema de monitoreo de cultivos de la ONU no contempla áreas donde hayan surgido cocales en forma significativa.

“Hay nuevas zonas donde han surgido cocales, como es el caso de Napo, y en el río Putumayo, frontera con Colombia, o en Caballococha, frontera con Brasil”, anotó.

Explicó también que hay áreas donde en el 2005 no existía coca, como en Ongón, La Libertad y en Sandía, Puno, pero ahora allí se registra un nuevo crecimiento.

"En Sandía y San Gabán, en Cusco, lugares de uso tradicional de la coca, ahora se destina a la producción ilegal de la cocaína. Además, en Ucayali, desde el 2007, se detuvo la erradicación y los programas de desarrollo se han debilitado en esta región", indicó.

Singular casualidad

García y Antezana coincidieron en recordar que durante el primer gobierno del presidente Alan García, la superficie de cocales se extendió rápidamente, alcanzando los 120 mil hectáreas.

"Este ‘efecto globo’ puede hacer que dentro de dos años podamos llegar hasta las 75 mil hectáreas de coca", finalizó Jaime Antezana, preocupado por la tendencia.

CIFRAS

56 mil hectáreas de coca existen en Perú, según el informe de la ONU.

6,676 hectáreas son cultivos legales.

El arte de erradicar coca

Más del 80 por ciento de la producción de la cocaína producida en Colombia está destinada al mercado de consumo estadounidense, mientras que la cocaína peruana se dirige en su mayor parte a Europa. Esto explica el interés de Estados Unidos y el de Colombia en erradicar hasta 90 mil hectáreas por año.

El programa de erradicación del gobierno peruano (CORAH) se concentra actualmente en la provincia huanuqueña de Leoncio Prado, dejando de lado el VRAE y el Ucayali.

No es cierto que en San Martín los pobladores hayan abandonado la coca: “Se controla para evitar que la coca sea replanteada”, señalan fuentes de CORAH. Hay 300 hectáreas de coca en Tocache que han crecido en los últimos meses.

* ‘‘El narcotráfico toca a la clase política y eso le otorga poder’’
Entrevista/Herbin Hoyos Medina. Periodista y conductor colombiano de Radio Caracol habla de la violenta realidad de su país que reporta en sus programas.

Miguel Gutiérrez R.

¿Cómo surge el programa radial “Las voces del secuestro”?

En 1994 fui secuestrado por la guerrilla. Me llevaron a un campamento donde había un hombre encadenado a un árbol. El sujeto me dijo que era un secuestrado y que llevaba dos años en esas condiciones. Lo vi tomar una radio y escuchar radio Caracol. Le dije: “¡Oiga, yo trabajo en esa radio!”. No me creyó hasta que me puse a hablar como cuando estoy ante el micrófono. Me preguntó por qué los periodistas no hacían nada por ellos, los secuestrados. “Todas las noches escuchamos la radio. ¿Se imagina usted que mi esposa y mi hija me hablara por esa emisora?”, dijo.

Eso lo impulsó a crear un programa para los secuestrados y sus familiares...

Así es. Luego de que fui rescatado por el Ejército en un enfrentamiento sangriento, me prometí conducir un espacio en el que los familiares envíen mensajes de esperanza a los prisioneros de las FARC. El programa sirvió para que las familias de los secuestrados perdieran el temor a denunciar y se dieran cuenta de que no eran los únicos que tenían parientes cautivos en la selva.

¿Hasta qué punto contribuyó a ello este programa radial?

Hasta antes del programa había un 12% de suicidios entre los secuestrados, la mayoría provocados por la desesperanza. Los cautivos querían morir y el programa hizo fortalecer las esperanzas a esta gente y que descartaran la posibilidad del suicidio. Al cuarto día de mi secuestro yo pedí al guerrillero que me matara porque no aguantaba la condición de cautiverio.

¿La guerrilla no les prohibía tener receptores?

El guerrillero que vigila a los secuestrados es muy joven. Desde la radio yo hablaba con él y le decía: “Usted tiene la responsabilidad de que esa persona coma, que no sea conflictiva, que le facilite su tarea. Si esa persona no sabe qué pasa con su familia, le dificultará su trabajo, no obedecerá sus órdenes. Haga un experimento, sintonice la radio y se dará cuenta de que se llena de esperanzas”. Luego un ex secuestrado me reveló que la guerrilla me hacía caso.

¿El programa ha servido para acoger otro tipo de denuncias?

La filosofía del programa no fue exclusivamente el secuestro, sino el concepto de libertad. Surgieron denuncias con información sobre secuestrados no por la guerrilla, sino por la policía. Desde 1998 tengo seguridad personal. Mi familia está en el exterior. Investigamos desapariciones, delitos conexos como narcotráfico, corrupción administrativa y participación de las fuerzas armadas en la desaparición sistemática de personas.

¿Cuáles son las cifras reales del secuestro en su país?

Nosotros manejamos la cifra de cuatro mil secuestrados desde 1994. El Estado solo menciona 125 casos. Le interesa demostrar que hay una reducción del secuestro. A la gente le dice que si no hay pruebas de supervivencia por tres años, su pariente está muerto. Sin embargo, está demostrado que después de 10 años han aparecido personas. En mi país hay el secuestro extorsivo, el secuestro político efectuado por las FARC y lo que llamo “los esclavos de las FARC”, gente que ha sido llevada a la selva para efectuar trabajos forzados por no haber pagado deudas a terceros. Personas que son ingenieros y se los llevan para realizar carreteras.

¿La sociedad colombiana también percibe a las FARC como narcoterroristas?

El término terrorista es aplicado desde el gobierno Uribe y más aún desde los atentados del 11 de setiembre. Luego se sumaron países que tenían grupos armados como terroristas. Digamos que es una conceptualización gestionada por el gobierno de Colombia ante los Estados Unidos.

¿Fue entonces la estrategia de Uribe para despojarlos de una legitimidad que quizás aún tenía en un sector de la población?

El término terrorista es una descalificación de los actos que se mantuvieron largo tiempo como revolucionarios. Es un rótulo que los deslegitima y les quita toda posibilidad de verlos como seguidores de una causa. Creo que el presidente logró su objetivo. Ellos utilizaban los intereses de las mafias aprovechando el poder de las armas, pero al ver que había dinero, las FARC les quitaron el negocio. Hoy en día son un gran cartel de la droga.

No sorprende en un país donde la clase política y las fuerzas armadas han sido infiltradas por el narcotráfico también.

Es cierto. El narcotráfico toca a la clase política y eso le otorga poder, y por eso se involucran. Las fuerzas armadas de Colombia ven, tocan y se contaminan. Hay casos donde la Fuerza Aérea de mi país estuvo involucrada.

“La guerrilla y la droga ya penetraron en la selva del Perú”

¿Cómo percibe el bombardeo de un campamento de las FARC en Ecuador?

Para algunos, Uribe es un presidente que acertó en la lucha contra las FARC. Para otros, es de ultraderecha y patrocinador de las autodefensas. La droga y la guerrilla están en Venezuela, Ecuador y penetra en las selvas de Perú. Durante años denunciamos la presencia de la guerrilla en países vecinos. La muerte de Raúl Reyes demostró que era cierto.

¿Este supuesto apoyo de Correa a las FARC no busca descalificar a líderes que buscan solución pacífica al conflicto?

Uribe aplica la misma política de Bush, en el sentido de que el terrorismo no se negocia... al terrorismo se le vence. Uribe no aceptará un gobierno que en las conferencias le dé la mano, y por la espalda lo apuñale.
_________________________

CORREO SETIEMBRE 17, 2008

En medio de la tensión

Bush coloca a Bolivia y Venezuela en lista negra por narcotráfico

Al parecer, los problemas persiguen a Bolivia. El presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, ha añadido a este país altiplánico en la lista negra del narcotráfico tras concluir que falló en la colaboración para combatir la producción y el tráfico de drogas ilegales.

La lista también incluye a Venezuela y Birmania. Estos países fallaron ostensiblemente en los 12 meses anteriores para cumplir con sus obligaciones en el marco de los acuerdos internacionales contra el narcotráfico, dijo Bush en una declaración emitida por la Casa Blanca.

El Mandatario ha evitado hablar de sanciones al considerar que la asistencia a las instituciones democráticas en Venezuela y el apoyo a los programas bilaterales en Bolivia son vitales para los intereses de su país.

Las relaciones de Washington con La Paz se encuentran en su punto más bajo. El gobierno boliviano expulsó al embajador de EEUU, Philip Goldberg, al acusarle de fomentar la división en su país. La Casa Blanca también retiró al representante diplomático de Bolivia en Washington, Gustavo Guzmán.
____________________________
EL COMERCIO SETIEMBRE 17, 2008

'Inclusión de Bolivia en lista negra del narcotráfico de EE.UU. es una represalia'

8:53 | Evo Morales criticó la decisión tomada por Washington al concluir que el país falló en la lucha contra el tráfico de drogas

La Paz (DPA) .- El presidente boliviano, Evo Morales, calificó hoy como "una represalia política" la decisión del gobierno de Estados Unidos para colocar a Bolivia en la lista negra del narcotráfico.

"Rechazamos esa decisión, que viene justo después que se expulsó al embajador (Philip S. Goldberg). Estados Unidos tiene doble moral en este asunto del narcotráfico porque no hace nada por eliminar el mercado. Hay narcotráfico porque hay mercado", agregó.

Morales pidió que Estados Unidos encare el operativo "cero drogas" como exige a los productores con "cero coca".

El mandatario se mostró sorprendido ante el hecho de que Colombia, que aumentó en 25% su producción de la hoja de coca, no figure en la lista negra del narcotráfico, mientras que admitió que en Bolivia hubo un aumento de cinco por ciento.

"Tenemos problemas en algunas regiones, pero estamos cumpliendo la meta de erradicación (5.000 hectáreas por año como mínimo)", dijo durante un acto donde la petrolera Shell transfirió el 25 por ciento de sus acciones en la transportadora de hidrocarburos Transredes a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El presidente estadounidense, George W. Bush, añadió el martes a Bolivia en la lista negra del narcotráfico tras concluir que el país sudamericano falló en la colaboración para combatir la producción y el tráfico de drogas ilegales.

"Por la presente designo a Bolivia, Venezuela y Myanmar como países que fallaron ostensiblemente en los últimos 12 meses para cumplir con sus obligaciones en el marco de los acuerdos internacionales contra el narcortráfico", dijo Bush en una declaración emitida por la Casa Blanca.

Aunque Bush no anunció el corte de la ayuda financiera al país andino, esta medida podría aplicarse tras la inclusión de Bolivia en la lista negra del narcotráfico.

Además, el mandatario dijo que Estados Unidos continuará respaldando las organizaciones comprometidas con el refuerzo de las instituciones democráticas en Bolivia y Venezuela.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu