domingo, 22 de noviembre de 2009

EL LADO OSCURO DE LA CUMBIA: IRREGULARIDADES EN LA ORGANIZACION DE CONCIERTOS

EL COMERCIO NOVIEMBRE 22, 2009

El lado oscuro de la cumbia: irregularidades en la organización de conciertos

8:42 | Promotores de varias conocidas orquestas presentan permisos a través de representantes fantasmas. Homenaje a Elmer Yaipén desnudó las infracciones

Por: Wilfredo Sandoval

La luz de los reflectores y la estridencia de la música no permiten al espectador cumbiambero ver con claridad qué ocurre tras bambalinas en los multitudinarios conciertos protagonizados por cotizadas orquestas como Grupo 5 y Hermanos Yaipén, entre otras, cuando se presentan en distintas localidades de Lambayeque.

Un ejemplo reciente: el homenaje que se dedicó a Elmer Yaipén —uno de los fundadores del Grupo 5—, organizado el 9 de noviembre pasado en el estadio Elías Aguirre por todos los integrantes de esta familia de músicos chiclayanos, permitió desnudar lo que ocurre detrás de estos conciertos, cuyos promotores no solo incumplen con solicitar los permisos respectivos, sino que a la hora de acatar los dispositivos vigentes lo hacen a través de representantes fantasmas.

Para empezar, el supuesto promotor de aquella actividad (a la que asistieron 20.000 personas) presentó documentos identificándose como Martín Montenegro Mendoza, con DNI 16631890 y domicilio en la calle 28 de Julio 300, del pueblo joven Diego Ferré (Chiclayo). Al verificar los datos, las autoridades se dieron con la sorpresa de que el sujeto y la dirección no existen.

Además, las autoridades nunca recibieron la solicitud con la que se expide la autorización del concierto que duró nueve horas.

La jefa del Área de Licencias del Servicio de Administración Tributaria de Chiclayo (Satch), Cindy Liza, recordó que en el colmo de la audacia el representante fantasma presentó un expediente incompleto —que no fue aceptado— con el que pretendió conseguir la autorización para instalar banderolas de una marca de cerveza y otra de telefonía móvil.

“Ahora no podemos sancionar a los responsables porque nadie presentó la solicitud de autorización ante el Satch. Lo que nos quedaría es aplicar una eventual sanción a los terceros responsables, en este caso a las empresas de cerveza y telefonía móvil que instalaron los carteles”, agregó Jorge Pretell, inspector de espectáculos de esta entidad.

LA FRASE
“Las orquestas a veces encargan los trámites a ciertos promotores que no actúan en el marco de la formalidad”
CINDY LIZA. SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA DE CHICLAYO
___________________________

PERU 21 SETIEMBRE 3, 2009

“Los Pakines somos pioneros de la música tropical en Perú”

Hoy, los ritmos tropicales viven un boom y no se ve mal ser cumbiambero. Una de las bandas pioneras fue Los Pakines que, desde los 70 y con su “sonido elegante”, hizo bailar a nuestros padres. Escúchelos este sábado en el Centro de Convenciones Scencia de La Molina. Informes: 99948-3361.
Autor: Gonzalo Pajares C.

"Formamos Los Pakines en 1970. Pero nuestro debut profesional fue en 1972. Al inicio éramos un grupo instrumental de adolescentes que se reunían para hacer covers de las bandas del momento", nos cuenta el cantante de Los Pakines, el grupo de cumbia con “sonido elegante” que está por editar su disco número 50.

Eran una banda rockera, nuevaolera. ¿Cómo pasaron a la cumbia?
Nuestro productor, Alberto Maraví, nos dijo: “Si quieren vender, tienen que hacer tropical”. Le hicimos caso y vimos que las composiciones de mi hermano José –muchas de ellas románticas– se adaptaban a este ritmo.

¿Pensaron vivir como músicos?
No. Una amiga nos contactó con la gente de un estudio y nos metimos a grabar un 45, no con la idea de ser profesionales, sino con la idea de tener un recuerdo. Así nació nuestra primera canción propia: Amor de fantasía. Nosotros somos uno de los grupos pioneros del movimiento tropical.

Ustedes califican su sonido como “elegante”, ¿por qué?
Nos influenciaron mucho las bandas instrumentales de afuera. Por eso teníamos una visión distinta de lo tropical. Escuchábamos a Enrique Delgado y a otros grupos, y su sonido no nos convencía. Así nace el “sonido elegante”, cuya base son buenos instrumentos y mejores amplificadores. “Elegante” significa un sonido limpio, agradable al oído y con mucha melodía.

Su hermano era el compositor...
Nuestros padres nos dijeron que, para poder dedicarnos a la música, primero debíamos terminar el colegio. Cuando mi hermano José terminó la secundaria, le compraron una batería. Los chicos del barrio nos empezaron a buscar y decidimos formar una banda. Mi hermano descubrió su talento para la guitarra y yo pasé a la batería. Luego, José empezó a darse cuenta de que las melodías que sacaba eran suyas, que no estaba haciendo canciones de otras bandas. Así salieron nuestras primeras canciones. Cuando pudimos grabar, nos pidieron un tema propio. Les dimos Amor de fantasía. Sin embargo, nuestro mayor éxito fue Caramelo de menta (1972), con el que nace el sonido de Los Pakines.

¿Por qué Los Pakines?
Cuando grabamos el disco de 45 RPM, el productor nos pidió un nombre. Hicimos una lista, se la mostramos a los amigos del barrio, pero ninguno les gustaba. Entonces, uno de ellos me dijo: “Por qué no se ponen Los Pakines. Nosotros, en el barrio, los llamamos así: 'Ya están haciendo bulla Los Pakines’ nos decimos” (risas). Fuimos con nuestra lista donde el productor y le gustó Los Pakines.

¿Su éxito fue inmediato?
Sí. Con nuestra primera canción entramos a la radio. Telecentro, que era el único canal de TV de entonces, nos hizo un especial de una hora. A finales del 72 sacamos nuestro primer LP. Al inicio, nuestro éxito fue en la radio. No tocábamos mucho en vivo porque aún estudiábamos en la universidad. El éxito nos agarró de sorpresa. Salíamos tanto en los periódicos que parecíamos sus accionistas (ríe).

Eran un grupo de estudio...
Pero pronto empezamos a hacer giras. De pueblo en pueblo recorrimos todo el país. Empezábamos en Barranca y terminábamos en Cajamarca. Íbamos al sur, empezábamos en Cañete y no parábamos hasta Tacna. Es más, pronto salimos del país. Hemos tocado en Europa –Inglaterra, Alemania, Suiza, Francia, Italia, España– y en Estados Unidos, a donde hemos ido unas 14 veces. Hasta en las giras internacionales hemos sido pioneros.

¿Hicieron vida bohemia?
Éramos y somos tranquilos. Nos cuidábamos mucho, pero, eso sí, yo siempre digo que tiene mucho de bueno ser malo (ríe). El éxito que los grupos actuales de cumbia viven, nosotros ya lo hemos gozado.

¿Se sienten los abuelos de la cumbia?
Nos sentimos pioneros. Hemos contribuido a afianzar el sonido de la música tropical en el Perú. Hemos logrado llegar, antes que otros, a todos los estratos sociales con nuestra música.

¿Qué piensan de bandas como Bareto?
Son el producto del ingreso de la música tropical a todos los estratos sociales. La gente joven siente la música tropical como suya. Nuestro consejo es que trabajen sus propias canciones, que sean novedosos, y que no se queden en el éxito fácil de los covers.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu