viernes, 23 de octubre de 2009

EL "GLUTAMATO"..........¡TE MATA!

En nombre de Italo Villaverde Huaita
Enviado el: lunes, 26 de octubre de 2009 12:29 p.m.
Asunto: FW: EL "GLUTAMATO" ........(TE MATA)

Italo Villaverde Huaita

UNA INFORMACIÓN MUY IMPORTANTE
TE SUGIERO TENERLA MUY EN CUENTA...

Los peligros de las “sopas instantáneas” y “cubitos de caldo”.

Para adquirir conciencia, con lo que alimentamos nuestro cuerpo.
Desde hace años, hemos sido invadidos por la “comida chatarra”, siendo las sopas instantáneas las más buscadas y consumidas, por la comodidad de tener una comida en 5 minutos. Abundan las marcas como : sopas Doria, Knorr, Maggi, MARUCHAN, etc. que se han convertido en sinónimo de sopa instantánea. En realidad, todas son iguales y no importa la marca, ¡todas son malas para la salud!!.

LAS SOPAS INSTANTÁNEAS SON LO PEOR QUE SE PUEDE COMER, PORQUE CONTIENEN SOLO PRODUCTOS SINTÉTICOS : ADITIVOS QUÍMICOS, COLORANTES, SABORIZANTES, MUCHA SAL Y UN ADITIVO QUE ES UN VERDADERO VENENO: EL TEMIDO GLUTAMATO MONOSÓDICO.

¿Qué es el Glutamato Monosódico (GMS)?
Es un aditivo utilizado para dar más sabor a los alimentos industrializados, como caldos en cubitos, salsas, fritura, y SOPAS instantáneas. En los años 60´s se popularizó un sazonador de marca AJINOMOTO, que se usaba como sal, en todos los alimentos.. Fue retirado del mercado, al descubrir que era altamente cancerígeno.. ¡Era glutamato monosódico puro!!. Entonces, los industriales lo empezaron a usar combinado con otros aditivos, para sazonar los alimentos industrializados.

¿QUÉ PASA CON EL GLUTAMATO ESE?
En los restaurantes de comida china, o japonesa, descubrieron que algunos clientes empezaron a sufrir diversos trastornos, que les afectaban la salud y que se conoció como el” síndrome del restaurante chino” y que consistía en dolores de cabeza, irritación en los ojos, visión borrosa, taquicardia, sudoración excesiva, comezón generalizada, diarreas y asma, entre otros síntomas. Los estudios médicos, encontraron que el GMS tiene un efecto tóxico en las células nerviosas y que favorece la obesidad y la esterilidad. Y en algunos casos, encontraron que el Glutamato favorecía la aparición de células cancerígenas. Es decir, las 'inocentes' sopitas Doria y Maruchan y los 'ricos' cubitos, pueden provocar ASMA Y CÁNCER.

Eso, suponiendo que las sopas se calentaran en la estufa, sacándolas de sus envases plásticos y colocándolas en ollas o sartenes de metal o barro. PERO… LO PEOR SE DESCUBRIÓ DESPUÉS: Al calentar, como se hace casi siempre, la sopa en su envase de polietileno y en horno de microondas, el plástico del envase suelta DIOXINAS, o sea las toxinas que provocan el CÁNCER.

LA INDUSTRIA ALIMENTICIA HA DESCUBIERTO LA FORMA MÁS FÁCIL, RÁPIDA Y ECONÓMICA, PARA HACERSE DE UN BUEN CÁNCER Y DE PASO LLEGAR A LA OBESIDAD. Y COMO DE LA OBESIDAD A LA DIABETES , SOLO HAY UN PASO, TENEMOS EN EL MERCADO UN PRODUCTO, LAS SOPAS DORIA, KNORR, MAGGI, MARUCHAN Y SIMILARES, que nos pueden dar, por el mismo precio, asma, obesidad, diabetes y cáncer.

COMO EL MINISTERIO DE SALUD LE HA DADO EL VISTO BUENO A ESOS PRODUCTOS, QUEDA EN TUS MANOS DECIDIR SI SIGUES COMPRANDO Y CONSUMIENDO ESAS PORQUERÍAS.
Discovery Health ha sacado un programa especial, dedicado a las sopas instantáneas, señalando un peligro más, que produce su consumo: siendo de lentísima digestión, la porquería ésa se queda atorada en los intestinos, hasta por varios días, provocando a varios clientes APENDICITIS.

DE AHORA EN ADELANTE, ANTES DE COMPRAR ESOS PRODUCTOS, PRIMERO REVISA LA LISTA DE SUS INGREDIENTES Y SI ALLI FIGURA EL GMS, ¡¡NO LO COMPRES!!!
ADEMAS DEBERÍAMOS SER INFORMADOS EN LOS CHIFAS DE TODO EL PERU QUE TANTO LAS SOPAS COMO TODOS LOS PLATOS QUE ALLÍ SE PREPARAN LOS HACEN CON CANTIDADES INGENTES DE ESTE PRODUCTO, GLUTAMATO.

ASIMISMO, EN LAS MEJORES CEVICHERIAS TAMBIEN SE USA EL GLUTAMATO PARA QUE EL SABOR SE INTENSIFIQUE.
SEPAMOS ELEGIR, PERO LO MÁS IMPORTANTE ES ESTAR INFORMADOS.
RE-ENVIA Y DIFUNDE ESTA INFORMACIÓN, ES POR EL BIEN DE TODOS.

hay otros productos tan o mas peligrosos que el GMS (Glutamato Monosódico ) en los mercados y lo peor de todo es que el gobierno no informa a la ciudadanía ni tiene el valor de enfrentarse a las transnacionales que nos inundan con productos basura.
La margarina es un producto de consumo masivo y nadie advierte que es peligroso su consumo, sólo le falta una molécula para que sea plástico, se inventó para engordar pavos y acabó matándolos, pero como las transnacionales tienen que recuperar su dinero invertido, aunque sea matando, se paso al consumo humano, con un buen marketing y por ser mas barata que la mantequilla ahora es consumido masivamente y nadie dice ni pio, la ASPEC?, la Defensoría?, algún municipio?, la Digemin?, el Minsa?, como siempre el gran bonetón, cuando hay que ponerle los cascabeles al gato nadie quiere hacerlo, pero para la foto todos se empujan, es parte de nuestra cultura tercermundista, es deporte nacional.
REMITAN ESTO A LOS EMPRESARIOS CRIMINALES QUE PRODUCEN ESTE PRODUCTO SIN EL MAS MÍNIMO ESCRÚPULO, ATENTANDO CONTRA LA VIDA Y LA SALUD DE LA GENTE.
¿ESTO ES EMPRESA LIBRE...??

Saludos.
ESTRELLA DEL SUR
----------------------------
SUPLEMENTO DOMINGO LA REPUBLICA OCTUBRE 25, 2009

Preservantes peligro en cada bocado

Están en todos los productos envasados que consumimos a diario. Su finalidad es evitar la descomposición, prolongar el buen estado de los alimentos. Pero los preservantes no son muy saludables que digamos. Se ha demostrado que dos de los más usados, el nitrito y el benzoato de sodio, son cancerígenos. Aquí un detalle a tener en cuenta en su próxima visita al mercado.

Por Marilia Pastor

¿Es usted de los que cada mañana se levanta temprano y prepara la lonchera de los chicos? ¿Les pone un recipiente con agua o una botella de gaseosa? ¿Y ellos prefieren una hamburguesa o una ensalada de frutas? ¿Queso fresco o hot dog? Ya conocemos la respuesta mayoritaria a estas preguntas. Todos estos alimentos forman parte de la dieta cotidiana de los niños, pero es necesario tener en cuenta que gaseosas, hamburguesas y salchichas contienen preservantes –aditivos químicos cuya función es alargar la vida de un producto– que pueden causar desde hinchazones, alergias, gastritis hasta el temido cáncer. Estas dolencias se pueden desarrollar si se ingieren, todos los días, embutidos, alimentos preparados con conservas de pescado y de carne, yogures y gaseosas.

Enfermedad del cangrejo

Citando recientes investigaciones científicas, la nutricionista Roxana Fernández sostiene que algunos de estos aditivos introducidos en los alimentos influyen en la aparición de tumores. “Especialmente los que se encuentran en los embutidos (salchichas, chorizo, jamón, jamonada) y empacados, los snacks, las gaseosas y las bebidas rehidratantes. El consumo excesivo de estos productos a la larga es clave en el desarrollo del cáncer al colon”, sostiene Fernández.

Los preservantes considerados cancerígenos son el nitrito de sodio (E250) y el benzoato de sodio (E211). El primero lo podemos encontrar en embutidos y enlatados, mientras que el segundo está en gaseosas y jugos de frutas.

En el caso del nitrito, la nutricionista Geraldine Maurer subraya: “Hace años se ha demostrado que su consumo puede desarrollar cáncer. En el estómago, se unen con aminoácidos formando nitrosaminas o nitrosamidas, sustancias que están relacionadas con la aparición de ciertas neoplasias como el cáncer al estómago, tumores pulmonares, de hígado, riñones, páncreas, esófago y vejiga”.

La Food and Drug Administration (FDA), responsable de la regulación de alimentos en Estados Unidos, no ha inscrito el nitrito dentro de la lista de aditivos aptos para el consumo humano, a pesar de que se encuentra en el 10% de la carne de vaca envasada que se vende en dicho país. Entonces, ¿por qué se sigue permitiendo su uso? “Porque está demostrado que el nitrito disminuye el riesgo de contraer botulismo y para algunos especialistas la posibilidad de un cáncer es menor”, explica Maurer con preocupación.

Está confirmada la relación entre el benzoato de sodio y el cáncer. Por sí sola, esta sustancia no causa el mal; pero al combinarla con vitamina C (otro ingrediente presente en jugos y gaseosas) forma el benceno: un conocido químico cancerígeno. Otro efecto, según un estudio de la inglesa Food Standards Agency publicado este año en el diario The Guardian, es la hiperactividad en los niños que lo ingieren junto a determinados colorantes (conocidos como E110, E104, E122, E129, E102 y E124) presentes en las golosinas.

El benzoato de sodio, cuyos mayores fabricantes son los Países Bajos, EEUU, Estonia y China, no solo se utiliza en la industria de alimentos. Entre el 30 y 35% de su demanda total se destina a la manufactura química como un agregado para la fabricación de anticongelantes de automóviles y, en menor cantidad, para aumentar la densidad y pureza de los plásticos.

Además del cáncer, los preservantes agravan los trastornos que provocan el asma y las alergias. “Consumirlos todos los días te hace más susceptible a desarrollar otro tipo de enfermedades inflamatorias porque, en general, tu sistema inmunológico decae”, advierte la nutricionista Geraldine Maurer.

Normas claras

La industria de alimentos debe cumplir ciertas reglas para lanzar un alimento con preservantes. La más importante es no sobrepasar la dosis máxima permitida por producto establecida por la Comisión del Codex Alimentarius. Por ejemplo, en el caso del benzoato de sodio su límite es de 0.1%. Si no se cumpliera cambiaría el sabor (volviéndolo ligeramente amargo) y podría afectar directamente la salud del consumidor.

Cada empresa certificará que su producto ha superado las exigencias del registro sanitario como controles de crecimiento de microorganismos, putrefacción, entre otros, que se necesitan para determinar la fecha de caducidad. Si bien existe una relación entre esta y la introducción de preservantes, la vigencia variará en función de cada alimento.

Vida sana

¿Gaseosas? Prohibidas. ¿Embutidos? Ni pensarlo. ¿Yogures? Olvídese de ellos. Si prácticamente la mitad de lo que comemos puede causarnos alguna enfermedad, ¿qué podemos hacer? Los especialistas consultados recomiendan un cambio radical: seguir una dieta a base de productos “artesanales”. Es decir, 100% ecológicos.

Según Fernández, debemos imitar el estilo de vida pre era industrial y basar nuestro menú en alimentos naturales como las frutas y verduras minimizando los empacados. Las hortalizas deben de haberse cultivado de forma tradicional; es decir, libres de pesticidas o aditivos químicos (preservantes, edulcorantes o antibióticos). “De preferencia hay que consumir los que tienen certificación orgánica. Que sea hidropónico o de invernadero no significa que no usen químicos”, advierte. Ya lo sabe, aunque resulte más sencillo darles a los chicos este tipo de productos para que se alimenten en el colegio, tenga en cuenta que a la larga puede provocarles un daño irreversible. Está advertido.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu