jueves, 24 de septiembre de 2009

"PUCHUNGO" HOY


Fuente: Todo Sport (23/09/2009)

ENTREVISTA: ALFONSO "PUCHUNGO" YAÑEZ

A continuación compartimos con todos ustedes la entrevista a Alfonso “Puchungo” Yáñez realizada por Luis Nicho Zárate, periodista del diario Todo Sport.

PUCHUNGO HOY:

- ¿Cómo te va en esta nueva faceta como Jefe de Deportes en el Callao?
“Puchungo” Yáñez: Contento porque es mi rubro, es mi primera experiencia en este puesto, pero me siento bien, Acá tengo la posibilidad de apoyar a las demás personas organizando campeonatos, apoyando a la niñez y retribuir lo que me dio el Callao.

- ¿Qué metas tienes a corto plazo?
“Puchungo” Yáñez: Dar lo mejor en deportes al Callao no sólo en fútbol, sino en maratón, vóley, ajedrez y los diferentes deportes. Quiero generar una gama de oportunidades para la niñez del Callao.

SUS INICIOS Y UNIVERSITARIO DE DEPORTES:

- ¿Si hiciste todas las inferiores en Boys, por qué no debutar con el equipo?
“Puchungo” Yáñez: Porque me quedé en al aire cuando los jugadores de mi promoción subieron al primer equipo. Es ahí donde me llama AELU y tras pasar por la selección infantil, me llama Juan Carlos Oblitas, que me tuvo en la selección juvenil, para ir a la “U” con 16 años

- Te contrataron a futuro...
“Puchungo” Yáñez: Exacto. Cambiaron mi alimentación. La tía Margarita me hacía comer de todo. Ya con más peso debuto porque expulsaron al “Flaco” Malásquez. Y para mi suerte, el “Flaco” paraba lesionado y es ahí donde juego con regularidad.

- ¿Te acuerdas aún tu primer partido con la crema?
“Puchungo” Yáñez: Sí, fue en el ‘87 en un amistoso en Chiclayo. Fue para la inauguración de las luces del “Elías Aguirre” ante Aurich. Ganamos 1 - 0 y yo hago el gol. Ya en el torneo debuto contra Octavio Espinoza en Ica y perdimos por el mismo marcador.

- ¿Cuántos títulos con la “U”?
“Puchungo” Yáñez: Tres títulos: ‘87, ‘90 y ‘92.

- ¿Cuál fue tu mejor gol con Universitario?
“Puchungo” Yáñez: El que le metí a Boca Juniors por Copa Libertadores que ganamos 1 - 0. Fue un centro de Fidel Suárez y me adelanto a la defensa argentina y de media vuelta la clavo.

- ¿Y el gol olímpico que le metiste a Municipal en el ‘92?
“Puchungo” Yáñez: Ese día la metí al primer palo y para suerte mía se metió y lo celebré con ganas (risas). Después hice uno en provincia, pero te mentiría si te digo que la quería meter ahí, el único que sabe hacerla es “Kukín” Flores.

- ¿Quién te salvaba de las peleas?
“Puchungo” Yáñez: Cuando estaba en la “U” estaba el “Puma” Carranza, Samuel Eugenio, mi compadre “Balán” Gonzáles. Uy, ese zambo cuando se enojaba los ojos se le salían, pero más que miedo daba risa el negro (risas).

- ¿Por qué de un momento a otro Iván Brzic te comenzó a relegar del equipo?
“Puchungo” Yáñez: Porque a Iván le gustaba gente de mayor envergadura y apelando a ese concepto saca del equipo al “Puma”, y a mí. Pero después terminé jugando porque recurre a los que había marginado y campeonamos.

- ¿Qué recuerdos de ese campeonato (1992)?
“Puchungo” Yáñez: Era la primera vez que dábamos la vuelta en el “Lolo”. Fue emocionante, estaba sin polo, dando la vuelta olímpica. Fue mi último título con la “U”.

- ¿Por qué decides irte al Boys?
“Puchungo” Yáñez: Porque la situación iba a ser tirante con Iván Brzic. Hablé con Jorge Nicolini (entonces presidente de la “U”) y aunque no quiso que me vaya, igual terminé saliendo.

- ¿Fue Iván Brzic el peor técnico que te tocó?
“Puchungo” Yáñez: No. Por el hecho que no sea de tu agrado no lo voy a lapidar. Su error fue ser muy frío y eso se sintió porque acá todos estamos acostumbrados a que los técnicos sean paternalistas.

- ¿Quién le puso “Cara de Piedra”?
“Puchungo” Yáñez: Fue el “Puma” Carranza. Ese ponía “chapas” (apodos) a todo el mundo. Le decía “Care Gallo” (risas). Lo hacía trizas. Era muy bravo “el gringo”, muy serio y todo el mundo lo ponía al centro.

- Imagino que también le puso “Tía” a Juan Carlos Oblitas
“Puchungo” Yáñez: De hecho y creo que fue junto a “Chemo” Del Solar y Roberto Martínez. El “Ciego” Oblitas era el engreído de todas las mujeres porque siempre ha sido “piedrón”, las mujeres se morían por él y hasta ahora no ha perdido ese jale y porque era bien “guapo” le pusieron la “Tía”.

- ¿Qué recuerdos del “Puma”?
“Puchungo” Yáñez: Los mejores. Hablar con él es ya tener un día alegre, por las cosas que dice, que hace y hasta cómo habla (risas). Encima ha inventado su baile ¿no? Es un “tipazo”, siempre daba dinero a los niños que no tenían, así sean hinchas de alianza o cristal.

- ¿Aún recuerdas el gol que le anotaste a la “U” de tiro libre?
“Puchungo” Yáñez: Claro y lo celebro porque estaba mi madre en el estadio. Al final del partido casi me meten mi “catana”. El que me salva fue Samuel Eugenio, aunque los de la barra entendían porque tenía conocidos en la “Trinchera”. Ellos sabían de mi hinchaje por el Boys, pero igual me dijeron que era un “traidor” (risas).

- ¿Y al Boys cuántos goles le has metido?
“Puchungo” Yáñez: Varios, creo que debe ser el equipo al que más goles he metido. ¿Si lloraba por los goles? Después, porque cuando bajaba a mi barrio (Lazareto) la barra me esperaba y me mentaban la madre (risas).

- Lazareto es un barrio movido, ¿cómo así no te fuiste por el mal camino?
“Puchungo” Yáñez: Porque desde chico jugaba fútbol en mi barrio y la gente mayor nos cuidaba. Si ellos estaban fumando su “vaina” (risas) nos botaban. Ellos eran mis hinchas y claro también me defendían cuando cometía una travesura (risas).

- ¿Quién fue el DT más chacotero que te tocó?
“Puchungo” Yáñez: El “Gato” Cuéllar. No sabía mucho de tácticas, pero que te daba un coraje. Cuando campeonamos en el ‘90 nos fuimos al “Lolo” a dormir a la “Trinchera”. “Ya pe’ profe, no sea malo”. “Ya vaya nomás Lagartija, no se queje y provecho” y se quitaba riéndose.

COPA AMÉRICA 1991 Y ANDRÉS “BALÁN” GONZÁLES:

- ¿Qué es de la vida de tu “compadre” “Balán” Gonzáles?
“Puchungo” Yáñez: Hablé hace poco con él, le va bien en EEUU, ha engordado un poco, pero más se le han hinchado los ojos (risas). Me da gusto por él porque ha conseguido lo que se ha propuesto.

- ¿Por qué botó Miguel Company a “Balan” Gonzáles de la selección en la Copa América del ‘91?
“Puchungo” Yáñez: Fue por un malentendido. Andrés ya tenía un contrato firmado para irse a la U. Católica (Chile) pero el primer partido ante Paraguay, Company no lo hace jugar y eso hace que pierda su contrato.

- ¿Por qué improvisa a Roberto Martínez como delantero?
“Puchungo” Yáñez: Cierto. No sé por qué, habrá tenido sus motivos. Después del partido ante Paraguay (perdimos 1-0), Company entra a la habitación de nosotros y nos pregunta cómo estábamos. Mi “compadre” le dice que no estaba bien y el profe pensó que se negaba a jugar.

- ¿No hubo nada más?
“Puchungo” Yáñez: Nada. Salió de la habitación y ahí se vino todo el problema. Andrés tuvo que abandonar la concentración.

- ¿Es cierto que fuiste el único jugador que acompañó a “Balán” a despedirlo al aeropuerto?
“Puchungo” Yáñez: No. Fui junto al “Venado” Aguirre en el carro del “profe”. Mi “compadre” estaba destrozado, lloraba por eso. Company pensó que no quería jugar por la selección, cuando no fue así.

- ¿Influyó mucho ese incidente para que no se haga una buena campaña?
“Puchungo” Yáñez: Quizás, porque “Balán” era uno de los engreídos del grupo.

- ¿Qué anécdota recuerdas con tu compadre “Balán” Gonzáles?
“Puchungo” Yáñez: Fue un día después de caer eliminados ante Colo Colo en Chile. Llegamos a un hotel de Miraflores porque íbamos a jugar ante alianza y estaba lleno de gente. Nos felicitaban y nos alentaban… “¿Tan chévere hemos jugado?” (risas).

- Y eso que fueron eliminados…
“Puchungo” Yáñez: Exacto. Ya una vez dentro me fui a dormir con mi “compare”. No podíamos dormir porque escuchábamos gritos. Saco la cabeza por la ventana y comenzaron a gritar las chicas. Yo me quedé “huevón”. Le dije a Andrés: “Compadre, somos la cagada” (risas).

- ¿Gritaron también por “Balán”?
“Puchungo” Yáñez: Claro y el negro se emocionó. La firme que pensamos que era por nosotros. Sacábamos la mano y saludábamos. 10 minutos después me doy cuenta que Magneto (grupo juvenil pop de México) estaba pisos más arriba de nosotros (risas).

- ¿Qué dijo “Balán”?
“Puchungo” Yáñez: Se vacilaba. Pero acordamos no contarle a la gente. Al día siguiente, aprovechando que me estaba bañando, el negro payaso había contado a todos por teléfono. Cuando bajo al comedor, todos se reían y me decían “Habla Magneto”. “Negro chismoso”, le dije. “Me ibas a adelantar pe”, me respondió (risas).

- ¿Y qué de cierto hay que casi le pega a Sergio Goycochea?
“Puchungo” Yáñez: Eso fue por defender al “mongolito” de Percy Olivares. Se encontró con Leo Rodríguez y Goycochea en el ascensor y le metieron la mano. Le cuenta a mi “compare” y uff, para qué le dijo. Les metió un lapo y casi se los come vivos.

MÁS ANÉCDOTAS DE PUCHUNGO:

- ¿A qué edad hiciste tu debut en la “otra cancha”?
“Puchungo” Yáñez: (Risas) Fue en Argentina, cuando estaba en la selección infantil dirigida por Roberto Challe. Fue el debut oficial de 16 jugadores como premio por haber ganado a Uruguay.

- ¿Cómo estaba la “mina” que te tocó?
“Puchungo” Yáñez: Uff, espectacular (risas). Yo estaba “chibolo”, a todas las veía buenísimas. Imagínate de Lazareto (Callao) a Buenos Aires. Ya pues, “viejo”, ya con sólo imaginar me emociono (risas).

- Imagino que por ser del Callao entraste “cancherito”...
“Puchungo” Yáñez: Nada, si estaba más asustado. Yo decía “Papá”, “Mamá” ¿dónde están? (risas). El único agrandado fue el “Cholo” Marrou. Aunque decepcionó en ese campo porque terminó más rápido (risas). Creo que por “chancado” lo botaron.

- ¿Cómo te fui a ti?
“Puchungo” Yáñez: Qué pasa maestro, yo soy del Callao, me tiene que ir bien. Dejé el nombre del Callao bien en alto (risas). Recuerdo que habíamos hecho una apuesta para saber quién demoraba más.

- ¿Quién ganó?
“Puchungo” Yáñez: Yo pues maestro, aunque claro está que hice “trampa”. Como estaba más asustado terminé rápido, así que me puse a hacerle el habla, le pregunté de todo, como se llamaban sus “viejos” hasta su mascota (risas). Me quedé conversando como 15 minutos, cuando salí la gente me aplaudió, casi me levantan en hombros (risas).

- ¿Y ninguno sospechó?
“Puchungo” Yáñez: Todos los sapos estaban detrás de la puerta escuchando a ver qué hacía, así que conversaba despacio para que no se enteren. Salí entre aplausos pero con “trampita”.

- ¿Roberto Challe estaba “dirigiendo” o estaba “matando” las penas?
“Puchungo” Yáñez: Noooo. El nos estaba cuidando. Estaba con su “chelita” (cerveza). Nos decía: “Ya una vez nomás, no entren mucho, que mañana entrenamos ¡carajo!” (risas). La gente entraba peor que a cabina telefónica.

- De todo el plantel, ¿hubo alguien que no asistió?
“Puchungo” Yáñez: Creo que fue el segundo arquero, un jugador apellidado Valdivia y Martín “El León” Rodríguez.

SU ESTADÍA EN ARABIA

- ¿Qué fue lo más complicado de jugar en Arabia?
“Puchungo” Yáñez: El idioma, las costumbres. No podía escuchar nada de música, ni cambiarme delante de todos. La primera vez que lo hice todos salieron “arrancados”, pensé que estaba bien “armado” (risas).

- ¿Quién te dijo que no debías hacerlo?
“Puchungo” Yáñez: El entrenador. Tuve que pedirle disculpas a todos. Tras eso me decían “loco”. Ya cuando me molestaban me bajaba el short y salían “arrancados” (risas).

- ¿Y con las mujeres cómo te fue?
“Puchungo” Yáñez: Nada, cero kilómetros. Estuve dos años sin nada.

- ¿Y qué hacías para ahogar las penas?
“Puchungo” Yáñez: Harakiri pes’ maestro (risas).

- ¿Qué anécdota más recuerdas?
“Puchungo” Yáñez: Cuando llegué a Arabia. Antes de llegar, hicimos escala en Dubai y ahí hay personas de todas las religiones y cuando me mandan para Arabia, me tocó un avión de dos pisos. Subo al segundo piso y todo normal. Ya cuando llegó a Arabia Saudita me asusté.

- ¿Qué pasó?
“Puchungo” Yáñez: Me quedé dormido y cuando despierto los hombres estaban vestidos de blanco y las mujeres con túnica negra y su cara tapada. Y ni preguntar porque no entendía el idioma (risas). No quería bajar del avión, pero me obligaron porque era el último.

- Pensaste que te habían cambiado de avión…
“Puchungo” Yáñez: Claro, estaba “morado” del susto. Ya cuando bajo veo a un tipo con mi nombre y me dice: “¿Tú eres Alfonso Yáñez?”. Claro pues, le dije. Y quién más, si era el único idiota con terno (risas).

- ¿Ganaste mucha plata en Arabia?
“Puchungo” Yáñez: Eso es lo que piensan. Gané lo suficiente. Me ofrecían 80 mil dólares por 6 meses, así que ni loco lo pensé. Además mi “viejo” en “one” me botó.

MICKY ROSPIGLIOSI: EL AMIGO

- Lástima la partida de Micky…
“Puchungo” Yáñez: Sí, mi “causa” (amigo). Siempre lo recuerdo. Justo me dejó corbatas, gorros, cd’s de música, tengo que ir a recogerlos.

- ¿Cuánto te afectó su partida?
“Puchungo” Yáñez: Mucho. Con mi “causa” estuvimos en los tiempos jodidos, dándonos la mano.

- ¿Desde cuándo lo conoces?
“Puchungo” Yáñez: Al “gordo” lo conozco años, cuando yo debuto, su viejo (“Pocho”) me hace una entrevista y desde ahí nació la amistad. Aunque a veces no frecuentábamos por mis viajes.

- Pero estuviste con él en sus últimos días...
“Puchungo” Yáñez: Claro. Y recuerdo que lo jodía. “Ya pues gordo, una fotito contigo, tu foto va a valer cuando te mueras”. Me mentaba la madre el “gordo” (risas)

- ¿Qué es lo que más recuerdas de Micky?
“Puchungo” Yáñez: Los dos éramos “jodidos”, salseros, “chuleteros”, demasiado, pero más mi “gordo”

“PUCHUNGO” YÁÑEZ

- ¿Por qué “Puchungo”?
“Puchungo” Yáñez: Por una canción que le gustaba a mi viejo. La canción se llamaba “Puchunguito” y él la paraba cantando y de ahí viene el apodo.

- ¿Qué opinas de la relación jugador – vedette?
“Puchungo” Yáñez: (Risas) Lo dices por Giovanna Vélez. Yo la conocí porque trabajaba en el programa de Carlos Álvarez. Una vez nos citaron a una producción fotográfica porque dijo que era hincha mío y desde ahí nació la amistad y desde allí comenzaron a relacionarme con “flacas” de la farándula. Hasta me dijeron “el pionero de las relaciones vedette-jugador”.

- ¿Hiciste llorar a alguna mujer?
“Puchungo” Yáñez: Que yo sepa no, pero yo sí he “moqueado” unas veces. También me ha tocado perder “compadre”, no todos son triunfos (risas). El que diga que no ha perdido es el que más ha llorado.

- ¿Cuál crees que sea tu éxito con las mujeres?
“Puchungo” Yáñez: Ser buen tipo, que respetes a las mujeres y que tengas buen sentido del humor ya has ganado varios puntos. Además hay que tener en claro que la pelota ayuda mucho, sino el “Puma” Carranza estaría como cobrador, “Balán” Gonzáles como llenador de techo, yo como “piraña” (risas).

- ¿Cómo vas en el amor?
“Puchungo” Yáñez: Tranquilo. ¿Casarme? No tengo ni enamorada, me voy a casar (risas).

- Con el currículum que tienes y a tus 39 años, ¿contigo no va el refrán “soltero maduro...”?
“Puchungo” Yáñez: No pues, qué es eso “maestro”. ¿Cuándo has visto un “chalaco fallado”? (risas).

- ¿Cierto que a uno de tus caballos le pusiste “Puma” Carranza?
“Puchungo” Yáñez: Claro, pero éste hablaba mejor que el “Flaco” (risas)

- ¿Qué crees que te faltó para completar tu felicidad?
“Puchungo” Yáñez: Llegar a un mundial como jugador hice cosas importantes. Fui bicampeón, mejor jugador del año, sólo que estuve en una mala época de la selección.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu