jueves, 13 de agosto de 2009

LOS BONSAI...PEQUEÑOS GIGANTES

CORREO 14 de octubre de 2008

UN ARBOL DIMINUTO QUE CRECE CON LAS CARACTERISTICAS DE UNO DE TAMAÑO NORMAL
Pequeño gigante

Los bonsái son probablemente las plantas que más cuidados requieren para su buen crecimiento y florecimiento. Al ser árboles pequeños, son muy susceptibles a factores externos, como la luz, el aire, agua, etc., por lo que no debemos perder ningún detalle en lo que respecta a las técnicas de riego y abono, así como a su ubicación en la casa.

Si tienes un bonsái, o estás pensando adquirirlo, pero aún ignoras qué debes hacer para que te dure en mejores condiciones, te damos unos cuidados básicos:

Un bonsái no es una planta cualquiera, requiere atención diaria de riego, y periódicamente debe ser podado o trasplantado. Estos tiempos deben respetarse.

TIERRA ADECUADA. Busquemos la tierra adecuada y tengamos en claro que es fundamental la retención de agua y el drenaje. Para mayor drenaje se utiliza tierra de grano grueso, y para el efecto inverso se debe disminuir el tamaño del grano. La tierra del bonsái no debe nunca estar seca, por lo tanto, para el riego debes tener en cuenta varios factores, por ejemplo el material de la maceta. Si es de cerámica, la retención de agua será mínima, si es de plástico retiene este elemento debido a su poca transpiración.

Es muy importante que la tierra siempre se mantenga húmeda, por lo que hay que regar a fondo hasta que el agua salga por los agujeros de la maceta, nunca dejar el agua en la bandeja que está debajo, por ello se aconsejan las macetas con patas.

Como regla general debes observar con detenimiento tu bonsái y apreciarás cuáles son sus necesidades de agua. Riégalo cuando la superficie vuelva a estar seca.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu