viernes, 14 de agosto de 2009

CUANDO LOS JEFES DE ESTADO PASAN SUSTOS DE ALTURA

CORREO 24 08 09

EL ÚLTIMO 12 AGOSTO EL AVIÓN QUE TRANSPORTABA A ALAN GARCÍA TUVO QUE ATERRIZAR DE EMERGENCIA EN CHICLAYO POR UN DESPERFECTO.

Cuando los jefes de Estado pasan sustos de altura

LIMA | Hace sólo unos días los diferentes medios de información nacional e internacional dieron cuenta de un percance aéreo que obligó al avión presidencial a efectuar un aterrizaje de emergencia en Chiclayo, luego de que se detectara una rajadura en el parabrisas. Lo curioso es que este no fue el primer susto que ha tenido el presidente Alan García a bordo de un avión, y más bien forma parte de una larga lista de aterrizajes forzosos protagonizados por jefes de Estado. Aquí un recuento.

En diciembre de 1982, el avión jet de la aerolínea Faucett, en el que viajaba el entonces diputado por Lima Alan García, junto a 60 pasajeros, estuvo a punto de sufrir un accidente debido a una orden equivocada de la torre de control del aeropuerto de Piura.

El avión, que procedía de Chiclayo, recibió la autorización de aterrizaje en la pista principal que en esos momentos estaba en reparación. El piloto de la nave, comandante Raúl Berríos, tuvo que realizar una arriesgada maniobra para eludir los montículos de tierra y a los obreros que trabajaban en el parchado de la pista.

Cinco años más tarde, el 2 de diciembre de 1987, fallas mecánicas en el avión presidencial impidieron que García y su comitiva (entre ellos los periodistas Jaime de Althaus, Mónica Delta Parodi, Dennis Vargas Marín y Luis Iberico) pudieran despegar del aeropuerto de Panamá. Su regreso a Lima fue en un vuelo comercial de la desaparecida Faucett.

MÁS CASOS. Sin embargo, la fisura en el parabrisas del avión en el que viajaba García el 12 de agosto pasado, y que obligó a aterrizar a la aeronave es un problema más frecuente de lo imaginado. Lo mismo le pasó a la presidenta chilena Michelle Bachelet el 10 de abril de 2006, cuando su avión presidencial tuvo que regresar al aeropuerto Arturo Merino Benítez 10 minutos después de partir con rumbo a Paraguay.

El mismo día de abril, pero dos años después, El Águila, como se le conoce al Boeing 707 que transporta a la Mandataria chilena, sufrió la avería en uno de sus cuatro motores luego de hacer una escala técnica en Uruguay, obligando a Bachelet a suspender su viaje a China.

En Colombia, también la fisura en una de las ventanas delanteras del Boeing Business Jet 737 obligó al piloto del avión presidencial, en el que viajaba el Mandatario Álvaro Uribe, a regresar de urgencia a Bogotá tras haber partido con destino a Cartagena. El hecho ocurrió el 29 de agosto de 2007 cuando Uribe se aprestaba a participar de un foro empresarial. La fisura generó una pérdida de presión en la aeronave.

Bolivia tampoco ha sido ajena a estos incidentes. El 18 de diciembre de 2008, el mandatario Evo Morales pasó el susto de su vida cuando su avión tuvo que aterrizar de emergencia en la base aérea de Cochabamba.

Morales iba de Tarija a La Paz, pero una luz de alerta en el tablero de combustible obligó al cambio de planes.

En Argentina también ocurrieron casos similares. El avión presidencial, un Boeing 757 conocido como Tango 01, ha pasado por varias peripecias en los últimos años. La última fue el 19 de abril pasado con la presidenta Cristina Fernández a bordo, quien regresaba de Trinidad y Tobago a Buenos Aires, tras participar en la V Cumbre de las Américas. Nuevamente un parabrisas rajado obligó que la nave aterrizara de emergencia en el aeropuerto de Caracas.

El avión que nadie quiere

El Boeing 737-528, más conocido como "El avión parrandero" usado por Alejandro Toledo, fue descartado por Alan García como avión presidencial por considerarlo un símbolo de frivolidad. Por ello, en febrero del 2007, el mandatario anunció que sería vendido. Sin embargo, a pesar de haber sido subastado dos veces por Pro-Inversión, nadie compró la aeronave. En el primer proceso, el precio base fue de US$18,5 millones, pero ante la falta de postores se redujo a US$15,7 millones en la segunda subasta. En la actualidad la nave es usada por la Fuerza Aérea del Perú en acciones cívicas, sociales y civiles.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu