jueves, 13 de agosto de 2009

EL PERU CRECE, LOS BOLSILLOS DECRECEN

LA REPUBLICA AGOSTO 16, 2009

Economía, ¿aún tiene que ver con los bolsillos?
Por Mirko Lauer

Para el hombre de la calle quizás resulta difícil saber en qué punto del sube y baja económico estamos. Esto es porque los comentarios especializados se mueven en un mar de relatividad. Estamos entre los pocos países que se mantienen a flote en la crisis mundial, pero los pronósticos del gremio económico hablan de cada vez menos crecimiento.

Ese decrecimiento es vaticinado dentro de límites de lo razonable, pero a la vez él se produce cuando Europa y algunos otros lugares del hemisferio norte ya proclaman que se están empezando a recuperar. Hay allí, pues, una relación inversa que nadie se está tomando la molestia de explicar, acaso por considerarla obvia.

Un especialista más o menos ortodoxo acaso diría que seguimos bien, que pudimos estar mejor pero la crisis lo impidió, que no hay nubes demasiado grises en el horizonte. La suma de este tipo de comentarios es que la economía no es ni tendría por qué volverse tema político. Pareciera que solo la inflación tiene la capacidad de hacer eso.

Pero hay efectos políticos. Dos gobiernos sucesivos han intentado usar el crecimiento como anzuelo para la aprobación política, sin éxito. Algo parecido sucede con el intento de usar nuestra relativa inmunidad a la crisis mundial. La gente no ha premiado el alto crecimiento, pero hasta aquí parece que tampoco castiga la desaceleración del crecimiento.

Sin duda hay un sube y baja de los especialistas. Ahora tenemos un profeta del dólar a S/.2.50 (una suerte de Augusto Blacker, pero al revés) o un banco como el Citi anunciando que se desprende de sus acciones peruanas por estar sobrevaluadas, por ejemplo. Pero es el tipo de cosa tan dinámica que no suele llegar a la corriente central de la preocupación pública.

La opinión pública sobre el tema se mantiene bastante estable. En la encuesta PUCP-IOP Lima de este mes los que sienten que la cosa está igual que hace 12 meses (38%), igual ahora (46%) e igual en un año (36%) son un bloque que compite con los que se sienten peor o mejor, estos últimos incluso con una levísima ventaja en el autopronóstico.

Es con este clima que llegaremos al 2011. En política los éxitos económicos han cedido a una percepción de que hay mala gestión del Estado, en todos los niveles y poderes. Lo cual sugiere que la performance del capital se ha desenganchado de la performance de los funcionarios encargados de usar recursos públicos para resolver problemas de la población.

Si nada cambia, el gobierno se está quedando sin la frágil carta política del mérito económico, a solas con casi dos años de temas sociales por delante. No es que la población haya dejado de esperar mejoras económicas en su vida, sino que probablemente va a preferir concentrarse en reclamos sobre temas más visibles y a la mano.
_____________________________

-----Mensaje original-----
De: Guillermo Tejada Dapuetto [mailto:gtejadad@speedy.com.pe]
Enviado el: Sábado, 11 de Octubre de 2008 08:43 p.m.
Asunto: EL PERU CRECE, LOS BOLSILLOS DECRECEN

Sr. Director

El Perú crece, los bolsillos decrecen

Mientras el país crece a pasos agigantados en la economía y es mejor visto internacionalmente, logrando que se considere en la lista de países con grado de inversión de la región, los ciudadanos de a pie, es decir la gente común y corriente se quejan día a día por el alza de los precios en los mercados.

“De que el dinero no alcanza, no tengo para el pasaje, ¡qué caro está esto!” y muchas frases más escuchamos entre el público de cada rincón que circula por las calles de nuestro querido país. Es el Sambenito de todos los días y motivo especial de discusión familiar, seguramente.

Es cierto, el país crece con cifras que antes ni soñábamos tener, por ejemplo en el año 2007 el Perú creció en 9% del PBI (la más alta desde 1994) y este año se espera que se repita dicha cifra o se supere, cosa que está en veremos por toda la crisis mundial financiera en la que vivimos.

Para ello, los sectores que más aportan a este gran crecimiento macroeconómico son el turismo, las exportaciones, el comercio, la construcción, entre otros, pero ¿por qué la billetera del peruano aún se siente vacía? Según dicen los analistas y los estudios realizados por entidades encargadas de medir el movimiento económico de la ciudadanía, el peruano gasta cada día más en comida, vestimenta, en decorar su hogar y algunas comodidades ajenas a las necesidades básicas de una persona, entonces nos están diciendo que ¿sí se está haciendo sentir? Pero seguimos preguntando ¿por qué no alcanza entonces?

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el Perú tuvo un índice de pobreza a finales del año pasado de 39.3%, y al finalizar el 2008 se espera que este porcentaje baje, ya que tiene una tendencia a la baja por las cifras calculadas entre el 2006 y 2007 (en el 2006 fue 44.5%).

Hay que tomar en cuenta también, que desde el gobierno de Alejandro Toledo se viene presentando todo este avance económico y que el actual gobierno sólo está continuando el trabajo, claro, con algunas mejoras de su parte, no hay que ser mezquinos. Y esto debe ser un aviso para los próximos gobernantes, que el buen manejo se debe seguir y mejorar.

Ahora, las respuestas a las interrogantes formuladas se podrían tratar de hacer, quizás tomando en cuenta que el mundo entero se encuentra en crisis y eso lo debemos de entender, conllevando a que el precio del petróleo suba y no sólo eso, sino que el maíz y el trigo también se encuentre escasos.

Al estar caro el trigo, sube el coste para producirlo y el costo final es sumamente inalcanzable para muchos peruanos. Al estar escaso el maíz, los pollos no se alimentan y los productores tienden a comprar este alimento para aves mucho más caro, por eso que el tan deseado pollo sube en los mercados. Ni hablar del petróleo, cada día se incrementa más y los que sufren las consecuencias son el pueblo entero, ya que es por demás sabido el efecto “arrastre” de este uno de sus derivados: la gasolina.

Un manejo responsable de la economía nos indica que el Gobierno no subirá los sueldos, los cuales desde hace mucho tiempo a pesar de que el país crece económicamente, no se mueven. Creemos que esto es el problema. Si hubiera un aumento de salario, la gente no se quejaría, es decir, crece el país-crece el salario. Ojo cuando hablo de crecer y aumentar el sueldo, no quiero decir que el aumento sea para los Congresistas, sino, para el pueblo que lo necesita más y es el que más sufre con todo esto. Señores políticos ¡déjennos sentir y compartan con nosotros este crecimiento de una vez!

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
gtejadad@speedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.blogspot.com
___________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 16, 2008

Economía del país creció en 8,94% en agosto

Inflación nacional se elevó 0,6% en setiembre. Jefe del INEI dice que precios tenderán a bajar
Por Luis Davelouis

La economía peruana creció en 8,94% en agosto pasado y acumuló un crecimiento anualizado de 9,4%, según el jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Renán Quispe. De acuerdo con diversos analistas, tal vez esta cifra marca el último mes de crecimiento superior a 7%, debido a las condiciones de la economía y finanzas mundiales.

Esta cifra supera las previsiones que hicieran el Scotiabank, que estimó un crecimiento de 8,2 en agosto, y el BBVA, que calculó un aumento de 8,3.

En cuanto a la desaceleración económica que se viene, Quispe dijo que esta "no será de golpe" y se hará evidente el próximo año, pues el crecimiento para el 2008 debería estar alrededor de 9%.

Todos los sectores de la economía experimentaron avances, pero los tres que más crecieron fueron comercio (12,59%), minería e hidrocarburos (11,36%) y construcción (10,36%).

La producción de oro, zinc y plata creció 18,31%, 25,61 y 9,66%, respectivamente, lo cual impulsó la minería. La construcción se apoyó en la expansión de la actividad en infraestructura, vivienda y centros comerciales.

NO MÁS INFLACIÓN
"La crisis financiera internacional ha causado que la demanda externa haya decaído dejando sentir su efecto en los precios. Por ello, ya no debería haber inflación importada", afirmó el jefe del INEI, Renán Quispe.

El índice de precios al consumidor nacional (IPC) se elevó en solo 0,6% en setiembre, una ligera caída frente al mes precedente, cuando registró un alza de 0,67%. Quispe insistió en que las tasas de inflación bajarían en los próximos meses debido a la coyuntura internacional.

MANUFACTURA RESENTIDA
En tanto, la actividad manufacturera fue la que menos creció (5,59%) debido a la contracción del sector fabril.

En efecto, varias empresas exportadoras de textiles están reduciendo su producción, con lo cual se adelantan a las condiciones que la contracción de la demanda en sus mercados destino está por producir. La inversión en dicho sector también se ha reducido, así como el empleo en el sector, que cayó 11,48% entre agosto y setiembre.

CLAVES
1. Según cifras del INEI, el empleo en las empresas de más de 51 trabajadores aumentó en 8,4%.
2. No obstante, en los sectores manufacturero y comercio se produjo una reducción del empleo del orden de -11,4% y -1%, respectivamente.
3. Construcción, en línea con su crecimiento (10,35%), generó más empleo (13,3%).
____________________________
EXPRESO 24 de septiembre de 2008

Ladrillo sobre ladrillo
No es un problema de sueldos sino de gestión
Carlos Bruce (ALIANZA PARLAMENTARIA)

El día de ayer, el presidente García sostuvo que el principal objetivo de su gestión es gobernar para los más pobres y que por ese motivo los recursos del Estado se deben destinar a proyectos sociales de trascendencia como electrificación, construcción de vías y agua potable; y no a aumentar el sueldo de los servidores públicos en clara alusión a los médicos en huelga.

“Debemos ser conscientes que hay que escoger: o le aumento el sueldo a los empleados públicos o uso ese dinero para obras públicas que los peruanos necesitan. Le pagamos más a gente que tiene trabajo como los médicos o extendemos los servicios del Estado. Hagamos un referéndum. Lo que planteo es gobernar para los más pobres. No hay dinero para hacer obras y aumentar sueldos”, dijo el Presidente.

El problema es que los magros sueldos de los médicos, profesores y otros profesionales del sector público son sólo una expresión del equivocado diseño de austeridad que planteó García desde el inicio de su gestión.

El gobierno aprista cometió un error al exagerar en la austeridad. ¿Cuál fue el resultado de bajar los sueldos? ¿Mayor eficiencia? Nada, lo que se produjo fue la fuga de la Administración Pública de muchos de los cuadros especializados.

Un país que tiene sus ingresos fiscales creciendo de manera significativa no puede reducir el ingreso de los más altos funcionarios del Estado pues el resultado será que muchos de esos técnicos se vayan al sector privado. Lo peor de todo es que hay dinero para pagarle a esos gerentes que necesita el país.

El último presupuesto del gobierno de Alejandro Toledo fue de 48 mil millones de soles y el de este año es de 73 mil millones de soles. Plata hay. Entonces, ¿por qué los buenos ingresos que tiene el gobierno no se condicen con los bajos sueldos que se tiene para puestos de alta especialización técnica?

El Estado no sabe gerenciar. La ineficiencia del gobierno para gastar bien y de manera eficiente demuestra que el Estado tiene recursos pero que no es capaz de transformarlos en mejoras de calidad de vida de la gente.

En estos dos primeros años de gobierno aprista hemos tenido un superávit fiscal no deseado, pues éste se ha generado por la incapacidad del Ejecutivo de hacer gasto fiscal de acuerdo a ley. El problema es que tenemos un gobierno que ¡no sabe cómo gastar!

Por eso, estoy de acuerdo con sincerar los sueldos del sector público con aquellos del sector privado para cargos técnicos calificados. ¡OJO! Cargos técnicos, NO POLÍTICOS como ministros o congresistas.

Ahora, para el incremento de las remuneraciones se debe buscar un esquema por el cual se remunere mejor al personal más capacitado que debe ser seleccionado con criterios técnicos y no políticos. Yo establecería además bonos por resultados de manera que si se cumplen ciertas metas, eso los incentivaría a cumplir con las metas programadas.

Indudablemente, decisiones de este tipo pueden generar la desaprobación del hombre de la calle, al ver sueldos en la administración pública que para ellos son exorbitantes pero que son equivalentes a lo que un buen técnico puede obtener en el sector privado. Pero esto significa tener un Estado eficiente, y significa también, dejar de hacer demagogia y empezar a tomar decisiones de estadista.
____________________________
LA PRIMERA 19 de septiembre de 2008

Cesar Hildebrandt

¿O sea que la crisis no nos alcanza?

En el Perú, la locura es una lava que avanza, un puré de delirios que alcanza para todos. ¿La locura o el cinismo?

Ejemplos: ayer, en la radio gubernamental, Luis Alva Castro decía que la inseguridad ciudadana había disminuido “en 7 por ciento”, que el crimen retrocedía, que el narcotráfico boqueaba en las penúltimas, que los servicios de Inteligencia estaban mejor que nunca y que, en fin, hasta la policía se había convertido en un cuerpo ejemplar de agentes de la ley. Y lo decía el mismo día en que Artemio, desde su madriguera en esa selva que Alva Castro ni presiente, rechazaba el ultimátum de rendición planteado por el jefe de la policía, general Octavio Salazar. Claro que no lo decía en RPP sino en “Radio Luz”, de Aucayacu.

En la radio del régimen de turno –o sea RPP– nadie le preguntó lo único que cabía preguntarle a estafador de tal calaña: si creía que el Perú era una legión de imbéciles, un comité provincial del Apra, una manada de búfalos mirando la cámara de Nat Geo.

Lo festejaron más bien en RPP, la voz gangosa del rampar con paga. Y lo hicieron con la misma voz con la que calumnian a los médicos, a los huelguistas con o sin mandil, a los sin sosiego de todas las siglas.

A renglón seguido, apareció el más poderoso de los bipolares y dijo, desde Brasil, que a qué tanto aspaviento, que la crisis mundial no alcanzaría al Perú, que estábamos blindados y que se dejara de armar escándalo por este contraciclo pasajero.

“Las medidas para curarnos en salud, ya las tomamos”, dijo García fingiendo que la economía es su oficio y la gestión su caucau. ¡Como si nadie supiera que García sólo sabe sumar su patrimonio!

Nadie de la radio que nos une alrededor de la adulación le preguntó en qué se basaba para tanta bocanada de optimismo, qué demonios podía pensarse de un país que dice que la economía es global hasta la promiscuidad pero que está al margen de las crisis globales. De un país que dice que, como es tan pequeño, saldrá ileso del huracán que sólo se lleva las grandes residencias. ¿Qué lógica de ostra es esa?

O sea que, aconsejado por Cantinflas, Alva Castro emerge de un charco de sangre a decirnos que la paz urbana está cerca mientras que el doctor García, sumergido en un baño María de litio, nos dice que aquí la crisis no llegará porque le hemos, globalmente, cerrado la puerta .

O sea que alguien les ha dicho que deben de salir más en la radio gubernamental. Que el descenso en las encuestas se debe a falta de comunicación. Que los éxitos no se están nombrando. Que el que calla otorga y el que no llora no mama y que sólo el Apra salvará al Perú.

El presidente de la globalización está en Brasil vendiendo inversiones y trozos de Perú. Para él, la globalización es una chequera, varios telecés, montañas dinamitadas para sacarles el oro y madereros chilenos colonizándonos después de limpiar el follaje de mosquitos y huambisas. García cree en Brasil y en Chile. Y en el dinero, desde luego.

No cree en el Mercosur, en la Comunidad Andina, en la Unión Sudamericana de Naciones.

Es que en esos organismos pugna todavía el continente mestizo y reformista al que García le ha dado la espalda pensando que Washington o Bruselas lo adoptarán como a un igual.

En realidad, el único que lo considera hermano de cadenas y agachadas es Uribe, que cree que la derrota de las FARC –deseable desde la perspectiva de la razón– implica el triunfo de la caverna colombiana.

Loco Alva Castro. Loco García. Pobre Apra, que ha llegado a ser un montón de palabras, un amasijo de yerros retorcidos. Y pobre Perú, en manos de esta locura sin método.
___________________________
----- Forwarded Message ----
From: Jairo Doidao
To: Jairo Doidao
Sent: Monday, August 21, 2006 11:36:49 AM
Subject: LOS SUELDOS EN EL SEGUNDO TIEMPO DE ALAN

Sr. Director:

El actual mandatario peruano se llena la boca de
austeridad y no pierde la oportunidad para dar
muestras de ello en cuanta ocasión se le presenta. Sin
embargo, el Presidente García debería moderar su
discurso, pues una cosa es que Hernando De Soto labore
para el Gobierno ad honorem, pues tiene los pergaminos
y el sueldo y los ingresos para ello, y otra cosa es
don nadie, un esforzado profesional que estudio en su
país, ingresó a la adminitsración por su propio
esfuerzo y se ha mantenido en su cargo por "n" años y
recibe un sueldo que con las justas le da para vivir.
Ahora este sueldo cuasi-miserable será "ajustado" en
una ola de austeridad que va a chocar con los
bolsillos más sedientos.

Otra situación es la de aquellos peruanos que con su
propio esfuerzo se han hecho de un nombre y que ahora
desearían "aportar" con sus conocimientos a su país,
pero debidamente remunerados. Estos señores no podrán
hacerlo, pues su "nivel" no está para ganar un sueldo
por debajo de los 15,000 solcitos. Los amigos de la
estrella se llenan la boca indicando que deberían
seguir el ejemplo del ministro de Economía y ganar
poco, o del Dr. De Soto que laborara gratuitamente y
asi podrían presentar innumerables ejemplos o, como
dijo el Mandatario, hace algunos días, las puertas
están abiertas para los que deseen ganar poco y para
que se vayan los que consideran que ganan muy poco. El
mismo (el Presidente) es un ejemplo vivo de ello. Con
la plata que tiene podría darse el lujo de ser
presidente del Perú sin cobrar un sol. Pero este
"guarismo" no es la realidad de los peruanos que sí se
sacan la "michi" chambeando, acumulando años de
servicios, dandole sus mejores años de vida al país y
ganando un suspiro.
Más realismo Compañeros y menos bururu.

Jairo da Silveira Doidao
CEP 41940-000
Salvador de Bahia
Brasil

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu