lunes, 3 de agosto de 2009

EL "DEFENSOR LIMA" DEL PASADO

FUENTE: FOTOS DEL FUTBOL PERUANO BLOGSPOT.COM

ALFONSO UGARTE DE PUNO 1975



Formación de izquierda a derecha:

Parados: Jesús Arias, Amidey Pereyra, Walter Daga, Néstor Vargas, Jorge Arrelucea y Walter Seminario.

Hincados: Celestino Avalos, Ernesto Neyra, Alberto Peña, José Leiva y Moisés Vargas.
EL COMERCIO AGOSTO 3, 2009

EL EQUIPO GRANATE CUMPLIÓ 78 AÑOS EN EL OLVIDO

El Defensor del pasado
Equipo granate cumplió 78 años en el olvido

Una estrella en la camiseta, un recuerdo que palpita. Alguna vez llenaron tribunas. Reclutaron hinchas con su juego y tentaron la grandeza. Sus apariciones rompían la hegemonía, el imperio de los equipos de siempre. Fueron equipos desafiantes de la historia: tallaron un nombre, hoy en el pasado. Clubes con héroes en la cancha. Sin más, fueron campeones.

Pero algunos se rindieron a la desaparición, como si un solo sorbo de gloria hubiera sido suficiente. Otros aún insisten en el sueño del retorno. Aquí, algunos sobrevivientes con una única consigna: encontrar el camino a Primera División.

“CARA SUCIA”, CORAZÓN INTACTO
El retrato de Luis Banchero Rossi como fondo, casi como un ícono religioso. El mecenas se fue hace mucho y en la sede de Defensor Lima hay fulbito de mano, pero ninguna pelota y menos cancha propia. Logró el título en 1973 y se fue a la baja en 1994. Ahora, cuatro socios se encargan de colocar la respiración artificial al club, y 22 jugadores ofrendan sus piernas para que el sueño nunca muera. A veces, la prima de cincuenta soles por partido es imposible.

Así ya estén eliminados de la Liga Distrital del Cercado de Lima y haber sido visitantes en cada partido en Barrios Altos, seguirán jugando por la camiseta. Así entrenen solo dos horas por semana, jugadores como Henry Fernández, Christian Villarreal, Olivier Masías y Edwin Tome dejarán sus trabajos e irán a jugar gratis.

El viernes 31 de julio, Defensor Lima cumplió 78 años de existencia, y el emblema del club apenas se nota en la pared descascarada que da a la calle. El presidente del club, Roberto Flores, es también el entrenador del equipo por vocación, pero sobre todo por ahorro. Día a día hay que bregar contra la escasez, la impotencia y la ansiedad de algún día volver. Al menos este año, Flores está preparando un regalo para los “carasucias”: dejarán la Liga Distrital del Cercado para volver a donde pertenecen, la Liga Distrital de Breña. Porque ahí nacieron y ahí es donde debe darse la resurrección.

PLANEA EL “PELÍCANO”
La última vez que estuvo en Primera fue en el 2007. Unión Huaral no puede esperar más para el regreso, sobre todo porque ya ha escalado los andamios iniciales. Campeonó en su liga distrital y en la provincial. A diferencia del Defensor Lima, los “naranjeros” se consideran un equipo profesional en la categoría amateur. Es cierto. El Julio Lores Colán sigue siendo su estadio, tienen divisiones menores y recibieron cien mil dólares de la FIFA para continuar el proyecto de la vuelta. El equipo, dirigido por Francisco Melgar, cuenta con varios muchachos del Cantolao que tienen experiencia internacional. El promedio de edad es de 19 años, pero todos tienen sueldo y entrenan todos los días.

El “Pelícano” tiene las alas abiertas y ha abierto el pico: tiene hambre y planea engullir a quien estorbe su camino. Hoy está en la fase departamental y enfrenta a equipos de Canta, Oyón, Cañete y Lima. Les resta jugar dos partidos y han llevado hasta 1.500 hinchas para el aliento. No solo quiere la vuelta: quiere repetir los títulos de 1976 y 1989. Ya invirtieron US$60 mil en lo que va del año. Sin duda, se sienten preparados.

* Sepa qué clubes campeones en Perú intentan regresar a la primera división
11:10 | Defensor Lima cumplió 78 años el 31 de julio. Atlético Chalaco, Unión Huaral y Lima Cricket andan perdidos en ligas y subsisten al paso del tiempo

Por Mauricio Gil

Una estrella en la camiseta, un recuerdo que palpita. Alguna vez llenaron tribunas. Reclutaron hinchas con su juego y tentaron la grandeza. Sus apariciones rompían la hegemonía, el imperio de los equipos de siempre. Fueron equipos desafiantes de la historia: tallaron un nombre, hoy en el pasado. Clubes con héroes en la cancha. Sin más, fueron campeones.

Pero algunos se rindieron a la desaparición, como si un solo sorbo de gloria hubiera sido suficiente. Otros aún insisten en el sueño del retorno. Aquí, algunos sobrevivientes con una única consigna: encontrar el camino a Primera División.

“CARA SUCIA”, CORAZÓN INTACTO
El retrato de Luis Banchero Rossi como fondo, casi como un ícono religioso. El mecenas se fue hace mucho y en la sede de Defensor Lima hay fulbito de mano, pero ninguna pelota y menos cancha propia. Logró el título en 1973 y se fue a la baja en 1994. Ahora, cuatro socios se encargan de colocar la respiración artificial al club, y 22 jugadores ofrendan sus piernas para que el sueño nunca muera. A veces, la prima de cincuenta soles por partido es imposible.

Así ya estén eliminados de la Liga Distrital del Cercado de Lima y haber sido visitantes en cada partido en Barrios Altos, seguirán jugando por la camiseta. Así entrenen solo dos horas por semana, jugadores como Henry Fernández, Christian Villarreal, Olivier Masías y Edwin Tome dejarán sus trabajos e irán a jugar gratis.

El viernes 31 de julio, Defensor Lima cumplió 78 años de existencia, y el emblema del club apenas se nota en la pared descascarada que da a la calle. El presidente del club, Roberto Flores, es también el entrenador del equipo por vocación, pero sobre todo por ahorro. Día a día hay que bregar contra la escasez, la impotencia y la ansiedad de algún día volver. Al menos este año, Flores está preparando un regalo para los “carasucias”: dejarán la Liga Distrital del Cercado para volver a donde pertenecen, la Liga Distrital de Breña. Porque ahí nacieron y ahí es donde debe darse la resurrección.

PLANEA EL “PELÍCANO”
La última vez que estuvo en Primera fue en el 2007. Unión Huaral no puede esperar más para el regreso, sobre todo porque ya ha escalado los andamios iniciales. Campeonó en su liga distrital y en la provincial. A diferencia del Defensor Lima, los “naranjeros” se consideran un equipo profesional en la categoría amateur. Es cierto. El Julio Lores Colán sigue siendo su estadio, tienen divisiones menores y recibieron cien mil dólares de la FIFA para continuar el proyecto de la vuelta. El equipo, dirigido por Francisco Melgar, cuenta con varios muchachos del Cantolao que tienen experiencia internacional. El promedio de edad es de 19 años, pero todos tienen sueldo y entrenan todos los días.

El “Pelícano” tiene las alas abiertas y ha abierto el pico: tiene hambre y planea engullir a quien estorbe su camino. Hoy está en la fase departamental y enfrenta a equipos de Canta, Oyón, Cañete y Lima. Les resta jugar dos partidos y han llevado hasta 1.500 hinchas para el aliento. No solo quiere la vuelta: quiere repetir los títulos de 1976 y 1989. Ya invirtieron US$60 mil en lo que va del año. Sin duda, se sienten preparados.

EL “LEÓN” NO ESTÁ CALVO
Manuel Campos llegó al equipo a cinco días del inicio del campeonato. Dirigió su primer partido con 10 jugadores en la cancha, y lo ganó. La mayoría de los jugadores sabía de fútbol callejero, pero no de estrategias. Aprovechó y moldeó la fortaleza de este nuevo Atlético Chalaco (el verdadero “León Porteño”) y lo sacó campeón de la Liga Distrital del Callao. Energía personificada en Piero Cordano, goleador del equipo: 21 años, la ilusión de ponerse una camiseta histórica, y luchar aunque solo te paguen 10 soles semanales. Lo justo para llegar e irte del entrenamiento.

No confundir al Total Chalaco con el Atlético Chalaco. Sus dirigentes aún no digieren las desavenencias con Álex Kouri y la confusión de la afición. Hoy el “León” descansa y espera el inicio de la Liga Provincial para clavar sus fauces. Lo mínimo del deseo: llegar a Segunda División. Importa, pero no determina: Atlético Chalaco no tiene sede, ni cancha y aún busca un auspiciador. Necesitan al menos 20 mil soles para afrontar esta nueva etapa. Los títulos de 1930 y 1947 se alejan cada vez más. Solo queda luchar.

FÚTBOL, NO “FOOTBALL”
Quizá es uno de los clubes más antiguos del mundo. Se fundó en 1856, como consecuencia de la llegada de ingleses en busca de salitre. Y trajeron el fútbol con ellos. Lima Cricket Football Club fue el primer campeón de la Liga Peruana en 1912 y lo repitió en 1914. Luego, se alejó del fútbol. Casi un siglo después de su último título, el equipo de camiseta verde quiere madurar. Gracias a un proyecto de César Drago —quien fue asistente de Ramón Quiroga en el Municipal de 1997—, Lima Cricket juega en la Liga Distrital de San Isidro desde el 2005, y este año acaba de ser eliminado en la fase de Interliga. Cada año llega más lejos.

No tienen problemas administrativos y entrenan todos los días. Sus jugadores poseen una característica que no suele darse en el país: casi todos tienen títulos universitarios. Para el 2010, el Cricket quiere estar en Segunda. Pero, sobre todo, necesita recuperar esa identidad de los inicios del fútbol en el país.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu