domingo, 23 de agosto de 2009

MINCETUR SOLICITO S/. 20 MILLONES DE PRESUPUESTO ADICIONAL AL MEF PARA PROMOVER EXPORTACIONES / CITES


Ministro de Comercio Exterior y Turismo, Martín Pérez Monteverde, Clausura I Seminario "Oportunidades para los Industriales de la madera con el TLC con Canada". Foto: ANDINA / Norman Córdova.

ANDINA AGOSTO 27, 2009

Hubo buena disposición del ministro Carranza al pedido, afirma Pérez

15:17 Mincetur solicitó S/. 20 millones de presupuesto adicional al MEF para promover exportaciones

Lima, ago. 27 (ANDINA).- El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) solicitó a su similar de Economía y Finanzas (MEF) ampliar su presupuesto en 20 millones de nuevos soles para el 2010 con la finalidad de destinar esos recursos a la promoción de la oferta exportable de Perú en el mundo, informó hoy el titular del Mincetur, Martín Pérez.
“Hemos pedido al MEF que nos apoye con un mayor presupuesto y pedimos alrededor de 20 millones de soles adicionales que serán para la promoción de productos peruanos en el exterior”, comentó.

Indicó que el ministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza, tuvo buena disposición al pedido del Mincetur durante las reuniones que se tuvieron para elaborar el proyecto de Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2010.

“La mejor manera de ayudar a los exportadores es facilitándoles el conocimiento de los mercados, no sólo de los pequeños sino también de los grandes. Esos estudios de mercado pueden costar cientos de miles de dólares”, aseveró.

Agregó que los 20 millones de soles solicitados por el Mincetur también servirán para fortalecer la presencia de los productos peruanos, con potencial exportador, en las diversas ferias que se realizan a nivel mundial.

“Vengo de participar de una feria de productos hechos por manos de artesanos y que son de primerísima calidad, pero la dificultad que tienen es que no saben cómo salir al exterior”, aseveró.

Asimismo, confirmó que el proyecto de presupuesto del 2010 es de 82,000 millones de soles y espera que en la versión final que irá al Congreso de la República, a más tardar el 30 de agosto, incluya el pedido del Mincetur.

“Nos interesa mucho el tema de articular la oferta y la promoción de las exportaciones peruanas porque las negociaciones internacionales y los tratados de libre comercio (TLC) son una herramienta para abrir mercados pero luego hay que sacarles provecho, esa es una tarea pendiente”, enfatizó.

Pérez señaló que el pedido de presupuesto adicional no será destinado a actividades de promoción del turismo en Perú debido a que esas actividades se financian con los recursos que capta el Fondo para la Promoción y Desarrollo Turístico Nacional.

“Este fondo de promoción turística en promedio ha tenido 70 millones de soles en los últimos años, creo que es un monto razonable pero somos conscientes de que Perú va a tener más necesidades que los recursos que tiene”, indicó.

El ministro clausuró hoy el I Seminario “Oportunidades para los Industriales de la Madera con el TLC con Canadá”, organizado por el Mincetur y que estuvo dirigido a los empresarios del Parque Industrial del distrito de Villa El Salvador. (FIN) BS/JPC (AND250683)
___________________________
EL COMERCIO OCTUBRE 13, 2008

Mi Negocio: Los Centros de Innovación Tecnológica
9:52 | Los CITE capacitan y atienden a pequeñas empresas. ¿Pero qué tanto saben estas sobre esta oferta de servicios especializados?

Por Iana Málaga Newton / Julio Escalante Rojas

La sede del Centro de Innovación Tecnológica del Cuero, Calzado e Industrias Conexas (CITE Ccal) está ubicada en una transitada y maloliente avenida del Rímac. Cualquiera podría pensar que se equivocaron al elegir el lugar. Pero no es así, porque en las calles de su alrededor abundan tiendas y puestos de mercado que venden insumos para la zapatería. Algunos venden con plástico sobre la vereda y otros en espacios con letrero en la puerta. Pero en el local del CITE Ccal, su directora Adriana Ríos, muestra que el acceso a la tecnología no es tan lejano de los comerciantes de la calle. El primer requisito para el funcionamiento de un CITE es quedar cerca del campo de acción de su público objetivo. Aunque solo los separe una pared.

Como bien indica su nombre, los Centros de Innovación Tecnológica (CITE) son instituciones de capacitación y soporte técnico en los que se pretende mejorar la calidad de la producción de las pequeñas empresas. Los CITE actúan bajo la supervisión de los ministerios de la Producción y de Comercio Exterior y Turismo. El CITE calzado abrió sus puertas hace diez años gracias a un proyecto que elaboró el ex Ministerio de Industria y Turismo (Mitinci) que contó con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), porque por esos años existían en aquel país centros orientados a trasladar tecnología y aquí en el Perú se quería replicar ese modelo. "Las universidades educan a los futuros emprendedores, sin embargo antes no había en el Perú una oferta orientada a mejorar las actividades de las pequeñas empresas que ya funcionaban", dice Mercedes Inés Carazo, directora de la Oficina Técnica de Centros de Innovación Tecnológica del Ministerio de la Producción.

En el CITE Ccal está el único laboratorio de pruebas de control de calidad para la industria del calzado peruano. "Una materia prima de mala calidad redunda en sobrecostos en la producción", dice Adriana Ríos. Para evitarlo, aquí hay máquinas que actúan de acuerdo con las normas técnicas que se aplican para comprobar la calidad del cuero. "Nosotros usamos constantemente las pruebas para resistencia y flexión de las suelas y el cuero, y el seriado en todas las tallas", dice Susana Chong, gerente de producción de Innovus, una pequeña empresa peruana que exporta calzado casual para hombres a Ecuador, Colombia y Venezuela. Chong dice que a su proveedor de suelas importadas de Italia y Brasil también podría solicitarle esas pruebas, pero prefiere acudir al CITE Ccal. Su directora, Adriana Ríos, dice que en el sector calzado existen dos trabas: que en general no se le da la importancia a la calidad (porque saben que quien compra un par de zapatos no reclamará al fabricante) y la falta de acceso a las tendencias de moda. Por eso se apuntó a implementar los laboratorios y un centro de documentación con catálogos y revistas europeas.

Una de sus ventajas es tener precios tres veces menores que una institución similar en Brasil, por ejemplo para fabricar la matriz de un zapato deportivo.

Lo mismo ocurre en el CITE Madera del Parque Industrial de Villa El Salvador. Ya que los dueños de las mypes fabricantes de muebles no cuentan con los recursos suficientes para comprar herramientas de última tecnología, y por eso Jéssica Moscoso, directora ejecutiva de CITE Madera, dice que allí se ofrecen servicios de secado de madera, afilado, cepillado y pruebas de resistencia de materiales. Servicios a los que las empresas no podrían acceder de otro modo.

Así, este año los ingresos que el CITE Madera recibe por capacitación han crecido 150% con respecto al año pasado, pues cada vez son más las personas que acuden para recibir cursos (que cuestan entre S/.100 y S/.300) que enseñan cómo mejorar los productos. Y este año también se abrió otra unidad del CITE Madera en Pucallpa que se concentra en capacitar a quienes trabajan la madera en su primer nivel de transformación.

Inés Carazo dice que el éxito de un CITE también depende del apoyo que obtenga de los empresarios, como sucede con el CITE Vitivinícola, una institución que ha recibido el apoyo económico y administrativo de productores de bodegas como Tacama y Payet, quienes vieron la necesidad de mejorar la producción del sector para defender la denominación de origen del pisco frente a la competencia. "Hace 8 años los peruanos solo producíamos 1,1 millones de litros de pisco al año, pero este año produciremos más de 5 millones de litros y superaremos el nivel de exportación del pisco chileno", dice Manuel Morón, director ejecutivo del CITE Vid. Más de 60 pequeñas bodegas de pisco atendidas en este centro han logrado exportar sus productos y obtener medallas por su calidad. Que la producción de pisco se haya convertido en un tema de interés nacional, ha puesto los ojos en este centro desde el cual se espera llegar a otros mercados.

MANDO PRIVADO
Los CITE también pueden ser constituidos por empresas o asociaciones. ¿Pero qué es lo que lleva a una organización privada a querer una licencia para operar como CITE? Ángel Neyra, director ejecutivo del CITE Metalmecánica, dice que la razón era clara: el gremio ATEM que reúne a los talleres y empresas del parque industrial de Infantas, en Los Olivos, querían que su voz sea escuchada, querían tener la autoridad para llamar la atención de los responsables del sector, por ejemplo para implementar un laboratorio de certificaciones que será un requisito para exportar.

"Con nosotros existe una diferencia muy clara, no somos un centro de innovación, somos un centro de innovadores", dice Neyra. En este caso los innovadores son las empresas de ATEM que transfiere su manera de trabajar a empresas que requiera sus servicios. "Los laboratorios son las mismas empresas, en cambio en el resto de los CITE la atención está centralizada en un solo lugar. Lo que hacemos es transferencia tecnológica. Para transferir primero hay que asimilar y eso hemos hecho, aquí hay máquinas que ni los institutos ni universidades tienen".

Es el caso de GS1 Perú, una asociación civil que facilita la implementación de estándares de trazabilidad (un sistema de seguimiento en cada etapa de la producción de alimentos) y que hace dos años tomó la decisión de crear un CITE enfocado en la logística. "Como el 85% de las 2.500 empresas asociadas a GS1 son pymes, decidimos crear el CITE, pues no es lo mismo apoyar a una gran empresa que tiene tecnología de punta para monitorear sus productos que un negocio que recién toma conciencia de la importancia de la logística", dice Mary Wong, su directora ejecutiva.

De hecho, el CITE Logística desde su creación ha colaborado con otros CITE. A ellos acuden empresas que requieren mejorar su control de inventarios, manejo de almacén e identificación con códigos de barras.

Eso sucedió con Ecolife, empresa de Arequipa dedicada a la comercialización de hierbas aromáticas (romero, diente de león, orégano). Karina Muñoz, gerenta general de esta compañía, cuenta que el año pasado ella fue apoyada por CITE Logística GS1 para adaptar un sistema de trazabilidad que le permitió acreditar que sus productos tienen sello orgánico, requisito indispensable para exportar a Europa. Este trabajo se hizo de manera conjunta con la ONG El Taller de Arequipa, que también es un CITE desde el 2003. Wong dice que si una organización privada adquiere la acreditación para ser un CITE esto le permitirá intercambiar experiencias con otros centros de innovación tecnológica.

Esta fue una de las razones para que la Asociación Peruana de Productores de Software (Apesoft) también solicitara su licencia para operar como CITE. "Esto nos ha permitido interactuar con otros organismos públicos y privados y tener preferencias a la hora de aplicar a fondos de inversión que promuevan la capacitación en Tecnologías de Información (TIC) para pymes", dice Paul Díaz, director ejecutivo del CITE Software. Díaz dice que todavía falta mucho para potenciar las labores del CITE Software, ya que hasta la fecha solo ha asesorado a personas que trabajan en el sector como desarrolladores de sistemas y equipos de computo, por lo que el próximo paso será llegar a negocios de otros sectores, como calzado y madera, que todavía no conocen los beneficios de contar con un software especialmente diseñado para reducir sus costos y mejorar su productividad. ¿Pero es que acaso no hace falta una mayor difusión de estos servicios?

PERFIL BAJO
Muchos se habrán preguntando por qué estos centros de innovación en muchos casos mantienen perfil bajo en comparación a otras instituciones de capacitación. Jéssica Moscoso responde que muchas veces esta es una estrategia de algunos CITE, dada las dificultades que tienen de atender a su sector. "Nosotros hemos identificado que en todo el país existen unas 19.000 empresas vinculadas a la industria del mueble, pero lamentablemente el CITE Madera no tiene capacidad para cubrir toda la demanda de personas que requieren nuestros servicios".

El director del CITE Metalmecánica dice que ellos sí difunden sus actividades, como traer a expertos extranjeros para que expongan las bondades de un nuevo insumo en la industria, pero no es una difusión masiva, sino solo para el sector porque se busca a un público con experiencia.

En la mayoría de los casos, ya se trate de CITE públicas o privadas, el problema de la poca difusión es el presupuesto. Rómulo de Vivanco, director del CITE Frutas Tropicales y Plantas Medicinales de Loreto, explica que en su caso el presupuesto es cubierto parcialmente con los ingresos por ventas de servicios. "Por otro lado, el Gobierno Regional de Loreto apoya la ejecución de actividades de capacitación a pequeños empresarios". dice.

Esta entidad privada, que brinda servicios a través de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, ha logrado envasar polvo atomizado de camu camu, con alto contenido de vitamina C. Muchas empresas podrían invertir en desarrollar este producto, ¿pero saben que existe? Es hora de que los CITE sean más visibles. Y quizá esa sea por fin su mayor innovación.

LAS CLAVES
4Toda institución privada que quiera constituirse como CITE debe ser una asociación civil sin fines de lucro que presente a la Oficina Técnica de CITE (ubicada en Ricardo Ángulo 816, San Isidro) un formulario de acreditación.
4También se deberá presentar una copia simple de la minuta de constitución de la institución, así como su respectiva partida registral, declaración jurada e información registrada en la Sunat.
4Los directores y consultores que trabajarán en el CITE se comprometerán a realizar un informe anual de actividades y trabajar en red con los otros CITE.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu