martes, 14 de julio de 2009

IVAN BRZIC AFIRMA QUE REYNOSO SERA CAMPEON Y CUENTA COMO LO LLEVO A LA "U"

EL COMERCIO JULIO 16, 2009

Iván Brzic afirma que Reynoso será campeón y cuenta cómo lo llevó a la 'U'

8:03 | El ex DT crema, campeón en 1992, fue gestor de la llegada del ‘Cabezón’, y confiesa que lo pidió luego de que Marquinho se fuera a Cristal

Por David Hidalgo Jiménez

Para los que vimos a esa “U” que arrasó en el Descentralizado de 1992, resulta imposible olvidar el rostro adusto de este entrenador serbio. En nuestro fútbol lo bautizaron como “Car’e piedra” y hasta se atrevieron a dudar de su aseo personal. Todo eso tuvo que soportar Iván Brzic, ese hombre de 1,89 metros que masticaba un español robotizado y que llegó a nuestro fútbol luego de dirigir cuatro temporadas en la Liga de España.

En 1991, Mirko Jozic había sido campeón de la Copa Libertadores dirigiendo a Colo Colo y Dusan Draskovic llegaba para revolucionar el fútbol ecuatoriano. La tendencia de contratar técnicos yugoslavos en Sudamérica también llegó a Universitario y su presidente Jorge Nicolini tuvo la criollada dirigencial de girarle los pasajes aéreos a Brzic para engancharlo antes de firmar el contrato. Ya en Lima y con la curiosidad de conocer un país lejano, el serbio fue seducido por los llenos que lucía el Estadio Nacional en la liguilla final.

“Los últimos siete años estuve trabajando en Europa, con esto no quiero decir que no estoy enterado de lo que pasa en el fútbol peruano. Vivo una mitad de año acá (en Lima) y la otra mitad en Europa. Tengo a mi esposa en este país y dos hijas peruanas que están en el colegio (Ivanna de 14 años y Nadia de 8 años). Por ese motivo estoy muy vinculado con el Perú”, nos dice don Iván, cambiando la rigidez de los noventa por un trato más distendido.

Gracias a ese ojo puesto en nuestro fútbol, Brzic tiene licencia para hablar de nuestro fútbol y, sobre todo, del técnico del equipo puntero, Juan Reynoso, a quien conoce bien porque fue precisamente él quien lo llevó a la “U” e inició ese idilio que hoy mantiene el “Cabezón” con la hinchada crema.

¿Le gusta Reynoso como entrenador?
Es un técnico joven. Él recién está comenzando. Estuvo en Bolognesi hace dos años y ahora dirige a la “U”, es su segundo club y las cosas andan bien. Estoy seguro de que va a tener éxito.

¿Cree que el equipo de Reynoso puede ser campeón?
Yo creo que sí. Tendría que ser campeón. Hasta ahora, de lo que he visto, no hay otro equipo [que lo supere]. Alianza sufre altibajos impresionantes y la “U” mantiene la regularidad; es muy ordenado y tiene disciplina en la cancha, por algo es primero con seis puntos de ventaja. Reynoso está sacando lo máximo del equipo.

Muchos han quedado contentos con el último clásico. ¿A usted le gustó?
Hasta el minuto 80, prácticamente, no se jugó nada. No hay que engañarse. Y lo digo con imparcialidad porque he sido entrenador de Alianza y Universitario. Yo sé lo que es ganar el clásico en ambos clubes. En ambos equipos hay jugadores a los que les queda demasiado grande este clásico. Creo que no tienen calidad para jugar en clubes como Alianza o la “U”. Tuvo premio el equipo que buscó el partido, y lo hizo con dos pelotas paradas por una distracción horrible de los centrales de Alianza. Creo que los últimos 15 minutos salvaron el espectáculo.

Hablando de Reynoso, fue usted quien lo llevó a la “U”. Cuéntenos, ¿cómo sucedió?
Yo estaba muy enfadado porque Cristal nos había ganado a Marquinho. Salí ante la prensa y dije que la “U” no tenía plata para provocar al presidente, y Jorge Nicolini se enojó mucho: “¿Cómo que no tenemos dinero a quién quieres?”, me dijo. “Quiero a Reynoso”, le respondí. Dos noches después me llamó el tesorero del club: “ya tienes fichado a Reynoso”. Me sorprendió: “¿Estás bromeando?”, le dije. “Ya firmó contrato”, respondió. Así fue, y llamé a Nicolini para felicitarlo y me sacó en cara: “¿Ya ves que sí tenemos dinero?”” (risas).

¿Cómo era el Reynoso jugador?
Reynoso es un gran tipo, un superprofesional. Era un ejemplo para todos y se ganó a todos con su comportamiento.

VA PARA CHEMO
La extensa entrevista en su casa de San Isidro continuó con temas relacionados a la selección nacional. Reveló que tras ser campeón en 1992 en Universitario le preguntaron si le interesaba dirigir a la blanquirroja. “Les dije que no tenía muchas ganas porque yo sabía que Perú no tenía ninguna posibilidad de clasificarse al Mundial”, confesó.

Sobre el actual entrenador de la selección tampoco se guardó nada. “Conozco a Chemo del Solar a pesar de que nunca lo tuve como jugador. Chemo pensaba que era capaz, pero fue una persona sin experiencia para resolver los problemas que se presentaron en el camino. No supo reaccionar. Si quieres clasificar no puedes permitir que te boten a cuatro jugadores [caso El Golf], simplemente les pones multa. Él [Chemo] debió decir: “¡No! Ellos se quedan. Vamos a multarlos, y se quedan, si no me voy”. Yo hubiera hecho eso”.

El dato
A los 68 años confiesa que le hubiera gustado dirigir a Cristal

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu