miércoles, 27 de mayo de 2009

EE.UU, ASIA Y EUROPA INCREMENTAN DEMANDA DE PRODUCTOS DE FIBRA DE ALPACA PERUANA

GATOENCERRADO MAYO 27, 2009

EEUU, Asia y Europa incrementan demanda de productos de fibra de alpaca peruana

Pese a la baja de exportaciones en los minerales y en los productos agrícolas. La exportación textil de fibra de alpaca en Puno le hace frente a la crisis, manteniéndose e incluso incrementándose en 10% en el primer trimestre del año. Ahora sus productos cuentan con mayor demanda en Asia y Europa.

Del 2007 a este año, más de 2800 familias de artesanos del altiplano estarían exportando más de USD 2’300,000 de dólares americanos en prendas de alpaca a los países como Japón, Estados Unidos, Alemania y Nueva Zelanda, países cuyas economías no han sido afectadas por la crisis internacional.

Los productos con mayor demanda son las chompas y accesorios como chales, chalinas, guantes y gorros. Otros productos son la muñequería y los títeres. El servicio de mano de obra también ha significado otros ingresos, en tres años percibieron alrededor de
S/ 2’419,970 nuevos soles.

Santa Rosa, Ayaviri, Huancané, Lampa, Juliaca, Puno, Platería, Acora y Chucuito conforman los distritos de Puno que mediante capacitaciones y actividades de articulación comercial brindadas por el proyecto Cluster Artesanal de Puno, viene incrementado sus ventas y mejorando sus ingresos familiares.

Norberto Giurfa Morán, jefe del proyecto, indicó que a la fecha están atendiendo la demanda productiva de 15 empresas exportadoras más importantes del país. Para atender la demanda su organización cuenta con más de 160 unidades productivas artesanales.

Afirmó también que los pedidos han aumentado en estos meses, en comparación al mismo periodo del año anterior significando la estabilidad económica para los artesanos de la región.

Las empresas exportadoras son Raynmisa S.A., Allpa SAC, Gran Pajatén SRL., Qorianca SRL., D´Alpacas S.R.L, Alpakassu S.R.L, Ruwac Maqui S.R.L, Arte SRL., Nagunka SRL., Royal Knit SRL., Artesanías el Trébol entre otras; todas ellas agremiadas a ADEX e INPART.

El Cluster Artesanal de Puno, es un proyecto desarrollado por la ONG ENTORNO en consorcio con ADEX, INPART y CECOALP con el financiamiento de FONDOEMPLEO.
________________________

EL COMERCIO MAYO 13, 2009

PODRÍAN DESAPARECER EN UNOS 30 AÑOS
Demandan detener la caza indiscriminada de guanacos

Jane C. Wheeler es la presidenta del Instituto de Investigación y Desarrollo de Camélidos Sudamericanos (Conopa), y hasta hoy no sabe por qué no se impulsa algún plan o campaña nacional —tal como ocurrió alguna vez con la vicuña— para evitar la desaparición de uno de los camélidos sudamericanos poco estudiados científicamente que habita en nuestro país: el guanaco (“Lama guanicoe cacsilensis”).

En todo el territorio solo existen poco más de tres mil ejemplares, aseguró la también investigadora de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien junto a un equipo de científicos viene evaluando, desde el 2003 y con apoyo financiero de la Iniciativa Darwin del Gobierno Británico, la situación poblacional y genética de este animal.

“No existe mucha información científica sobre este camélido. Y como son silvestres, resulta difícil capturarlos para su respectivo estudio. Por ello, para investigar su genética tuvimos que recolectar muestras de heces y emplear modernas técnicas para conocerlas un poco más”, refirió.

Fue así como se llegó a determinar que este animal presenta una gradual variación genética que va del norte al sur de nuestro país. “En conclusión, no existen barreras entre las poblaciones de guanacos en este país”, sostuvo.

La doctora Wheeler informó además que, por medio del programa de simulación llamada Vortex (de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), se calculó que en unos 30 años desaparecerían los guanacos de nuestras tierras, si es que no se frena la cacería ilegal indiscriminada y no se pone en práctica una política nacional para salvaguardar esta especie.

“La población de guanacos en Puno es la más amenazada y es la que requiere medidas urgentes”, dijo Wheeler al tiempo de advertir que se necesita planificar una conservación distinta al modelo que se empleó con la vicuña, porque resulta inadmisible que se piense en un uso sostenible de este animal cuando apenas existen tres mil ejemplares en todo el país.

La misma opinión la tiene el biólogo y estudioso de camélidos sudamericanos Domingo Hoces Roque, quien considera “un gran error valorar a este animal solo como opción comercial de su fibra, por ser camélido”.

“El guanaco es una especie silvestre y un recurso natural renovable de importancia ecológica y económico-social. Tiene un enorme potencial de contribución al desarrollo social y alivio de la extrema pobreza de las 30 poblaciones locales que conviven en su hábitat natural, mediante su conservación y uso indirecto (turismo ecológico) según su condición actual de especie en peligro de extinción”, recomendó.

Hoces dijo que para salvar a este camélido de la extinción primero hay que reconocerlo como especie silvestre (no ganadera) y hacer con él los esfuerzos y la cruzada que exitosamente se logró con la pava aliblanca, con el mono choro cola amarilla. “A ellos, para darles importancia, protegerlos y salvarlos de la extinción nunca se les puso como condición previa tener un valor mercantil o producto que comercializar inmediata y masivamente”.

LA FICHA
Nombre: “Lama guanicoe cacsilensis”
Dimensiones: 1,10 m de largo, 1,20 m de altura y 100 kg de peso en promedio.
Hábitat: Suele vivir en zonas ubicadas entre los 1.000 y 3.800 m.s.n.m.
Explotación: En Argentina y Chile se aprovecha su pelo (fibra más delgada que la alpaca) y su carne.
_______________________
jueves 26 de junio de 2008
MASACRE DE ANIMALES EN FIESTAS

Por: Manuel Alberto Salazar Trelles
manolopuchi@hotmail.com

En mi opinión, se debería prohibir esa sanguinaria práctica heredada de la Colonia que es la "corrida de toros", la que debería llamarse "masacre de toros"; también la pelea de perros, pelea de gallos y cualquier otra aberración que confronte hasta la muerte a humanos con humanos, humanos con animales o animales con animales, donde estos indefensos seres, los animales, son utilizados por un "grupete" de aprovechados con el único fin de ganar dinero, dinero manchado de sangre.

También se debe erradicar esa "fiesta" llamada "jala pato", donde estos animalitos son colgados VIVOS hacia abajo en un especie de arco y varios jinetes pasan debajo de ellos hasta que logran arrancarles la cabeza con la mano. El que lo haga primero será el padrino de la "fiesta" del siguiente año. Esto se practica todos los años principalmente en las "Fiestas Patronales" de los Distritos de Yauyos y Huamalí, ambos en la provincia de Jauja, Departamento de Junín.

Del mismo modo, lo que sucede en el mes de Julio entre los actos celebratorios de la Independencia del Perú, la famosa "Yawar Fiesta", en el distrito de Ccollurqui, provincia de Cotabambas, Departamento de Apurímac. Un grupo de pobladores capturan un Cóndor dos días entes del día central, lo enjaulan, no le dan comida, solo agua, con la finalidad de ponerlo mas fiero aunque sucede lo contrario, luego el día central lo amarran al lomo de un toro y lo sueltan en la plaza del pueblo.

El Cóndor picotea el lomo del toro, éste comienza a dar saltos por el dolor que le produce el constante desgarro de su piel, el Cóndor es samaqueado y golpeado contra éste y luego que ambos se cansan de este suplicio y por ende a la gente ya no le parece divertido, el Cóndor es desamarrado y dejado libre. De más está decir que en la mayoría de las veces el Cóndor nunca se recupera de este traumático acontecimiento y muere. El toro será sacrificado y servirá de alimento para los asistentes.

Lo peor de todo esto es que mientras varios países, EEUU y algunos Europa, pasando por Chile y Argentina, están tratando de evitar su extinción, acá, en el Perú, de donde el Cóndor es oriundo, los maltratamos de esta manera.

Los pobladores de las provincias citadas son personas muy buenas y trabajadoras, pero, en esas épocas descargan todas sus frustraciones en estos pobres animales. ¿Será que coincidentemente en ellas y muchas otras del "Perú profundo", la educación no es de lo mejor?.

Esto me hace citar un párrafo del Sicoanalista Jorge Bruce de su Libro "Nos habíamos Choleado tanto", página 36), que trata sobre el estudio del racismo en el Perú y que refiriéndose a la pésima educación que los gobiernos ofrecen a los menos favorecidos, dice:

"Salvo sectores muy recalcitrantes o retrógrados, mi impresión es que se trata más bien de una apuesta cínica: sabemos que la mala calidad de la educación permite mantener a masas de seres en estado de precaria evolución y por eso procuramos que permanezca así".
Como aviador y aficionado a visitar y conocer primero mi país, lo que según la acertada definición de Raffo León soy un "Viajero" (Programa "Tiempos de Viaje"), he tenido la suerte de ver muchas de estas cosas, con desagrado por supuesto. Creo que se debe mantener ciertas costumbres que reflejen la identidad de los pueblos pero las mencionadas y otras más, lo único que provocan es violencia y atraso.
Publicado por Jessica Torpoco en 8:47

2 comentarios:
Anónimo dijo...
No olviden el tristemente celebre JALAPATO (en la sierra) o PATO
PITINA (en la selva), en el que un pato vivo, colocado a cuatro
metros de altura, pende de una soga que corre al tope de dos astas o
postes o de la ventana. Dos “personas& #148; cogen los extremos de la soga
y halan cada vez que alguien pugna por alcanzarlo. Quienes jalan
hasta matar al pato son jinetes, aunque algunas versiones menos
cruentas se hace con personas "de a pie" y solo capturan al pato,
estando este en una cesta y a menor altura. Sólo al capturar el pato
terminara la fiesta y el ganador sera el mayordomo (padrino) del
siguiente anho. Las mas de las veces el pato termina con el cuello
terriblemente rasgado y hasta decapitado en medio de terribles
sufrimientos previos y ante el jolgorio del "publico". La mano de
los jinetes se empapa de sangre, quienes se limpian en la piel del
caballo o la yegua en el cual cabalgan. Una vez arrancado el cuello,
emprende este una veloz carrera fugando fuera del escenario, en medio
de aplausos y el VIVA de la banda de músicos. Que bonito ! No?

En las corridas de toros, cada cierto tiempo, se da el
terrible "consuelo" de ver como un toro bravio venga a su especie
despachando al Torero torturador. Se lamenta la muerte del
insensible humano perpetrador de masacres contra los bovinos, pero es
el triste "retorno" a tanta crueldad y tanta miseria. Pero ni en el
JALAPATO ni en el abominable ritual de retirar el corazon de un jalon
en un auquenido vivo, hay "venganza" posible.

Toda forma de tortura a los animales debe ser proscrita
absolutamente. No hay "relativismo cultural" que pueda mantener
vigentes estas practicas salvajes.

Saludos

Dario Enriquez
Montreal, Canada

27 de junio de 2008 16:03
Anónimo dijo...
Ivan Flores
FALTA INCLUIR LA MASACRE DE AUQUENIDOS VIVOS EN EL INTI RAYMI
CUANDO LES SACAN EL CORAZON Y BEBEN SU SANGRE DE MODO CRUENTO Y CON
MAL EJEMPLO PARA LOS NIÑOS.

27 de junio de 2008 16:04
_______________________________
CORREO 01 de octubre de 2007

La mala educación

Es sábado. Hace calor en Buenos Aires, ha llegado la primavera. Ignacio, su madre, su hermana Lucila y su sobrina y ahijada Valentina van a comer una parrilla al bajo de San Isidro, cerca del río. Lucila elige un restaurante que a Ignacio no le gusta pero se queda callado y acepta la decisión de su hermana.

Valentina está contenta porque Ignacio le ha regalado tres pares de zapatillas de distintos colores: blancas, rosadas y celestes. En el auto se ha puesto las blancas. Pero, en medio del almuerzo, mientras su abuela, su tía y su padrino comen más grasa de la que debieran (tienen una debilidad por las papas fritas), decide cambiarse de zapatillas y ponerse las rosadas. Ignacio celebra la decisión y la ayuda a cambiarse. Lucila se opone de un modo enfático. Ignacio dice que no tiene nada de malo que la niña use las zapatillas blancas y luego las rosadas. Lucila sentencia que no puede tolerar esa conducta, que la estarían educando mal si permiten que se cambie de zapatillas en el restaurante.

-Hay que fijarle límites -dice-. No puede hacer lo que quiera. Si se puso las blancas, se queda con las blancas. Si quiere usar las rosadas, tendrá que esperar hasta mañana.

Valentina llora a gritos porque no la dejan usar las zapatillas rosadas. Su tía Lucila se mantiene firme y no cambia su opinión. Ignacio odia a su hermana, no entiende por qué tiene que ser tan estricta con la niña por un asunto menor, sin importancia. Si es feliz cambiándose de zapatillas, que se las cambie, piensa. Pero se queda callado y respeta la decisión de su hermana mayor, mientras su madre contempla la escena con aire ausente, como si no le quedaran ya energías para discutir, y los comensales de las mesas vecinas miran con mala cara, disgustados por el llanto sonoro de la niña en medio del restaurante.

Es sábado. Hace frío en Lima. Joaquín ha llegado esa madrugada en un vuelo largo y agotador. No ha podido descansar bien, el frío se lo ha impedido. Está fatigado, de mal humor, cansado de viajar tanto. Pasa la tarde con su hija menor, que está enferma, mal de la garganta. Su hija mayor está en casa de alguna de sus muchas amigas. Joaquín y su hija menor se sientan a comer algo.

Ella no tiene hambre, pide un yogur y cereales. Joaquín come sin ganas lo que le sirve la empleada, una gordita inteligente y graciosa con la que se lleva muy bien. El perro de su hija da vueltas por la cocina mordisqueando como un demente un muñeco de peluche. De pronto llega la ex esposa de Joaquín, la madre de sus hijas. Se queja porque su hija mayor está con sus amigos y no sabe qué amigos son. Joaquín le dice que se tome las cosas con calma, que la niña ya tiene catorce años, es inteligente y sabrá cuidarse.

Sofía, su ex esposa, le dice que no deben ser tan permisivos, que la niña hace lo que le da la gana, que deben fijarle límites para educarla correctamente. Joaquín le dice que no cree en los límites, que los límites sólo sirven para traspasarlos, que lo mejor es darle cariño y confianza y dejar que ella decida lo que es mejor para ella. Pero es una niña, protesta Sofía. No, no lo es, ya es una mujer, dice Joaquín. Tiene catorce años, se exalta Sofía. Tiene catorce años, pero ya es una mujer, dice Joaquín. Luego añade una frase que encoleriza a su ex esposa: Si quiere tener un enamorado y acostarse con él, es problema suyo.

Sofía dice a gritos: ¡No puede tener un enamorado a los catorce años! ¡No puede acostarse a los catorce años! ¡No puedes fomentarle eso a tu hija! Joaquín ya está acostumbrado a que lo traten como un pervertido sólo por ser más liberal de lo que suele ser el habitante promedio de esa ciudad. Se defiende: Por mí, que tenga enamorado cuando se enamore y que se acueste con él cuando le provoque, no me importa la edad que tenga, me da igual, yo confío en ella. Sofía no podría discrepar más enérgicamente: ¡No tiene edad para eso! ¡Tenemos que ponerle límites! ¡No puede hacer lo que le dé la gana! Joaquín discrepa: Lo hará de todos modos, con tu consentimiento o a escondidas.

Yo prefiero que lo haga en mi casa, con mi aprobación y mi complicidad, sin que me tenga que mentir ni esconderse para estar con su chico. Sofía afirma: ¡Yo no voy a tolerar que ella haga esas cosas en mi casa con su enamorado! ¡No voy a permitir eso de ninguna manera! Joaquín dice: Entonces lo hará en otro lado, pero no dejará de hacerlo si tiene ganas. Y te mentirá, como ya te miente porque eres demasiado estricta con ella. Sofía dice: ¡No puedo creer que te parezca bien que tu hija de catorce años tenga relaciones sexuales! Joaquín pregunta, ofuscado: ¿Y a partir de qué edad se supone que debemos darle permiso para que tenga relaciones sexuales? Sofía no lo duda, responde con una certeza que a él le resulta incomprensible e inquietante: A partir de los dieciocho años, antes no. Joaquín se ríe con aire burlón y dice: Eso es un disparate.

Ella hará lo que quiera con quien quiera antes o después de los dieciocho años, y tú ni te enterarás. Pero si le dices que antes de los dieciocho no puede acostarse con su enamorado, te odiará y lo tomará como un abuso y se morirá de ganas de hacerlo sólo para sentirse dueña de su cuerpo y de su libertad frente a ese límite tan caprichoso y arbitrario que le estás poniendo. Sofía dice: Bueno, esta es mi casa y acá no le voy a permitir que esté con su enamorado encerrados en un cuarto hasta que tenga dieciocho años.

Es una cuestión de respeto. Joaquín dice: Muy bien, tienes derecho a eso. Pero en mi casa, yo sí se lo permitiré. Así que si no la dejas ser libre acá, se irá a mi casa y allá hará lo que quiera con su enamorado o su enamorada o con los dos a la vez, y contará con mi absoluta complicidad. Sofía se pone de pie y grita: ¡No puedo creer que seas tan estúpido y hables tantas tonterías! Luego se va con los labios pintados de un color rojo muy oscuro a una comida de la que regresará tarde. Se va tan ofuscada, golpeando el piso de madera con los tacos, que olvida su celular, uno de sus varios celulares. Joaquín se queda con su hija menor. Se ríen. Ella le da la razón. Dice que su hermana tendrá enamorado cuando ella quiera, no cuando sus padres lo decidan. La empleada gordita y encantadora, que ha presenciado la discusión, sonríe a medias. Ya está acostumbrada al carácter risueño y libertino del joven Joaquín, a las discusiones con la señora por cuestiones morales.

El joven le pregunta qué opina ella de ese asunto espinoso del sexo y la edad. Ella, que es muy lista, dice: Lo importante es que le enseñen a cuidarse, joven, porque ahora las chicas rapidito nomás aprenden. Joaquín se ríe y le pide una limonada más. Luego va a la cama con su hija, la abraza, espera a que se quede dormida y se queda con la cabeza recostada en la espalda de la niña, escuchando los latidos de su corazón. Jaime Bayly

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu