viernes, 27 de marzo de 2009

AHORA SI NI BALDOR NOS CLASIFICA AL MUNDIAL DE SUDAFRICA

PICOTV TROME 30 03 09

El sufrido hincha
Por: El Búho

Los hinchas que salían cabizbajos del estadio 'Monumental' con sus camisetas de Perú, sus gorros blanquirrojos, vinchas y caras pintadas, no tenían por qué salir avergonzados. Debieron hacerlo con la frente en alto. Cumplieron a cabalidad, como hinchas, con su selección. Llenaron el estadio con fervor, desde cinco horas antes del partido, pese a que la blanquirroja estaba en el sótano de la tabla. Había que hacer sentir a Chile, el eterno rival, la presión. Ellos no debieron irse con la cabeza gacha. El que debió salir con el rabo entre las piernas es 'Chemo' del Solar, pues demostró que está para llevar un curso intensivo (y ser un verdadero técnico de fútbol) con Marcelo Bielsa.

El 'Loco', con un buzo viejo y arrugado, le dio una lección de cómo se plantea un partido. A base de pizarrón no solo logró anular las salidas de Vargas, sino que los chilenos (ganándole las espaldas) desquiciaron al 'Loquito', al punto de sacarlo del partido y, por último, lo llevaron a la locura extrema que devino en su expulsión. Repito, con un buzo viejo y arrugado justificó su sueldo y lleva a Chile rumbo a Sudáfrica a paso firme. No se demora ni cinco minutos en cambiarse para tener más tiempo para analizar al rival y ensayar planteamientos tácticos. 'Chemo' se demora horas en asistir a la peluquería para que le echen el gel que necesita su pelucota, se demora eternos minutos en elegir el terno, hacerse el nudo de la corbata y mandar a comprar su chicle.

Durante el receso, mientras los futbolistas 'extranjeros' y 'Chemo' estaban de 'vacaciones', Bielsa estaba de gira con Chile en Europa. Del Solar ni siquiera fue a observar los partidos de la Sub 20 como era su obligación. Es 'Chemo' quien inició la debacle peruana, al abandonar de manera irresponsable la concentración del hotel 'Golf los Incas' y dejar cancha libre para que jugadores insensatos organicen un bacanal y fueran separados de la selección. Allí se acabaron las chances peruanas. Pizarro, Farfán y Mendoza ya pueden respirar tranquilos. Perdida toda chance, ya no los van a reclamar y jugarán tranquilos en sus clubes con sus chanchullos legales el primero y con sus infiernos conyugales el segundo. Solo Manuel Burga y 'Chemo', como comentarista (¿?), estarán en Sudáfrica 2010. Injusticias de la vida. Pero para la hinchada, mis respetos. Apago el televisor.
________________________

LIBERO 26 03 09

“Me decÍan p... de cabaret”

Imagino su transformación: con surcos en la frente, ojos saltones y labios chupados. Había que mirarlo agazapado en alguna esquina. Porque Miguel Miranda no creía en nadie. Y si por esas casualidades de la vida cierto chileno pretendía desafiarlo, él, mismo Hulk, se ponía verde de cólera.

–¿Con Chile se juega al fútbol o a la guerra?
–Se habla de una cuestión política, pero, sinceramente, no pasa por eso. Aquí prima lo futbolístico. Y hay que jugar, sin maltratarlos, así evitaremos hechos como los sucedidos en el 97. No hay que incentivar la violencia.
–Pero allá te siguen recordando por los espectaculares partidos que hiciste ante los "rotitos".

–Y es que les tapé penales, como en el 93, cuando les ganamos 1–0; o el famoso 6–0 de los goles de Baroni y Maestri. Se habla de mí porque estoy invicto, nunca perdí, hasta en un amistoso máster le tapé un penal a Iván Zamorano y ganamos, imagínate.
–Para esos partidos te convertías en Hulk, ¿cierto?
–Y el pueblo me reconoce por esas jornadas. Me lo recuerdan siempre. Yo gozaba con mi gente. La rivalidad existió y existirá, esa es la verdad.

–¿Y cuándo nació esa alergia por los chilenos?
–En un amistoso de hace años, cuando defendía a Sporting Cristal. Fue de muchos insultos y roces. Luego, con 22 años, jugué mi primera Copa Libertadores ante Colo Colo y la Católica. Todos me puteaban. "¡Maricón!", me decían. Y me preguntaba: ¿de dónde me conocen? Ja, ja, ja. Incluso me cantaron: "Ese no es un arquero, es una p... de cabaret". Entonces, yo salía con bronca.

–¿Y qué pasó con Zamorano?
–En la Copa América del 93 me calenté con él porque me pisó la espalda con gran desfachatez. Nos mentamos la madre y todo. Tuvo como cinco oportunidades de gol y siempre perdió conmigo. Lo trajeron de Italia para ese partido e igualito le gané.
–¿Luego fue tu amigo?

–No, para nada, no soy amigo de los chilenos. Tuve compañeros, a quienes respeté, pero allí nomás. Después trabajé con un técnico chileno, Eugenio Jara, que fue una linda persona. Fíjate que cuando se fue se nos cayeron las lágrimas. Ojo, no soy antichileno. Como jugador me gustaba calentar el ambiente porque era picón, pero ahora ya es diferente.

–Pero en el 97 los carabineros les pegaron, y feo.
–Alguien le metió un manazo a Reynoso y cuando reaccionamos los carabineros saltaron. Fue una tontería, se creen intocables. Juan se defendió. Si me agredían, reaccionaba, pero no pasó.

–Ese día fuiste el suplente de Balerio.
–No sabes cómo quería tapar ese partido, pero lo hizo Balerio. Se me ocurrió pedirle al técnico atajar, sin embargo respeté la decisión.
Miguel Morales Caycho

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu