miércoles, 25 de febrero de 2009

LA EDUCACION DE AYER Y LA DE HOY...A PROPOSITO....MAÑANA EMPIEZAN LAS CLASES


-----Mensaje original-----
De: Guillermo Tejada Dapuetto [mailto:gtejadad@speedy.com.pe]
Enviado el: Miércoles, 25 de Febrero de 2009 10:16 p.m.
Asunto: LA EDUCACION DE AYER Y LA DE HOY...

Sr. Director:

La educación de ayer y la de hoy

Ya se acerca la temporada escolar 2009, los niños que en esta parte del año disfrutan del sol, playa, piscina, bicicleta, paseos y otras distracciones más, sienten muy en el fondo, aunque no lo reconozcan, la impaciencia por regresar a las aulas; es que son nueve meses que prácticamente viven en el colegio y, a pesar de lo duro que es levantarse temprano, bañarse y tomar desayuno casi apurados porque los deja la movilidad, ya empiezan a extrañar a sus compañeros, sobre todo a esos grupitos que se juntan para hacer las chacotas de salón, antes que tomar conciencia por el mismo estudio.

Bueno, no hay que ser hipócrita, todos sentimos eso alguna vez. Recuerdo que mi padre me contaba sus anécdotas del colegio, que tan sólo recordarlas me causan risa; y mi madre, aunque la considero una santa porque lo es, que iba a pensar yo que era una palomilla de primera en la escuela. Hoy en día los palomillas siguen existiendo, pero no son como los de los tiempos de mis progenitores ni tampoco se comparan a los de mi época.

Incluso la misma enseñanza ha cambiado … y de qué manera. En el siglo pasado (que viejo suena eso), mejor dicho hace solo unos años antes, los cursos que nos enseñaban tenían otra metodología un poco más práctica y entendible para el estudiante, hoy por hoy la exigencia es mayor y los pobres niños tienen que esforzarse para lograr entender lo que el profesor explica y si no logran estar a la par con los demás compañeros, se frustran atrasándose en las tareas y sacando malas notas. Lo peor de todo es que ha habido innumerables oportunidades en que yo mismo como padre me he quedado en blanco tratando de entender lo que los profesores de hoy en día tratan, a duras penas, que un adolescente y/o niño entienda.

Antiguamente, los que sacaban malas notas eran los flojos, los que se tiraban la pera, los mismos que eran llevados a la dirección por hacer travesuras en el aula, en cambio en la actualidad, los que sacan malas notas, son los que no logran captar lo que el maestro explica de manera apurada y a la carrera, tan solo por no atrasarse con el orden programado de clases y cursos, ya que eso amerita una llamada de atención por parte del director del colegio.

Es más, las calificaciones eran consideradas con notas numéricas, es decir, de 0 a 20, recuerden que si sacabas desde un 0 a un 10, estabas jalado y si sacabas desde un 11 hasta un 20, salías aprobado, aunque el 11 era una nota que solíamos decir “uffff, me salvé”. Pero hoy en día, la manera de evaluar es distinta, es con letras, o sea, A,B,C, A(aprobado), B(más o menos), C (desaprobado). Algo totalmente extraño para sacar promedios a fin de año.

Mencionaré también, que en esa época se enseñaban los cursos de Educación Cívica, Matemática, Lenguaje, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Religión, Química, Literatura, Educación Física, Instrucción Premilitar y otras asignaturas más, que en ese entonces fueron muy importantes para que los ahora jóvenes-adultos, hayamos tenido una enseñanza digna de valores y cultura.

Sin embargo, a principios de este siglo, aquellos cursos importantes como la Educación Cívica, Instrucción Premilitar, Educación Física y Religión, fueron retirados de la currícula escolar y los que quedaron, tuvieron una fusión y mutación en sus nombres cuyo resultado ha sido de la siguiente manera:

Matemáticas = Lógico Matemática
Lenguaje = Comunicación Integral
Ciencias Sociales = Personal Social
Ciencias Naturales = Ciencia y Ambiente

Pero para este año escolar, el Ministro Chang del MINEDU, ha resuelto incluir nuevamente la Educación Cívica (cosa que ya aplaudimos en su debido momento), pero con otro nombre “Formación Ciudadana y Cívica”, en realidad no importa como se llame, lo importante que este curso enseñará y restaurará esos valores que se habían perdido en la juventud de ahora.

Asimismo, desde esta trinchera le hacemos llegar nuestro reconocimiento al Ministro Chang, por haber tenido el coraje de evaluar a los profesores, para que sólo los que aprobaran el famoso examen, tengan la oportunidad de enseñar en las aulas, porque lamentablemente se veía a cada mediocre inculcando mediocridad en los colegios, perjudicando totalmente a los estudiantes, ya que cuando terminaban el 5to de secundaria, no sabían que hacer con su futuro, y pateaban lata que daba miedo.

Ahora sólo queda pedirle algo más al Ministro Chang, así como restauró la Educación Cívica hoy “Formación Ciudadana y Cívica”, vuelva a implementar la Instrucción Premilitar, la Educación Física y la Formación Laboral, así de paso, cambie esa manera tan confusa de evaluación adoptada por los profesores y regresen las calificaciones numéricas. Por otro lado, y aunque no está en sus manos deberíamos hacer regresar el Servicio Militar Obligatorio para que no haya tanto vago en las calles, la formación sea otra, la visión de futuro diferente a la actual y tengamos una generación que ame y respete a su país. .

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
gtejadad@speedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.blogspot.com

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu