lunes, 5 de enero de 2009

SEÑOR, ME DA UN AUMENTITO POR FAVOR...UNA NOTA DE JAIRO DOIDAO


-----Mensaje original-----
De: doidao_jairo_2000@yahoo.com
Enviado el: Martes, 06 de Enero de 2009 8:55 p.m.
Para: gtejadad@speedy.com.pe; GEMO YAHOO; gtejadad@gmail.com
Asunto: Jefe, me da un aumentito por favor...

Sr. Director:

Señor, me da un aumentito por favor

Enhorabuena muchachos, el Gobierno va aumentar los sueldos, ¡hasta que llegaron las buenas noticias después de tantos bolsillazos que nos meten!, que buena gente es el Presidente en pensar en los más necesitados… ¿qué cosa?, ¿qué los más necesitados no somos nosotros, el pueblo?, entonces, ¿quiénes son?

Es que es algo increíble, es una babosada más de Alancito y su clan de nefastos corruptos e ineptos ministros que lo rodean ¿Cómo se atreven a decir que a ellos les aumentarán el sueldo porque lo que ganan no les alcanza para nada?, ¿ustedes creen que nosotros somos estúpidos?

Hace poco escuché decir abiertamente a una de sus secretarias, digo Ministra que: “yo soy tan pobre como ustedes porque percibo un miserable sueldo de 15 mil soles”. De qué estamos hablando?, ¡Cómo se atreve a compararse con nosotros y encima diciendo sin ninguna vergüenza o sangre en la cara lo que gana mensualmente? ¿Acaso no es suficiente lo que le remuneran?

Sinceramente, a mi me gustaría ganar aunque sea el 10% de lo que ellos reciben. Pero vamos por partes, ¿por qué le aumentarían a ellos el sueldazo y a nosotros no? Es que da risa, porque hace poco se estaban arañando por la bendita gratificación que nos toca cada año en que si nos descontaban o no, pero lo más ridículo es que quieren imponerse ante nosotros y dejarnos con los miserables 200 solcitos, que sujeto a descuentos, no alcanza ni para el lonche y, ellos percibiendo un tremendo aguinaldo tan igual como su sueldo.

Por otro lado, recordemos que este Gobierno antes de serlo, el niño Alancito nos prometió que se bajarían los sueldos de los altos funcionarios públicos como los ministros, los congresistas y hasta el mismo presidente entraría en una etapa de austeridad. Pero que pasó, ahora se les ocurrió hacerse los pobrecitos y quererse aumentar más el dinero que nosotros les pagamos mensualmente. Esa plata sale de nosotros, de los impuestos que pagamos, usted señor presidente no la fabrica, por lo tanto, no se la merecen, nosotros si. Claro ustedes se amparan en esa bendita palabreta "homologación", para que ahora todos estos "pendex" se quieran colgar de eso.

Es más, cómo se van a aumentar el “irrisorio sueldo”, según ustedes claro está, si estamos en plena crisis mundial y hasta plan anticrisis se ha hecho para contrarrestarla. Al contrario, deberían unirse y hacer frente a este problema financiero no pretendiendo ganar más, sino buscar la manera de que ese dinero que ambicionan, sea invertido en más obras y generar trabajo para el público que lo necesita y se muere de hambre. Esto demuestra que ustedes sólo están en el poder para llenarse los bolsillos. Son una tira de egoístas que quieren vivir a costas nuestras.

Ahora el ministro Brack dice que esta medida no afecta el presupuesto de la República 2009, ¿acaso esto equivale a que ya estaba previsto el tremendo aumento que los mismos ministros hicieran y que nadie se dio cuenta?, ¿por qué no previnieron también con el aumento a los funcionarios de menor nivel? Ahí no dicen nada verdad, como es sabido ustedes sólo cuidan sus intereses.

Entonces pues, no se hagan los pobrecitos que no lo son, si les parece poco lo que ganan, renuncien y consigan otro trabajo que se les pague lo que pretenden, porque el pueblo no quiere dar ni un centavo más y menos a ustedes que no justifican su sueldo. Hay un dicho que lo decía mi abuelito, “quieres ganar más plata, trabaja más y no seas zángano”. Ustedes quieren aumento, trabajen por el Perú y los pobres que nos morimos de hambre y no se burlen de nosotros tratando de limosnear una remuneración mayor. Por eso es que muchos de nosotros nos hemos idoy claro ya no vamos haciendo la idea de que no regresaremos hasta finalizado este gobernucho.

Jairo da Silveira Doidao
CEP 41940-000
Salvador de Bahia
Brasil
_________________________
GATOENCERRADO AGOSTO 4, 2009

El salario mínimo en Europa: De los 1.642 euros de Luxemburgo a los 123 euros de Bulgaria

El salario mínimo ha subido en España desde 2000 el 71,3%, hasta alcanzar este año los 728 euros mensuales (cifra que incluye catorce pagas), y ya es el séptimo más elevado de los veinte países de la Unión Europea en los que este concepto está recogido en la ley.

Según los últimos datos facilitados por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), cuya cuantía fija el Gobierno, ha aumentado en España los últimos diez años de manera gradual, desde 425 euros a 728 euros. Los años de mayor incremento fueron 2002, cuando el SMI creció el 16,1%, y 2005, con un avance del 10,3%.

En enero pasado entró en vigor una nueva subida, del 3,8%, con lo que la retribución mínima para los trabajadores en España pasó de 700 a 728 euros.

Luxemburgo sigue siendo el Estado miembro de la UE con el salario mínimo más alto, 1.642 euros, seguido de Irlanda (1.462 euros), Bélgica (1.387 euros), Holanda (1.382 euros), Francia (1.321 euros) y Reino Unido (1.010 euros).

En el extremo contrario se sitúan Bulgaria, donde la paga mínima es de 123 euros, y Rumanía, con 153 euros. En Alemania, Italia, Austria, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Chipre el salario mínimo no está fijado por ley.

Medido en paridad del poder de compra -un método que evita las distorsiones por la diferencia del nivel de precios-, España se sitúa en octavo lugar, al ser superada también Malta, país donde el salario mínimo se sitúa en 630 euros pero cuyo nivel de precios es más bajo que el español. Efe - Bruselas
__________________________
EL COMERCIO ENERO 10, 2009

SUELDOS QUE NO ATRAEN
Brecha salarial perjudica cada vez más a sector público

La comparación salarial entre los sectores público y privado revela que, a diferencia de lo que pasa en este último, a mayor posición en el sector estatal menor es el crecimiento en el sueldo. Además, en el rubro privado se paga hasta 50% más a sus mandos medios.

UN TEMA TÉCNICO Y NO POLÍTICO
Brecha salarial en el sector público demanda un ajuste
Con aumento de sueldo a ministros se pudo elevar salario de técnicos. En el sector privado se paga hasta 50% más a sus mandos medios
Por Luis Corvera Gálvez

En el último Consejo de Ministros, Alan García tomó una copa de vino y en tono de broma les dijo a sus ministros: "Salud por su aumento de 48 horas". Esto no resultó gracioso para los miembros de su Gabinete, pues con ello tenían que aceptar su derrota política y, a la vez, se evitaba corregir la estructura salarial en el sector público. Y es que, como dijo el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, no se trata de más sueldos para los ministros, sino de un primer paso para mejorar los salarios del personal técnico para evitar que se vayan.

Lo curioso, comenta Fernando Guinea, socio y gerente general de la empresa de cazatalentos Amrop Hever Perú, es que "el Estado es consciente de que el factor humano para la gestión pública es estratégico, pero toma una decisión política y no técnica". Es más, recuerda que, cuando García era candidato en el 2005, dijo que de haber sido electo en el proceso previo hubiese replicado la experiencia de México de reclutar profesionales competentes para el Estado a través de la contratación de una empresa de cazatalentos.

¿POR QUÉ SE NECESITA?
Mientras no se dé un ajuste salarial acorde con el sector privado, explica Guinea, básicamente se contratarán a profesionales que están sin trabajo y que al no poderse enganchar en el sector privado pasan al público. Es más, para algunos puestos en empresas de Fonafe, proceso que le encargaron, al final tuvo que contratar a gente del propio sector público. "Tuvimos que desvestir un santo para vestir a otro", comenta.

Adolfo Gonzales, socio y gerente general de la empresa de cazatalentos Tasa Worldwide Perú, resalta que "no estamos hablando de los puestos políticos, como el cargo de ministro, sino de los técnicos". Y es que, explica el especialista, "cuando uno asume un cargo político no lo hace por el salario, mientras que un técnico, que vive de su sueldo, jamás irá a un puesto en el sector público si en el privado percibe un ingreso mayor que le permita sostener un determinado nivel de vida".

En ese sentido, ambos coinciden en que no debería verse mal que algunos puestos claves en el ámbito técnico, aquellos que tienen que tomar decisiones importantes, puedan incluso ganar más que un ministro. Para ellos, no es posible que mientras que a un chofer y a una secretaria se les paga más en el sector público, a los técnicos se les pague menos.

¿Y cómo fijarles sus salarios? "Es evidente que existe una brecha con el sector privado", explica Sergio Koremblit, especialista en temas salariales de Price Waterhouse Coopers. Según un cuadro comparativo que han hecho con las empresas más grandes del país, para cargos técnicos se dan brechas entre 20% y 50%.

Pero tampoco se trata de establecer salarios en función de los que tiene el sector privado, según Gonzales: el mercado fija los precios de los bienes o servicios que se proveen y los salarios son el resultado de lo que estos ingresos permitan pagar. De allí que incluso para puestos similares haya empresas con capacidades de pago diferentes: una minera puede pagar más que una agrícola, por ejemplo.

Por tanto, los especialistas concluyen que lo ideal es imitar a países como Chile, México o Argentina, donde existen instituciones centralizadas que de la mano con el sector privado evalúan, desarrollan y certifican las competencias de los empleados públicos. Una especie de gran área de recursos humanos para el sector público.
________________________
EL COMERCIO ENERO 8, 2009

¿A qué clase de gente queremos ver en el Estado?
Por: Juan Paredes Castro

Las recetas de reforma de la administración pública pueden encontrarse por rosarios en el Gobierno y en el Congreso. Lo que no hay es una voluntad política orientada a que el Estado y el país funcionen.

Esta voluntad política no opera necesariamente con sueldos en alza, como los que promovió Alejandro Toledo. Tampoco con sueldos a la baja, como los que austeramente ha intentado plasmar Alan García. Opera de verdad cuando se establece un sistema de carrera pública meritocrática y cuando se sabe a dónde ir con ella y con qué resultados.

Lo demás, desde el cuento de que con una buena oferta salarial puede engancharse profesionales de gran nivel, hasta el interminable anecdotario de personas que tuvieron que emigrar al sector privado apenas vieron rebajados sus ingresos, requiere ser contrastado con otra realidad: aquella que pinta atractivo un puesto laboral estatal, no solo por su valor en numerario, sino por su sentido de futuro.

Ahora mismo, con excepción de instituciones como la Sunat, Banco Central de Reserva, Indecopi y Ministerio de Economía y Finanzas, de nada serviría tener salarios técnicos y administrativos elevados si la oferta laboral del Gobierno Central y otras entidades públicas no pasa de ser chata, privada de horizontes y encima copada por la ineficiencia y la corrupción.

¿La Sanidad Policial podría transformarse en un par de meses en un ejemplo de servicio decente para sus asociados con solo inyectarle incrementos espectaculares a su planilla? ¿Por qué Verónica Zavala no pudo mover un solo escritorio de la estructura de corrupción del Ministerio de Transportes y Comunicaciones? Se trata de una tierra de nadie que nadie se atreve a volar en pedazos pese a que cada día mueren decenas de personas entre los fierros retorcidos de buses con licencias trafeadas. Es la tierra de nadie que nadie cambia ni moderniza con 25% o 30% de aumento salarial.

Pongamos entonces los bueyes delante de la carreta y no al revés y pensemos en la necesidad urgente de darle coherencia a lo que el propio proyecto presidencial ha planteado. Es decir: si el Gobierno quiere ver al Perú colocado entre los mejores países de la región de aquí al 2011, que no se demore en sentar las bases de una reforma del Estado, pero en un proyecto concreto y viable, que no engañe a sus autores ni a los demás.

Entretanto se acrecentará la vergüenza de tener un crecimiento económico como el que tenemos sobre los pies de barro de un Estado que no sabe mirarse el ombligo.
________________________
EL COMERCIO ENERO 7, 2009

Alan García saludó decisión de los ministros de no insistir en homologación

21:12 | En un comunicado, el mandatario destacó el gesto de desprendimiento del Gabinete encabezado por Yehude Simon

(Andina).- El presidente de la República, Alan García, expresó su saludo y felicitación al Consejo de Ministros y a su titular, Yehude Simon, por su capacidad de desprendimiento, al aprobar la derogatoria del decreto que homologa sus sueldos con los de los parlamentarios.

De acuerdo a una nota de prensa de la Secretaría de Prensa de la Presidencia de la República, el jefe del Estado manifestó su confianza en que la medida servirá de ejemplo a otras personas e instituciones.

En horas de la tarde, el presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, anunció que por unanimidad los ministros acordaron presentar al jefe de Estado la derogatoria del Decreto de Urgencia 01-2009, con el objetivo de mantener la unidad del país frente a la crisis internacional.

"A pedido de los ministros hemos decidido pedirle al señor presidente que se derogue el Decreto de Urgencia 01-2009 y solicitamos que este sacrificio sea compartido por los otros sectores", dijo Simon en una conferencia de prensa.

El citado decreto, que homologa las remuneraciones de los ministros con los que reciben los parlamentarios, generó fuertes críticas en la oposición, cuyos representantes consideraron inoportuna la medida, sobre todo por el difícil contexto internacional.
________________________
EL COMERCIO ENERO 6, 2009

EDITORIAL
Homologación de sueldos con meritocracia y orden

El decreto de urgencia que homologa el sueldo de los ministros de Estado con el que perciben los congresistas es una medida adecuada, que repara una disparidad cuestionable.

Sin embargo, como lo hemos señalado antes, hubiera sido mejor que la medida no fuera tan limitada, sino que se insertase en un contexto mayor, como puede ser la ley que ordene los salarios de toda la administración pública, parte fundamental de la postergada reforma del Estado.

Actualmente, existen más de 30 estructuras salariales, lo que evidencia dispersión y caos. Y las iniciativas para romper este corsé tedioso han quedado hasta ahora solo en anuncios, como pasó por ejemplo con la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), órgano técnico de gestión de los recursos humanos del Estado.

Así pues, no se trata solo de una cuestión de justicia y equidad, sino de instaurar principios de orden y meritocracia para devolver al Estado su razón de ser, es decir, servir al ciudadano y no servirse de él. En tal perspectiva, aparte de simplificar y desterrar los onerosos y cargantes trámites burocráticos, se echan en falta políticas que profesionalicen la carrera pública.

Homologar los sueldos de los ministros resulta, entonces, saludable y podría influir en que tengamos un mejor Gabinete. Pero la medida es insuficiente: para funcionar bien, el Estado debe modernizarse y convocar a los mejores técnicos y profesionales y remunerarlos de acuerdo con su desempeño.

Esto es aun más exigible cuando tenemos que afrontar los estertores de la crisis financiera internacional con medidas efectivas y creativas.

Claro que ello debe hacerse de acuerdo con las posibilidades de la caja fiscal y cuidando el equilibrio presupuestal. Aquí hay que hacer la atingencia de que la austeridad no es un valor absoluto en sí mismo, sino que tiene que sujetarse a los fines y objetivos del Estado, así como al logro de grandes metas nacionales, no solo económicas sino también sociales y de otro tipo.

Por lo demás, ya se ha probado que la homologación a rajatabla y los topes arbitrarios de sueldos, sobre todo para el personal técnico, solo generan mediocridad y alejan a los funcionarios más capaces, que obviamente serán tentados por las mejores condiciones que ofrece el sector privado.

¿Y cómo se podrá crear focos de desarrollo regional y aprovechar mejor nuestros recursos si no tenemos funcionarios capaces y motivados? ¿Cómo podremos dar el salto cualitativo al desarrollo que tanto ansiamos con un Estado anquilosado e ineficiente, que no cumple sus funciones básicas?

Cambiar esta situación demanda un esfuerzo serio del Gobierno, pero también del Congreso, donde irresponsablemente se ha refrenado o paralizado varios proyectos para modernizar la administración pública. De allí la urgencia de mayor coordinación y consenso para abordar frontalmente, sin demora y sin mirar a los balcones electoreros, este pilar fundamental de la reforma del Estado.
________________________
GATOENCERRADO ENERO 5, 2009

''T-chito'': Gobierno soluciona ''crisis económica'' de ministros, ¿y el pueblo?, nada

Con el plan anticrisis, el gobierno ha resuelto la crisis económica sólo de sus ministros, opinó el congresista de Perú Posible, Carlos Bruce, al comentar el decreto que homologa el salario de los titulares de los portafolios con el de los congresistas, por un monto de 22 mil 600 nuevos soles.

En declaraciones al programa “Diálogo Directo” de la Coordinadora Nacional de Radio (CNR), Bruce consideró que se trata de una medida mal elaborada “porque se han olvidado del resto de peruanos; se incrementaron el sueldo y para los demás, nada”.

Bruce Montes de Oca criticó que nadie haya explicado el sentido de este aumento “si es que este incremento significa elevar la escala en el resto de la administración pública, pero nadie lo ha hecho“.

Para el congresista de la bancada de Alianza Parlamentaria, con esta decisión los ministros de Estado se han convertido en una “casta privilegiada” con una norma “egoísta y que no ha sido bien explicada al resto del país”.

El legislador negó que los siete mil 200 nuevos soles que reciben los congresistas (en reemplazo de los gastos operativos y que han sido la justificación para la homologación de los salarios ministeriales), sean de carácter pensionable, al señalar que “están fuera de ese rango y son objeto del descuento y del pago de impuestos respectivo”.

Como se recuerda, mediante Decreto de Urgencia N° 001-2009, el Ejecutivo autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a aplicar dicha medida, con lo cual los titulares del gabinete incrementarán su sueldo bruto de 15 mil 600 a 22 mil 800 nuevos soles.

Dicho monto es equivalente al que perciben los parlamentarios; pero sumando la remuneración mensual de 15 mil 600 soles con la asignación por desempeño congresal de siete mil 200, que reemplazó a los gastos operativos.

La norma, publicada en el diario oficial El Peruano, precisa que la homologación será financiada con el presupuesto de cada ministerio, “sin demandar recursos adicionales al Tesoro Público”.
______________________
LA RAZON ENERO 7, 2009

Aumentos dorados parten de la falsa idea de que ya somos un país próspero y desarrollado

Gobierno no ha tomado en cuenta que miles perderán sus trabajos por efectos de la crisis mundial
Ángel Arturo Castro Flores (*)

El gobierno del presidente Alan García nuevamente ingresa a una etapa de tormenta y todo a consecuencia de la aprobación y publicación en el diario oficial El Peruano de un decreto de urgencia, mediante el cual se autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) homologar los sueldos de los ministros de Estado con el de los congresistas.

A partir de este mes los ministros igualarán el sueldo de los congresistas que ya ganan esa cantidad desde el año pasado, mensualmente recibirán una remuneración bruta de 23,200 soles. ¡Qué rico!, además no afectará “dicen” el presupuesto aprobado.

Hablando en términos sencillos, este gobierno que se autocalifica de austero, permite que entre congresistas, ministros y funcionarios que también pedirán lo suyo, gocen de salarios propios de un país próspero y desarrollado, que no es el nuestro, aunque Alan García nos quiera vender ese paradigma.

No se ha tomado en cuenta que este año, por efectos de la crisis mundial, en nuestro país muchos trabajadores perderán su trabajo y los sueldos se estancarán y el crecimiento económico será mucho menor con relación al presente año. Los empresarios e industriales ya están tomando sus precauciones. Según algunos analistas económicos habrá recesión.

Pero, con un descaro a prueba de balas, la mayoría de ministros incluido el Primer Ministro han justificado el aumento.

Según estas justificaciones, los ministros merecen un aumento porque trabajan a dedicación exclusiva, a tiempo completo, son personal altamente calificado en su campo y aseguran al unísono que, en la actividad privada ganarían más y todo lo han dejado para sacrificarse por el pueblo peruano. ¡Qué maravilla!

Pero, se han olvidado que existen otros funcionarios o trabajadores del Estado que no tienen esas altas calificaciones para poder ganar, ni siquiera el 10% de la remuneración de un congresista o de un ministro. ¿Cómo es posible tanto descaro e indolencia del Gobierno?, una total falta de tino e indiferencia con pensionistas, jubilados, maestros, enfermeras, policías y militares.

La percepción de la opinión pública nacional es que, nuevamente de espaldas al pueblo, el Gobierno –fiel a su estilo- permite que la burocracia dorada se cubra con un buen blindaje para hacer frente a la crisis económica, que con seguridad nos afectará a todos los peruanos y es negado por este gobierno.

Señor Primer Ministro, usted no ha considerado que militares y policías también trabajan a dedicación exclusiva, son funcionarios altamente calificados, las 24 horas están luchando en el VRAE y el Huallaga, para que este gobierno pueda cumplir con su mandato constitucional, sus obligaciones y responsabilidades con el pueblo que lo eligió, en un marco de paz y tranquilidad.

Quizás en la percepción del actual gobierno, los maestros, enfermeras, policías y militares, son trabajadores de segunda clase y no merecen consideración alguna, ni respeto por su importante labor. Esto se infiere luego de percibir el trato que han recibido militares, policías, viudas y discapacitados, después de las 4 movilizaciones pacíficas del año pasado. Fue en términos sencillos una gran mecida.

Señor Ministro de Economía, con el sueldo mensual de un congresista o de un ministro, muy respetable por los cargos que desempeñan, se podría pagar sueldos mensualmente a 25 profesores o enfermeras, así también pagar la propina mensual de 70 soldados, 50 cabos y 40 sargentos de las FFAA.

Así mismo, las remuneraciones de 3 generales, 4 coroneles, 10 comandantes, 15 mayores etc., aproximadamente, que han luchado durante la década de violencia que ya pasó al olvido y que actualmente ponen el pecho contra el narcoterrorismo.

Para ahondar esta medida nefasta que se ha aprobado, el general PNP Julio Vergara Herrera, presidente del Consejo Directivo de la Caja de Pensiones Militar Policial, ha denunciado la inminente quiebra de la Caja Pensiones Militar-Policial (CPMP), pues solo tendrían dinero en caja para pagar las remuneraciones de militares y policías hasta abril del presente año.

Es muy grave la crisis financiera que vive actualmente la Caja de Pensiones Militar Policial (CPMP) porque arrastra un déficit muy alto desde hace varios años y eso le impedirá pagar pensiones a cerca de 150 mil policías y militares en situación de retiro. Lo cual sería muy grave en el presente año que además, se cierne sobre nuestras cabezas la grave crisis mundial.

Nuevamente reiteramos nuestra solicitud, para que de la misma manera con que se reconocen las altas calidades de los funcionarios del Estado, se haga lo mismo con militares y policías, quienes vienen esperando pacientemente desde hace veinte años la solución a la justa demanda de mejora de sus remuneraciones y pensiones.

(* ) Coronel EP (r) y Comunicador social / Email: artucas@gmail.com
________________________
PERU 21 ENERO 4, 2009

Gobierno dispone que los ministros ganen S/.22,800

Premier justificó medida alegando que funcionarios no pueden ejercer otra función. Nacionalistas y CGTP afirman que es una burla a la población que aún espera aumento.
Autor: Vanessa Alarcón

El Ejecutivo dio marcha atrás en una de sus medidas más cuestionadas. El recorte de sueldos de los funcionarios públicos –decretado por el presidente Alan García al inicio de su mandato, en el marco de una política de austeridad estatal con cierto corte demagógico– quedó en el olvido, y ayer homologó las remuneraciones de los ministros de Estado con las de los congresistas.

Mediante Decreto de Urgencia N° 001-2009, el Gobierno autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a aplicar dicha medida, con lo cual los miembros del gabinete incrementarán su sueldo bruto de S/.15,600 a S/.22,800.

Dicho monto es equivalente al que perciben los parlamentarios, pero sumando la remuneración mensual de S/.15,600 con la asignación por desempeño congresal de S/.7,200, que reemplazó a los gastos operativos.

La norma, publicada en el diario oficial El Peruano, precisa que la homologación será financiada con el presupuesto de cada ministerio, “sin demandar recursos adicionales al Tesoro Público”. Asimismo, indica que la medida “reviste interés nacional en tanto se requiere contar con funcionarios de la más alta calificación para ejercer el cargo de ministro de Estado”.

“HAY QUE SER EQUITATIVOS”. Muy temprano, el premier Yehude Simon justificó la iniciativa alegando una cuestión de “equidad”, y ratificó que el incremento del sueldo se cubrirá sin afectar el presupuesto.

“Lo que se ha hecho es tratar de ser equitativos. Los sueldos que se pagan son absolutamente bajos en comparación con la empresa privada, y los ministros no pueden ejercer ninguna otra función que no sea la de ministro”, enfatizó el premier durante su visita al terminal marítimo del Callao. Agregó que la medida se ajusta a la “Ley Pease”, norma promulgada en 2004, que establece que los congresistas y los ministros reciben la misma remuneración que los parlamentarios.

¿CÓMO SE CALCULA? En diálogo con Perú.21, tanto el ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, como el premier Yehude Simon confirmaron que el incremento se hará en función de los S/.22,800 mensuales que perciben, en total, los parlamentarios, a pesar de que los S/.7,200 que estos últimos reciben por desempeño congresal no forman parte del sueldo.

“El informe que yo tengo es que es un gasto que pasa como sueldo y, por lo tanto, paga los impuestos respectivos. (...) Te puedo asegurar que (los S/.7,200) van como un solo sueldo, son pensionables”, insistió Simon.

Sin embargo, el portavoz de la bancada de Unidad Nacional, Luis Galarreta, precisó que la asignación de S/.7,200, si bien está afecta al pago de impuestos, no forma parte del sueldo, no es pensionable, ni tampoco se calcula para el pago de la CTS ni de las gratificaciones.

“Si esa es la justificación para que los ministros reajusten su remuneración hasta un monto de S/.22,800 están partiendo de un supuesto equivocado”, advirtió el parlamentario, aunque consideró positivo que el Gobierno rectifique una medida “que fue adoptada demagógicamente por el presidente García y que perjudicó la eficiencia en el aparato estatal.

EN CONTRA. Quienes mostraron su desacuerdo con la homologación fueron el Partido Nacionalista y la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP). El primero afirmó que, con esta medida, “el Gobierno se burla del pueblo en época de crisis”, mientras que el gremio dijo que es una “provocación a quienes esperan aumento de sueldo”.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu