viernes, 12 de diciembre de 2008

NIEGAN DECORAR TORTA PARA NIÑO LLAMADO ADOLF HITLER

EL COMERCIO DICIEMBRE 18, 2008

Niegan decorar torta para niño llamado Adolf Hitler

22:09 | El padre del niño de 3 años está pidiendo tolerancia a un supermercado de Nueva Jersey que se negó a decorar la torta

Pensilvania (AP) - El padre del niño de 3 años Adolf Hitler Campbell está pidiendo tolerancia luego que un supermercado de Nueva Jersey se negase a decorar un torta de cumpleaños con el nombre completo de su hijo.

Heath Campbell y su esposa, Deborah, están molestos no sólo por la decisión del supermercado ShopRite, sino además con la ola de mensajes furiosos en la internet en respuesta a un artículo en un periódico local sobre la torta.

Heath Campbell, que tiene 35 años, dijo en una entrevista el martes que la gente debería mirar al futuro, no al pasado, y aceptar el cambio.

"Deben aceptar un nombre. Un nombre es sólo un nombre. El niño cuando crezca no va a hacer lo mismo que hizo Hitler".

Deborah Campbell, de 25 años, dijo que hizo el pedido por teléfono la semana pasada a ShopRite. Cuando le dijo a la pastelería del supermercado que deseaba el nombre de su hijo en la torta, le dijeron que hablase con el supervisor, y éste rechazó el pedido.

Los Campbell finalmente compraron su torta decorada en un Wal-Mart en Pensilvania, dijo Deborah Campbell. Unas 12 personas asistieron a la fiesta de cumpleaños el domingo, incluyendo varios niños de diversas razas, dijo Heat campbell.

"Si somos tan racistas, ¿por qué voy a dejarles entrar a mi casa?", preguntó Campbell.

Las dos hijas de los Campbell también tienen nombres inusuales: JoyceLynn Aryan Nation Campbell, de 1 año, y Honszlynn Hinler Jeannie Campbell, de ocho meses. Aryan Nation quiere decir Nación Aria y es el nombre de la mayor agrupación neonazi en estados Unidos.

Heath Campbell dijo que nombró a su hijo Adolf Hitler porque le gusta el nombre y porque "nadie más en el mundo va a tenerlo".

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu