miércoles, 3 de diciembre de 2008

LAS PALABRAS Y LA TRAICION....A PROPOSITO DEL GENERAL DONAYRE. UNA NOTA DE JAIRO DOIDAO


De: Jairo Doidao [mailto:doidao_jairo_2000@yahoo.com]
Enviado el: Miercoles, 3 de Diciembre de 2008 21:00 p.m.
Para: gtejadad
Asunto: LAS PALABRAS Y LA TRAICION....A PROPOSITO DEL GENERAL DONAYRE

Sr. Director:

LAS PALABRAS Y LA TRAICIÓN.

Las palabras pueden ser más dañinas que cualquier herida de bala y hasta pueden provocar conflictos muy serios. Hay veces las personas hablan sin medir las consecuencias, lo recomendable sería pensar antes de mencionar algo.

Estamos viviendo una etapa muy delicada en el mundo, hay una sensibilidad generalizada por la crisis económica mundial, y los países hoy más que nunca están buscando alianzas para enfrentar este problema que envuelve a todos.

Perú y Chile son países hermanos, es cierto, tuvimos una guerra hace más de un siglo atrás, pero la mediocridad de algunos y la falta de patriotismo de otros, hacen que el esfuerzo que realizan los mandatarios de ambos gobiernos de unir fuerzas, hermanarnos y llegar a ser un bloque económico fuerte en la región, se vean en peligro por declaraciones absurdas y que a la vez tienen mucha relevancia, porque fueron hechas por un alto jefe del Ejército Peruano.

Así es, el Comandante General del Ejército Peruano, General EP Edwin Donayre, lanzó unas declaraciones en una reunión manifestando lo siguiente: “chileno que entra a Perú ya no sale, o sale en cajón y si no hay suficientes cajones saldrán en bolsa”. Lógicamente lo dicho por el general no cayó nada bien en Chile y rápidamente se escucharon las voces de protesta por parte de ellos.

En verdad, fue una total estupidez lo que dijo el General Donayre, puso en peligro la paz entre Perú y Chile, en otras palabras, hasta pudo haber provocado una guerra y una ruptura comercial entre ambos países. Pero lo peor no fue lo que dijo el mencionado jefe del ejército, sino la traición a la patria. Y digo traición porque con mala intención, un congresista de la república, es decir un "padrastro de la patria, que atiende al llamado de "Gustavo Espinoza" de UPP, envió estas declaraciones para que sea difundidas en Chile. Este acto es más repudiable que lo dicho por el general.

La traición no tiene nombre y menos si es a tu patria. Es que a veces no puedo entender la mediocridad de alguna gente que se hacen llamar políticos, no se ¿de qué forma pueden amar al Perú?, si siempre están metiendo la cizaña caldeando la tranquilidad y fregando todo lo que ven a su paso.

Felizmente no pasó a mayores porque el presidente de Perú, Alan García Perez y el canciller peruano, Andrés García Belaúnde, salieron de inmediato para dar explicaciones al gobierno y al pueblo chileno, desautorizando por completo lo dicho por el general. De esta manera, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se quedó tranquila después de hablar con el mandatario peruano, y entre mandatarios superaron el problema.

¿Qué hubiera pasado si los chilenos reaccionaban peor?, recordemos que aún hay gente tanto chilena como peruana que aun mantienen ese odio, ¿No se dan cuenta que lo único que generan es tensión?, ¿qué es lo que quieren entonces?

Los peruanos condenamos la traición, no toleramos a los metiches carboneros, ni tampoco a los estúpidos habladores que por creerse chistosos solo provocan el rechazo del pueblo. No sean mediocres por favor, el pueblo no quiere más inepto en nuestro Estado, nuestra mentalidad debe crecer parejo con el crecimiento del país. No somos gente retrógrada ni nada por el estilo, somos pacifistas y emprendedores. El peruano quiere el progreso y ustedes dos: Congresista Gustavo Espinoza y General Donayre, no ayudan en eso. Mejor váyanse a vivir a la Luna y desaparezcan del Perú.

Por úlitmo, a nuestos vecinos del sur, que tampoco hagan un maremoto con uin vaso de agua, ya que cuando ellos se han quwrido apropiar de nuestro Pisco, de nuestra Chirimoya, de nuestro ceviche, de nuestra papa, de nuestra alpaca, etc,etc,etc,etc,etc., nosotros siempre hemos sido diplomáticos y hasta un poco estúpidos en reaccionar tarde, mal o nunca. ¡Que volteen la pa´gina po....y a seguir pa'lante.

Atte,

Jairo da Silveira Doidao
CEP 41940-000
Salvador de Bahia, Brasil
_______________________
-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com] En nombre de Eber Simeon
Enviado el: Miércoles, 03 de Diciembre de 2008 10:59 p.m.
Para: valetodo@yahoogroups.com
Asunto: Re: Valetodo - LAS PALABRAS Y LA TRAICION....A PROPOSITO DEL GENERAL DONAYRE

EL GENERAL DONAYRE SABE DEFENDERSE, MAS AUN, EL A DICHO QUE RATIFICA LO EXPRESADO ESTANDO ENTRE PISCO Y NAZCA.

LO CIERTO Y VERGONZOSO ES QUE TENEMOS UN TRAIDOR A LA PATRIA Y SE LE DEBE MARCAR EN LA FRENTE COMO A CAIN, ADEMAS LO DEBEN "FUSILAR" O PINTARLO DE AMARILLO, PARA QUE LO RECONOZCAN CUANDO CAMINA POR LAS CALLES DE LIMA Y TIRARLO DE PALOS CUAL PIÑATA A ESE EX-CONGRESISTA PILLO.

POR OTRO LADO, ES DESAGRADABLE PARA CUALQUIER MILICO EN ACTIVIDAD O EN LA RESERVA, SER MUDOS TESTIGOS QUE LOS GRUPOS DE PODER CHILENOS SE VAYAN APODERANDO CASI REGALADO POR LOS ULTIMOS GOBERNANTES DE NUESTRA AVIACION CIVIL,. NUESTRA MARINA MERCANTE, NUESTRO GAS, OTRAS MATERIAS PRIMAS Y NUESTRA DIGNIDAD.
EBER SIMEON MIRANDA

Desde el PERU con mucho aprecio para los Marinos Internacionales.
Visiten el Blog del Sinamummperu: sinamummperu.blogspot.com
________________________
EL COMERCIO DICIEMBRE 5, 2008

Volteando la página en el Ejército y con Chile
Por: Juan Paredes Castro

La fecha de alejamiento del general Edwin Donayre de la comandancia general nunca se había movido: 5 de diciembre del 2008.

Fue el propio Donayre quien arrojó un nubarrón sobre esa fecha, con el empeño adicional de la cancillería de Chile por adelantarla. Recuérdese que sus ofensivas declaraciones recogidas en privado y hechas públicas llevaron al país vecino a hacer una cuestión de Estado bilateral.

El Gobierno Peruano y el propio presidente Alan García hicieron bien desde el comienzo al expresar sus disculpas a sus similares chilenos, como ratificar, posteriormente, el hecho de que la decisión de remoción del general Donayre era una decisión soberana y que no podía estar condicionada a pedido ni a plazo de ningún Estado.

Lástima que la cancillería chilena avivara vientos de presión que ya no son de estos tiempos y que tratara de mantener en la agenda política interna un incidente que su propia mandataria, la señora Michelle Bachelet, había dado por superado.

Dijimos en un anterior comentario que las relaciones de cuerdas separadas que actualmente manejan Chile y el Perú en lo que respecta al contencioso jurídico de la delimitación marítima y al intercambio económico, comercial y financiero, tienen que estar reforzadas por el igualmente buen manejo de la tercera cuerda: la de la estricta diplomacia, que incluye una buena dosis de tolerancia, a uno y otro lado, respecto de un pasado que hay que saber dejar atrás.

De cara a esta tercera cuerda el canciller chileno Alejandro Foxley tiene que entender que ha llegado la fecha y la hora (las del Perú) de dar una vuelta de página a las infelices declaraciones del general Donayre y que la ocasión propicia para ello es el protocolo de relevo de este por el general Otto Guibovich. Vuelta de página en el Ejército Peruano y vuelta de página en las relaciones bilaterales nerviosas de estos días.

Aparentemente, por las comunicaciones intercambiadas en las últimas 48 horas, Chile habría entendido por fin que ya no procederían más presiones.

El general Donayre se despide a las 10 de la mañana de hoy. Guibovich asume a las doce. Una vez más la subordinación militar al poder político se cumple como debe ser, con pleno respeto por las jerarquías. Donayre no solo deja la jefatura del Ejército. Pasa al retiro, de acuerdo a ley. Su tránsito por el más alto cargo militar ha sido sin duda el más controvertido y ruidoso de los últimos tiempos. Trajo a su mando un nuevo estilo y un exceso propiamente anticastrense: el de la indiscreción, que precisamente le impidió cerrar su ciclo con broche de oro.
_______________________
PERU 21 DICIEMBRE 5, 2008

Sin dudas ni murmuraciones
Autor: Fritz Du Bois

Hoy, luego de una semana realmente desastrosa, finalmente se apartó de nuestra costa el huracán Donayre no sin antes dejar a su paso considerable daño, tanto en las relaciones con nuestro vecino del sur como en la credibilidad de la Fuerza Armada ante el país. Es realmente una señal del deterioro institucional del ejército que una sola persona pueda haber adquirido tal protagonismo personal y lo más preocupante que lo haya podido utilizar libre y alegremente para sus intereses personales, primero intentando no pasar al retiro y luego claramente buscando crearse un futuro político. En ningún momento parece que ni el interés nacional ni el de sus compañeros de arma se cruzaron por la mente del general. Es por ello muy difícil imaginar que un líder militar con esa evidente falta de seriedad hubiera logrado que sus hombres lo sigan al campo de batalla arriesgando sus vidas sin dudas ni murmuraciones.

Lo acontecido en los últimos días debería llevarnos a una profunda reflexión y poner nuevamente en la agenda nacional la necesidad de iniciar la reforma de la Fuerza Armada. Este tema estuvo en boga hace unos pocos años, aunque no se avanzó más allá de las buenas intenciones. En la actualidad tenemos institutos armados claramente sobredimensionados en personal, pero con marcados déficits en equipamiento, operatividad y motivación. Esto último dado que al haber desaparecido la línea de carrera que era clara y definida en el pasado, los ascensos cada año ocasionan más reclamos y decepción entre sus miembros. Pero la desmotivación es causada principalmente por las remuneraciones en los institutos armados, las cuales están incluso distorsionadas por compensaciones tales como el uso de combustible que, además, se convierten en caldo de cultivo para la corrupción, como lo confirman las innumerables denuncias que existen sobre su administración.

Los países que han reformado exitosamente a sus Fuerzas Armadas, como el Reino Unido, las reestructuraron reduciendo drásticamente el número de efectivos, pero aumentando la inversión en equipamiento y capacitación, mejorando de paso las remuneraciones de un personal totalmente profesional. Incluso en nuestro caso, con el excedente de efectivos militares, se podría apoyar la lucha por la seguridad ciudadana. Ello debido a que en el Perú faltan policías para proteger a los ciudadanos, pero claramente sobran soldados -y más evidente aun-, generales.
_______________________
LA RAZON DICIEMBRE 4, 2008

Chilenos se desquitan atacando a los peruanos que viven en su país
Inician sistemático acoso a la comunidad peruana

Frente a la frustración por no haber logrado la salida del comandante general del Ejército del Perú, Edwin Donayre, chilenos xenófobos iniciaron una serie de ataques contra los peruanos que radican en sus diferentes ciudades. Las agresiones provienen no solo de personajes civiles, sino también de miembros de sus instituciones policiales.

“Hemos recibido muchísimos insultos, inclusive de más de algún carabinero. No digo la institución, sino que de personas (policías) específicas, a las cuales les afloraron los sentimientos y reaccionan así”, denunció ayer el presidente de la asociación cultural de peruanos residentes en Chile, César Puertas, que oficialmente tiene 2.000 adherentes.
De hecho comenta que el pasado fin de semana una mujer peruana, que ejercía el comercio ambulante en la calle Catedral, fue víctima de los excesos de un policía, que con golpes y ataques verbales la llevó detenida.

“El carabinero la agarró del pelo y le dijo: ‘¿Así que nos van a echar en bolsas de basura?’. En la comisaría ella le contó al jefe superior del policía, al que no le quedó más que dejarla en libertad”, cuenta Puertas.

El dirigente asegura que este tipo de reacciones les recuerda que son peruanos y afectan la integración de los más de cien mil peruanos que viven en Chile.

“Yo estoy integrado, tengo mi vida hecha aquí y también la residencia. Con este tipo de actitudes me hacen sentir como peruano”, sostiene.

Sin embargo, no es la única denuncia, pues programas periodísticos de televisión revelaron que nuestros connacionales son víctimas de la xenofobia por parte de los chilenos.

“De un momento a otro viene la señora de la casa y nos dicen que tenemos que irnos. Nos discriminan y humillan”, recalcó una peruana que trabaja como empleada del hogar.

Una compañera de ella expresa con preocupación: “Solo queremos trabajar y no es justo que nosotros paguemos los platos rotos”.

Asimismo, los ambulantes peruanos que trabajan en las inmediaciones de la Plaza de Armas de Santiago son acosados por los carabineros. “Nos detienen, botan nuestras mercaderías y nos amenazan con deportarnos”, confesó uno de nuestros compatriotas.
_________________
OJO 04 12 08

LOS ATACAN POR DECLARACIONES DE GENERAL EP EDWIN DONAYRE

Agreden a peruanos en Chile

Los insultos en las calles a los más de 100 mil compatriotas que viven en Chile se han incrementado.

Los peruanos residentes en Chile han sufrido maltratos e insultos durante los últimos días debido a las polémicas declaraciones del jefe del Ejército del Perú, Edwin Donayre, que indignaron al gobierno chileno, informó la Asociación Cultural de Peruanos en Santiago.

La tensión chileno-peruana se origi-nó al divulgarse la semana pasada en el portal Youtube declaraciones hechas en 2006 por el general Edwin Donayre, actual comandante del Ejér-cito, afirmando que los chilenos que entren a Perú sólo saldrían en ataúdes o bolsas plásticas. La organización denunció que una peruana que se desempeña como vendedora ambulante en la capital chilena fue detenida por un policía que la agredió e insultó.

Hemos recibido muchísimos insultos. El policía agarró del pelo a la mujer y le dijo: 'Así que nos van a echar en bolsas de basura?', llevándosela detenida, señaló César Puer-tas, presidente del organismo de peruanos residentes en Chile.

La vendedora fue liberada luego que el jefe superior de la comisaría le ofreciera disculpas.
______________________
PERU 21 DICIEMBRE 4, 2008

Murió un soldado durante la despedida al general Edwin Donayre

El suboficial de primera Ludgardo Pampa Minaya falleció cuando el tanque que tripulaba explotó. Ex comandantes generales del Ejército demandan una pronta investigación.

Edwin Donayre Gotzch deja la Comandancia General del Ejército Peruano (EP) en medio de un problema diplomático con Chile, denuncias por irregularidades y, ahora, un mortal accidente en su despedida. Ayer en la mañana, culminado el homenaje que le organizó la Región Militar del Centro (RMC), en el cuartel Hoyos Rubio del Rímac, un suboficial murió cuando la batería de un tanque de guerra, que había engalanado la ceremonia, explotó.

La víctima, el suboficial de primera Ludgardo Pampa Minaya (46), había participado en la ceremonia a Donayre tripulando uno de los 15 blindados T-55 que fueron sacados de sus galpones por orden del jefe de la RMC, general de División Paul Da Silva Gamarra, quien quería despedir a su jefe por todo lo alto.

Según voceros castrenses, terminada la ceremonia, los tanques fueron conducidos de retorno a los galpones del cuartel Hoyos. Pero la explosión de la batería de uno de los vehículos acabó con la vida de este soldado. Durante todo el día hubo hermetismo en el Ejército sobre el incidente. Sin embargo, este diario pudo conversar con el organizador del evento, el general Da Silva, quien manifestó que la explosión ocurrió, pero “en un tanque que no participó en la ceremonia”. Empero, fuentes castrenses de alto nivel de Perú.21 dijeron lo contrario.

CON TODOS LOS BLINDADOS. Es una costumbre que cuando un comandante general deja la jefatura del EP, las regiones militares lo despiden con ceremonias y desfiles. La RMC había dispuesto hacerlo ayer muy temprano. Por eso, la noche del martes sacó 15 tanques T-55 soviéticos, cinco tanques AMX13 franceses y diversos blindados portatropas oruga y semioruga.

Al día siguiente, de acuerdo con nuestras fuentes del cuartel Hoyos, Donayre llegó antes de las 7 de la mañana y la ceremonia arrancó. A las 9:30, aproximadamente, los blindados recibieron la orden de retirarse y los T-55 fueron conducidos hacia sus galpones. A las 10:15, cuando los vehículos eran estacionados, se oyó una explosión debido al cortocircuito de la batería de uno de ellos.

Mientras Pampa Minaya se quemaba vivo, la ceremonia seguía su curso en los patios del cuartel, a más de 600 metros del lugar del accidente. Ningún alto oficial supo del hecho sino hasta cuando el subalterno fue conducido al Hospital Militar. En el camino, el soldado falleció.

CUESTION DE ESTILOS. Al comentarle el hecho, el ex comandante general del EP José Graham Ayllón dijo a Perú.21 que sí se estila la despedida de los comandantes generales, pero “en estas ceremonias no salen los tanques, solo forman las tropas; el comandante general se despide de las banderas de guerra de las diferentes unidades, se le entrega una réplica de los gallardetes al comandante general saliente y allí termina todo. Yo no he visto despedidas con vehículos”.

Sin embargo, el ex jefe máximo del EP y ex ministro de Defensa, Roberto Chiabra León, manifestó que la salida de tanques en esta ceremonia es un acto que figura dentro de lo protocolar, pero agregó que este lamentable hecho debe ser investigado pues “yo no he sabido que haya habido este tipo de accidentes anteriormente”.

Por su parte, el general en retiro Julián Juliá Freyre, quien comandó el Ejército en el año 1984, pidió una pronta investigación por parte de la Inspectoría de la Región Militar del Centro para deslindar responsabilidades, ya que “puede ser que la batería no haya estado en buenas condiciones; sabe uno qué fallas puede haber tenido”.

RESERVA. Hasta el cierre de la presente edición, el Ejército no se pronunciaba sobre el accidente, pese a que el mismo había ocurrido muy temprano y a que este diario dejó mensajes en el celular del comandante general. Entre tanto, en Chile, el canciller del país sureño, Alejandro Foxley, insistía en su postura sobre la salida de Edwin Donayre. Hoy será el último día de este jefe militar.
_____________________
EL COMERCIO DICIEMBRE 4, 2008

SECUELA DEL CASO DONAYRE
Congresistas suspenden viaje a Chile

El titular de la Comisión de RR.EE. del Congreso, Santiago Fujimori, envió un e-mail al Senado chileno para anunciar la postergación del viaje a ese país previsto para la próxima semana.

OTRA CONTRAMARCHA
Visita a Chile se suspendió a través de un e-mail

Invitación a grupo de congresistas peruanos se había hecho de la misma manera
El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, Santiago Fujimori, confirmó ayer la suspensión de un viaje a Chile que los miembros de su grupo de trabajo tenían previsto para la próxima semana, tras el incidente surgido por las declaraciones antichilenas del general Edwin Donayre.

"Ya enviamos un correo electrónico para anunciar que se posterga la visita. Se lo enviamos al senador Juan Pablo Letelier como encargado de organizar círculos de diálogo parlamentario entre ambos países", informó Fujimori. Precisó que su grupo de trabajo optó por enviar un e-mail porque la invitación del Senado Chileno se efectuó a través del mismo medio.

En tanto, la Cámara de Diputados de Chile aprobó por unanimidad un proyecto de acuerdo a través del cual expresó "la necesidad de mantener las relaciones entre Chile y Perú en el mejor nivel posible", así como "su más enérgico rechazo a las declaraciones ofensivas contra el pueblo chileno".

Cabe destacar que la Asociación Cultural de Peruanos en Santiago de Chile denunció que una peruana que se desempeñaba como vendedora ambulante fue detenida por un carabinero quien la agredió y la insultó.
_____________________
EL COMERCIO 03 12 08

CLARA DEMOSTRACIÓN DE QUE DECISIONES SON SOBERANAS
Canciller confirma que general Donayre no será destituido

Gobierno Chileno dice que tomará "decisiones claras" si no se le separa del cargo
El canciller de la República, José Antonio García Belaunde, ratificó que el comandante general del Ejército, Edwin Donayre, no será destituido del cargo y permanecerá en el mismo hasta el viernes.

"(Donayre) se irá el día de su retiro: el 5 de diciembre. El Perú tampoco puede decidir sacar a un general porque se lo pide un gobierno extranjero", dijo el canciller en Buenos Aires, Argentina, a donde acudió en una visita de trabajo.
El ministro de Relaciones Exteriores consideró que debe tomarse en cuenta que las expresiones de Donayre ocurrieron en una reunión realizada en una casa privada. "No hizo una declaración formal y oficial", añadió.

SE DESPIDIÓ EN AREQUIPA
En una ceremonia estrictamente castrense, la guarnición militar de Arequipa despidió ayer al comandante general del Ejército, Edwin Donayre Gotzch. Este fue ovacionado y cargado en hombros por la tropa de ese cuartel.

En su discurso de despedida, Donayre dijo que no estaba triste porque se va, sino porque no sabe quién comandará a sus soldados. A estos les pidió que no lo olviden como él no podrá olvidarlos.

Aseguró que se va con la cabeza en alto y la conciencia tranquila, orgulloso de vestir el uniforme del Ejército y con la certeza de haber trabajado por sus soldados. Asimismo, dijo que demostró que es posible distribuir adecuadamente los recursos que el Estado asigna al Ejército, pues durante su gestión se cortó la corruptela en la compra de alimentos y de pertrechos. En su alocución Donayre repitió varias veces que él era un soldado subordinado al presidente de la República.
La ceremonia fue organizada por el general Francisco Contreras Rivas, comandante en jefe de la Región Militar del Sur y uno de sus posibles sucesores.

SEPA MÁS
Chile señala que tomará decisiones
 El canciller chileno, Alejandro Foxley, indicó que el Gobierno de su país tomará "decisiones claras" si el general Donayre no es destituido.
"Vamos a esperar un tiempo prudente. Si las cosas no se arreglan en ese momento, tomaremos decisiones claras. Tenemos un respaldo muy transversal, muy unitario de nuestro país... No vamos a comentar más", dijo Foxley a la prensa chilena.
__________________________
LA REPUBLICA DICIEMBRE 3, 2008

Donayre afirma que se retira del Ejército "con la frente en alto"

Edwin Donayre, comandante general del Ejército, afirmó que se retirará de ese instituto armado "con la frente en alto", en medio de la polémica suscitada por unas duras declaraciones que hizo contra los chilenos.

"Me voy con la frente y la cabeza en alto", enfatizó el general durante una ceremonia de despedida celebrada en la Región Militar Sur, de la ciudad de Arequipa.

Pasajes de su discurso fueron presentados por un canal de televisión local, en los que el general apareció con traje de comando y boina, en la que al parecer fue una de sus últimas actividades oficiales, ya que debe pasar al retiro el próximo viernes.

Donayre aseguró que durante su gestión de dos años al frente del Ejército peleó "contra el círculo vicioso de los proveedores corruptos".

Al término de su discurso, fue paseado a hombros por un grupo de oficiales frente a cientos de militares, que lo vitorearon y aplaudieron, en medio de un bosque de banderas y estandartes.

Abandonó, posteriormente, la base militar, que había sido resguardada en los exteriores por la policía, sin prestar declaraciones a los periodistas.

En un vídeo subido a Internet la semana pasada, Donayre aparece departiendo con otras personas en una reunión social, a las que dice que ha dado la consigna de que cualquier chileno que entre a Perú no saldrá de allí, salvo que lo haga en un cajón, y agregó que si faltan cajones, saldrán en bolsas de plástico.

El general, que al principio se había disculpado, después ratificó sus dichos, señalando que eran propios de un soldado que ama a su patria.

Las declaraciones de Donayre generaron que el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alejandro Foxley, afirmara que su Gobierno adoptará "decisiones muy claras" si el Ejecutivo peruano no llama a retiro al general.

El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, aseguró en Argentina, que el militar no será destituido, sino que pasará al retiro tal como se había planificado de antemano, aunque no confirmó si eso se cumplirá el viernes. EFE
________________________________
GATOENCERRADO DICIEMBRE 2, 2008

Vecinos con la sangre caliente

Si tratar de mantener relaciones amistosas con los países vecinos en tiempos de vacas gordas es fundamental para garantizar la paz en la región, en contextos de crisis como el actual resulta aun más importante mantener las buenas maneras en el vecindario. Sobre todo en caso de que se necesite una taza extra de azúcar. A pesar de esto, en las últimas semanas varios países de América Latina han reflotado viejas disputas o enfrentan fuertes cortocircuitos diplomáticos.

Tal es el caso de Brasil y Ecuador, que vieron crispados sus ánimos cuando el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, decidió expulsar de su país, en octubre pasado, a la empresa brasileña Odebrecht, hasta entonces a cargo de la construcción de la central hidroeléctrica San Francisco, la segunda más grande del país.

Las operaciones fueron suspendidas durante varios meses debido a fallas técnicas, lo que motivó la decisión del mandatario ecuatoriano de romper el contrato y transferir al Estado los proyectos de la constructora, entre ellos otras centrales hidroeléctricas, un aeropuerto y una carretera. Junto con esto, el posible incumplimiento por parte del gobierno de cancelar los US$ 243 millones que aportó a la iniciativa el brasileño Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) complicó aún más las cosas.

En ese sentido, el país andino anunció la semana pasada que llevará el conflicto a arbitraje internacional, abriendo una herida en la relación entre ambos países y el temor de que conflictos similares puedan socavar las relaciones económicas regionales. Es que, como explica Fatima Bonasso, profesora de relaciones jurídicas de Comercio Internacional, de la Escuela de Publicidad y Marketing (ESPM) de Brasil, los conflictos políticos afectan las relaciones comerciales en la medida en que los cambios institucionales aumenten el clima de inseguridad en los negocios. “Las empresas no van a invertir en países que de alguna forma pongan en riesgo el retorno de la inversión”, dijo a AméricaEconomia.com.br

Según la experta, las amenazas de suspensiones de pagos, en el caso de Ecuador, y los planes de expropiación y estatización de empresas nacionales o extranjeras, como está sucediendo en Venezuela y Bolivia, son hechos que causan esta inestabilidad. “El comercio entre los países crea relaciones de paz entre ellos”, sostuvo. Sin embargo, el desacuerdo político no se refleja de inmediato en el plano económico, analizó.

Ni siquiera el Mercosur, que debería unificar posiciones y políticas económicas en torno a las negociaciones en la Ronda de Doha, está teniendo éxito. El bloque aún no se pone de acuerdo sobre una estrategia comercial ante la recesión que se anuncia en las economías industrializadas y tampoco consigue llegar a un acuerdo sobre cómo tratar la entrada de productos chinos o cómo manejar el creciente volumen de importación en momentos de crisis. Tampoco existe una posición común en las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), ya que mientras Argentina insiste en mantener una cuarta parte de su comercio protegido, Brasil considera que el momento actual no está para endurecer posiciones y que todos debieran mostrar flexibilidad.

“Tenemos que hallar una solución específica a la Argentina. Tenemos que entender que tienen una crisis y merecen atención y respeto. Brasil también podría defender un nivel de protección solicitada por la Argentina, pero justamente eso es una negociación”, dijo al respecto el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim.

Según dijo a AméricaEconomia.com.br el coordinador político de América del Sur Observatorio (Opsa), Marcelo Coutinho, Brasil tiene hoy una posición que contradice su historia de proteccionismo. “Hoy el país es un demandante de liberalización”, explicó. Para Coutinho, el nacionalismo económico adoptado por algunos países de la región, especialmente Argentina, Ecuador, Bolivia y Venezuela, no sólo entorpece las negociaciones multilaterales, sino que además hace casi imposible el proceso de integración económica.

Para Coutinho, el panorama es preocupante. “Tenemos que ceder bastante para que la economía de la Argentina no sufra aún más en 2009, de lo contrario la situación se agravará en el bloque”, manifestó. Los roces políticos podrían afectar incluso el intercambio comercial entre ambos países: durante 2007 Brasil realizó el 8,3% de sus exportaciones a Argentina, mientras que este país exportó a territorio brasileño el 17,1% de sus productos.

Pese a esto, existen más problemas a la vista. Sabiendo que tendrán que pagar algún costo a cambio de mayores beneficios para sus exportaciones agrícolas, Brasil y Uruguay vienen presionando por un acuerdo y aceptan que tendrán que hacer concesiones en la apertura de sus mercados. Incluso, Peter Allgeier, embajador de EE.UU. ante la OMC, llegó a confesar a los demás negociadores que Argentina estaba consiguiendo aislar al Mercosur en la Ronda de Doha.

En cuanto a la crisis económica mundial y su impacto sobre los países del bloque, Coutinho aseveró que “vamos a pasar por un momento difícil y necesitamos una política activa de coordinación para hacer frente a los conflictos de interés, especialmente en relación con el proteccionismo para salvar el proceso de la integración”. Según dijo, Brasil viene desempeñando correctamente su papel de conciliador, pero consideró que el caso de Ecuador requerirá una esfuerzo de articulación política mayor.

Conflictos en la frontera. Actualmente, Colombia se encuentra en fricciones con Venezuela ya que el gobierno del presidente Hugo Chávez dijo que expulsaría de su país al cónsul del vecino país, Carlos Galvis, tras conocerse una grabación telefónica en la que el funcionario hablaba con un asesor del presidente Álvaro Uribe sobre las victorias anti-chavistas en las elecciones municipales del último 23 de noviembre. “La única forma de que yo no expulse al cónsul general es que el gobierno de Colombia se lo lleve rápido, porque si no lo voy a expulsar”, dijo Chávez el domingo. El Gobierno colombiano expresó su descontento, porque, aparentemente, sus funcionarios diplomáticos habrían sido espiados por los servicios de inteligencia venezolanos.

En tanto, y según la BBC, Ecuador ha descubierto en los últimos días dos campamentos ilegales de presuntos guerrilleros colombianos. Fuentes militares señalaron a emisoras locales que en uno de los campamenos se encontró material de propaganda de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y documentos relacionados con la emisora La Voz de la Resistencia. En otro, había armas, equipo de visión nocturna y uniformes militares. Este es sólo un capítulo adicional en la lucha constante entre Colombia y Ecuador que se agravó el 3 de marzo de este año, con el ataque realizado a un campamento de las Farc en territorio ecuatoriano, lo que resultó con la muerte del líder guerrillero Raúl Reyes.

El ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, dijo a la BBC que los grupos ilegales colombianos están amenazando a los propietarios de la tierra en la frontera entre ambos países y que la situación es “preocupante”. Ecuador envía constantes mensajes a su vecino, al que acusa de no cuidar sus fronteras, mientras el gobierno de Uribe afirma que mantiene a más de 4.000 soldados apostados allí.

Los conflictos podrían afectar las relaciones comerciales que el país cafetero mantiene con sus vecinos. Durante 2007, la nación exportó a Venezuela el 17,7% de sus productos, mientras que a Ecuador destinó un 5,3%. Este último, en tanto, exportó a tierras colombianas un 6,2%.

Extrema sensibilidad entre Chile y Perú. Ambos países han visto tensadas sus relaciones desde la semana pasada, cuando el comandante del Ejército peruano, Edwin Donayre, apareció en un video en YouTube diciendo que él daba la orden de “que el chileno que viene (a Perú) no se irá, saldrá sólo en un ataúd y si no hay suficientes ataúdes, saldrá en bolsas de plástico”. El domingo, el general reafirmó sus declaraciones, expresando que “la sensación es la de cada soldado que ama a su patria”, agravando aún más la situación.

Según dijo a AméricaEconomía.com el consultor de política exterior de la Pontificia Universidad Católica de Perú, Oscar Vidarte, “las relaciones diplomáticas entre Perú y Chile son un problema bilateral histórico, que no se sustenta en lo que pase en la región, sino que tienen otro tipo de mecanismo”.

Mientras el gobierno de Alan García hizo caso omiso a las peticiones de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, de destituir a Donayre de su cargo, el ministro de Relaciones Exteriores peruano José Antonio García Belaúnde sostuvo que la tensión con Chile es “circunstancial y pasajera”. “Las declaraciones fueron desafortunadas, pero la reacción del gobierno chileno fue un poco desproporcionada", dijo, y envió un mensaje conciliador: "ambos países tienen mucho en común”.

Para el analista Vidarte, Chile y Perú poseen una agenda de intercambio comercial capaz de favorecer las inversiones para ambos países. Por ello, los conflictos políticos no deben afectar estos aspectos positivos. “El problema a causa del general Donayre se centra en aspectos sociales, coyunturales y afecta debido a la extrema sensibilidad peruano-chilena, que no es aconsejable tomar mucho en cuenta”, sostuvo. Finalmente y respecto del diferendo marítimo que enfrenta a ambas naciones, el experto manifestó que, pese a ello, “las relaciones siguen buenas y eso demuestra que estamos madurando y que podemos dialogar”. (América Economía)
__________________________
Señal de Alerta
por Herbert Mujica Rojas
12-8-2008

El Soldado Desconocido y la Rabona Heroica

¿Pudo Chile haber tenido mejor aliado que el megalómano asaltante del poder en Lima, Nicolás de Piérola? Hizo cuanto le fue posible para desabastecer, desorganizar, desmoralizar al ejército del sur y focalizó en Lizardo Montero su miedo, ineptitud, estupidez, privándole de refuerzos, armas, bestias, dinero y, sobre todo, respaldo en plena guerra. Los acontecimientos pesarosos de Tacna y Arica así lo prueban y todo señala con el dedo acusador al diminuto dictador cuya responsabilidad ha sido difuminada por la historiografía oficial, blanca y sesgada.

Derrotado el Huáscar el 8 de octubre de 1879, hundida en mayo la Independencia y detenida por casi seis meses, la invasión terrestre del Perú era parte de la guerra de invasión de Chile planeada con detenimiento, apoyo inglés e intereses mayúsculos en el guano y el salitre. No fue Bolivia ni su territorio aledaño al mar, fue Tarapacá y a la postre Arica las prendas de guerra, ricas y no negociables, las que ambicionaba y de las que se apoderó el enemigo.

Los prefectos que nombraba Piérola cumplían fidelidad hacia él, pero en desmedro de cualquier gloria del ejército del sur. Es decir Montero y su gente estaban condenados a perder en el campo de batalla, también, lo que en el campo de la logística había determinado un civil golpista y que fungió de director general de guerra.

En Tacna, como en Arica, en el Alto de la Alianza como en el Morro, sobresalió, cuasi desnudo y sin balas, por su valor epónimo, constancia, heroísmo y empuje, el Soldado Desconocido y cuando cayó derrumbado por proyectil enemigo, la Rabona Heroica empuñó el fusil y peleó reemplazando al compañero muerto y en muchos casos sacrificando la vida por la patria. Constantes, firmes, recurrentes, sus rostros indefinidos, que podrían ser la de millones de peruanos a lo largo y ancho del país, corren, disputan, disparan, una y mil veces en los campos de batalla dándole gloria al hombre y mujer de abajo que debió vibrar al compás de una sangre indomable que moría pero sin rendirse.

Pocas semanas atrás en el programa televisivo Fuego Cruzado enuncié que la nación aún debía ese gran homenaje al Soldado Desconocido y a la Rabona Heroica, verdaderos e inconfundibles peruanos guerreros.

En el Alto de la Alianza sucedió el prolegómeno del derrumbe total del ejército aliado. Piérola desde Lima instruía para que el flamante presidente boliviano Narciso Campero liderase las fuerzas conjuntas.
¡No, de ninguna manera, podíase suponer que al frente de los soldados podía aparecer el dictador de juguete! ¡Ni siquiera quiso premunir al ejército del sur del mínimo necesario para afrontar el compromiso en circunstancias honorables! Si en Tacna murieron miles de hombres y mujeres, no era sino la parte inicial de la tragedia terrestre sobre la cual, los desaciertos del dictador imponían la firma indeleble que la historia oficial se ha negado a señalar y denunciar. ¿Qué han hecho los historiadores?: maquillar dibujando volutas de cuanto aconteció porque acaso una traición meditada no alcanzaría ribetes de tanta y tan letal perfección.

Las finanzas nacionales no podían ir peor. Cerrado el crédito internacional, las arcas exhaustas, con un festival de decretos y hasta de actos inverosímiles, Piérola se había inventado hasta un "derecho" a señalar sucesor en cualquier contingencia, no podía haber sino el destino inevitable a que nos condujeron los sucesivos gobernantes del Perú desde 1821.

En Arica la superioridad numérica del enemigo se impuso. Para los fastos de la historia la heroicidad peruana tuvo en el Soldado Desconocido y en la Rabona Heroica instantes de consagración devota por los propósitos de la patria. En Bolognesi, Ugarte, Moore, lampos de gloria y civismo. El deguello por parte del invasor chileno de los heridos y sobrevivientes, muestra el salvajismo primitivo que sucesivas promociones de panegiristas han pretendido nombrar como parte de un comportamiento de guerra. En esas pampas y altiplanicies está firme como inolvidable, la sangre patriota vertida en defensa del Perú.

La campaña del Sur demostró la existencia de muchos Perúes y de severas fracturas entre los dirigentes de Lima, citadinos y díscolos y el interior más cercano a la tierra y habitante de su chacra, productor, pescador, labriego humilde o arriero de acémilas con rumbos conocidos. El mosaico nacional apareció nítido e inconfundible. No obstante ¿qué hicieron las clases dirigentes, limeñas y provincianas?
¡Nada de nada! Persistieron en la mansedumbre que el abusivo interpreta como servilismo y que Chile manejó con un concepto guerrero e invasor.

¿Para qué Perú habíase metido en una alianza con Bolivia que nos introdujo en una guerra de la cual nuestro país salía muy herido y merced a la que Bolivia no perdía nada? Sus terrenos aledaños al mar ya eran mayoritariamente habitados por chilenos y ¿qué ventaja nos daba ese pacto secreto de 1873 que nos generó la invasión del país y la pérdida definitiva de Tarapacá y Arica?

Uno de los capítulos más ocultos de la historia nacional pasa por la explicación razonable del tratado secreto. No lo era tanto, ya había sido publicado en una revista estadounidense sobre diplomacia entre los años que van desde su firma entre Perú y Bolivia hasta el principio de la guerra en 1879. ¿Por causa de qué se ha dicho que la misión de Lavalle en abril de ese año a Valparaíso y Santiago constituyó una habilidad diplomática? ¿No fue más bien una torpeza?
¿No fue ese mismo Lavalle el firmante del traidor tratado de Ancón de 1883?

¿Quién le cuenta al Perú por causa de qué el primer presidente civil Manuel Pardo echó a la basura la solicitud urgente y estratégica de Miguel Grau para la construcción de los blindados que equilibraran el poderío chileno absolutamente conocido? ¿cuáles fueron los intereses que se jugaron entonces? ¿no era el Perú de arriba contra el Perú de abajo que ayer como hoy, nada decidía, todo lo sufría y todo lo pagaba?

Luego de largos meses de torpeza y sólo después de derrotado el Huáscar en octubre de 1879, Chile se atrevió a invadir Perú y en ese año de 1880, Tacna y Arica surgirían como los emblemas de cómo lucha la gente de un país desorganizado, hundido en la bancarrota por culpa exclusiva de las élites corruptas. La maquinaria de guerra chilena había analizado y espiado con detenimiento las fallas locales y no hizo sino empujar un castillo de naipes pegado con materiales vulgares. La argamasa sólida de una nación no se hace con cobardes ni con falta de inteligencia. Aquí ambas taras sobraron desde siempre.

No obstante los baños de sangre que acontecieron en Tacna y Arica hay que preguntarse del porqué de muchas cosas que nunca han tenido respuesta, al menos las que el grueso del pueblo peruano anhelaba como parte del conocimiento histórico a que tiene derecho. Sin embargo hasta hoy, en medio de tanta modernidad y rapidez en las comunicaciones, las respuestas no llegan.

Por las calamidades del olvido, también permanece en el claroscuro el papel que cupo al constructor de ferrocarriles Henry Meiggs que trajo al Perú nada menos que durante el gobierno de José Balta la cantidad de 20 mil ó más trabajadores chilenos. ¿Cuántos espías hicieron sus delicias sin que nadie les molestara? ¿no fue acaso un hacendado inglés cómplice de proporcionar planos en las puertas de Lima en enero de 1881?

¿Cómo pudo una civilidad que apenas si había oído hablar de Chile y divorciada desde el interior con la Lima de entonces, en cuyo vientre funcionaba un gobierno producto del asalto del 21 de diciembre de 1879, en plena guerra y con un dictador de opereta, Nicolás de Piérola, dar tanta cuota de sacrificio, sangre y honor en defensa de un país oficial que no los consideraba como peruanos? ¿sino como esclavos o inferiores?

Un Perú desde abajo y desde adentro insurgió bien sea como soldado, apoyo, rabona, resistencia, cocina, zapatería o costurería y hasta primeros auxilios, dando la mano, el brazo y el pecho, al esfuerzo de guerra. Un Perú indio, cholo, mestizo, provinciano, acudió al clarín guerrero y en defensa de la patria cuando así se le demandó con el enemigo en la puerta de las ciudades que habían de invadir, saquear y asesinar. No obstante, el Soldado Desconocido y la Rabona Heroica dieron todo de sí y hasta hoy Perú no rinde el gran homenaje a que tienen pleno derecho los pueblos de toda la nación.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu