domingo, 7 de diciembre de 2008

DE LA AUTORREALIZACION A LA AUTODESTRUCCION....A PROPOSITO DEL DOCTOR MAX ALVAREZ


-----Mensaje original-----
De: Guillermo Tejada Dapuetto [mailto:gtejadad@speedy.com.pe]
Enviado el: Domingo, 07 de Diciembre de 2008 07:06 a.m.
Asunto: DE LA AUTORREALIZACION A LA AUTODESTRUCCION...A PROPOSITO DEL DOCTOR MAX ALVAREZ

Sr. Director:

DE LA AUTORREALIZACION A LA AUTODESTRUCCION

Hay personas que viven el momento y no saben como lo hacen, esas personas creen que sus actos negativos siempre pasaran desapercibidos sin darse cuenta que existe una sociedad que juzga y repudia los actos intolerables de la inmoralidad.

Algunas de esas personas son de un status social importante. La droga, la manipulación sexual, la soberbia de creerse intocables y los todopoderosos de la sociedad, no son ajenos a este mundo que supuestamente es de primer nivel.

Recordemos que el doctor Max Álvarez, cirujano plástico profesional, fue un participante importante de dicho status y un conocido de nuestro “Chollywood” y, por ende, gente públca.. Sus constantes logros en la medicina utilizando la belleza plástica en sus pacientes, le hizo ganar mucho dinero y posicionarse en este nivel social.

Pero cuando una persona llega al nivel más alto de la pirámide de Maslow (la autorrealización) no queda satisfecha en plenitud. Mencionaremos pues, que el ser humano por naturaleza propia siempre quiere llegar a sus objetivos trazados y ambiciona tener todo lo que desea, hay veces sin importar que medios deba utilizar para llegar a ello.

Pero hay otro ángulo científico con respecto a la mencionada pirámide; según los expertos en Relaciones Públicas, la persona al llegar a este nivel tan alto de la pirámide y no tener más techo que alcanzar, empieza una faceta asociada con la autodestrucción (lo contrario a la autorrealización), realizando actos negativos muy distintos a su habitual comportamiento logrando su degrado individual de manera inconsciente. ¿Se puede decir que el doctor Álvarez se autodestruyó?

Entonces esta nueva visión del comportamiento humano le cae como anillo al dedo al doctor y lo explicamos de la siguiente manera:

Max Álvarez fue el mejor cirujano de Lima y lo tenía todo (propiedades, dinero, status social y andaba rodeado siempre de bellas mujeres), es decir, estaba autorrealizado completamente, pero vio caer su carrera poco a poco cuando en su quirófano de operaciones murieron un par de mujeres que recurrieron a sus servicios profesionales. Ellas fueron Ángela Chuquilin Tacto y Carla Badaracco, dos señoritas que sólo buscaban ser un poco más bellas de lo que eran. Este declive se vio suscitado específicamente por las drogas, que de a pocos iba dominando sus actos e incluso lo transformaban en un espectro infernal cuando estaba en sala de operaciones.

Trastornado por las drogas, incurrió en actos inmorales y empezó a abusar de las mujeres sexualmente cuando ellas iban a consulta. Fue precisamente una paciente que lo denunció, la ex vedette Lucy cabrera, que con video en mano demostró que el doctor Max practicaba la mala medicina y se aprovechaba de la situación por el adormecimiento de la anestesia.

Ahora paga una condena en el penal de Lurigancho y le quedan unos cuantos años más para cumplir su castigo. El arrepentimiento abunda en su ser, su nivel, sus propiedades, sus amistades y familiares, casi todo lo perdió, porque sus propios actos llegaron a autodestruirlo y él sólo se excluyó de la elite a la que pertenecía.

¿Hay que llegar a estos extremos para darnos cuenta que nuestros actos no son correctos? No es difícil saber que lo que hacemos está mal desde todo punto de vista, y menos para una persona preparada como él.

¿Acaso creyó que nadie se enteraría?, todo se sabe y se paga en la vida. Hoy en día sus propios hijos, sus demás familiares y amigos le dan la espalda, lo tienen abandonado y no le llevan dinero para subsistir dentro del penal. Se sabe incluso que uno de sus hijos está apunto de quitarle todas las propiedades porque cometió el error de dejarlos a nombres de ellos.

Pero que se puede esperar si no les dio un buen ejemplo como padre. Como dice el conocido y famoso refrán “cría cuervos y te sacaran los ojos”. ¡Qué lastima doctor!, usted que lo tenía todo.

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
gtejadad@speedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.blogspot.com
_________________________
TROME 02 de Julio de 2008

'A Angie le puse siliconas francesas'
Por Tábatha Paredes León

• Tras los barrotes de su celda, en el penal de Lurigancho, el cirujano Max Álvarez alza su voz para decir que no es culpable del problema que sufrió la Jibaja, a quien se le reventó una de las siliconas que le puso en los pechos.
• Recordó que también operó a Tula Rodríguez y Maribel Velarde.
• Cuenta que a Keiko Fujimori le agrandó los ojos y a Paula Marijuán la cambió totalmente porque 'parecía fisicoculturista'.

Doctor Max Álvarez, usted operó a Angie Jibaja. ¿Cuándo le puso los implantes de senos?
En el 2001. Le puse unas siliconas francesas hermosas con doble capa. Las mejores en aquel tiempo, lo último, lo más moderno.

¿Qué pasó, entonces? ¿Por qué tuvo una infección?
Infección, no pudo haber tenido y te digo por qué. En primer lugar, porque si hubiese sido una infección, el médico Augusto Campbell habría sido un irresponsable por haber esperado ocho días para operarla. Todos los médicos sabemos que, una infección puede ser mortal. En segundo lugar, porque esas prótesis que yo le puse estaban recubiertas, de ninguna manera se pudo haber escapado algún líquido o algo parecido. Esas cosas son falsas. Lo que sí pudo tener es una contractura.
¿Escuchó usted al médico?
Claro, y apunté sus contradicciones. Primero dijo que era tal vez producto de un golpe, algo que es falso y no había cómo probarlo, porque un golpe a la altura de esa zona deja marcas. Segundo, porque primero señaló que era una infección y, luego, se desdijo.

Entonces, ¿qué le pasó a Angie? ¿O usted hizo un mal trabajo?
Nada. Lo más probable es que haya tenido una contractura, que es el endurecimiento de la piel que cubre la silicona. Esas cosas provocan dolor, pero nada de riesgo. Hasta me atrevería a pensar que todo fue exagerado para poder salir de 'Santa Mónica'.
¿Una farsa?
Claro. Tú no sabes todo lo que uno puede hacer para ver, aunque sea un rato, la calle. Para salir de esta prisión, uno hasta el muerto se puede hacer. Lo sé yo que estoy acá.

¿Conoce al doctor Augusto Campbell?
No lo conozco, no sé quién será. Profesionalmente nunca supe de él, hasta que entré acá. Quien sabe si luego, sí se haya convertido en algún profesional destacable.
¿Cómo conoció a Angie Jibaja?
La conocí en el 2000 ó 2001. Ella llegó recomendada por su mamá y un amigo muy importante. Era flaquita, rubia, bastante agraciada, pero no impactaba como lo hace ahora. Era una más.

¿Cuánto le cobró por la operación?
El precio fue de mil 500 dólares, pero ella solo pagó 400. Es que venía con recomendación y, bueno, solo pudo pagar ese precio
¿Qué más le hizo?
Una lipoescultura, le cambié el look. Le saqué ese rubio espantoso y ahora es lo que es. Gracias, en gran parte, a mis consejos.
Le quedó debiendo.
Sí, pues, pero no hubo problemas, porque su mamá me la recomendó mucho.

¿Ella también pasó por su quirófano?
Sí, le hicimos algo muy chico, aumento de busto y una lipo. Algo sencillo. Era una mujer muy linda y joven, y eso ayudó, se cuidaba mucho.
¿A quién más operó?
No es ético que te lo diga, pero bueno, las que ya se conocen. Son: Paula Marijuán, a quien tuve que cambiar totalmente, pues parecía fisicoculturista. Después, a Tula Rodríguez, a Charito Barragán, la ex esposa de Alan Wong. A las Fujimori también, a Keiko y su mamá, a Maribel Velarde y tantas, que ya ni me acuerdo. La memoria me falla.

¿Y ellas le pagaron o también le deben?
Paula Marijuán fue por un canje y, desde que caí aquí, nadie me ha vuelto a ver. Tula sí me pagó, a ella le cambiamos el cuerpo. Era una chica agraciada, pero tampoco llamaba la atención por sus rasgos bastante marcados. Keiko y su madre sí me pagaron, unas damas.
¿Y qué les hizo a ellas?
Les arreglé los ojos. Los tenían muy jalados y querían una 'mirada diferente'.
________________________
EL TROME JULIO 3, 2008

'Max da pena y hasta sus hijos lo han abandonado'
Por E. Castillo

No aguantó la risa y, finalmente, terminó sintiendo pena. La gaucha Paula Marijuán comentó que conoció al cirujano Max Álvarez en el año 2000, antes de participar en la novela 'Éxtasis'. En ese tiempo la operó porque "era una maga; es decir, nada por aquí, nada por allá".

Él dice que tenías cuerpo de fisicoculturista y casi te reconstruyó..
Tengo las piernas y los brazos marcados, debido a que siempre he practicado deportes. Sin embargo, debo decir que sus declaraciones muestran la poca lucidez que tiene una persona que no es libre. Además, ha mostrado no tener ética profesional para dar los nombres de sus pacientes.

¿A qué crees que se deban sus declaraciones?
Una persona privada de la libertad sufre mucho y cambia, por eso, sus hijos ahora lo han abandonado. No es que sea mala, pero siento pena por todo lo que está viviendo. Se nota que está desesperado y necesita un poco de atención.

¿No le guardas rencor a Max Álvarez por estas cosas?
Nada qué ver, pues antes lo ha dicho y quedó en nada. A mí me puso las prótesis en los senos y después de unos años una me causó dolor, sufrí una contractura que suele ocurrirle a algunas pacientes. No le hecho la culpa de eso, ya que es un riesgo. Por mucho tiempo estuve mal, pero me he recuperado gracias a otra operación y me siento mejor que nunca.

¿Te enteraste de la cancelación del espacio 'El Gordo y el Flaco'? ¿Qué piensas?
Una cancelación siempre es lamentable, pues mucha gente se queda sin trabajo. Sin embargo, Mauricio es un 'camión'. Estoy segura que esto le afectará solo unos días, ya que tiene varios proyectos por realizar.

¿Estás al tanto de todas sus cosas?
Nada de eso, él es padre de mi hijo Máximo y hay cosas que me cuenta. No estoy detrás de él, ni le pregunto sus cosas.

Ayer dijiste que en una relación anterior estabas ciega y, al final, descubriste que te mentía. ¿Aún te duele eso?
Nada que ver, todo está superado. No mencioné nombre alguno respecto a ese hecho, pero prefiero no echar más leña al fuego, pues las cosas se encuentran bastante tranquilas.

Daysi Ontaneda lanzará su revista de espectáculos y dijo que le gustaría entrevistarte. ¿Aceptarás?
No, no podría pienso que debemos tener ética, después de todo lo sucedido. La respeto, porque es madre de los hermanos de Máximo y espero que le vaya bien en su desempeño profesional.
_________________________
TROME 14 de Julio de 2008

'Hice la lipo y aumenté busto por canje a Tula'
Por Tábatha Paredes León

• Desde 'Luri', cirujano Max Álvarez dice mentirosa a 'Peludita' por negar operaciones. Afirma que 'JB' y Athala lo saben.

En su reaparición pública, Tula Rodríguez negó que Max Álvarez la haya operado para mejorar su cuerpo. El cirujano, quien está recluido en el penal de 'Lurigancho' por la muerte de la argentina Carla Badaracco, se reafirmó y dijo que sí le hizo una liposucción y aumento de busto, por un canje con las integrantes del elenco del programa de 'JB', donde ella trabajaba.

El llamado 'Doctor sexo' indicó que de ello fue testigo Athala Meza, ex esposa de Jorge Benavides, y Tula quedó tan bien, que llevó a su prima Giovanna Rodríguez, quien también quería ser vedette.

Doctor, Tula ha negado que usted la haya operado.
Ahora, nadie me conoce. Nadie quiere decir que se operó conmigo. Todas me niegan. No me sorprende, pero eso es algo fácil de comprobar. Mira, la operación se realizó cuando ella trabajaba en el programa con 'JB'. (Jorge Benavides) en 1995, más o menos. No recuerdo el nombre del programa. Pienso que era 'JB Noticias'. A todas las chicas del elenco se les hizo un canje y se las operó. No tengo por qué mentir, pregúntenle a Athala, la ex esposa de 'JB'. Ella sabía de todas las operaciones que se hizo al elenco.

Pero Tula dice que quizá usted se quiere 'colgar de su fama'...
(risas) Que yo esté acá en Lurigancho, no significa que haya perdido toda mi trayectoria profesional. Cómo se le ocurre que me voy a colgar de su fama, si yo soy un médico con 30 años de carrera y ella, pues.Si quizá cree que lo que pasó con Carla Baradacco me desmerece totalmente, está equivocada. Yo admito que cometí un terrible error y sufro mucho por eso, pero no significa que sea un 'don nadie'. Soy un médico y fui reconocido internacionalmente por mi arte con las manos.

¿Qué le hizo exactamente a Tula?
Una lipoescultura y aumento de busto. A todas las chicas de ese programa las operé por canje, como es en televisión, y no es antiético decirlo. Es más, Tula quedó tan satisfecha, que me llevó a su prima Giovanna Rodríguez, una chica que también quería ser vedette.

¿También la operó?
Le hice lo mismo. Lipo y busto. Quedó muy bien, solo que después se quejó con la prensa que sufría molestias. Tú sabes cómo son esas chicas, tratan de llamar la atención con cualquier cosa y, bueno, en ese tiempo, yo era uno de los doctores más asediados. Todas querían ser operadas por mí.
¿A Tula le puso glúteos?
No. Yo no trabajaba con glúteos, no era mi especialidad.

'PAULA MARIJUÁN DEBE DARME LAS GRACIAS'
Paula Marijuán dijo que usted le daba pena, porque reveló que la operó.
Paula Marijuán debería darme las gracias, en vez de criticarme. Ella llegó a mí por canje con 'Iguana producciones'. Llegó, como ya lo dije antes, con el cabello negro y con el aspecto de fisicoculturista, porque, si mal no recuerdo, ella vino al Perú para competir, pero se quedó tras el cambio que le hice. Hasta el color del cabello se lo cambié, porque el color negro le endurecía la mirada. No quiero nada de ella, solo que se acuerde de lo que yo hice en su vida.
También dijo que los implantes que usted le puso le hicieron daño.

Daño, no creo. Habrá tenido lo que tuvo Angie (Jibaja) una contractura, nada más. eso no es una infección, ni algo grave.
¿Está molesto con Paula Marijuán?
Molesto, no. Fastidiado sí, porque ahora que estoy acá (en Lurigancho), nadie me conoció y eso no es posible, pero bueno, así es la ingratitud de las personas.
_______________________
LA PRIMERA 18 de Julio de 2008

César Hildebrandt

La escritora Angie Jibaja

La editorial “Planeta” habría descubierto a nuestra Sagan, a nuestra Sarraute, a nuestra Poniatowska. En todo caso, a la literatura peruana como que le hacía falta una celebridad que, frente a Vargas Llosa, encarnara la simetría y el cuoteo que tanto reclaman las manuelas.

Por las noticias de ayer podemos decir que esa Restrepo nuestra se llama Angie Jibaba y tiene –dicen– la virtud de ejercer el realismo sucio sin saberlo y de imitar vitalmente a Bukowski sin haberlo leído y de caminar por el mundo a lo Kerouac sin tener ni idea de Kerouac. O sea, instinto puro dictado desde los forros.

Pero también es que “Planeta” quiere hacer en estos reinos amables lo que hizo en España: convertir en vendible todo lo que se edite bajo su nombre.

Allá en España hicieron escritores por resmas y manadas, al peso y en barcazas. ¿Habías pasado por las manos de media farándula? Pues te editaban contando tus memorias de tualé y ponían en la tapa “Polvo de estrellas” o algo parecido, con lo que “Planeta” poblaba sus arcas y la niña en cuestión recibía su 10 por ciento, que era menos de lo que solía cobrar pero que estaba compensado por el hecho de que la habían hecho escritora y hasta había tenido una cola de pedigüeños esperando su firma el día de la presentación del libro.

Escritores mediocres, periodistas grises, mitómanos profesionales, bataclanas y despatarradas, borrachos al viento, sobones en racimo y todos los que tuvieron sus quince minutos de gloria aparecieron un día con su libro de letras grandes y grandes letras pagadas puntualmente.

Hasta que llegó el momento con el que había soñado el viejo Lara, el fundador de esa casa editora: “Planeta”, que para ese entonces ya había comprado todas las editoriales antagónicas, decidía quién era y quién no era en un mundo cultural donde las reseñas se alquilaban y la mayor parte de las críticos había optado por el oficio que había hecho famosa a Xaviera Hollander.

¿Cocinabas bien? Pues lanzaban tu libro inventándote una vida aventurera y tres amoríos de verano aunque sonoros. ¿Habías robado un banco ladrillo tras ladrillo pero tenías un apellidote con teflón? Pues allí estabas impreso con cara de víctima y una historia de persecución que escribía otro estirando la imaginación hasta quebrarle los huesos. Y así por el estilo.

“Planeta” convirtió en dinero masivo lo que aquí ha sido siempre labor de artesanos. Y en vez de escritores, a los que servía de vez en cuando con un premio previamente arreglado, creó una legión de grafómanos y una lectoría chismográfica.

Y todo lo que tocaba “Planeta” era oro. Gracias a “Planeta” el insufrible Antonio Gala vendió como nunca en “El corte inglés” y hasta Sánchez Dragó, asesino serial de la novela, recibió su primer premio de “Planeta” y hubo que comprarlo para apostar en qué página nos quedaríamos dormidos.

Aquí ya sabemos a quiénes publica “Planeta” y qué mafia acrisolada trabaja al alimón con este monstruo que aspira a borrar todo asomo de editorial nativa.

Lo de ayer, sin embargo, como que supera a la exageración. He visto y oído el video de Angie Jibaja a la salida de Canal 4 porque no me bastaron los despachos escritos.

“Quiero agradecer a la editorial “Planeta” por hacerse cargo de estos pensamientos”, ha dicho la señorita Angie Jibaja muy emocionada.

Se refería al hecho de que “Planeta” ha recibido los manuscritos carcelarios de la Jibaja de manos de quien aparece como su Carmen Balcells, o sea su agente literario (y más tarde quizá su albacea), es decir el estilista Marco Antonio.

Y uno de los directivos de “Planeta” dijo a RPP que “el testimonio de Angie Jibaja podía ser de valor para los lectores”.

“Escribir te descarga de todos los momentos que estás pasando”, dijo la señorita Jibaja. Y luego de decir que escribió cada día de los que estuvo en prisión por cortarle la cara a una parroquiana, añadió de lo más misteriosa: “También estoy escribiendo la parte de adelante de esto, para que vean que siempre hay un cambio...”

Los ansiosos lectores esperan, claro, que la parte de adelante (de la obra) sea tan buena como la parte de atrás. Pero eso ya depende de qué negro literario le adjunte “Planeta” a tan prometedor retoño de las letras peruanas.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu