miércoles, 1 de octubre de 2008

SALOMON LERNER: "DE LOS CONGRESISTAS YA NO ME SORPRENDE NADA"


PERU 21 OCTUBRE 3, 2008

"De los congresistas ya no me sorprende nada"

Salomón Lerner Febres, ex presidente de la desactivada Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), responde sobre la citación que el Congreso cursó a los comisionados, para que expliquen la metodología que usaron para determinar el número de las víctimas.

Lerner dice que los cuestionamientos a los métodos de la CVR son 'bajos'.
Por Carmen Mendoza.

La Comisión de Defensa los ha citado para que expliquen la metodología científica que usaron para determinar el número de las víctimas. ¿Acudirán?
Es una novedad, pero no tenemos ningún inconveniente en acudir con nuestros técnicos para presentar lo que ha sido explicado en muchas ocasiones. Cada informe se basa en nombres y apellidos concretos, en datos cruzados, en más de un testimonio… No fue un alegre recuento de muertos para formar un número impresionante. Hay mala fe cuando se plantea eso. Tenemos un mapeo de varios miles de sitios de entierro y, más allá de que los congresistas pierdan un poco el tiempo como para justificar un dinero que no merecen, el Estado debería de ocuparse en hallar los restos de las víctimas.

El acuerdo se tomó en Palacio de Gobierno. ¿Le llama la atención?
Creo que el presidente Alan García, con todos los problemas en el mundo, con todos los esfuerzos para llevarnos a las próximas Olimpiadas, quiere sumar a esos grandes problemas el uso que se le dio al dinero de la CVR.

¿No le extraña entonces?
De los congresistas ya no me sorprende nada, y del señor García, tampoco. Cuando hay gente muy cortesana con el poder, puede venir cualquier cosa.

¿Por qué cree que, en estos momentos, legisladores como Luis Giampietri y Cecilia Chacón se dedican a este tema?
Usted está dando las razones. Son nombres concretos, con intereses concretos, además de una mala comprensión que tienen los militares respecto de nuestra intervención en el conflicto. Es una motivación política, y creo que es una manera de desviar la atención pública frente a los gravísimos problemas que tiene el propio Congreso para intentar legitimarse ante la opinión pública.

La congresista Chacón pidió que se investigue el uso de fondos de la CVR...
La señorita Chacón parece que no sabe que en la web de la CVR estuvo colgada la información sobre todos los gastos. No sabe que tuvimos que conseguir casi el 50% del dinero. Parece que no sabe que yo trabajé ad honórem. Lo que hay ahí es un afán de distraer y una mala conciencia. La señorita Chacón, hija de un general comprometido con el fujimorismo, tendría que darse el trabajo de ir a la Defensoría del Pueblo. Ahí están todas las facturas y documentos.

¿Con todo esto se pretende deslegitimar el trabajo de la CVR?
Sí, creo que están buscándole tres pies al gato. El objetivo es ese, pero como el Congreso hace muchas de sus cosas tan mal, de una manera tan poco inteligente, les saldrá el tiro por la culata y los que se desprestigian son justamente ellos.
*
¿Los congresistas están actuando a nombre de las FF.AA. o del Gobierno?*
Dígame si el señor Giampietri, más allá de su condición de vicepresidente, no representa a las FF.AA. Eso es clarísimo. La idea es decir “al ladrón, al ladrón” para distraer a la gente de lo que es importante y de los casos donde los militares están muy comprometidos.
______________________________
PERU 21 OCTUBRE 3, 2008

"Para quien no hace nada y quiere meterse la plata al bolsillo, es ideal"

Percy Medina, secretario técnico de Transparencia, cuestionó la decisión del Congreso, de incorporar los gastos operativos como parte del sueldo de los legisladores, y dijo que este cambio afectará a los representantes de provincias.

El secretario técnico de la Asociación Civil Transparencia, Percy Medina, dijo que los congresistas no han tomado “la mejor de las decisiones” al aprobar una modificación que incorpora a sus sueldos el monto de 7,600 soles que se les entregaba por concepto de gastos operativos, recursos del Estado sobre los que debían rendir cuentas a la Oficina de Tesorería. Ahora ya no lo tendrán que hacer.

Con el voto a favor de 61 legisladores, 17 en contra (nacionalistas y upepistas) y dos que no votaron, la representación nacional aprobó la resolución legislativa que modifica el artículo 22° del Reglamento del Congreso – que tiene fuerza de ley –, con lo que se incorporan los gastos operativos al sueldo mensual de cada legislador; es decir, esta decisión significa, en términos prácticos, un aumento encubierto de sueldos.

Dicho aumento se presenta como una asignación especial que será afectada con el Impuesto a la Renta y no será pensionable ni homologable, según el texto aprobado.

“Creo que no se ha tomado la mejor de las decisiones para efectos de cautelar el gasto que hacen los congresistas en representación. En un sentido, es bueno salir del tema y que los gastos operativos no sean fuente de problemas, pero es una pena que a los congresistas que realmente ejercen labores de representación en sus regiones se les vaya a cobrar impuestos por gastos en pasajes, oficinas descentralizadas, organización de audiencias”, dijo Medina

Añadió que ahora el monto de gastos operativos, que pasa a llamarse ‘asignación especial’, estará sujeto a una tasa bastante elevada – 30% de Impuesto a la Renta – y que, por lo tanto, se disminuye la efectividad de esos recursos para los representantes de provincias.

“Para quien no hace nada y quiere meterse la plata al bolsillo, esta decisión resulta ideal porque no hay que dar cuenta de nada, y ahí sí hay un aumento encubierto. Lo que creo es que la mayoría de congresistas que vienen de las regiones, efectivamente, hace uso de sus gastos operativos para labores de representación”, comentó.

Cabe precisar que algunos legisladores reconocen que este es un aumento de sueldos. Raúl Castro (UN) y Oswaldo Luízar (UPP) – el primero votó a favor y el segundo en contra – coincidieron en admitir que, en la práctica, va a ser un incremento de sueldo.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu