miércoles, 22 de octubre de 2008

¿FASCISMO EN EL FUTBOL EN PLENO SIGLO XXI?

-----Mensaje original-----
De: Guillermo Tejada Dapuetto [mailto:gtejadad@speedy.com.pe]
Enviado el: Miércoles, 23 de Octubre de 2008 06:18 a.m.
Para: 'gtejadad@¿yahoo.com'
Asunto: ¿FASCISMO EN EL SIGLO XXI?

Sr. Director:

¿Fascistas en el siglo 21?

No se puede concebir que en la actualidad haya gente en el mundo que piensa y actúa de una manera totalmente anticuada. El mundo cambió y cambió para bien. Los de la mentalidad racista, discriminatoria, destructiva, asesina como los Hitler o los Mussolini, ya murieron hace mucho y no vale la pena seguir sus pasos, porque aquellos, sólo se dedicaron a degradar al ser humano y a provocar guerras absurdas que a las finales no llevo a ningún buen fin, al contrario, sólo consiguieron la humillación y rechazo de la humanidad.

Los nazis y los fascistas ya pasaron de moda hace bastantes décadas. Ahora, en la actualidad, hay algunos personajes rezagados que quieren nuevamente resurgir de manera indirecta (directa en muchos casos) este tipo de conceptos ideológicos. Para ello tomamos como ejemplo los encuentros futbolísticos en los estadios italianos, donde muchas veces se muestran carteles racistas para aquellos extranjeros que juegan en su liga como los negros o los latinos. A pesar de que ya la UEFA ha condenado estos actos de discriminación y no se hace alusión al racismo en estos recintos, la gente de la calle aún sigue tratando mal a aquel que es distinto a ellos, incluso podemos mencionar a algunos jugadores de los grandes equipos de Italia y Europa como son Christian Abbiati (portero del Milan), Di Canio (jugó en el Lazio), Gianluigi Bufón (portero del Juventus), Fabio Cannavaro (Real Madrid) y muchos jugadores importantes que además juegan en la selección de Italia, aparecen con dibujos o estampas en sus camisetas, o como también, flameando banderas de significado fascista y nazi, cosas que no se ajustan a la realidad del mundo actual.

Dejémonos de pensar y difundir ideologías que no llevan a un bien común, porque la humanidad está muy sensible con el tema del racismo y la discriminación, ya que la globalización ha demostrado que todos somos importantes en este mundo sin importar de que raza seas o que credo profeses. Todos somos hermanos y debemos unirnos para luchar contra la pobreza en el mundo y también por el medio ambiente que es un tema cada vez más preocupante. Ya no pensemos en cosas absurdas, como lo dije, los nazis y los fascistas ya murieron hace mucho y retroceder, sería hacerle daño al ser humano nuevamente y entrar a un mundo de guerras y destrucción. A estas alturas cuando los países quieren unirse comercialmente a través de tratado de libre comercio o caminar al ritmo de la denominada globalización, aprovechemos en confraternizar y hacer de la raza humanauna sola sin discriminación de ningún tipo.

Guillermo Tejada Dapuetto
DNI 07541222
gtejadad@speeedy.com.pe
www.guillermotejadadapuetto.blogspot.com
_______________________________

-----Mensaje original-----
De: valetodo@yahoogroups.com [mailto:valetodo@yahoogroups.com] En nombre de Rigoberto Soto Alva
Enviado el: Martes, 21 de Octubre de 2008 07:30 a.m.
Asunto: Valetodo - Italia, Futbol y fascismo

Italia
Futbol y fascismo

Miguel Mora
El País

Los futbolistas saben que, con el viento que sopla en la Italia actual, declarar esa verdad no supone ya un peligro para sus carreras Christian Abbiati, el portero del Milan que jugó la temporada pasada en el Atlético, ha salido del armario político. Siempre fue fascista en privado, pero ahora, tras confesar en una entrevista que, aunque rechaza "las leyes raciales y la alianza de Mussolini con Hitler", todavía comparte los ideales fascistas de "la patria, la religión católica y el orden", es ya un fascista en público.

Abbiati es algo así como el nuevo Di Canio, aquel habilidoso extremo derecho que jugó en el Lazio y después en Inglaterra, donde sus éxitos con el pie apenas consiguieron disfrazar su cabeza exaltada. Se dice que el calcio ha sido siempre silenciosamente de derechas, como sus ultras -salvo excepciones como la del Livorno-, y en estos extraños tiempos que vive Italia, en los que incluso ministros como Ignazio La Russa se atreven a celebrar el día de la República lanzando proclamas revisionistas, la barra libre parece haberse abierto para todos.

"Los futbolistas saben que, con el viento que sopla en la Italia actual, declarar esa verdad no supone ya un peligro para sus carreras", ha escrito esta semana La Repubblica. El ejemplo de Abbiati, que además guarda una estatua de Mussolini en su casa, es especialmente curioso porque el portero es un habitual entre los líderes de Cuore Nero, sucursal neofascista de culto para los ultras del Inter, el eterno rival. ¿Qué pensarán de eso los tifosi del Milan? De momento, solamente en Zúrich, donde el equipo jugó en la Copa de la UEFA el jueves, el portero fue recibido con pancartas de protesta.

Pero su caso está lejos de ser único. Hay varias figuras del calcio que han sido asociadas al fascismo. El más conocido es Gianluigi Buffon, portero del Juventus, que fue denunciado por la comunidad judía de Roma por llevar la camiseta con el siniestro número 88 que remite al funesto Hitler. "No lo sabía", dijo, aunque luego escribió en otra camiseta el eslogan mussoliniano, Boia chi molla (A la guillotina el que se rinda) y, durante las fiestas de celebración del Mundial de 2006, se presentó con otra pancarta polémica, Fieri di essere italiani (Orgullosos de ser italianos), cruz celta incluida.

Entre los fascistas por azar se encuentra el madridista Fabio Cannavaro, capitán de la selección, que hizo ondear una bandera italiana con un signo fascista. "No soy un nostálgico, pero no soy de izquierdas", jura ahora el napolitano, que en 1997 promocionó en la radio las colonias de verano Evita Peron, gestionadas por la derecha radical. Según su representante, Gaetano Fedele, fue "instrumentalizado sin saberlo".

Otro portero, Matteo Sereni, salido de la muy derechista cantera del Lazio, juega hoy en el Torino y duerme con el busto de Mussolini sobre la cabecera de la cama.
En Roma, los expertos han notado un peligroso contagio entre la curva neofascista y algunas jóvenes estrellas locales. Daniele De Rossi, mediocentro y capitán cuando falta Totti, simpatiza con Forza Nuova. Su colega de puesto y selección, Alberto Aquilani, colecciona bustos del Duce y comulga con la corriente xenófoba que aqueja al país: "Los inmigrantes son un problema".

Esvásticas en los estadios, episodios racistas en los partidos (seis en la última temporada) y jugadores negros insultados por los defensas los hay en muchos sitios de Europa. Pero Mario Balotelli, la espigada y potente promesa del Inter, italiano negro de origen ghanés, sabe que el fascismo fue inventado en Italia, como comprobó en un partido contra los juveniles del Ascoli. "Desde el principio hasta el final, me estuvieron diciendo: 'No hay negros italianos'. Era el eslogan de los fascistas. Me quería ir del campo", recuerda.

Pero, ya se sabe, el fútbol mueve montañas. Quizá por eso Ricardo Quaresma, el extremo portugués de etnia gitana que ha llegado del Oporto al Inter de la mano de su paisano José Mourinho, fue recibido por docenas de tifosi interistas cuando llegó al aeropuerto. Semanas después, los Cuore Negro han festejado con pintadas racistas la muerte de un gitano rumano de 14 años en un incendio fortuito.
__._,_.___
EL COMERCIO SETIEMBRE 5, 2008

La "Serie" A del fútbol italiano 2008-2009 sumó 66 nuevos extranjeros

8:41 | De los 35 sudamericanos, 13 son argentinos, nueve brasileños, ocho uruguayos, tres colombianos y dos chilenos

Redacción deportes (EFE).- La Primera división italiana de fútbol (Seria A) estrena para esta temporada 2008-2009 a 66 nuevos jugadores extranjeros, veinte más de los que sumó en la precedente temporada, con una presencia de 35 sudamericanos que representan más de la mitad de las incorporaciones de los veinte clubes.
De los treinta y cinco sudamericanos, trece son argentinos, nueve brasileños, ocho uruguayos, tres colombianos y dos chilenos

A diferencia de anteriores temporadas, el 'Calcio' vuelve a contar en su máxima categoría con un jugador español: el joven Iago Falque, que proviene del Barcelona y que ha sido internacional con la "sub'17" y la "sub'19", y que ha sido fichado por el Juventus Turín.

Las otras nacionalidades de los nuevos jugadores extranjeros que actuarán esta temporada en la "Serie A" italiana son: seis suizos, cinco serbios, tres franceses, dos suecos, dos rumanos, dos daneses, dos eslovacos, dos portugueses, un austríaco, un ghanés, un griego, un nigeriano, un ucraniano y un noruego.

Destacan entre las nuevas incorporaciones las presencias de los brasileños Ronaldinho (Milán) y Baptista (Roma), del francés Mathieu Flamini (Milán), del argentino Diego Milito (Génova), del danés Christian Poulsen (Juventus Turín), del portugués Ricardo Quaresma (Inter de Milán) y la vuelta del ucraniano Andrey Shevchenko (Milán).

La lista por nacionalidades de nuevos jugadores extranjeros en la Primera división del 'Calcio' 2008-2009, es la siguiente:

- Argentina (13): Diego Milito (del Zaragoza al Génova), Jonathan Bottinelli (de San Lorenzo al Sampdoria), Juan Pablo Carrizo (del River Plate al Lazio), Germán Denis (del Independiente al Nápoles), Mauro Zárate (del All' Saad al Lazio), Carlos Matheu (del Independiente al Cagliari), Ezequiel Carboni (del Salsburgo al Catania), Nicolás Domingo (del River Plate al Génova), Pablo Ledesma (del Boca al Catania), Santiago Morero (del Tigre al Chievo Verona), Cristian Llama (del Newell's Old Boys al Catania), Marcelo Larrondo (del Progreso al Siena) y Cristian Battocchio (del Newell's Old Boys al Udinese).

- Austría (1): Jürgen Säumel (del Sturm Graz al Torino).

- Brasil (9): Ronaldinho (del Barcelona al Milán), Julio Baptista (del Real Madrid al Roma), Melo Felipe (del Almería al Fiorentina), Kerlon Foquinha (del Cruzeiro al Chievo Verona), Coelho (del Corinthians al Bolonia), Siqueira Jefferson (del Paraná al Fiorentina), Matuzalem (del Real Zaragoza al Lazio), Leonardo Aro (del Internacional al Lecce) y Basso Lisboa (del Gremio al Reggina).

- Chile (2): Alexis Sánchez (del River Plate al Udinese) y Carlos Carmona (del O'Higgins al Reggina).

- Colombia (3): Chara Lerma (del Quindío al Cagliari), Mario Yepes (del PSG al Chievo Verona) y Juan Zúñiga (del Medellín al Siena).

- Dinamarca (2): Christian Poulsen (del Sevilla al Juventus Turín) y Simon Kjaer (del Midjyland al Palermo).

- Eslovaquia (2): Libor Kozak (del S.Opava a la Lazio) y Tomas Kosicki (del Inter Bratislava al Catania).

- España (1): Iago (del Barcelona al Juventus Turín).

- Francia (3): Mathieu Flamini (del Arsenal al Milán), Jeremy Menez (del Mónaco al Roma) y Mario Janvier (del Chateauroux al Lecce).

- Ghana (1): Sulley Muntari (del Portsmouth al Inter de Milán).

- Grecia (1): Papastatho-Poulos (del AEK Atenas al Génova).

- Nigeria (1): Odion Ighalo (del Lynn Oslo al Udinese).

- Noruega (1): John Arne Riise (del Liverpool al Roma).

- Portugal (2): Ricardo Quaresma (del Porto al Inter) y Brandão (del Belenenses al Siena).

- Rumanía (2): Nicolae Dica (del Steaua Bucarest al Catania) y Cosmin Moti (del Dínamo Bucarest al Siena)

- Ucrania (1): Andriy Schevchenko (del Chelsea al Milán).

- Serbia (5): Jorde Rakic (del Salsburgo al Reggina), Stevan Jovetic (del Partizan al Fiorentina), Nicola Vijadinovic (del CSKA Sofía al Udinese), Dusan Basta (del Stella Rossa al Lecce) y Nenad Krsticic (del OFK Belgrado al Sampdoria).

- Suecia (2): Albin Ekdal (del Brommapojkarna al Juventus Turín) y Olof Mellberg (del Aston Villa al Juventus Turín).

- Suiza (6): Philippe Senderos (del Arsenal al Milán), Frank Feltscher (del Grasshopper al Lecce), Simone Grippo (del Basilea al Chievo Verona), Stephan Lichtsteiner (del Lilla al Lazio), Gianluca Frontino (del Grasshopper al Lecce) y Blerim Dzemaili (del Bolton al Torino).

- Uruguay (8): Bruno Fornaroli (del Nacional al Sampdoria), Rubén Oliveira (del Peñarol al Génova), Diego Rodríguez (del Peñarol al Bolonia), Diego Polenta (del Danubio al Génova), Tabaré Viudez (del Defensor al Milán), Miguel Britos (del Wanderers al Bolonia), Marcel Roman (del Peñarol al Génova) y Mathías Cardaccio (del Nacional al Milán).
___________________________
LA RAZON SETIEMBRE 5, 2008

Maradona pega de nuevo

Diego Armando Maradona afirmó este jueves en Marbella, que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, “es un esclavo de los futbolistas”, al argumentar que los jugadores pueden existir sin él, pero el dirigente no sería nada sin los jugadores.
“Él está ahí por nosotros. Es un esclavo nuestro, porque nosotros sin él podemos jugar al fútbol, pero él no hace nada. No sabe lo que es patear una pelota”, apuntó el ex futbolista argentino, quien se encuentra en la localidad malagueña para asistir este fin de semana a una exhibición de tenis entre los argentinos Guillermo Cañas y José Acasuso y los españoles Juan Carlos Ferrero y Carlos Moyá.

De otro lado, el astro argentino se ha referido a la entrada de capital árabe en el fútbol europeo, como es el caso del traspaso del brasileño Robinho por el Real Madrid al Manchester City inglés.

A Maradona le parece “fantástico” que los multimillonarios entren en el mundo del fútbol, aunque ha lamentado que cuando él jugaba “parece que los árabes, Abramovich y Moratti estaban todos dormidos”.
____________________________

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu