sábado, 4 de octubre de 2008

LA BURBUJA NO ES ETERNA...EL POR QUE DE LA CRISIS FINANCIERA


LA REPUBLICA OCTUBRE 5, 2008

La burbuja no es eterna

El manejo irresponsable en la evaluación de créditos riesgosos de los bancos hipotecarios engendró la burbuja inmobiliaria. Aún hay incredulidad respecto a la efectividad del rescate financiero en EEUU.

Redacción.

Temor y más temor. Wall Street remeció reiteradamente a todas las plazas bursátiles del mundo. La crisis ya está generando contagio en el mundo.

La caída de un castillo de naipes, la explosión de la burbuja especulativa o la tormenta perfecta financiera. Son muchos los adjetivos asignados a la actual crisis en EEUU, que para muchos analistas es la peor desde la gran depresión de 1929.

Pero, ¿cómo empezó toda esta aún confusa historia para el ciudadano de a pie? ¿Cuáles fueron las primeras cartas jugadas por un sistema mal estructurado desde sus cimientos?

A partir de la década del 2,000 en EEUU se consolida el ‘boom’ inmobiliario, empujado por el crecimiento de la economía estadounidense y promovido por la Reserva Federal (FED) con medidas como la reducción de la tasa de interés de referencia de 6.5% al 1 %. Debido al mínimo interés cobrado, los créditos hipotecarios se multiplican y la mayor demanda por viviendas hace que estas a lo largo de 10 años dupliquen sus precios.

LA PRIMERA CARTA

La burbuja empieza a engendrarse cuando los bancos comienzan otorgar préstamos a clientes más arriesgados. Muchos de los nuevos clientes no contaban con garantías adecuadas y su ingreso era muy reducido, pero las presiones de la competencia y la aparición de nuevas técnicas financieras, hizo que los banqueros ignoraran estos hechos evidentes. En un inicio, el juego funcionó bastante bien porque la demanda adicional provocó un aumento en el precio de las viviendas. Como la economía estadounidense crecía, los nuevos clientes de los bancos podían encontrar con facilidad trabajo y así pagar el interés de sus hipotecas.

Además, si perdían el trabajo, podían vender su vivienda a una precio mayor, pagar al banco sus préstamos e incluso obtener dinero adicional. Como es natural, un negocio tan interesante que permitía ganar sumas sustanciales comprando y vendiendo casas, aumento aún más la demanda: muchos compraron una segunda vivienda, otros una segunda hipoteca y con el dinero adquirido compraron las acciones. Hasta aparecieron agencias hipotecarias que vendían viviendas por Internet. Como consecuencia, el juego especulativo creció exponencialmente hasta alcanzar un tamaño monumental.


Todo este planteamiento funcionó bien durante algunos años. En ese tiempo, los nuevos pagaban los plazos de la hipoteca y además, como les habían dado más dinero del que valía su nueva propiedad, hasta se compraban auto nuevo, remodelaban la casa y se iban de vacaciones. Era el país de las maravillas.

Algún avispado recordó las ventajas de la titulización: un banco en Illinois "empaqueta" las hipotecas –prime y subprime– en paquetes que se llaman MBS (Mortgage Backed Securities, o sea, Obligaciones Garantizadas por Hipotecas).

Con ello donde antes había 1,000 hipotecas "sueltas", dentro de la cuenta "Créditos concedidos", hubo 10 paquetes de 100 hipotecas cada uno, en los que había, como en la viña del Señor, de todo, bueno (prime) y malo (subprime).

LAS TRAMPAS DEL SISTEMA

El banco de Illinois busca compradores para esos 10 paquetes y los principales clientes son los Bancos de Inversión (como el famoso Bear Stearns que luego cayó en desgracia). Estos lograron de las Agencias de Rating una recalificación.

El "re-rating" un invento para subir el rating de los MBS malos, que consiste en estructurarlos en tramos, a los que les llaman ‘Tranches’ ordenando, de mayor a menor, la probabilidad de un impago, y con el compromiso de priorizar el pago a los menos malos.

Es decir, yo compro un paquete de MBS, en el que me dicen que los tres primeros MBS son relativamente buenos, los tres segundos, muy regulares y los tres terceros, francamente malos. Me comprometo a que si no paga nadie del 'tranche' muy malo (si el tramo malo incurre en ‘default’), pero cobro algo del tranche muy regular y bastante del relativamente bueno, todo irá a pagar las hipotecas del tranche relativamente bueno, con lo que, automáticamente, este tranche podrá ser calificado de AAA, es decir fuera de riesgo. Esta es la pura magia del sistema.

La cereza de la torta la ponen las aseguradoras. Debido a que los paquetes de créditos eran "saludables", fueron asegurados por las compañías, entre ellas, por supuesto, la principal de EEUU, la American International Group (AIG).

EL CASTILLO SE DERRUMBA

El escenario cambió a partir del 2004, año en que la Reserva Federal de EEUU empezó a subir los tipos de interés para controlar la inflación. Desde ese año hasta el 2006 la tasa pasó del 1% a 5.25%. El incremento natural de las cuotas de esta clase de créditos hicieron aumentar morosidad y el nivel de las ejecuciones.

Muchos de los nuevos clientes se dieron cuenta de que estaban pagando por su segunda o tercera casa más de lo que valía y decidieron o no pudieron seguir pagando las cuotas de sus hipotecas.

La crisis hipotecaria se desata en el 2007 en el momento en que los inversores percibieron señales de alarma. En marzo del año pasado la Asociación de Bancos Hipotecarios revela el número de impagos en el sector hipotecario de EEUU: unos 6 millones de contratos por US$ 600,000 millones, el más alto en siete años.

A mediados del 2007, la FED inicia la baja de la tasa de interés e inyecta liquidez al mercado, pero ya es demasiado tarde. EL castillo de naipes empezaba a derrumbarse. En julio, el Tesoro de EEUU anuncia medidas para salvar a las principales instituciones hipotecarias, Fannie Mae y Freddie Mac. En setiembre, el cuarto banco de inversión, Lehman Brothers, se declara en bancarrota abrumado por sus pérdidas en el sector hipotecario.

¿Laaprobación del plan de salvataje por US$ 700 mil millones para adquirir los paquetes "basura" pondrá fin a la crisis financiera?

ANÁLISIS

Escaramuza entre ortodoxos

jürgen Schuldt
Economista Universidad del Pacífico

Quienes han determinado las políticas macroeconómicas y las "reformas estructurales", sobre todo desde 1990, han sido los economistas injusta o despectivamente denominados "neoliberales". Ellos han dado la pauta del "pensamiento único", sustentado en el necesariamente simplón recetario del "Consenso de Washington", aderezado con algunos ajustes ad hoc.

Estos economistas del "pensamiento único" sanearon exitosamente las cuentas macroeconómicas gracias a la bonanza externa en un principio, a costa de fenomenales desequilibrios sociopolíticos internos. Curiosamente, sin embargo, en el transcurso del último mes se ha abierto una notoria brecha tripartita al interior de este grupo técnico, tradicionalmente tan unido ideológicamente.

De un lado están los ortodoxos más religiosos, quienes –desde el MEF– pretenden afrontar la turbulencia mundial con ajustes clásicamente fondomonetaristas, desacelerando el crédito interno y el gasto público para encoger la demanda interna y evitar a toda costa la inflación, por más que el presidente del Banco Central de Reserva (BCR) haya dicho que en octubre la inflación sería cero. Las consecuencias de este esquema son conocidas: menor crecimiento y mayor desigualdad-desempleo-subempleo.

De un segundo lado del espectro convencional están quienes dicen que no hay que hacer nada porque la crisis internacional resolverá los problemas por sí sola. Según estos autores la estabilización que proponen los primeros sería un "frenazo que terminaría en un frentazo".

Cito textualmente a unos pocos de los muchos que opinan así, sin nombrarlos (a fin de evitar esas muy limeñas susceptibilidades). Escuchémoslos: "El origen de esta coyuntura es importado. (…) Pero el crecimiento productivo basado en la inversión, así como la solidez del sistema financiero, se ha mantenido intacto. El efecto de la crisis internacional sobre el crecimiento lo empezaremos a sentir en los próximos meses. Escenario nada recomendable para seguir una 'receta de enfriamiento' al estilo del FMI". Y, añade un tercero, "da la impresión de que se le ha pasado la mano (en el ajuste), (cuando el MEF) debería concentrarse en eso (se refiere a 'mejorar radicalmente la calidad del gasto')".

Un tercer enfoque viene dado por una ortodoxia paradójicamente heterodoxa, cocinada en el BCR. En enero impuso un control de capitales de corto plazo muy exitoso, a la par que ha ido aumentando la tasa de interés de referencia, aunque aún muy tímidamente. Mal hizo, sin embargo, en malgastar casi US$ 2,500 millones de nuestras reservas durante los últimos 30 días para "evitar la volatilidad" y que el precio del dólar exceda la 'barrera sicológica' de los tres soles. Bien pudieron inyectar unos mil millones para evitar los vaivenes, pero dejando que el sol se devalúe leve y gradualmente, llevándolo a 3.05 o 3.10 por dólar, con lo que también habrían contribuido a defender espuriamente a la industria y beneficiado a los exportadores no tradicionales, a cambio de alguito más de ingresos tributarios.

Según la última encuesta del BCR, los pronósticos de los expertos señalan que el tipo de cambio se ubicará en S/. 2.85 por dólar a fines de año. Pero, como se desprende de una proyección de la Balanza de Pagos, llegamos a la conclusión de que el ritmo del flujo de dólares que ingresará será menor al que ingresará al país. ¿Cómo así?:

Uno: las exportaciones crecerán menos de lo esperado, en precio y volumen. Dos: las importaciones seguirán creciendo a todo vapor hasta fin de año, jalonadas por el crecimiento económico del 9%. Tres: las utilidades de las empresas extranjeras saldrán a un mayor ritmo y las reinversiones disminuirán. Cuatro: las remesas de nuestros emigrantes disminuirán paulatinamente. Cinco: los desembolsos por créditos de largo plazo del extranjero prácticamente se congelarán, mientras que su amortización podría adelantarse. Seis: la inversión extranjera directa no vendrá al ritmo de catarata que esperaba el gobierno. Con lo que, si tenemos suerte, festejaríamos el Año Nuevo con un tipo de cambio de 3.20 soles por dólar, a no ser que el BCR quiera seguir "escupiendo contra el cielo" (a ese respecto, con el respeto debido, mi tierna abuelita me inculcó este principio algo más pedagógicamente: "nunca mees contra el viento").

En ese menjunje de planteamientos y políticas, en que se observa que las instituciones rectoras de la política económica parecen estar entrando en trompo, falta un aspecto esencial, cuando menos: dada la emergencia, que no permite realizar una reforma tributaria integral, se debería aumentar los impuestos directos y el ISC a los bienes de lujo, cobrarles regalías a todas las mineras, entre otros (como van las cosas, el impuesto a las sobreganancias.
_____________________________________________
SUPLEMENTO DOMINGO LA REPUBLICA OCTUBRE 5, 2008

Temores | Economía. La crisis en el Perú

Los vientos del huracán de la crisis financiera de los Estados Unidos soplan con fuerza hacia el sur del continente. Lo que afectará a nuestro país aún es materia de debate, pero que va a tener repercusiones en el Perú es un hecho; el caso es saber cuál es la real magnitud de esta crisis y cómo nos impactará.

Por: Jorge Loayza

El tamaño del problema. El plan de rescate financiero por 700 mil millones de dólares es un salvavidas para la economía norteamericana, pero aún no se sabe cuántos bancos de inversión y comerciales están comprometidos con los "créditos basura". Para el economista de la consultora Macroconsult, Elmer Cuba, una vez que se sepa la real magnitud de la crisis se podrá saber el impacto en nuestra economía.

"Hasta ahora es una crisis interna y aguda, pero que aún no se ha exportado", explica. El tema es que aún se tendrá que esperar el funcionamiento del paquete de salvataje. Cuba dice que si con ello vuelve la confianza al mercado del crédito norteamericano va a haber una recesión corta aunque fuerte, de dos o tres meses, pero si no hay confianza esa recesión pude durar más de un año.

Para el economista y ex presidente del Banco Central de Reserva Kurt Burneo, la confianza de los consumidores norteamericanos está en sus mínimos históricos y con un mercado crediticio interbancario parado. "El consumo explica casi el 70% del Producto Bruto Interno norteamericano que a su vez es el 25% del PBI mundial, o sea que aproximadamente el 18% del PBI mundial está en juego por la falta de confianza de los consumidores norteamericanos", explica.

Menos dinero de afuera. Varios economistas locales sostienen que uno de los primeros canales de contagio de la crisis norteamericana será el de las líneas de crédito del exterior. A la fecha las líneas de crédito del exterior a corto plazo al sistema financiero peruano son de S/.5,040 millones. El economista Kurt Burneo sostiene que frente a la crisis financiera internacional será difícil que se renueven esas líneas.

"Los bancos ya no van a tener recursos para prestar y los créditos en dólares se van a volver escasos, es decir, más caros", agrega. Elmer Cuba dice que en esa situación el Banco Central de Reserva tendrá que reducir los encajes bancarios. Sin embargo, el superintendente de Banca y Seguros, Felipe Tam, ha señalado que del total de líneas de crédito que reciben los bancos locales, "solo el 35% proviene de bancos de los Estados Unidos".

Baja de precios de materias primas. La recesión de la economía norteamericana y la desaceleración de la economía mundial originarán una baja en los precios de las materias primas debido a la menor demanda. El lado positivo es la baja del precio de los productos como la soya, el trigo y el maíz, que en los últimos meses han tenido gran impacto en la inflación local, es decir, habrá menor presión sobre la inflación. Sin embargo el lado negativo es que también se espera la disminución de precios de los metales industriales.

"Eso va a originar menores utilidades de las empresas mineras y menor impuesto a la renta, ello repercutirá en los ingresos fiscales –el sector minero participa con casi el 50% de ingresos por impuesto a la renta–, por lo tanto el presupuesto del 2009 va a tener que ser revisado, el 50% del impuesto a la renta se dirige a las regiones", señala el economista Kurt Burneo. ¿Cómo nos podemos proteger de ese temporal? Tomando algo del Fondo de Estabilización Fiscal que a fin de año tendría 3 mil millones de dólares.

Poca lana. El sector textil y de confecciones nacional será el más afectado por la recesión norteamericana. Las remesas también sufrirán una merma por la desaceleración de la economía gringa.

Menores exportaciones. Los textiles y confecciones es el sector de nuestra economía que ya sintió los efectos de la crisis gringa. En el caso de las confecciones locales, se estima que el 80% de sus ventas al exterior tienen como destino los Estados Unidos. En una situación de recesión, la gente no gasta tanto en vestido y ahí está el detalle de un menor consumo de bienes como la ropa. Algo similar sucederá con nuestros productos agroindustriales que se venden a Norteamérica.

La propia ministra de Comercio Exterior, Mercedes Aráoz, ha reconocido que como consecuencia de la crisis financiera los envíos de textiles y confecciones a Estados Unidos han disminuido en 15%. Para el economista Elmer Cuba la única solución es que los exportadores busquen mercados alternativos.

Baja en las remesas. El Banco Central de Reserva estimó que este año nuestro país recibiría remesas por 2,259 millones de dólares, monto equivalente al 2.1% de nuestro PBI. Estados Unidos es el país que más remesas aporta con el 53% del total, le siguen España e Italia con 14% y 10%, respectivamente. En este contexto de crisis norteamericana está claro que la cifra estimada para este año no llegará a cumplirse. Un buen ejemplo es el caso mexicano, los envíos de los inmigrantes mexicanos –que mayormente residen en Estados Unidos– disminuyeron en agosto en un 12%.
La causa es la desaceleración de la economía estadounidense. El caso es claro, en una situación de crisis los primeros en perder sus trabajos son los inmigrantes. "Las remesas de peruanos en el exterior se van a reducir y el consumo privado se va a reducir acá, ese es otro canal por donde el consumo se va a afectar", sostiene el economista Kurt Burneo.å

¿Qué hago con mis ahorros?

–El economista Elmer Cuba indica que quienes tienen ahorros en los bancos no deberían preocuparse por la crisis internacional pues no se vislumbran mayores problemas en nuestro sistema financiero y además existe un Fondo de Seguro de Depósito que garantiza los depósitos de hasta 75 mil soles. "No estamos en la crisis del año 98, cuando varios bancos quebraron por una ruptura en la cadena de pago", agrega.

–Aconseja que lo mejor es tener los ahorros en una cartera mixta para minimizar riesgos. Lo recomendable sería ahorrar dos tercios en soles y uno en dólares. "Si Estados Unidos arregla sus problemas y nosotros tenemos problemas en nuestra balanza de pagos el dólar va a subir", sostiene.

–Por su parte Kurt Burneo señala que en los próximos meses va a haber mucha volatilidad en la Bolsa de Valores de Lima, con una tendencia a la baja, porque nuestra Bolsa es fundamentalmente minera. "Lo peor que pueden hacer quienes tienen dinero en la Bolsa es retirar su dinero en estos momentos, deben esperar a que los precios se recuperen; al contrario, este es un buen momento para comprar porque los precios han bajado", aconseja.
_____________________________
LA REPUBLICA OCTUBRE 4, 2008

Salvataje no reanima Wall Street

Respaldo demócrata le dio luz verde a plan de rescate financiero. Los indicadores dela Bolsa de Nueva York terminaron en rojo. Las plazas bursátiles de América Latina y Asia también terminaron a la baja.
Agencias.

Veloz. El presidente de EEUU George W. Bush firma el plan de rescate.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó finalmente ayer la versión ampliada del rescate financiero, un paquete que, con un costo de US$ 700 mil millones, es que le dará un respiro a su economía, pero también un nuevo golpe al déficit presupuestario de dicho país.

Tras un arduo debate registrado en la Cámara Baja del Congreso estadounidense, el polémico plan de rescate tuvo ayer el respaldo de 263 votos frente a 171 en contra. Siendo el partido demócrata quien empujó el resultado final del proyecto con 172; mientras que solo 91 republicanos apoyaron el plan de salvataje.

BOLSAS EN CAÍDA

No obstante, a pesar del nuevo contexto, los mercados bursátiles del mundo cerraron la jornada de ayer con resultados negativos a excepción de Europa.

El principal indicador de la bolsa estadounidense como es el Dow Jones de industriales cayó en 1.50%; mientras que el Índice General de la Bolsa de Valores de Lima (BVL) se redujo en 0.09%.

PROYECTO FINAL

El denominado texto de la Ley de Estabilización Financiera aprobado ayer y firmado inmediatamente por el presidente George W. Bush dista mucho de las tres exiguas páginas que presentó el Tesoro al Congreso hace dos semanas, en el que solo pedía autorización para comprar la deuda "tóxica" al sistema bancario.

El proyecto final, con más de 451 páginas, es ahora un compendio de medidas dispares, que hablan desde la cobertura de las enfermedades mentales hasta los incentivos para las energías renovables.

De esta manera, el costo del paquete de rescate financiero superará con creces los US$ 700 mil millones que había solicitado el secretario del Tesoro, Henry Paulson, el 20 de setiembre.

Solo los alivios fiscales que el paquete promete a los pequeños empresarios y a la clase media trabajadora sumarán otros US$ 100 mil millones, a los que se agregarán los otros cientos de medidas no cuantificadas.

Sin embargo, las quejas no se hicieron esperar, pues los demócratas más conservadores desde el punto de vista fiscal pusieron el grito en el cielo por un paquete que agrandará el déficit presupuestario del país.

En el periodo fiscal que acabó el pasado 30 de setiembre, el Gobierno calcula que el déficit oscila entre US$ 400 mil y 410 mil millones, y para el actual ejercicio fiscal se estimaba, antes de aprobar este paquete, que iba a alcanzar la cifra sin precedentes de US$ 490 mil millones.

AUMENTA DESEMPLEO

De otro lado siguen los resultados negativos. Y es que el número de personas empleadas se redujo en casi 160 mil durante setiembre, la mayor caída en cinco años.

Pese a estos inconvenientes, los legisladores confían en que el plan permitirá descongelar las concesiones de créditos y, por tanto, reactivar la economía, que ya está en recesión, y que el problema se agravaría, según indicó el FMI.

Los créditos están ahora paralizados porque los bancos, cargados ya de deuda de mala calidad por la crisis hipotecaria, no quieren asumir más riesgos con sus clientes ni son capaces de endeudarse más en el mercado interbancario.

DATOS

Negativa. En una sorpresiva votación el día lunes, la Cámara de Representantes del Congreso de EEUU rechazó la propuesta de rescate, lo que generó un desplome en las bolsas del mundo.

partida. El Senado respondió rápidamente el miércoles y aprobó el proyecto, agregando US$ 150 mil millones en alivios impositivos y un alza en las garantías para los depósitos bancarios y de las entidades de ahorro para ganar el respaldo de la Cámara.

Los puntos del plan de rescate

1] Se eleva de US$ 100,000 a US$ 250,000 la garantía que se aplica a los ahorros de los clientes cuando una entidad está en riesgo de quiebra. Esa medida tiene por objeto mantener la confianza en el sistema bancario y evitar la fuga de dinero de una entidad a otra.

2] Los contribuyentes con ingresos medios se beneficiarán de la exención a la llamada "Tasa Mínima Alternativa", una norma que implica impuestos más elevados.

3] Los contribuyentes recibirán derechos de compra de acciones (warrants) para beneficiarse si las empresas que reciben la ayuda se recuperan.

4] El Gobierno limitará los ingresos de los directivos de las compañías participantes en el programa. Los jefes de empresas fallidas no podrán recibir beneficios multimillonarios cuando son despedidos.

5] Habrá desgravaciones fiscales para las empresas o particulares que inviertan en energías renovables.
__________________________
LA PRIMERA 02 de Octubre de 2008

“Este es el mayor robo de la historia”

(1) Wall Street busca manera de sacar provecho del rescate, dice Moore. (2) Michael Moore, con banderita. (3) Bush y sus camaradas están saqueando el Tesoro de los EEUU.

“Los ricos están montando un golpe esta mañana”, es el título de esta carta del cineasta Michael Moore, publicada en su página web, con un punto de vista interesante sobre la crisis financiera estadounidense.

Amigos:

Permítanme parar el espectáculo. Se estará llevando a cabo el mayor robo de la historia de este país cuando usted lea esto. Aunque no se utilicen armas, se están tomando 300 millones en rehenes. No nos equivoquemos: después de un robo de medio billón de dólares para llenar los bolsillos de sus partidarios aprovechadores de la guerra durante los últimos cinco años, después de llenar los bolsillos de sus compañeros petroleros con la música de más de cien mil millones de dólares en sólo los dos últimos años, Bush y sus camaradas –que deben abandonar pronto la Casa Blanca– están saqueando del Tesoro de los EEUU cada dólar que pueden agarrar.

Están limpiando toda la platería que pueden a su paso, camino a la puerta de salida. No importa lo que dicen, no importa cuantas palabras atemorizantes usen, son sus viejos trucos para crear el miedo y la confusión, para hacer y mantenerse ellos y al uno por ciento superior inmensamente ricos.

Sacando provecho
Simplemente al leer los cuatro primeros párrafos del principal titular del lunes pasado del New York Times se puede ver cuál es el verdadero arreglo: "Aún mientras trabajan los hacedores de políticas en los detalles sobre los U$S 700 mil millones del rescate de la industria financiera, Wall Street empezó a buscar la manera de sacar provecho de ella. Las firmas financieras presionan para obtener coberturas para todo tipo de inversiones con problemas, y no únicamente los relacionados con hipotecas".

"Al mismo tiempo, las empresas de inversión maniobran para supervisar todos los bienes que la Tesorería planea prendar de los libros de las instituciones financieras, un papel en el que ellos podrían ganar cientos de millones de dólares al año en tasas. Nadie quiere quedarse fuera de la propuesta de la Tesorería de comprar activos fallidos de las instituciones financieras".

Increíble. Wall Street y sus partidarios han creado este lío y ahora van a arrasar como bandidos. Incluso Rudy Giuliani está cabildeando por su empresa para ser contratado (y pagado) como "consultor" en el rescate.

Colapso provocado
El problema es que nadie sabe realmente de qué se trata este "colapso". Inclusive el Secretario del Tesoro, Paulson, admitió que no sabe la cantidad exacta que se necesita (¡que acaba de sacar el número de U$S 700 mil millones de su cabeza!). El jefe de la Oficina de Presupuesto del Congreso dice que no puede calcularlo ni puede explicárselo a nadie.

Y, sin embargo, andan chirriando sobre cómo el fin está cerca ¡Pánico! ¡Recesión! ¡La Gran Depresión! ¡Y2K! (el caos informático del 2000) ¡La gripe aviar! ¡Abejas asesinas! ¡Tenemos que aprobar la ley de rescate de hoy! ¡El cielo se desploma! ¡El cielo se está cayendo!

La caída ¿para quiénes? Nada en este paquete de "rescate" hará bajar el precio de la nafta que tiene que ponerle al coche para ir a trabajar. Nada en este proyecto de ley le protegerá de la pérdida de su hogar. Nada en el proyecto de ley le dará seguro de salud.

¿Seguro de salud? Mike, ¿por qué traes esto a colación? ¿Qué tiene que ver esto con la caída de Wall Street?

Todo tiene que ver con ella. Este llamado "colapso" fue provocado por el masivo incumplimiento de hipotecas y las ejecuciones de las hipotecas de las casas de la gente. ¿Sabes por qué tantos estadounidenses están perdiendo sus hogares? Al escuchar a los republicanos describirlo, es porque a muchos idiotas de la clase trabajadora se les dieron hipotecas que realmente no podían permitirse.

Aquí está la verdad: La causa número uno de declaración de quiebra de las personas es a causa de las facturas médicas. Permítanme decir esto simplemente: si hubiéramos tenido un seguro universal de salud, esta "crisis" de las hipotecas pudiera no haber ocurrido nunca.

Protegiendo a los ricos
Esta misión de rescate es para proteger la obscena cantidad de riqueza acumulada en los últimos ocho años. Es para proteger a la porción superior de los accionistas que poseen y controlan la Norteamérica corporativa. Es para asegurar que sus yates y mansiones y "forma de vida" sigan ininterrumpidas, mientras que el resto de Norteamérica sufre y lucha por pagar las cuentas.

Dejen que los ricos sufran una vez. Que paguen por el rescate. Estamos gastando 400 millones de dólares al día en la guerra de Irak. ¡Qué pongan fin a la guerra inmediatamente y ahorremos todos nosotros otro medio billón de dólares!

Tengo que terminar de escribir esto y usted tiene que terminar de leerlo. Están montando un golpe financiero esta mañana en nuestro país. Esperan del Congreso actuar con rapidez antes de terminar de pensar, antes de que tengamos una oportunidad para ponerles fin nosotros mismos. Entonces, deje de leer esto y haga algo ¡AHORA!

“Los ricos tienen que pagar por ayuda”

He aquí lo que puede hacer de inmediato:

1. Llame o envíele un correo al senador Obama. Dígale que él no tiene necesidad de estar sentado ahí tratando de ayudar a apuntalar a Bush y Cheney y el lío que han hecho. Dígale que sabemos que tiene la inteligencia para frenar esa cosa y calcular cuál es la mejor ruta a tomar. Dígale que los ricos tienen que pagar por cualquier ayuda que se les ofrece. Utilice la palanca que ahora tenemos para insistir en una moratoria de la ejecución de las hipotecas de las casas, para insistir en un avance a la cobertura de salud universal y decirle que el pueblo debe estar a cargo de las decisiones económicas que afectan nuestras vidas, no los barones de Wall Street.

2. Tome las calles. Participe en una de los cientos de manifestaciones convocadas rápidamente que tienen lugar en todo el país (especialmente en las cercanías de Wall Street y Washington DC).

3. Llame a su Diputado en el Congreso y a sus senadores. Dígales lo que le dijo al senador Obama.

Cuando ajustamos un tornillo en la vida, hay que pagar en el infierno. Todos y cada uno de ustedes que lee esto conoce esta lección básica y ya ha pagado las consecuencias de sus acciones en algún momento. En esta gran democracia, no podemos permitir que haya un conjunto de reglas para la vasta mayoría de los ciudadanos que trabajan duro, y otro conjunto de reglas para la élite, que, cuando ajustan un tornillo, manipulan un regalo más en bandeja de plata.¡No más! ¡No otra vez !

Atentamente,

Michael Moore

“Están mintiendo”
PD: Habiendo leído más detalles de este proyecto de ley de rescate, necesitas saber que te están mintiendo. Hablan de cómo evitar los paracaídas de oro. No dicen NADA sobre lo que estos ejecutivos y peces gordos harán con sus sueldos. Según el diputado Brad Sherman de California, estos altos directivos seguirán recibiendo pagos de cheques de millones de dólares por mes en virtud de este nuevo proyecto de ley. No hay propiedad directa otorgada al pueblo norteamericano por el dinero entregado. Una gran porción de estos U$S 700 mil millones se va a dar directamente como subsidio a los bancos chinos y a los de Oriente Medio. No hay ninguna garantía de volver a ver ese dinero de nuevo.

“Es la hora de decir No”
PD 2 Hablando con la gente que conozco en la capital, dicen que la razón de que tantos demócratas estén detrás de esto se debe a que Wall Street este fin de semana les puso una pistola en la cabeza y les dijo que dieran los $ 700 mil millones o lo primero que van a empezar a volar son los fondos de pensiones y 401 (k) de sus mandantes de clase media. Los demócratas temen que puedan cumplir su amenaza. Pero este no es el tiempo para recular o actuar como el típico demócrata que hemos presenciado en los últimos ocho años. Los demócratas entregaron una elección robada a Bush. Los demócratas dieron a Bush los votos que necesitaba para invadir un país soberano. Cuando asumieron la mayoría del Congreso en 2007, se negaron a desconectar el enchufe de la guerra. Y ahora se han acobardado para ser cómplices en el crimen del siglo. Tienes que llamarlos ahora y decir "¡NO!" Si les dejamos hacer esto, imagínense lo difícil que será llegar a hacer nada bueno cuando el presidente Obama esté en la Casa Blanca.

Michael Moore
__________________________
EXPRESO 02 de octubre de 2008

Crítica ciudadana
¿El fin del capitalismo?
Carlos Chipoco
chipocoabogados@yahoo.es

Esta semana una sonrisa animaba a algunos viejos castristas. Decían “Wall Street implora crédito al Estado” y otros comparaban “la caída del muro de Berlín con la crisis del sistema financiero”. Nada más alejado de la realidad.
La caída del comunismo en Europa fue un acontecimiento positivo para todos, en especial para los ciudadanos que encontraron su libertad. Por el contrario, el desplome financiero actual nos afectará negativamente a todos, y en especial a los más pobres.

El origen del problema no está en la economía de mercado, es decir, en la libre competencia y en la propiedad privada de los medios de producción. El tema es la desregulación del sistema financiero. Se liberalizaron las condiciones para otorgar créditos y se sobrevaluaron los inmuebles. Surgieron las “hipotecas basura”. Los bancos negociaron estos papeles de deuda como si fueran dinero seguro. Ganaban todos: vendedores, bancos, calificadores de riesgo. Hasta que la burbuja estalló, los mal calificados adquirentes dejaron de pagar y los precios de las viviendas se revelaron gracias a las leyes de oferta y demanda.

La realidad se impuso, las hipotecas no valían nada. Al descubrir quienes las tenían fueron cayendo bancos, aseguradoras y otras instituciones financieras. Las consecuencias sociales serán muy graves, cientos de miles, sino millones de desempleados por la quiebra de sus empleadores y millones perdiendo sus casas porque no las pueden pagar a los precios que la banca habían inventado. Hoy, la intervención del Estado busca impedir un crac como el del 1929. Políticamente el Congreso norteamericano duda porque aún no se determinan las responsabilidades, y debido a que cualquier crédito será pagado por sus electores.

¿Hay en todo ello algo que comprometa la viabilidad del capitalismo? No. China, aún cuando tiene un sistema político antidemocrático, desarrolla una economía capitalista, lo mismo podemos comprobar que ocurre en la India. En ambos países millones de personas están llegando al bienestar gracias a la libre competencia.

Bueno, entonces ¿qué es lo que realmente falló y ha generado esta crisis? Angela Merkel, aplicando la llamada “política social de mercado” de la UE, había exigido desde hace años una regulación más estricta del sistema financiero. La velocidad de las transacciones, fruto de la globalización y el desarrollo tecnológico, no ha ido acompañada de una legislación que exija transparencia e imponga controles. Dejada a su libre desarrollo –sin los limites de la regulación que el contrato social exige–, la codicia se desata más allá de lo permitido y la libertad de mercado se convierte en libertinaje de mercado, que es lo que ha provocado la crisis que hoy enfrenta el mundo entero.

La lección que queda para todos nosotros es: mayor transparencia y regulación del sistema bancario y financiero, lo que incluye a las AFP. Como lo revela la propuesta de salvataje americana es imprescindible desarrollar previamente un sistema de responsabilidades penales y económicas; y los ejecutivos que permiten un fracaso económico de tal magnitud deberían ser sancionados por lo menos económicamente. No obstante, la conclusión final es clara: el capitalismo, aún con los avatares de sus crisis cíclicas, goza de buena salud; nadie aún ha construido ni pensado nada superior.
___________________________
LA REPUBLICA 01 de octubre de 2008

Rebote en las bolsas del mundo

Wall Street, Europa y mercados de la región cerraron la jornada en azul, luego del mensaje del presidente Bush a favor de plan financiero.
Agencias.

Los agentes. Así se vivió la euforia en la Bolsa de Valores de Nueva York, que ayer terminó sus cifras en azul.

Luego de registrar el lunes una caída récord por el bloqueo en la Cámara de Representantes de Estados Unidos al plan de rescate bancario por US$ 700,000 millones, ayer, la Bolsa de Nueva York y los principales mercados europeos y de la región experimentaron un repunte, ante las renovadas esperanzas de que sea aprobado el paquete de rescate propuesto por el gobierno estadounidense para paliar la crisis financiera.

La recuperación se produjo luego de que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, les aseguró a los "ciudadanos del mundo" que el rechazo del paquete de rescate financiero "no es el final del proceso legislativo".
En palabras de Bush, "poco importa qué senda toma un proyecto de ley hasta que se convierte en ley. Lo que importa es que tengamos una ley. Estamos en un momento crítico para nuestra economía".

REACCIÓN INMEDIATA
Tras el alentador mensaje de Bush, los mercados europeos reaccionaron positivamente, luego de iniciar el día con pérdidas. Es así que en Londres el índice principal FTSE-100 subió 1.74%, mientras que el CAC-40 de París ascendió 2%.
Las alzas se repitieron en los principales mercados latinoamericanos, que también venían de sufrir sendas caídas por la incertidumbre de la situación financiera en los Estados Unidos.

En Brasil, el índice Bovespa de la Bolsa de Sao Paulo BVSP, que el lunes había bajado en 9.80%, se elevó un 7.63%, mientras que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró un repunte del 3.90%.
En Chile el índice IPSA cerró con un alza de 4.64% y en Argentina el índice Merval.MERV de la bolsa de Buenos Aires ganó 3.41%.

TAMBIÉN LA PLAZA LIMEÑA

En cuanto a la plaza limeña, ésta terminó la jornada con indicadores positivos.
El Índice General de la Bolsa de Valores de Lima (IGBVL), el más representativo de la plaza local, subió 1.17%, mientras que el Índice Selectivo de la plaza bursátil limeña, conformado por las 15 acciones más negociadas, avanzó 1.89%.
Sin embargo, el próspero panorama no se reflejó en las bolsas asiáticas que previamente cerraron con fuertes pérdidas. Japón cayó un 4.1% y la bolsa de Hong Kong resbaló en un 2.4%.

PETROLEO TAMBIÉN SUBIÓ
En tanto, la recuperación también se observó en el precio del barril de crudo de Texas (WTI) que subió un 4.4 % finalizando la jornada en US$ 100.64, entre expectativas de que el Congreso de EEUU finalmente apruebe el plan de rescate y eso anime la economía y la demanda de combustibles. Similar situación presentó el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, que se incrementó un 4.45% y cerró en US$ 98.17.

Y tras la votación negativa del plan, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, advirtió sobre la necesidad de crear de manera urgente un nuevo paquete.
"Tenemos que actuar rápidamente poniendo en práctica una serie de medidas para salir a flote, esta iniciativa era demasiado importante para dejar que simplemente fracase", subrayó.

Mientras tanto, varios países europeos tomaron medidas para intentar aliviar el complicado panorama financiero.
Los gobiernos de Francia y Bélgica auxiliaron al grupo de servicios financieros franco belga Dexia con un paquete de más de US$ 9,000 millones. Sus acciones habían caído drásticamente luego de informes de que necesitaría fondos extras tras el anuncio de un plan de rescate para su rival, Fortis.

DATOS
Jueves. El Congreso de EEUU no se reunirá sino hasta mañana, por lo que cualquier votación tendrá que esperar al fin de semana.
Promesa. Fue durante el fin de semana pasado que líderes legislativos de ambos partidos se reunieron para alcanzar un acuerdo de rescate financiero. En la tarde del domingo hicieron público el documento de 106 páginas en el que se detalla una nueva versión del plan, que hasta ese momento tenía consenso.
___________________________
LA RAZON 01 de octubre de 2008

Del Castillo: “Preocupa al Gobierno el efecto de la crisis de EE UU”
Pero dice que no sufriremos un “huracán” sino un “viento helado”.

El presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, afirmó que preocupa al Gobierno que el Congreso norteamericano no aprobara el rescate financiero propuesto por el presidente George W. Bush debido a la conmoción generada en todo el sistema mundial.

A su juicio, esta situación fue generada, probablemente, por elementos de la política interna estadounidense a un mes de las elecciones presidenciales en el país del Norte.

Sin embargo, afirmó que el Perú se preparó bien para evitar un impacto negativo de la crisis financiera internacional, y sostuvo que lo que para otros países será como un “huracán”, para el Perú será solo un “viento helado”.

Del Castillo recordó que el Gobierno, a través del Ministerio de Economía y Finanzas, adoptó una serie de acciones oportunas durante los dos primeros años de gestión, que nos permite ser optimistas ante el futuro. Esto, porque el Perú consolidó su economía y se ubicó delante de otras naciones.

“El Perú se ha preparado de buena manera para que no le impacte negativamente (la crisis financiera de los EE UU) con una serie de acciones previas y hechas durante los dos primeros años de gobierno”, manifestó.

En ese sentido agregó que “tenemos un sistema económico mucho más estabilizado para afrontar cualquier ventarrón, lo que para otros sitios será un ‘huracán’, acá será un viento helado que pase”.

Además, destacó que el país consolidó sus reservas internacionales y diversificó su fuente de ingreso, que no se limita a la minería, sino abarca a la propia demanda interna, que es uno de los motores fuertes del desarrollo nacional.

De otro lado, instó a los hogares peruanos a “nacionalizar” la alimentación diaria y acabar con la fuerte dependencia de productos importados como el trigo y la soya, a fin de menguar el impacto de la crisis internacional en la economía familiar.
Al lanzar la campaña “Aprovecha: consume lo que el Perú produce”, en la sede de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), dijo que la idea es aprovechar los alimentos oriundos de cada ciudad, frente a los importados.

“Tenemos que nacionalizar nuestra alimentación, por eso en los cuarteles, hospitales y penales utilizarán los productos oriundos de mejor calidad para bajar los costos”, manifestó.

Aseveró que a pesar de que el éxito de la comida peruana no tiene límites, lo cual fue comprobado en la reciente feria “Perú Mucho Gusto”, aún existe un déficit de consumo de productos nacionales por la ciudadanía.
____________________________
LA RAZON 01 de octubre de 2008

Columna
¡Que no punda el cánico!

Uri Ben Schmuel
uribs@larazon.com.pe

Cunde el pánico. Varios lectores nos han telefoneado o escrito para decirnos que están muy nerviosos. Así que hoy vamos a tratar de hacer algunos comentarios optimistas dentro de lo posible. Que la crisis financiera es grave, no puede dudarse. Que en EE UU va a deprimirse la economía, es obvio. Que los efectos se sentirán en mayor o menor medida en otras partes, también. Pero de ahí a aprovechar la situación para extenderle partida de defunción a la economía de mercado, como hacen aquí algunos caviares y rojos despistados, hay un largo trecho. Lo que está en estado grave, tampoco terminal, es el capitalismo especulativo financiero. Y lo que ha fallado no es el sistema, sino una perversión de éste: instituciones “mixtas” como Fannie Mae y Freddie Mac, privadas pero al mismo tiempo sujetas al apoyo y la presión estatal y al clientelismo político, como ya lo ha explicado brillantemente Charles Philbrook en este diario.

Que el mercado funciona lo prueba el hecho que ayer las bolsas mundiales se recuperaron levemente después de conocerse: a) que la Fed aumentará en 330.000 millones de dólares sus líneas de crédito en coordinación con los bancos centrales de varios países, para mitigar las presiones evidentes en la liquidez de los mercados; y b) que el Congreso estadounidense tratará que se apruebe esta misma semana, en una segunda votación, el plan de rescate financiero de Bush.

Si bien la coyuntura en Estados Unidos es seria, conviene prestar atención a este comentario de Thomas Sowell: “El 90% de los habitantes de este planeta cambiaría su situación económica por la nuestra sin pensarlo. Nuestro índice de desempleo ha subido al 6% pero hay países que estarían encantados de rebajar su índice de desempleo al 6%. Nuestra inflación es elevada pero muchos países estarían encantados de reducirla a nuestro nivel”.

Y además, aunque esta crisis trae de inmediato recuerdos del crack del 29 de octubre de 1929, debe tenerse en mente que ese famoso martes negro el Dow Jones perdió casi el doble que el pasado lunes en términos porcentuales, de manera que no son comparables. Más comentarios optimistas no se nos ocurren por el momento.

-Ya nos parecía raro que de la noche a la mañana aparecieran estas denuncias sobre “violaciones a los derechos humanos” en el VRAE. La explicación pueden encontrarla en la página siete de esta edición. Se trata de una clásica maniobra de agit-prop para frenar el avance de las FF AA y PNP en la zona, que incluyen la liberación de un foco narcoterrorista clave como Vizcatán. Cada vez que se logra una victoria militar en el terreno, los compañeros de ruta de la subversión desatan ofensivas mediáticas. Son bien taimados estos hijos de Gramsci...
____________________________
CORREO 25 de septiembre de 2008

Liquidez, liquidez,liquidez

No me sorprende que los bancos centrales del Primer Mundo no dejen de inyectar liquidez monetaria a los mercados, porque saben que habría una ruptura en la cadena de pagos de secarse el flujo de dinero y el motor productivo mundial se fundiría por falta de aceite. Gran lección para nuestro BCR, que en 1998 se negó a soltar masivamente liquidez en dólares de las reservas y deshizo la cadena de pagos, convirtiendo una simple recesión en una virtual depresión que abatió nuestra economía hasta el 2003. Esa autocrítica jamás se la han hecho. Y eso fue lo que pasó en 1930 en Estados Unidos con la Gran Depresión. Como bien escribió el ex ministro Carranza ayer en nuestras páginas, el tema del momento ahora es liquidez, liquidez, liquidez.

- Un amigo médico, que es uno de los más reputados de Lima, me ha pedido contestar, con alguna edición autorizada, una columna publicada días atrás, donde otro distinguido profesional de otro ramo lanzaba serias críticas a los galenos. Como verán, el debate es picante e interesante:

Aldo: Los médicos que trabajamos en hospitales laboramos más de 6 horas la mayoría de los días. Ese lector no sabe lo que dice. Fácil pasamos entre 8 y 10 horas en la sala de operaciones o muchas veces estamos en la Unidad de Cuidados Intensivos por más de 8 horas para nivelar a un paciente descompensado. Y lo hacemos por vocación.

Tampoco es verdad que los médicos reciban 'doble sueldo por pasar visita en las mañanas', ya que en el Perú la mayoría de mis colegas no son académicos. Y así lo fueran, las clases no se dan todo el año. En mi caso, soy profesor de la mejor universidad de medicina del Perú (y diría de Sudamérica) y mi amada 'U' me paga S/.500 por curso y solamente cuando enseño. La mayoría del año que paso visita y dicto clases a otros médicos no recibo un solo sol por eso.

También es mentira que tengamos un 'año sabático'. No sé de dónde sacan eso. Tengo 30 años de médico y en mi vida he tenido un año de esos. Ese profesional está mal informado o debe ser amigo del ministro inepto que tenemos. Y si en estos momentos no hay bachilleres 'taxeando' o galenos desempleados es porque rápidamente consiguen trabajo en otros países (Estados Unidos, España, Italia, etc.), ya que la enseñanza médica, sin vanas jactancias, es excelente en el Perú.

Tampoco es verdad que 'cuando hacemos un curso el Estado nos paga'. Esa es una falsedad de mala leche que ya he oído antes de otros profesionales. Como jefe de departamento, estoy encargado de dar los permisos para los entrenamientos de los médicos de éste y nunca hemos cubierto los gastos. Al contrario, el Estado no te paga los días tomados si lo haces fuera de tus vacaciones. Si no, te descuentan hasta el último minuto tomado. Repito: ese señor tendrá un interés en que se muestren así las cosas posiblemente para apoyar al inepto del ministro o golpear al 'caviarón' de Vargas de la Federación Médica, que tú sabes que no es santo de mi devoción. Creo que como periodista imparcial deberías publicar mi carta, que se ajusta a la verdad absoluta sobre la vida de un médico.

Aldo Mariátegui
____________________________
COMERCIO 25 de septiembre de 2008

ANÁLISIS
Esta vez el Viagra será inútil
Por Jurgen Schuldt. Economista*

Desde el 2006 la economía estadounidense sufre una notoria disfunción eréctil, en el sentido que su aparato productivo no logra "levantarse, enderezarse o ponerse rígido", según define la Real Academia Española. En efecto, desde entonces, su economía ha venido encorvándose y aplacándose paulatinamente, opinión que recién comparten expertos en la materia y que hasta hace poco ridiculizaban a quienes pronosticaban la debacle actual. Sin embargo, de acuerdo con esos especialistas, el problema sería estrictamente financiero y no uno que está enraizado en fundamentos macroeconómicos, institucionales y tecnológicos.

Para resolver el problema, inicialmente la Reserva Federal (FED) creía poder afrontarlo igual que la recesión del 2001, derivada del estallido de la burbuja tecnológica de las 'dot.com'. Aplicaron políticas monetarias y fiscales expansivas agresivas, con lo que reanimaron los "espíritus animales" del empresariado. Se creció sobre la base del consumo y la inversión ligados al muy rentable sector de la construcción y, sobre todo, de su abigarrado y fraudulento entorno financiero. Como era inevitable, la 'burbuja hipotecaria' comenzó a desinflarse hace un año y terminó estallando semanas atrás.

En su desesperación, la FED venía adoptando sus tradicionales engañifas monetarias, que no surtieron efecto y que culminaron con pantagruélicos paquetes de nacionalizaciones y multimillonarios salvatajes financieros. El problema es que esta vez el macro-Viagra recetado no funcionaría, ya que las inversiones no tendrían dónde ir, en ausencia de potenciales rentabilidades en otros ámbitos económicos. Así que el maletín de trucos se quedó vacío.

Con ello, parece haberle llegado la hora de la verdad a EE.UU. El carnaval de sus empresas, gobierno y consumidores durante el último quinquenio ha terminado y no hay brebaje que les permita seguir creciendo. Como en la más común de las deficiencias eréctiles, la falta de testosterona de los empresarios y la calcificación de las arterias de la estructura económica es lo que está a la base de su crisis. Debido a la sobreinversión, atada a una reducción del ahorro doméstico (familiar y gubernamental), todo el proceso de crecimiento fue financiado engañosamente con borbotones de ahorro externo.

Lo que significa que, hasta que no madure una nueva revolución tecnológica que les permita volver a alzar vuelo, por fin tendrían que afrontar su debilidad estructural: sus gigantescos e irresponsables déficits fiscal y externo. Lo que no querrán asumir tanto por las elecciones ad portas como por las agresivas actitudes de sus grupos de presión frente al resto del mundo y que confirman su senectud:

creciente tendencia al proteccionismo; ingenua construcción de kilométricos muros fronterizos; promoción de costosísimas guerras; incapacidad para convencer a China de que revalúe el yuan; y debilidad para revertir la dependencia energética.
En fin, ya que pretenden seguir viviendo más allá de sus posibilidades, el infarto o 'hard landing' que se les avecina, sería aun más devastador para el resto del mundo.
* UNIVERSIDAD DEL PACÍFICO.
____________________________
COMERCIO 24 de septiembre de 2008

PRESENTACIÓN ANTE ASAMBLEA
Bush dice que su país controlará la crisis

Presidente Sarkozy y secretario de la ONU criticaron excesos del capitalismo global
NUEVA YORK [El COMERCIO / AGENCIAS]. El presidente George W. Bush aseguró ayer en su último discurso ante la Asamblea General de la ONU que la crisis financiera en Estados Unidos sería controlada "con la rapidez que requiere".

El mandatario aseguró a los preocupados líderes mundiales que su administración y el Congreso de su país aprobarán el plan financiero de emergencia respaldado por Henry Paulson, secretario del Tesoro, y Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal.
Pese a los esfuerzos de Bush por transmitir confianza, presidentes como el francés Nicolas Sarkozy y el propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, criticaron los excesos del capitalismo global que Washington defiende como receta para el crecimiento económico y pidieron sanciones para los responsables.

OPOSICIÓN A LA VISTA
Si bien Bush admitió que existen resistencias a la iniciativa de inyectar US$700.000 millones para rescatar a las instituciones financieras, dio por descontado que las medidas serán aprobadas en el legislativo.
Pese a ello, el escepticismo cunde entre senadores como el demócrata Christopher J. Dodd, a quien la propuesta lo dejó "atónito" por "su alcance y falta de detalle". Por su parte, el senador republicano Jim Bunning aseguró que "este rescate a gran escala no es la solución. Es socialismo financiero y no es digno de Estados Unidos".

EL DATO
Opinión de candidatos
Los dos candidatos a la Casa Blanca, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, insistieron en que se cambie el paquete de rescate financiero y que se sancione a los ejecutivos responsables de la crisis.
____________________________
EXPRESO 22 de septiembre de 2008

¿La Gran Depresión del 2008? No tanto
Una mirada a los cinco días que sacudieron el mundo.

Hay algo de la crisis financiera actual que puede ser comparado con el desplome de los mercados de 1929 y la Gran Depresión. Sin embargo, algunos analistas no lo creen así.

EE UU ha visto la destrucción de algunos de sus mayores nombres financieros, miles de empleos perdidos y amenazas a la estabilidad del sistema bancario mundial. Todo en una semana.
Las pérdidas son asombrosas. Más de US$ 1,000 billones de los contribuyentes prometidos por el gobierno de EE UU, para limpiar deudas hipotecarias incobrables y apuntalar al sistema financiero. La última cuenta podría ser mucho mayor.

En su afán de poner en contexto a Wall Street y al mundo, los noticieros han comparado a la actual turbulencia con la crisis financiera de 1929, y la posterior Gran Depresión como sus hitos históricos.

Sin embargo, los más veteranos del mercado piden no precipitarse, ya que la crisis crediticia que lleva 13 meses y que ha empeorado –pese a los esfuerzos del gobierno– aún no alcanza la escala cataclísmica de la Depresión.

"He vivido durante muchas debacles. Cada vez que las atraviesas, pareciera ser la peor desde 1929", comentó Theodore Weisberg, miembro de la Bolsa de Nueva York hace unos 40 años.

Nadie discute que la crisis es profunda, pero al nivel de la Depresión puede ser una exageración, calificó Allan Sloan, columnista del diario Washington Post y la revista Fortune.
"Pienso que no, considerando que la Gran Depresión tuvo la quiebra de cientos de bancos y gente perdiendo los ahorros de toda su vida, desempleo de un 25% y descontento social", agregó Sloan.

Lunes, martes y jueves negros
Los terremotos financieros que provocaron aterradores rumores de aquella mala época, incluyen la crisis financiera asiática de fines de la década de 1990 y la quiebra de las empresas punto.com; a inicios de esta década que borró billones de dólares en los papeles de Nasdaq.

También estuvo octubre de 1987, cuando colapsaron las bolsas en todo el mundo. Los libros de historia están marcados con numerosas referencias a lunes, martes y miércoles negros.

Es claro que la actual debacle financiera que dio muerte a Lehman Brothers , que liquidó a Merrill Lynch y obligó al gobierno a adquirir a la aseguradora American International Group , podría cambiar radicalmente la política financiera de casi un siglo de existencia.

Cada titubeo sobre la deuda y otros interrelacionados, complican a los instrumentos financieros aseguraron un colapso, aún más rápido que lo que Wall Street y los reguladores pudieron manejar.

Esa es una similitud clave a la crisis de hace 79 años, explicó Maury Klein, profesor emérito de la Universidad de Rhode Island y autor de "Rainbow's End: The Crash of 1929"."Lo que es similar en ambos casos es que tienes una situación donde comienzas a jugar en cantidades cada vez mayores con cosas que no entiendes", sostuvo.

Pero la panorámica general de la economía estadounidense es un tanto distinta.
"Con sólo un desempleo de un seis por ciento, tenemos un debate acerca de si de hecho estamos en una recesión", propuso Richard Sylla, profesor de la historia de las instituciones financieras y mercados de la Universidad de Nueva York.
El destacado columnista económico Robert Samuelson escribió en julio un texto en el Washington Post, titulado "¿Una Depresión? Difícilmente". Señaló que podría escribir la misma columna hoy, pero "con menos convicción".

Eso es porque no hay cómo determinar dónde acabará la erosión. Los préstamos incobrables entregados a propietarios durante el último boom de la vivienda en EE UU y operaciones turbias podrían cavar más profundo en el sistema nervioso financiero que lo que nadie anticipó.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu