lunes, 15 de septiembre de 2008

"TIKTAALIK" DESVELA CLAVES DEL ORIGEN DE ANIMALES TERRESTRES


LA REPUBLICA OCTUBRE 17, 2008

“Tiktaalik" desvela claves del origen de animales terrestres

Cráneo fósil del “Tiktaalik" desvela claves del origen de animales terrestres
El salto del agua a la tierra fue muy gradual. Estos fósiles de transición encajaban perfectamente en la escala evolutiva entre el pez y el tetrápodo, o animal de cuatro patas.

Redacción. EFE

Los primeros animales que salieron del agua para colonizar tierra firme durante el Devónico (hace 400 millones de años) no solo cambiaron las aletas por patas, sino que tuvieron que adaptar los huesos de la cabeza a la vida en la superficie.

Así lo muestra un nuevo estudio de los fósiles de "Tiktaalik roseae" hallados en el 2004 en la isla Ellesmere, en el archipiélago ártico canadiense, y que publicó la revista Nature.

El equipo de investigadores, codirigido por los doctores Ted Daeschler, de la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia (EEUU), y Neil Shubin, de la Universidad de Chicago (EEUU), examinó al detalle los huesos de la cabeza de este animal, que vivió hace unos 375 millones de años.

El Tiktaalik era un pez pulmonado, depredador, pero con unas características muy particulares: tenía branquias, escamas y espinas en las aletas, pero un cráneo, cuello, costillas y apéndices parecidos a los de los primeros animales con cuatro patas.

¿ESLABÓN PERDIDO?

Es, de hecho, el animal que se encuentra en la base de la rama de la vida que dio lugar a todos los animales de cuatro patas, los tetrápodos, explicó Daeschler.

Según Jason Downs, autor del estudio, las características del cráneo de los animales terrestres fueron las primeras adaptaciones a la vida en aguas poco profundas.

Son la caja craneana, el paladar y los arcos branquiales del Tiktaalik, dice, los que ayudan a definir cómo se fueron produciendo esos cambios.

Unos cambios complejos que condujeron a una completa reestructuración de los huesos de la cabeza y la relación entre ellos. El ejemplo más claro es el de la pieza que en peces conecta la caja craneana, el paladar y las branquias y coordina los movimientos para comer y respirar.

MITAD PEZ, MITAD CUADRÚPEDO

Mitad pez mitad tetrápodo, el Tiktaalik roseae se considera un fósil de transición entre la vida acuática y la vida terrestre. De grandes dimensiones –se calcula que medía entre 1 y 2,75 metros–, con la cabeza y el cuerpo planos, similar al de los cocodrilos, se cree que vivía en aguas poco profundas y que quizá salía a tierra firme durante cortos periodos de tiempo.

Durante su transición evolutiva, ocurrida en apenas unos instantes geológicos (millones de años), aquellos peces sufrieron cambios morfológicos. Los más evidentes fueron el paso de aletas a patas, lo que dio lugar a los tetrápodos ("de cuatro patas").

Con el cambio de hábitat, el hueso hiomandibular se fue reduciendo y acabó perdiendo su función original. En los humanos y el resto de mamíferos esta pieza, el hiomandibular, se ha convertido en el estribo, uno de las piezas de la cadena de huesecillos del oído.

No hay comentarios:

Las plaquetas de la Nueva Maravilla

Las plaquetas de la Nueva Maravilla
Las plaquetas que ganó Machu Picchu